El sindicalismo amarillo siempre al servicio de la burguesía

Los sindicatos amarillos, principalmente CCOO y UGT pero sin olvidar otros como USO, CSIF, Fasga, Fetico…, han iniciado una nueva campaña en beneficio de los empresarios solicitando a sus delegados sindicales la “moderación” en las peticiones salariales a la hora de negociar los nuevos convenios colectivos.

Esta campaña de “moderación salarial” unida a la de la ampliación y flexibilización de los ERTE suponen nuevas e ingentes concesiones hacia una patronal que va perfilando, con ayuda de estos sindicatos, el nuevo escenario laboral en el que la flexibilidad, la alta rotación, la nula antigüedad y la bajada de salarios deben ser la tónica predominante para el beneficio máximo de la burguesía.

El sindicalismo vendido de estas centrales muestra su faz más miserable, apostando enteramente por la defensa de los dueños privados de los medios de producción y atacando así frontalmente los intereses de los trabajadores, en un momento donde se ha disparado el desempleo hasta los 3.831.203 de trabajadores -contando los más de 4 millones de afectados por ERTE´s, serían 8 millones los trabajadores que han quedado sin empleo o afectados por ERTE-.

Y es que tanto CCOO como UGT, así como el resto de sindicalismo amarillo y vendido, son asimismo empresas y como tal tratan a sus trabajadores y a sus afiliados. Estos últimos no son más que clientes a los que ofrecer servicios -como haría cualquier asesoría laboral- y los primeros son solo mano de obra disponible para su explotación. Solo así se explica que CCOO tuviese a uno de sus abogados durante 35 años como falso autónomo, al que ha tenido que indemnizar con 100 mil euros tras la condena del Juzgado de lo Social número 7 de Zaragoza.

Su hipocresía no tiene límite. Mientras dicen luchar contra la explotación laboral y por la defensa de los trabajadores realizan las mismas prácticas que cualquier otra empresa, como el Expediente de Regulación de Empleo que hizo CCOO en su fundación apoyándose en la Reforma Laboral que dice combatir para su derogación o el ERE de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT en Galicia por el que fue condenado por el juzgado de lo Social número 2 de Vigo.

Estos sindicatos son empresas que, como cualquier empresa, explotan a sus trabajadores, buscan nuevos clientes (afiliados) a los que vender productos y servicios y que tratan de obtener cuantos más beneficios para repartir entre los directivos de la organización. Así, no dudan en hacer negocios con otras empresas, como en los casos de BBVA y Telefónica donde los sindicatos CCOO y UGT son accionistas de referencia de dos de las mayores gestoras de pensiones del país -Fonditel y la rama de pensiones colectivas de BBVA- por los que se reparten 4 millones de euros en dividendos.

¿Cómo han logrado ser accionistas de referencia estos sindicatos? Vendiendo la defensa de los trabajadores, como no podía ser de otra manera. CCOO, UGT y el resto de sindicatos amarillos se posicionan al lado de las empresas, dicen defender a los trabajadores pero tratan de engañarlos y venderles, y la empresa recompensa ese trabajo con jugosos beneficios.

La clase trabajadora no puede depositar su confianza en este sindicalismo amarillo y vertical. Al contrario, su lucha es también contra ellos organizados en el sindicalismo de clase y combativo que, bajo los principios de la Federación Sindical Mundial, luche por la superación de este sistema capitalista criminal que nos oprime. Asimismo, el sindicalismo de clase y combativo del estado tiene la obligación de aunar su fuerza y proporcionar a la clase trabajadora un sindicato de clase y combativo fuerte, que confronte con estas centrales sindicales vendidas y podridas y que rompa con el pacto social imperante.

El fortalecimiento del proletariado en los centros de trabajo y la organización sindical bajo los principios del sindicalismo de clase y por la superación del capitalismo es imperiosamente necesaria para la emancipación del proletariado. La conquista del socialismo es hoy una necesidad vital e histórica para la vida de la clase trabajadora.

 

¡CONTRA EL SINDICALISMO TRAIDOR Y LA ARISTOCRACIA OBRERA!

¡POR LA UNIDAD DEL SINDICALISMO DE CLASE, POR EL FORTALECIMIENTO DE LA FSM!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Secretaría de Movimiento Obrero y de Masas del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *