1

Las direcciones de CCOO y UGT al servicio del Imperialismo

Cada día que pasa, un acontecimiento “imprevisto” irrumpe cimbreando la quebradiza cintura de un régimen que sólo se sostiene por una fuerza cada vez menos oculta y misteriosa: la alianza de los “demócratas de toda la vida” con la falsa izquierda y con los ilusos que esperan bendiciones de un régimen putrefacto.

  Es en los momentos críticos cuando con más claridad se descubren los engaños y falsedades de los embaucadores, porque es en estos momentos cuando los términos “democracia”, “derecho internacional”, “patriotismo” y otros, adquieren su dimensión real.Las fuerzas políticas de diferentes signos tenidas por el pueblo por enemigas entre sí, gracias a una intensa y demoledora propaganda ideológica, aparecen ahora con cruda nitidez vinculadas y hermanadas en la trama urdida por la gran burguesía y su gobierno, concebida para perpetuar la esclavitud de las masas laboriosas, porque la expropiación de YPF (Repsol) por el gobierno argentino ha logrado arrancar el antifaz a todos los falsarios.

 La profunda crisis estructural del capitalismo europeo golpea con toda su fuerza al sistema español. Crisis que exacerba las contradicciones interimperialistas en varios grados, todos supeditados a la pugna por controlar el mercado mundial. Por lo que la búsqueda de soluciones a la misma en términos capitalistas, tiene forzosamente carácter internacional. En este escenario, los monopolios y multinacionales españoles utilizan a nuestro país a modo de plataforma de lanzamiento que les conduzca hasta la conservación de su imperio y a la conquista de nuevas colonias. Y así ha de ser, pues tal es la ley del desarrollo del modo de producción burgués previsto en el Manifiesto Comunista de Marx y Engels.

 Todas las medidas económicas y políticas puestas en práctica por PSOE y PP, junto con las anunciadas por este último, no tienen más finalidad que crear y garantizar las condiciones precisas con las que las empresas imperialistas españolas puedan competir allende nuestra frontera con los países emergentes, quienes aprovechan las oportunidades que les ofrece la situación de crisis en EEUU y Europa para penetrar en los mercados.

 Poco les importa a las empresas españolas la precaria situación del pueblo si con ello obtienen el refuerzo económico que necesitan en sus aventuras expansionistas. Es un hecho constatable que, en plena crisis, las grandes empresas se van extendiendo y atesorando beneficios por diversos canales con los que compran empresas locales en los países objeto del pretendido neocolonialismo. Mas sus fuentes de financiación clásicas están bastante agotadas (plusvalía arrancada a los trabajadores, mercado interno y ”ayudas” del Estado). El gran capital necesita, pues, de un Estado con pocas deudas porque constituye su caja de financiación más barata y segura. Pero el Estado sólo tiene una manera de recaudar, cual es la de exprimir hasta el borde de la asfixia a los trabajadores, creadores de las riquezas.

 Nada ni nadie va a frenar por la vía parlamentaria, ni tampoco por medio de luchas formales, las medidas de un gobierno impuesto por la banca y el gran capital, precisamente para cumplir con dicha misión. Al PP le importará muy poco que dentro de 4 años los votantes les den la espalda a consecuencia de sus actos y así lo ha hecho saber Rajoy. Sus objetivos están marcados por sus representados y no habrá argumentos ni fuerza capaz de hacerle desistir de su empeño.

 Ahora bien, el Estado, que hace todo cuanto puede al límite de sus posibilidades actuales, es tan sólo una de las tres reservas de donde se nutre el gran capital. Le queda aún el mercado interno y la plusvalía que succiona a los trabajadores, que en opinión de la oposición están también al límite.

 Producto de un análisis pequeño-burgués que justifica su pasividad, a día de hoy el argumento más utilizado por la “oposición” ha sido que sin el consumo popular resultará imposible hallar una salida a la crisis porque las empresas no venderían. Sería, pues, la hecatombe. Sin embargo, cuando hablan del consumo, cual denuncia para aparentar ser oposición ocultan algo tan importante como que el pueblo trabajador no puede prescindir por su propio deseo y voluntad del consumo de los productos que venden los monopolios y multinacionales, pese a sus contantes subidas de precios, pues están obligados a adquirirlos aunque se quede sin comer: luz, gas, carburantes, teléfonos, transportes, medicinas, intereses bancarios…

 El tercer factor de financiación, tal vez el más importante por su repercusión política, es la Plus Valía robada a los trabajadores, la cual presenta serios problemas para el gobierno,. Imponer desde el Estado los salarios que deben “pactarse” en los convenios sería contribuir a su propio deterioro. Es obligado que otra institución estatal se haga cargo de la tremenda responsabilidad de convencer a las clases operarias de la conveniencia de aportar su granito de arena.

 La reacción de los sindicatos ha sido fulminante: tender sus manos para llegar a acuerdos con la patronal a través del pacto más cruel que se ha firmado contra el mundo del trabajo: la no inclusión de los factores energéticos en el IPC. Y es así que el principal indicativo para las firmas de los convenios, es decir, la carestía de vida, se ha convertido en el mayor engaño a los trabajadores. Luego, aceptan que los convenios se firmen por debajo del índice adulterado y por último permiten que el patrón pueda descolgarse de los aspectos económicos acordados en convenio. ¿Acaso la patronal podía pensar que iba a conseguir un manantial tan abundante en plus valía por otro camino?

 Los sindicatos quieren hacernos cómplices de sus felonías al aducir que los acuerdos tienen carácter excepcional, mas no es así. El gobierno les ha asignado el miserable papel de ser el vehículo que transporte hasta el interior del movimiento obrero su política antipopular. No cabe ninguna duda, los sindicatos son la prolongación del Estado en el movimiento obrero.

 La nacionalización de la filial de Repsol avala nuestras denuncias. Si el imperialismo español y europeo buscan la solución a la situación del sistema en el mercado internacional cualquier obstáculo que surja en este ámbito quebrará su trayectoria. La decisión del gobierno argentino ha provocado la alerta y el Estado de los capitalistas españoles busca denodadamente las justificaciones ideológicas y políticas que tienen por objeto frenar algo tan perjudicial a los intereses del imperio como es la nacionalización de una empresa de la envergadura de Repsol, contando para ello con la comprensión del pueblo.

 Por supuesto, el gobierno del PP va a utilizar todos los medios a su alcance, legales y extralegales, para doblegar al gobierno argentino y para ello ha puesto a punto toda su artillería.

 La prensa escrita, la radio, la televisión, todas las formas de propaganda posibles e inconcebibles se han activado para mostrar un Estado firme, capaz de velar por los intereses del país en cualquier adversidad. Repsol ha sido elevada a la categoría de vanguardia del ideal español, de representante de los intereses de todos los españoles. La mayoría de los partidos han coreado también las patrióticas consignas del gobierno.

 El problema está en las clases trabajadoras, quienes según las últimas encuestas le están dado la espalda al gobierno fustigadas por el paro, la miseria creciente, los desahucios y por los efectos de la nueva Reforma Laboral. Las llamadas del gobierno al patriotismo, al derecho internacional, al carácter benefactor de las empresas españolas que operan en el extranjero, no calan o lo hacen cada vez menos entre los trabajadores. De ahí que de nuevo apele a la intervención de los sindicatos.

 Dirigentes de CCOO y UGT, sin dudarlo, se han puesto expresamente al lado del gobierno. Un gobierno que machaca a los trabajadores con sus reformas y masacra físicamente las manifestaciones populares; al lado de los capitalistas que reprimen sindical, laboral y políticamente a la vanguardia de los obreros; al lado de un sistema imperial que camina inexorable hacia el fascismo, con presos políticos en las cárceles; al lado de una patronal que constantemente se mofa y hacen ostensión del desprecio hacia los asalariados, que pide la ilegalización de la huelga general.

 Los sindicatos, prescindiendo de toda orientación clasista, defienden la idea que pretende infundir en el pueblo que el interés de una empresa imperialista es el interés de los trabajadores. En esencia, las direcciones de CCOO y UGT impulsan la canallada por principio para justificar su política reaccionaria, llevando a los trabajadores a la situación inmoral de tener que aplaudir ciegamente a sus amos en la expoliación de las riquezas naturales de otros pueblos para conservar su “bienestar” y que han de aceptar como bueno que su nivel de vida debe estar basado en la explotación de los trabajadores de otros países. Tarde o temprano, los obreros españoles pasarán gruesas facturas a los líderes traidores.

 No se puede concluir el presente documento de denuncias sin señalar otras enseñanzas, iguales en importancia, que nos ha deparado la nacionalización de YPF, porque todas ellas ponen de manifiesto la verdadera naturaleza del Estado burgués y de su democracia.

 La salidas de tono y las bravuconerías del gobierno español, de los capitalistas, partidos políticos y dirigentes sindicales, así como de los medios de comunicación, constituyen una advertencia en toda regla para quienes crean en nombre de ninguna Constitución, triunfo electoral o inspirado en un falso socialismo (siglo XXI) que se podrá atentar contra la propiedad privada de los medios de producción sin la intervención cruenta del Estado de los monopolios, como aventura PCE-IU. También pone en entredicho al cretinismo pacifista de dirigentes de CUT-BAI, 15M o de cualquier otro signo, quienes incurren en graves errores, pues suscitar en el pueblo expectativas legales o pacifistas para la consecución del socialismo es conducirlo al altar de los sacrificios, como sucediera en Chile.

 Por todas estas razones el PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL Y LA FJCE denuncian la actitud comprometedora de los dirigentes de CCOO y UGT, que sin ningún pudor malforman la conciencia de los trabajadores españoles con el ánimo de hacerlos cómplices de la codicia imperialista de los monopolios y multinacionales españolas, llevándoles a la competencia y enfrentamiento con los trabajadores de otros países, justificando desde la sinrazón su política traicionera y de sumisión.

  

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

FEDERACION DE JÓVENES COMUNISTAS DE ESPAÑA (FJCE)




Declaración de la asociación de cubanos residentes en Andalucía “Tocororo”

La Asociación de Cubanos Residentes en Andalucía “Tocororo” ha conocido a través de la prensa que el ex presidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, presenta el 10 de abril de 2012, en Cádiz el informe estratégico ‘América Latina. Una agenda de libertad 2012’ en un acto en el que también intervendrán el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, así como ex ministros de Asuntos Exteriores de los anteriores Gobiernos del Partido Popular .Entre otros, se anuncia la presencia de miembros de las Damas de Blanco, integrantes del Movimiento Cristiano de Liberación, dirigente del Partido Demócrata Cristiano y de la Unión Liberal Cubana, así como de una denominada Federación Española de Asociaciones Cubanas.

 

Nos asombra e indigna la participación de una representación de apátridas cubanos como las “Damas de Blanco”, que no representan a las millones de mujeres cubanas; el Movimiento Cristiano de Liberación, que no representan a la mayoría cristiana cubana ni a nuestro pueblo, así como una denominada Federación Española de Asociaciones Cubanas, que no representa el sentimiento de la mayoría de los cubanos que residimos en este país.

 Nos llama la atención que el informe de FAES, que analiza desde una perspectiva de derecha la realidad latinoamericana, posea una información sobre la realidad cubana tan alejada de la verdad, que si la quieren conocer pueden ponerse en contacto con la filial en Cádiz de la Asociación de Cubanos Residentes en Andalucía “Tocororo”.
 
Desde nuestra Asociación deseamos exponer lo siguiente:
 1º.- Consideramos un despropósito que se organice un evento al que se inviten a grupúsculos de la llamada “disidencia cubana” que distorsionan la realidad de Cuba, cuya existencia está única y exclusivamente dada por la percepción de fondos de los enemigos de la Revolución Cubana.
 2º.- Nadie, a excepción del Pueblo Cubano y sus Instituciones, tienen derecho a decidir sobre el futuro político, social y económico de Cuba, al amparo de la legislación cubana y al amparo del reconocimiento de nuestro pueblo y su histórica defensa de la soberanía nacional.
 3º.- Solicitamos que las autoridades españoles reconozcan como verdaderos representantes del sentimiento de la mayoría de los cubanos que residimos en España, a las Asociaciones de Cubanos que como la nuestra ( y son varias), actúan de acuerdo a legislación española y fomentan las relaciones de amistad y respeto entre ambos pueblos.
  
Asociación de Cubanos Residentes en Andalucía “Tocororo”
9 de abril del 2012



Acerca de las elecciones autonómicas en Asturias y Andalucía del 25M

Los resultados globales de las elecciones autonómicas en Asturias y en Andalucía materializan el malestar popular con las políticas reaccionarias de los partidos que a día hoy detentan el “poder”, tanto en las dos regiones como en el Estado (FAC, PP Y PSOE), los cuales han recibido un severo castigo con pérdidas de importantes cantidades de votos y con la abstención, sin duda activa, mientras IU rentabiliza el enfado de un sector reformista votante del PSOE.

  Los medios de comunicación de diferentes signos especulan tendenciosamente sobre las posibles combinaciones de las alianzas que serían de su gusto para formar los gobiernos, más complicado en Asturias a la espera del recuento de los votos de los emigrantes, y con menos inconvenientes en Andalucía por la claridad de los resultados.

 Las consignas “cambio” y “preservacióndel Estado del bienestar” han presidido las dos campañas, orquestadas con la proyección de infundir ánimos en el pueblo, persuadiéndole de la obligatoriedad de acudir a las urnas por el bien de la democracia. Un pueblo que se encuentra secuestrado por la propensión inducida a votar lo menos malo. Pero cada vez son más quienes adquieren consciencia de lo que no quieren, aunque aún no saben lo que desean o es bueno para ellos, viéndose abocados a elegir a los menos dañino, o a abstenerse y de este modo patentizar su rechazo a todos.

 Sin embargo, los partidos ensimismados en sus objetivos particulares interpretan interesadamente unos resultados que en modo alguno se pueden catalogar como la adhesión de los votantes a determinadas políticas, porque desconocen los programas y además es público y notorio que las clases populares están hartas de promesas incumplidas, de políticos corruptos y de que unos y otros después de acceder al “gobierno” apliquen medidas contra ellas. Lo que ha prevalecido no es más que el miedo al “contrario” en vez dela ilusión por la propuesta de su elegido; también el despecho al engaño de uno y otro, en vez del reconocimiento a la conducta ejemplar del que va a votar.

 El pueblo lleva razón: los partidos “triunfadores” en estas elecciones están ofreciendo en la actualidad suficientes muestras de su adscripción al sistema por encima de todo. Lo que se ha debatido en las dos campañas no era el cambio, no era la preservación del Estado del bienestar, pues lo último no existe y lo primero no se puede lograr con sus programas electorales. Lo que se ha discutido es ni más ni menos cómo gestionar y salvar un capitalismo del todo enfermo, corrupto, maloliente y agonizante.

 Las diferencias entre los partidos no son esenciales sino de matices; obsérvese dónde gobiernan en la actualidad PSOE, PP, FAC e IU, y léanse sus propuestas electorales ofertadas a asturianos y andaluces. Todos sin excepción, y por tanto incluido IU (que utiliza al inefable Sánchez Gordillo, para atraer el voto de los “revolucionarios” mientras su programa camina por derroteros absolutamente reformistas, es decir, procapitalistas pacte con el PSOE o el PP) pretenden saldar positivamente la crisis dentro del capitalismo, soslayando que es el capitalismo la causa y el sostén de la crisis.

 Pretender salir de la grave crisis que adolece el capitalismo desde dentro es una emboscada para atrapar al pueblo por parte de la derecha y una traición con engaño desde la supuesta izquierda. Que es lo mismo un partido que otro nos lo confirma el PP extremeño al sugerir a sus correligionarios andaluces que busquen la alianza con IU, pues “ambos persiguen el cambio”. Igualmente, nos lo proporciona el PP andaluz cuando invita al PSOE a compartir gobierno.

 Las elecciones, pues, han puesto de manifiesto una vez más un pueblo asqueado por la política y a la vez desnortado, situado a merced de los políticos depredadores sobornados por la burguesía para mantener incólumes las estructuras económicas, donde ella asienta su verdadero poder económico y político. Y todo ello debido a la ausenciade un Partido revolucionario, firme en los principios, fuerte en militancia y con gran influencia entre los trabajadores, capaz de neutralizar las patrañas de la derecha, de descubrir la socarronería de la falsa izquierda y de conducir a las clases populares hacia la transformación social, única vía que posibilita la superación de la crisis a favor de los trabajadores.

 Por tales razones, estas elecciones nos suministran datos que confirman nuestra posición circunstancial ante ellas. El PCOE ha repetido en abundantes ocasiones que en modo alguno está en contra de la participación de los comunistas en unos elecciones al parlamento burgués y lo hará cuando considere que está en condiciones de llevar a cabo lo que Lenin propugnaba, utilizarlas junto con el parlamento como tribuna del pueblo. Sin embargo, observamos sobre la base de los argumentos que proporcionan los resultados obtenidos por fuerzas comunistas extraparlamentarias, que se exagera y vulgariza el sentido leninista de la utilización de las instituciones burguesas.

 Dudamos mucho que las enseñanzas de Lenin sean absolutas y se interprete que los comunistas hayan de presentarse a las elecciones bajo cualquier condición. Los hay que así lo entienden y realizan juegos malabares. Comicios tras comicios, concurren presentando candidaturas incluso donde no tienen suficiente militancia, trasvasando militantes de una lugar a otro, presentando a familias enteras donde no han desarrollado ni desarrollan ningún trabajo entre las masas. Creemos que el objetivo que pretenden cubrir es el de espejar una imagen cibernética falsa que puede embaucar a ajenos pero no a los trabajadores de nuestro país, pues los resultados obtenidos suelen ser lamentables para esas candidaturas: ni el pueblo recibe sus consignas, ni el pueblo los conocen, ni pueden sacar nada provechoso. Alcanzar 70 votos en Sevilla capital o 167 votos en Asturias año tras año lo dice todo.

 El PCOE ratifica su opinión de que en estos momentos nuestras fuerzas, aún pequeñas, deben centrar su atención en consolidar nuestra política de masas, en desarrollarnos numéricamente y extendernos por más lugares. Luego estaremos en mejores condiciones de presentarnos allá donde tengamos militancia y un trabajo realizado para hacer de las elecciones el fruto del trabajo realizado cotidianamente, y no lo contrario, cuestión que se va cumpliendo ya.

 

¡ ANTE LA CONSTITUCION DE GOBIERNOS DE DERECHAS Y REFORMISTAS, ORGANIZACIÓN Y LUCHA !

 ¡ POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO !

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

 

FEDERACIÓN DE JÓVENES COMUNISTAS DE ESPAÑA (FJCE)




Comunicado del Comité Provincial del PCOE de Sevilla: Vuelve el circo electoral de la democracia capitalista

Vuelve el circo de las elecciones al parlamento andaluz donde el pueblo “eligirá” entre aquellos candidatos que no han sido propuestos por el pueblo, sino por partidos políticos que esperan ocupar un sillón en el parlamento andaluz vendiéndole utopías sin pretender acabar con la raíz de las crisis que sufrimos los trabajadores, el sistema capitalista que se apoya en la constitución de 1978 y que los principales candidatos cierran filas a la hora de defenderla.

 

Nos encontramos un mapa andaluz plagado de alcaldes y concejales de estos partidos políticos (PP, PSOE, IU, …) financiados a golpe de créditos de la banca, e imputados por cientos de casos de corrupción, lo cual demuestra que este tipo de democracia al servicio del capitalismo está agotada y podrida en la lucha por los votos que esconde la lucha por el mercado de unos capitalistas o de otros.

Los medios de comunicación se ven obligados a “rejuvenecer” y a ponerle trajes nuevos a esta democracia y constitución capitalistas retrocediendo paradójicamente hasta 200 años para celebrar la Constitución de Cádiz de 1812, que en su momento fue revolucionaria respecto a la monarquía absoluta, pero que hoy se muestra superada por el actual desarrollo del capitalismo donde los monopolios deciden las condiciones de vida de una clase obrera que no existía por entonces.

Nos encontramos pues antes dos caminos: o seguir fundando nuestras esperanzas en elegir cada cuatro años a un sector u otro de la clase social que nos explota, es decir, el mismo perro con un collar u otro, o que la clase obrera se convierta en protagonista de un cambio de democracia y de sistema económico, donde los que producen toda la riqueza con su capacidad física e intelectual sean los que decidan cómo organizar la sociedad.

Andalucía es rica en tierras, clima, costas, minas,… pero sólo si el pueblo trabajador es dueña de ella, podremos evitar la fuga de esta riqueza a otros lugares de España, Europa o el mundo.

Mientras la clase obrera no sea protagonista de los acontecimientos, organizándose antes a través de sus representantes directos, comités y delegados, su enemiga, la clase propietaria de las tierras, las fábricas, las naves, las materias primas… seguirá avanzando quitándonos lo poco que recibimos a cambio de nuestro trabajo. O seguirá llevándose los puestos de trabajo a otros países con mano de obra más barata.

Los medios y las instituciones de todos los colores han rebajado la autoestima de la clase obrera haciéndola sentir culpable y en todo caso dependiente del empleo que supuestamente crean empresarios, ya sean pequeños, medianos o grandes.

Pero si algo se demuestra en cada huelga, y que provoca la ira de capitalistas y sus títeres tertulianos de la radio, prensa y televisión, es que cuando la mano del trabajador para, no funciona nada, y esos millones de euros que dicen perderse son precisamente los que genera la clase obrera cada día con su trabajo.

Los obreros deben ser conscientes de ese poder y esa fuerza que tienen para empezar, no a pedir, sino a imponer sus intereses antes de que nos lleven a la miseria y a la explotación más salvaje. Porque esa es la única salida que le queda al capitalismo hoy en día.

En los barrios y pueblos donde se está sufriendo esta miseria, y por la que Cáritas ya no da a basto, los vecinos deben organizarse también a través de Asambleas Populares que deberán unirse entre sí a través de sus representantes, y unidos a las asambleas de Comités, Delegados y Trabajadores, crear el Frente Único del Pueblo que permitirá tener al pueblo trabajador unido y organizado para realizar el histórico cambio de sistema político, económico y social.

¡EN LUGAR DEL ESPECTÁCULO ELECTORAL, EL PUEBLO NECESITA LA REVOLUCIÓN SOCIAL!

Comité Provincial del PCOE de Sevilla




Reunión de organizaciones sindicales alternativas y de clase de todo el país

 Desde hace décadas y concretamente durante   los últimos dos años venimos sufriendo un ataque sin precedentes contra los derechos laborales y sociales, el empleo ,los salarios, el recorte de los servicios públicos, todo ello a instancias de organismos financieros internacionales( FMI, BANCO MUNDIAL, etc ) y llevados adelante por gobiernos estatales, autonómicos, municipales, de diferentes partidos y signos, pero todos con el denominador común de hacernos pagar a nosotros la crisis del sistema capitalista que gira únicamente alrededor del beneficio de los bancos y grandes fortunas. Es un ataque global y así debe ser nuestra respuesta, global y unitaria.

 

Desde la pasada primavera, las huelgas y manifestaciones del pueblo griego han marcado el inicio de una fuerte movilización en toda Europa. Se han organizado jornadas de huelga general en el estado español, en Italia, Portugal.

En Francia un movimiento de huelgas y manifestaciones durante más de dos meses .Ha habido manifestaciones en Inglaterra, Irlanda y huelgas sectoriales.

 En todas partes son los mismos ataques contra los trabajador@s , ataques contra las pensiones, planes de austeridad, destrucción de los servicios públicos, explosión de la precariedad y el paro y al mismo tiempo se intenta amordazar al sindicalismo de clase.

 Con la ayuda de los gobiernos se vuelven a llenar las arcas de los bancos con inyecciones de dinero publico para garantizar o incluso aumentar sus beneficios.

 Se hipoteca la vida de los estados mientras los directivos de los bancos se atiborran con  dividendos, de regalos fiscales de todo tipo, de remuneraciones demenciales con fortunas que sobrepasan todo lo humanamente entendible .Es a ellos a quien les tocaría pagar la crisis y a nosotros imponerles nuestras  exigencias sociales:

 1-Derogación de las reformas laborales y de las pensiones que han recortado nuestros derechos.

 2-Defensa de los servicios públicos y nuestra oposición a las privatizaciones y externalizaciones.

 3-Paralizar los desahucios y garantizar la vivienda de alquiler a precios accesibles para todas las personas.

 4-No al pago de la deuda y que la banca y los sectores estratégicos sean un sector publico.

 

5-Redistribución de la riqueza y reparto de trabajo para crear empleo digno y mientras garantizar un ingreso adecuado para todas personas paradas.

 Solo haciendo pagar esta crisis a quienes la generaron podremos salir de ella  e impulsar la movilización general y unitaria en aquellos sitios donde estemos los sindicatos alternativos combativos, los trabajador@s de la enseñanza, los trabajador@s de la sanidad y los servicios públicos en general, las asambleas  del 15-m , los movimientos contra los desahucios etc.  solo así podremos empezar a darle un giro a esta situación de resistencia permanente.

 Esta batalla exige un agrupamiento, un polo sindical de clase, asambleario que luche por la unidad de todos los trabajador@s y que pueda unir a colectivos, movimientos sociales, así como a organizaciones políticas, trabajando de una manera honesta para conseguir escenarios de unidad basados en la potenciación de plataformas, asambleas, etc. Ser capaces de llegar a acuerdos en torno a las luchas concretas de superar diferencias y esto es mas fácil en momentos de intensificación de la lucha, solo entonces es posible vincular los diferentes sectores de trabajo incluyendo por supuesto a los trabajador@s emigrantes.

 La importante experiencia de coordinación en los últimos meses en distintos lugares del estado muestra que este camino es necesario y posible. Ha llegado el momento de profundizar dicha experiencia para potenciar la movilización.

 Solo desde la unidad y la lucha podremos parar la actual ofensiva contra los derechos laborales y sociales.

 En este sentido apoyamos todos los sectores en lucha y sus movilizaciones.

 Por eso planteamos en el mes de Marzo una jornada de movilización general.

 Confederación Intersindical

Cobas
Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC)
Corriente Sindical de Izquierdas (Asturias)
Intersindical de Aragon
Coordinadora Sindical de Madrid
Solidaridad Obrera
CSU. (Pensionistas y Jubilados)
Alternativa Sindical de Trabajadores ( AST )
Comités para la Unidad Obrera (CUO)
Asamblea de Comités, Delegados, y Trabajadores (ACDT)

 

Madrid, 21 de Enero de 2012.




Ha muerto un franquista

fraga asesinoOtro franquista más que se muere en la cama sin ser juzgado por sus crímenes. Las miles de víctimas que fueron asesinadas por el régimen fascista, del que tú formaste  parte, no tuvieron esa oportunidad y todavía están desaparecidas en esas cunetas sangrientas llenas de rabia después de medio siglo. Es un claro ejemplo de poder durante la criminal dictadura y después de ella con el visto bueno de todo el arco político representado en el parlamento. Tú fuiste el creador de Alianza Popular con las cenizas del franquismo, hoy conocido como PARTIDO POPULAR (PP). Los militantes de este Partido son los que con orgullo hacen el discurso de tus hazañas, no dudando en repetirlas si tuvieran la más mínima oportunidad para ello.

 

Hoy, cuando siguen muriendo en el anonimato españoles y españolas que se jugaron todo por defender la democracia y libertad de este país, tú eres el ensalzado por toda una cuadrilla de fascistas  que añoran volver a aquellos tiempos. Te defienden asesinos, hijos de asesinos, residuos sociales y nostálgicos de aquellos tiempos. Y eso nos obliga a recordar quién eres en realidad. Porque por lo mejor que te recordamos en este país es por la represión y asesinatos que cometisteis durante la dictadura franquista. Fueron muchos a los que matasteis como para olvidaros.

Has llegado a la altura de tu adorado Franco. Has sido un fascista  responsable de la muerte de obreros, estudiantes, comunistas, etc.,  jaleador de las torturas y ejecuciones franquistas. Te pusiste al lado de la escoria del siglo XX. No nos alegramos de que te mueras, es más, estamos algo tristes porque lo que nos hubiera gustado hubiera sido verte encarcelado, juzgado y acusado por crímenes contra la humanidad. Por tus crímenes cuando eras ministro de un gobierno presidido por el delincuente Francisco Franco entre los años 1961 y 1969, y también cuando fuiste Ministro de la Gobernación con otro delincuente sin igual, “el carnicerito de Málaga”, como asi era llamado Arias Navarro; siendo ministro de este criminal en 1976, asesinaste  a cinco trabajadores en Vitoria, a JULIAN GRIMAU en 1963 (“ese caballerete”, como se le despreció en rueda de prensa) por cometer el delito de ser Comunista; MATILDE LANDA, encarcelada en la terrible prisión de Palma de Mallorca donde fue asesinada, o las jóvenes llamadas  “LAS 13 ROSAS” y un largo etc. de asesinados, torturados y exiliados, a los que tú le aplicaste lo que tú entendías como Justicia, que no era otra que la Justicia Fascista.

Siempre despreciaste a los demócratas, escupiste una frase famosa siendo Ministro de la Gobernación (hoy del Interior) en 1976: “LA CALLE ES MIA” a fin de atemorizar a los ciudadanos e impedirles que se  expresaran públicamente y así justificar la represión policial. Lástima que no haya vida después de la muerte para que te cobren tanta infamia.

Te mueres pero parte de este país no te olvida. Te recordaremos siempre como el cómplice de asesinos, como franquista, como arrogante. La calle era tuya, pero nuestro es el desprecio, y  hoy, que te querrán vanagloriar los tuyos, nosotros en cambio recordaremos agradecidos  a los que dieron su vida luchando contra el fascismo, a los que quisiste condenar al olvido, a los militantes que tú encarcelaste, golpeaste, espiaste y asesinaste, a las mujeres a las que cortaste el pelo para humillarlas por ser la mujer de un ROJO. A ellos y a ellas son a los que nosotros dedicaremos hoy nuestro recuerdo a los que lucharon por la democracia y la libertad y fueron asesinados por Franco y los esbirros que como tú eran sus ejecutores.  

Estas palabras son para que nadie se engañe. Cuando los mercenarios te ensalcen nosotros dejamos claro nuestro desprecio por todo el daño que hiciste. Y aunque sabemos que el infierno no existe, que el infierno no es otra cosa que lo que tú y los tuyos le hicisteis vivir a vuestras victimas en vida, desearíamos ahora que existiese de verdad y pudieras cumplir allí la condena por los crímenes que no has podido cumplir en vida. Que tu dios te recoja y te pida cuentas por cada inocente que humillaste, por cada demócrata que mancillaste, por cada persona honrada que insultaste y mataste.  

Que la tierra te sea leve. Descanse rabiando un franquista.

Comité Provincial de Málaga

Partido Comunista Obrero Español

 




Ha muerto un fascista de la dictadura franquista sin haber sido juzgado

Ha fallecido el antiguo Ministro de la Gobernación de Franco, Manuel Fraga, al que se le tiene que imputar la responsabilidad de que las fuerzas represivas que comandaba, irrumpieran en la Iglesia San Francisco de Vitoria, donde se iba a celebrar una asamblea de trabajadores en huelga, asesinando a dos obreros directamente, hiriendo gravemente a otros cuatro, de los que tres morirían posteriormente y causando cientos de heridos, particularmente 60 de los cuales graves, debido a disparos de bala.

 

A Fraga se le debe la construcción de un partido en el que se cobijaron personas del régimen fascista y apellidos descendientes de individuos comprometidos con la dictadura criminal franquista, que hoy continúan su obra y también se le debe, junto a elementos traidores proveniente de fuerzas populares, la elaboración de la Constitución de 1978, que mantiene las insignias representativas de la dictadura: himno, bandera, corona, etc. Pues si Fraga ha muerto sin ser juzgado y ha llevado a cabo una obra  indignante para el pueblo trabajador, ha sido como consecuencia de las traiciones de los PSOE y PCE.

Hoy su obra sigue en marcha en un sistema cínico que se auto reconoce democrático, con la ley antipartidos, con el encarcelamiento de comunistas, con la negación del derecho a la autodeterminación de los pueblos, con la libertad de expresión y legalización de manifestaciones y concentraciones de grupos pronazis y con reformas económicas que en algunos casos no sólo lindan con las formas dictatoriales del franquismo sino que a veces las superan.

Sólo un pueblo que elimina los lastres del pasado puede construir su futuro en el progreso. Las injusticias y crímenes cometidos contra las clases trabajadoras no pueden permanecer impunes, ni permanecerán.

COMITÉ EJECUTIVO DEL PCOE




El Otsovismo, arma de liquidación comunista

Hoy estamos ante una situación de intento de apuntalar el capitalismo en todo el mundo, pero por sí solo no caera. Hace falta, como dijeran nuestros antecesores en la lucha, un empujoncito.

El movimiento comunista español se encuentra actualmente cara a cara con dos problemas muy próximos: uno es el revisionismo que todo buen marxista-leninista conoce y del cual en el órgano de prensa de nuestro Comité Central se ha escrito mucho y se seguirá escribiendo. Otro, menos conocido, es el otsovismo, que es otra arma ya utilizada por los “liquidadores y traidores para desviar y anular al movimiento comunista”, tal cual definía Lenin en 1908. Exigían al Partido abstenerse de toda actuación en las organizaciones legales. Conformaban este grupo Bogdanov, Lunacharski, Alexinski, Pokrovski, Bubnov, entre otros, quienes iniciaron su lucha contra Lenin y su línea leninista con la negativa a trabajar en los sindicatos obreros y organizaciones legales, causando daño al trabajo revolucionario del Partido. Su actividad contrarrevolucionaria consistía en romper los vínculos entre el Partido y el proletariado, privándole a la organización revolucionaria del enlace con las masas sin partido. Se encerraban en la organización clandestina, a la vez que la exponían a los golpes del enemigo, privándole de su cobijo en las organizaciones legales.  Hoy nacen por  nuestro país grupos o grupúsculos que abogan por esta actuación, para desarmar un trabajo desde la base y con la base del proletariado que se lleva haciendo desde hace bastante tiempo. Colgando etiquetas a los que sí luchan, etiquetas que casi siempre son más próximas al folclore que a un análisis serio de la situación. Por eso, desde el Comité Provincial del PCOE en Córdoba pedimos a los militantes comunistas honestos que allá donde estén no consientan ser engañados por esta clase de liquidadores del movimiento comunista que hoy empieza a despuntar, para que mañana dé su fruto un estado socialista dirigido por los trabajadores en España.

Comité Provincial de Córdoba del PCOE

 

 

{module [201|rounded]} 




Se consumó el engaño

Se consumó el engaño. Durante la campaña electoral nuestro partido hizo público un comunicado en el que se decía: “Con las elecciones del próximo domingo, los partidos buscan la legalización de los nuevos atropellos que seguro van a cometer contra las clases trabajadoras…” El día después de las elecciones, quien las gane, como siempre, buscara pretextos para no cumplir con sus promesas y de nuevo arremeterá contra el pueblo” Por esta razón el PCOE pidió la abstención. 

 

Han pasado tan sólo tres días y los malos augurios se están cumpliendo. En Cataluña el gobierno Mas, se propone de salida arremeter contra los salarios del sector público, subirá las tasas del transporte, del agua, de la gasolina y de las matrículas universitarias. Además, inventa un ” ticket moderador” en sanidad, que no es otra cosa que el copago. 

Esperanza Aguirre ya ha anunciado a bombo y platillo que “Este Gobierno deja las arcas vacías: no hay dinero para pensiones ni desempleo” por lo que “las reformas hay que acometerlas y no posponerlas”. 

Es evidente que en estas elecciones no estaba en juego quién salía y cuáles eran las alternativas. Todo estaba cantado. Después de un trabajo desaforado de los medios masivos de comunicación, de las presiones internacionales y de una oposición que ya se presentaba vencida sin posibilidad alguna de quebrar su trayectoria en picado, esperando a ver cómo la gente de izquierda repartía a trozos su voto, lo que se dilucidaba era con qué porcentaje de participantes el pueblo avalaría un parlamento cuestionado y un gobierno de derecha dispuesto a fortalecer a los capitalistas, a los únicos culpables de la crisis en detrimento del pueblo trabajador.

 Tanto el PP como los nacionalistas burgueses catalanes han salido tremendamente fortalecidos. En su consecuencia, interpretan los resultados como la entrega de un cheque en blanco por parte del electorado para que lleven a cabo sus desmanes.

 Se avecina una ofensiva sin precedentes del capitalismo europeo contra las clases populares del estado español, que no tiene por objetivo salir de la crisis, pues ésta se muestra insoluble, sino el de neutralizar una respuesta masiva y contundente de los trabajadores, con una actitud represiva y con medidas que conduzcan a la pérdida de todos los logros sociales, con la esperanza de mantener vivo un sistema corrompido, herrumbroso y caduco. 

Ante tantas felonías sólo cabe la respuesta organizada. Ahora más que nunca es precisa la Unidad de los trabajadores fuera de las influencias de las direcciones sindicales reformistas, el fortalecimiento de organizaciones de masas de clase para conformar el FRENTE UNICO DEL PUEBLO, que tenga por meta luchar por el socialismo, la única alternativa real al sistema capitalista a la deriva.

 

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




¿Para qué votar el 20 N?

Con las elecciones del próximo domingo, los partidos buscan la legalización de los nuevos atropellos que seguro van a cometer contra las clases trabajadoras. Las elecciones son un engaño y los partidos las utilizan solo cuando ven que les favorece. Los ejemplos de Italia y Grecia son muy claros. Ante la grave crisis de sus respectivos gobiernos, no se convocan elecciones por temor a que el pueblo o no acuda a las urnas o no voten a los partidos capitalistas. Por eso las élites europeas, con el mayor desdén hacia las clases populares, han impuesto nuevos gobernantes, gente que no ha sido votada por el pueblo pero que no tiene escrúpulos a la hora llevar a cabo nuevos recortes, con los que empobrecen a los obreros y enriquecen a la banca y a los empresarios, que son los culpables de la crisis.

En nuestro país, la banca no ha puesto ningún reparo a la hora de conceder créditos para la propaganda electoral de los partidos, tanto de derechas como de los llamados de izquierdas; préstamos que la mayoría de las veces no se pagan. ¿Por qué la banca se comporta de forma distinta con el pueblo que con los partidos políticos? Porque saben muy bien que todo lo que hagan éstos es para ayudarla. El día después de las elecciones, quien las gane, como siempre, buscara pretextos para no cumplir con sus promesas y de nuevo arremeterá contra el pueblo.

En esta hora crucial, con cinco millones de parados, con salarios míseros, con miles de trabajadores esperando que les embarguen sus viviendas, con familias enteras dependiendo de organizaciones de beneficencia, con la desesperación de una juventud que ve cómo pasan los años y no pueden pensar en su futuro, etc., votar sería darle vida a los granujas, a los corruptos, a los traidores, a quienes sólo piensan en sí mismos. Ahora, sólo es momento para organizarnos en Asambleas Populares contra lo que se nos viene encima, para luchar por nuestros intereses. Nadie, y menos los que han demostrado que únicamente piensan en enriquecerse, van a ayudarnos. Lo tenemos que hacer nosotros, mediante la unidad y la solidaridad, con la mirada puesta en un mundo nuevo en donde no existan
explotadores y explotados.
El PCOE hace un llamamiento para que los trabajadores y sus representantes, comités de empresa y delegados de personal, se unan conformando Asambleas de Comités y Trabajadores, y a su vez se unan a las Asambleas Populares, para conformar un FRENTE UNICO DEL PUEBLO, con el propósito de emprender el camino de las protestas de clase, el camino de reivindicar lo que nos pertenece por ser los que producimos todos los bienes de esta sociedad. Que nadie nos engañe más. O NOS UNIMOS Y LUCHAMOS O MORIREMOS EN LA MISERIA.

¡ POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO ¡

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)