1

Comunicado a los estudiantes

La clase obrera está sufriendo una agresión sin precedentes en la historia de nuestro país. La crisis económica originada por el modelo capitalista de producción conduce a más de cuatro millones de trabajadores al paro forzoso, ha disminuido el poder adquisitivo de los sectores sociales más desfavorecidos, ha originado un endeudamiento de las capas populares, y a la vez, ha favorecido la sobreexplotación de los asalariados que aún conservan el puesto trabajo.

 

El futuro de las familias trabajadoras está condenado a condiciones sociales miserables mientras los grandes oligarcas de las finanzas, los terratenientes y los grandes empresarios amasan ingentes sumas de capital. El Estado capitalista, con sus partidos títeres, afianzan las grandes desigualdades sociales entregando fortunas a la banca y recortando derechos políticos y laborales a los trabajadores.

Realizamos un llamamiento a los estudiantes porque forman parte del sector más dinámico y combativo de nuestro pueblo, es parte integrante del movimiento obrero al cual está íntimamente vinculado y porque su presente educativo y su futuro laboral están siendo víctimas de una salvaje agresión del mismo sistema político y económico que azota al resto de la clase obrera. Los estudiantes tienen una larga historia de lucha en nuestro país, es por ello, que los trabajadores realizan un llamamiento a la unidad y la solidaridad.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) insta a los estudiantes a la organización en escuelas, institutos y universidades. Llama a la estructuración y vertebración del movimiento estudiantil, no solamente para defender sus reivindicaciones inmediatas, sino para vincularse a los trabajadores, jornaleros, vecinos y demás sectores sociales que comienzan a crear organizaciones propias para confluir en un Frente Único del Pueblo.

El PCOE lo considera un paso necesario para abolir el sistema capitalista de producción y abrir el camino al Socialismo.

 

 

¡¡POR LA UNIDAD DE ESTUDIANTES Y OBREROS!!

¡¡ABAJO EL SISTEMA CAPITALISTA!!

POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO




Comunicado

Hoy, día 28 de febrero, tuvo lugar en Sevilla la manifestación convocada por la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores bajo el lema ” ¿Refundar el capitalismo? Construyamos otra sociedad.”
La manifestación que partió desde el Puente de la Barqueta, inició su camino a las 12,20 horas con la presencia prevista de asistentes y con un carácter solemne y combativo.
Durante el trayecto que duró aproximadamente una hora y quince minutos se corearon consignas en defensa de los intereses del obrero frente a la patronal, en demanda de una huelga general y reprobatorias a la actitud claudicante de las direcciones de las grandes centrales sindicales.

 

Al finalizar el acto, un miembro de la Comisión Permanente, leyó un comunicado que transcribimos en su totalidad.

Comunicado:

Compañeras y compañeros:

Con la excusa de la crisis, a los trabajadores andaluces nos está llevando a una situación insoportable. Caminamos flechados hacia el millón parados. La patronal se aprovecha para implantar mayor precariedad laboral, de esta forma los costes de un trabajador andaluz es ya entre el 10 y el 12% más barato que en el País Vasco, Cataluña y Madrid. La jornada laboral por trabajador es de una hora más de media que en estos lugares. Andalucía es la zona donde más familias completas existen en el desempleo. Y como consecuencia de ello, ocupamos los primeros puestos en todas las enfermedades sociales, como prostitución, drogas, robos, enfermedades depresivas, suicidios etc.

Y con la misma excusa de la crisis, mientras a los trabajadores nos agobian y amenazan con la posible disminución de las percepciones por los subsidios del desempleo y sobre todo de nuestra futura pensión de jubilación, tanto los gobiernos de Andalucía como español dan graciosamente (30. mil millones de euros) que hemos producido con nuestros esfuerzos, para que la Banca y las grandes empresas aun teniendo beneficios puedan salir de la crisis, cuando las experiencias nos demuestran que con dicho dinero los patronos compran mejores máquinas para competir entre ellos. Y más y mejores máquinas significan también más trabajadores al paro. Es decir, con nuestro dinero estamos preparando nuestra propia muerte como trabajador y por si fuera poco, la patronal exige el despido libre más barato. Todo está concebido para satisfacer a los ricos, Más allá de la rentabilidad, la cultura, la formación laboral incluida las enseñanzas universitarias, como lo demuestra el plan Bolonia, se realizan pensando en el capitalista y en sus hijos, para que los estudiantes procedentes de la clase obrera no puedan competir con ellos.

Habréis observado que la patronal junto con todos los partidos de derecha y de izquierda, incluidas las direcciones de las centrales sindicales mayoritarias nos machacan nuestra mentes día tras día, para que asumamos de que hay que acabar con la crisis, como si la crisis fuese la culpable de los problemas de los trabajadores. La crisis agrava los problemas pero no los crea. Todos quieren ocultar que es el sistema capitalista quien genera el paro, las desigualdades, la represión sindical, la negación en la práctica de los derechos y libertades de los trabajadores. El capitalismo genera enfermedades puramente laborales, que llega al caso del suicidio, y a la ruina de familias enteras, como le sucedió a nuestro compañero José Luis de TUSSAM.

Antes de la presente crisis y después de 30 años de “democracia”, en Andalucía se pasaba de los 600 mil desempleados. En el último año 200 trabajadores andaluces fueron despedidos de sus puestos de trabajo solamente por presentarse en alguna candidatura sindical. El obrero andaluz medio ganaba ya entre 7 y un 9% menos que el vasco, el catalán y el madrileño. 4 andaluces de cada 10 estaban en la miseria según Cáritas. Es decir, compañeros, para acabar con nuestros males no vale salir solo de la crisis que beneficia al capitalista, hay que acabar con el sistema que produce todos nuestros sufrimientos, acabando con él se terminaran todas las crisis. Pero si nos dejamos seducir por la propaganda de los vividores de derecha y de izquierda y luchamos solo contra la crisis, no desaparecerán nuestras preocupaciones, nuestros agobios y nuestras pesadillas.

Todo cuanto sucede resulta más ignominioso al ver que en Andalucía tenemos riquezas naturales superiores y mas valoradas que en otros lugares, que sin embargo están mas desarrollados y es que nuestros mares, nuestras tierras, minas y fábricas, están en manos extranjeras y en la de capitalistas españoles que solo buscan el interés propio tratándonos a los obreros como objetos sin valor.

Es hora de decir basta, no mas engaños, no es justo que los que creamos todas las riquezas de este país seamos además los que menos las disfrutamos, los que menos derechos tengamos. Pero para decir basta, debemos ser conscientes, de que nadie va a venir a solucionar los problemas que nos atañen, tenemos que ser nosotros mismos los trabajadores, de la ciudad y del campo, los estudiantes, en una palabra el pueblo trabajador unido quienes debemos poner fin a tantos atropellos e injusticias.

Por esta razón nace la Asamblea de Comités, Delegados, trabajadores y estudiantes, con la intención de buscar por encima de siglas sindicales y políticas, la unidad. Por eso también, aquellos que comen del sistema a costa de mantener la división de los trabajadores, han hecho todo lo posible por boicotear esta manifestación. Son los traidores que se venden al capital por una migaja de pan.

Compañeros, la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores no ha nacido para terminar en esta manifestación. Estamos en los comienzos, pero no cejaremos en nuestro empeño de unir a todos los trabajadores no como un fin, sino como un medio para acabar con el sistema que nos oprime.

No pedimos nada extraño, nada que no sea nuestro, pedimos que las riquezas de Andalucía, que trabajamos con nuestros esfuerzos físicos y espiritual, redunden en nuestro beneficio, que por derecho natural nos corresponde.

Ningún obstáculo venga de donde venga puede frenar nuestra ilusión. Lucharemos contra las adversidades, denunciaremos públicamente a quienes por interés propio nos pongan zancadillas para que la unidad de la clase obrera no sea un hecho que le perturbe su amistad con la patronal y el gobierno capitalista, pero a la vez, seremos pacientes y le tenderemos mil veces nuestras manos si es necesario, para que aquellos compañeros menos preparados y que están bajo la influencia de los enemigos de la clase obrera, comprendan que su lugar está con nosotros, con la unión.

Compañeros, los trabajadores somos mas que ellos, nuestro ideal es mas humano que el de ellos y nos asiste nuestro derecho por ser los portadores de lo nuevo. Que ni las mentiras de los falsos amigos, ni la represión patronal, ni las leyes antiobrera promulgadas por los sucesivos gobiernos, constituyan un freno a nuestro desarrollo. Que nada ni nadie nos desvíe de nuestro camino, si todos nos lo proponemos la unidad de la clase obrera será una realidad que cambiará el curso de los acontecimientos.

Compañeros, VIVA LA CLASE OBRERA. VIVA LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES




A la clase obrera, a los compañeros de T-Systems

Nuestra empresa, T-Systems, aprovechando el rio revuelto de la crisis ha planteado un ERE por el que se perseguía, originariamente, el despido de 550 trabajadores – muchos de ellos delegados y afiliados a centrales sindicales – con el objetivo de invertir una supuesta pérdida económica sufrida durante los últimos años. Como siempre hacen las empresas en el sistema capitalista, somos los trabajadores, los que generamos las riquezas de la empresa y los beneficios del patrón, los que pagamos los excesos de los directivos de la Empresa.
Ante esta situación, las cúpulas  de as centrales sindicales “representativas” CCOO y UGT, vaciando por completo las funciones de los Comités de Empresa y a espalda de éstos y de los Trabajadores de T-Systems, y teniendo en cuenta que su “representatividad” no alcanza los 400 afiliados entre ambas centrales de unos 4000 trabajadores (menos del 12%) han firmado un preacerdo con T-Systems para que, en lugar de aplicar un ERE sin fundamento alguno que debería ser rechazado tanto por el Estado como por las centrales sindicales, se despidan a 320 compañeros y se nos congele salarialmente durante dos años, o lo que es lo mismo, las cúpulas de CCOO y UGT han firmado el despido de 320 compañeros que pagaremos los trabajadores de T-Systems que permanezcamos, debilitados y vendidos por unas centrales sindicales que no tienen repesentatividad ni ética, con la congelación salarial acordada a espaldas de los trabajadores, los Comités, las centrales sindicales minoritarias e incluso las secciones sindicales  al completo (por ejemplo la Sección Sindical de CCOO en Madrid se opuso al preacuerdo) y que ni tan siquiera garantiza que en un año la empresa plantee un nuevo ERE. Denunciamos el comportamiento indigno de la dirigencia de ambas cúpulas sindicales, que venden a los trabajadores a cambio de paz social y prebendas para que dirigentes como Bernadás (CCOO) o Mazón (UGT) vivan a cuerpo de rey a costa de la traición. Pedimos a los afiliados honestos y honrado y a los trabajadores que exijan la UNIDAD y se enfrenten a esta medida injusta e indigna de T-Systems que persigue precarizar las condiciones de trabajo y que las vendidas cúpulas sindicales han firmado. omos los que trabajamos y debemos ser los que decidamos, UNIDAD por encima de las siglas, unidad para acabar con el ERE y con el preacuerdo firmado por esta dirigencia vendida de CCOO y UGT.
¡NI UN DESPIDO EN T-SYSTEMS! ¡NO AL ERE NI AL PREACUERDO! ¡POR UN FRENTE ÚNICO DE TRABAJADORES!
PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL Y PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA



Contra el desempleo y el saqueo: HUELGA GENERAL

Mientras los medios de manipulación del capital distraen al Pueblo Trabajador con las elecciones norteamericanas, país en el que la democracia es una quimera – una mentira – donde se elige a un esbirro del capitalismo más, la clase obrera de nuestro país se desangra.

Las cifras dadas por el Ministerio de Trabajo nos señalan que ya hay 2.818.026 parados, que en el mes de octubre de 2008 el desempleo se ha incrementado en un 7,3% traduciéndose esto en 192.658 personas o, lo que es lo mismo, unos 9000 trabajadores por día han sido arrojados al paro forzoso por los patronos españoles. Esta  subida fija un incremento del paro, en términos interanuales, del 37,5% respecto a octubre del año 2007 o lo que es igual en este año se ha incrementado el desempleo en 769.449 trabajadores.

 

 Ante este crimen perpetrado por los empresarios, con el apoyo del Estado capitalista, las traidoras cúpulas sindicales piden una moratoria fiscal y que el Estado inyecte dinero a la banca y a las empresas vía ICO, es decir, que les den dinero a los responsables del desempleo los que ejecutan a millones de familias y las condenan al desempleo y a la miseria, como lo ilustran las palabras del máximo dirigente de UGT que señalaba “Hay mucha pyme que está destruyendo empleo por falta de liquidez, por tanto, el Gobierno tiene que acelerar los trámites para la inyección en los mercados financieros de los recursos comprometidos y luego garantizar que llega a la pequeña empresa” y “si es necesario reforzar la liquidez vía línea de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO), las organizaciones sindicales lo apoyan y les parece correcto”. Comprobamos que defienden exactamente lo mismo que la Patronal.

 Por supuesto que estas cúpulas sindicales (que venden paz social a cambio de prebendas, enchufes, etc…, estando corrompidas hasta el tuétano ) ni se les pasa por la cabeza organizar a unos trabajadores cada vez más alejados de la afiliación sindical y plantear lo que este país necesita que es una Huelga General. Y decimos Huelga General porque se está atentando contra el primer derecho que tiene la clase trabajadora: El Derecho al Trabajo.

Los trabajadores sólo nos tenemos a nosotros mismos y por ello se hace fundamental el caminar en aras a la Unidad y la Organización revolucionaria de nuestra clase debiendo partir este proceso de unidad y organización desde la base, desde los tajos, desde el corazón de la clase trabajadora. Por ello, el PCOE  apuesta por la construcción del FRENTE ÚNICO DE TRABAJADORES y hace un llamamiento a todos los obreros a la unidad por encima de las siglas y de la división sindical existente con el objetivo de organizar cauces por donde fluya la solidaridad, estimulando asambleas de Comités y delegados de los distintos centros de trabajo así como democratizar las Asambleas, establecer la democracia de la manera que nosotros entendamos y no como nos lo imponga el Patrón a través de sus leyes, su Constitución, o sus vendidas cúpulas sindicales.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Comunicado a los comités de empresas y a los trabajadores

La Asamblea de Comités de Empresas y Trabajadores de Sevilla realiza un llamamiento urgente a todos los comités y a todos los trabajadores ante una de las situaciones económicas más graves que amenaza al conjunto de la clase obrera.

Apenas iniciada la nueva crisis económica de superproducción, los datos oficiales revelan la destrucción de más de 200.000 puestos de trabajo en el primer semestre del año 2008.

 

Central Lechera Asturiana (165 despidos), Puleva (91 despidos), Spanair (190), Qualytel (250), Atento (230), Heineken (150), Fagor, Grúa Municipal de Sevilla, Real Club Pineda, Hotel Alcora, e incluso algunos ayuntamientos, Ayuntamiento de Almensilla (24 despidos), Ayuntamiento de Valenciana (32 despidos), Ayuntamiento de Alcalá del Rio (25 despidos) han sido algunos de los cientos de despidos declarados en estos primeros seis meses del año en Sevilla.

Ante esta situación crítica, la gran patronal, el Gobierno y las Instituciones Públicas adoptaron un paquete de medidas económicas que podrían concretarse en:

– Congelación de los salarios y subordinación a los beneficios declarados por la empresa.

– Incremento de la jornada laboral, amparada por la resolución del Parlamento Europea que posibilita la ampliación de la semana laboral a 65 horas.

– Recorte de gastos sociales y derechos adquiridos.

El peso de la crisis no puede sostenerse en las espaldas de las familias trabajadoras.

Por ello, realizamos un llamamiento a todos los Comités de Empresas sobre los cuales recae la gran responsabilidad de fortalecer la posición de los trabajadores y trazar las líneas para resistir la presión patronal. Todos los comités tienen la obligación de preparar asambleas para debatir el periodo actual, así como para elaborar alternativas junto a los trabajadores que eleven sus condiciones laborales. El comité tiene el deber, asimismo, de organizarse con el resto de comités de empresas. Los problemas de los trabajadores no son ajenos al conjunto de los centros de trabajo.

Llamamos a todos los trabajadores a debatir, a informar y a participar con todos sus compañeros en reuniones, asambleas y debates que puedan facilitar la organización y la unidad.

Las puertas de la Asamblea de Comités de Empresas y Trabajadores de Sevilla están abiertas para todos ellos.

POR LA UNIDAD Y LA SOLIDARIDAD ENTRE LOS TRABAJADORES

ASAMBLEA DE COMITÉS DE EMPRESAS Y TRABAJADORES DE SEVILLA

Sevilla, 18 de Septiembre de 2008




A la clase obrera

Como ya es normal el pasado mes de agosto registró 58.000 parados más en todo el país. Mientras, la cesta de la compra sube sin tope, (los huevos 28% en un año, el 75% la harina desde abril etc.). Se anuncian nuevas subidas como el pan, la leche, la luz etc. Se nos dice que de 19 millones de trabajadores más de 8 millones cobran menos 900 Euros y para colmo las hipotecas suben sin parar, asfixiando a la juventud obrera.

 

 Pese a todo ello el gobierno y los partidos parlamentarios observan el más sospechoso de los silencios. A ellos les bastan con recordarnos que esto es un Estado de derecho cuyo problema es el “terrorismo”, con lo cual tratan de desviar nuestra atención. Esta claro. Si no es el “terrorismo” se inventarían otra cosa con la que entretenernos.

¿Acaso no es terrorismo que en los 6 primeros meses de este año hayan muerto 580 trabajadores en sus puestos de trabajo y que en el mismo tiempo, por la no implantación de normas de seguridad tuvieron lugar 510.302 accidentes con baja? ¿No es criminal que en vez de implantar la total gratuidad de los estudios, el Ministerio de Cultura reparta 1.000 millones de pesetas entre la Fundación de José María Aznar (PP) y la Fundación Pablo Iglesias de Alfonso Guerra (ligada al PSOE)?.

¿Qué estado de derecho es éste que permite que la patronal despida a 500 trabajadores por presentarse a las elecciones sindicales, que sabe que hay miles de patronos que defraudan al estado y al obrero, que no pagan los seguros sociales, que utilizan dinero negro, y que abonan al trabajador menor cantidad de la que reza en su nómina? ¿Dónde está el estado y los derechos de los trabajadores, cuando las multinacionales se llevan las empresas a otros lugares o que vende al sector privado las empresas públicas más rentables y en todo caso ocasionando el despido masivo de los obreros?

Es triste el papel de los sindicatos, que o no hacen nada o se oponen falsamente para ceder al final, con el pretexto de aceptar lo menos malo y que para justificarse acometen luchas de desgaste cuando ya no existe solución y siempre atendiendo al interés del sindicato y no el de la clase obrera en general. Pues si los trabajadores afectados son de CC.OO. los otros sindicatos (UGT, CNT. CGT….etc.) no prestarán su solidaridad y viceversa. ¿Por qué tantos sindicatos, si los trabajadores somos una sola clase?

Ante tantos enemigos, a los trabajadores solo nos queda la unidad y la solidaridad. En este sentido, es urgente en donde no tengamos comités o delegados realizar las elecciones y exigir a nuestros representantes inicien contactos entre los comités de las empresas del gremio, independientemente de la afiliación sindical y política de sus miembros, con el propósito de crear e institucionalizar LA ASAMBLEA DE COMITÉS DE EMPRESAS Y DELEGADOS, para poner freno a tantos desmanes y a tanta división. EL AISLAMENTO ES NUESTRA MUERTE. EL PATRON NO ENTIENDE DE OBRERO SUMISO O REBELDE, SINO DE INTERESES, EL PARO ESTA LLENO DE TRABAJADORES SUMISOS.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




A los trabajadores de Endesa

La inminente venta de Endesa al capital extranjero, demuestra a las claras dos aspectos fundamentales.

1.- Que La actual concepción de la unidad europea, se forja a favor de las apetencias expansionistas de las multinacionales del continente, en detrimento de los intereses de los trabajadores.

 

 2.- Que es totalmente falso el patriotismo que abanderan los PSOE y PP y su oportunista posición sobre la unidad de “España”, pues a la hora de la verdad no tienen ningún reparo en vender nuestro patrimonio natural, y a los propios trabajadores al mejor postor, español o extranjero. ¿Dónde está la autonomía, para utilizar nuestros propios recursos en provecho del pueblo? ¿Dónde quedan los derechos sociales contemplados en los nuevos Estatutos? Pero la solución no está tampoco, como presentan los sindicatos, en elegir entre capital español o capital extranjero, pues en ambos casos representan intereses egoístas privados, que ponen en peligro constante el puesto de trabajo de los obreros y empleados y supeditan nuestras propias fuentes de energías naturales a los números fríos de sus beneficios. La solución está en que las riquezas, tierras, agua, minas, etc. de nuestro suelo, deben pertenecer al pueblo, en estas circunstancias,

LA NACIONALIZACIÓN, es la opción más cercana y justa en estos momentos. Así pues, los efectos de la venta al capital extranjero de Endesa, o de su continuación en manos privadas españolas, rebasan los intereses de los trabajadores de Endesa, dado que se utilizan riquezas autóctonas de la región. Por tanto, debe ser el conjunto de la sociedad, la que decida su futuro.

El PCOE llama a los trabajadores de Endesa, para que inicien el debate consecuente al respecto y obliguen a sus representantes a asumir la NACIONALIZACIÓN como única solución positiva y a su vez, pedimos que el Comité de Empresa haga extensible el debate a todo el pueblo.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




El momento actual

La huelga de los camioneros se tomen las medidas que se tomen para paliarla, va a contribuir en el proceso en curso a la agudización de la crisis financiera. El gobierno se encuentra en un callejón sin salida.

 Tanto las medidas que ofrece el gobierno como las reivindicaciones que defienden los huelguistas, tienen como resultado final el aumento general en grado desproporcionado de los precios, que pagaremos en última instancia los trabajadores. El estado actual de la economía capitalista no da para más, salvo que los países productores de petróleo den un viraje de 180º, lo cual parece improbable de aquí a poco tiempo.

 

  La huelga de los camioneros no cuestiona al gobierno, menos todavía al sistema capitalista. Toda huelga estrictamente económica, repercute en sentido negativo en el bolsillo de las clases laboriosas

Sin necesidad de subir las hipotecas que según todos los indicios continuarán al alza, muchos ciudadanos de los que aún no se ven en situación de precariedad, se unirán a los que ya no pueden hacer frente a las cuotas mensuales, pues los reajustes de los Presupuestos del Estado para satisfacer a la patronal afectada por la subida de los carburantes, no va enjugarse a través de las partidas del área de defensa y represiva. Como siempre se tratará de equilibrar por medio de la inflación (subida de precios), la manera más directa y fácil de redistribuir las riquezas y de hacer recaer todo el peso de la crisis sobre los trabajadores y pensionistas.

 Pero con ser grave la situación ésta se ve espoleada por las nuevas directrices de la UE. Es tradicional que en épocas de crisis, el gran capital se aproveche del ambiente de impotencia y por lo tanto de resignación que se crea a propósito desde el exterior en las clases trabajadoras, para imponer reformas que coadyuven a una mayor explotación en aras de intensificar la productividad que les permitan a las empresas librar sus batallas en el mercado en las mejores condiciones posibles

 En esta dirección hay que contemplar la propuesta que debe ratificar el parlamento europeo, de abrir las puertas para la prolongación de la jornada laboral hasta las 65 horas.

 Saben perfectamente que es el instante exacto de llevarla a cabo., El argumento de salvar la crisis oculta un análisis de clase, basado en la correlación de fuerzas que nos es desfavorable a los trabajadores, pues no existe en toda Europa una oposición antagónica al capital, ni siquiera en un plano local con influencia suficiente entre los trabajadores para descubrir el juego, mucho menos capaz de frenar a sus progenitores.

 Es cierto que el gobierno español se opone de palabra;  pero, también es verdad que los socialistas se valen de tácticas engañosas y ventajosas, pues no basta con oponerse, sino que han de darse las condiciones sociopolíticas necesarias para que la oposición sea efectiva.

 Se nos dirá primero que es una medida de ámbito superior, por lo que un gobierno no puede desbordar la decisión colectiva de los gobiernos y del parlamento europeo. Después se nos aducirá que su aplicación no es obligatoria puesto que han de ponerse de acuerdo patrón y obrero, además, el compromiso adquirido por ambos ha de recogerse en el convenio colectivo cuando éste exista o en el contrato personal en caso contrario, insinuando que será responsabilidad de los propios trabajadores dado que los que consienten hacen de forma voluntaria dejación de cotas sociales alcanzadas, a lo que tienen perfecto derecho. Incluso puede que el gobierno sugiera que no se debe llegar a tal acuerdo por constituir un retroceso social, pero no podrá ir mas allá, es decir a prohibir la dilatación de la jornada.

 En nuestro país hay miles de pequeñas empresas en las que los trabajadores por su número no tienen representación sindical y se verán obligados a aceptar las propuestas de la patronal. La ampliación de la jornada afectará especialmente a la superexplotación de los inmigrantes, la parte más débil del proletariado.

 Pero también hay medianas y grandes empresas en la que los comités son patrocinados por sus direcciones. Unas veces son candidaturas “independientes” y en muchas mas ocasiones las candidaturas patronales se cobijan en las siglas de CC.OO o de UGT, cuyas centrales han hecho la vista gorda pues sus objetivos consisten en conseguir delegados de la forma que sea.

 Todas estas empresas que representan a millones de trabajadores son presas fáciles para ir implantando paulatinamente la prolongación de la jornada, a la vez que servirían al final, para generar un ambiente de hechos consumados, en definitiva, expandirán la impotencia que tienen estos sectores obreros al resto de los trabajadores, lo demás sería solo cuestión de tiempo.

 Ante una situación como esta de extrema gravedad hay que buscar denodadamente la unidad de todos los trabajadores por medio de asambleas de Comités y Delegados de Empresas (Frente Unico de Trabajadores), que es la manera genuina para que la clase obrera se erija en protagonista y de frenar el avance de la patronal y del gobierno capitalista. Rechazamos pues toda invitación a constituir nuevos sindicatos (SOC, PCPE etc.) que perpetúan el estado actual de la clase obrera.

 En esta dirección hacemos un llamamiento a todos los comités y delegados a que se unan al proceso iniciado en Sevilla, superando todas las trabas en aras de la unidad del conjunto de los trabajadores.

 ¡POR EL FRENTE UNICO DE TRABAJADORES!

 FORTALEZCAMOS Y AMPLIEMOS LA ASAMBLEA DE COMITÉS Y DELEGADOS DE EMPRESAS

 ¡POR EL FRENTE UNICO DEL PUEBLO!




Informe sobre la situación actual de Correos

  1. A modo de introducción.

Los pasados días 19, 20 y 21 de diciembre de 2007 los sindicatos UGT y Sindicato Libre convocaron una Huelga de tres días en Correos en la que se reivindicaba, fundamentalmente, el incremento de unos 250 euros mensuales en los complementos (retirando la penalización existente por días de baja) y un nuevo sistema de acceso al empleo en Correos.

 

Esta Huelga, ante todo, nos sirvió para comprobar muchas cuestiones pero, sobretodo, nos puso de manifiesto el papel que están jugando los sindicatos, dividiendo a los trabajadores y moviéndose por la salvaguarda de sus intereses particulares – o lo que es lo mismo los de sus cúpulas –  y no de los intereses generales de los trabajadores, y nos reafirman en la necesidad del desarrollo del Frente Único de Trabajadores que forje la unidad de los mismos, tanto en el seno de Correos como con otros trabajadores de otras empresas.

Los sindicatos están divididos en Correos, de hecho esta Huelga convocada por UGT y Sindicato Libre es rechazada por CC.OO., CGT, CSIF, ELA y la Plataforma.

Pero esta situación de división no es nueva, así en las primeras elecciones sindicales en Correos y Telégrafos efectuadas en 1.978 fueron ganadas por UGT seguido por CSUT, CCOO, Asociaciones Profesionales Independientes, Sindicato Libre y Unión Sindical Obrera (USO). A lo largo de la década de los 80s y 90s se sucedieron distintas elecciones, desaparecieron sindicatos y surgieron nuevos, pero los trabajadores siguieron estando fraccionados por la hegemonía de los dos sindicatos “mayoritarios” – CCOO y UGT -, otros sindicatos como CGT o los nacionalistas CIG y ELA,  y sindicatos autodenominados “sindicatos profesionales” como el CSIF o el Sindicato Libre. Por tanto, vemos que la división de los trabajadores es una constante a lo largo de la Historia reciente de Correos y vemos que esto acontece como consecuencia de un sistema que estimula dicha división mediante la reproducción  literal de la “democracia” burguesa en la empresa.

  1. La privatización de Correos.

 El mayor peligro al que se enfrentan los trabajadores de Correos es, sin lugar a dudas, la privatización de Correos.

La integración del Estado Español en los mecanismos internacionales capitalistas, como la Unión Europea, conlleva el acatamiento de la política imperialista de dicho bloque, que no es otra cosa que obedecer las exigencias de las transnacionales y la oligarquía financiera que, en lo económico, es seguir a pies juntillas una política neoliberal basada en el desmantelamiento de lo público, privatizaciones, que le sirve a los capitalistas para “abrir” mercados con el cual  obtengan un mayor lucro.

La situación de Correos debemos circunscribirla en dicho proceso y, sin lugar a dudas, todos los movimientos efectuados por la Empresa –el Estado –   y el comportamiento de las cúpulas sindicales, que en la mayoría de los casos han avalado dichos movimientos, van encaminados a la privatización del servicio Postal, y fundamentalmente, a la privatización de Correos.

Tal como señalaba la Constitución Europea, el principio fundamental de la Unión Europea es “la no adulteración de la libre competencia”, que traducido a lenguaje normal significa la privatización de todo  que quedará en manos de las multinacionales y de la oligarquía financiera. En el proyecto de Constitución Europea, ahora llamado Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea   (Tratado de Lisboa), se contempla desde la privatización de la educación (lo estamos viendo en la Educación Superior gracias al Plan de Bolonia) hasta la sanidad, pasando obviamente por los servicios postales.

Centrándonos en el proceso privatizador de correos debemos señalar que este se inicia en el año 1.991, curiosamente justo el año de derrumbe de la URSS, pues es en este año cuando Correos se transforma en un Organismo Autónomo de carácter comercial cuando siempre había sido una Dirección General.
En el año 1.998 se da un salto cualitativo en el proceso de privatización de Correos con la aprobación por las cámaras de la Ley 24/1998 también llamada Ley de Servicio Postal Universal y de la Liberalización de los Servicios Postales, que no es más que la aplicación de la directiva postal de la Unión Europea 97/67/CE para la privatización de los Servicios Postales, tal como señala su artículo 1 donde en su artículo 1.1 se señala que el “objeto de la presente Ley el regulación de los servicios postales con el fin de garantizar la prestación del servicio postal universal   a todos los ciudadanos, satisfacer las necesidades de comunicación postal y asegurar un ámbito de libre competencia en el sector” remachando en el artículo 1.2 indicando que “los servicios postales son servicios de interés general que se prestan en régimen de competencia”. Además, ese mismo año volvió a cambiar el marco jurídico de Correos y Telégrafos pasando de Organismo Autónomo de carácter comercial a Entidad Pública Empresarial.
La Ley 24/1998 provocó una gran movilización por parte de los trabajadores, en las que incluso se alcanzó unidad sindical contra dicha ley conformándose la plataforma sindical unitaria de Correos y Telégrafos, compuesta por UGT, CSI-CSIF, Sindicato Libre, ELA, CGT, CIG y CCOO. Pero al final, esta Ley lo que realmente    significó fue un ahondamiento en la división entre los trabajadores de Correos, generada tanto por las cúpulas de dos sindicatos como por el Estado, pues tanto CCOO como la CIG (Confederación Intersindical Galega) rompieron la unidad sindical, plasmada en la  plataforma sindical unitaria de Correos y Telégrafos, y  acataron la Ley 24/1998 de privatización de los servicios postales, o lo que es en la práctica el desmantelamiento y la privatización de Correos, y dañaron gravemente la unidad de acción sindical. Es bueno acudir a la prensa burguesa, Diario El Mundo (viernes 22 de mayo de 1.998 http://www.elmundo.es/1998/05/22/economia/22N0050.html ), de la época en el que se ilustra claramente lo que estamos diciendo. Así dicho periódico señalaba “Correos tendrá el monopolio de la distribución de las cartas interurbanas de menos de 350 gramos, el servicio de giro y el internacional, al menos, hasta el año 2003, fecha que la Unión Europea ha señalado para la liberalización total del sector.
El Congreso aprobó recientemente la Ley Postal que ya incluía esta definición. Sin embargo, una disposición transitoria de CiU establecía la posibilidad de que los operadores privados pudieran entrar a operar en el área de reserva.
Los sindicatos convocaron varias huelgas, pues consideraban que esta situación suponía la muerte para el servicio público. Tras varios paros, el Gobierno llegó a un acuerdo con CCOO y la Intersindical Gallega” y “LA PLATAFORMA DICE NO.- UGT, CSI-CSIF, Sindicato Libre, ELA y CGT, que forman la Plataforma Sindical, no aceptan estas modificaciones e insisten en que la ley no garantiza el equilibrio financiero y pone en peligro miles de puestos de trabajo. En concreto, CSIF afirma que se pueden llegar a destruir más de 25.000 empleos.
Ayer, la Plataforma Sindical Unitaria de Correos y Telégrafos, compuesta por los sindicatos UGT, CSI-CSIF, Sindicato Libre, ELA y CGT, había convocado un nuevo paro en el que participó un 78% de la plantilla (…) El paro se repetirá hoy. También habrá una manifestación en la que está prevista la presencia de trabajadores de toda España (…) Según la Plataforma Sindical, «es inaceptable que el Gobierno permita a los operadores privados acaparar los servicios postales más rentables económicamente, mientras que el operador público se deberá hacer cargo, en exclusiva, del servicio público más deficitario».
CCOO considera que las mejoras conseguidas modifican sustancialmente el contenido de la ley que regula de manera aceptable el caótico mercado postal actual. Afirman que define con mayor claridad el papel de Correos y Telégrafos y de las compañías privadas.
El sindicato pide a los convocantes de la huelga que «renuncien a la demagogia y ejerzan su responsabilidad, acepten el acuerdo y se comprometan al desarrollo del mismo».
Las últimas huelgas y las que se están produciendo estos días están provocando un importante retraso en el reparto de correspondencia en toda España”. He aquí un ejemplo del papel fraccionador que juegan las  traidoras cúpulas sindicales y del esquiroleo al que nos tienen acostrumbrados, en este caso CCOO y CIG, en otros casos otras centrales sindicales.
A finales del año 2000 se produce otro paso adelante, e importantísimo no sólo en la privatización de Correos, sino también en la división de los trabajadores de dicha empresa. Se cimenta el cambio de marco jurídico de Correos y Telégrafos –que se hará efectivo en 2001 – pasando a convertirse en la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. Este hecho se hace efectivo en la Ley 14/2000 de 29 de diciembre de Medidas fiscales, administrativas y del orden social, en concreto en su artículo 58 titulado “Constitución de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, Sociedad Anónima”. A groso modo dicho artículo de la Ley 14/2000 lo que establece es un calendario y las condiciones de dicho cambio de marco jurídico por un lado y por el otro procede a dividir a los trabajadores de Correos en dos grandes grupos: Por un lado el Personal Funcionario y por el otro el Personal Laboral y a su vez, dentro del personal Laboral se fraccionan en otros dos grandes grupos que son los trabajadores fijos y los trabajadores temporales. Esto queda nítidamente expresado en los subartículos 16 y 17 del artículo 58 de la Ley 14/2000 que señala “ Dieciséis. El personal laboral de la entidad pública empresarial Correos y Telégrafos quedará integrado en la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, Sociedad Anónima, desde la fecha de la inscripción en el Registro Mercantil de su escritura de constitución, conservando sus contratos con la antigüedad, categoría y retribuciones que tuvieran consolidados en la entidad pública y con pleno respeto de los derechos y situaciones administrativas que tuvieran reconocidas y en especial las normas sobre incremento de retribuciones que establezcan las Leyes de Presupuestos Generales del Estado.
Diecisiete. A partir de la fecha del inicio de la actividad de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos Sociedad Anónima, el personal que la sociedad necesite contratar para la adecuada prestación de sus servicios lo será en régimen de derecho laboral.”
Así pues, en el año 2001 Correos y Telégrafos vuelve a cambiar de marco jurídico pasando de Entidad Pública Empresarial a Sociedad Estatal con participación exclusiva del Estado. El marco jurídico que tiene en la actualidad, es decir, Sociedad Estatal Correos y Telégrafos es una Sociedad Anónima de capital 100% público cuya representación y gestión corresponde a tres órganos superiores de dirección: El Consejo de Administración y su Comisión Ejecutiva y el Presidente, como se puede comprobar en http://www.correos.es/comun/informacionCorporativa/1001-Organizacion.asp . Por consiguiente, en el año 2001 Correos y Telégrafos se estructuran ya como una Sociedad Anónima, y estructuralmente queda a punto de caramelo para ser privatizada, solamente hay que reducir costes e incrementar la sobreexplotación, a parte de mantener divididos a los trabajadores – labor de la que se encargarán las cúpulas sindicales, aparte de la gran división que a partir de ahí se crea entre laborales (fijos y temporales) y funcionarios -, para que sea malvendida a algún monopolio privado.
En ese mismo año 2.001, y ante la ofensiva contra los trabajadores perpetrada por el Estado, los sindicatos –excepto CGT que no firmó- claudican e inician un proceso de colaboración con la Dirección de Correos que culmina con la firma del  Acuerdo Plurianual 2001/2004 para la Consolidación del Correo Público y Mejora de las Condiciones de Trabajo del Personal de Correos y Telégrafos. En ese acuerdo (que puede leerse en http://www.ugt-andalucia.com/fsp/sectores/postal/010808cor.pdf  por ejemplo) los sindicatos firmantes – CCOO, UGT, CIG, CSI-CSIF, Sindicato Libre y ELA-STV – dichos sindicatos – a excepción de CCOO y CIG que ya habían vendido a los trabajadores y acatado la privatización en 1.998 – se desdicen de las posturas defendidas en el año 1.998 en oposición a la Ley 24/1998 de Servicio Postal Universal y de la Liberalización de los Servicios Postales firmando el  Acuerdo que por un lado bendice la Privatización   “Correos y Telégrafos y las Organizaciones Sindicales firmantes del presente acuerdo, sin perjuicio de las competencias del Parlamento,  coinciden en trasladar al Organo regulador (…) La necesidad de mantener la regulación establecida en la Ley 24/1998,de 13 de julio y reglamentos de desarrollo en los términos actuales (…) y Velar por el cumplimiento estricto de la normativa en materia postal por parte de todos los operadores presentes en el mercado” y por el otro muestran su disposición en avanzar en el proceso de privatización ya que dicho acuerdo que signan también afirma “Especial relevancia tiene un proyecto de nueva Directiva del Parlamento y del Consejo por el que se modificará la directiva 97/67/CE ampliando la liberalización postal en un horizonte de apertura y legislación progresiva que se desarrollará en dos fases: la primera, donde previsiblemente se realizará un reducción de los límites de precio y peso del ámbito reservado a los proveedores del servicio universal, así como, en consecuencia, una apertura a la competencia de los servicios postales; y la segunda, de mayor apertura a la competencia, cuyos contenidos y fechas está por determinar en las instancias europeas.”, aparte de aceptar los efectos de la Ley 14/2000 de división de los trabajadores en Funcionarios y Laborales ya que dicho acuerdo señalaba “La Ley 14/2000 de 29 de diciembre de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social, en su artículo 58 ha supuesto la transformación de Correos y Telégrafos en Sociedad Estatal de plena titularidad pública, lo cual ha generado también una reflexión más amplia sobre el modelo postal público que requiere nuestro país en el marco de la configuración del mercado postal único europeo. Dirección y sindicatos coinciden en que la adaptación de Correos y Telégrafos al entorno global de creciente liberalización y competencia hace imprescindible lograr un Correo moderno, eficaz y eficiente sobre la base de una equilibrada interrelación entre regulación, financiación, gestión y régimen de personal, equilibrio que, en todo caso, ha de plasmarse en un marco público de actuación.
Han sido estas premisas las que han orientado en todo momento las iniciativas y propuestas para que el cambio de marco jurídico se produjese con las máximas garantías tanto en cuanto al régimen de personal como en cuanto al carácter público de la entidad y de los servicios que tienen encomendados. (…) Las partes entienden que, tras haberse recogido las cuestiones esenciales planteadas por la parte social, el nuevo modelo de gestión debe permitir el equilibrio entre el servicio público, competitividad y empleo que exige Correos y Telégrafos para seguir desarrollando su actividad de forma eficaz y eficiente”.

Con estos parámetros se procede a la negociación del I Convenio Colectivo de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos (publicado en el BOE de 13 de febrero de 2003 http://www.boe.es/boe/dias/2003/02/13/pdfs/A05921-05960.pdf)   donde, nuevamente, la división sindical está presente ya que dicho Convenio es suscrito por CCOO, UGT y CSI-CSIF. Dicho convenio abre las puertas a Correos al abuso de contratación temporal fundamentalmente la contratación eventual por circunstancias de la producción (art. 38 de dicho convenio), los salarios siguen siendo insultantemente bajos donde de la masa salarial avanzan los pluses y complementos sobre la producción en detrimento de unos salarios bases paupérrimos (el salario base de los Operativos –los carteros de a pie – estaba fijado en 521,40 euros / mes para jornada completa por ejemplo), no se les reconoce a los laborales la antigüedad y el régimen disciplinario se endurece. En definitiva, avanza inexorablemente por la senda de la privatización precarizando y minimizando costes laborales aparte de endurecer el régimen disciplinario.

La división sindical continua y en el BOE de 28 de mayo de 2004 se publican los Acuerdos de Desarrollo del I Convenio Colectivo de la Sociedad Estatal de Correos SA, http://www.boe.es/boe/dias/2004/05/28/pdfs/A19874-19893.pdf , firmado también por los sindicatos CCOO, UGT y CSI-CSIF, se acentúa la temporalidad y la precariedad del empleo en Correos, los salarios siguen siendo insultantemente bajos ( el salario base de los Operativos – los carteros de a pie – pasa a 542,47 euros al mes para jornada completa), y se firma un Anexo III titulado “Acuerdo sobre el Procedimiento y la Normativa de contratación del personal laboral temporal en la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos S.A.” en el que están fijados el punto 5.3 sobre “Sistema de Selección. Requisitos” (del personal laboral temporal para poder ser contratado) donde para poder ser contratado el candidato  debe “no haber sido despedido ni indemnizado por despido en Correos y Telégrafos” y el punto 8.1 “Motivos para decaer de las bolsas de empleo” uno de ellos es “haber sido despedido y/o indemnizado”. Esto fue firmado por CCOO, UGT y CSI-CSIF, es decir, firmaron excluir del acceso a personal fijo y sacados de las listas aquellos que fueron despedidos.

