El capitalismo es incompatible con el derecho al trabajo y una vida digna para la clase obrera

El próximo día 10 de abril en Cádiz se celebrará una manifestación donde los convocantes reivindican la reindustrialización de la Bahía de Cádiz, el incremento de la carga de trabajo acompañada también por derechos laborales siendo la consigna de la manifestación “Reindustrialización de la bahía cargada de derechos laborales”, haciendo un llamamiento a la participación de los sindicatos, organizaciones políticas así como a toda organización social.

La provincia de Cádiz, según las cifras oficiales, las cuáles sin duda hay que ponerlas en cuarentena y serán mucho peor de lo que el Estado de los capitalistas expresa, cerró el año 2020 con una tasa de desempleo del 24,9%, ascendiendo a 183.396 trabajadores desempleados apuntados a las listas del SAE. Asimismo, la población inactiva – aquéllos que comprende a la población mayor de 16 años que en edad de trabajar ni trabaja ni busca empleo – en la provincia de Cádiz asciende a 464.000 personas, de tal modo que en la provincia de Cádiz hay 390.104 trabajadores que están registrados de alta, trabajando. Así, pues, de una fuerza de trabajo en Cádiz que asciende a 1.037.000 trabajadores, según las cifras oficiales:

  • Los trabajadores con contrato de trabajo a 31 de diciembre de 2020 equivalen al 37,6%.
  • Los trabajadores desempleados apuntados en las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) a 31 de diciembre equivalen al 17,68%
  • Los trabajadores en edad de trabajar que ni trabajan ni buscan trabajo, a 31 de diciembre, son el 44,72%.

Así pues, si sumamos los trabajadores que están en el paro a los trabajadores que, sin estar registrados en el SAE, no tienen contrato de trabajo y, por tanto, a los que también se les niega el derecho al trabajo, tenemos que en la provincia de Cádiz el 62,4% de los trabajadores tienen negado su derecho al trabajo. ¡Este es el rostro del capitalismo! ¡Este es el resultado de lo que llaman “democracia” y que no es más que, de momento, una propina de 45 años más de franquismo! ¡Ese es el rostro de la concertación social y de las traiciones de CCOO y UGT! ¡Ese es el rostro de la socialdemocracia traidora siempre al servicio de los reaccionarios y de su Estado criminal!

Según las propias cifras oficiales, el verdadero motor económico es la economía sumergida, que según señalan los técnicos del Ministerio de Hacienda en la provincia de Cádiz significa el 30% de su PIB. ¡Ese es el papel que el Estado español y la UE Europea otorgan a los trabajadores de la provincia de Cádiz! La precariedad, la pobreza, el paro y el fraude para poder malvivir.

Como puede comprobarse, el capitalismo es antagónico con el derecho al trabajo y el derecho a una vida digna para la clase obrera. El capitalismo es antagónico, es responsable único de la situación de desindustrialización, de precariedad, desigualdad y pobreza que hoy se vive en la Bahía de Cádiz, en nuestra provincia y en el resto de Andalucía y del Estado español. Por ello, reivindicar la “Reindustrialización de la bahía cargada de derechos laborales” sin ir a la raíz del problema, sin ir contra el capitalismo y su Estado, sin ir contra la Unión Europea que dicta la política económica perniciosa para los intereses de los trabajadores y que sirve a los terratenientes y los monopolios, es engañar a los trabajadores, es desguarnecer a los trabajadores. De hecho esta labor es la que llevan haciendo los traidores de la clase obrera durante décadas, una labor de colaboración con el Estado, que es el Estado de los monopolios, del gran Capital, desguarneciendo a la clase obrera y subordinándola a los intereses de los monopolios y su Estado. En este sentido, José María González Kichi  el pasado mes de marzo censuraba el silencio de las alcaldías de Puerto Real y San Fernando ante su propuesta de crear un “frente institucional” junto a los Ayuntamientos de Puerto Real y San Fernando para, junto con los trabajadores del Metal de la Bahía acudir a Madrid para “defender la carga de trabajo de la Bahía”, poniendo sobre el tapete Kichi su fórmula de lucha para solventar los problemas económicos y sociales que afectan a los trabajadores de la Bahía de Cádiz: “no vale nada que la haga el alcalde de Cádiz sólo o la alcaldesa de San Fernando o de Puerto Real sola; lo que verdaderamente temen es la unión institucional, política, social y empresarial” indicando que él, como alcalde de Cádiz, “siempre va a estar con la mano tendida a generar este tipo de fuerzas, que es la única manera que tenemos de defender y evitar la pérdida de carga de trabajo”.

