1

¡Los terratenientes se quedan sin esclavos!

Las pésimas condiciones de trabajo en el campo, con salarios ridículos, más aun teniendo en cuenta que el horario para los jornaleros es de sol a sol, así como la soberbia de los terratenientes, está repercutiendo en la falta de mano de obra esclava del campo.

Unos agricultores de Ciudad Real han denunciado la falta de trabajadores del campo para la campaña de la aceituna de este año, quejándose que este problema pone en jaque la recogida. Dicen que la gente prefiere cobrar el paro a trabajar en el campo. ¡La gente prefiere cobrar por no hacer nada antes que trabajar como máquinas para cobrar una miseria! Dicen que están dispuestos incluso a darles de alta en la Seguridad Social. ¡Faltaría menos!

Estos dos agricultores, a su vez, han dado una solución a este problema: llegada de inmigrantes para recoger la aceituna. ¡Usemos a los inmigrantes para hacer el trabajo que no quieren los españoles! Se les paga menos porque estos trabajadores, faltos de derechos humanos en general y laborales en particular en sus países de origen, se agarran a un clavo ardiendo, para luego deshacernos de ellos cuando termina la campaña. Así es como nos ven a los trabajadores los terratenientes, los propietarios de tierras: como máquinas, como aperos de labranza, como tractores, que una vez no servimos o no les convenimos, se deshacen de nosotros.

Hace escasos diez años, con la introducción de máquinas más sofisticadas en el campo que hacían el trabajo de varios jornaleros, los propietarios de tierras se jactaban de la práctica inutilidad de los trabajadores ante las máquinas. El uso de máquinas como los paraguas, que en escasos minutos recogen lo mismo que un puñado de trabajadores, hizo que el paro en las campañas del campo aumentase de forma vertiginosa.

El avance científico y tecnológico es un avance para el Ser Humano. El problema es, que si este avance, si las máquinas, si las mejoras tecnológicas, están en manos de los capitalistas, de la burguesía, esto desemboca en aumento de paro para los trabajadores y aumento de capital en manos burguesas. Además, supone unas repercusiones indirectas, generadas de este avance tecnológico en manos equivocadas, como puede ser la falta de derechos, pues los trabajadores, abrumados por las pésimas condiciones a las que nos somete el capitalismo, y ansiosos de trabajar para sobrevivir, aceptan prácticamente cualquier condición laboral, aunque ello suponga un salario ínfimo, no estar dado de alta en la Seguridad Social -ante el peligro que ello supone ante accidentes laborales y ante una inspección de trabajo-, no tener contrato, no tener un horario fijo…

El capitalismo, ese elemento moribundo, intenta sobrevivir como sea, ahora en la Industria 4.0. Mientras, el proletariado sufre cada día más miseria, abrumado por los coletazos agonizantes del capitalismo. Y, ¿qué hacen al respecto los sindicatos amarillos al servicio del capital como son CCOO y UGT? Absolutamente nada. Tal es el caso, por ejemplo, del famoso ERE de Coca-Cola, donde los sindicatos pactaron un ERE con la empresa para despedir a 360 trabajadores en toda España. O lo mismo ocurrió con Nissan, donde estos sindicatos podridos y envenenados por el capital, firmaron un ERE que despedía a 2.525 trabajadores en España.

Ante todo esto, ¿qué nos queda por hacer a los trabajadores? ¡Organización, lucha y solidaridad! Los trabajadores tenemos que poner a nuestro servicio las máquinas, todo con una economía planificada, utilizar el avance tecnológico y científico para mejorar la vida de los trabajadores.

 

¡Socialismo o barbarie!

 

Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Ciudad Real




La migración forzada como consecuencia del Imperialismo

Los medios informaban el pasado 28 de noviembre que tres personas habían viajado desde Nigeria hasta las Islas Canarias sobre la pala del timón de un buque. Pudieron sobrevivir once días en esas condiciones. Al llegar a Las Palmas de Gran Canaria, las autoridades se percataron de su presencia y tuvieron intención de deportarlos tras atenderles los servicios médicos. Por suerte, han solicitado asilo y parece ser que, finalmente, no será así. Pero la historia refleja la cruel realidad vivida por incontables personas que abandonan su país en África para tomar la peligrosa “ruta de Canarias” [1], en la que muchos pierden la vida en un intento desesperado por alcanzar una vida digna. Huyendo del horror, la miseria o las persecuciones, están dispuestos a adaptarse a cualquier penuria, incluso sabiendo que se enfrentarán a situaciones de pesadilla.

El tema de la inmigración se enfoca continuamente desde distintos ángulos, y es un arma que no falla para dividir a la clase obrera, provocando además que una parte de esta vea a sus hermanos de clase extranjeros como un problema. Pero el asunto se puede resumir en lo siguiente: el capitalismo, que se sostiene con la explotación y el sufrimiento del proletariado, devora los recursos de los países con mayor abundancia natural, y el llamado tercer mundo ve impedido su desarrollo con gobiernos afines al imperialismo, condenándose a su clase obrera a una miseria espeluznante, con un alto nivel de inseguridad. “El secreto” está en agitar los peores miedos basados en creencias infundadas, y tratar, por otro lado, a estas víctimas de un sistema monstruoso que se ceba aún más con ellos como “un colectivo que necesita ayuda”, sin más; lo principal es conseguir que nadie cuestione el capitalismo, o sepa tan siquiera (muchísimo más común de lo que se piensa) en qué consiste dicho sistema.

Un informe de Caminando Fronteras desglosa muchos aspectos que entran en juego [2], siendo militarizadas las aguas de la llamada “ruta canaria” para dificultar el paso, permitiéndose la cosificación de las personas migrantes en las fronteras, la violación continua (de manera camuflada) de los derechos humanos que la reaccionaria Europa dice defender, el uso de mano de obra esclava, etc. Es menester señalar que muchos usuarios de los servicios (casi siempre privados) de acogida son expulsados por simple incomodidad ante su conducta [3], teniendo el centro autoridad para hacerlo sin un control externo y siendo válida la excusa que presenten para ello. Debemos tener en cuenta que, aunque se pudiera alegar que una persona expulsada ha sido violenta, ha cometido hurto o consumido drogas, lo que se consigue es agravar su problema y trasladarlo a una situación de supervivencia en la calle. Por otro lado, no se cuenta con el personal, las instalaciones y la preparación adecuada para atender a las personas que lo necesitan [4], siendo imprescindible comprender que muchas personas migrantes llegan a nuestras costas con enormes cargas psicológicas, que son consecuencia de la pesadilla que han vivido, y se supone que los servicios ofrecidos tienen el objetivo de ayudar.

Las entidades que normalmente se encargan de acoger a los migrantes no dejan de ser empresas privadas, y van a mirar por su beneficio. Por tanto, se invertirá lo justo y necesario en comida, ropa, artículos de higiene, etc. Lo mismo ocurre con los trabajadores de los centros, siendo su número casi siempre insuficiente para atender las necesidades, con bajos salarios, sobre todo en relación a la responsabilidad que tienen al moverse “en primera línea”, y es habitual que muchos de éstos no tengan la más mínima vocación de servicio o conocimientos necesarios sobre la realidad objetiva de los usuarios, habiendo pasado unas exigencias paupérrimas por parte del empleador. Todo ello se cumple también con los más vulnerables, que son los menores extranjeros no acompañados, mal llamados “menas”, y que en no pocas ocasiones viven en un entorno inadecuado y opaco [5]. Pueden observarse casos como el que ocurrió en un centro de Gran Canaria [6], y que no es, ni mucho menos, el único.

Nos encontramos ante un escenario que no es nuevo, pero el hecho de que no se nos cuente la verdad jamás, lo convierte en un terreno inexplorado para la mayoría. La pata derecha del sistema capitalista es usada para echar gasolina al fuego, e intentar dar a cierto público lo que mejor asimila, dado su escaso o nulo desarrollo de conciencia de clase. Dan pie a teorías absurdas como el “efecto llamada”, el “gran reemplazo”, etc. Todo sea por hacer mucho ruido, generar odio derivado del miedo y desviar las miradas, evitando que la vista se pose sobre los hechos, y fomentando que reine el subjetivismo. No es raro ver a miembros de VOX inventando datos en una entrevista televisiva, siendo usados “disimuladamente” como altavoz y sin ver éstos consecuencias por sus miserables actos, a pesar de las demostraciones de que mienten.

A su vez, la otra derecha, también conocida como la pata izquierda del sistema, habla a sus simpatizantes de empatía, derechos humanos y solidaridad, conceptos que en su boca no dejan de ser abstractos, ya que no mencionan el problema y tampoco la solución, sino que es una manida actuación de quienes deben parecer diferentes para que la estafa no sea descubierta. A la hora de la verdad, este grupo es como la “derecha tradicional”, solo que no va de frente, y sus proclamas son más bien un intento de hacer creer a las personas con un mínimo de conciencia que pueden estar tranquilas, dado que “los políticos de izquierdas” se preocupan; pueden dejar “la lucha” en sus manos, y tienen que votarles para conseguir ese mundo mejor que anhelan. Son la cara que se asoma entre el telón para tranquilizar al público, mientras se oyen ruidos de violencia y gritos de agonía detrás.

El mensaje que nos quieren dar es claro: tienes dos opciones; o sientes pena por ellos y optas por la empatía, o la “solidaridad” que te llevará a protestas y movimientos inútiles, caducos y espontáneos, o les odias porque “son delincuentes, te roban el trabajo, son primitivos…” En definitiva, te dicen que estás en “un bando” o “en el otro”, porque el problema es que hay una gran parte de la clase obrera que es enemiga tuya, y es la que perpetúa la situación que percibes. Pero eso sí; no se te ocurra pensar en la burguesía que te explota a ti, a “tus enemigos” o a los inmigrantes; burguesía que además maneja la política y los mensajes que te llegan a través de sus medios comprados con el poder que obtienen con el sufrimiento de toda la clase obrera. Ellos no tienen nada que ver…

Alberto Garzón, tras la infame masacre de Melilla, ni siquiera fue capaz de pronunciarse con un tuit. Tuvo la feliz idea de retuitear una fingida e impresentable “reflexión” de Gustavo Petro, en la que el político decía que la tragedia tenía su origen en una crisis migratoria provocada por el cambio climático, que derivaba en hambrunas.

Hace un tiempo que empieza a usarse un cruel chiste que “lo explica todo”, incluso el maltrato y la pobreza: se trata de fenómenos meteorológicos, y debemos sentirnos culpables (la clase obrera, claro) porque “contaminamos” mucho, y dentro de poco tendremos que apretarnos más aún el cinturón, porque estamos matando al planeta y a sus habitantes.

No debemos olvidar cómo el Gobierno “más progresista” se dedica a encubrir la tragedia provocada en la frontera (se sospecha que en suelo español) por las fuerzas represivas marroquíes, y sin darse ningún auxilio a las víctimas, cuyo crimen fue buscar la dignidad y un refugio lejos de las atrocidades y de la privación de recursos. No se trata de Marlaska, sino de todo el Gobierno, puesto que no se puede considerar aparte a un infame “señor” que es acogido y defendido por un grupo que sabe perfectamente lo que es. Las despreciables palabras del reaccionario presidente Sánchez, que elogió la actuación de Marruecos (y no por error) son un buen resumen. Por otra parte, nos encontramos con la enésima hipocresía de Unidas Podemos, que defiende la versión del ministro del Interior sin exigir nada [7]. Sin embargo van rasgándose las vestiduras en una obra de teatro en la que repiten una y otra vez que Irene Montero es “acosada” en plena polémica por los efectos de su ley.

Defienden a los suyos porque son el mismo partido, la misma empresa perteneciente al capital, y no se les verá denunciando “violencia política” en lo que respecta a lo ocurrido en Melilla, los desahucios, ni los hombres y mujeres que sufren la opresión y la explotación; tampoco en lo referente a la pobreza provocada por los intereses de la burguesía, ni por los servicios sanitarios colapsados en toda España, o la clase obrera que es represaliada y detenida por protestar y por intentar defender sus derechos, o denunciar una atrocidad. No lo harán porque tienen gran parte de responsabilidad, no están al servicio de la clase obrera y se debe enviar el mensaje de que la política trata de “unos/as señores/as” acusándose mutuamente de asuntos ajenos al proletariado, mientras unos dicen cosas que te gusta oír, y otros hablan de lo que no soportas.

De esta forma, la clase obrera se aleja de su papel de sujeto político revolucionario, dejando su futuro en manos de oportunistas y reaccionarios, dos caras de la misma moneda. Mientras los trabajadores no tomen conciencia de su misión histórica de superar el capitalismo y construir el socialismo, seguiremos en manos de títeres del capital. El momento histórico exige de todos nosotros dar un paso adelante y organizarnos para tumbar este sistema. Desde el Partido Comunista Obrero Español hacemos un llamamiento a todos los trabajadores, pensionistas, estudiantes y todos los componentes de la clase obrera de Canarias y del resto del Estado a fortalecer las filas del Partido.

 

Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en las Islas Canarias

 

Referencias:

[1] https://www.laprovincia.es/canarias/2021/04/12/ruta-canarias-mortal-migracion-actual46430623.html

[2] https://caminandofronteras.org/wp-content/uploads/2020/03/vida-en-la-necrofronterainteractivo.pdf

[3] https://elpais.com/espana/2021-02-27/la-cruz-roja-expulsa-a-64-migrantes-de-uncampamento-en-las-

palmas.html#:~:text=La%20Cruz%20Roja%20expuls%C3%B3%20en,en%20la%20puerta%20del %20recinto

[4] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/reportajes/migracion-canarias-ni-acogidadigna-ni-acceso-a-proteccion-internacional/

[5] https://www.rtve.es/noticias/20220330/radiografia-centros-menores-acogimientoresidencial/2313761.shtml

[6] https://elcierredigital.com/investigacion/47752454/crisis-migratoria-canarias-menasdenuncian-palizas-racismo-fundacion-respuesta-social.html

[7] https://www.eldiario.es/politica/psoe-unidas-alian-salvar-marlaska-montero-reprobacionesplantea-derecha_1_9764157.html




La lucha de clases en Perú y la bancarrota del “socialismo” del siglo XXI

El pasado 7 de diciembre, Pedro Castillo – ejemplo de la expresión de la ideología burguesa en el movimiento obrero – decidió disolver temporalmente el Congreso de la República del Perú y decretar un gobierno de emergencia excepcional ante lo que iba a ser la tercer y definitiva moción de vacancia contra su persona al contar la oposición con 101 votos a favor de 130 posibles.

Es evidente que desde que Pedro Castillo asumió la presidencia el 28 de julio de 2021 dio comienzo una campaña de ataques desde la oposición fujimorista, así como desde sus medios de comunicación que son financiados y controlados desde los EE.UU., potencia que teme un acercamiento comercial y político de otro país hacia sus rivales de Rusia y China. Fruto de este hostigamiento, el pueblo peruano ya vivió dos mociones de vacancia, la primera el 25 de noviembre de 2021 y la segunda el 8 de marzo de 2022, además de numerosas acusaciones de fraude electoral, corrupción, traición a la patria y comunismo.

Que el 8 de diciembre, un día después de decretar el gobierno de emergencia, Pedro Castillo estuviera detenido por rebelión, encarcelado e inhabilitado del cargo por su «permanente incapacidad moral» e «intento de autogolpe de Estado» se explica por la ausencia de respaldos incluso dentro de sus supuestos aliados y por la existencia de un congreso peruano tremendamente fraccionado cuyas decisiones no responden a un programa político determinado sino a los intereses del mejor postor. Un ejemplo de esto es Dina Boluarte – quien fuera nombrada Ministra de Desarrollo e Inclusión Social por el propio Pedro Castillo hace año y medio –, la cual no dudó en jurar el cargo como Presidenta y certificar así el pacto interburgués. Todo cambia, pero todo sigue igual.

La crisis política del Perú, no obstante, no arranca con el mandato de Pedro Castillo, sino que viene de lejos: en los últimos 5 años han ostentado el cargo 6 presidentes distintos. Sin embargo, en esta ocasión la crisis política ha ido de la mano con una fuerte contestación social, numerosas protestas y una furibunda represión policial con decenas de heridos y más de una veintena de asesinados. Durante estos últimos días, Perú está siendo el ejemplo vivo de cómo actúa la democracia burguesa cuando el pueblo sale a las calles; de como las fuerzas policiales y militares son los perros de presa del régimen capitalista y de una élite privilegiada que no duda ni por un instante en llevar a cabo el terrorismo de Estado, disparar impunemente a manifestantes en la cabeza y utilizar armamento de guerra para restaurar la “paz social”, que no es otra cosa que hambre, miseria y esclavitud asalariada para el proletariado y acumulación de capital para los capitalistas.

Por su parte, el “socialismo” del siglo XXI en Perú representa lo mismo que en el resto de los países del continente americano: la continuación del modo de producción capitalista y el servilismo desvergonzado a los intereses de la burguesía, la lucha parlamentaria para conseguir la desmovilización de las calles y la no interferencia con la acumulación de capital o el orden social existente caracterizado por la distribución desigual de la propiedad, la explotación descarnada e inmisericorde contra la clase trabajadora y la miseria creciente contra las amplias masas proletarias que observan como la riqueza que producen se aglutina en cada vez menos manos. Pedro Castillo y sus seguidores no han contribuido un ápice a la emancipación de los obreros, campesinos e indígenas del Perú, demostrándose continuamente como un defensor del Estado burgués, del capitalismo y de la contrarrevolución.

Decía acertadamente el camarada Lenin que «en ningún país capitalista civilizado existe la democracia en general, pues lo que existe en ellos es únicamente la democracia burguesa, y de lo que se trata no es de la democracia en general, sino de la dictadura de la clase, es decir, del proletariado, sobre los opresores y los explotadores». Con una visión diametralmente opuesta, los cauces que intentarán llevar en Lima para sofocar la movilización social, con grupos de izquierda cuya consigna prácticamente única es la puesta en libertad de Pedro Castillo, será la eterna acumulación de fuerzas para convocar nuevas elecciones y, en tal caso, prometer una reforma de la Constitución de 1993 para evitar la inestabilidad gubernamental. Pero sus promesas no representan a un pueblo valiente que ha salido a las calles, ha realizado piquetes, bloqueado carreteras y tomado aeropuertos como el de Andahuaylas. El “socialismo” del siglo XXI representa a la aristocracia obrera y a la burguesía emergente que busca ser cogestora del Estado capitalista.

Como sabemos, frente a la campaña de ataques anteriormente mencionada, Pedro Castillo no dudó en llevar a cabo una derechización política para calmar a las élites peruanas, protegiendo así los intereses del gran capital y constatando de manera objetiva la bancarrota de la izquierda contrarrevolucionaria, la cual se ha caracterizado en este periodo por la aplicación de políticas abiertamente antiobreras y por la subordinación de la voluntad proletaria al circo parlamentario burgués. Decía también el camarada Lenin que «decidir una vez cada cierto número de años qué miembros de la clase dominante han de oprimir y aplastar al pueblo en el Parlamento» es la «verdadera esencia del parlamentarismo burgués, no sólo en las monarquías constitucionales parlamentarias, sino en las repúblicas más democráticas».

La bancarrota del “socialismo” del siglo XXI, enemigo del marxismo-leninismo, se expresa sencillamente en la defensa a ultranza de la democracia burguesa, de la democracia para la minoría parasitaria de explotadores y opresores, que conlleva la dictadura para la clase trabajadora. El reformismo de Pedro Castillo es solo una de las múltiples formas que tiene el capital para dominar. Los comunistas, por el contrario, rechazamos la democracia burguesa y su falsa libertad. Es en estos momentos históricos cuando se debe aprovechar el legítimo rechazo institucional y llevarlo hacia la radicalización política e ideológica para tumbar este sistema absolutamente terrorista.

Desde el Partido Comunista Obrero Español apelamos a la sociedad peruana, a sus sectores más avanzados de la vanguardia comunista y a las amplias masas proletarias que salen a las calles con indignación a que transformen el injusto orden social existente, la actual dictadura del capital que se levanta contra los pueblos del mundo, y que construyan por medio de la revolución socialista la dictadura del proletariado, es decir, el único camino hacia una sociedad auténticamente democrática.

El modo de producción capitalista, como demostró Marx, se impuso a sangre y fuego; y hoy, el parlamentarismo democrático-burgués se mantiene por medio de la violencia extrema contra los desposeídos, los parias de la tierra, y es también la violencia, en este caso revolucionaria y por medio del sujeto revolucionario, el proletariado, lo que hará caer de una vez por todas a este sistema criminal e inhumano.

Como dijeron en su día Karl Marx y Friedrich Engels: «Las clases dominantes pueden temblar ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar».

 

¡CONTRA LA DEMOCRACIA BURGUESA!

¡POR LA DICTADURA DEL PROLETARIADO!

 

Madrid, 19 de diciembre de 2022

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




El modelo sanitario de Ayuso mata

La semana pasada falleció en la localidad de Arganda del Rey un hombre por la inexistencia de médicos en el PAC de Arganda. Este hecho responde a la reorganización que ha realizado Ayuso de los SUAP (Servicios de Atención Primaria) y SAR (Servicios de Atención Rural) agrupándolos todos en los PAC (Puntos de Atención Continuada). Esta reorganización ha traído consigo numerosos problemas que han sido denunciados desde las plataformas en defensa de la sanidad de Madrid, razón por la cual los sanitarios se pusieron en huelga.

La creación de los PAC supone un incremento de horas de trabajo para los sanitarios, además de un empeoramiento significativo de los servicios prestados por la falta del personal necesario. El caso del fallecido en Arganda es el claro ejemplo de lo que los sanitarios llevan advirtiendo desde que se dio a conocer esta reorganización. Tal y como comentó la familia, el fallecido acudió en varias ocasiones al centro de salud en donde no había ningún médico entre el 16 y el 20 de noviembre y los días 23 y 25. Ayuso decía recientemente que “médico que esté en paro, esta tarde lo contrato” pero se ve que la presidenta es incapaz de cumplir ni tan siquiera su propia palabra.

Esto no es más que el enésimo ataque de Ayuso a la sanidad pública madrileña. Desde el PCOE llevamos años denunciando los ataques constantes de la presidenta contra la sanidad pública, tanto los suyos como los de sus predecesores. Desde el despropósito del hospital Isabel Zendal a la represión a los barrios obreros en tiempos de pandemia, Isabel Diaz Ayuso continua con su inquebrantable objetivo de destruir la sanidad pública cueste lo que cueste.

Son más de 20 años los que el PP lleva destrozando la sanidad pública con el fin de privatizarla. A la burguesía solo le interesa su beneficio económico, y si para lograrlo deben dejar a la clase obrera sin derecho a un acceso básico, a la sanidad, lo harán.

Estos ataques no cesarán y esta lucha estará condenada al fracaso mientras no entendamos que, por un lado, toda la destrucción de servicios públicos realizada por los distintos gobiernos no son más que acciones que obedecen al beneficio constante de la burguesía y al mantenimiento de su sistema criminal: el capitalismo, y que, por el otro, estas justas reivindicaciones de los sanitarios es la misma lucha que la de los pensionistas contra la privatización de las pensiones o que la de los trabajadores del metal por un convenio. Es la lucha de la clase obrera contra la opresión de la burguesía y como una sola debemos afrontarla de manera organizada. ¡FRENTE A LA BARBARIE CAPITALISTA, NUESTRA LUCHA ORGANIZADA! ¡ORGANÍZATE CON EL PCOE!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid




Macrogranja en El Robledo: El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: ¡La naturaleza y el ser humano!

El capitalismo más salvaje, más de rapiña, amenaza a los trabajadores y a la Naturaleza. Una macrogranja se pretende instalar en El Robledo, con el consecuente impacto ambiental y en la población que supondrá. Los capitalistas, ansiosos de obtener la mayor riqueza conlleve lo que conlleve, pretende acabar sin miramientos con una zona de la provincia de Ciudad Real ya de por sí deprimida, que vive de la agricultura y la ganadería, imponiendo un modelo con el que los pequeños ganaderos no podrán competir, y esto llevará a la ruina a los trabajadores de esta zona deprimida, además del enorme daño que generan las explotaciones masivas en el medio ambiente con los vertidos a las aguas cercanas, en este caso al río Bullaque, pero es que también afectará al Parque Nacional de Cabañeros, un lugar reserva de especies en peligro de extinción como el lince ibérico o el águila imperial. El establecimiento se situaría a tan solo 600 metros de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

La misma empresa que quiere instalar la macrogranja en El Robledo, ya está presente en otro pueblo de la provincia, Alhambra, muy cercana al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Esta empresa, haciendo gala del cinismo que caracteriza a los explotadores capitalistas, ruines, míseros y avaros, afirma que dará trabajo a la zona. Dos puestos de trabajo en concreto, a cambio de 8.500 metros cúbicos de estiércol y casi 29 toneladas de nitrógeno al año. Todo esto, además de repercutir en la economía de los jornaleros y pequeños ganaderos de la zona, así como del impacto ambiental, perjudicará a la salud de los vecinos, con la evidente emisión de gases tóxicos de origen animal. Esta empresa pretende construir dos instalaciones con 1.990 cerdos cada una, esquivando así la normativa relacionada con la moratoria a la instalación de macrogranjas del gobierno de Castilla – La Mancha.

La solución a la especulación y al negocio capitalista pasa por una Reforma Agraria de corte antilatifundista, y debe ser así porque los terratenientes usan las grandes extensiones de tierra para obtener materias primas y dinero a costa de explotar a los jornaleros. Por tanto, se expropiarán los latifundios y se usarán las tierras para entregárselas a los jornaleros y pequeños campesinos para que las exploten de forma planificada, disminuyendo significativamente el desempleo. Los jornaleros trabajarán conjuntamente, hombro con hombro, en cooperativas cuyos productos pertenecerán a toda la sociedad, y no a una sola persona que haga negocio con ellos, como pretende, por ejemplo, esta macrogranja. Las máquinas, abonos, semillas, etc. serán entregados por el Estado, sin que los campesinos lo tengan que costear. El transporte y la comercialización de los productos ya no tendrán costes añadidos que graven la economía de los nuevos campesinos. Del mismo modo, la sociedad introducirá los avances científicos y tecnológicos aplicables al campo, con ingenieros, agrónomos, biólogos…

La Reforma Agraria será antimonopolista, pues todo lo que rodea al proceso de producción del campo está en poder del gran capital industrial y financiero: las máquinas, los productos químicos, el transporte, la comercialización y los préstamos a los pequeños campesinos están en manos de la banca, los monopolios y las multinacionales españoles y extranjeras que imponen sus precios y sus leyes.

Esta es la razón por la que los pequeños campesinos actuales se ven abocados a la ruina, sin poder afrontar los gastos que son superiores a los ingresos. En esta situación se verían los jornaleros si se llevaran a cabo las falsas reformas y políticas agrarias que defienden algunos partidos parlamentarios como Unidas Podemos, pues aunque se creara un banco público, esta relación entre monopolios y pequeños campesinos no variaría. Por ello, será también necesario socializar los monopolios, multinacionales y banca privada.

La Reforma Agraria ha de acompañarse de la socialización de los sectores estratégicos. Casi todos ellos eran empresas públicas que PSOE y PP han privatizado: REPSOL, ENDESA, TELEFÓNICA, CORREOS, etc. Se trata de devolver al pueblo lo que él mismo ha levantado con sus esfuerzos.

La Reforma Agraria solo es efectiva saliendo de la Unión Europea. Tal y como se ha demostrado durante la crisis del 2008 y del COVID-19, la Unión Europea (UE) es el órgano superior del continente que está por encima de los propios gobiernos estatales, concebido para administrar los intereses de los monopolios, las multinacionales y la banca de los países más poderosos de Europa: Francia y Alemania, excluyendo en este caso a Inglaterra tras su salida de la Unión.

La pertenencia a la UE supone el sometimiento total y absoluto a los intereses supremos del imperialismo europeo que controla, gestiona y dirige la política y la economía de los países socios, muchas veces subyugada a los intereses del gigante supremo: Estados Unidos (EEUU), como podemos ver con el TTIP, que somete a los pueblos europeos a los designios de la burguesía norteamericana. Hace unos años a la izquierda reformista (PODEMOS e IU-PCE) se le llenaba la boca criticando el TTIP, pero ahora sin embargo callan, siendo cómplices de lo que supone el TTIP para el pueblo trabajador. La UE impide la racionalización y la planificación democrática según los deseos y necesidades del pueblo trabajador. Será imposible dedicar las materias primas extraídas por los campesinos de España con órdenes de Bruselas.

La Reforma Agraria abarca el sector ganadero, que se ha visto limitado por la presión de la UE y por la política de precios de los monopolios y multinacionales. Aplicar la Reforma Agraria que corresponde en la actualidad exige que las riquezas de nuestros suelos pasen a manos del pueblo al igual que todas las factorías que intervienen en el proceso de producción. Basta ya de que las multinacionales se lleven nuestras riquezas a sus países convirtiéndonos en la región más pobre y con mayor número de parados de Europa.

Hasta hace poco se tenía la idea de que la Reforma Agraria es un problema de los pueblos agrarios. Por lo tanto correspondía sólo a los pequeños campesinos y a los braceros luchar por ella. La Reforma Agraria contemporánea exige la participación del conjunto de la sociedad, tanto en la ciudad como en los pueblos. Con la Reforma Agraria los campesinos extraerán de las tierras las materias primas que hoy son utilizadas para crear y fortalecer las industrias de diversos lugares. Como es lógico esa materia prima después de la implantación de la Reforma Agraria servirá para crear industrias en todo el Estado, para consolidar y extender las que existen y además parte de dicha materia prima será moneda de cambio en la adquisición de materiales que sirvan para el progreso social, que no lo podemos obtener con nuestros propios recursos pero que existen en otros lugares.

Todo un conglomerado de industrias de los sectores primarios, secundarios y terciarios brotará propiciado por la Reforma Agraria. Así pues, harán falta licenciados de todas las carreras. Surgirán demandas de todo tipo de oficios. Se pondrá en marcha un sistema de investigación para el desarrollo del campo y de la ciudad que exigirá nuevos profesionales.

La Reforma Agraria moderna es un sistema armónico y el más solidario que se puede dar en la sociedad actual. Por eso no puede convivir con la existencia de clases sociales y de una burguesía que sólo busca su beneficio y no le importa deteriorar el hábitat en el que vivimos, esquilmando bosques, produciendo bombas criminales, a la que tampoco le importa que niños, mujeres y hombres inocentes mueran con tal de llenar sus bolsillos. Una burguesía que disfruta con tener casas vacías mientras hay personas que duermen en las calles. Una burguesía que cimienta su existencia en la explotación irracional de nuestras riquezas.

La Reforma Agraria moderna es posible y es sobre todo la única salida real para la situación en que nos encontramos los trabajadores de todo el Estado, como también para dar solución a la pobreza y proporcionar un porvenir a la juventud desahuciada. Por todas estas razones, el PCOE hará lo posible por auspiciar entre los trabajadores la imperiosa necesidad de luchar por hacerla realidad, con el propósito de enjugar el paro y para hacer justicia a los sacrificios de las clases laboriosas de la ciudad y del campo, creadoras de las riquezas del país.

Desde el Comité Provincial del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Ciudad Real, llamamos a todos los vecinos a unirnos en un Frente Único del Pueblo, que unifique todas las luchas del proletariado en una sola, y que lleve al pueblo a la conquista de los medios de producción y los ponga a su servicio.

 

¡Socialización de los medios de producción!

¡Socialismo o barbarie!

 

COMITÉ PROVINCIAL DE CIUDAD REAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Los logros del gobierno progresista

Cada vez resulta más difícil para un trabajador distinguir a un gobierno de ‘izquierdas’ y ‘progresista’ de un gobierno de la derecha más reaccionaria. Más allá del discurso y el maquillaje, el arco parlamentario, de ‘izquierda’ a ‘derecha’, representa unos mismos intereses, los intereses de los monopolios, del gran capital.

Quienes en su día defendían el lema “PSOE y PP la misma mierda es”, ahora pretenden hacernos creer que el PSOE es un partido progresista y que gracias a la coalición de gobierno se está frenando a la ‘ultraderecha’. Sin embargo, cualquier trabajador que haga un análisis honesto de la realidad, tendrá que reconocer que la situación general de la clase trabajadora en nuestro país no ha mejorado nada con este gobierno, y que las medidas adoptadas por el ejecutivo habrían sido prácticamente las mismas con un gobierno de PP-VOX-Cs.

Para ilustrar la situación en el Estado español, basta con mostrar algunos datos.

La deuda pública ha superado por primera vez en la historia los 1,5 billones de euros [1], un 5% más que hace un año, situándose en el 116% del PIB, lo que certifica la bancarrota del Estado, siendo España el país de la UE donde mayor es el alza de la deuda [2].

El 40% de los trabajadores percibió en 2021, como mucho, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) [3]. Más de 7 millones de trabajadores cobraron entre 6.700 y 13.300 euros, según datos de la Agencia Tributaria, de los cuales, más de 4 millones cobraron menos de la mitad del SMI.

Tras la Reforma Laboral de la ministra Yolanda Díaz, una reforma que ha tenido el apoyo de la propia patronal y de la Fundación FAES de Aznar [4], los despidos por no superar el periodo de pruebas se han multiplicado por 9 [5], convirtiéndose de esta forma los periodos de prueba en los nuevos contratos temporales, esos con los que supuestamente iba a acabar esta reforma. Además, en los 9 primeros meses de 2022, se firmaron 5,2 millones de contratos ‘indefinidos’, de los cuales 3 millones se rescindieron durante ese mismo periodo [6], aumentando los fijos discontinuos un 723%.

A esto se suma que los salarios reales (contando con la inflación) han sufrido la mayor caída en los últimos 40 años [7], mientras que las empresas superan los beneficios que tenían antes del COVID. Esto ha llevado a que un 44,9% de los españoles viva hoy en día al límite de la pobreza y que un 21% no llegue a fin de mes [8].

Una de las medidas estrella del gobierno de cara a la galería, el Ingreso Mínimo Vital, ha demostrado no ser más que una medida propagandística, denegándose la mayoría de solicitudes y poniendo todo tipo de trabas a quienes pretenden acceder a ella [9].

Ante semejante situación de miseria, casi 4000 personas se suicidaron en España en 2021 [10], un 7,1% más que en 2020, siendo el suicidio desde 2008 la primera causa de muerte externa, por encima de los accidentes de tráfico.

La respuesta del gobierno ante todo lo anteriormente descrito no se ha hecho esperar. El gasto militar real español para 2023 será de 27.617 millones de euros [11], aumentando un 26% el presupuesto de Defensa, lo que sumado a otros gastos hará que el 30% de las inversiones del Estado sean en armamento/defensa. A esto se suma el aumento en un 38% de los salarios de policías nacionales – los mismos que premian a José Luis Roberto, líder del partido de ultraderecha España 2000 [12] – y de guardias civiles [13].

Esta es sólo una pequeña muestra de los ‘logros’ de este gobierno ‘progresista’, cuya única razón de ser es perpetuar el sistema de explotación capitalista para conseguir su propia supervivencia política, a costa de la miseria y la muerte de millones de personas.

El oportunismo es un cáncer, el mayor enemigo de la clase obrera, y debe ser combatido con todas nuestras fuerzas. “No se puede acabar con el capitalismo sin acabar con la ideología socialdemócrata en el movimiento obrero”Iósif Stalin.

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

 

 

Referencias

 

[1] https://www.abc.es/economia/deuda-espanola-rompe-techo-historico-billones-euros-20221117124402-nt.html

[2] https://www.eleconomista.es/economia/noticias/12030429/11/22/Espana-presenta-la-mayor-alza-en-la-deuda-publica-de-los-paises-del-euro-.html

[3] https://www.eleconomista.es/economia/noticias/12041296/11/22/La-letra-pequena-de-los-sueldos-en-Espana-el-40-de-los-asalariados-cobro-como-mucho-el-salario-minimo-en-2021.html

[4] https://www.lainformacion.com/empresas/fundacion-aznar-faes-cree-reforma-laboral-deroga-pp/2856712/

[5] https://www.elespanol.com/invertia/economia/empleo/20221102/agujero-reforma-laboral-no-superar-periodos-multiplican/714928915_0.html

[6] https://www.eleconomista.es/economia/noticias/11999986/10/22/La-reforma-laboral-crea-mas-de-tres-millones-de-contratos-indefinidos-fantasma.html

[7] https://www.eldiario.es/economia/salarios-reales-sufren-mayor-caida-40-anos-empresas-superan-beneficios-previos-covid_1_9640752.html

[8] https://www.elnacional.cat/es/economia/mitad-espanoles-viven-limite-pobreza-no-llega-fin-mes_900225_102.html

[9] https://elpais.com/sociedad/2022-11-20/las-trabas-del-gobierno-a-los-jovenes-para-acceder-al-ingreso-minimo-nos-piden-12-meses-cotizados-cuando-el-trabajo-suele-ser-en-negro.html

[10] https://theobjective.com/espana/2022-11-21/suicidos-espana-2021/

[11] https://www.publico.es/politica/gasto-militar-real-espanol-2023-sera-27617-millones-euros-doble-asignado-defensa.html/amp

[12] https://www.eldiario.es/comunitat-valenciana/policia-nacional-premia-jose-luis-roberto-lider-partido-ultraderecha-espana-2000_1_9594750.html

[13] https://www.europapress.es/nacional/noticia-interior-calcula-2018-policias-guardias-civiles-tenido-subida-salarial-38-20221007123708.html




Ante el imperialismo moribundo fortalezcamos el Partido

El internacionalismo proletario es uno de los principios más poderosos que tenemos los marxistas-leninistas y la clase obrera. Cuando las marionetas del Capital, los voceros que inoculan sus falacias y veneno ideológico al proletariado, así como los oportunistas que se llevan sus migajas traicionando a la clase obrera al objeto de salvaguardar al sistema de explotación de los monopolios, nos cuentan de los altos niveles de vida que tienen las sociedades de las potencias imperialistas en comparativa con otros países del mundo, para así justificar la superioridad del capitalismo, omiten dos cuestiones esenciales:

  • Que esos supuestos “altos niveles de vida” de las sociedades de las potencias imperialistas son consecuencia del expolio, del saqueo por la fuerza de la inmensa mayoría de países del mundo, de su clase obrera, que han vivido en la más absoluta pobreza por mor de ello.

  • Que es falso que la clase obrera de esas potencias imperialistas hayan tenido “altos niveles de vida”, a lo sumo alguna migaja en comparación con sus hermanos de clase de los países devastados, robados y sojuzgados por el criminal imperialismo. Migajas que han desaparecido una vez desapareció la Unión Soviética.

Existen multitud de ejemplos que ilustran lo que aquí decimos, potencias imperialistas europeas como Francia o Bélgica descuellan en estas lides, sin embargo, sin duda alguna la potencia más criminal, más asesina, inhumana y ladrona es los EEUU a mucha diferencia del resto, y eso que las otras en absoluto se quedan atrás.

Si miramos a Sudán, Mali, República del Congo, República Democrática del Congo, Ruanda o Uganda, todos ellos países con enormes riquezas minerales (coltán, diamantes, oro, tántalo, uranio, cobalto, estaño, cobre …) así como otros recursos energéticos, países saqueados por el imperialismo, donde el asesinato, los golpes de Estado y la imposición de dictadores lacayos a las potencias imperialistas, la intervención exterior para confrontar a tribus generando guerras civiles que sirven a las multinacionales norteamericanas o europeas  para saquear dichos países. Ese ha sido el sustento del imperialismo, el carbón que alimentaba la maquinaria de explotación capitalista.

La República Democrática del Congo, por citar un ejemplo, es un país donde EEUU, Bélgica y Francia han asesinado a dirigentes políticos como Patrice Lumumba (asesinado por EEUU y Bélgica), o Laurent-Désiré Kabila, o lo que es lo mismo, segando a los líderes que defendían la emancipación de dichos pueblos del colonialismo, de la opresión y saqueo imperialista, al objeto de descabezar el movimiento emancipador, antiimperialista, no vacilando en imponer a auténticos criminales, dictaduras dirigidas por los imperialistas que ponen al frente a ladrones y asesinos como, por ejemplo, ocurrió en este país centroafricano con el dictador Mobutu Sese Seko que ejemplifican y dan respuesta al porqué, de donde viene esa supuesta superioridad de las potencias imperialistas, del robo, del crimen, del despotismo, del genocidio. Expolio y sojuzgamiento del que el continente africano, pero también el asiático y la práctica totalidad del continente americano (centro y sur América) son testigos y víctimas.

La guerra en Ucrania ha dejado al desnudo donde radica esa “superioridad” económica de las potencias imperialistas, del saqueo, del sojuzgamiento de otras naciones, y la estafa, en definitiva, de la barbarie. El proceso de desgajamiento que está sufriendo el imperialismo, la pugna por desbancar de la hegemonía mundial a los EEUU y sus esbirros, está permitiendo que naciones que poseen las riquezas naturales – las verdaderas naciones ricas aunque el imperialismo los condene a la miseria –  que o les han sido robadas o son o han sido fuertemente asediados y acosados por las potencias imperialistas hegemónicas hasta el momento para expoliarles esas riquezas naturales, den pasos en alinearse con las potencias emergentes que buscan desbancar de la hegemonía a las potencias que hasta ahora han estado ejerciendo de caudillo del mundo. Un ejemplo de esto se ha podido ver en el cambio de actitud del camaleónico bufón imperialista Macron con respecto de Maduro, ayer tildado de dictadorzuelo y reconociendo como presidente de Venezuela al fantoche gringo de Guaidó, y hoy reconocido presidente democrático de la República Bolivariana de Venezuela. Y es que las sanciones de la UE, ordenadas por EEUU, a Rusia provocan estos efectos en determinados dirigentes políticos de las potencias imperialistas europeas necesitados de gas y petróleo.

Las políticas monetarias del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal norteamericana han consistido en generar dinero ficticio para, primero inyectar liquidez para que los Estados salvaran al sistema bancario, salvar los bancos, endeudándose y, después, sortear la bancarrota de los Estados, consecuencia de rescatar a los bancos y a determinados monopolios. Es la lógica del capitalismo putrefacto, rescatar a los bancos y pinchar la burbuja inmobiliaria o crisis de las subprime de 2008, significó endeudar a los Estados y llevarlos a la bancarrota, pinchar la burbuja inmobiliaria para hinchar la burbuja de la deuda. De aquellos polvos este cenagal de inflación, una política fundamentada en la estafa – que es lo único que puede ofrecer el imperialismo unido a la guerra – para que los imperialistas traten de mantener su moribundo sistema económico es la causa de la inflación desaforada desde 2021, donde la clase obrera sufre las consecuencias del banquete que los imperialistas se han dado con sus políticas monetarias fundamentadas en la estafa, en darle a la máquina de hacer dinero ficticio, que le ha servido al sistema bancario para ir sorteando su quiebra, que le ha servido a los Estados para endeudarse y nutrir a los empresarios a la par que le apretaban la tuerca de la opresión y del robo a la clase obrera, y que le ha servido a los monopolios – a las grandes multinacionales – para refinanciar sus deudas consiguiendo dinero barato a tipos bajos al objeto de desarrollar la automatización de sus procesos productivos.

Automatización o robotización de la producción que los monopolios están obligados a desarrollar y que, en la práctica, no hace otra cosa que negar la fundamentación o razón de existir del capitalismo, la apropiación de la plusvalía generada por la clase obrera. La automatización niega el capitalismo en tanto desequilibra completamente la composición orgánica del capital, de tal modo que el capital variable – la parte del capital que genera la plusvalía, o parte del capital invertida en mano de obra – tiende a minimizarse al máximo de tal modo que se exacerban las contradicciones del sistema tirando por tierra la ganancia, a pesar que la tasa de explotación tienda al infinito, expulsando a la mayor parte de los trabajadores al paro forzoso o ejército de reserva del proletariado, depauperando todavía más las condiciones de vida de la clase obrera, generando otra contradicción pues a pesar que la capacidad productiva y la productividad crezcan de manera ingente la demanda retrocederá en una proporción superior a la que se condenan a los trabajadores al paro forzoso. De cada puesto de trabajo que la automatización cree destruirá siete puestos de trabajo hoy existentes, según apuntan economistas del capital como, por ejemplo, Niño Becerra.

El imperialismo económicamente es inviable. El desarrollo de las fuerzas productivas bajo el sistema capitalista ha alcanzado su culmen, y las relaciones de producción capitalistas, la propiedad privada de los medios de producción, obtura dicho desarrollo negando el mismo a la mayoría de la humanidad, impidiendo que ese desarrollo se transforme en desarrollo humano, en progreso social, no dejando a la clase obrera, a la humanidad, para la pervivencia de la especie humana otra salida que armonizar el desarrollo de las fuerzas productivas con unas relaciones de producción que se correspondan con ese desarrollo, con ese progreso real que implica la automatización de la producción, que pasa inexorablemente por la socialización de los medios de producción, por la apropiación social del fruto de la producción y por la planificación de la economía para ajustar la plena satisfacción de las necesidades humanas la misma a la par que se preserva la naturaleza, esto es, a la par que se armoniza la relación hombre-naturaleza, puesto que la humanidad forma parte de la naturaleza y no se encuentra por encima de la misma, consecuentemente, devorar la naturaleza implica liquidar a la especie humana que es una parte más de ella.

La automatización de la producción, el inmenso desarrollo de la ciencia y de la tecnología que es obra de la clase obrera, que con su trabajo arranca la riqueza de las entrañas de la tierra y la procesa siendo el fruto de esa actividad humana el grado enorme de desarrollo alcanzado, debe traducirse en progreso para la humanidad para esa propia clase obrera, o lo que es lo mismo, debe redundar en que la humanidad se libere del hambre, se libere de la falta de saneamiento, se libere de la pobreza, de la explotación, de la violencia, de la guerra, de la enfermedad. Los capitalistas hoy enfocan el desarrollo tecnológico a la salud de sus bolsillos, a sus intereses bastardos y egoístas, sin embargo ese desarrollo tecnológico, esa automatización, enfocada para la satisfacción de los intereses de la mayoría responsable de ese avance, la clase obrera, podría conllevar, por ejemplo, el incremento de la esperanza de vida al nacer ubicándola por encima de los 100 años, ya que no solo los órganos del ser humano están preparados para superar esa cifra, sino que el desarrollo de la ciencia ha ampliado su conocimiento y  permite un avance superior para actuar sobre las mutaciones celulares o envejecimiento – cáncer – así como la tecnología, estando a disposición de los intereses del ser humano, de la clase obrera, proporcionará avances aún mayores en la cirugía y en la creación de órganos exactos con el tejido del propio paciente eliminando la posibilidad de rechazo. Esta disyuntiva no es otra que sufrimiento o dignidad, opresión o libertad, o lo que es lo mismo, socialismo o barbarie capitalista. El momento hoy es de capitalismo (paro forzoso para la mayoría de la población y empobrecimiento) o de socialismo (alejar progresivamente al ser humano del trabajo garantizando su desarrollo multilateral e ilimitado, su desarrollo intelectual y físico, sus necesidades para garantizarle una vida digna de un ser humano).

El momento hoy es revolucionario, tal y como los definió Carlos Marx en su prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política cuando señalaba que “Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro de ella, y jamás aparecen nuevas y más altas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado en el seno de la propia sociedad antigua. Por eso, la humanidad se propone siempre únicamente los objetivos que puede alcanzar, pues, bien miradas las cosas, vemos siempre que estos objetivos sólo brotan cuando ya se dan, o por lo menos, se están gestando, las condiciones materiales para su realización.

Pero aunque el momento sea revolucionario, aunque las condiciones para la desaparición de la formación socioeconómica capitalista estén dadas y validadas, la clase obrera que es la clase social revolucionaria que tiene que dar sepultura a la vieja formación socioeconómica capitalista e imponer la nueva formación socioeconómica superior, el socialismo, como fase previa del comunismo, requiere del desarrollo de su instrumento sublime en el terreno de la guerra ideológica, la que está sosteniendo a la burguesía y su caduca base económica capitalista, que no es otro que el partido leninista, el partido dotado de la ciencia de la transformación revolucionaria de la sociedad por parte del proletariado para liquidar de la faz de la Tierra la explotación capitalista liberando al ser humano de ésta, de tal modo que el género humano abandone su prehistoria y empiece a escribir de manera consciente su historia.

El Partido leninista es el instrumento que inocula en la parte más avanzada del proletariado el marxismo-leninismo, es la conciencia y el corazón de la clase obrera, del sujeto revolucionario creador del nuevo mundo donde el desarrollo humano se torna en desarrollo de la humanidad, en progreso para toda la sociedad. El partido leninista es el instrumento que dota a la clase obrera de objetivo y de cómo alcanzar ese objetivo, es el que lleva a la clase obrera a la toma de conciencia cerrándole las puertas a la anarquía, a la espontaneidad, a la indisciplina, el que enseña a la clase obrera que el envite no es de personas sino de clase sociales rigiendo la lucha de clases como motor de la sociedad y, por consiguiente, de la historia. El partido leninista es el que dota de organización revolucionaria a la clase obrera, que no es otra cosa que el embrión de cómo debe ser la organización política y social de la nueva sociedad socialista, donde cada obrero sea Estado porque cada obrero conforma el poder de la clase obrera. Contra la organización del capital donde una minoría impone los dictados a una mayoría reprimiendo inmisericordemente a la mayoría, el Partido le enseña a la clase obrera los principios organizativos de su nueva sociedad socialista, una organización donde la centralización del poder democrático de la clase debe ser ley, donde la mayoría participa y determina la dirección política y económica de la sociedad y donde la mayoría reprime inmisericordemente a la minoría explotadora. Esto es, el Partido dota a la clase obrera de un modelo organizativo necesario para confrontarse a la burguesía, que garantice a la clase obrera actuar de manera disciplinada y con homogeneidad ideológica, donde la unidad de clase se imponga a la pluralidad mediante la que la burguesía fracciona al proletariado. El Partido Leninista eleva la conciencia de clase del proletariado, confrontando con la burguesía en la lucha ideológica, de tal manera que la burguesía trata de mostrarse ante la clase obrera como todopoderosa para crear entre la clase obrera una psicología social de derrota, de imposibilidad de cambio llevando a la clase obrera al individualismo, a la sumisión. El Partido Leninista es el instrumento que muestra al proletariado la realidad objetiva, su reflejo, mostrándole que en realidad la clase obrera es el motor de la sociedad capitalista pues es la que genera toda riqueza, en una confrontación ideológica sin cuartel contra la burguesía, al objeto de que la clase obrera tome conciencia de lo que es, de desenmascarar a la burguesía, abonar una psicología social conducente a la rebeldía, convirtiendo esa rebeldía, ese incipiente odio de clase, en conciencia de clase.

La burguesía es plenamente consciente de que su sistema está muerto en lo económico y en lo político, es plenamente consciente que solo se sostiene porque está venciendo en la lucha ideológica, donde el oportunismo es su producto más criminal y más terminado en su lucha de clase contra el proletariado. Los capitalistas son conscientes que hoy se está jugando su supervivencia, y ataca a morir a la ciencia emancipadora del proletariado – el marxismo-leninismo – y al instrumento que fusiona dicha ciencia con el movimiento obrero, el Partido Leninista , abrazando el anticomunismo que es la columna vertebral de toda la reacción burguesa, de donde beben todos los enemigos de la clase obrera – desde fascistas a socialdemócratas pasando por oportunistas de todo pelaje –  pues son sabedores que su supervivencia como clase va ligada a que no se desarrolle el partido leninista, la burguesía es consciente que la clase obrera no puede derrocarla y, consecuentemente, construir el socialismo si no es bajo la dirección del Partido Leninista, si éste no se desarrolla.

 

¡EL IMPERIALISMO ESTÁ MUERTO PERO HAY QUE ENTERRARLO!

¡POR EL DESARROLLO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

Madrid, 21 de noviembre de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




La desmemoria de la izquierda, la memoria de la derecha

El pasado 8 de noviembre, el alcalde de Madrid inauguraba en el Paseo de la Castellana una estatua que homenajea a la Legión, en cuyo acto aprovechó para reivindicar la figura del franquista José Millán-Astray, fundador de la institución represiva, aquél que decía “Muera la inteligencia, viva la muerte”.

La Legión, esa misma que define como “movimiento salvador de España” el golpe de Estado franquista de 1936, en el que participaron activamente; los mismos que torturaron y decapitaron a rifeños y usaron armas químicas en la Guerra del Rif que sigue dejando su huella a día de hoy con nombre de cáncer; los mismos que desmembraron a los trabajadores sacados de la cárcel de Sama en 1934 y los mismos que torturaron, maltrataron y asesinaron a prisioneros en la Guerra de Irak en 2004 bajo el mando del general Fulgencio Coll y el coronel Alberto Asarta.

Una nueva muestra de la esencia fascista del PP, una esencia que no ha cambiado desde su fundación, pero que ha sido deliberadamente suavizada por los medios de comunicación tras la aparición de VOX en la escena política. Hay quien se extraña que Almeida actúe de esta manera, pero eso es porque olvidan su pasado, incluido su pasado reciente, y porque la influencia que recibe la clase trabajadora a través de la propaganda burguesa nos lleva a cometer esos errores.

Por otro lado, tenemos una nueva muestra de la hipocresía del PSOE, mostrándose como representantes de la memoria y la reparación de las víctimas del franquismo diciendo que van a investigar si el discurso de Almeida incumple la actual ley de Memoria Histórica, cuando dicho partido ha sido parte en todo momento del Estado fascista español.

Si echamos la vista atrás, podemos ver que son dos caras de una misma moneda, que de lo que son baluarte es de la Ley de Principios del Movimiento Nacional franquista:

  1. El Ministerio de Defensa del PSOE permite que la Legión siga utilizando el nombre de Franco en una de sus unidades.
  2. Bloqueo por parte del PSOE y del PP a la desclasificación de los secretos de Estado que impiden la desclasificación de los documentos del 23-F y de los GAL.
  3. Indultos, ascensos y condecoraciones a policías condenados por torturas por parte del PP y del POSE: entre otros, a Héctor Moreno, a Jesús Martínez Torres, a Manuel Barroso y José Domínguez Tuda y a ocho guardias civiles destinados en el País Vasco. Indultos a al menos 39 policías y guardias civiles condenados por torturas.
  4. Décima condena de Estrasburgo a España por no investigar denuncias de torturas policiales.
  5. La Audiencia Nacional decreta la clausura de la revista Kaler Info y de la web Kaler Kaler excusándose en el enaltecimiento del terrorismo. Esta figura legal fue introducida en el ordenamiento jurídico mediante el art. 518 en 1995 con los votos a favor del PSOE, IU y ERC entre otros, reforzada en el 2000 con el apoyo del PP y PSOE, ampliada mediante reforma en 2015 por el PP, y sigue vigente con el actual gobierno del PSOE-PODEMOS-IU-PCE pese a su falsa propaganda de que la iban a reformar y que al final dejaron intacta con la última reforma de 2022 respaldada por PSOE, UP, ERC, Cs y Más País-Equo entre otros partidos, y con la abstención del PP, Vox, Bildu, el PDeCAT y la CUP.
  6. Con el gobierno del PP, en febrero de 2003 es clausurado el diario vasco Egunkaria bajo la falsa acusación de colaboración con ETA, y su director, Otamendi, torturado por la guardia civil. En 2009 el Tribunal Supremo consideró ilegal el cierre del diario vasco y en 2012 el TEDH acabó condenando a España por no investigar las torturas cometidas a Otamendi.
  7. El PSOE, PP y Cs tumban la reforma de la Ley de Amnistía de 1977, imposibilitando así juzgar los crímenes del franquismo.
  8. El Congreso aprueba con los votos del PSOE, CIU y PNV la Ley Corcuera. La “patada en la puerta” fue anulada por el Constitucional dos años después por vulnerar derechos fundamentales. Vigente hasta 2014.
  9. El PSOE es condenado por el terrorismo de Estado con los GAL.
  10. El PP, PSOE, VOX y Ciudadanos han tumbado la comisión del espionaje a partidos políticos.
  11. El PP y el PSOE y su negocio de venta de armas a países dictatoriales: Pinochet, Israel, Arabia Saudí, Ucrania y otros.
  12. El PSOE indulta en 1988 al franquista Alfonso Armada, condenado por el golpe de Estado del 23-F y en 1984 al franquista y ex capitán de la Guardia Civil Vicente Gómez Iglesias, condenado por el mismo motivo.
  13. El apoyo incondicional del PP y del PSOE a la guerra de Libia y a la guerra de Afganistán.
  14. Gobiernos de PP y PSOE han financiado con 80.000 euros a excombatientes de la División Azul.
  15. El Gobierno del PSOE acoge al venezolano Leopoldo López y a su familia en la embajada de España en Caracas tras escaparse del arresto domiciliario de 13 años y nueves meses por su colaboración en el intento de golpe de Estado en Venezuela en 2014, por instigación a delinquir, por intimidación pública, por daños a la propiedad pública y por homicidio intencionado. El PP mostraba su apoyo a esta decisión.
  16. La Ley de Partidos se aprobó con los votos a favor del PP y PSOE en 2002, la cual se utilizó para ilegalizar organizaciones y partidos políticos como el PCEr y Herri Batasuna. El relator de Derechos Humanos de las NNUU sabía muy bien qué uso se le iba a dar: “pide que se adapte[n] las expresiones vagas que aparecen en la Ley orgánica de partidos políticos a los principios internacionales relativos a la limitación de la libertad de expresión, a fin de evitar el riesgo de que se apliquen a partidos políticos que, aunque compartan la orientación política de una organización terrorista, no apoyan el empleo de medios violentos.”
  17. La Fiscalía del Estado del PSOE considera delito la incitación al odio hacia los nazis, y se llega a acusar a 4 antifascistas de valencia por este motivo.
  18. Transparencia desvela que el Ministerio de Defensa, en ese caso en manos del PP, costea a una asociación de militares franquistas.
  19. La ministra de Defensa Margarita Robles sanciona a un militar que firmó el manifiesto antifranquista, manifiesto que surgió como reacción al comunicado de apoyo a Franco promovido por más de 180 altos mandos militares retirados y en la reserva que pedían la permanencia de su cadáver en el Valle de los Caídos.
  20. El Gobierno del PSOE indulta a Andrea Martín, condenada a 3 años de cárcel por un accidente laboral que dejó tres trabajadores heridos graves, uno de los cuales murió días después.

Cada uno juega su papel, el PP como administrador de la burguesía y el PSOE y los socialdemócratas en general canalizando a la clase trabajadora hacia el parlamentarismo burgués vendiendo una falsa pluralidad democrática que amortigüe su desesperación, diferenciándose de los otros concediendo mínimas e insuficientes mejoras en sus condiciones de vida que lleguen a provocar conformismo, a la par que contrarreste todo movimiento popular que pueda darse, por espontáneo que sea, ya que son muy conscientes que el elemento espontáneo no es sino la forma embrionaria de lo consciente.

En el arco parlamentario actual son muchos los que de cara a la galería se muestran como antifascistas, pero “¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo que se condena si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica” (Bertolt Brecht).

El camino que tiene que tomar la clase trabajadora es el de la unificación de las luchas en una sola contra la causa que origina todos nuestros problemas, el sistema de producción capitalista, para dejar de enfrentarnos a la barbarie desde una posición de debilidad, desde la división, y que así sea la clase obrera la que forje su destino mandando a la burguesía, a su producto el fascismo y al capitalismo, al estercolero de la historia.

 

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡ORGANÍZATE CON EL PCOE!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid




Un sello que los retrata a todos

La empresa estatal Correos determinó lanzar una edición de 135.000 sellos conmemorativos del centenario del nacimiento del Partido Comunista de España (PCE) cuyo primer día a la venta en las oficinas de esa empresa debería haber sido el lunes 14 de noviembre.

Sin embargo, el Estado a través de su poder judicial, concretamente la jueza del Juzgado 30 del contencioso-administrativo de Madrid, ha determinado secuestrar el lanzamiento del sello con un auto donde suspende cautelarmente la emisión de dicho sello que conmemora el siglo de existencia del PCE, donde la jueza sin tan siquiera entrar a valorar el fondo del asunto, rauda y veloz, accede a satisfacer las pretensiones de la organización reaccionaria Abogados Cristianos, una de las diferentes organizaciones que estructuran socialmente al fascismo.

La esencia ideológica del fascismo es el anticomunismo, que es la expresión de los intereses del capitalismo monopolista en su cruzada contra las fuerzas del socialismo, del progreso social y contra el movimiento obrero. El anticomunismo exacerbado forma parte esencial del corpus ideológico del fascismo y es la base ideológica de la reacción política del imperialismo y la ideología oficial de los Estados imperialistas.

Decía esa organización reaccionaria lo siguiente con respecto a la aceptación de la Judicatura de su pretensión de impedir la distribución del citado sello:

 

Es evidente que el problema de esa organización, más que con el PCE – que ha acreditado en las 6 últimas décadas un oportunismo sobresaliente, siendo profundamente antimarxista – es con el comunismo, como organización anticomunista que es. Y no solo hace gala de un gran anticomunismo sino también de una gran dosis de revisionismo histórico, falseando la historia, divisas propias de la ideología fascista.

La naturaleza fascista del Estado se evidencia nuevamente, al igual que el carácter clasista de la judicatura por el que contrasta la celeridad con la que los jueces atienden a las demandas de los reaccionarios con la tardanza en tomar medidas cautelares en los juzgados de lo social cuando se agreden a los trabajadores y a sus representantes unitarios y sindicales.

Pero lo que es verdaderamente criminal para la clase obrera, incluso más que el fascismo, es el oportunismo. En este sentido, la oportunista Yolanda Díaz indicaba:

Y el no menos oportunista Alberto Garzón señalaba lo siguiente:

¿A qué democracia se están refiriendo estos dos oportunistas? Esa es la democracia y su Constitución de la que el PCE fue “padre”, la democracia donde el pueblo trabajador está totalmente despojado de poder, esa democracia donde se secuestran publicaciones, se cierran medios de comunicación populares a la par que se abren medios desde donde se propaga la ideología fascista, cuando no los dueños son directamente fascistas declarados, esa democracia que niega el derecho al trabajo a la mayoría del pueblo al que condena al empobrecimiento y la miseria, esa democracia donde se desahucia a los trabajadores de sus casas, donde se roba inmisericordemente a la clase obrera y se entrega el dinero público a los bancos y a los grandes capitalistas. Esa democracia donde se niega el derecho de las naciones a la autodeterminación y donde, sin ir más lejos, los jueces atienden raudos y veloces todo tipo de denuncia de cualquier organización reaccionaria para atacar a la clase obrera y al comunismo, como por ejemplo es este capítulo del sello de Correos conmemorando el centenario del Partido Comunista de España. Esa democracia es la que reivindican Alberto Garzón y Yolanda Díaz, que en realidad no es más que un Estado profundamente reaccionario, cuya ideología es el fascismo, enemigo de la clase obrera donde los fascistas no dudan en judicializar la política y la ideología, demostrando que las leyes y los jueces son un mecanismo óptimo de represión ideológica y política, acreditando que no existe democracia alguna, sino reacción máxima, persecución de toda ideología que cuestione al capitalismo putrefacto, que aspire a romper las cadenas de la explotación capitalista y toda la podredumbre que ésta genera.

Sin duda, el sello de Correos del centenario del PCE y los sucesivos hechos, no solo acreditan la esencia fascista del Estado, sino también la naturaleza del PCE. ¿Acaso un Estado reaccionario y profundamente anticomunista como el español, y una Empresa pública de ese Estado, promocionaría a un partido que realmente fuera revolucionario, rupturista y persiguiera la destrucción del capitalismo, la conquista del socialismo, despojando a la burguesía del poder e imponiendo la dictadura del proletariado? Es evidente que no lo haría. Como es evidente que el Estado español hoy es la continuidad del Estado franquista, un Estado que sigue dominado por los fascistas, fundamentalmente en la Judicatura y en el Ejército, a los que no les valen, tan siquiera, los traidores del pueblo, los oportunistas. Tal es el nivel reaccionario del Estado español.

Pero a pesar de la supuesta pelea entre fascistas y oportunistas, tanto unos como otros manifiestan una fidelidad inquebrantable para con el Estado y, consecuentemente, su ideología, que no es otra que el fascismo. Oportunismo y fascismo son dos caras de la misma moneda, la moneda del capitalismo putrefacto, del imperialismo.

Ninguno de ellos cuestiona al imperialismo, ninguno de ellos cuestiona la propiedad privada sobre los medios de producción, ninguno de ellos cuestiona la dictadura de los monopolios y, sin duda, todos ellos son acérrimos defensores del Estado.

Nos encontramos en un momento preelectoral, donde en medio año se celebrarán elecciones municipales y elecciones en muchas comunidades autónomas, así como a lo largo de ese año se celebrarán las elecciones generales. Y es en este contexto donde acontece este hecho del sello de Correos secuestrado cautelarmente por la Judicatura.

Por un lado la parte más reaccionaria, la parte más fascista, se fortalece con esta acción. Y por el otro, se pretende fortalecer a la pata oportunista, una pata fundamental para engañar a la clase obrera y encauzarla por la vía del sistema, de un Estado putrefacto.

El fascismo es la única vía que los monopolios disponen para tratar de sostener su decadente sistema, que realmente no es más que la constatación de la putrefacción del sistema, de su máxima descomposición, de su fase terminal. El oportunismo, donde una minoría traidora antepone sus intereses particulares, las migajas que los capitalistas les otorgan a cambio de vender a la clase obrera, es indispensable para el Capital, para la reacción, puesto que desvertebran a la clase obrera, la individualizan, la fraccionan y la conducen al legalismo, al redil del sistema castrándola ideológicamente, desviando a la clase obrera de la senda de revolucionaria, de la senda de la toma del poder, del socialismo.

Los hechos de este sello de Correos secuestrado cautelarmente por la Judicatura a petición una organización reaccionaria retrata el panorama: Un Estado abiertamente fascista, una judicatura reaccionaria heredera de la franquista, un fascismo movilizado que es enormemente anticomunista y unos oportunistas que requieren de acciones como estas para mediante la indignación popular tratar de nutrirse de cara al momento electoral que se avecina, que es lo único que realmente les preocupa, a la par que salen a reivindicar sin fisura alguna a ese Estado por el que, supuestamente, dicen ser agredidos pero que en realidad lo que hace es sostenerles.

Podemos, PCE, IU y otras organizaciones que van de la mano de estas asumiendo de manera total o parcial su falsas consignas, al igual que sus dirigentes son marionetas de los monopolios que están ahí para salvaguardar al sistema y dotarle de oxígeno al  desorientar ideológicamente al proletariado y desviar a la clase obrera del único camino que tiene para su emancipación, para una vida digna: La senda de la lucha por la transformación social, que únicamente puede hacerse efectiva por la vía de la toma revolucionaria del poder por parte del proletariado que ponga en sus manos la propiedad de los medios de producción y donde se reprima sin piedad a los capitalistas y a sus sicarios, entre los que descuellan fascistas y oportunistas.

 

¡GUERRA A MUERTE CONTRA EL FASCISMO Y EL OPORTUNISMO, DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA IMPERIALISTA!

¡POR EL DESARROLLO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

Madrid, 17 de noviembre de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




El PCE como sustento del régimen explotador del 78

Hace unos días supimos que el juzgado número 30 de Madrid de lo contencioso había paralizado la emisión por parte de Correos de un sello conmemorativo del centenario de la fundación del PCE a raíz de una petición de la organización fascista Abogados Cristianos, considerados “el martillo de la secta ultracatólica El Yunque, grupo paramilitar secreto de origen mexicano.

Ya anteriormente, los partidos políticos abiertamente fascistas como el PP, VOX o Ciudadanos protestaron contra la emisión del sello, lo cual fue tomado como pretexto por parte de militantes del PSOE y Unidas Podemos para hacer una “defensa” del PCE basada en que este partido fue el responsable de que se aprobara la Constitución del 78 o de que hoy en día “disfrutemos de la democracia actual”, como si esto fuese positivo. Entre ellos tenemos a Alberto Garzón, ministro de Consumo del gobierno y coordinador de Izquierda Unida, que en un tuit afirmóPP, Cs y VOX olvidan siempre que, a diferencia de ellos y de sus matrices históricas, el PCE fue esencial para la recuperación de la democracia y para la propia Constitución. Estos tres partidos no son constitucionalistas sino simples reaccionarios”.

Es decir, la defensa que hacen del PCE, no es del PCE histórico, el que hizo frente (aún estando en minoría en aquella época) a la dictadura de Primo de Rivera, el que se enfrentó al levantamiento fascista en 1936 y despertó las esperanzas de la clase trabajadora española por su ejemplo y organización, o el que, ya en la clandestinidad, combatió al régimen franquista, ya fuera de manera armada (los maquis) o mediante la organización de los trabajadores.

Se reivindica al PCE que a partir de 1956, bajo el liderazgo de Dolores Ibárruri, aprobó la política de reconciliación nacional, que apostaba por la paz entre explotadores y explotados, abandonando por completo su carácter de clase. Al PCE carrillista que tras perseguir a los que combatían su deriva ideológica abandonó la línea marxista-leninista en pos del eurocomunismo, transformándolo en una organización revisionista e inofensiva para la burguesía. Ese PCE que para ser legalizado tuvo que aprobar los Pactos de la Moncloa y la constitución del 78, que defiende la monarquía heredera del dictador Franco como forma de estado y que blinda al sistema capitalista a través de sus artículos 33 y 38, que defiende la propiedad privada de los medios de producción y que reconoce “la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado”.

No es de extrañar en este contexto que figuras como el fascista Albert Rivera salieran en defensa del PCE de Carrillo cuando el 2 de marzo del 2016 dijo en el parlamento que “aquellos hombres y mujeres trajeron libertad, igualdad, amnistía, autonomía y se dieron la mano bajo una misma bandera y una misma constitución y hubo muchas renuncias de aquel Partido Comunista (PCE) pero demostraron tener sentido de Estado. Yo quiero hoy homenajear a aquellos hombres y mujeres que independientemente de su ideología eran capaces de participar. ¿Cuántos ministerios y secretarías de estado pedían desde el PCE? Ninguna, sólo pedían libertad”.

Y si nos atenemos a los últimos tiempos, hemos podido ver cómo dos ministros provenientes de este partido han avalado las políticas represivas del actual gobierno español, con una ministra de Trabajo (del PCE) que ha tragado con la Reforma Laboral del presidente Rajoy, que ha alabado a empresas explotadoras como Inditex o al actual presidente estadounidense Joe Biden y que no ha dejado de llamar a la colaboración con un régimen abiertamente anti-comunista como es el ucraniano, que ha ilegalizado a partidos comunistas y tiene en prisión a sus militantes, como es el caso de los hermanos Kononovich. En ningún momento los militantes del PCE, incluyendo a los que están ocupando ministerios en el actual gobierno, han pedido solidaridad por los presos comunistas ucranianos, como nunca lo han hecho con otros presos comunistas en el Estado Español, como es el caso del Camarada Arenas.

Claro que las instituciones del Estado fascista español celebran al PCE, porque este, a día de hoy, no es el mismo que combatía al fascismo y al padre de este (el capitalismo), sino que forma parte del propio sistema que explota a nuestra clase y que defiende los intereses de la burguesía, ejerciendo de apaga-fuegos de las protestas de los trabajadores encauzándolas por la vía parlamentaria burguesa, con falsas promesas de mejora para su situación como explotados.

En este sentido, el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) no puede más que sentir desprecio hacia quienes bajo las siglas y símbolos del comunismo empañan el legado de revolucionarios como José Díaz y nuestro deber es denunciarlos como los oportunistas que son.

Desde nuestra organización animamos a la clase obrera a recuperar no sólo la Memoria de todos los hombres y mujeres que dieron su vida por la clase trabajadora con su militancia en el PCE histórico, el combativo (no el dócil con los explotadores), sino a tomar sus ideas y el relevo en la lucha que ya iniciaron. Para ello es necesario la unión de las diferentes luchas populares en un Frente Único del Pueblo que canalice todas estas reivindicaciones en pos de la construcción del socialismo.

 

¡POR EL COMUNISMO!

¡CONTRA LOS OPORTUNISTAS!

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PCOE EN CÓRDOBA