La interpretación de esto por los sindicatos  CCOO, UGT y CSI-CSIF nos la señalan en la CIVCA. La CIVCA se define en el I Convenio y es el acrónimo de Comisión de Interpretación, Vigilancia, Conciliación y Aplicación   que está compuesto paritariamente de acuerdo con su representatividad compuesto por las partes firmantes del acuerdo, en este caso CCOO, UGT, CSI-CSIF y Correos. En la Sesión Extraordinaria de la CIVCA celebrada en Madrid el 7 de febrero de 2005 sólo para tratar este punto, y señalan:

“La finalidad que las partes firmantes quisieron dar al supuesto controvertido tenía por objeto, exclusivamente, evitar la paradoja de que quien resulte despedido y no readmitido, fuera de nuevo contratado en la empresa, de análoga forma al tratamiento dado por las mismas normas de contratación al supuesto de inhabilitación del personal funcionario que coexiste en Correos y Telégrafos.”

“En cuanto a los despidos declarados improcedentes en los cuales se ha optado por la indemnización y actos de conciliación por despido que hayan concluido con un pacto indemnizatorio, es de reseñar que en ambos casos, la opción por la indemnización de la que dispones Correos pone de relieve la voluntad de la Sociedad estatal de no continuar la relación laboral presente y consecuentemente, la no obligatoriedad de establecer relación ALGUNA EN EL FUTURO”. Esto es sinónimo de que todo aquél que denuncie a Correos quedará eliminado de las bolsas de empleo y esto lo firman CCOO, UGT y CSI-CSIF.

Este hecho incluso ha sido revocado y sancionado por  la Judicatura burguesa, Recurso Num.: / 108/2005 del Tribunal Supremo de 9 de marzo de 2007 (http://www.upfiscales.com/info/senten_relev/SRe06L116.htm). Vemos como los sindicatos no sólo han dividido a los trabajadores y los han traicionado, sino que incluso han arremetido contra ellos con tal de posicionarse con la Empresa – a cambio de prebendas, claro está, como grandes inyecciones de dinero vía cursos de formación y colocaciones de hijos / as de sindicalistas de estas centrales en puestos donde ni tan siquiera han superado las pruebas necesarias de aptitud- como en este caso donde el Tribunal Supremo declaró ilegal y contrario a la Constitución heredera del franquismo el Acuerdo firmado por Correos, CCOO, UGT y CSIF. Ello implica que hasta 6000 trabajadores de todo el territorio nacional deberán ser incluidos en las bolsas de empleo.

En la actualidad está vigente el  II Convenio Colectivo cuya semilla se fija en la Declaración Empresa-Sindicatos firmada por Correos y los sindicatos CCOO, UGT y CSI-CSIF el 22 de diciembre de 2004 cuyos ejes son el aumento de la productividad, combatir el absentismo, flexibilidad y movilidad, salarios variables, competitividad, en definitiva, los objetivos propios de una política capitalista. El II Convenio Colectivo fue firmado únicamente por CCOO y el CSI-CSIF el pasado día 19 de junio de 2007, no siendo suscrito al final por la cúpula de UGT, estimamos que para diferenciarse de CCOO en el proceso electoral que se avecinaba, pues a tenor de su comportamiento durante todo este tiempo este II Convenio encaja perfectamente con la política practicada por dicho sindicato. La senda marcada es la profundización de la marcada en el primer Convenio, se sigue manteniendo la posibilidad del abuso de contratación eventual y temporal, en la masa salarial los pluses y complementos relacionados con la productividad  donde cada vez se penaliza más el absentismo y unos salarios bases tercermundistas (el salario base de los Operativos –los carteros de a pie por ejemplo – en el año 2007 fue de 8059,52 euros anuales, o lo que es lo mismo, 575,68 euros mensuales).

Y así llegamos a la Huelga convocada  por las cúpulas de UGT y Sindicato Libre  – y decimos cúpulas porque no hubo ni tan siquiera asamblea de afiliados- los pasados días 19, 20 y 21 de diciembre. Tanto CGT, ELA o CCOO coincidieron en no apoyar el paro propuesto por UGT y el sindicato Libre por la falta de debate sindical como consecuencia de ser una Huelga convocada para neutralizar una futura Huelga en febrero promovida por CCOO.

  1. A modo de conclusión.

Como hemos podido comprobar los trabajadores de Correos están divididos como consecuencia de la acción de la Empresa – El Estado – y de unas cúpulas sindicales que anteponen sus intereses a los intereses del conjunto de los trabajadores. Un ejemplo de la división existente la podemos visualizar si echamos un vistazo a las distintas siglas sindicales existentes en Correos – Unión Sindical Obrera (USO), Confederación General del Trabajo (CGT), Confederación Intersindical Gallega (CIG), CCOO, UGT, Sindicato de trabajadores de la Administración intersindical valenciana (STA-IV), Sindicato de trabajadores de la Administración Intersindical de Illes Balears (STEI-i), Confederación Intersindical Canaria (CIC), Sindicato Libre, CSI-CSIF, Sindicato Libre, ELA-STV a lo que hay que añadir la Plataforma de Correos-. En el capitalismo la clase obrera es heterogénea en lo político, como consecuencia de la conciencia social que emana el sistema conducente a dividir a los trabajadores y alienarlos, pero en lo económico debe ser homogéneo pues todos convergemos en reducir la tasa de explotación que pasa por obtener el mayor salario y reducir al máximo la jornada de trabajo y trabajar en óptimas condiciones de salubridad, estabilidad y seguridad. Por consiguiente, entendemos que los trabajadores, sólo con el mapa sindical que acabamos de enumerar ya están derrotados pues hemos enumerado 13 opciones sindicales que dicen defender los intereses de los trabajadores que, como vemos, sólo son unos.

Esta división no sólo está estimulada por las prebendas de la empresa a las cúpulas sindicales. La causa fundamental de esta división se halla en la legalidad vigente que contempla un sistema de elecciones y de representación de los trabajadores que impide que la democracia penetre en los centros de trabajo.  Este sistema faculta a los sindicatos para imponer listas cerradas con el fin de que votemos a aquellos que les son fieles  a las políticas empresariales. El actual sistema de elección impide a los trabajadores a postular a sus representantes y a revocarlos en cualquier momento – por ejemplo en el proceso de negociación – en el caso de que el comportamiento del delegado / s sea indecoroso o poco ético. Como estamos pudiendo comprobar en el caso de Correos, este sistema sindical divide a los trabajadores, a los cuales se les ignora, se socava por completo la autoridad de la Asamblea de Trabajadores, que debiendo ser el centro director de toda acción de los trabajadores, quien deba determinar la política sindical y quien deba revocar y postular a sus representantes, es totalmente ignorada por unas cúpulas sindicales que anteponen sus intereses particulares a los intereses de los Trabajadores aliándose con la Patronal para que esta pueda establecer salarios insultantes, jornadas abusivas, se reduzcan las plantillas, aumente la explotación de los trabajadores a la par que aumentan exponencialmente sus millonarios beneficios y, como no, para que los gobiernos de turno privaticen empresas levantadas con el esfuerzo los trabajadores. Esto es lo que está pasando en Correos.

El Partido Comunista Obrero Español, tal y como ha ido desgranando a lo largo de este informe, considera que la lucha de los trabajadores de Correos – como la del conjunto de la clase- es política y no economicista ni económica.

En Correos la verdadera guerra es política y se libra en la privatización. Esa es la guerra que los trabajadores debemos vencer. Las pésimas condiciones económicas y laborales de los trabajadores de Correos, así como la división existente en el seno de los trabajadores – causadas por el sistema sindical vigente, unas cúpulas sindicales corrompidas y medidas políticas tomadas por los gobiernos de turno conducentes a la fracción de los trabajadores en funcionarios y laborales, en temporales e indefinidos,… – son consecuencia directa de las políticas aplicadas por el Gobierno de turno – tan capitalistas y proimperialistas son el PSOE como el PP – conducentes a la privatización (a la venta a un precio irrisorio a una multinacional) de Correos. Pero para subastar y malvender Correos deben conseguir una reducción máxima de costes influyendo fundamentalmente en los salarios, que exista precariedad y que los trabajadores estén divididos. Por consiguiente, para conseguir la privatización el gobierno debe desarrollar políticas en Correos conducentes a tener una plantilla barata, con facilidad para reestructurar la plantilla una vez Correos sea privatizado, y donde los trabajadores estén fraccionados. Todo esto gracias a la acción de las cúpulas sindicales y la legislación vigente el Gobierno lo está consiguiendo en la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos SA. Los trabajadores de Correos todavía están a tiempo de vencer esta guerra que el sistema y sus instituciones nos han lanzado. Y decimos nos han lanzado pues Correos no sólo es una empresa de sus trabajadores sino una empresa de Todos los Trabajadores y somos todos los trabajadores los que tenemos que luchar juntos y unidos por impedir la privatización de algo que es de todos.

El Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a los trabajadores de Correos a organizar Asambleas de Trabajadores para que sean estos los que determinen la política sindical a seguir en aras de impedir la privatización y, por consiguiente, de acabar con la causa que origina las condiciones paupérrimas que tienen tanto en materia salarial como en materia laboral y exige a los sindicatos que acaten la voluntad expresada en las Asambleas de Trabajadores y que estimulen la institución de éstas. El Partido Comunista Obrero Español también insta a los trabajadores de Correos a unirse a otros trabajadores de la Función Pública – también amenazados por el sistema con la privatización – y al resto de trabajadores pues las empresas públicas fueron alzadas con el esfuerzo de la clase obrera y de ella debe ser y no malvendida a unos monopolios privados que acumulan beneficio gracias al expolio y a la explotación, que es lo que están tratando de hacernos con Correos y que ya lo han hecho con Telefónica (donde en 12 años se ha pasado de 80000 trabajadores a 25000 gracias a la privatización), Iberia  (donde se han destruido 4000 puestos de trabajo gracias a la privatización) o  Tabacalera (donde se han destruido más de 2000 puestos de trabajo gracias a la privatización).

Por último, el Partido Comunista Obrero Español considera positiva la concepción de la Plataforma de Correos pero consideramos que incurre en dos errores garrafales los cuales, en caso de no ser subsanados, le inutilizan para ser el elemento aglutinador del conjunto de los trabajadores y garantizar que sean las asambleas de trabajadores los que dirijan los designios de la política sindical del conjunto de los trabajadores y convierten a la Plataforma en un elemento más de división. Los dos errores garrafales que ha cometido la Plataforma ha sido, por un lado, ignorar que el conflicto es político y, por tanto, debe dirimirse en el terreno de la política y no en el terreno meramente sindical y, por el otro lado, Correos es una empresa pública y la Plataforma debe abrirse a la Clase Obrera, debe formar parte del Frente Único de Trabajadores de una manera más activa e involucrar en la lucha por la no privatización de Correos a todos los trabajadores tanto de empresas públicas como de empresas privadas por ello les instamos a abrirse a la Clase y a estimular la edificación de una Asamblea de Comités de la Función Pública y con aquellas empresas públicas que fueron privatizadas.

El Partido Comunista Obrero Español no escatimará esfuerzos en impedir que se privaticen las empresas públicas al igual que en exigir la nacionalización de las empresas que han sido privatizadas como Endesa, Telefónica, ….

SECRETARÍA DE MOVIMIENTO OBRERO Y MOVIMIENTO DE MASAS.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

 




Los bomberos del Aljarafe, la verdadera Andalucía

Nunca había descollado un cinismo tan estremecedor entre los partidos “mayoritarios”, los PSOE, PP, IU y PA, que componen la Diputación Provincial de Sevilla, Su inescrupulosa compostura ante las necesidades del pueblo, los hacen acreedores de los mas altisonantes epítetos, sin que por ello, la voz del pueblo se acerque en lo más mínimo al calificativo que los dirigentes de tales partidos se merecen.

 

¿Qué pueden pensar los bomberos del Aljarafe de dichos Partidos? ¿Unos profesionales, que han dado la voz de alarma, sobre el peligro que corren sus vidas y las vidas de la población que abarca su jurisdicción? Solamente 28 Trabajadores tienen que velar por la seguridad de 350.000 aljafareños. INCONCEBIBLE.

Además, sin un convenio que les equiparen con profesionales de su rango. A tenor de ello, muchos han de acudir al trabajo, incluso cuando están enfermos, porque de lo contrario, le descuentan el 40% de su sueldo o el 25% si es por accidente. Para colmo, sin cobrar las horas extras. Y si falta un trabajador por cualquier contingencia, no es sustituido por otro. Etc. etc.

Bastaría con visitar las instalaciones del Parque de Bomberos ubicadas en Mairena del Aljarafe, para darse cuenta que Andalucía, continúa siendo una región tercermundista. Ratas en la cocina, camiones con ruedas lisas, sin un gimnasio donde poder mantenerse en forma (no olvidemos que son bomberos) ellos mismos se han procurado unas pesas para hacer la gimnasia en un lugar inapropiado. Equipos de seguridad caducados. Todo cuanto el más pesimista pueda pensar en defectos, es superado por la realidad que viven estos compañeros.

Mientras tanto, los partidos, jugando a ver a quien le corresponde la responsabilidad. A lo sumo, escaramuzas del PP. Y PA, de cara a las próximas elecciones. IU ni siquiera eso.

Ahora bien, todos unidos nos hablan de las excelencias de los Estatutos de Andalucía, porque contienen los máximos techos en derechos sociales para los trabajadores, cuando son ellos, los primeros que vulneran los derechos y las libertades de la población laboriosa, pasando por encima de ellos, despiadadamente

Una actitud que linda con el despotismo y la poca vergüenza, al más puro estilo franquista. Tanto el PSOE, el PP como PA, están en su papel de derechas ¿Pero IU, como tiene la desfachatez de autodefinirse de izquierda, y algunos de sus inefables dirigentes, comunistas, con lo que denigra el ideal sublime de la humanidad?. Su conducta en el caso Galisport, no constituye una excepción, sino que como lo de muestran con los compañeros Bomberos, dicha agrupación desde hace tiempo se revuelca en el lodazal de la reacción, comportándose como auténticos paquidermos. Conforme los trabajadores vayan avanzando, es bien cierto que IU, se irá perfilando con grueso trazos, como uno de los valuarte mas firmes del régimen capitalista en contra de los trabajadores.

TODOS CON LOS BOMBEROS DEL ALJARAFE

POR LA DIGNIDAD OBRERA

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)