Vemos que Kichi en 2021, al igual que hicieron sus antecesores oportunistas y socialdemócratas en el pasado, nuevamente pretende llevar a la clase obrera al matadero, que es llevarla por el camino del interclasismo que significa la subordinación de la clase obrera y sus intereses a los intereses del Estado, de los empresarios, del gran Capital.

Detrás de esa unión institucional e interclasista por la que hoy Kichi aboga como “única” fórmula para “defender y evitar la pérdida de carga de trabajo”, se desarrollaron en la década de los 80s el Real Decreto de la Reconversión Industrial y la creación de la Zona de Urgente Reindustrialización (Z.U.R) y la Gran Área de Expansión Industrial (G.A.E.I.)  – donde estaban incluidos San Fernando y Puerto Real – el Programa Andaluz para el Desarrollo Económico (PADE) 1987-1990,  etcétera, por el que a la par que se desindustrializaba y se privatizaba se daban dineros a espuertas – miles de millones de pesetas – a los empresarios en forma de subvenciones, de incentivos y exenciones fiscales; por no hablar del Plan de Industrialización de la Junta de Andalucía para facilitar el cierre de Delphi, dotado con más de 1.600 millones de euros, que han acabado en los bolsillos de los empresarios, ya sean monopolios como empresas subcontratistas que, a tenor de los datos presentes, ni han generado riqueza ni trabajo en Cádiz.

El capitalismo monopolista y el Estado español, al igual que los oportunistas que pretenden llevar a los trabajadores al matadero de alianzas interclasistas donde siempre los trabajadores salen perjudicados, han demostrado que en Cádiz, como en el resto del Estado español, no pueden dar soluciones ni salidas a la clase obrera. Siempre que la clase obrera se ha subordinado al Estado y a la Patronal, durante estas 4 décadas, lo único que ha encontrado es retroceso, paro y miseria.

El Gobierno español, del que forma parte el partido de Kichi, ya ha determinado el reparto de los 140.000 millones de euros que vendrán de la Unión Europea. Recordemos que el citado Decreto lo salvó el Gobierno con la abstención del partido fascista VOX, dineros los cuales irán a parar a los grandes empresarios pero que pagaremos todos los trabajadores. Y es que la UE, como contraprestación al desembolso de los 140.000 millones que irán a parar a los empresarios, exige el Gobierno impulsar una nueva reforma laboral – profundizando sobre la nefasta Reforma laboral de Rajoy, la cual no será derogada sino ampliada -, un nuevo pensionazo o reforma del sistema público de pensiones al objeto de tirar, todavía más, por tierra las miserables pensiones existentes, profundizar en la digitalización y la automatización de la producción, o lo que es lo mismo, más paro, más precariedad y más miseria para la clase obrera.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) hace un llamamiento a la clase obrera a unirse conformando un Frente Único del Pueblo contra el capitalismo monopolista y su Estado, por la superación del capitalismo y la construcción del socialismo. Mientras los trabajadores no rompamos con el capitalismo, con su Estado, y con el proyecto de los imperialistas, de los monopolios europeos – como es la Unión Europea que es quien dicta la política económica, la que favorece a los monopolios y machaca a los trabajadores – , los trabajadores estamos condenados al sufrimiento, a la pobreza y a la muerte. Es el momento de unir todas las luchas de los diferentes sectores que conforman la clase obrera – centros de trabajo, juventud obrera, estudiantes, por una sanidad y una educación pública y universal, por pensiones de jubilación dignas, etcétera – en una única lucha de clase contra los empresarios, su sistema económico – capitalismo – y su Estado.

 

¡POR EL FUTURO DE NUESTRO PUEBLO, CONSTRUYAMOS UN FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO CONTRA EL CAPITALISMO Y SU ESTADO!

¡ABAJO EL ESTADO CAPITALISTA, POR LA SALIDA DE LA UNIÓN EUROPEA!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

Cádiz, 6 de abril de 2021

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN CÁDIZ

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *