1

Hoy, como ayer

Un partido comunista sin una táctica definida y precisa es un desvarío, porque la táctica es como el subconsciente, nos traiciona y desvela nuestros verdaderos propósitos. Hoy cualquiera puede llamarse marxista-leninista, pero no por chillar y proclamar estentóreamente la adscripción revolucionaria, este proceder se convierte en el certificado que avala dicha pertenencia. Podemos escribir y desarrollar tremendas teorías, con la verborrea más exquisita, templada o enardecida, pero si luego la táctica para llevar a cabo dichas doctrinas no se corresponde, puede suceder dos cosas, o todo es un montaje y de revolucionario nada, o, realmente son comunistas de salón, que a la postre es lo mismo, de revolucionario nada y ocurre como en tantas otras ocasiones ha pasado en la historia, se dice una cosa y se hace otra.

 En las postrimerías del franquismo el PCE era ya marcadamente reformista, su táctica cristalizada en la Junta Democrática no dejaba lugar a las dudas. A la sazón los partidos revolucionarios combatíamos la tal confabulación interclasista, sin embargo, unos íbamos de verdad mientras otros no. Por ejemplo, el famoso PT (maoísta) era el primero que se posicionaba frente al PCE con un radicalismo absoluto, pero a los dos días asumía todo, totalmente todo cuanto el PCE propugnaba. Así una y otra vez.

En la actualidad mucho nos tememos que suceda lo mismo. El PCE en vez de remar hacia adelante lo que hace es ciar o retroceder a la época antes mencionada, y como en aquellos tiempos, para frenar y desviar la atención de las masas populares se inventa la IIIª República, que no es más que la continuación del sistema pero sin el rey. ¿Qué podemos decir de un partido ensuciado por la mezquindad política hasta los tuétanos desde hace décadas? No obstante, el peligro más creciente proviene de quienes se jactan de ser leninistas y dicen asistir a las manifestaciones y de agruparse con siglas de naturalezas dudosas y demasiado distantes, con las miras a atraer a las masas a sus verdaderos propósitos y no es que estemos en contra de pactos de confluencias, sino de las mentiras. Decimos esto porque determinados partidos que se llaman comunistas, hacen especial hincapié porque se les comprenda al objeto de que no se les confundan con los PCE y republicanos de derecha y no perder de esta forma su inmaculado sentimiento revolucionario, marxista-leninista. Solo que los esfuerzos se retuercen y no hacen más que complicar la situación, porque en verdad hoy como ayer se dicen cosas que luego no se verifican en la práctica.

Ya es sinuoso que “brillantes” partidos del estado español firmaran el primer manifiesto por la República, en el que se deja entrever que el pueblo después de desbancar al monarca debe decidir por sufragio qué clase de estado quiere, como es lógico es todavía un sufragio burgués, o sea, que el rey puede volver a ser jefe de Estado. Lo creíamos una táctica, pero no, por lo que hoy vemos refleja una realidad. Cuando verdaderamente se habla con militantes de estos grupos nos podemos dar cuenta que no tienen un criterio homogéneo, cada cual cuenta la película según su saber y entender y todo porque (suponemos) que sus dirigentes no se aclaran.

Efectivamente, al pretender saber cuál es la táctica de masas o qué persiguen algunos con la III República, nos volvemos locos, no podemos definir si podemos o no converger con tal o cual. Pongamos por ejemplo al PCPE, Corriente Roja u otros, ¿cuáles son las tácticas de masas de estos partidos? Resultará difícil, como tampoco su política sindical, con lo cual la división está servida y mucho me temo que para mucho tiempo.

Si no tienen un plan fácilmente descifrable, menos aún podemos fiarnos a qué tipo de República aspiran. Por ejemplo, en Propuesta Comunista del PCPE, el militante Alberto Arana, ejecuta verdaderas piruetas para explicar qué República persigue su partido. Después de un alarde verdaderamente extraordinario por obviar la naturaleza de clase de la República que está en su mente, va desbrozando el camino por eliminación; No al republicanismo formal. Por ello se pregunta qué es lo bueno ¿Un movimiento republicano muy a la izquierda o uno rupturista? Que sepamos ambos son términos cuyas medidas son subjetivas. ¿Cómo medimos un movimiento republicano muy a la izquierda? ¿Qué es un movimiento rupturista? ¿Acaso el primero, el de muy a la izquierda, no es rupturista? Este juego de palabras es inusual en un marxista-leninista y es más propio de los reformistas que quieren ocultar, que hay solamente dos republicanismos en juego, el burgués y el socialista. Ya decíamos que su vocabulario es totalmente ajeno al marxismo-leninismo. Pero en definitiva, lo que quiere decir es que ellos no están por la República Socialista; aunque, en multitud de ocasiones hayan expresado lo contrario. Se supone que “Propuesta Comunista” es la versión oficial de dicho Partido.

Si señores, como el PT antiguamente, el PCPE ataca al PCE para luego con raros subterfugios llevar a las masas por el mismo camino. Porque después al indicar los “Parámetros de un movimiento republicano rupturista” todo cuanto señala es perfectamente asumible no por el PCE, sino por la socialdemocracia y la derecha. A estas alturas presentar el derecho a la autodeterminación como una reivindicación distintiva y exclusiva de la izquierda es un insulto para los finos sentimientos de la irrevocable historia. Claro que si no se tiene claro y definido el objetivo, la táctica o proceder es también confusa o inexistente.

Por supuesto que ellos si saben hacia dónde van y hacia dónde quieren dirigir a las masas pues según Arana: “Un republicanismo popular. Se deben poner las bases para que llegado el momento de la caída de la monarquía, la situación quede lo más escorada posible hacia los intereses populares, como en el caso de su antepasada del 14 de abril de 1931”

Tantas idas y vueltas para decirnos que van hacia una República burguesa. Y debemos deducir por tanto, que la salida de la crisis será también burguesa en consonancia con sus principios republicanos. Lo dicho ¡Hoy como ayer!

 

COMISION IDEOLÓGICA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Muerte de Iñaki Kuadra

Socorro Rojo Internacional ha informado de la muerte de Iñaki Kuadra Etxeandia a la edad de 49 años por causa de grave enfermedad. Destacado militante comunista y ex preso político de los GRAPO, luchador incansable, fue objeto de “juicios farsa” como se desprende de la nota del SRI.

 

Con 22 años hubo de pasar a la clandestinidad como consecuencia de la represión policial. Detenido en enero de 1985 estando hospitalizado en Córdoba, fue condenado a 52 años de prisión. Su paso por las cárceles se ha caracterizado por su continua hospitalización debido al agravamiento de su estado. Sin embargo el gobierno español le denegó en dos ocasiones la concesión del artículo 60 por enfermedad grave.Como era de esperar los medios de comunicación oficiales españoles, en ningún momento en la trayectoria histórica de Iñaki Kuadra se han expresado en la forma en que lo hacen con referencia a otros presos enfermos que ni siquiera son políticos como sucede con Cuba. La democracia, la moral burguesa exteriorizada por sus apologistas se descarna con cinismo impúdico, saltándose sus propias reglas del juego cuando se trata de acallar voces que se muestran firmes en sus convencimientos y fieles a la lucha por la libertad, en tanto abre sus puertas de par en par a los sicarios de los imperios.




Llamamiento del PAME griego a la clase obrera europea

Nos dirigimos a:

La clase obrera de los países europeos
Todos los sindicatos militantes de Europa
Todos los sindicalistas europeos combativos
 
Estimados compañeros,
 
Les mandamos la resolución-llamamiento que aprobaron en el día de hoy, martes 29 de junio 2010, todos los trabajadores de Atenas durante el gran mitin que realizó PAME, con la ocasión de la huelga general, frente al parlamento griego.
 
Nosotros, los miles y miles de manifestantes atenienses, declaramos una vez más que estamos totalmente en contra de las bárbaras medidas antilaborales, que está tomando el gobierno socialdemócrata. Unas medidas que están derrocando de raíz los logros y conquistas, de muchos años, a favor del gran capital monopolista.
 
Continuamos firmemente nuestra lucha clasista, apoyando los objetivos del movimiento sindical clasista de nuestro país, representado por el Frente Militante de todos los trabajadores, PAME. Un frente que aglutina en sus filas miles de trabajadores a través de centenas de organizaciones sindicales de primer y segundo grado.
 
En este período los trabajadores de varios países europeos están luchando en contra de las políticas de sus respectivos gobiernos. Expresamos nuestro apoyo y solidaridad. De todas estas luchas, pequeñas y grandes, podemos sacar algunas conclusiones:
 
  1. La clase obrera en todos los países europeos se está confrontando con una estrategia única, bien elaborada, por parte del capital monopolista. Una estrategia que no sólo tiene como objetivo descargar todas las consecuencias de la crisis económica en las espaldas de la clase obrera, sino garantizar sobre todo la rentabilidad del capital a largo plazo, con la eliminación de cualquier derecho laboral y el aumento del grado de explotación. Somos testigos de la agresión más salvaje coordinada a nivel europeo, y al mismo tiempo de la lucha más feroz que lleva a cabo cada país capitalista para garantizar por si mismo la parte del león. Una competición que traerá nuevas calamidades para todos los pueblos.
  2. Los gobiernos, sean neoliberales o socialdemócratas, están implementando las mismas medidas crueles. Están representando los mismos intereses.
  3. Logros y derechos fundamentales, conquistados a través de luchas duras, con sangre y sacrificios, se están quitando con el pretexto de “la salida de la crisis”, una crisis generada por la anarquía capitalista y la sobreacumulación de ganancias. Una crisis profunda, que demuestra los límites históricos del capitalismo, un sistema que se está pudriendo y genera a escala masiva el desempleo, la pobreza, la guerra, la represión.
  4. Se está comprobando que la UE es una Unión de Capitalistas. Una Unión que junto al FMI y los EE.UU., junto a los gobiernos consisten una coalición para el saqueo de los pueblos, a favor del capital.
  5. La CES está comprobando continuamente que no es una organización sindical, sino una plana mayor burócrata, que en efecto apoya las estrategias de la UE. La responsabilidad de estas fuerzas es inmensa, porque son éstas que han desarmado el movimiento obrero adoptando la política de reconciliación con el capital, la política de la colaboración entre clases, la sumisión.
 
Estimados compañeros,
 
Frente a esta situación, la necesidad hoy en día, de una coordinación de todos los sindicatos militantes a nivel europeo y de todos los trabajadores europeos es una prioridad fundamental.
 
Hoy en día, más que ayer, necesitamos:
  • Internacionalismo y Solidaridad Obrera
  • Coordinación Sindical Militante
  • Luchas clasistas en común, con objetivos comunes
 
En todos los países de la UE, en toda Europa
 
Los derrumbes en el Sistema de Seguro Social, las relaciones laborales, la Salud Pública, la Educación, las privatizaciones en todos los sectores, el desempleo masivo, el recorte de salarios y pensiones, no son medidas temporales, sino permanentes. A través de estos derrumbes el capital intenta fortalecer el mismo sistema capitalista, condenando a vastos sectores de trabajadores al desempleo y la indigencia. Mujeres, jóvenes y adolescentes van a pagar caro.
 
Trabajadores de Europa,
 
No podemos esperar más! Tenemos que coordinar nuestros esfuerzos!
Nosotros, los Griegos, trabajadores, desempleados, inmigrantes, mujeres, jóvenes y jubilados, expresamos nuestra solidaridad a los trabajadores de España, Portugal, Dinamarca, Italia, Rumania, Francia, los trabajadores de todos los países, que protestan en las calles.
Expresamos nuestro internacionalismo a todos los trabajadores Europeos, que superan -dejan atrás- las direcciones sindicales conformistas y burócratas y abren paso con sindicatos nuevos, militantes, honestos, que organizan nuestro contra-ataque.
 
El objetivo de estas luchas debe ser el rechazo de estas medidas antilaborales. Que no se implementen estas políticas.
 
Debemos exigir medidas que satisfagan las necesidades actuales de las familias populares.
 
Debemos ayudar a que la clase obrera en Europa comprenda que nuestro futuro no es el capitalismo.
 
Luchamos para que cese la explotación del hombre por el hombre.
 
 
PAME continuará sus esfuerzos para la coordinación de nuestras fuerzas, para luchas en común. Proponemos un encuentro en Atenas o en otro país Europeo próximamente.
 
 
Atenas 29 de junio 2010
Plaza de la Constitución



El fascismo y su vieja máscara democrática

Inmerso en una profunda crisis económica, política y social, el capitalismo ha iniciado una violenta escalada de dimensiones gigantescas contra el movimiento obrero, en todos los frentes y en todos los rincones del planeta.

La caída de la URSS a principios de los 90, la desestructuración de las organizaciones obreras en el mundo, el papel de los traidores reformistas en partidos “obreros” y organizaciones sindicales posibilita la crueldad del capital y la incapacidad de respuesta de los trabajadores.

 

Agresiones abiertas contra pueblos indefensos como el antiguo pueblo yugoeslavo, afgano, iraquí, palestino; agresiones solapadas con actividades de la CIA, el Mosad, el CNI, y otros, en Haití, Honduras, Irán, Kirguizistán, Líbano; ocasionaron numerosas muertes y muestran el rostro reaccionario y letal del sistema capitalista.  Actividades como éstas ponen de relieve que el asesinato es patrimonio innato de un modelo de producción que presume de un rostro democrático ante el mundo.

En Europa, los estados mal llamados “democráticos”, impulsados por el club de los monopolios, el G-20 y el FMI dieron un salto cualitativo y cuantitativo en la aplicación de medidas de recortes de derechos laborales. La situación de la clase obrera europea ha retrocedido en algunos casos más de cinco décadas en las llamadas democracias avanzadas con la aplicación de medidas laborales en los últimos tres años.

Para la aplicación de las medidas restrictivas de derechos laborales, de medidas para el recorte de los salarios, el abaratamiento de los despidos masivos, el incremento de edad de jubilación de los trabajadores, la disminución de prestaciones sociales, el desamparo administrativo y judicial, y otras medidas puestas en práctica en todo el continente, los estados capitalistas han potenciado todo su papel represivo contra los revolucionarios, especialmente, contra los comunistas. Numerosas organizaciones obreras y comunistas sufren el acoso de las democracias occidentales.

La situación actual obliga a la población obrera europea a resistir con acciones de protesta que generalmente lideran los comunistas, es por ello, que el miedo de la burguesía potencia las medidas represivas contra sus militantes.

Cientos de comunistas están siendo detenidos, perseguidos y numerosas organizaciones están siendo ilegalizadas. Gennady Zyuganov, secretario general del Partido Comunista de la Federación Rusa, consciente de la gravedad de las agresiones a los comunistas,  remitió una carta al presidente griego Papandreu para recordarle que Hitler inició sus matanzas contra los comunistas para continuar posteriormente contra los socialdemócratas, en clara alusión al avance de las políticas fascistas en Europa.

En Moldavia, antigua república soviética, el gobierno ordenó a través de decreto investigar los antiguos gobiernos comunistas para justificar e iniciar la ilegalización del Partido Comunista. Todo ello, tras la encuesta realizada por el reaccionario gobierno moldavo, según la cual el 68% de los habitantes desearían que la República de Moldavia formara parte de la antigua y comunista URSS.

También debe recordarse que el las elecciones de julio de 2009, el Partido Comunista de Moldavia obtuvo el 45% de los votos, frente a un 16,40% del Partido Liberal Democrático, un 14,40% del Partido Liberal, 12,60% del Partido Demócrata y el 7,40% de Alianza Moldava. Los comunistas arrasaron aunque no tenían mayoría para hacer gobierno. Antes de estas elecciones, había fracasado un intento de golpe de estado al estilo de la “revolución naranja” que permitió poner trabas a las actividades comunistas.

A pesar de esto, el “democrático” gobierno moldavo, solicitó la condena internacional del comunismo, inició la persecución de las juventudes comunistas, y abrió una comisión para la prohibición de las organizaciones y símbolos comunistas.

En Polonia, los dictados del imperio quedaron en evidencia en la disposición del gobierno para ilegalizar los símbolos comunistas, la hoz y el martillo e incluso la bandera roja. Cartas entre miembros del gobierno y responsables de la OTAN dejaban al descubierto el carácter internacional de la agresión a los comunistas polacos.

En Rusia, el gobierno no encuentra el momento para hablar de ilegalización aunque existe un estudiado proceso para que la población rusa repudie el comunismo. A esto debe unirse las provocaciones continuadas, la agresión a los símbolos históricos del movimiento obrero como  voladuras calculadas de estatuas de Lenin.

En la República Checa, ha intentado ilegalizar al Partido Comunista de Bohemia y Moravia aquellos mismos que intentaron ilegalizar a la Unión de la Juventud Comunista de la República Checa por negarse a eliminar de su programa su ideología marxista-leninista.

El gobierno rumano, aplica la ley 51/1991, sobre la “seguridad nacional”, aplicando graves penas de prisión y multas a quien forme parte o apoye al partido comunista. Del mismo modo actúa el gobierno eslovaco frente a cualquier símbolo comunista.

La persecución también ha llegado a las repúblicas bálticas, en Estonia, Letonia y Lituania, el estado fomenta un clima de anticomunismo que es la antesala a posibles ilegalizaciones.

En Hungría es continuo el acoso sobre el Partido de los Trabajadores de Hungría.

En Ucrania, decenas de comunistas fueron detenidos bajo falsas acusaciones, única y exclusivamente por su militancia política.

El Tribunal Constitucional Turco ilegalizó el Partido de la Sociedad Democrática (DTP)  argumentando estas dos razones fundamentalmente, “poner en peligro la unidad del Estado” y “colaborar con el grupo terrorista PKK”. El gobierno ha inhabilitado a 37 miembros del partido para ejercer actividades políticas durante cinco años. En Turquía se han ilegalizado numerosos partidos políticos con resoluciones del Tribunal Constitucional.

No hace mucho, el gobierno federal de Brandenburg (Alemania) permitía la destrucción del monumento al destacado comunista y antifascista Ernest Thelman, situado en el sur de Berlín. En Alemania, ilegalizaron el Partido Comunista Alemán (KPD) el 17 de agosto de 1956. En 1951, ya había sido ilegalizado la Juventud Alemana Libre (FDJ). La última decisión de la “democracia” alemana ha sido la reciente ilegalización del sindicato anarquista FAU.

El Estado español cuenta con un largo historial de acoso y persecución a comunistas e independentistas. Algunas organizaciones están ilegalizadas casi desde sus orígenes. En la actualidad  más de 150 comunistas y cerca de 800 independentistas están encerrados en las cárceles españolas, y un innumerable número de personas están huidas por motivos políticos.  Entre los detenidos, muchos lo son por formar parte de organizaciones solidarias antirrepresivas.  En estas circunstancias, la dirección del Partido Popular anunció en un encuentro de la ultrareaccionaria FAES, que “la condena de la violencia no debe ser un requisito para ilegalizar a organizaciones independentistas, así como el apoyo a modelos totalitarios sí debe quedar al margen de la ley”

El pasado mes de abril, bajo la Presidencia española de la Unión Europea, el Consejo de la Unión Europea aprobó un programa para la vigilancia y recolección sistemática de datos personales de ciudadanos sospechosos de experimentar un proceso de “radicalización”. Nadie puede negar que este programa está previsto para las organizaciones obreras.

El fascismo asoma su rostro bajo la falsa fachada democrática. Todas las acciones iniciadas en Europa contra el pasado comunista y los símbolos son parte de un proceso para la persecución política de la militancia comunista y de las organizaciones obreras. Estos planes iniciados por el imperialismo tienen un carácter internacional, y es la manifestación palpable del cinismo y la hipocresía del capitalismo que muestra su tremenda debilidad frente al devenir en la agudización de la lucha de clases.

Con estas medidas pretenden frenar la justa ira de los trabajadores frente a la agresión del capitalismo con el objetivo de imponer a la clase obrera el peso de su profunda crisis.

Es deber de los comunistas fortalecer la alianza de la clase obrera, fomentar la unidad del proletariado, de los jornaleros, de los estudiantes, de todo el pueblo para acabar con el régimen de dominación capitalista.

Es también nuestro deber, fortalecer lazos con los comunistas de todos los países del mundo, propiciar el encuentro y las alianzas internacionalistas. Luchar contra el imperialismo en todos los frentes y en todos los terrenos.

El imperialismo quiere acabar con los símbolos, las organizaciones, los militantes que comprenden y conocen las causas por las cuales merece la pena arriesgar la vida en todos los países y en todos los continentes.

Es nuestro deber impedirlo y es nuestra obligación conducir a la clase obrera hacia el socialismo.

Secretaría de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)




Estados Unidos ha provocado pérdidas de 65 billones de dólares a la economía norcoreana

El comité contabilizó todas las pérdidas humanas y materiales causadas durante los 60 años que van desde el 8 de septiembre de 1945, cuando las botas yankis pisaron ilegalmente el suelo surcoreano.

La Agencia Telegrafica Central de Corea hizo publica el dia 24 el siguiente informe, en el que se revelan los crímenes de todo tipo del imperialismo norteamericano contra el pueblo coreano, desde la ocupación del territorio surcoreano hasta el día de hoy:

 

Han pasado 60 años desde que el imperialismo norteamericano, el peor enemigo del pueblo coreano, desataron el 25 de junio de 1950 la guerra en el territorio nacional, interrumpiendo la vida pacífica y feliz.

Durante la pasada guerra de Corea, los imperialistas yanquis, representantes de todo lo malo, cometieron matanzas, destrucción, saqueos y otros crímenes de guerra bárbaros y antiéticos, sin precedentes en la historia mundial de las guerras, haciendo sufrir al pueblo coreano tremendos sufrimientos.

Desde la ocupación del suelo surcoreano hasta la fecha, consideraron a la nueva Corea popular (RPDC) como si fuese una espina atravesada en la garganta y practicaron obstinadamente la política del aislamiento y aplastamiento, encaminada a derrumbar el régimen coreano, violando flagrantemente la Carta de la ONU y los reconocidos reglamentos de la ley internacional.

El comité de averiguacion de los daños causados por EE.UU. a la RPDC investigó y contabilizó todas las pérdidas humanas y materiales causadas a la RPDC durante los 60 años que van desde el 8 de septiembre de 1945, cuando las primeras botas norteamericanas pisaron ilegalmente el suelo surcoreano.

Según las estadisticas brindadas por el comité, el monto total de las pérdidas llega a 64 billones 959 mil 854 millones de US$.

Esta cuenta se basa en los registros de aquel entonces y los testimonios de los supervivientes. Por eso, se supone que habrá muchas más perdidas no confirmadas.

Habría que añadir a esa cifra también las pérdidas políticas, morales y culturales incalculables mediante dinero, entre otras, las provenientes de los atentados contra la soberanía y la dignidad de la RPDC, la destrucción de las riquezas de duración eterna -como los lugares de interes historico o revolucionario- y de los valiosos patrimonios culturales, como las riquezas y vestigios historicos, de la presión psicológica sufrida por el pueblo coreano ante las maniobras de provocación de una nueva guerra y la amenaza de ataque preventivo nuclear, así como la persistente campaña de propaganda con ideas y cultura burguesas.

En particular, no se pueden reparar las pérdidas sufridas por el pueblo coreano debido a la ocupación ilegal del suelo surcoreano por parte de EE.UU. y su acto de impedir obstinadamente la reunificación de Corea y al consiguiente dolor moral que sufre nuestro pueblo por la división nacional de más de medio siglo y los daños causados por la falta del desarrollo unificado de la política, la economía y la cultura entre ambas partes coreanas.

A fin de revelar y ajustar la cuenta hasta el final, de generación en generación, de todos los crímenes de los imperialistas yanquis contra el pueblo coreano, la Agencia Telegráfica Central de Corea informa los nuevamente investigados y confirmados datos sobre las pérdidas sufridas por la RPDC.

 Los crímenes genocidas para exterminar a la nación coreana

Lo más grave de los daños causados a la RPDC por los yanquis proviene del asesinato salvaje de incontables civiles pacíficos.

A fin de subvertir y aplastar en su cuna a la nueva Corea popular que aspiraba al socialismo, los agresores yanquis anidados en suelo surcoreano no dejaron de practicar el asalto, el tiroteo y el terror contra la zona al norte del paralelo 38, de manera que asesinaron o secuestraron forzadamente a más de 13’900 coreanos antes del estallido de la guerra.

La horrorosa matanza civil que cometieron los imperialistas yanquis en la RPDC al desatar la guerra fue la violacion flagrante de las leyes internacionales sobre la protección de civiles en tiempo de guerra y los reglamentos de guerra reconocidos en el ámbito mundial y fue el crimen más salvaje contra los civiles.

Durante tres años de la pasada guerra de Corea, perdieron la vida en la RPDC más de un millón 231 mil 540 habitantes pacíficos por los bestias yanquis1.

Durante todo el periodo de la guerra esta carnicería dejó como saldo más de 401 mil 940 personas muertas en la provincia de Hwanghae -incluyendo a un cuarto de los habitantes inocentes del distrito de Sinchón, muertos en el tiempo de ocupación temporal-, más de 162 mil 180 en la provincia de Phyong-an del Sur, más de 129 mil 390 en la provincia de Kangwon, más de 116 mil 220 en la provincia de Phyong-an del Norte, más de 115 mil 300 en la provincia de Hamgyong del Sur, más de 82 mil 20 en la provincia de Hamgyong del Norte y más de 64 mil 240 en la provincia de Jagang.

En Pyongyang los bestias yanquis mataron indiscriminadamente a más de 157 mil 840 ciudadanos.

Uno de los crímenes imperdonables de los agresores yanquis cometidos en la guerra coreana es que usaron las armas químicas y bacteriológicas, medios de exterminio masivo prohibidos por la ley internacional.

Desde finales de enero hasta finales de marzo de 1952, lanzaron en mas de 700 ocasiones a más de 400 lugares de distintas partes de la RPDC bombas bacteriológicas que contenían incontables insectos nocivos, comos moscas, pulgas, chinches y mosquitos. Tales insectos difundieron de manera explosiva epidemias agudas y malignas como la peste, cólera, viruela, la hemorragia epidémica, etc.

Debido a esta guerra bacteriológica y química, murieron en la RPDC más de 50 mil habitantes, incluyendo a mil 379 muertos de la ciudad de Nampho por las bombas de gases tóxicos.

Sin tomar en consideración el convenio internacional sobre el trato de los prisioneros de guerra, los imperialistas norteamericanos trataron de manera inhumanitaria y mataron a su capricho a los prisioneros de la RPDC y los usaron en experimentos con seres vivos.

Los carnívoros yanquis llevaron a cabo una horrenda carnicería en que resultaron heridos más de 2 millones 463 mil 90.

De este numero, más de 294 mil 20 son inválidos que perdieron la capacidad de trabajar y tuvieron que vivir el resto de su vida bajo el asilo del Estado, odiando y maldiciendo a los matones yanquis.

A esto se suman el secuestro y la desaparicion de numerosos habitantes en el crisol de la guerra, lo cual dejó una profunda herida en la historia de la nacion coreana.

Aún después de firmar el Acuerdo de Armisticio, arrodillado ante el heroico pueblo coreano, EE.UU. perpetró incesantemente el ataque militar, el asalto, el terrorismo y el sabotaje contra la RPDC en las costas oriental y occidental, la tierra y el cielo, asesinando, secuestrando e hiriendo a más de 24 mil 910 norcoreanos.

 La matanza de EE.UU. trascendio las fronteras y las décadas.

A citar un ejemplo, en octubre de 1976, un agente de la CIA realizó un atentado terrorista contra un avión de la aerolinea civil cubana, que explotó en pleno vuelo sobre el mar del Caribe.

Entre los 73 tripulantes y pasajeros muertos, estaban también los funcionarios coreanos de relaciones exteriores.

A fin de cuentas, las pérdidas humanas causadas por los imperialistas norteamericanos se contabilizan en más de 5 millones 60 mil 770 coreanos, entre ellos, más de un millon 247 mil 870 muertos, mas de 911 mil 790 secuestrados y mas de 391 mil 740 desaparecidos.

Segun el método estadistico de costumbre internacional, las pérdidas humanas se totalizan en 26 billones 168 mil 823 millones de US$.

Específicamente, las pérdidas de los muertos, secuestrados y desaparecidos llegan a 16 billones 533 mil 396 millones de US$, mientras las de los heridos e invalidos alcanzan a 9 billones 635 mil 427 millones de US$.

Estas cifras fueron sacadas tomando en cuenta varios factores como la vida laboral y los ingresos, que habrían tenido las victimas si hubieran sobrevivido, los intereses acumulados en la moratoria de recompensa y la fluctuacion de la cotizacion de US$.

En estas cifras no se incluyeron las pérdidas provenientes de los crímenes de violación de derechos humanos perpetrados de manera organizada y colectiva por los imperialistas norteamericanos durante la ocupacion temporal de algunas zonas de la RPDC, tales como el abuso sexual contra las norcoreanas de todas las edades como abuelas, menores y embarazadas.

En vista de la conciencia elemental y el deber del ser humano, el culpable debe pedir disculpas y recompensar a la victima. Esto constituye en las relaciones entre países, la base moral para la paz de la humanidad y el desarrollo sano de la sociedad internacional.

EE.UU. había pedido la compensacion de una suma astronomica de 62 millones 333 mil 333 US$ por cada uno de los pilotos muertos de un avión derribado durante la invasión del cielo jurisdiccional de Cuba a mediados de la década de 1990.

Pero, el muy cínico imperio nunca ha pedido disculpas hasta la fecha, sino evade obstinadamente la remuneración por haber perjudicado la vida y la salud y perturbado la estabilidad de vida de los habitantes inocentes de la RPDC.

De veras, las pérdidas humanas de la RPDC por los imperialistas norteamericanos, tomando en consideracion el tamano del territorio y el número de población, son archi-crímenes nunca tolerables tanto a la luz de la ley internacional como en vista de la ética moral. Por eso, el pueblo coreano tiene el derecho legítimo de saldar cuentas con esos crímenes y cobrar el precio merecido de sangre.

 Indiscriminadas destrucciones y saqueos

 Las destrucciones y saqueos ejecutados por el imperialismo yanqui en la RPDC trajeron desastres mucho peores que las consecuencias de la guerra mundial, tanto en el contenido como en la gravedad.

Las pérdidas de las propiedades sufridas durante 60 años por nuestro pueblo debido a EE.UU. se valoran en 16 billones 703 mil 169 millones de US$.

El monto de las pérdidas materiales y económicas se basa en el método estadístico reconocido internacionalmente.

Después de la liberación de Corea, los imperialistas yanquis mandaron a numerosos terroristas y saboteadores a la RPDC, que vivía entusiasta la construccion de una nueva patria.

Estos elementos, destruyeron y quemaron establecimientos pacíficos y edificios, incluyendo 3 mil 29 fabricas, empresas y viviendas, mil 73 hectareas de tierra cultivable y mil 630 hectareas de area forestal. Y saquearon como banda de delincuentes, bienes públicos y propiedades y utensilios del hogar de civiles, como miles de cabezas de ganado, incluyendo mil 69 vacas y puercos.

El monto de estos daños reportados antes del estallido de la guerra coreana alcanza 20 mil 281 millones de US$.

La pasada Guerra de Corea, en que fueron devastados las ciudades y el campo de la RPDC, sin apreciar los reglamentos de guerra que estipulan que las ciudades, aldeas, viviendas y edificios pacíficos no pueden ser por ningún medio objetos de ataque o de bombardeo, ha sido el testigo de la historia que revela al mundo la crueldad y el salvajismo de los agresores yanquis, peores que cualquier otro bandido.

Los agresores yanquis, al decir que eliminarían completamente del mapa las 78 ciudades norcoreanas, redujeron a cenizas todo el territorio de la RPDC durante la guerra, con bombardeos y cañonazos intensísimos y usando hasta bombas de napalm y bioquímicas, prohibidas por los acuerdos internacionales.

Debido a esta barbarie cometida en la tierra, el mar y el cielo, fueron destruidas durante 3 años de guerra 50 mil 941 edificios de fábricas y empresas, 28 mil 632 escuelas a todos niveles, 4 mil 534 edificios de salud pública como hospitales y clínicas, 579 edificios de órganos de investigación científica, 8 mil 163 edificios de órganos de prensa y culturales y 2 millones 77 mil 226 viviendas, y 7 mil 491 edificios para los oficios religiosos, como iglesias y catedrales. En total, fueron destruidos parcial o completamente 2 millones 416 mil 407 edificios.

Al mismo tiempo, quedaron averiados 4 mil 879 kilometros de vía ferroviaria, 4 mil 9 kilometros de carretera, los puentes cuyo largo total alcanza mil 109 kilometros, mil 489 locomotoras, 4 mil 803 camiones, 6 mil 281 embarcaciones pesqueras y de cargas, mil 715 presas y sus construcciones auxiliares, causando incontables pérdidas humanas, materiales y medioambientales.

En las zonas rurales fueron devastadas 563 mil 755 hectáreas de tierra cultivable, disminuidos más de 155 mil 500 hectáreas de arrozales y parcelas de secanos, matadas y salteadas 369 mil 101 vacas y 764 mil 604 puercos, en total millones de cabezas de animales domésticos.

Resultaron quemados y perdidos más de 40 millones 755 mil 640 libros antiguos, libros, documentos y datos, que eran patrimonio nacional, y fueron destruidos y saqueados despiadadamente los patrimonios culturales nacionales, daños irreparables.

En esta guerra devastadora sin precedente desaparecieron casi todos los bienes individuales de los habitantes de la RPDC.

Realmente, el territorio de la RPDC se vio destruido de forma tan grave que necesitaba más de un siglo para ser reconstruido, como aseguraban los imperialistas norteamericanos.

El monto de las propiedades perdidas de la RPDC durante la guerra coreana alcanza 16 billones 661 mil 622 millones de US$.

Esto demuestra que la guerra coreana fue de destrucciones más salvajes en la historia de las guerras del mundo.

Aún en el periodo posbelico, EE.UU. no cesó los actos provocativos en tierra, aire y el mar y destruyó y quemó establecimientos pacíficos, enviando de modo sistemático a terroristas y saboteadores a la RPDC, causando a ésta pérdidas valoradas en 21 mil 266 millones de US$.

Si bien el pueblo coreano venció a los agresores y construyó sobre las ruinas una potencia socialista en un corto tiempo y con sus propias fuerzas, sufrió indecibles consecuencias de las destrucciones indiscriminadas de los yanquis antes, durante y despues de la guerra, las cuáles quebraron la base económica para el desarrollo independiente del país.

Prácticamente, el sabotaje de los imperialistas yanquis antes de la guerra coreana imposibilitó normalizar la produccion, ocasionando pérdidas de 10 mil 896 millones de US$.

Durante la guerra, los daños por la misma causa alcanzaron 5 billones 461 mil 460 millones de US$.

Aprovechando esta ocasion, queremos ajustar la cuenta con EE.UU. del siguiente problema:

Despues de liberacion de Corea (15 de agosto de 1945), el pueblo de la RPDC reconstruyó las presas hidráulicas, invirtiendo tremendos materiales, fondos y fuerza laboral.

Aunque estaba en los albores de la construccion de una nueva sociedad, suministró suficientemente, como medida fraternal, el agua de riego y mucha electricidad a la zona de Yonbaek Sur2.

Si bien las autoridades militares norteamericanas recaudaron enorme cantidad de impuestos de agua y electricidad a los campesinos de dicha zona y otros habitantes surcoreanos, no han pagado debidamente hasta hoy a la RPDC las tarifas de agua y electricidad.

Aprovechando que despues de la liberacion, el Norte y el Sur usaban los mismos “billetes del banco de Corea”, emitieron excesivamente 28 mil 700 millones de wones (moneda nacional) y los introdujeron en la RPDC.

Con estos billetes saquearon tremendos recursos como granos, pescados, combustible y materiales, obstaculizando seriamente la construcción de una nueva sociedad del pueblo coreano.

Otro daño impuesto por los imperialistas yanquis fue la destrucción y la contaminacion del ecosistema, debido al uso de armas bioquímicas.

En el periodo de la guerra coreana, ellos usaron generalmente contra la RPDC bacterias y las sustancias toxicas.

Estas sustancias nocivas perjudicaron seriamente la vida y los bienes del pueblo coreano y contaminaron gravemente el habitat.

Despues de la guerra, EE.UU. contaminó el medio ambiente, pulverizando gran cantidad de defoliante en la zona de la linea de demarcacion militar y, como consecuencia, se vio afectado de gravedad el crecimiento de las plantaciones agrícolas, la flora y la fauna de la RPDC ocasionando pérdidas de 4 mil 448 millones de US$.

La RPDC se vio obligada a invertir fabulosos fondos para rehabilitar el medioambiente contaminado por EE.UU., lo cual duró mucho tiempo.

Por ejemplo, el gobierno de la RPDC tuvo que desembolsar durante varios decenios muchos fondos para exterminar los organismos patógenos de fiebre tifoidea hemorrágica y epidémica esparcidos por los yanquis en la pasada guerra coreana.

El monto de daños económicos por la destrucción y la contaminación del medioambiente se estima en 505 mil 356 millones de US$.

EE.UU. no puede evadir jamás la responsabilidad de haber causado al pueblo coreano tremendos daños materiales y económicos incomparables con las pérdidas de la guerra mundial y obstaculizado el desarrollo social y la construccion económica de la RPDC.

 Consecuencias de la política de aislar y atropellar a la RPDC

La política de aislamiento y aplastamiento anti-RPDC de EE.UU. es la del terrorismo de Estado para derrumbar el digno sistema socialista al estilo coreano por el que ha optado el mismo pueblo coreano.

Desde que dividió a Corea en dos partes, EE.UU. ha cometido incesantes provocaciones bélicas de diversas formas, aún con la mentalidad de buscar el aplastamiento de la RPDC por vía militar.

Se reportaron cientos de miles de casos de violación del Acuerdo de Armisticio Militar por parte de EE.UU., inclusive la intrusión del buque espía armado “Pueblo” en las aguas jurisdiccionales de la RPDC.

El imperio agravó el enfrentamiento militar y la tensión en la Península Coreana librando cada año ejercicios militares de diferentes nombres, como “Team Spirit”, “Foal Eagle”, “Ulji Focus Lens”, etc., orientados a desatar la guerra contra la RPDC, mediante el ataque preventivo nuclear.

La amenaza de guerra cada día creciente de los imperialistas norteamericanos obstaculizo seriamente la edificacion de la nueva sociedad y la construcción socialista en la RPDC y obligó a malgastar en gastos militares fondos destinados al desarrollo planificado y equilibrado de la economia nacional.

Para hacer frente a tales maniobras norteamericanas, el partido y el gobierno de la RPDC no tuvieron otro remedio que presentar la linea de armar a todo el pueblo y fortificar todo el país y desarrollar paralelamente la construcción económica y la defensa nacional, dedicando siempre la gran parte de sus esfuerzos a los ejercicios de defensa civil.

De esta manera, la economía y la vida del pueblo se vieron afectadas en un monto de 2 billones 380 mil 186 millones de US$.

Las sanciones económicas y la política de bloqueo constituyen lo clave de la política de asilamiento y aplastamiento a Corea de EE.UU.

La RPDC es el pais que sufre las sanciones y el bloqueo más tenaces e intensos de EE.UU. en el mundo.

Los sucesivos gobernantes estadounidenses aplicaron durante más de medio siglo y de manera sistemática y general el bloqueo y las sanciones económica sobre todas las ramas de la RPDC, que marcha manteniendo firmemente la posición independiente bajo la bandera del socialismo, entre otras, el comercio exterior, las finanzas, las inversiones, las propiedades inmuebles, el seguro, el transporte, el correo y comunicaciones y el viaje de civiles.

EE.UU. fabricó en noviembre de 1949 el COCOM y comenzo con este aparato la sancion y bloqueo económicos contra la RPDC y otros países socialistas.

Además, inventó a su antojo, desacreditando brutalmente la ley internacional, más de 20 leyes como la “ley de comercio con países hostiles” y la “ley de bancos de exportación e importación”, etc., con las cuáles amplió, década tras década, la esfera de las sanciones económicas y endureció las medidas del bloqueo.

En particular, desde la decada de 1990, cuando el movimiento socialista sufrió un fracaso temporal, EE.UU. formó el frente aliado imperialista y se valió de todos los medios y métodos inimaginablemente crueles para aislar y asfixiar completamente a la RPDC, baluarte del socialismo.

Despues de desmantelado el COCOM con el fin de la guerra fria, EE.UU. fabricó en enero de 1996 el “Acuerdo de Wasena sobre el control de exportación de armas convencionales, productos y tecnologías de doble uso”.

Este aparato intrigante recurrió a las sanciones internacionales con el fin de estrangular la economía de la RPDC.

La campaña de presión internacional anti-RPDC lanzada por EE.UU. se tornó más aventurera en el nuevo siglo.

El imperio definió a la RPDC como miembro del “eje del mal” y creó una crisis nuclear.

Y trazó absurdamente complots de distintas formas, como los problemas de “billetes falsificados”, de “derechos humanos” y de “drogas”, tildando a la RPDC del “país que apoya el terrorismo”.

Además, inventó y aplicó la “iniciativa de seguridad contra la proliferación” y otras, involucrando hasta a los países satélites, con el fin de sancionar y bloquear colectivamente en el mar a la RPDC. De esta manera, vino intensificando más y más la presion y chantajes anti-RPDC.

Debido a las persistentes maniobras de sanción y bloqueo de EE.UU., la construcción económica pacífica de la RPDC sufrió en todos los dominios enormes pérdidas que se incrementan cada día más.

En particular, el imperio incurrió en la bajeza de congelar los bienes, los bienes de herencia y la suma asegurada no sólo de los órganos estatales y públicos de la RPDC, sino también de los ciudadanos individuales, y prohibir las remesas de dinero y paquetes.

 Lo mas cruel fue las sanciones sobre las transacciones comerciales y financieras.

Están prohibidas para las empresas -y hasta los civiles norteamericanos- todas las transacciones con las empresas y ciudadanos de la RPDC. Además, la presión de EE.UU. sobre los países, empresas e individuos que tienen relaciones económicas de nuestro país impidió la marcha exitosa de los negocios comerciales. Y en todas partes, donde se realizan las transacciones comerciales de la RPDC, estuvieron las garras del imperio vigilando y controlando las mercancías.

La restricción de las libres transacciones comerciales causo grandes pérdidas en la exportación e importación para el desarrollo económico del país y la mejora de la vida del pueblo.

Los bancos coreanos no pudieron hacer liquidación financiera en el mercado internacional porque en el caso de liquidar en US$ con los bancos extranjeros resultaban congelados incondicionalmente los fondos correspondientes en los bancos estadounidenses. Esta brutal sanción financiera ocasionó una gran pérdida en las transacciones comerciales de nuestro país.

EE.UU. ejerce presión a otros países para que no concedan créditos a la RPDC ni procedan a la cooperación económica exterior y a inversiones individuales.

Incorpora a los países satélites en su sucia campaña para prohibir la exportación a la RPDC de nuevos equipos y tecnologías.

Para colmo, instigo a España para que registrara a plena luz del dia el barco comercial “Sosan” de nuestro país en alta mar cercana a Yemen. Cometió sin escrúpulos la piratería de ocupar con fuerzas armadas, las embarcaciones comerciales de la RPDC navegando en alta mar y confiscar sus cargas.

Las maniobras de EE.UU., encaminadas a derrocar el regimen de la RPDC asfixiándola económicamente, se expresaron concentradamente en que dilató intencionalmente y rehusó finalmente la entrega del reactor de agua ligera y el petroleo pesado, punto nucleo del Acuerdo Basico Corea-EE.UU. aprobado en octubre de 1994.

Debido a tal actitud cínica de EE.UU., después de la aprobación de dicho acuerdo bilateral, nuestra industria energética sufrio la perdida de una suma astronómica de electricidad, concretamente dicho, un billon 165 mil 8 millones de US$, lo cual tuvo una grave consecuencia en la economóa nacional y la vida del pueblo.

Según la estadística sacada sólo de las cuestiones de conocimiento publico surgidas en los últimos 60 años hasta 2005, las pérdidas sufridas por nuestro pais sobrepasan 13 billones 729 mil 964 millones de US$.

En este monto no se incluyen las enormes pérdidas causadas por EE.UU. al obstaculizar la construcción de la gran potencia próspera a través de “resoluciones de sanciones”, fabricadas por medio del Consejo de Seguridad de la ONU cuestionando en estos años el lanzamiento de un satélite artificial con fines pacíficos y calificando de “amenaza a la paz” la prueba nuclear ejecutada justa y legitimamente para defender los intereses supremos y la soberanía del país.

Las sanciones económicas y bloqueo, que duran más de medio siglo, son un crimen de un bandido contrario a las leyes internacionales y una violación flagrante de la soberanía estatal.

Sin embargo, EE.UU. no indemniza sus crímenes abominables ni se arrepiente de ellos. Al contrario, actúa con más entusiasmo para imponer el desastre de la guerra nuclear en el suelo coreano, mellando la sagrada dignidad y la soberania de la RPDC con la invención del incidente de hundimiento de la corbeta surcoreana “Cheonan”.

El imperio utiliza el problema nuclear de la Peninsula Coreana no para preservar la paz, sinó para aislar y presionar institucionalmente a la RPDC.

En este contexto, llevó intencionalmente al fracaso las conversaciones a 6 bandas, rehúsa obstinadamente la coexistencia pacífica con la RPDC y frena el desarrollo unificado de la nación coreana, creando la division y la confrontacion entre ambas partes coreanas, de modo que la nación coreana sigue sufriendo incontables perdidas.

Todos estos hechos muestran una vez mas claramente que los imperialistas norteamericanos son agresores y asesinos infames y salvajes, perturbadores cínicos de la paz y enemigos jurados de la nación coreana.

Mientras EE.UU. acuse injustamente a la prestigiosa RPDC, en vez de pedir perdón e indemnizar su historia de crímenes cometidos ante la nación coreana, serán cada vez más grandes el odio y el revanchismo de nuestro ejército y pueblo.

En la consiguiente confrontacion politica y militar, los provocadores sufrirán la bancarrota y la muerte.

El ejército y pueblo de Corea, que se formaron como invencibles filas revolucionarias bajo la dirección del partido y el líder, no perdonarán jamás los crímenes de los imperialistas norteamericanos y cobraran mil veces el precio de ellos.

Igualmente, defenderán con firmeza la paz de la Peninsula Coreana y el resto del mundo al fortalecer por todos los medios el disuasivo de autodefensa, bajo la bandera del Songun y levantaran sin falta sobre la tierra patria una gran potencia prospera socialista.

1 Se contalibilizan únicamente las cifras de muertes civiles, no las de militares. La suma total de muertos es superior.

2 Está en Corea del Sur

Agencia Telegráfica Central de Corea




La Cuba que lucha día a día por la independencia y la libertad no necesita el aplauso de los herederos de Franco. Respuesta a la eurodiputada Teresa Jiménez-Becerril

El pasado día 17 de junio de 2010 el periódico ultraconservador ABC publicó en las columnas de opinión, en concreto,en la denominada “tribuna abierta” un artículo de la eurodiputada del Partido Popular Teresa Jiménez-Becerril. Sobre este periódico ¿qué podemos decir que la historia a través de sus portadas no nos haya revelado? Diario comprometido con el Franquismo durante 40 años de dictadura militar clero-fascista y, una vez muerto el dictador, fiel medio de lo más reaccionario del estado español, por ello, su afinidad máxima a la Iglesia Católica, a la Corona y, como no, al Partido de la Sra. Teresa Jiménez-Becerril, partido no lo olvidemos cuyo Presidente fundador es un ministro de Franco. Desde esa “tribuna abierta” es desde la que esta mujer ha tratado de descalificar a Cuba y a su Revolución. Pero como veremos más adelante, ni esta dirigente política, que reconoce que no sabe “nada de diplomacia” – es lo único cierto y honesto de su alegato de odio de clase recogido entre las columnas de opinión del ABC – ni mucho menos ese periódico y el Partido en el que milita tienen ni argumentos ni autoridad moral para verter crítica alguna en materia de represión, libertad política o justicia ni al pueblo ni al estado cubano.

 

Dice Jiménez Becerril, en referencia a Ariel Sigler Amaya que “el régimen de Fidel Castro encarceló y torturó por no comulgar con ruedas del molino popular-comunista”. Toda una eurodiputada, que además dice ser miembro de “la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo”, debería conocer que tanto este hombre, como su hermano Guido, fueron procesados por la Justicia de la República de Cuba no “por no comulgar con ruedas del molino popular-comunista” sino por cometer actos contra la independencia nacional y la economía de Cuba, violando una colección de leyes de la República, y siendo condenados a un total de 38 años de prisión, quedando reducida la misma a una única pena de 20 años. En concreto en dicho juicio – con todas las garantías procesales algo que no pasa, por ejemplo, en la Base norteamericana de Guantánamo o en muchos países de la UE, países estos tan admirados por los adalides de la libertad del Partido Popular – quedaron demostradas las actividades contrarrevolucionarias e ilegales perpetradas de ambos sujetos. Actividades desarrolladas con la aquiescencia del máximo Jefe de la Oficina de Intereses de los EEUU en La Habana, James Cason, y financiadas por la organización radicada en Miami denominada “Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba” dirigidas por un tal Angel D’Fana.

Jiménez Becerril debería conocer todo esto y, además, también debiera conocer quien es ese tal Angel D’Fana, por si no lo conoce extraigo unas líneas de la obra de Luís Báez y Rosa Miriam Elizalde “Los disidentes” (Editora Política, 2003, página 51) en la que sobre Ángel Francisco D’Fana Serrano señalan que es “Líder de la organización contrarrevolucionaria Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba. Por sus actividades fue detenido en 1.962 y juzgado en la causa número 458/62. Durante su estancia en la prisión se acercó al contrarrevolucionario Hubert Matos y se autotitulaba revolucionario-anticomunista. Fue preso plantado hasta 1.983 en que emigra a EEUU donde pasó a ser miembro de la organización contrarrevolucionaria Cuba Independiente y Democrática.(CID) (…) promueve acciones contra los cubanos que visitan EEUU e incita a la deserción de marinos mercantes, diplomáticos, militares y artistas cubanos(…). En octubre de 1.995 como miembro de la dirección de CID, participó en la conformación de un nuevo programa de acciones consistente en realizar sabotajes, planes de atentado, viajar a Cuba y crear focos rebeldes y utilizar todas las vías posibles para subvertir el orden interno”. Es curioso comprobar que los que dicen enarbolar las banderas antiterroristas, cuando se trata de Cuba, no dudan en ponerse de parte de la mafia terrorista de Miami, de los Posadas Carriles, y demás. Es evidente que todo esto la señora Jiménez-Becerril lo conoce y no sólo no lo condena, sino que implícitamente lo bendice.

Esta eurodiputada afirma, alegremente, que la situación de salud en la que se encuentra Ariel Sigler es consecuencia de la tortura efectuada por el estado cubano. Leyendo documento en cubanet – página web creada en 1.996 que publica materiales elaborados por contrarrevolucionarios y que es financiada por fondos federales del gobierno norteamericano a través de la National Endowment for Democracy –informe de octubre de 2.008 leemos respecto a Ariel Sigler lo siguiente “Soy la Dama de Blanco Noelia Pedraza Jiménez, esposa del prisionero de conciencia de los 75 Ariel Sigler Amaya y estoy denunciando su crítico estado de salud, pues  se encuentra ingresado en el hospital provincial de Cienfuegos desde el 22 de Septiembre de 2008, en silla de rueda, afectado por una polineuropatía, según  informan los médicos del Ministerio del Interior. Ariel padece además de  síndrome de mala absorción gastrointestinal, cálculos en la vesícula y riñón izquierdo y gastritis crónica”. He aquí los motivos por los que este hombre era “ayer robusto y hoy gravemente enfermo”, no por tortura alguna. Una vez queda demostrado que la Sra. Jiménez-Becerril falta a la verdad creemos que es obligado hablar un poco de torturas, de fraudes históricos perpetrados “bajo el oscuro manto de la falsa libertad y de la independencia mal entendida” y de libertad política y presos políticos puesto que está interesada en ello.

Sobre las torturas debemos advertir que en las cinco décadas que tiene ya la Revolución cubana no ha habido ni un solo caso de tortura, desaparecido o asesinado. Evidentemente, no se puede decir lo mismo de los EEUU con vuelos ilegales incluso por el territorio español – tanto en gobiernos del PSOE como del PP – donde los “puristas” de la democracia han mirado para el otro lado.

El Partido Popular, que apoya toda guerra de rapiña como la de Afganistán – también defendida por el PSOE – o la de Iraq poca autoridad moral tiene para denunciar nada que huela a torturas, malos tratos e incluso asesinatos cuando públicamente aún no les hemos visto hacer denuncia alguna sobre Abu-Graib, Bagram, Guantánamo, vuelos secretos de la CIA, etc…¿Ha hecho algo la eurodiputada Jiménez-Becerril por arrojar luz ante esto? En el mismo periódico ABC, el pasado día 19-3-10 leíamos “Rajoy se entrevistó durante una hora con el presidente colombiano en una conversación en la que aprovechó para recalcar «la labor y el legado del presidente Uribe»”. Por otro lado, la Coalición Colombiana contra la Tortura presentó en noviembre de 2.009 un informe que señalaba que “Entre julio de 2003 y junio de 2008 fueron víctimas de tortura por lo menos 899 personas, de las cuales 229 quedaron con vida, 502 fueron asesinadas y 168 fueron víctimas de tortura psicológica”, “que el 92,6 por ciento del total de los casos fueron responsabilidad del Estado y se mantienen en la impunidad”, “en el 92,6 por ciento del total de los casos se compromete la responsabilidad del Estado: por perpetración directa de agentes estatales, el 50,6 por ciento (337 víctimas); y por omisión, tolerancia, aquiescencia o apoyo a las violaciones cometidas por grupos paramilitares, el 42 por ciento (280 víctimas)” o “En los casos en los que se conoce la edad de la víctima (296), el 30,4 por ciento (90) fueron niñas y niños”. ¿Qué ha hecho la eurodiputada Jiménez-Becerril ante esto? ¿Cómo pueden hablar de derechos humanos los dirigentes del PP cuando hasta la ONU corrobora que la tortura en Colombia es generalizada y que dimana del estado mientras su máximo dirigente adula “la labor y el legado del presidente Uribe” o lo que es lo mismo aplauden la tortura? ¿Qué autoridad moral tienen aquellos que adulan el legado y la política de Uribecuando en Colombia se mata al 60% de los sindicalistas asesinados en el mundo? Si miramos a España, comprobamos mirando el Informe sobre la Tortura en el Estado Español – realizado por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT) – que desde 2.001 hasta 2.007 se han registrado 5.040 denuncias por torturas y/o malos tratos, donde sólo el 8% de los denunciados han sido condenados y, por ejemplo, en el año 2.007 sesenta personas murieron bajo custodia del estado español. ¿Qué dice la Sra. Jiménez-Becerril sobre esto? Por lo visto, y leído, calla.

Puesto que también se habla de fraudes históricos creemos que, para fraude, la transición y el periodo falsamente denominado “democrático”. Ni que decir tiene que en este fraude no sólo intervinieron los herederos de Franco, sino que la actuación del oportunismo – PSOE y PCE – consiguieron que los que se acostaron como fascistas se pudieran levantar como “demócratas”, basta mirar al Partido Popular, partido cuyo presidente fundador era un ministro franquista, para corroborar esta verdad histórica. Y hablamos más que de fraude histórico, de estafa, al referirnos a esta “democracia” que comentan que vivimos en tanto que para los trabajadores del estado español ha significado desempleo, retrocesos en las conquistas conseguidas, represión, ilegalizaciones de partidos, miseria material y espiritual, falta de libertad y de democracia, mantenimiento de tribunales que persiguen delitos políticos – Audiencia Nacional -, corrupción (que salpica también al partido de la Sra. Jiménez-Becerril como Gürtel, caso Fabra o caso Matas), etc… Entendemos que la Sra. Jiménez-Becerril pensará en esto cuando habla de fraude histórico y atiza a Cuba para desviar la atención de lo que acontece en su país y de la que ella es partícipe. Porque no podemos comprender que se refiera a Cuba, un país del tercer mundo con un Índice de Desarrollo Humano propio de un país del primer mundo, donde el analfabetismo se ha erradicado hace ya mucho tiempo, al igual que el hambre, donde los cubanos tienen acceso al agua potable, a la sanidad, hay un estado socialista que garantiza la seguridad y la soberanía popular y la independencia como nación. ¿Puede decir lo mismo el Parlamento español cuando éste hace la política que le dictan los mercados? En el país de la eurodiputada Jiménez-Becerril la soberanía nacional y la soberanía popular hace ya rato que feneció y ¿qué hace su partido, y la mayoría de partidos con representación parlamentaria más que contribuir a su entierro y ser lacayos del imperialismo en lugar de defender los intereses del Pueblo? ¿Es a esto a lo que Vds. llaman democracia y libertad?

Desde el Partido Comunista Obrero Español, siguiendo las resoluciones emanadas de nuestro XIV Congreso, abrazando el internacionalismo proletario estamos obligados a salir en defensa de la República de Cuba primeramente cuando ésta es atacada con la mentira por argumento y, además, porque es de justicia salir en su defensa. Los capitalistas tienen los medios de comunicación, sus títeres entre los que debemos incluir a sus políticos pero adolecen de lo principal: la razón y la verdad, algo que se evidencia en la eurodiputada Jiménez-Becerril y en su carta en la que falta a la verdad y, por tanto, descalifica e insulta al Pueblo.

Francisco José Barjas Fernández

Secretario General del Partido Comunista Obrero Español

 




La UE vigilará a los ciudadanos de opiniones radicales

Entre los logros de la Presidencia española de la Unión Europea, ha pasado prácticamente desapercibida la aprobación de un programa de vigilancia y recolección sistemática de datos personales de ciudadanos sospechosos de experimentar un proceso de “radicalización”. Este programa puede dirigirse contra individuos involucrados en grupos de “extrema izquierda o derecha, nacionalistas, religiosos o antiglobalización”, según figura en los documentos oficiales.

 

El pasado 26 de abril, el Consejo de la Unión Europea reunido en Luxemburgo abordó el punto del orden del día titulado “Radicalización en la UE”, que concluyó con la aprobación del documento 8570/10. La iniciativa forma parte de la estrategia de prevención del terrorismo en Europa, y se concibió inicialmente para grupos terroristas islámicos. Sin embargo, el documento extiende la sospecha de tal forma y en términos tan genéricos que da cobertura a la vigilancia policial de cualquier individuo o grupo sospechoso de haberse radicalizado. Así, un activista de una organización civil, política o ciudadana, sin vínculos con el terrorismo, podría ser espiado en el marco de un programa que invita a investigar desde el “grado de compromiso ideológico o político” del sospechoso, hasta si su situación económica es de “desempleo, deterioro, pérdida de una beca o de ayuda financiera”.

El documento aprobado recomienda a los Estados miembros que “compartan información relativa a los procesos de radicalización”. ¿Qué entiende la UE por radicalización? El texto debería definir el concepto, pues eso permitiría acotar la vigilancia al ámbito del terrorismo islamista, pero no lo hace. Se insta, por el contrario, a considerar entre los objetivos a todo tipo de defensores de ideas heterodoxas. El acuerdo pone también bajo la lupa policial a ciudadanos que defiendan las ideas radicales clásicas, las de aquellos partidarios del reformismo democrático que tanto bien han hecho a la democracia. Incluso podría aplicarse contra quienes se consideren radicales en sentido etimológico, pues “radical” es, ni más ni menos, el que aborda los problemas en su raíz.

El acuerdo pulveriza el espíritu europeo de tolerancia hacia todas las ideas, siempre que se defiendan mediante la palabra pues, en su afán de prevenir el terrorismo, amplia el abanico de sospechosos hasta diluir la notable diferencia entre los medios con que se defienden las ideas y las ideas mismas.

El programa completo de vigilancia está recogido en un documento anterior, el 7984/10, titulado “Instrumento para almacenar datos e información sobre procesos de radicalización violenta”, de marzo de este año. Casualmente, a este texto se le dio carácter confidencial, y sólo se ha conocido gracias a que la organización de defensa de las libertades civiles statewatch.org ha tenido acceso a él y lo ha hecho público. La ONG denuncia que este programa “no se dirige en primer lugar hacia personas o grupos que pretendan cometer atentados terroristas, sino a gente que tiene puntos de vista radicales, a los que se define como propagadores de mensajes radicales”.

Entre los objetivos del documento secreto figura “combatir la radicalización y el reclutamiento”, e incluye alusiones relativas a la persecución de quienes inciten al odio o a la violencia que sí parecen dirigidas a grupos terroristas o filoterroristas. Sin embargo, éstas resultan innecesarias, pues ya están castigadas en la legislación penal de los países europeos. El texto alude indistintamente a la “radicalización” y la “radicalización violenta”, asociando el recurso a la violencia con todo tipo de ideas extremas o antisistema. El documento invita a los gobiernos a vigilar “los mensajes de radicalización” hasta un punto rayano en la vulneración de la libertad de expresión. El programa invita a escrutar las audiencias a las que se dirigen los mensajes radicales, si éstos apoyan o no la violencia, si existen otros grupos con las mismas ideas que renieguen de la violencia, cómo se transmiten los mensajes radicales, etc.

Al descender al detalle de la vigilancia individual, recomienda investigar incluso los sentimientos de las personas que militen en grupos sospechosos, mediante planteamientos como el que insta a recabar información sobre los “sentimientos de la persona en relación con su nueva identidad colectiva y los miembros del grupo”. Y con preguntas como: “¿Ha hecho la persona comentarios sobre asuntos, principalmente de naturaleza política, usando argumentos basados en mensajes radicales? ¿Ha hecho comentarios sobre su intención de tomar parte en un acto violento?”. De este modo, el acuerdo abre una peligrosa vía de persecución de las ideas, los argumentos y hasta los estados de ánimo.

La reunión en la que se aprobó este programa de vigilancia ciudadana estuvo presidida por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ya que España ostentaba la Presidencia de turno de la UE. Asistió también el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, así como la mayor parte de los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios.

fuente: http://www.cuartopoder.es/casidesnuda/la-ue-vigilara-a-los-ciudadanos-de-opiniones-radicales/210

Mesa de Redacción, SL / CC BY-NC 3.0



LA INMENSA MAYORÍA DEL PARLAMENTO CONTRA EL PUEBLO TRABAJADOR

En el día de hoy hemos podido ver en el Parlamento español cómo la inmensa mayoría de él arremete contra el Pueblo Trabajador al que señalan como responsable de la crisis y al que le hacen pagar esta crisis que generó la burguesía, a tenor del decretazo contra los pensionistas y de la reforma laboral. Pero, además, no sólo se ha atentado contra el Pueblo sino que los partidos de las burguesías periféricasy centrales han interpretado una escena repugnante de oportunismo electoral expresado mediante sus abstenciones.

 

El gobierno del PSOE, enemigo de los trabajadores, nuevamente ha quedado retratado como tal. En este momento arremete con especial virulencia contra el proletariado al dictado de la Banca – que curiosamente le condona préstamos y les financia sus campañas electorales – y de las instituciones burguesas mundiales que ni tan siquiera son elegidas por los Pueblos a los que saquean y explotan. En el decreto-ley de la reforma laboral se abarata el despido, incrementa la casuística de despidos objetivos y otorga a los empresarios la posibilidad de descolgarse de los convenios colectivos, o lo que es lo mismo, da manos libre al empresario para poder realizar, todavía más, los atropellos que considere pertinentes. Las políticas capitalistas realizadas por el PP y continuadas por el PSOE, y no olvidemos que aplaudidas durante estos últimos años por los mismos que hoy se han abstenido, nos han dejado salarios y jubilaciones de miseria – más del 60% de los trabajadoresy del 88 % de los pensionistas perciben sueldos inferiores a 1000 euros brutos -, más de cuatro millones y medio de parados – más de tres millones de ellos en los últimos tres años – y 8 millones de personas que viven en la pobreza, el 20% de la población. En lugar de combatir esto lo que hacen es dotar a la burguesía de un marco donde sea más fácil despedir, a pesar de la facilidad ya existente, y donde ésta pueda sobreexplotar más al trabajador.

Pero el decreto-ley de lareforma laboral ha podido salir adelante por el oportunismo electorero de los partidos de la burguesía catalana (CIU), de los herederos de Franco (PP y UPyD), de la burguesía vasca (PNV) y del resto de burguesías periféricas (CC y UPN) expresado en forma de abstención. Estas abstenciones no son más que síes, pues son conocedores los autores que con su abstención la reforma laboral, con la cual están de acuerdo pues favorece los intereses de la burguesía que es la clase a la que ellos representan y los intereses que defienden, sería aprobada.

Los partidos responsables de que el decreto-ley prospere han estafado al Pueblo al no mostrar su verdadero rostro, que no es otro que el favorable a saquear, explotar y agredir a los trabajadores de la misma forma que lo hace el Gobierno de los empresarios del PSOE.

El Partido Popular señala que “esta reforma laboral es la del despido”, “que el propio ministro de trabajo dice que la reforma laboral no va a servir para crear empleo”, etc… Al no votar en contra, el Partido Popular no se opone a “esta reforma laboral es la del despido” porque les satisface, aunque les parezca insuficiente ya que son partidarios de agredir todavía más a los trabajadores.

A los partidos de las burguesías catalanas y vascas (CiU y PNV), al igual que al PP, les parece insuficiente pero les beneficia que salga adelante el decreto-ley, por ello no se han opuesto a pesar que Durán i Lleida califica la reforma laboral planteada por el gobierno de “buñuelo”. No obstante, tanto CiU como PNV nos señalan a quién sirven los que plantean el decreto de reforma laboral – Gobierno – y los que hacen posible la misma con su abstención – o lo que es igual, ellos mismos – solamente hay que escuchar a Emilio Olabarria(PNV) que señala “lo que se hace es complacer al mercado, que nadie sabe quién es, ni qué forma tiene, ni a qué dedica el tiempo libre” o a Durán i Lleida que señala “del conjunto de la reforma planteada no sale un mensaje claro e inequívoco que traslade la confianza necesaria a los mercados, que vigilan de cerca nuestro comportamiento” o “es obvio que después podría tramitarse como proyecto de ley y abrir un periodo de tres o cuatro meses de incertidumbre alrededor de cómo acabará siendo el contenido de la reforma laboral. Esta hipótesis no complacería la demanda que se nos hace desde los mercados, la UE, el Eurogrupo y el FMI de reformar con urgencia el mercado laboral”.

Queda claro que este gobierno no sirve a los intereses del Pueblo, al igual que queda claro que en el Parlamento se hace lo que dicta la oligarquía financiera y los grandes monopolios capitalistas multinacionales,a lo que denominan como mercados. Todo debe someterse a ese mercado, empezando por el Pueblo trabajador del estado español. La inmensamayoría del Parlamento hoy no ha dudado, con sus votos favorables o con sus abstenciones, en servir a los especuladores, usureros y multinacionales o lo que es lo mismo, a la burguesía internacional, y en arremeter contra el Pueblo.

Desde el Partido Comunista Obrero Español hacemos un llamamiento a los trabajadores y a las clases populares azotadas por el capitalismo y sus gobiernos títeres a luchar por la soberanía popular, por la democracia y contra las medidas reaccionarias del gobierno empezando por apoyar a la Huelga General del próximo día 29 de septiembre. Así mismo hacemos un llamamiento a los Comités y delegados de Personal de las empresas a que se unan y construyan Asambleas de Comités y Delegados pues para que los trabajadores progresemos es fundamental estar unidos y organizados y, además, esta unión desde abajo será garantía para que las direcciones sindicales, que en innumerables ocasiones nos han traicionado en estas últimas décadas, sean conscientes que la Huelga General debe ser un primer paso de un camino que sólo puede concluir con que los recortes sociales emprendidos por el gobierno, al dictado de los especuladores y los bancos, queden depositados en el basurero de la historia. No hay una verdadera democracia allí donde los hombres que crean el valor no poseen los medios de producción. El Pueblo es amordazado allá donde el capital detenta el poder político, sólo en el Socialismo el Pueblo tendrá la palabra y su voluntad no será sometida a ninguna coacción exterior, llámese Mercado, UE o FMI.

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA CONSTRUYAMOS ASAMBLEAS DE COMITÉS, DELEGADOS Y TRABAJADORES!

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Se cumplen cuatro décadas de la desaparición del padre del independentismo saharaui

Este jueves 17 de junio se cumplen 40 años de la desaparición del padre del independentismo saharaui, Mohamed Sidi Brahim Basir, conocido por todos como Bassiri. Por eso, ha sido elegido como el Día Internacional de los Desaparecidos Saharauis y en muchas ciudades se conmemora con actos de protesta.

 

Mohamed Sidi Brahim Basir nació en torno al año 1942 en Tan Tan (hoy sur de Marruecos, pero entonces perteneciente a la colonia española de Cabo Juby). Miembro de una familia saharaui tradicional, cuando tenía 15 años se va al extranjero a estudiar, primero al recién independizado Marruecos y luego a El Cairo (Egipto) y Damasco (Siria), donde se licencia en Periodismo.

A su regreso, en el año 1966, funda en Marruecos un periódico nacionalista saharaui llamado Al-Shihab (La Antorcha), que se convierte rápidamente en órgano de expresión pública del anhelo de los saharauis de tener su propio estado, una nación libre del yugo español, pero también distinta del Reino de Marruecos.

En uno de sus artículos en Al-Shihab, Basiri escribe: “El Sahara nunca ha sido marroquí, el reino de Marruecos no podrá justificar que el Sahara haya formado parte del citado reino alauita. A lo largo de la Historia, Marruecos nunca envió ningún gobernador marroquí al Sahara Occidental, ni tampoco los saharauis han rendido pleitesía a ningún monarca marroquí y sólo existían lazos de tipo comercial entre los comerciantes saharauis y marroquíes o de religión del Islam, la cual confesan ambos pueblos².

Artículos como éste provocaron su salida de Marruecos en 1967. Entonces se instala en Smara, la ciudad santa saharaui, como maestro coránico. Sin embargo, las autoridades españolas tampoco podían estar muy contentas con la presencia activa de Bassiri en su territorio, así que lo mandaron directamente al calabozo. Sólo la presión de los notables locales permitió su liberación posterior.

No pasaría mucho tiempo para que Bassiri comenzara a organizar su lucha independentista. En 1968 comienza a organizar su movimiento colonial, denominado Organización Avanzada para la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro, conocido como Movimiento de Liberación, a secas. Este colectivo se constituye formalmente el 11 de diciembre de 1969.

Los postulados de Bassiri se inspiraban en los de otros movimientos de resistencia pacífica, como el de Gandhi en India o Mandela en Sudáfrica. Por ello, rechazaba firmemente la violencia y consideraba que se podía acceder a la independencia saharaui mediante la acción democrática. Bassiri se basaba en la resolución 1514 de Naciones Unidas, aprobada en noviembre de 1960, por la que instaba a las naciones a favorecer la descolonización de los territorios que aún mantenían el estatus de colonias en el mundo, entre ellos el Sahara Occidental.

El posterior comité especial que desarrollaba dicha resolución solicitó a España en 1966 la realización de un referéndum para que los saharauis pudieran expresar libremente sus aspiraciones y decidir su futuro. Sin embargo, el Gobierno franquista le dio largas al asunto y el referéndum no llegó a celebrarse.

En ese contexto, las autoridades españolas tampoco aceptaron el movimiento recién creado por Bassiri, lo que hizo que permaneciera en la clandestinidad. Sin embargo, no dejaba de ganar adeptos. Fundado por apenas 25 personas, en seis meses ya contaba con 4.700 afiliados.

EL 17 DE JUNIO, EN ZEMLA

40 años después siguen las desapariciones, la represión y los encarcelamientosY así llegamos hasta el 17 de junio de 1970. Ante las fuertes presiones internacionales que recaían sobre el Gobierno español para que permitiera a los saharauis decidir su futuro, el ejecutivo presidido por el almirante Carrero Blanco decide hacer una exhibición de fuerza y de propaganda ante el mundo mediante la organización de una actividad política en El Aaiún. De hecho, Madrid trasladó hasta su provincia a periodistas y observadores extranjeros para que fueran testigos de la fiesta de adhesión a España de los saharauis. La fecha elegida fue el 17 de junio de 1970. Sin embargo, el tiro le salió por la culata.

El cada vez más numeroso grupo de Bassiri organizó una contramanifestación. Frente a la escueta concentración oficial, una multitud de saharauis se manifestó frente a la sede de Gobernación y en una explanada cercana, en el barrio de Zemla, coreando consignas independentistas y gritos patrióticos. Esto desató las iras españolas y, al atardecer, una compañía de la Legión abrió fuego contra la muchedumbre. Las fuentes oficiales hablan de dos muertos y una veintena de heridos, pero la realidad fue otra. Los muertos, en realidad, fueron una treintena.

Esa misma noche se desató una cacería contra los dirigentes del grupo de Bassiri, quien fue detenido y encarcelado. La foto que acompaña este artículo es la última que existe de él. Bassiri, al igual que algunos de sus compañeros, desapareció en las cárceles españolas. Todo el mundo coincide en que fue torturado hasta la muerte en prisión, aunque su cadáver no se encontró nunca.

Aunque en los días siguientes los militantes de la independencia saharaui acusaron el golpe y se dispersaron por los países vecinos, no pasaría mucho tiempo en que se reorganizarían de nuevo, sobre todo en ciudades como Zuerat (Mauritania), Tan Tan e incluso Rabat, donde destacaba un joven estudiante llamado El Uali Mustafá Sayed, quien tomaría el relevo dejado por Basiri al frente del movimiento de liberación, denominado a partir de 1973 Frente Popular de Liberación de Saguia El Hamra y Río de Oro (Frente Polisario).

Sin embargo, todos asumieron como suyo el espíritu de lucha y el compromiso por su pueblo dejado por Bassiri, quien se convirtió para los saharauis en el primer padre de la independencia saharaui, en uno de sus primeros desaparecidos y en un mártir nacional.

Hoy, 40 años después y pese a que ya no son provincia española, los saharauis siguen sin lograr su anhelada independencia, ya que a España la ha sustituido Marruecos como potencia opresora, que ha hecho oídos sordos una y otra vez a las resoluciones de Naciones Unidas para que permita a los saharauis expresar libremente su opinión respecto a su futuro como pueblo.

Además, la represión, los encarcelamientos y las desapariciones de saharauis han proseguido y llegan hasta nuestros días. Por eso, varias asociaciones han decidido celebrar con especial énfasis el Día del Desaparecido Saharaui el próximo 17 de junio, en el aniversario del primer levantamiento popular saharaui organizado políticamente contra el colonialismo español.

MANIFESTACIÓN EN LAS PALMAS

En el caso de Las Palmas de Gran Canaria, está prevista una concentración a partir de las 18.00 horas delante del Consulado francés, en la calle Néstor de la Torre, nº 12, para denunciar el veto de éste país a incluir la defensa de los Derechos Humanos entre los cometidos de la Minurso. A continuación, los participantes se encaminarán en manifestación hasta el Consulado marroquí (Calle Pelayo, nº 14).

Con este acto de protesta, la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui exige el esclarecimiento de la desaparición de más de 500 saharauis, la liberación de todos los presos políticos saharauis, el cumplimiento de las resoluciones de la ONU, la celebración del referéndum de autodeterminación retrasado una y otra vez por los incumplimientos de Marruecos y el respeto a los Derechos Humanos en el Sahara Occidental.

GUINGUINBALI JOSÉ NARANJO Las Palmas de Gran Canaria 15/06/2010




Hace 40 años. EL 17 DE JUNIO DE 1970 EL”GRITO DE ZEMLA” SUPUSO LA PRIMERA MANIFESTACIÓN DEL NACIONALISMO SAHARAUI

UNA MANIFESTACIÓN POPULAR AL MARGEN DE LA QUE OFICIALMENTE HABÍA CONVOCADO EL GOBIERNO COLONIAL FUE REPRIMIDA A TIROS, CAUSANDO MUERTOS Y HERIDOS Y QUEBRANDO LA CONFIANZA DE LOS SAHARAUIS EN LA PROMESAS DE MADRID

EL HECHO MÁS VERGONZOSO FUE LA “DESAPARICIÓN” DEL LÍDER SAHARAUI BASSIRI, UN CRIMEN QUE NINGÚN GOBIERNO ESPAÑOL HA ACLARADO TODAVÍA 

 Ocurrió un día de finales de junio de 1970. El calor empezaba a resultar bochornoso a primeras horas de la mañana en España cuando los madrugadores compraban su periódico preferido. Escondida entre un rincón de cualquier página interior, aparecía una nota oficial remitida por el Ministerio de Información y Turismo que rezaba:

“El pasado miércoles, día 17, a las 11 de la mañana, se celebró en El Aaiún una manifestación de adhesión a España que se desarrolló dentro del mayor orden y entusiasmo y a la que concurrió la mayor parte de la población y tribus vecinas. En la tarde del mismo día, un grupo de jóvenes, movidos por agitadores extranjeros, provocó disturbios que tuvieron que ser reprimidos por las fuerzas de orden público, las cuales al responder a varios disparos de pistola ocasionaron dos muertos de raza negra, que no han sido identificados como saharauis. En los momentos actuales reina la más completa tranquilidad y las autoridades judiciales proceden al esclarecimiento de los hechos”

De este modo fue como los españoles nos enteramos ­puesto que la misma nota fue remitida a todos los demás periódicos, emisoras de radio y TVE- del sangriento incidente habido el Sáhara español. Como cabe suponer, nadie fue capaz, ante una información tan escueta y desfigurada, de dar el valor exacto a lo que había ocurrido, ni de intuir que aquel hecho que se pretendía hacer pasar como algo irrelevante, iba a cambiar el futuro de nuestra última dependencia colonial.

Una política de descolonización errática y contradictoria

Tras la incorporación de España a la ONU -1 de diciembre de 1955- y de la carta que el Secretario General remitió el 24 de febrero de 1956 a los nuevos países ingresados entonces preguntándoles si administraban territorios no autónomos España inició una política errática y contradictoria, con la comisión de abundantes errores.

Por una parte y finalizada la guerra de Ifni España hubo de entregar a Marruecos la zona comprendida entre el paralelo 27º 401 y el río Draa, que Francia nos había adjudicado en 1912 como “zona sur del protectorado de España en Marruecos”, a pesar de su carácter eminentemente saharaui y de su ancestral independencia con respecto a la autoridad de los sultanes. Por otra, el gobierno de Madrid optó por la provincialización de las colonias africanas, un maquillaje copiado de Portugal que no engañó a nadie.

De este modo y tras la aprobación el 14 de diciembre de 1960 de la “declaración sobre la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales” Madrid declaró que no poesía territorios no autónomos pero, curiosa y contradictoriamente, no se negó a facilitar información sobre las “provincias africanas”. La razón estribaba en que “mientras en Nueva York la política colonial española daba ese giro liberal y trataba de acoplarse al ritmo cada vez más acelerado del proceso descolonizador, en Madrid la Presidencia del Gobierno proseguía, impasible, su descabellada política asimilacionista”(1).

A todo ello habría que sumar las pretensiones anexionistas de Maruecos, puesto que la corona alauita había asumido como propia la tesis del “Gran Marruecos” defendida El Fassi que pretendía expandir las fronteras hasta el río Senegal.

Nacimiento del nacionalismo saharaui

El año 1970 marcó un punto de inflexión por el aparente acuerdo entre Marruecos y Argelia (cumbre de Tlemecen Hassan II-Bumedien), entre el primero de esos países y Mauritania (cumbre de Casablanca Hassan II-Uld Daddah) y entre los tres países (cumbre de Nuadhibú Hassán II-Uld Daddah-Bumedien). Como entre tanto España, en aplicación de la entonces todavía vigente política descolonizadora de Castiella, había “retrocedido” Ifni ­otra teórica “provincia”- a Marruecos, por lo que no resulta extraño que los saharauis comenzasen a abrigar una cierta desconfianza sobre los propósitos que pudiese albergar la metrópoli con respecto a su país. En ese contexto fue surgiendo como fenómeno natural un movimiento nacionalista que tuvo su primer fermento no en el interior del Sáhara español, sino en la zona cedida a Marruecos en 1958, y más concretamente en la ciudad de Tantan.

Para entonces había madurado ya su pensamiento un joven saharaui nacido precisamente en Tantan y perteneciente a la fracción de Lemuadenim de la tribu de los Erguibat, la más numerosa del Sáhara. Se llamaba Bassir Mohammed uld Hach Brahim uld Lebser y había cursado sus estudios en Maraqués, Rabat, Casablanca y El Cairo. Basiri, como así era conocido, llegó a Smara en 1968 después de haber puesto pies en polvorosa desde Marruecos, donde ciertos artículos prosaharuis publicados en la prensa habían empezado a marcarle como sospechoso (aunque algún autor ha puesto en duda este último punto) (2).

Basiri se sumergió den el caldo de cultivo de una sociedad como la saharaui que empezaba a interrogarse sobre su futuro e intentó dar respuesta a ello promoviendo un movimiento inicialmente conocido como Organización Avanzada para la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro que empezaría a andar a finales de 1969 y tuvo tanto éxito que en sólo medio año consiguió cerca de 4.700 afiliados.

Diego Aguirre puntualiza que “los objetivos no eran, desde luego, ni la lucha armada, ni siquiera la independencia inmediata, estando dirigidos hacia una autonomía interna, no bien definida, aunque no dejaban de contener un proyecto futuro de independencia; buscaban el protagonismo popular, con supresión de los dirigentes tradicionales, tendiendo a la creación de una entidad nacional capaz de afirmarse ante la indefinición española y las ambiciones exteriores” (3) .

La administración española tuvo puntual conocimiento del nacimiento del partido e incluso del protagonismo de Basiri en él, pero optó por ignorarlo. “Lo que escapó a la percepción política del gobierno ­es de nuevo Diego Aguirre quien lo explica- fue la amplitud y profundidad de un movimiento popular de afirmación de la nacionalidad, deformada la óptica oficial por las declaraciones de españolismo de los nativos y por una errónea estimación de la capacidad saharaui para aglutinase y actuar por sí mismos” (4).

Coincidiendo con la presencia del Ministro español López Bravo en Nuadibú -12 de junio de 1970- para la inauguración con el presidente mauritano Uld Dadah de IMAPEC, una empresa mixta de explotación de los recursos pesqueros, los miembros del partido presentaron una carta al Gobernador General en la que le exponían respetuosamente sus reivindicaciones e incluso le pidieron audiencia, que les fue denegada por su carácter ilegal.

Una manifestación que se convierte en dos

En este contexto el Gobierno General no tuvo mejor idea que organizar para el 17 una manifestación de repudio a los anexionismos exteriores de y apoyo a la política española, que debía celebrarse en la Plaza de España de El Aaiún a mediodía. Una ocasión de oro para que los miembros de la OALS pudieran concentrarse en la capital de la provincia sin que nadie se alarmara.

En el barrio periférico de Zemla o Jatarrambla, también conocido como Casas de Piedra, se había ido concentrando desde el día anterior una multitud en torno a las jaimas montadas al efecto, que cantaba y expresaba su júbilo. El Gobierno General intentó que los concurrentes se sumaran a la manifestación oficial e incluso el Gobernador General, Pérez de Lema, se tomó la molestia de desplazarse hasta el lugar para dialogar con aquellos, sin que tuviera mejor fortuna, por lo que dispuso la disolución de esa concentración nativa.

Dejemos que sea la fría prosa del capitán de servicio la que describa lo que ocurrió a partir de las cinco y media de la tarde:

“Se ordenó el despliegue de vehículos, quedando a unos 500 metros aproximadamente de la concentración de naturales: fue haciéndose una aproximación lenta y siendo recibidos por una lluvia de piedras, procediéndose a la detención de Buda Uld Ahamed Uld Hamuadi, De Erguibat Suaad; De Ahamed Uld Caid Salah, De Au Musa U. Ali Y De H0ssein Uld Aal Uld Hossein, de Erguibat-Ulad Musa, que iban en la cabeza de la concentración. A petición del Delegado Gubernativo se ordenó cargar contra la concentración y hacer fuego al aire para disolver la misma. Dado que no retrocedían y la lluvia de piedras y agresión con palos a las Fuerzas de Orden Público era copiosa, como igualmente varios disparos de arma corta, hubo que replegarse y volver a cargar sucesivamente, llegándose a una situación de contención, con una separación de 100 metros de inmovilización por ambas partes, recibiendo la orden del Delegado Gubernativo de mantenernos en esta situación hasta que se informase al Mando y procediéndose a la evacuación de tres heridos por arma de fuego de los nativos, como igualmente de las Fuerzas de Orden Público por pedradasŠ Sobre las 19,30 horas hizo su aparición una Compañía del Tercio, mandada por el capitán Arcocha; interrogado éste sobre su presencia en dicho lugar, me contestó que tenía órdenes de disolver la concentración, ordenando él, el despliegue de sus Fuerzas, rebasando nuestra línea de contención. En tal situación se personó en el lugar, de los hechos el Comandante Jefe de la Policía TerritorialŠ dándole novedades; la compañía del Tercio continuó su avance lento, estando ya muy cerca se hizo fuego al aire, siendo agredidos con piedras y palos, al igual que la anterior Fuerzas (sic) de Policía, en cuyo momento se vio que caían a tierra algunos nativos, dándose a la fuga todos los concentrados y siendo perseguidos por la compañía del Tercio. Por orden del Comandante Jefe, se envió un coche a buscar ambulancias procediéndose a retirar en las mismas dos muertos y unos veinte heridos y derribándose el campamento de jaimas de la concentración”(5).

Diego Aguirre puntualiza que “parece comprobado que hubo a lo sumo cuatro muertos y 21 heridos, sin que se llegaran a conocer nombres concretos que hicieran aumentar la cifra” (6) y aclara que, en todo caso, “las descargas habían partido del lado español y las pedradas de los saharauis” (7) lo que le permite sentenciar: “A nadie se le ocultó que una época, apacible, pero falsa, había concluido” (8). De la misma opinión fue el maestro nacional Carmelo Moya, a la sazón Delegado Provincial de Juventudes y director del Colegio Menor quien, después de ver como huían sus alumnos ente el temor de represalias, confesó al Gobernador: “Mi general, hoy hemos perdido el Sáhara” (9).

La “desaparición” de Basiri

Hubo numerosos encarcelamientos y deportaciones pero, siguiendo la tradición colonial española, tras el rigor inicial llegó la benevolencia y los encausados fueron saliendo en libertad. Quien no llegó a disfrutarla fue Basiri, cuya “expulsión” a Marruecos ordenada por el Gobierno General ocultó algo mucho más siniestro. Tomás Bárbulo lo ha relatado con excelente estilo:

“La luna apuraba el cuarto menguante en el cielo de El Aaiún el 29 de julio de 1970. El reloj del comandante Asensi, ayudante del Gobernador Pérez de Lema, recién nombrado Delegado Provincial de Seguridad, marcaba las 4.30 de la madrugada cuando se presentó con dos Land Rover con capota de lona en el portalón del cuartel de Artillería. A bordo de los vehículos iba una patrulla formada por legionarios del Tercio Juan de Austria, a las órdenes de un capitán y de un brigada adscritos al Cuartel General. Del calabozo, situado en la misma entrada del regimiento, junto a la garita del centinela, sacaron a un hombre bajo. La capucha de la chilaba ocultaba su rostro barbado. Llevaba una bolsa de plástico en una mano y no iba esposado. Le hicieron subir a uno de los vehículos. La temperatura era dulce (18 grados centígrados) y El Aaiún estaba dormido y a oscuras. La comitiva cruzó el centro de la ciudad y enfiló la carretera de la playa. Pasó frente al aeropuerto y, a unos 10 kilómetros, torció a la derecha, hacia la cadena de dunas que corre paralela al Atlántico. Al pie de una de aquellas masas de arena, el prisionero fue obligado a descender del coche. Le ordenaron avanzar a la luz de los faros. Esa fue la última vez que alguien vio con vida al padre del nacionalismo saharaui. Tenía 28 años y se llamaba Bassir Mohamed uld Hach Brahim uld Lebser, aunque era conocido entre los suyos como BasiriŠ Las revelaciones de tres personas que conocieron el suceso por boca de testigos presenciales han sido claves para reconstruir su final. Todas ellas han preservado el anonimato hablando a través de monseñor Félix Erviti, penúltimo prefecto apostólico para el Sáhara Occidental, y acogiéndose al secreto de confesión: entre los viejos soldados del ejército de África sus testimonios serían considerados una delación. Yo me he comprometido a respetar su código a cambio de la verdad. Pero si alguien busca una evidencia podrá hallarla bajo las dunas que bordean la carretera entre El Aaiún y la playa” (10).

El cuadragésimo aniversario de aquel hecho histórico que marcó un antes y un después en la historia del Sáhara Occidental nos da pie a formular dos propuestas: la primera, que un gobierno español restablezca la verdad y ordene el esclarecimiento de aquella “desaparición” que, como la ejecución del duque de Enghien por Napoleón, fue “peor que un crimen, un error”. Y la segunda que, siguiendo la tradición de la historiografía hispánica que ha consagrado con el nombre de “grito deŠ” (Dolores, Yara, Baire, Lares) a determinados hechos que supusieron el punto de partida de los movimientos emancipadores de algunos pueblos americanos, los hechos ocurridos el 17 de junio de 1970 en el barrio aaiunés de Zemla, Jatarrambla o Casas de Piedra sean conocidos en lo sucesivos como el “grito de Zemla”.

PABLO-IGNACIO DE DALMASES

(Master en Historia Contemporánea, periodista)