Sobre el proceso de unidad planteado por el P.C.O.E. hace un año

Hace poco más de un año, concretamente el pasado 18 de abril de 2020, nuestro Comité Ejecutivo tomo la iniciativa – ante la situación putrefacción máxima del imperialismo y la tendencia de este a la reacción política, al fascismo – de lanzar un llamamiento a la unidad de acción de los comunistas. Un llamamiento que se hizo público el pasado día 22 abril de 2020 y que puedes leer íntegramente en el siguiente enlace: http://analisis.pcoe.net/el-partido-comunista-obrero-espanol-por-la-unidad-de-accion-de-los-comunistas/.

En dicho llamamiento, en dicha resolución, el Comité Ejecutivo del PCOE comunicaba su intención de “dirigirse a una serie de partidos que se reclaman del comunismo con la pretensión de realizar una serie de reuniones orientadas a desbrozar el camino hasta alcanzar un programa reivindicativo y de acción para llevarlo juntos en unidad de acción al seno de las clases trabajadoras. En este sentido y para conseguir este objetivo, de manera inmediata vamos a proceder a trasladar esta resolución al Partido Comunista de los Pueblos de España, Partido Comunista de España-reconstituido y Partido Comunista de los Trabajadores de España para dar pasos concretos en este sentido.”, y así se hizo remitiéndose sendas comunicaciones a los diferentes partidos que anteriormente mencionamos.

Pasado un año, todo lo que se exponía en dicha declaración sigue estando plenamente vigente, la caducidad del imperialismo es un hecho y cada paso que la burguesía da niega plenamente su existencia pero, a la par, sin una respuesta revolucionaria de la clase obrera, y la única respuesta que puede dar la clase obrera en el momento histórico presente no es otra más que organizarse y armarse de un programa revolucionario para apuntillar al capitalismo y construir el socialismo. Pero para ello, previamente necesita de la unidad de los comunistas. Por tanto, la propuesta planteada por nuestro Partido hace más de un año pues sigue vigente la necesidad objetiva de la clase obrera, sigue vigente la justificación del objetivo y del momento. Los comunistas y sus partidos debemos actuar verdaderamente como vanguardia, caracterizando el momento actual, la situación del imperialismo y cómo las transformaciones económicas que se están produciendo con el desarrollo de la automatización, están afectando decisivamente a la clase obrera y están conduciendo al mundo a la reacción más absoluta. De nada sirve que los comunistas sigamos mirándonos el ombligo y repitiendo consignas ancladas en el pasado que el desarrollo de las fuerzas productivas ha hecho envejecer aceleradamente y perdido vigencia. En lugar de eso, la tarea de los comunistas consecuentes es la de constatar los cambios operados en estas últimas décadas y comprobar que nos encontramos en el momento en el que se cumple con exactitud la condición fundamental según Marx para la desaparición de la formación socioeconómica capitalista y en virtud de ello ajustar nuestra táctica para llevar a la clase obrera al cumplimiento de su misión histórica, siendo esencial la unidad de acción de la vanguardia comunista para ello.

Ya dijimos hace un año que iríamos manifestando a la clase obrera el desarrollo de nuestra propuesta en la práctica. Pasado un año, desde el Partido Comunista Obrero Español hacemos una valoración moderadamente positiva del proceso que planteamos el año pasado, y que por supuesto mantenemos puesto que es necesario para la clase obrera. Y decimos que hacemos una valoración moderadamente positiva porque, para empezar, de una manera abierta y franca en unos casos, o de una manera indirecta y timorata en otros, ha servido para clarificar muchas cuestiones. Una cuestión notable es que todos los partidos a los que nos dirigimos, de una manera u otra, han respondido a nuestro llamamiento.

Sin lugar a dudas, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) ha sido el Partido que más receptivo se ha manifestado para con nuestra propuesta inicial desde un primer momento, compartiendo ambos la necesidad de avanzar por la vía propuesta por el PCOE. Por todos es conocido el proceso que ambos partidos iniciamos así como los documentos suscritos por ambos partidos, el marco programático para la unidad de acción de los comunistas y el Protocolo conjunto PCPE-PCOE por el que ambos partidos nos comprometemos a profundizar en el camino hacia la unidad orgánica de ambas organizaciones, creando instrumentos para ello. Sobre los pasos dados por ambos partidos, ambas organizaciones hemos hecho diversas comunicaciones públicas donde hemos explicado el desarrollo del proceso conjunto y, como no puede ser de otro modo, serán ambas organizaciones las que comuniquen al respecto del estado del proceso unitario.

Asimismo el Partido Comunista de los Trabajadores de España (PCTE) respondió a nuestra comunicación el 2 de mayo de 2020. Desde entonces, y en los meses sucesivos mantuvimos una comunicación fluida ambos partidos. Desde el PCTE siempre se ha manifestado la intención de establecer una relación bilateral, de carácter estable y no meramente coyuntural. Desde el PCOE, como no puede ser de otra manera, estamos abiertos a mantener una relación bilateral con el PCTE pero, sin menoscabo de esa relación bilateral, planteamos al PCTE la necesidad de la unidad de los comunistas y explorar la vía que desde el PCOE planteamos de tejer la unidad de acción de los comunistas. Fruto del intercambio de documentos y del establecimiento de un cauce de comunicación entre ambas organizaciones se produce una reunión bilateral entre los dos partidos en León el pasado 13 de septiembre en la que, por parte del PCTE acuden su Secretario del Comité Central, camarada Raúl Martínez, y el Secretario de Organización, el camarada Carlos Arribas, y por parte del PCOE nuestro Secretario de Organización, Guillermo Ramos, y nuestro Secretario General Francisco Barjas. Dicha reunión se desarrolló bajo parámetros de camaradería y cordialidad. Ambos partidos intercambiamos opiniones sobre la situación actual de la clase obrera y sobre nuestra forma de abordar los problemas y soluciones. Coincidimos también en el análisis de determinados problemas que afectan hoy al Movimiento Comunista Español.

Con respecto de la propuesta planteada por el PCOE sobre la unidad de acción de los comunistas y su necesidad para que la clase obrera pueda dar una respuesta revolucionaria a la situación de sometimiento y represión en la que nos encontramos, los camaradas representantes del PCTE manifestaron tener pleno conocimiento de los documentos suscritos por PCOE y PCPE – Marco programático para la unidad de acción de los comunistas en el Estado español así como el Protocolo unitario entre el PCPE y el PCOE- valorando el PCTE de manera positiva el Marco Programático para la unidad de acción de los comunistas en el Estado español. Asimismo, nos manifestaron que sería muy positivo que el proceso iniciado por el PCOE junto con el PCPE fructificase puesto que sería muy beneficioso para el Movimiento Comunista Español.

La representación del PCTE sin embargo, manifestó que ellos, por el momento en septiembre de 2020, no iban a participar en el proceso de unidad de acción de los comunistas. Desde el PCOE les reiteramos la importancia de la unidad de acción de los comunistas en el momento actual y les demandamos que hicieran una crítica al documento y que dijeran qué consideran ellos que requiere el marco programático para que ellos pudieran sumarse.  Los camaradas del PCTE nos señalaron que ellos en líneas generales comparten el documento pero que hay determinadas dificultades que les llevan, en septiembre de 2020, a concluir en su no participación por el momento en este proceso, sin menoscabo que en un futuro dependiendo de cómo se desarrolle todo determinen participar y sumarse. Las dificultades y aspectos expresados por el PCTE para determinar su posición fueron:

  1. Querían esperar a ver cuál era el resultado del XI Congreso del PCPE celebrado en octubre de 2020.
  2. No querían aparecer públicamente relacionados con PCPE y PCE (r), del cual desconocen su estructura organizativa y les presentan serios problemas de seguridad.
  3. Manifestación de sorpresa que el PCPE suscribiera el Marco Unitario porque contiene conceptos que, los hoy miembros del PCTE, incluyeron en las ponencias presentadas en el IX Congreso del PCPE y que fueron rechazadas por 6 votos en el Comité Central del PCPE.
  4. La visión que el documento otorga a la cuestión sindical y a la FSM que consideran peca de utopismo. El PCTE nos trasladó que celebrarían una Conferencia sindical los días 24 y 25 de octubre de 2020 y que apuestan por su política denominada “giro obrero”.
  5. La forma en la que es tratada la cuestión nacional, que el PCTE abordará profundamente en un futuro.

Desde el PCOE trasladamos que nuestro compromiso con la clase obrera y los comunistas es el de ir informando sobre el desarrollo del proceso. Desde el PCTE nos pidieron no hacer una nota informativa de dicha reunión en ese momento, pero que tras su celebración de su Pleno del Comité Central los días 25 y 26 de septiembre de 2020, y la celebración del XI Congreso del PCPE en octubre de 2020, se comprometieron a mantener una segunda reunión bilateral en Andalucía donde sí se realizaría una nota pública. Algo que el PCOE respetó. Tras la reunión mantenida en septiembre de 2020, nuestros partidos se han intercambiado una serie de documentos, y hubo una comunicación fluida hasta el 12 de noviembre. El 11 de noviembre de 2020 desde el PCOE remitimos un escrito indicando al PCTE que una vez cumplidos los hitos manifestados por el PCTE se daban las condiciones para desarrollar la segunda reunión a lo que el 12 de noviembre de 2020 desde el PCTE se nos respondió que valorarían nuestra petición. A día de hoy, 9 de junio de 2021, no tenemos respuesta aún. Por ello, desde el PCOE hemos decidido dar cumplimiento a nuestro compromiso con la clase obrera y el movimiento comunista español y, al cumplirse poco más de un año de la propuesta lanzada por nuestro Partido por la unidad de acción de los comunistas en el Estado español, hacer un balance de cómo ha transcurrido este proceso, desvelando la celebración de esta reunión bilateral PCTE-PCOE celebrada en septiembre de 2020.

Nuestro Partido sigue tendiendo la mano al PCTE en aras al establecimiento de unas relaciones fructíferas para ambas organizaciones, para el Movimiento Comunista en el Estado español y, como no, para edificar la unidad de acción de los comunistas y poder dirigir a la Clase obrera al cumplimiento de su misión histórica: mandar al basurero al capitalismo y edificar el socialismo como fase previa al comunismo.

Con respecto del PCE (r) hemos recibido una respuesta a nuestra misiva de abril de 2020 no de una manera directa, sino de una manera indirecta pues ese partido da respuesta en su órgano de expresión, o boletín de diciembre de 2020, mediante dos páginas en un texto titulado “Sobre la unidad comunista” para despachar su negativa al proceso de unidad de acción iniciado por el PCOE y, por el momento, llevado a cabo por el PCPE y el PCOE. De dicha respuesta desde el PCOE hacemos la siguiente valoración con respecto a la posición del PCE (r) expresada a través de dicho artículo:

1) Refleja una pobreza ideológica notable dicho partido y una praxis impropia de un partido leninista. En lugar de dar una respuesta desde la ética revolucionaria y los principios se encargan de reiterar unos calificativos sin tener la capacidad para sostener ni demostrar la imputación formulada.

2) En este sentido el PCE (r) imputa al PCOE y al PCPE cuestiones como que nuestro concepto del imperialismo no es leninista, que abrazamos el “ultraimperialismo kautskysta” o que ignoramos la ley del desarrollo desigual, etcétera. Desconocemos si no han leído las tesis del PCOE sobre el imperialismo, donde se muestran los choques de las potencias imperialistas entre sí y las contradicciones entre ellos o, por si el contrario, la forma más fácil para eludir un posicionamiento ante el llamamiento realizado por el PCOE es la de estereotipar al otro sin más argumento que la descalificación gratuita e infundada. Precisamente incurren en lo mismo que ellos critican.

3) Al proceso de unidad que estamos tratando de desarrollar el PCPE y el PCOE, el PCE (r) en su panfleto le regala calificativos como que:

a. “En cuanto a la caracterización del Estado español, el documento “unitario” se mueve en la ambigüedad que sólo podemos calificar de oportunista”. Ante ello nos preguntamos ¿En qué discrepa el PCE (r) en la caracterización del Estado español en el Marco Programático para la Unidad de Acción de los Comunistas?

¿Discrepa en que el Estado español actual es heredero de la dictadura franquista y que la Constitución Española es una modificación de la Ley Orgánica del Estado 1/1967 de 10 de enero de 1967 del Estado franquista?

¿Discrepa en que es un Estado represor y clasista y que la Constitución sirvió para conservar intacta, en su totalidad, la maquinaria del poder del Estado franquista?

¿Discrepa en que el Estado salvaguarda y venera la simbología y los principios franquistas y garantiza la defensa de los objetivos y principios del llamado “Alzamiento Nacional”?

El PCOE claramente ha caracterizado al Estado Español como un Estado fascista, y el documento unitario, en nuestra opinión, no contradice dicha caracterización. ¿Se ha leído el PCE (r) el marco programático que critica? ¿Dónde está el oportunismo?

b. El PCE (r) censura el proceso de unidad señalando que parte “de la base de que en torno a una mesa, de una manera formalista o burocrática, no se puede avanzar ni poco ni mucho en la unidad comunista. Esta unidad no va a alcanzarse porque una, dos o más organizaciones deciden un día reunirse y redactar un documento”, para irse el PCE (r) en el citado artículo a los últimos 40 años y los frustrados procesos de unidad que se han dado. No hemos de olvidar que en algunos de esos procesos han participado dirigentes de ese partido por cierto, intentonas como la que ocurrió a principios de los 80s entre ese partido y el PCOE. Sin duda, la unidad comunista no va a conseguirse de manera burocrática ni formalista sino en la lucha, en la práctica, en la pelea en los centros de trabajo, en los barrios junto a la clase obrera. Es ahí donde debemos unirnos los comunistas para ensanchar nuestra influencia revolucionaria en las filas de la clase obrera. Mientras algunos siguen enarbolando la bandera de la república popular, dejan de lado a la clase obrera y a cómo esta y su psicología va cambiando como consecuencia de las transformaciones que están operando en la base económica. La bandera que hoy hay que enarbolar no es la de la república popular, la de la alianza con la pequeña burguesía que los propios monopolios están enterrando, sino la roja de la hoz, el martillo y la estrella de 5 puntas del socialismo pues el devenir histórico ya ha envejecido por completo ese aspecto que el PCE (r) reitera sin comprobar cómo el mundo cambia. ¿Acaso el PCE (r) discrepa con esto que es lo que recoge el Programa de Unidad de Acción de los Comunistas en el Estado español? Que nos diga el PCE (r) como hay que construir la unidad de los comunistas ¿Desde la arrogancia? ¿Desde una supuesta aura de superioridad? ¿Desde una torre de cristal? ¿Desde el desprecio? ¿Desde el estereotipo? ¿Sin discutir y sin hablar? ¿Cuál es su postura? ¿Esperar con la que está cayendo? Sería bueno que nos lo dijesen a los comunistas y a la clase obrera pues es un problema que nos corresponde resolver a nosotros, de poco vale tildar de burocrático, oportunistas, ambiguo sin demostrar nada de esas imputaciones a otros comunistas que aspiramos a superar el capitalismo y construir el socialismo.

4) En la respuesta dada por el PCE (r) a través de su órgano de expresión de diciembre de 2020, con respecto al programa de unidad de acción suscrito por PCOE y PCPE y cegado en su afán de descalificarnos tanto a PCPE como a PCOE como al marco programático no duda en incurrir en contradicciones de tal modo que señalan que “Respecto a otras organizaciones políticas, todo el mundo tiene el derecho de llamarse “comunista” o como se le antoje. Otra cosa muy diferente es cuánto comunismo hay detrás de las diferentes siglas. No vamos a erigirnos en los “sumos pontífices” que van repartiendo “certificados m-l” a tales o cuales colectivos” cuando justo antes se erigían en “pontífices”  con respecto al “marco programático” suscrito por el PCOE y el PCPE cuando nos señalan “Por nuestra parte, y esperamos que no nos lo tomen a mal, nos atrevemos a hacer una recomendación a los militantes de estas organizaciones: convendrían que leyeran el artículo “La desmundialización”, de nuestro Secretario General, escrito a finales de los 90, pero cuyas conclusiones sobre el imperialismo y los bloques imperialistas son plenamente vigentes en el contexto actual”. No sólo se contradicen en un texto de apenas dos páginas, sino que demuestran una soberbia ilimitada, tal vez, para justificar su injustificable posición.

5) Para el PCE (r) “el Marco Programático para la Unidad de Acción de los comunistas suscrito el pasado verano por las organizaciones PCPE y PCOE (…) no sirve ni como borrador de un “marco programático para la unidad comunista””, y al final nos dicen cuál es la receta del PCE (r), no para la unidad sino para un acercamiento: “El acercamiento, si es que debe darse, ha de tener lugar, en un primer momento, en el plano práctico, en los diferentes frentes de lucha: en la solidaridad con los presos políticos (una solidaridad real y no sobre el papel, que ya sabemos que lo aguanta todo, (…)); en el ámbito sindical; en las movilizaciones de distinto tipo que se puedan dar, etc. De este plano práctico pueden surgir unas relaciones políticas más o menos estables (…) y es a partir de aquí que pueden comenzar a tratarse asuntos de más enjundia que pueden desembocar en un proceso de unidad. Aunque, como decimos, ésta es una posibilidad que, por el momento, no contemplamos.”. Pareciera que el PCE (r) no hubiera leído el Marco Programático para la unidad de Acción de los comunistas pues éste contempla la solidaridad con los presos políticos y la amnistía, pero aquí el PCE (r) se convierte en “sumo pontífice” de la solidaridad. Sepa el PCE (r) que para el PCOE la solidaridad y la lucha por la libertad de los presos políticos comunistas no es una cuestión exclusiva del PCE(r) sino que concierne y estamos interpelados, o al menos así debería ser, todo el Movimiento Comunista Español y nuestro Partido jamás ha vacilado en la defensa de los presos políticos comunistas y en la solidaridad no sólo con los nuestros, los comunistas, sino con todos los presos políticos pertenecientes a la clase obrera y al movimiento popular. Nuestro Marco Programático contempla la unidad de acción en el ámbito sindical y en el social, es decir todo lo que señala el PCE (r), de nuestra forma de actuar está el llevarlo a la práctica y tanto el PCOE como el PCPE estamos tratando de llevarlo a la práctica, con las dificultades que existen, pero ¿Y el PCE (r)? Lejos de discutir el contenido, e incluso plantear los aspectos necesarios para suscribir el programa y llevarlo a término en el terreno práctico se limita a no respondernos directamente y, de manera indirecta a través de su boletín de diciembre de 2020, lanzar varios calificativos y catalogar de basura el Marco Programático a la par que lo ignora y omite.

6) Pero ¿Cuál es la razón real por la que el PCE (r) no contempla la unidad de los comunistas? Hay que deducirlo de su escrito, no son tan claros para expresar la razón real por la que desprecian la mano tendida del PCOE para contribuir a la construcción de la unidad de acción de los comunistas como para verter alegremente calificativos contra los comunistas que pretendemos conquistar la unidad, y ello se constata cuando afirman “Nuestro objetivo inmediato es la reorganización y el fortalecimiento de nuestro Partido y la unificación de la clase obrera. En eso centramos todos nuestros esfuerzos y consideramos que es la mejor contribución que podemos hacer a la reorganización del movimiento comunista en el Estado español”. Queda claro que la prioridad del PCE (r) es su reorganización, y ello deberá ser por encontrarse en una situación de desintegración total.

Nuestro Partido sigue apostando por la unidad de acción de los comunistas en el Estado español, es un objetivo irrenunciable por todos los comunistas y, por tanto, también por nuestro Partido. Hoy es una necesidad vital para la clase obrera, la cual sin que los comunistas demos pasos juntos y construyamos una política común para ensanchar nuestra influencia entre la clase, jamás podrá dar la salida revolucionaria que el capitalismo monopolista y su criminal Estado nos exige, y que no es otra que la destrucción del capitalismo y su Estado y la construcción del socialismo.

Los comunistas tenemos la obligación de conquistar la unidad y el PCOE vuelve a reiterar su compromiso en ello. Por eso seguiremos trabajando no sólo en fortalecer el proceso de unidad sino también en ampliarlo. Por ello y en esta dirección, nuevamente, desde el PCOE extendemos nuestra mano a todos los comunistas para la consecución de este objetivo, necesario para los comunistas y necesario para la clase obrera y el progreso social, que únicamente puede venir de la mano del socialismo.

 

Madrid, 9 de junio de 2021

COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *