1

Felipe González, siempre al servicio de los monopolios y de la reacción

La clase burguesa es, sin lugar a dudas, la clase más criminal, corrupta y cínica que ha parido la historia,  reflejo de su sistema económico cuyo ADN es la explotación, el robo y la violencia.

El pasado día 20 de agosto, el periódico EL PAIS contenía en su sección de opinión, un artículo de Felipe González titulado “Venezuela al límite” por la que, sobre el papel, pretende dar una lección de democracia – burguesa, claro está – al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, plasmando en el papel las consignas de cara al próximo proceso electoral de la oposición fascista y golpista venezolana, que no son más que títeres de los monopolios norteamericanos y europeos – al igual que lo son Felipe González y el periódico EL PAIS  – y que pasan por descalificar al gobierno venezolano, deslegitimar dichas elecciones fijadas para diciembre de este año ante la ausencia de ‘garantías’ y de ‘limpieza’, exigiendo la intervención de organizaciones supranacionales imperialistas al servicio de dichas potencias, en aras a una contienda igual; en definitiva, seguir acosando y fustigando al gobierno venezolano y su pueblo y justificando todo tipo de sabotajes perpetrados por  la burguesía, promoviendo el golpismo y dejando bien a las claras que la lucha de los monopolios por tomar el poder político en Venezuela es a muerte. Antes que Felipe González, el pasado día 27 de julio, el mismo diario EL PAIS se hacía eco de unas  declaraciones del esbirro estadounidense Capriles, desde Washington, por las que éste exigía la presencia de esos organismos imperialistas supranacionales de cara a las elecciones del 6 de diciembre.

Es normal que el periódico del grupo PRISA, monopolio de la comunicación que tiene multitud de intereses en Venezuela y en todo el continente americano, arremeta contra el gobierno de Maduro, como antes hizo con Chávez.    Y es que EL PAIS, lo que expresa,  no es más que la voz de sus dueños, que no son otros que los Bancos (HSBC, Banco Santander, CaixaBank, Amber Capital, y otros fondos buitres de EEUU o Luxemburgo) y otros monopolios como el conglomerado Catarí – país títere de los EEUU –  del Petróleo, Gas, Construcción, la comunicación y la industria  Investment Holding Group o Telefónica; monopolios todos ellos que tienen multitud de intereses en el continente americano y para los que Venezuela con todos sus recursos y riquezas es una fruta ansiada y apetecida, máxime cuando con el títere Carlos Andrés Pérez se satisfacían con plenitud sus apetencias imperialistas.

El escrito de González condensa toda la esencia de la ideología burguesa,  y consecuentemente,  rebosa hipocresía.  En ella, enarbola la bandera de “la reconciliación” y “el diálogo”, exhortando al Gobierno de Maduro a que “abra un espacio de diálogo con la oposición y con los sectores productivos (…) Un diálogo capaz de reconciliar a una sociedad fracturada que sufre el fracaso y el sectarismo de los gobernantes”, en sintonía con el mensaje manoseado del lacayo de Washington Henrique Capriles Radonski durante estos años el cual, como no puede ser de otra manera entre demócratas burgueses y/o fascistas, por un lado reiteran el mantra de la ‘reconciliación’ de los venezolanos, pero, por el otro, no reconocen la voluntad de estos en el caso que el Pueblo determine otra voluntad que no sea la suya, como aconteció en las pasadas elecciones donde resulto ganador Maduro.

La burguesía siempre apela falsamente a la ‘reconciliación’ y al ‘diálogo’ cuando no se halla en una posición de fortaleza. Cuando tiene el poder, no vacila en imponer su dictado sin miramiento alguno y no duda en fracturar al máximo a la sociedad, favoreciendo a la minoría explotadora y empobreciendo a la mayoría del pueblo de manera inmisericorde. Ello se está pudiendo comprobar con una nitidez absoluta en el estado español, donde el Partido Popular, mientras está machacando al pueblo, ilegalizando de facto a la clase trabajadora, no duda en darle dineros a manos llenas a empresarios y banqueros y en hacer amnistías fiscales a los defraudadores a la par que asfixia con impuestos a los trabajadores y con repagos sanitarios a trabajadores y pensionistas. Felipe González, en lo que concierne al estado español, poco apela al diálogo y a la reconciliación sino que, ante el retroceso del bipartidismo, fue de los primeros en defender una coalición PP-PSOE para que la burguesía siga imponiendo su dictadura de manera inmisericorde tal y como lleva haciendo en España desde siempre y donde Felipe González ejerció de caudillo de esa clase social criminal entre los años 1982 y 1996.   

Felipe González, cuando Carlos Andrés Pérez asesinaba y robaba al pueblo venezolano, y los monopolios norteamericanos y españoles se apropiaban a manos llenas de los recursos de Venezuela,  jamás apeló a que aquél corrompido gobierno escuchara al pueblo ni dialogara ni se reconciliara con nadie,  sino todo lo contrario, apoyando incluso económicamente al gobierno del criminal Carlos Andrés Pérez en 1.989 cuando asesinó a más de 3.000 personas en el Caracazo.

Asimismo, la misiva publicada en el periódico EL PAIS nos deja bien claro  qué es la democracia para Felipe González, “La democracia sigue siendo el sistema menos malo que existe. No garantiza el buen gobierno, pero sí garantiza al pueblo cambiar al Gobierno cuando no le gusta. La democracia se legítima en origen por el voto de los ciudadanos, como la condición necesaria, pero no suficiente. Porque necesita que el Gobierno cumpla con sus programas, que el Parlamento o asamblea lo controle y elabore leyes para todos, que se respete a las minorías, que la división de poderes sea real, que haya garantía de libertad de opinión y de información, así como de elección de los representantes de los ciudadanos”, demostrándose que para los burgueses el papel que le corresponde al pueblo en su democracia burguesa únicamente es el de legitimar con su voto el gobierno resultante, que en una sociedad burguesa donde todos los medios de producción y de intervención política y social están en manos de la burguesía, que solamente será burgués. La ideología burguesa de Felipe González lleva a circunscribir la democracia a la forma burguesa de la misma, la cual teóricamente descansa sobre el sufragio universal, la división de los poderes y el reconocimiento de la primacía del poder legislativo, los derechos y las libertades del individuo, etc., como superestructura emanada del sistema capitalista de producción. Felipe González caracteriza la democracia burguesa con una serie de condiciones necesarias, aparte del sufragio universal, como que el “Gobierno cumpla sus programas”. Habría que recordar que el PSOE, que lideraba Felipe González en 1.982, accedió al poder llevando en su programa electoral que incumplió sistemáticamente, la no permanencia de España en la OTAN, siendo éste el aspecto más ilustrativo de ese incumplimiento, y  haciendo todo lo contrario cuando accedió al poder. O en lo concerniente a los derechos individuales y los derechos humanos, las credenciales de los gobiernos de Felipe González fueron desde el terrorismo de estado, el GAL, la tortura en los cuarteles  ( de tal modo que a los torturadores el gobierno de Felipe González les reconocía, como a Rodríguez Galindo ), o la ley de la patada en la puerta, o ley Corcuera, por la que se liquidaba la inviolabilidad del domicilio, entre otras. 

Felipe González  y los burgueses son enemigos jurados del pueblo y no dudan no sólo en liquidarle todo tipo de derechos, sino de condenarlos a la explotación, a la miseria y a la muerte. Es normal que Felipe González, un demócrata reconocido por la burguesía internacional, no dude un minuto en servir a los monopolios en la defensa de fascistas golpistas como Leopoldo López y Antonio Ledezma, todos ellos con participación en el golpe de estado de abril de 2002 contra Hugo Chávez,  y en la intentona golpista de 2014. El modelo de los demócratas burgueses, de Felipe González, es el terrorismo de estado, el condecorar a militares dirigentes de la dictadura criminal argentina, el participar en guerras de carroña y  apoyar golpes de estado como el de Venezuela en 2002. Todos estos avales le han servido para recibir el reconocimiento y la nacionalidad de un país que para él es un modelo: el criminal estado colombiano, líder en terrorismo de estado, violación de los derechos humanos y en persecución y asesinato de sindicalistas.

Felipe González está en su sitio, en el de su criminal clase social, en el de la dictadura de la burguesía ora demócrata-burgués, ora fascista y siempre enemigo de la clase obrera, de las clases populares, del pueblo trabajador.  A Felipe González, como asalariado de los monopolios y peón de las mayores fortunas, le importa mucho más la riqueza de Gustavo Cisneros, al que regaló Galerías Preciados cuando era Presidente del Gobierno del estado español, que el progreso del pueblo venezolano.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela debe tener en cuenta que la lucha de clases, a nivel mundial, es la lucha entre el socialismo y el imperialismo;  y que ésta la está sufriendo en sus carnes,  pues los imperialistas no están dudando en sabotear y arremeter contra Venezuela.  La faz y la esencia criminal de la burguesía está demostrada, y el acoso imperialista contra Venezuela es de dimensiones considerables, por ello la respuesta del pueblo y del gobierno venezolano contra los traidores, los fascistas, los sicarios de los monopolios como la MUD, debe ser de una dimensión mayor al acoso imperialista sufrido, y ello pasa por dar pasos enérgicos en la dirección del socialismo y de la dictadura del proletariado,  de despojarles absolutamente de todo,  incluida la posibilidad que se les está dando en las sucesivas elecciones.

F.J. Barjas

Secretario General del PCOE.   

 




Ha muerto Txiki Benegas

La muerte del viejo dirigente socialista Txiki Benegas ha sido noticia en toda la prensa burguesa, tanto política como económica, en la que se encomia su trayectoria humana y política, poniendo especial énfasis en dos hechos trascendentales en la historia contemporánea de nuestro país, de los que él ha sido uno de sus principales ejecutores.

En primer lugar, se destaca su participación en el Congreso de Suresnes del PSOE, siendo pieza clave para la elección de Felipe González. Y también le atribuyen una especial significación a su aportación en el debate del proyecto de la Constitución de 1978.

Es natural que los capitalistas y sus secuaces alaben su trayectoria, pues gracias a estos dos acontecimientos se consuma la gran traición a las clases trabajadoras y a las capas populares, perpetuando el sistema engendrado por el fascismo que ha permitido que los fascistas camuflados de demócratas continúen controlando el país en provecho del gran capital.

En el Congreso de Suresnes se trató de eliminar al sector que, en cierta medida, podía constituir un obstáculo para la perpetuación del sistema, tal como lo habían concebido los franquistas y que la Constitución ha legalizado. Todo cuanto sucede hoy es la  consecuencia directa de aquellos dos acontecimientos tan venerados por los reaccionarios.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL




El socialismo es la única salida

Hace un par de semanas,  toda la pléyade de oportunistas del estado español alababan a Alexis Tsipras y a Syriza por ‘plantar’ cara a la Troika y a la Unión Europea, por enarbolar la bandera de la ‘democracia’  como hechos que anunciaban que “otra Europa es posible”. El oportunismo de IU y PODEMOS, enarbolando la bandera de la socialdemocracia, coreaban que el NO griego significaba el fin de la austeridad, el triunfo de la democracia y  todos ellos peleaban por ver a quién saludaba con más efusividad  a Tsipras.

La cumbre del EURO de 12 de julio, aparte de mostrar la faz criminal, tanto de los imperialistas como de sus ejecutores,  demostró la vigencia del Marxismo-Leninismo, por más que los oportunistas y la clase social a la que sirven lo repudien, constatándose la caracterización del imperialismo realizada de manera magistral por Lenin y mostrándose, a las claras,  que bajo el imperialismo la única democracia existente – esa a la que invocan los oportunistas – es la de la fuerza y la del sometimiento de los pueblos por parte de los monopolios, siendo los estados capitalistas y demás estructuras  supranacionales instrumentos al servicio de estos,  de los intereses de la burguesía.

Syriza ha traicionado al pueblo griego y se ha puesto abiertamente de parte de los oligarcas, aunque siempre estuvo de parte de estos,  pues siempre ha defendido la permanencia de Grecia en la UE.  Tsipras  no solo debe  tragarse a la Troika,  sino que no ha dudado en firmar una brutal agresión contra su pueblo, sometiéndolo de manera vergonzante a las imposiciones de los gestores lacayunos de la burguesía alemana y francesa, siendo tal la humillación y la traición que, previo al desembolso del nuevo rescate, debía realizar antes del 15 de julio una subida del IVA, un recorte en las pensiones y elevar la edad de jubilación, acatar  a rajatabla el Plan de Estabilidad y la Gobernanza Europea y, antes del 22 de julio, debe optimizar las leyes y la  judicatura para una mayor impunidad  y rentabilidad de los monopolios, así como la trasposición de la Directiva sobre reestructuración y resolución bancaria, tutelado por la Comisión Europea. Además,  como no puede ser de otra manera, los imperialistas de la UE han fijado la agenda política del gobierno griego forzándolo a adoptar, entre otras medidas,  la realización de un fondo estimado en 50.000 millones de euros  de tal modo que, por un lado, sirva para recapitalizar los bancos  y,  por el otro, privatizar todo lo habido y por haber, empezando por los mercados de la energía.

La humillación contra Grecia –rubricada por el oportunista Tsipras y yendo en contra de lo votado por éste una semana antes- y la derrota política sin paliativos infringida contra el pueblo impone las bases del expolio para el reparto del botín griego en favor de los monopolios europeos. Los imperialistas envían así un mensaje de invencibilidad y fortaleza máxima a todos aquellos pueblos que osen cuestionar, que ni tan siquiera confrontar,  sus políticas antiobreras y criminales. 

Mientras la contradicción fundamental que rige en el mundo actual es la pugna entre el imperialismo – aspiración máxima de los monopolios – y el socialismo – aspiración máxima de los obreros – como se certifica en la Declaración de la Cumbre del Euro de 12 de julio de 2015, o en las políticas impuestas por la Troika a la misma Grecia, donde la soberanía nacional es una entelequia, o en Portugal o España, donde se han realizado  las mismas políticas de agresión contra los trabajadores y de redistribución de la riqueza a favor de los monopolios;  el oportunismo, cuya versión más acabada en el estado español es PODEMOS, ubica  la contradicción en que “Hoy en Europa hay dos campos enfrentados: la austeridad y la democracia, el gobierno del pueblo o el gobierno de los mercados y sus poderes no elegidos. Nosotros estamos con la democracia”. Mediante la democracia burguesa, los imperialistas están desarrollando todas estas políticas contrarias a los trabajadores,  los monopolios imponen su dictado y la explotación se agudiza, al igual que se exacerba la desigualdad y se acrecienta la violencia y la guerra.  El gobierno de Tsipras fue elegido por el Pueblo griego, que a su vez votó en contra del memorándum de la UE y, sin embargo, dicho gobierno en menos de una semana ha hecho lo contrario de lo que votó el Pueblo, vendiéndose y plegándose a la UE.  La austeridad,  mejor dicho la redistribución de la riqueza a favor de los monopolios, es obra de la democracia burguesa,  y dicha política antipopular se abre camino y se satisface para ella sin necesidad de un golpe de estado, ni de cambiar el sistema democrático-burgués, aunque falsamente los oportunistas de IU y PODEMOS reiteren la idea falsa de la contradicción entre austeridad contra la democracia o la hipótesis del golpe de estado en Grecia.  Los hechos demuestran que la burguesía no debe cambiar nada para conseguir sus objetivos,   máxime , tal y como señalaba Lenin,  cuando la democracia burguesa “es la mejor envoltura política de que puede revestirse el capitalismo” en tanto “cimenta su poder de un modo tan seguro, tan firme, que no lo conmueve ningún cambio de personas, ni de instituciones, ni de partidos, dentro de la república democrática burguesa”, como los hechos, y la historia, han ido inexorablemente verificando.

Los dirigentes podemistas, como Errejón o Iglesias, han dado apoyo explícito a esta traición del Parlamento griego, con Syriza a la cabeza, contra su pueblo y este atentado contra los trabajadores,  justificando que “es tristemente lo único que podían hacer”, coincidiendo plenamente con las tesis de Rajoy, Merkel, Hollande y demás siervos de los monopolios. Pablo Iglesias ha expresado que “lo que ha ocurrido en Grecia es la verdad del poder (…) si se articula una suerte de nuevos gobiernos en Europa con políticas keynesianas, si conseguimos doblar el brazo a los socialdemócratas y que cambien de bando habrá una posibilidad. Y, si no, vendrá Marine Le Pen (…)”, dejando en evidencia que para ellos, en la práctica, únicamente puede haber capitalismo y dictadura de la burguesía, ya sea en su cara fascista o en su cara democrático-burguesa, siendo esta última forma de gobierno  la  máxima aspiración a la que, según esta figura del oportunismo político, la humanidad puede alcanzar.

En definitiva, se constata que PODEMOS, Syriza y demás creaciones oportunistas estimuladas y desarrolladas por la burguesía están en las tesis del neocon estadounidense Fukuyama de que  se alcanzó el final de la historia, no habiendo alternativa alguna al capitalismo, que ha vencido al igual que el ideario occidental, el triunfo definitivo del estado capitalista,  no pudiendo ser viable cualquier cosa que no sea el capitalismo,  no cabiendo otra ideología que no sea la burguesa, es el fin de las ideologías, es el fin de la historia. Esa es la esencia ideológica que manifiestan los nuevos oportunistas – se vistan con ropaje de Podemos, Syriza o de cualquier engendro que quiera constituir IU para obtener algún voto – con idéntica indumentaria ideológica que lucen  los reaccionarios que ejecutan las directrices de los monopolios con puño de acero, entre los que tenemos que incluir a Tsipras, oráculo del oportunismo europeo y que en la práctica ha tenido un comportamiento idéntico a Papademos en lo esencial, que no es otra cosa que ejecutar la política de la oligarquía y sus monopolios.      

El oportunismo es la alianza entre una minoría de trabajadores y la burguesía para arremeter contra la masa proletaria; de hecho a la par que se desarrolla el imperialismo, se empobrecen cada vez más a las masas proletarias y los monopolios se robustecen pasando por encima de las vidas de miles de millones de obreros. La burguesía fortalece a sus aliados oportunistas para que éstos degeneren el pensamiento de la masa trabajadora, arrojándoles ilusorios proyectos de regeneración y gestión ‘más humana’ del sistema capitalista, desviando a los trabajadores de la senda revolucionaria, del marxismo-leninismo y de su Partido, de lanzar al estercolero de la historia al capitalismo y construir el socialismo. El oportunismo es una vía de comunicación directa de los monopolios con los explotados, es la interfaz  – compuesta por determinados elementos de la pequeña burguesía y la clase obrera – que emplean para reconducir a los trabajadores y demás explotados por el imperialismo por la senda del estado burgués, del reformismo, sin salir de sus ‘límites’. O lo que es lo mismo, los oportunistas son una vía que revitaliza y fortalece la burguesía conforme se desarrolla la crisis del capitalismo. Lenin tenía razón cuando afirmaba que “El contenido político del oportunismo y del social-chovinismo es el mismo: la colaboración de clases, renuncia a la dictadura del proletariado, renuncia a la acción revolucionaria, reconocimiento sin reservas de la legalidad burguesa, desconfianza hacia el proletariado, confianza en la burguesía”.

Los oportunistas niegan la lucha de clases, de hecho Pablo Iglesias lo verifica cuando señala que “La geografía izquierda-derecha es de régimen y el 15M permitía una geografía nueva, patear el tablero y hablar de los de arriba y los de abajo, construir una mayoría política con una mayoría social diversa. Nosotros construimos una identidad plebeya(…)”, despreciando  por completo el análisis de clase de la sociedad actual y, consecuentemente, convirtiéndolos en portadores de la conciliación entre clases y, por tanto, de la subordinación del proletariado a la burguesía.

El grado de depauperización del proletariado cada vez es mayor, la subsistencia de la burguesía y su sistema criminal pasa por hundir en la miseria y someter cada vez más a los pueblos, negándole todo tipo de derechos, siendo esa su última salida.

El Partido Comunista Obrero Español reconoce la lucha de clases como el motor que mueve el mundo y la historia, y  fija en el proletariado al sujeto revolucionario y de transformación social. El imperialismo o capitalismo putrefacto únicamente va a generar miseria y muerte, el socialismo es la única salida que tiene la humanidad.

El PCOE traslada su solidaridad y apoyo al pueblo griego, al Partido Comunista de Grecia (KKE) y al PAME, miembro de la Federación Sindical Mundial. El PCOE hace un llamamiento a los trabajadores, estudiantes, jornaleros y al resto de sectores sociales lesionados y agredidos por el capitalismo a unificar sus luchas en una sola  edificando un frente único, el Frente Único del Pueblo, contra el capitalismo y por la consecución del Socialismo.

¡POR LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y DE TODO EL PUEBLO, POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡ABAJO EL CAPITALISMO Y SU ESTADO!

¡POR LA SALIDA DE LA UE Y DE LA OTAN!

¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Ante la muerte de un minero en la mina Cerredo

En el día de ayer, 15 de julio, en la mina Cerredo, ubicada en el Concejo de Degaña, en el límite de la provincia de Asturias con León, un desprendimiento de la bóveda del túnel de la mina sepultó bajo toneladas de carbón y rocas al minero Ramón Calviño, de 42 años de edad, que se encontraba en el interior de la cabina del camión en el que estaba trabajando, junto con otro compañero que, afortunadamente, salió ileso del accidente. 

En la mañana del día de hoy se encontraba el cuerpo del minero fallecido. Una nueva víctima mortal provocada por un sistema de explotación donde  el trabajador no es,  para el burgués,  más que un trozo de leña que se lanza a la caldera de generación de beneficios capitalista para que éste sea insumido por la voracidad y el afán de beneficio económico de la burguesía.

El Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español, en nombre de éste, lamenta la muerte de Ramón Calviño y traslada sus condolencias a los mineros del Concejo de Degaña, de la Comarca del Narcea y de la mina de Cerredo, a la familia minera  y a la familia de Ramón Calviño. 

La clase obrera es el motor que mueve el mundo, que arranca el mineral de las entrañas de la tierra,  que genera y mueve todo y, por tanto, es la clase social que tiene la misión histórica de ser dueña de todo, pues élla es la que todo produce. Es hora de poner punto final a la barbarie capitalista y construir una nueva sociedad donde la clase obrera sea el centro de todo, donde los medios de producción y la riqueza estén en manos de la sociedad y no de una minoría parásita,  y donde la explotación del hombre por el hombre sea lanzada al estercolero de la historia. 

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Acerca de la huelga de Johnson Controls Eurosit Abrera

Desde el pasado 15 de julio, los trabajadores de la factoría Johnson Controls de Abrera han decidido parar la actividad de la empresa, iniciando una digna lucha obrera frente a las salvajes imposiciones de la patronal, que implican despidos masivos y brutales rebajas salariales de entorno al 40%. Esta vez la oportuna excusa es la de poder optar al concurso abierto por SEAT para seguir fabricando los asientos en sus diferentes marcas y modelos. Cabe destacar que los trabajadores de Johnson producen en exclusiva para SEAT, suministrando los asientos de todas las líneas de producción de la fábrica de Martorell.  Desde el 15 de julio, por tanto, la huelga iniciada por los compañeros de Johnson ha repercutido en la total paralización de la actividad productiva de la factoría del Grupo Volkswagen.

Este nuevo conflicto laboral  vuelve a desnudar, con toda crudeza, la crisis general por la que atraviesa este sistema capitalista senil y agonizante, el callejón sin salida al que nos llevan unas y otras formaciones burguesas y pequeñoburguesas, donde la clase trabajadora y clases populares somos los invitados de piedra y al mismo tiempo,  la diana constante de sus agresiones. De nuevo una patronal envalentonada –la de Johnson, pero también la de SEAT-, montada a lomos de su corrupto Estado burgués y de la infame reforma laboral firmada por sus diferentes Gobiernos –asumida con docilidad aberrante por las traidoras cúpulas sindicales de UGT-CCOO-, amenaza con el paro o la esclavitud a 400 trabajadores , cuyo grave delito ha sido dedicarse durante largos años a trabajar de forma profesional mientras enriquecían a los mismos explotadores y parásitos que hoy los chantajean a modo de vulgares hampones.   

Pero no basta con detectar lo obvio, es preciso aportar soluciones reales a esta situación de derrota constante en nuestros centros de trabajo y barrios. Porque  si algo resulta evidente, es que cuando un Comité de Empresa va a la vanguardia en defensa de los intereses obreros, cuando se toma conciencia del poder que se tiene, aún en el peor de los momentos, 400 trabajadores decididos y unidos pueden parar no sólo la producción de Johnson, sino la del conjunto de un grupo monopolista del calado de Volkswagen.  Porque en este sistema criminal,  todo –absolutamente todo-  lo producimos nosotros. Y si un solo Comité puede llegar a poner contra la pared a una poderosa multinacional alemana que de repente se queda sin coches;  ¿qué no se hubiera podido conseguir ya si el Comité de SEAT hubiera convocado una huelga solidaria? ¿Qué no se hubiera conseguido ya,  si el conjunto de Comités de las fábricas y centros de trabajo de la comarca hubieran parado la actividad en los mismos días?  

Al movimiento obrero y sindical, en plena ofensiva de la patronal, no le aqueja otro mal que la desunión y la desorganización consiguiente, auténticos generadores de un individualismo enajenante que sólo beneficia a los que viven a costa de nuestro sudor y sangre.  Sólo en la unidad de acción, en la reconstrucción del sindicalismo de clase podremos no sólo frenar despidos y canalladas antiobreras legalizadas por este Estado al servicio completo de la patronal, sino llegar a tumbar esa misma maquinaria que riega nuestros barrios de explotación, miseria y muerte.  Ya no queda tiempo para pactos ni reformas,  sino para fundir nuestras luchas en un solo puño,  para aglutinar a los diferentes Comités, Delegados y Trabajadores en un sólo frente obrero capaz de salir de los estrechos márgenes de las empresas y luchar por la transformación de esta realidad social insostenible. Un movimiento obrero fundido en una sola Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores (ACDT) y organizado en torno a un poderoso sindicato de clase resulta indispensable para detener nuestra sangría y pasar a la ofensiva. No podemos seguir dejando víctimas por el camino, nuestros padres y abuelos no lo hubieran permitido.

El tiempo de las lamentaciones y del mal menor ha llegado a su fin.  Es hora de actuar, de organizarnos y de asumir a nuestro enemigo de clase con coraje y audacia. Nuestra única arma frente a los que lo tienen todo a su favor,  es tan vieja como el propio capitalismo;  la solidaridad y unidad obrera entorno a una organización combativa y de clase.  Sin estos pilares maestros, estamos todos muertos.

¡Solidaridad obrera con los compañeros de Johnson Controls Abrera, vuestra lucha es nuestra lucha!

¡Por un movimiento obrero unido y organizado, construyamos ACDT!

¡Socialismo o barbarie!

 

COMITÉ PROVINCIAL BARCELONA PCOC




Contra la ley mordaza y el capitalismo

A lo largo de esta semana hemos podido contemplar, en los medios de comunicación burgueses, cómo el Pueblo griego un día sí, y otro también, se manifiesta en la Plaza Sintagma frente al Parlamento griego. Pues en el estado español dicha acción, desde el día día 1 de julio,  – día en el que ha entrado en vigor la ley Mordaza realizada por el Partido Popular y su gobierno-  está penada con multas que alcanzan los 30.000 euros, hecho éste que ilustra la ‘calidad’ democrática del estado español.

Mediante esta ley Mordaza, el Gobierno lacayo de las multinacionales y la oligarquía fortalecen los medios de represión del estado contra los inmigrantes y los trabajadores, pues grabar las agresiones de las fuerzas represivas del estado también se pena, así como todo tipo de acción que al estado burgués considere perjudicial para los intereses de la burguesía, entendiendo por acción un mensaje en las redes sociales o impedir un desahucio donde se arroje a una familia obrera a la calle.

El Gobierno de Mariano Rajoy, al igual que han hecho los sucesivos gobiernos de PP y PSOE durante cuatro décadas, no ha dudado en desarrollar políticas conducentes a redistribuir la riqueza a favor de la burguesía y en facilitarle la explotación, el saqueo y la represión contra los trabajadores. No obstante, y como consecuencia que el estado burgués se halla en bancarrota y su sistema económico quebrado, y por tanto en una situación de putrefacción máxima, este gobierno ha realizado una serie de leyes – fundamentalmente a lo largo de los años 2013 y 2014 – que, valorándolas en su conjunto, instauran un estado autoritario y reaccionario dejándolo bajo el umbral de fascismo. Hoy, en el estado español, el burgués puede tener su policía privada –  a través de empresas de seguridad privada, muchas de ellas en manos de organizaciones de extrema derecha y dirigentes fascistas – donde los vigilantes de seguridad privada amplían sus competencias represoras y, mediante la ley Mordaza, se ilegaliza la lucha política y económica – junto con la reforma laboral – de los trabajadores; demostrándose que la profundización de la democracia burguesa desemboca en la reacción y el fascismo, y tapando la boca a todos aquéllos oportunistas que engañan al Pueblo haciéndoles crecer la ilusión de que otra gestión del estado burgués puede proporcionarle progreso e igualdad, siguiendo los pasos de los eurocomunistas del pasado, despreciando por completo la teoría del estado y las leyes que rigen en la economía, la sociedad y la historia, y traicionando a la clase obrera.

El Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español exige la dimisión del Gobierno, un gobierno de un Partido heredero del franquismo, cuyos fundadores provienen de la defensa y del voto favorable en los consejos de Ministros encabezados por el asesino Franco, donde se aprobaban ejecuciones contra el Pueblo Trabajador mediante pelotones de fusilamientos y del garrote vil,  y que está corrompido hasta el tuétano con tramas corruptas de financiación ilegal, de púnicas y gurtels. Hacemos un llamamiento a los trabajadores a movilizarse contra la ley Mordaza y por la dimisión del Gobierno. El sistema capitalista está en su fase final, en su fase de mayor decadencia y  agresividad, en la cual no puede resolver sus propias contradicciones internas,  y afloran sus mayores miserias, su corrupción, su agresividad, su carencia absoluta de moral y ética.  El capitalismo es incapaz de satisfacer las necesidades de sus pueblos y opta por la represión y la violencia.

Los trabajadores, estudiantes, jornaleros y todos los sectores lesionados por este sistema bárbaro de explotación, estamos obligados a organizarnos para abrir las puertas del socialismo, único sistema capaz de garantizar la justicia, mayores cotas de libertad, la paz, el futuro y la dignidad de los pueblos.

¡POR LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y DE TODO EL PUEBLO, POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡ABAJO EL CAPITALISMO Y SU ESTADO!

¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Resoluciones del XV congreso del PCOE

El XV Congreso del Partido Comunista Obrero Español, celebrado en Sevilla el día 14 de Marzo de 2015, aprobó de forma unánime las siguientes:

RESOLUCIONES:

1ª RESOLUCIÓN: SOBRE UCRANIA.

El PCOE manifiesta su apoyo al pueblo trabajador de Ucrania, víctima de un complot orquestado por el imperialismo norteamericano y europeo para apropiarse de las riquezas de este país, así como para garantizar su situación geoestratégica en Asia frente a los intereses de Rusia.

El golpe de Estado de Noviembre, tras los acontecimientos del Maydan, ha propiciado el ascenso a las instituciones de nuevos magnates que suceden a las interiores, así como centenares de gobernantes de ideología nazi, que iniciaron una persecución sistemática contra las organizaciones obreras.

El incendio de la Casa de los Sindicatos de Odessa con sus ocupantes dentro, la ocupación de las sedes de los comunistas ucranianos, la destrucción de los símbolos históricos de Lenin y de los luchadores contra el nazismo en la 2ª guerra mundial constituyen solamente una parte de la represión desatada por el nuevo gobierno de Kiev.

Es por eso que el PCOE manifiesta su apoyo a los levantamientos en las regiones del Donetsk y Lugansk que hoy en día combaten a los batallones nazi-fascistas (banderistas), al ejército ucraniano y al gobierno de Poroshenko, títeres del imperialismo americano y europeo.

El PCOE se solidariza con el pueblo trabajador ucraniano y lo anima a la lucha por el Socialismo, único sistema que garantiza la paz para los pueblos y la victoria de los trabajadores.

2ª RESOLUCIÓN: SOBRE VENEZUELA.

El XVº Congreso del Partido Comunista Obrero Español ha seguido con especial atención la política de injerencia que lleva a cabo los EEUU en los países de América Latina, cuyos estados son manifiestamente antiimperialistas, condición indispensable para conducir a sus pueblos por la vía de la autodeterminación al objeto de hacer prevalecer su derecho a ser dueños de sus propios destinos.

Utilizando todos los medios a su alcance, los Estados Unidos no cesa en su empeño de promover revueltas en el seno de estos países, con el propósito de desestabilizarlos económica y políticamente, creando así las bases para la implantación de gobiernos títeres que se plieguen a los intereses del imperialismo, por medio de golpes de estado que permitan en última instancia la invasión de los ejércitos yanquis.

En esta dirección denunciamos, como parte del proyecto golpista que está en curso contra el pueblo venezolano, la provocadora Orden Ejecutiva dictada por el propio Presidente Obama contra el gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, en la que califica a este país de amenaza a su seguridad nacional, paso previo a la intervención militar.

Ante tal situación el XVº Congreso RESUELVE, condenar la política de injerencia de los Estados Unidos en Venezuela y mostrar su solidaridad con el pueblo venezolano y con la de todos los pueblos de América Latina acosados por la política imperialista de dicho país.

Asimismo, el XVº Congreso, fiel al internacionalismo proletario, RESUELVE intensificar la campaña de denuncia antimperialista que va desde la condena del imperio yanqui al repudio del imperio Europeo, así como poner al descubierto la insidiosa campaña de la prensa reaccionaria que trata de indisponer la opinión pública europea y la de nuestro país contra los pueblos hermanos de América Latina.

¡ABAJO EL IMPERIALISMO!

3ª RESOLUCIÓN: SOBRE EL FRENTE UNICO DEL PUEBLO.

En sintonía con los debates desarrollados en las sesiones del XVº Congreso en torno a la grave situación en que se encuentra el país, que puede derivar en la confusión y en el desaliento del pueblo trabajador, éste toma las siguientes RESOLUCIONES:

  1. Que allá donde aún no se ha iniciado el proceso de formación del FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, se ponga en marcha dicho proceso, prestando especial atención a la creación de Asambleas de Comités, Delegados y Trabajadores (ACDT), Asambleas de Estudiantes y de Asambleas de Mujeres, con el fin de situar al partido en primera fila de la lucha contra el sistema capitalista español.

  2. Multiplicar nuestros esfuerzos para ensanchar el FUP en donde ya ha comenzado su andadura, prodigando las asambleas de trabajadores, estudiantes, mujeres y vecinos, y llevando nuestras propuestas por todos los cauces posibles.

  3. Procurar que en todos los lugares se nombren sus representantes para articular el FUP a nivel estatal, procurando que los militantes del PCOE se ganen, gracias a su infatigable labor, la confianza del pueblo para ser nombrados para su dirección.

 Sevilla, 14 de Marzo del 2015.




Celebrado con éxito el XV congreso del PCOE

El pasado sábado 14 de Marzo, tuvo lugar en la ciudad de Sevilla la celebración del XVº Congreso, al que asistieron delegaciones de las organizaciones de base del Partido, según lo establecido en los estatutos vigentes.

El Congreso aprobó por unanimidad el informe de gestión del Comité Central saliente y ha nombrado al nuevo Comité Central, resultando elegido Secretario General para los próximos cuatro años el camarada FRANCISCO BARJAS FERNANDEZ. Así mismo, el Congreso también aprobó por unanimidad tres resoluciones las cuales adjuntamos a continuación.

Tras el XVº Congreso, el PCOE sale fortalecido tanto políticamente, consolidando y profundizando en la política emanada del XIVº Congreso, fundamentalmente en lo concerniente en la política de masas, como sobre todo organizativamente, preparando y adaptando las bases organizativas del Partido para un grado desarrollo mayor.

RESOLUCIONES DEL XV CONGRESO DEL PCOE

 

¡VIVA EL XVº CONGRESO!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Recuperar nuestro día

El 8 de marzo, lejos de ser la festividad interclasista que nos propone la burguesía -esta clase dominante decadente y parasitaria- es el día de los explotados y oprimidos. Un día para tomar conciencia como clase trabajadora. Un día que conmemora la heroica lucha desatada por las obreras textiles del Lower East Side de Nueva York, recuerdo del ejemplo inmortal que nos legaron miles de mujeres que, sometidas a 15 horas de trabajo diario, salarios de miseria y regímenes de trabajo infames donde la sanción llegaba hasta el tiempo “gastado” en ir al baño, decidieron parar y decir BASTA. Decidieron ir a la huelga, parar la producción de sus esclavistas burgueses y asumir con firmeza y dignidad la terrible represión que recayó sobre ellas en forma de palizas, arrestos y multas monstruosas. Así comenzó el “levantamiento de las 20.000” costureras, que emocionó a millones de trabajadores e hizo temblar a la burguesía. Ni las amenazas, ni el hambre ni el frío detuvieron la inquebrantable voluntad proletaria de aquellas mujeres. En 1910, el movimiento obrero  y comunista internacional, en honor de aquellas obreras alzadas frente a un modo de producción inhumano, establecieron el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

 

Un día de recuerdo, de conciencia de clase y de lucha frente a la barbarie capitalista.

 

Hoy, cuando nos sobreexplotan, nos humillan, nos despiden y nos someten a regímenes de trabajo infames, qué cerca sentimos a nuestras hermanas de Lower East Side, qué cerca notamos a aquellas otras costureras que integraron con ardor los primeros Soviets de obreros en Rusia, las mismas que poco después se pondrían al frente de la gloriosa Revolución socialista de Octubre. Y qué lejos estamos de esas babeantes burguesas que, fingiendo celebrar su condición de mujer, adoran al mismo capital que nos somete y degrada a diario, mientras nos incitan a renegar de la lucha de clases, a dividir las filas de una clase trabajadora de la que formamos parte indisoluble hombres y mujeres explotados.

 

Convirtamos el 8 de Marzo en lo que siempre fue; una jornada combativa que ayude a fortalecer al movimiento obrero y popular, a reconstruir el sindicalismo de clase y a tejer las necesarias estructuras de un nuevo poder popular revolucionario. Por que sólo el socialismo podrá poner las bases indispensables para nuestra liberación. Por que sentimos un hondo orgullo de clase, por que sabemos quiénes somos, de dónde venimos y a dónde queremos ir ¡viva la lucha de la clase obrera!

 

 

¡Por la construcción del Frente Único del Pueblo!

 

¡Viva el Día Internacional de la Mujer Trabajadora!

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL




A las puertas del XV congreso del partido

El XIV Congreso del PCOE fue la culminación de un proceso de actualización ideológica y política del partido y abrió las puertas para llevar a la práctica las tácticas y estrategias que derivaron de una década de reflexión sobre un pasado preñado de errores y de vicios dentro del Movimiento Comunista Internacional.

Supimos reconocer todo lo bueno y positivo de una andadura que estuvo caracterizada por la quiebra ideológica y organizativa del citado Movimiento Comunista, pero no nos pusimos nerviosos para renunciar y denunciar cuanto de malo hubo en la teoría y en la práctica. El PCOE se templó durante estos años como el acero y, a partir de ahí, ya nada ni nadie podrá impedir que nos desarrollemos; aunque, no faltan intentos de negar nuestra existencia sobre la base de las marrullerías por parte de quienes fomentan las camarillas, de quienes recitan los principios revolucionarios religiosamente, cuando caminan por la dirección opuesta al marxismo leninismo.

El XIV Congreso nos brindó la oportunidad de rescatar la dignidad comunista y, con ella, hoy nos sobra para mirar a la cara a todo el mundo y decirle lo que sentimos, porque el PCOE es hoy por hoy uno de los más firmes baluartes en el ámbito internacional que puede blandir la bandera de la hoz y el martillo, la bandera del internacionalismo proletario, sin tener que dar nada a cambio, solo fidelidad a nuestros principios.

El XV Congreso será pues la consagración de la clase de Partido concebido por el XIV Congreso y nos va a permitir ya, a tenor del desarrollo obtenido, elegir el Comité Central que hoy necesitamos.

¡VIVA EL XV CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!