Resolución del XVII Congreso del Partido Comunista Obrero Español sobre los presos políticos

image_pdfimage_print

El imperialismo se halla en una franca bancarrota y ya no se sostiene más que por la extrema violencia y el asesinato. A la par que la concentración de la producción y de la riqueza en unas pocas manos se maximiza y que el desarrollo tecnológico avanza negando a cada paso la base económica capitalista, se entroniza como superestructura el fascismo, que corresponde a la fase monopolista y putrefacta en la que el capitalismo se encuentra en el momento actual.

La represión de la clase obrera en general, y de los militantes comunistas y de izquierda en particular, se sucede en todos los puntos cardinales y continentes del planeta mientras el fascismo campa a sus anchas y es aupado en cada vez más gobiernos de estados capitalistas pues su esencia es fascista.

En el Estado español, comunistas, antifascistas, sindicalistas, abertzales y artistas revolucionarios se pudren en la cárcel a la par que los ladrones a saldo de los monopolios como dirigentes políticos del PP y del PSOE condenados ni tan siquiera pisan la cárcel, actuando con absoluta impunidad, al igual que lo hacen los oligarcas y sus creaciones fascistas.

En el continente africano, la infame monarquía marroquí, esbirra de Israel y EEUU, masacra al pueblo saharaui, manteniendo encerrado en sus mazmorras carcelarias a más de 40 militantes de izquierda, aplicándosele una política de exterminio y de tortura sistemática, como lo atestiguan los tres lustros de encarcelamiento sufridos por el hermano activista saharaui de CODESA Yahya Mohamed Elhafed Iazza, víctima de todo tipo de vejaciones, torturas, malos tratos, aislamiento y desatención médica en la cárcel, habiendo sido su delito la lucha por la defensa de los derechos humanos y la dignidad y la emancipación del pueblo saharaui.

En el continente americano, estados fascistas como el paraguayo reprimen al activismo político de izquierda, como lo acredita la presa política comunista Carmen Villalba, madre de Lichita, desaparecida por dicho estado criminal, que no ha dudado en asesinar a adolescentes con absoluta impunidad. Pero no sólo es Paraguay: estados como el chileno persiguiendo al pueblo mapuche, la persecución realizada contra los camaradas organizados en partidos guevaristas y comunistas en Ecuador, México, Perú o la represión contra comunidades indígenas y campesinos que defienden su entorno y su medio ambiente contra los atropellos de los monopolios europeos y norteamericanos en Honduras, Brasil, Colombia, Perú, Chile o, por ejemplo, Guatemala donde la constructora de Florentino Pérez negaba el acceso a 30.000 indígenas quekchí al agua potable del Río Cahabón, conflicto por el que fue encarcelado Bernardo Caal Xol.

Por ello, el XVII Congreso del Partido Comunista Obrero Español RESUELVE:

PRIMERO: Exigir la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos comunistas y de izquierda.

SEGUNDO: Exigir la aparición con vida de Lichita y de todos los represaliados políticos y familiares de estos desaparecidos.

TERCERO: Exigir la inmediata puesta en libertad de Julian Assange, que retrata la esencia fascista de las potencias imperialistas europeas y estadounidenses.

CUARTO: Apelar a la unidad y la organización de la clase obrera en general y de las organizaciones comunistas y de izquierda en la construcción de un frente antifascista, por la inmediata puesta en libertad de los presos políticos de izquierda, y por la liquidación del fascismo y del capitalismo que lo genera y que deshumaniza al ser humano, construyendo la Revolución Proletaria Mundial y el Socialismo.

XVII CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *