1

Resolución del Pleno del Comité Central en solidaridad con los obreros de francia y de denuncia del oportunismo

El imperialismo se encuentra en bancarrota en términos políticos puesto que económicamente está completamente quebrado, habiéndose trasladado ya esta quiebra económica al campo de la política. Las medidas adoptadas por los monopolios y ejecutadas por sus lacayos políticos no sólo erosionan todavía más la base económica del sistema, corrompido hasta el tuétano, sino que depauperan cada vez más las condiciones de vida de los pueblos, de todos los sectores sociales que componen el proletariado.

Estas políticas dictadas por los monopolios e  impuestas por los gobiernos de los distintos países, convertidas en delegaciones de las agrupaciones de imperialistas,  cada vez tienen un ámbito temporal menor puesto que la realidad de deterioro económico devora su vigencia porque acentúan la crisis imperialista en lugar de atenuarla y mermarla.

El estado español y el francés son dos ejemplos de lo que hemos expresado. En España gobiernan los herederos de Franco, mientras que en Francia gobierna la socialdemocracia, el PSF. Es bueno recordar cuando en 2012 el oportunismo en España aplaudía a rabiar la victoria electoral de Hollande, y dirigentes como Cayo Lara o Diego Valderas señalaba que los resultados franceses  abrían “una puerta a la esperanza para que pueda llegar un cambio a Francia con apoyo de la izquierda” y aplaudían el papel jugado por sus homólogos franceses, en concreto el Front de Gauche y a sus líder Jean-Luc Melenchon, del que aplaudían “que desde el minuto uno, después de la primera vuelta, se ha volcado de una manera inmensa pidiendo el voto para Hollande. Gracias a eso es posible que empiece a haber un inicio de cambio en Francia”.

El cambio que nos anunciaban los dirigentes de Izquierda Unida – PCE en 2012, hoy “opados”  y absorbidos por PODEMOS, ha resultado ser la aplicación de las mismas políticas aplicadas primero por el PSOE y después por los herederos de Franco, el PP, en  el estado español.  Durante estos cuatro años en el país vecino se han movilizado los estudiantes, los funcionarios y los obreros contra las políticas de recortes sociales, privatizaciones y agudización de la explotación vía reformas laborales. En este sentido, los obreros franceses se han levantado contra la Reforma Laboral por la que la socialdemocracia pretende, entre otras cosas, liquidar la negociación colectiva al igual que se ha hecho en España. 

A tenor de todo lo expuesto, el  Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español adopta la siguiente

RESOLUCIÓN:

  1. El IV Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español aplaude y se solidariza con la lucha de los obreros franceses contra las nocivas políticas al servicio de los intereses de los monopolios impuestas por la socialdemocracia.
  2. El papel del oportunismo, como se comprueba tanto en España – IU/PCE, PODEMOS –  como en Francia – Front de Gauche –  y en el resto de los países, es engañar y desviar al proletariado de su misión histórica y perpetuar el imperialismo.
  3. Las condiciones de vida de la clase obrera únicamente pueden avanzar y únicamente puede existir progreso social derrotando al imperialismo, combatiendo su ideología y luchando contra sus instituciones políticas y sus leyes.  La solución de los problemas que hoy azotan al mundo únicamente tiene una salida: El Socialismo. En esta dirección el Partido Comunista Obrero Español no escatimará en esforzarse en ganar espacio para la consecución de tan sublime, y vital, objetivo.  

PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Madrid, a 17 de septiembre de 2016.




Resolución del Pleno del Comité Central: luchar por la paz es luchar por el comunismo

Los medios de comunicación de los monopolios, así como sus organizaciones políticas más reaccionarias, no dudan en su ofensiva ideológica contra la ideología y las fuerzas más conscientes y revolucionarias del proletariado en verter todo tipo de mentira, siendo uno de los mantras más repetidos el tema de la violencia al objeto de atemorizar  al Pueblo Trabajador y alejarlo de su única ideología emancipadora, el marxismo-leninismo.

Las montañas de basura ideológica burguesa vertidas contra el marxismo-leninismo, contra los comunistas; el ingente número de horas de televisión, tertulias radiofónicas, recursos cibernéticos y conferencias de paniaguados intelectuales  arremetiendo contra el marxismo-leninismo, la URSS, Lenin, Stalin o cualquier experiencia emancipadora y antiimperialista en el mundo dejan, bien a las claras, que el único enemigo del imperialismo es el Comunismo, es  la ciencia del marxismo-leninismo que es la guía del Proletariado para su emancipación.

Un ejemplo de ello lo pudimos comprobar en las pasadas elecciones generales; donde los elementos más reaccionarios del panorama político español viajaban y se fotografiaban con los golpistas fascistas venezolanos, acusando al Presidente de la República Maduro de dictador y de violar los derechos humanos y, sin embargo, en nombre de la “democracia” burguesa, es decir, de la dictadura de la burguesía que es criminal y descarnada,  apoyan todo tipo de agresión y asesinato contra los pueblos del mundo, guerras imperialistas, perseguir a los emigrantes de los países víctimas de sus agresiones militares, incrementos de los presupuestos militares y pertenencia a organizaciones fascistas y criminales como la OTAN, por no hablar de sus apoyos a leyes mordazas, contratos basuras, desmantelamiento de la sanidad y educación públicas, negación de los derechos inherentes de los pueblos, agudización de la explotación, etcétera.

Pero no son sólo los reaccionarios los que actúan de esta forma, sino que el oportunismo que hoy porta la máscara de aquéllos que dicen estar “con los de abajo” – como fórmula empleada para negar la lucha de clases – pero que defienden con la misma intensidad la defensa del imperialismo y sus instrumentos de dominio como la OTAN, la UE o el estado burgués a la par que vilipendian al marxismo-leninismo al que tildan de caduco; asumiendo de manera natural la violencia cuando quien la aplica es la burguesía contra las clases populares, la cual ocultan y niegan, y condenándola cuando ésta es aplicada de manera inversa con el objetivo de hacer que la clase explotada se emancipe contra la explotadora. Y es que el oportunismo, con esta forma de actuar, lo que  hacen es perpetuar al sistema y a la clase social a la que sirven.

La violencia es el empleo por parte de una u otra clase o comunidad de diferentes formas de coacción, incluida el uso de las armas, con respecto a otras clases o comunidades, al objeto de adquirir o conservar el dominio económico y político, diferentes derechos o privilegios, de tal modo que los medios fundamentales de la violencia se materializan en el Estado.  

A tenor de todo lo expuesto, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español adopta las siguientes

RESOLUCIONES:

  1. El IV Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español denuncia a todos aquéllos que arremeten contra el marxismo-leninismo, al que pretenden retratar como una ideología violenta, siendo los imperialistas y sus parásitos oportunistas los que son violentos y pretenden perpetuar la violencia, de tal modo que el capitalismo monopolista de estado únicamente se sostienen por la violencia.
  2. El IV Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español reivindica al marxismo-leninismo y expresa con nitidez que los únicos que realmente luchamos por acabar con la violencia somos aquéllos que luchamos por abolir las clases sociales y el estado que son las verdaderas raíces de la violencia, es decir, los comunistas. Y es que sólo se puede acabar con la violencia acabando con el capitalismo y con las clases sociales, es decir, construyendo el Comunismo ¡Únicamente se puede construir la paz construyendo Comunismo!

PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Madrid, a 17 de septiembre de 2016.




Elecciones en Berlín, ruptura del bipartidismo y ascenso del fascismo

Los pasados comicios en la capital de Alemania dejan a la clase obrera un panorama desolador, entre el derrumbamiento de las fuerzas clásicas, el avance del remozado reformismo y el ascenso de la formación neofascista Alternativa para Alemania (AfD).
Y es que en gran parte de Europa se produce un movimiento semejante, las fuerzas que sostenían el clásico bipartidismo están cayendo a pasos forzados, unas elecciones tras otras, mientras el reformismo de izquierdas se asoma inquieto a la gobernabilidad y el fascismo resurge con fuerzas renovadas.
Grecia, Portugal, España, Italia, Francia o Alemania son testigos de cómo el reformismo pretende convencer a la clase trabajadora europea de que en este sistema es posible tener una vida digna, sin necesidad de que tomemos el poder político y conquistemos el socialismo, pero la realidad es tozuda, bien lo sabe la burguesía, que ya va preparando el terreno posterior al fracaso cantado del reformismo reforzando las posiciones más reaccionarias y neofascistas.
Así, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel ha registrado su peor resultado en Berlín con un 17,6% de los votos, profundizando en la caída sufrida en las pasadas elecciones del Estado Mecklemburgo-Pomerania Occidental donde los democristianos no llegaron al 20% de los votos y Marine Le Pen felicitó entusiasmada a “los patriotas de AfD” por su 21% coseguido.
Los socialdemócratas (SPD) ganan con el 21,6% de los votos, casi siete puntos menos que hace cinco años y uno de los peores resultados de su historia, mientras los reformistas -Die Linke- mejoran en un 49% sus resultados y los noefascistas -AfD- avanzan posiciones a ritmo de record.
Esto es todo lo que la democracia burguesa le puede ofrecer a los trabajadores: viejos corruptos, nuevos cuentacuentos y fascismo. Y mientras esto ocurre, la clase obrera en Alemania -como en prácticamente el resto de Europa- sigue sin su referente, sin su partido comunista. 
El Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a la clase obrera a hacer oídos sordos al ya conocido reformismo y su defensa del sistema capitalista burgués, a combatir por todos los medios al fascismo en todas sus formas y a organizarse políticamente e ideológicamente entorno al marxismo-leninismo para conquistar el socialismo.
Ningún parlamento burgués librará de la esclavitud asalariada al pueblo, nada podemos esperar desde allí y, sin embargo, tenemos toda una vida por ganar de la mano del socialismo que nosotros mismos hemos de forjar.
 
¡Abajo el fascismo!
 
¡Viva la clase trabajadora!
 
¡Por la construcción del Socialismo!
 
D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español
 



El carcomido estado español, crisis política y represión, alfa y omega de un estado reaccionario

El pasado día 31 de agosto se produjo una destrucción neta de empleo de 236.687 puestos de trabajo en un solo día, rompiendo todos los récords de destrucción de empleo en un solo día, un indicador palpable de la precariedad, temporalidad, en definitiva, del empleo basura existente en el país. De este dato nos enteramos el pasado día 2 de septiembre. Precisamente los dos días en los que se produjeron las dos votaciones de las investiduras fallidas de Rajoy.

Nuestro Comité Ejecutivo, en el análisis de la situación tras las últimas elecciones generales de 5 de julio, ya advertía de que “El resultado final de las elecciones generales arroja un país con más desafección política, escorado un poco más hacia la extrema derecha y con una gran inestabilidad política. Rajoy únicamente puede ser investido y el Partido Popular gobernar si el PSOE pacta con él la investidura y la gobernabilidad, ya sea por la vía de la abstención o del voto favorable. Un pacto con Ciudadanos es insuficiente para gobernar y su concepción franquista del modelo de estado, unido al desarrollo de la política catalana – donde Unió ha desaparecido de la escena política y CDC está a remolque de ERC – y de la vasca, donde hay elecciones autonómicas en unos meses,  impide que puedan sumar con las fuerzas nacionalistas; por consiguiente, el Partido Popular únicamente podrá conformar gobierno si el PSOE se lo permite.” Y precisamente esa es la situación en la que nos hallamos.

Las fuerzas de la derecha más reaccionaria, que sumaban 170 escaños, han tratado de conformar un gobierno presionando para ello, fundamentalmente, a la otra fuerza política de la oligarquía, el PSOE bajo el razonamiento de la necesidad de conformar un gobierno, aunque fuera minoritario, para “salvar” económicamente al estado y “cumplir”  con los compromisos económicos  ante la UE.

La “negociación”, entre comillas ya que  el apoyo de C’s al PP estaba cantado pues su razón de existir es el mantenimiento del bipartidismo, fue un claro proceso de precampaña electoral donde en los medios de manipulación de masas del capital se convertían en altavoces del mensaje de éstos.

El PSOE, consciente de que de apoyar por activa, o por pasiva, un Gobierno de Rajoy implicaría acelerar todavía más su proceso de descomposición, con la referencia de lo acontecido al PASOK griego tras su apoyo a ND, no tenía más alternativa que oponerse a dicha investidura, a pesar de las presiones ejercidas por el sector más reaccionario de su partido – Susana Díaz, Fernández Vara o García-Page – así como los lacayos de los monopolios  como Felipe González, Bono o Javier Solana.

Todas las prisas que PP y C’s tenían para conformar gobierno para que España no se fuera al abismo se han frenado en seco tras la investidura fallida de Rajoy. Tanto el PSOE como PODEMOS ahora podrán emplear la misma estrategia que emplearon tanto PP como C’s, exigiéndole a éste último la abstención para que pueda existir un gobierno de Sánchez con el apoyo de PODEMOS, de tal modo que C’s siga erosionándose ante sus enormes contradicciones.

Como ya señalábamos, el resultado de las elecciones generales del 26J, lejos de dar salida a la crisis política e institucional, mantiene la imposibilidad de conformar un gobierno. Esta situación, por un lado, agudiza las contradicciones entre el estado español y  la Comisión Europea y, por el otro, agudiza las contradicciones entre las diferentes facciones de la burguesía del estado español. Inestabilidad política que va a acentuarse todavía más con el desarrollo de las elecciones gallegas y vascas.

Ante esta realidad, el estado español no tiene más salida que seguir agudizando la explotación y la represión contra la clase trabajadora de tal modo que los centros de trabajo son auténticos campos de concentración. Así mismo, el verdadero rostro reaccionario del estado español se muestra en su plenitud cuando se impide a Arnaldo Otegi ser candidato a Lehendakari o el Poder Judicial se lanza contra los dirigentes políticos catalanes y el Parlament de Catalunya demostrándose que la separación de poderes es una simple quimera, pues en el estado capitalista no hay más poder que el de la burguesía.

A todo ello hay que añadir que el estado, que irradia despotismo pues su esencia es dictatorial y criminal, se halla asolado por la corrupción que a lo largo de éste último trimestre será enjuiciada en diferentes sumarios con lo que puede repercutir negativamente en la parte más reaccionaria de la burguesía, el PP y sus aliados.

La burguesía no tiene salida alguna ante la crisis económica. Es más, las medidas capitalistas que puedan adoptar para tratar de salir de dicha crisis económica la profundizará y acentuará todavía más, pues el capitalismo está quebrado y caducado. Crisis económica que se está reflejando, como no puede ser de otra forma, en su superestructura política conduciendo al estado a la reacción. La única salida que tienen el proletariado y las clases populares es la unidad y la organización de manera independiente al sistema, y a su criminal clase hegemónica, para combatir al capitalismo monopolista de estado, liquidarlo y construir el socialismo. Nos encontramos ante la siguiente disyuntiva, ¡SOCIALISMO O BARBARIE!, y cuanto más tarde lo viejo en morir (el capitalismo) y lo nuevo en nacer (Socialismo) mayor sufrimiento y miseria padecerá el Pueblo Trabajador.

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL

PCOE




La basura idealista de Ahora Podemos

La ciudad de Madrid está más sucia que nunca. La capital sufre un aumento constante de basuras en sus calles mientras la concejala de Ahora Madrid Inés Sabanés, Delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, declara “no estar satisfecha” porque no puede municipalizar el servicio.

Lo cierto es que Ahora Madrid llegó al gobierno del Ayuntamiento de Madrid con la ambigua propuesta de “Establecer una hoja de ruta para remunicipalizar el servicio de basuras y recuperar la plantilla de los servicios de limpieza y jardinería”. Por supuesto, de esta hoja de ruta nada se sabe y ahora, una vez en la poltrona, nos explica lo que todos los comunistas ya sabíamos: no puede remunicipalizar el servicio “después de las últimas normas y exigencias de austeridad presupuestaria”.

Y es que desde el Comité Local del Partido Comunista Obrero Español de Madrid ya advertimos el pasado mes de abril que “La municipalización no es más que un imposible, que ningún gobierno -por más reformista que sea- va a poder llevar a cabo por el simple hecho de que contraviene las propias leyes del sistema capitalista. Y, aunque se llevara a cabo, los trabajadores seguirían sin ser los dueños de la producción, por lo que nuestra clase continuaría expuesta a cualquier nuevo ataque del capital”.

1446207675 069436 1446484294 sumario grandeEso sí, Ahora Podemos ha invertido una gran cantidad de tiempo y dinero en intentar cambiar las cosas de la única manera que saben, a través del idealismo propio de la pequeña burguesía. Así, la campaña desarrollada por el equipo de Manuela Carmena gastó 207.083 euros (44.183 para la campaña y 163.000 euros para colocar señales en el mobiliario urbano permanente) en pretender inculcar a la “ciudadanía” los valores morales necesarios para tener una ciudad limpia, obviando el desarrollo del sistema capitalista en el momento actual, que obliga a la privatización en masa de todos los servicios públicos para que los monopolios nacionales consigan los beneficios esperados.

Una privatización que empeora el servicio prestado, que supone el despido de una buena parte de la plantilla anterior y que rebaja las condiciones laborales y aumenta la carga de trabajo de aquellos trabajadores que logran mantener su puesto de trabajo pero que, por supuesto, llenan los bolsillos de los dueños de las empresas que logran esos contratos.

Mientras el imperialismo realiza todos los movimientos a su alcance para imponer tratados internacionales de libre comercio como el CETA o el TTIP, donde tiene posibilidad de hacerlo, o desarrolla guerras y conflictos donde no puede imponer su ley diplomáticamente, el reformismo –tanto español como griego, portugués, etc- habla de remunicipalización de los servicios públicos para llegar al gobierno y, una vez en él, nos dice que eso es imposible pero que lo que realmente necesita la “ciudadanía” son valores. Como si los valores imperantes en la sociedad actual no vinieran determinados por el sistema de producción imperante, el capitalista.

La solución que ha encontrado el reformismo ahora en el gobierno de la capital del estado ha sido, como no podía ser de otra manera, la de no trabar el desarrollo del sistema capitalista y volver a sacar a concurso el contrato de recogida de basuras. Este nuevo contrato de recogida de basuras comenzará a funcionar en noviembre y tiene un coste de licitación por un plazo de 4 años de 687 millones de euros, 35 millones más que el anterior, y son las empresas FCC, Ferrovial, Urbaser, OHL, Sacyr, Acciona y Ascan las mejor posicionadas para su adjudicación, prácticamente las mismas empresas que prestaban los servicios hasta ahora y que fueron objeto de ataques directos por parte del equipo de Manuela Carmena durante la campaña electoral porque consideraba que las grandes constructoras obtenían enormes beneficios económicos que el Ayuntamiento podría ahorrarse si gestionaba él mismo los servicios directamente

Una demostración más de lo dañino que es el reformismo para la clase trabajadora, una prueba más de la necesidad que tiene nuestra clase de organizarse y fortalecer su Partido, el Partido Comunista Obrero Español, para defender sus intereses, acabar con el sistema capitalista que nos niega el derecho a la vida y a la dignidad y construir el Socialismo, único sistema que permite el avance de la humanidad hacia un futuro mejor.




EL IMPERIALISMO ESTÁ CADUCADO, SOLO PUEDE OFRECER MUERTE

El capitalismo monopolista se encuentra totalmente caducado. La crisis económica, consustancial al capitalismo como lo demuestra el desarrollo histórico de los siglos XX y lo que va del XXI, nos muestran que su intensidad hoy, con unas dimensiones superlativas, se debe a las medidas adoptadas por los imperialistas con objeto de suturar  las enormes contradicciones abiertas por el sistema y ensanchadas a lo largo de su desarrollo. Y es que, cuantos más agujeros pretenden tapar los imperialistas más agujeros y más grandes se les generan  y abren.

El Fondo Monetario Internacional recortará de nuevo sus estimaciones sobre el crecimiento de la economía mundial este año, a tenor de la débil  demanda, la deflación, la creciente desigualdad y el descenso de la inversión y el comercio. La caída de los precios de las materias primas, del petróleo evidencia una desaceleración de la economía productiva mundial.

La agudización de la explotación y el desarrollo tecnológico sepultan todavía más a la economía productiva puesto que se produce más con necesidad de menos trabajadores, con lo que se provoca una saturación mayor de la producción, superproducción que se multiplica al haber menos compradores puesto que la clase trabajadora es arrojada al paro y empobrecida y, consecuentemente, tiene menor capacidad para consumir.

La economía productiva cada vez cede más terreno porque el capital se desplaza hacia la economía especulativa, la cual supera en más de 125 veces todo el dinero metálico existente en el mundo.

Decía el oligarca Jacob Rotchschild este pasado mes de agosto, que “el mundo vive el mayor experimento de la política monetaria de la historia”, como consecuencia de las políticas monetarias realizadas por los Bancos Centrales basadas en tasas de interés bajos, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa. Este sujeto cualificado del imperialismo, un verdadero amo del mundo, manifestaba que el sistema está en aguas desconocidas y que es imposible predecir las consecuencias de estas políticas.

La propia oligarquía, pues, no puede ya tapar que no tiene salida alguna, que el sistema económico está en bancarrota y que las medidas que están adoptando dinamitarán todavía más el sistema, como señalaba el oligarca norteamericano Bill Gross cuando asevera “Rentabilidades globales en sus niveles más bajos en 500 años de historia registrada. Diez billones de dólares de bonos en tasas. Esto es una supernova que explotará un día”.

Ante tamaña bancarrota, las potencias imperialistas  libran una guerra a muerte por conquistar la posición hegemónica en el mundo. El mundo ha sido repartido, y mientras el imperialismo siga existiendo así seguirá siendo, en base a la fuerza y nos encontramos en un momento donde los imperios únicamente tienen la guerra para variar la correlación de fuerzas entre ellos como única vía para superar la crisis que sacude a todo el mundo.

En este sentido el imperialismo norteamericano, el que lleva las últimas décadas ejerciendo de caudillo planetario; robando a los pueblos del mundo y  asesinando a millones de seres humanos con absoluta impunidad; no tiene más salida para tratar de impedir su quiebra y mantener su papel que la Guerra Mundial.  

En el momento en el que la URSS y el campo socialista implosionaron, y el imperialismo norteamericano se sentía el amo y señor del mundo, no sólo devoraron y saquearon –junto con sus socios europeos– a los países que conformaban el campo socialista, modelaron la Europa del Este a su imagen y semejanza así como se lanzaron a por el petróleo de Oriente Medio a tumba abierta,  sino que también los EEUU -junto con sus organismos imperialistas del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional-  impusieron lo que se denominó Consenso de Washington, por el que los imperialistas saqueaban a los pueblos latinoamericanos de una manera similar a lo que la Troika (UE, BCE y FMI) hacen hoy. Dicho Consenso de Washington no sólo sirvió para saquear a los países latinoamericanos, sino que con dichas políticas privatizadoras, de disciplina fiscal y presupuestaria (aquí en España hoy se llama equilibrio presupuestario, sacrosanto tras la modificación del artículo 135 en agosto de 2011 por los partidos de los monopolios PSOE y PP), así como las políticas monetarias impuestas por los organismos imperialistas supranacionales llevaron al empobrecimiento  a los pueblos latinoamericanos así como a la bancarrota de los  estados latinoamericanos, de tal modo que algunos se vieron obligados a adoptar el dólar norteamericano como moneda de curso legal siendo recordado el corralito de 2001 argentino.

Contra esas políticas del imperialismo norteamericano en América Latina, hubo una respuesta de tal modo que primero en Venezuela, y posteriormente -acentuada por la crisis asiática de finales de los 90s que tuvo una influencia determinante en prácticamente todos los países sudamericanos-  en otros países latinoamericanos como Argentina, Bolivia, Ecuador, Brasil, Honduras o Nicaragua accedieron al poder gobiernos contrarios a este Consenso de Washington, que rechazaban las políticas imperialistas estadounidenses, siendo  partidarios en conformar en América Latina un espacio identitario y comercial propio, creando estructuras supranacionales como UNASUR o CELAC. Esta respuesta además, encontró la posibilidad de establecer relaciones comerciales con otras potencias imperialistas emergentes, fundamentalmente China y Rusia, y ello implicó la posibilidad de incrementar el grado de desarrollo de dichos países.

Con la profundización de la crisis económica, sin embargo,  la desaceleración en la producción como consecuencia de que la crisis ha afectado con desfase temporal a las potencias imperialistas emergentes ha implicado un descenso en el precio de las materias primas y del petróleo, hecho éste que ha impactado también en los países latinoamericanos.

EEUU y sus socios europeos, para sortear la crisis, han acentuado el belicismo en África, en Oriente Medio desestabilizando estados como Túnez o Egipto y desencadenando guerras imperialistas en Iraq, Libia o Siria con objeto de apropiarse del petróleo y gas de toda esa zona. El pasado 9 de julio en la cumbre de Varsovia de la OTAN, ésta declaraba la guerra contra Rusia, armando tanto a las repúblicas bálticas, Polonia, Ucrania, Georgia, Bulgaria, Moldavia o Turquía, es decir, rodeando a Rusia.

Ante este escenario -donde los saqueos a otros países mediante la guerra no les está resultando a los EEUU, y sus adláteres europeos, como preveían, de tal modo que otras potencias imperialistas como Rusia y China no sólo se están confrontando a los bloques imperialistas norteamericano y europeo sino que, incluso, están avanzando sobre los primeros,  como es el caso de Rusia en Oriente Medio-  EEUU pretende poner orden en lo que se ha denominado su “patio trasero”, América Latina, de tal modo que dicha potencia imperialista y la UE están detrás del golpe de estado en Honduras, del apoyo a los fascistas golpistas de la MUD en Venezuela, de los intentos de desestabilización en Bolivia y Ecuador, del acoso y derribo del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el ascenso al poder del corrupto Macri así como del golpe de Estado por la vía del Proceso de destitución de Rousseff en Brasil.

La injerencia norteamericana en estos países con el objeto de cambiar las correlaciones de fuerzas puede hacer que se desencadenen guerras civiles en dichos estados, algo que ya señaló el Viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov a lo que advertía “de todos modos, Rusia no permitirá a EEUU desestabilizar América Latina”, situando a este continente como otro blanco de las pugnas interimperialistas. Los pueblos de Venezuela, Brasil, Bolivia o Argentina están comprobando en sus carnes que la única manera de romper las cadenas del imperialismo y cerrar el paso a la injerencia norteamericana pasa por mandar a la historia al capitalismo y su democracia burguesa y avanzar por la senda del socialismo. Y es que el imperialismo solamente puede proporcionar muerte y guerra pues está completamente caducado, siendo la única alternativa que tienen los pueblos trabajadores de todo el mundo, el proletariado, la revolución socialista para romper las cadenas de la explotación y de la miseria a la que nos conduce el imperialismo, sus potencias y sus monopolios. Hoy más que nunca nos encontramos ante la siguiente alternativa: ¡Socialismo o Barbarie!

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Sin oportunidades. El mercado laboral español se desploma

La ficticia salida de la crisis que nos quiere vender el reaccionario Mariano Rajoy y su equipo de Gobierno, hoy en funciones, así como sus voceros lacayunos en todos y cada uno de los medios de propaganda (radio, televisión, prensa impresa y digital) de la clase que representan -la burguesía- ya solo la pueden sostener a base de una insistencia enfermiza. Un simple y mínimamente riguroso análisis de la situación actual del mercado laboral echa por la borda todas las horas de televisión y radio y los ríos de tinta vertidos sobre papel describiendo la ansiada recuperación con datos sobre el aumento del PIB, del empleo creado, etc.

Desde los brotes verdes de Zapatero hasta la consolidada recuperación económica y del mercado laboral de Rajoy nos han pasado desapercibidos a los trabajadores, nada nos ha llegado de todo lo que hablan los fieles representantes de la burguesía pertrechados en sus dos grandes partidos, salvo algunos contratos temporales más en el sector de la hostelería en temporada alta del turismo.

Y es que la realidad nos muestra los hechos con una claridad meridiana. La inestabilidad producida en países como Turquía y Egipto ha hecho que este año el turismo español haya batido records en cuanto al número de turistas, muchos de ellos “prestados”. Así, la agencia de viajes Exceltur ha estimado que a finales de este año España habrá recibido al menos 3,7 millones de los turistas foráneos perdidos por Turquía, Egipto y Túnez, lo que explicaría hasta el 56% del incremento de visitantes extranjeros previsto para el 2016. En total, esperan superar los 74 millones.

No nos sorprenden pues los “buenos” datos del paro en el mes de junio, que hicieron sacar pecho al Gobierno en funciones. Así, el mayor aporte se produjo en la hostelería, con 38.337 afiliados más (+3,16%) y los dos mayores aumentos se han dado en dos de las principales regiones turísticas del país: Cataluña (32.688) y Baleares (26.897). El 87,7% de los contratos fueron temporales y solo el 4,5% fueron indefinidos a tiempo completo; o lo que es lo mismo, el 95,5% de los contratos tuvieron alguna tara de estabilidad (eran temporales) o precariedad (eran de jornada y sueldo parcial).

A esto hay que sumarle que apenas el 52,9% de los parados recibía en mayo alguna ayuda estatal, repitiendo la cifra mínima histórica que se alcanzó el mes anterior, siendo la cuantía media bruta de la prestación contributiva de 802,3 euros. Son 3,7 millones de desempleados los que no reciben ningún tipo de prestación, y es que el 25% de los parados en España lleva cuatro años o más sin trabajar -durante la crisis este colectivo ha pasado de unos 100.000 a más de 1,1 millones- y el 60% -2.662.500 trabajadores- llevan más de un año buscando empleo sin éxito.

Así lo indica el secretario general de Adecco, Santiago Soler, a El País: “la situación de los mayores de 45 años es dramática, ya que solo hay un 4% de ofertas de puestos disponibles para ellos”.

Y es que la ofensiva de la burguesía durante los años de crisis ha sido brutal y altamente efectiva, garantizándose así que el coste de la misma recayera exclusivamente en los trabajadores. Con una clase obrera desguarnecida ideológica, política y sindicalmente, han utilizado la herramienta legal de los Expedientes de Regulación de Empleo -gracias a las reformas laborales de sus partidos políticos PSOE y PP y a la ejecución de CCOO y UGT en su mayoría- para destruir el empleo de mayor calidad y mandar casi de un plumazo a 4.733.192 de trabajadores a la cola del paro con 123.555 ERE´s realizados en el periodo de 2008 a 2014.

Con el empleo mejor pagado totalmente destruido gracias a la magnífica gestión de la crisis económica de nuestros enemigos de clase, y una perfecta ejecución de sus lacayos políticos y sindicales dicho sea de paso, es el momento de crear ese empleo precario y barato (altamente subvencionado por el Estado) que permite a la burguesía no solo mantener los beneficios de antes de la crisis, sino incluso aumentarlos como expone el diario expansión: “Al cierre del primer trimestre de este año, el PIB a precios de mercado se situó en 274.817 millones, cerca ya de sus niveles precrisis, pero las rentas salariales se sitúan en 129.874 millones de euros, un 3,2% menos que al término de 2007. Además, su peso es hoy del 47,2% del PIB, frente al 48,5% de entonces, tras años de moderación salarial. Los beneficios de las empresas, por su parte, alcanzan los 117.034 millones de euros, un 2,4% más, con un peso del 42,5%, frente al 41,3% de los inicios de la crisis”.

De hecho, durante el año 2015 y lo que llevamos de 2016 los nuevos contratos realizados tienen niveles salariales inferiores y tan solo el 34,7% de las empresas han fijado para los nuevos trabajadores unas retribuciones iguales a las percibidas hace cinco años en un puesto similar. Es más, en el futuro se mantendrá esta tendencia ya que la mayoría de las compañías (61,5%) no cree que ni siquiera en el año 2020 se haya recuperado el nivel salarial previo a la crisis, según el reciente informe de la consultora Adecco y del portal de empleo Infoempleo.

Este mismo informe indica que  el 58,1% de las empresas que ha realizado contrataciones de nuevos empleados lo ha hecho en condiciones salariales inferiores a las de los trabajadores que ya estaban en la plantilla en funciones similares. De ellas, el 27,4% ha fijado una retribución hasta el 15% inferior; el 19,6% la ha reducido entre un 15% y un 30%; el 7,3% ha recortado el salario entre un 30% y un 50%, y el 2,8% lo ha hecho en más de un 50%.

Por una parte, la ofensiva burguesa durante la crisis -en forma de ERE´s- ha destruido gran parte del empleo de mayor calidad el país. De otro lado, el trabajo que se genera es, en su inmensa mayoría, precario e inestable. Y, por último, cada vez más trabajadores tienen dificultad en encontrar un empleo.

Estos datos explican, por lo tanto, el aumento en las tasas de emigración, que se eleva en Madrid a 1.416 habitantes por cada 100.000 residentes, mientras que la de Cataluña es de 1.272 y la Comunidad Valenciana de 1.094, las tres más elevadas del estado,  relacionadas directamente con el nivel de estudios, la mayoría universitarios.

De poco sirven las deslocalizaciones producidas en el estado español, que benefician a la Comunidad de Madrid. El saldo positivo de 595 empresas en este año 2016 (3.143 empresas que decidieron mover su sede madrileña a otras autonomías frente a las 3.738 firmas que decidieron establecerse en la Comunidad de Madrid) no ha servido para frenar la fuga de jóvenes universitarios madrileños.

Los sectores más afectados por las empresas que se deslocalizaron de Cataluña en 2014, y trasladaron su domicilio fiscal principalmente a Madrid, fueron el comercio al por mayor (13,2% del total), las actividades inmobiliarias (11%), la construcción de edificios (9,3%), los servicios financieros (9,2%), el comercio al por menor (4,1%), la consultoría (3,7%) y las actividades profesionales (2,9%). El nulo impacto de estas deslocalizaciones es debido a que la mayoría de empresas sólo deslocaliza su sede mercantil, el domicilio fiscal, mientras que los trabajadores mantienen el trabajo en su región.

En definitiva, los jóvenes con estudios universitarios siguen sin encontrar trabajo en el estado español acorde con su formación y, debido a este catastrófico desplome del mercado laboral, deciden emigrar para encontrar ese puesto de trabajo que, en la mayoría de los casos, no existe ni existirá ya por muy lejos que se busque.

El propio desarrollo del capital tiende a proletarizar a todas las capas sociales existentes, incluida la pequeña burguesía que, pese a los esfuerzos familiares y personales por continuar el nivel de vida de sus padres, no encontrará jamás en el capital una salida digna.

No es de extrañar que resurja, con fuerzas renovadas, el movimiento comunista -sobre todo allí donde han existido ejemplos de democracia obrera, como en Rusia-, la lucha por el Socialismo y la defensa de sus líderes históricos. Ha bastado una breve demostración de 25 años de un mundo sin una potencia socialista, para ver nítidamente la necesidad de luchar por él con más energías que nunca. El imperialismo ha campado a sus anchas desde la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el mundo está al borde del colapso, como ya han advertido el economista canadiense William White y el propio Foro Económico Mundial hace escasos meses.

En Penza (localidad cercana a Moscú) los comunistas han abierto un Centro-Stalin y han proclamado el 2016 como el Año de Stalin. Además, las encuestas de opinión pública muestran que en 2016 el apoyo al camarada Stalin en Rusia es más alto que nunca y más de la mitad de los rusos opina que el líder desempeñó un papel positivo en la historia del país. Los comunistas rusos, incluso, planean utilizar la imagen del líder soviético en las elecciones parlamentarias, puesto que podría tener un efecto positivo en sus resultados.

Los trabajadores debemos tomar conciencia ya, pues todo tiempo perdido juega en nuestra contra como clase, de la necesidad de fortalecer nuestro Partido, el Partido Comunista Obrero Español, y nuestro sindicato obrero y combativo, la Coordinadora Sindical de Clase, como herramientas del proletariado que son para tomar las riendas de nuestro destino y lograr nuestro objetivo histórico de mandar al capitalismo al estercolero de la Historia y, con la instauración de la dictadura del proletariado -la verdadera democracia obrera-, construir el Socialismo.

¡Abajo la burguesía criminal!

¡Luchemos por instaurar la dictadura del proletariado!

¡Por la construcción del Socialismo!

D. García – Secretario de Agitación y Propaganda del Comité Central del PCOE




MOVIMIENTOS ANTE LA CRISIS POLÍTICA DEL ESTADO ESPAÑOL. LA BURGUESÍA SÓLO PUEDE OFRECER TEATRO Y SUFRIMIENTO AL PUEBLO TRABAJADOR

El pasado martes, con toda la parafernalia que la burguesía emplea para engañar al Pueblo, todos los medios de comunicación del Capital advertían de un anuncio que el líder de la marca blanca del PP, Ciudadanos, iba a realizar con objeto de, supuestamente, desbloquear la imposibilidad de conformar gobierno y “echar a andar a España”.

Tamaño anuncio no era otro que “la imposición” de seis condiciones para apoyar la investidura de Rajoy. Estas condiciones son la expulsión inmediata de cualquier cargo público imputado por corrupción política;  eliminación de los aforamientos; aprobación de una nueva ley electoral; acabar con los indultos por corrupción política; limitación de los mandatos a dos legislaturas; crear una comisión parlamentaria para el caso de corrupción de Bárcenas y fijar fecha y hora para la investidura.

Estas “condiciones” de  C’s no son más que un cheque en blanco a Rajoy con el único objetivo de presionar al PSOE para que acceda a dejar que gobierne el Partido  Popular, única fórmula posible para que la extrema derecha conforme gobierno. Y es que de esas seis condiciones sine qua non de Ciudadanos,  ya sea por falta de escaños – al necesitar mayorías cualificadas -, ya sea por falta de competencias o ya sea porque perfectamente el resto de partidos pueden sacarlas adelante sin necesidad de la suma PP y C’s, no dependen de la suma de esos 169 escaños el hacerlas efectivas por lo que son puro humo, pura estrategia para conformar el gobierno que desean los monopolios.

Los hechos dan la razón a nuestro Partido cuando el pasado 5 de julio señalábamos que “El resultado final de las elecciones generales arroja un país con más desafección política, escorado un poco más hacia la extrema derecha y con una gran inestabilidad política. Rajoy únicamente puede ser investido y el Partido Popular gobernar si el PSOE pacta con él la investidura y la gobernabilidad, ya sea por la vía de la abstención o del voto favorable. Un pacto con Ciudadanos es insuficiente para gobernar y su concepción franquista del modelo de estado, unido al desarrollo de la política catalana – donde Unió ha desaparecido de la escena política y CDC está a remolque de ERC – y de la vasca, donde hay elecciones autonómicas en unos meses,  impide que puedan sumar con las fuerzas nacionalistas; por consiguiente, el Partido Popular únicamente podrá conformar gobierno si el PSOE se lo permite”.

Este movimiento no es más que una nueva estafa, un tejemaneje, de los partidos de la burguesía monopolista con el objetivo de presionar y  forzar al PSOE a aupar a Rajoy al Gobierno, que es la única fórmula posible que tienen. Máxime cuando la suma de PP y C’s deja un daño colateral entre las fuerzas políticas de la burguesía, puesto que alejan al PP de los nacionalistas vascos y catalanes, los cuales bajo ningún concepto podrán tender puentes de entendimiento y acuerdo hacia Rajoy pues Rivera, y su nacionalismo españolista, los dinamita.

El PSOE, dentro de los partidos de la burguesía monopolista, es el más fraccionado y el menos compacto. Los paniaguados de los monopolios -como Felipe González, Bono o Alfonso Guerra-  ya han salido demandando a la Dirección del PSOE que debe dejar gobernar a Rajoy. A estas voces se han unido, y unirán con más fuerza si cabe, el sector más reaccionario y derechista de dicho partido, como son la Presidenta de la Junta de Andalucía o el Presidente de Extremadura. Sin embargo, dentro del PSOE también se han alzado voces –Baleares, País Vasco o Cataluña– defendiendo lo contrario e incluso que el PSOE debe explorar vías para conformar un gobierno alternativo con PODEMOS y nacionalistas.

El PSOE se halla ante una coyuntura compleja. Por un lado, la única salida que tiene es impedir que Rajoy gobierne, de lo contrario es muy probable que el PSOE acentúe su proceso de descomposición y termine como el PASOK en Grecia, siendo un partido residual. Por otro lado, el sector derechista, no dudará en oponerse a este planteamiento y dentro del PSOE agudizarán la lucha interna pudiéndose producir  división y fraccionamientos en el seno de dicha organización, e incluso, a tenor de la esencia corrupta de dicho partido, no es descartable ni tan siquiera un “tamayazo” de mayores dimensiones.

La crisis económica sigue profundizando, las medidas económicas adoptadas durante estos años no sólo han acrecentado la desigualdad y la miseria sino que han sentado las bases para que la crisis económica sea cada vez de unas dimensiones mayores. Además, como se está pudiendo comprobar, la inestabilidad política sigue siendo la constante y seguirá por esta senda ya que el próximo 25 de septiembre hay elecciones en Galicia y el País Vasco, donde la izquierda abertzale ya está retratando la naturaleza reaccionaria del estado español; hay una moción de confianza al President de la Generalitat el próximo 28 de septiembre donde la CUP está exigiendo al Govern de la Generalitat pasos más firmes en el proceso soberanista.

Además, la presión creciente desde la Comisión Europea para que el estado español cumpla con los hitos económicos impuestos desde Bruselas -que demuestran que la soberanía nacional ya feneció y que el Parlamento español no tiene capacidad ni tan siquiera para hacer unos Presupuestos, puesto que deben ser supervisados por la UE- van abriendo y rompiendo las costuras del estado español, un estado que se desangra con una deuda desbocada e impagable, un sistema de pensiones quebrado y un estado en bancarrota. Males estos que se agudizarán como consecuencia de la situación política internacional, donde la militarización y la guerra avanzan a pasos agigantados, el BREXIT seguirá mellando las economías de la zona europea y donde la caída de los precios del petróleo son el mejor indicador del frenazo que se está produciendo en la producción mundial.

Y es que, bajo el marco del capitalismo y del poder del estado de los capitalistas, el pueblo trabajador no tiene más salida que el hambre, la opresión, la represión, la explotación y la muerte, por ello,  objetivamente, no hay más salida que la Revolución Socialista, el socialismo y que el poder esté en manos del Proletariado y su estado. Por ello, el Partido Comunista Obrero Español continuará trabajando con la clase obrera, en los centros de trabajo, en el campo, en los barrios, en la construcción de órganos de poder popular del proletariado, uniendo las luchas de los distintos sectores del proletariado en una única lucha contra el capitalismo (Frente Único del Pueblo), y uniendo a los comités de empresa, delegados y trabajadores para conseguir que en sus manos esté la producción (ACDT).

En este sentido, el PCOE continuará, en virtud a nuestras fuerzas y grado de desarrollo, luchando por el Socialismo y por acabar con el capitalismo y su estado criminal, que niega el derecho a la autodeterminación de la nación catalana, vasca y gallega, que niega la democracia a los trabajadores y los despoja de todo derecho y los condena a la explotación y represión más descarnada, el paro y la miseria. Nadie vendrá a liberarnos pues la emancipación del proletariado sólo puede ser obra de nuestra clase social, armado de su partido, el Partido Comunista Obrero Español. Ante la agudización de la crisis del capitalismo, es momento de redoblar los esfuerzos para llegar a los obreros, jornaleros, jubilados, mujeres, estudiantes, en definitiva, a todos los sectores del proletariado y conseguir que hagan suya la política del PCOE, pues únicamente ellos, organizados bajo una dirección revolucionaria, podrán llevar a término la misión que les ha encomendado la Historia: Mandar al capitalismo al estercolero de la Historia y construir el Socialismo.

¡POR EL DESARROLLO DEL  FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR LA REFORMA AGRARIA ANTILATIFUNDISTA Y ANTIMONOPOLISTA!

¡FUERA DE LA UNIÓN EUROPEA Y DE LA OTAN!




90 ANIVERSARIO DE FIDEL CASTRO

En nombre de los militantes y simpatizantes del Partido Comunista Obrero Español, rendimos sentido homenaje al compañero Comandante Fidel Castro, en su 90 Aniversario que continúa siendo fuente de inspiración y generador de energías y esperanzas para los que aspiramos alcanzar la justicia social, la liberación de nuestros pueblos de las garras del imperialismo y el socialismo.

Fidel Castro ha sido para nosotros la luz durante el período de tinieblas y de terror que va desde la desaparición del campo del socialismo hasta nuestros días, en el que los imperios norteamericano y europeo se lanzaron con todas sus fuerzas y odio a la aniquilación de todo vestigio comunista de la faz de la tierra. Sin embargo la figura de Fidel ha sido decisiva al representar con actitud inquebrantable la bravura y la fidelidad del pueblo cubano frente a los feroces embates del imperialismo, nos han enseñado que la fortaleza de los revolucionarios radica en su fidelidad a los principios y en tener conciencia de que la verdad y la historia están de nuestra parte.

En esos momentos aciagos en los que han sido más que difícil mantenerse en el frente de lucha, en los que las traiciones y el desaliento minó el otrora invencible Movimiento Comunista Internacional, cuando los imperios en plena orgía de “éxitos” festejaban su victoria, Fidel se convirtió sin pretenderlo en la base que vivifica nuestras ilusiones. Al final de la historia no se entenderá ninguna revolución sin reconocer la tremenda aportación de FIDEL CASTRO.

Larga vida para Fidel y felices éxitos para el pueblo de Cuba

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL

(PCOE)




¡Basta ya!

El PP nos viene diciendo desde hace tres años que la crisis ha sido superada, es decir, la misma distancia temporal que hace desde que desaparecieron las manifestaciones multitudinarias y el mismo tiempo que media con la convocatoria de la última huelga general en España. Gobierno y oposición política y sindical, parecen estar de acuerdo en que vivimos en la gloria bendita y en que nada al margen de las elecciones tiene sentido.

Jamás en la historia de nuestro país se ha escrito una página más innoble, que la que están escenificando un gobierno cruel con el pueblo trabajador y una oposición dócil y traidora hasta más no poder.

¿Acaso no es mayor y más horrenda la corrupción actual que salpica al mismísimo ministro del Interior, que la de hace tres años? ¿Se acabaron los desahucios? ¿Tienen mejor nivel de vida los trabajadores que al “principio” de la crisis? ¿Han retornado los emigrantes? ¿Se ha terminado el paro? ¿Ha penetrado en las empresas la justicia y la libertad, o por el contrario, se están despidiendo a los luchadores más significados de los centros de trabajo? ¿Se ha exterminado el pago en dinero negro de parte de los salarios? ¿Se abonan las horas extraordinarias? ¿Es falso que cada vez más hijos de trabajadores abandonan los estudios por carecer de medios económicos?…

Ninguna dolencia del pueblo se ha curado y el gobierno impetuoso a falta de una oposición de verdad, continúa su periplo por la senda criminal, imparable. Y mientras la oposición no pasa de una crítica forzada, el PP para mayor escarnio, ahonda en las heridas populares a la misma vez, que el Banco de España, la patronal y la UE envalentados por las facilidades que se les ofrecen, se jactan en recomendar la bajada de salarios e inciden en la necesidad de implantar reformas laborales más opresoras.

Ante este panorama, desolador e irritante, hay partidos de la “oposición” que se están planteando una nueva traición, cual es la de cerrar el paso a la posibilidad de que se tenga que convocar nuevas elecciones, absteniéndose en las votaciones de la segunda sesión de investidura, con lo cual el PP, tendrá de nuevo el camino expedito para hacer lo que tiene en mente y está manifestando sin ningún pudor.

La falsa concepción de la democracia, nos lleva al terreno del juego, de la repugnante maniobra de entretener al pueblo sobre lo nefasto que sería unas nuevas elecciones para el país, y de esta forma, se oculta que el gobierno del PP nos está mostrando con su práctica diaria cual va a ser su programa económico. ¿Es que la oposición ignora que el gobierno español se ha comprometido en la última reunión de jefes de gobierno de los países que componen la OTAN a aportar a dicha organización el 2% del PIB, o sea, más de 21.000 millones de euros? ¿De dónde va obtener el gobierno ese dinero? Al mismo tiempo y pese a propagar la falsa idea que se ha salido de la crisis, está secando la bolsa de las pensiones con el propósito de tomar medidas drásticas contra los pensionistas actuales y de allanar el camino para que los jóvenes suscriban con los bancos fondos de pensiones. Claro está, millones de jóvenes no podrá acceder a ningún subsidio porque sus salario y su tiempo de actividad no darán para ello.

Gobierno y oposición están acorralando al pueblo, exprimiendo sus tragaderas hasta mas no poder, ensuciando su mente, con elecciones sí, o elecciones no; mientras se ponen en práctica medidas y medidas cada vez más antipopulares, no dejando otro remedio que buscar toda clase de atajos para frenar la sangría de los crápulas políticos.

La lucha va a llegar y cuando llegue, veremos a los PSOE-PP-IU PODEMOS, Cs, CC.OO Y UGT entre otros, unidos como una piña para señalar al pueblo, acusándole de ilegal, porque en eso llevan toda la razón, la legalidad burguesa es la opresión, la corrupción, la policía en las calles, los parlamentarios enriquecidos, los pobres pidiendo limosnas, los niños con hambre, las casas de caridad, los empresarios fascistas. Y esa legalidad, nada tiene en común con un pueblo con conciencia de clase. Seguro, segurísimo que la lucha va a llegar.

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)