Libertad presos políticos

Mientras encarcelan a Pablo Hasél por denunciar la putrefacción de una monarquía heredera del franquismo, también se impide que el tejido asociativo y popular de Madrid salga a las calles, negando al pueblo trabajador su supuesto derecho a manifestación en defensa de la Sanidad y los Servicios Públicos. A su vez, se permite que algún alto mando del Ejército hable en términos de “asesinar a 26 millones de españoles” a la par que loan a Franco y defienden a VOX, demostrando que en este país tienen derechos los fascistas pero no la clase obrera.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) y el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) denunciamos el carácter antidemocrático del Estado español y expresamos nuestra solidaridad con el rapero Pablo Hasél, del que exigimos su libertad y rechazamos la sentencia condenatoria de unos tribunales de justicia en los que el Franquismo sigue presente y al mando. Denunciamos la esencia reaccionaria y traidora del Gobierno del PSOE-UP que tolera la movilización de los fascistas y demuestra que la clase obrera no tiene derecho ni tan siquiera a movilizarse en defensa de la sanidad Pública. Tanto el PCPE como el PCOE rechazamos la decisión adoptada por la Delegación del Gobierno de Madrid de prohibir arbitrariamente la manifestación convocada por 78 colectivos madrileños.

Hacemos un llamamiento a toda la clase obrera a situarse a la ofensiva ante los ataques de la actual dictadura del capital y, especialmente, a todas y todos los comunistas a unirse al proceso de unidad de acción comunista iniciado por nuestros partidos para fortalecerlo y poder dirigir a la clase obrera hacia la única salida que tenemos para conquistar una vida digna: La construcción del Socialismo.

 

¡POR LA UNIDAD DE LOS COMUNISTAS!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO!

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *