1

Solo la clase trabajadora organizada contra el capitalismo pondrá fin al problema dela luz

El PCOE estuvo mostrando su apoyo el pasado 10 de septiembre a los vecinos de diferentes barrios obreros de Sevilla, quienes se manifestaron en protesta por la subida del precio de la luz y por los cortes de luz que llevan sufriendo desde hace años, a los cuales ni Endesa ni ningún gobierno, local, autonómico o estatal, han puesto fin. Unos cortes de luz que han puesto en peligro la vida de personas mayores, que han provocado que muchas personas hayan tenido que ir a trabajar sin pegar ojo por las altas temperaturas, que han hecho que muchos vecinos vean como sus alimentos y medicinas pagados a precio de oro se echaban a perder. Aun así, partidos como Podemos o Izquierda Unida tuvieron la poca vergüenza de asistir al acto, unos partidos que estando en el gobierno no son capaces de hacer nada para mejorar la vida de estos barrios obreros.

Estos vecinos llevan meses organizándose y luchando por mejorar las condiciones de vida de sus barrios, siendo su principal proclama para la solución de este problema la nacionalización de las empresas energéticas. Desde el PCOE apoyamos esta organización y lucha de la clase trabajadora, ya que solo así será el camino para acabar con la explotación que sufre día a día. Aun así, la nacionalización de las empresas bajo este sistema no solucionará los problemas de la clase trabajadora. Una empresa pública bajo el sistema capitalista estará gestionada por el gobierno de turno, un gobierno que, sin importar el color, estará al servicio de los capitalistas ya que son ellos los que realmente tienen el poder, siendo los primeros unas simples marionetas. La única solución pasa por socializar, no solo las eléctricas, si no toda la producción, siendo la clase trabajadora quien tenga la propiedad de fábricas y empresas y siendo ésta quién tome las decisiones sobre la producción.

Tanto los cortes de luz, como la subida de precios de todos los productos, así como el empobrecimiento de la clase trabajadora en general, forman parte de un problema mayor, el cual es el sistema capitalista. Un sistema en el cual unos pocos capitalistas se enriquecen a costa de la miseria de la clase trabajadora, siendo las empresas eléctricas el mejor ejemplo. Algo tan básico como la electricidad, en vez de estar al servicio de la sociedad, está puesto al servicio de unos parásitos a los que nunca les ha importado el bienestar de la gran mayoría, siendo su única prioridad mantener y aumentar cada vez más sus millonarios beneficios.

La organización que está llevando a cabo la clase trabajadora sevillana por la subida y los cortes de luz debe ir a la raíz del problema que sufre la clase trabajadora, el sistema de producción capitalista, unirse con otras luchas que se están dando y extenderse a toda la provincia, a todo el estado, organizando sus propios órganos de poder donde sea ella en su conjunto quién tome las decisiones que afectan a los barrios obreros. La clase trabajadora de Sevilla debe ser consciente de que la fuerza está en su organización, ya que somos nosotros los que, con nuestro trabajo, creamos las riquezas que los capitalistas se apropian. Es por ello que es esencial que las asambleas que se están llevando en los diferentes barrios obreros se extiendan, no solo a otros barrios, si no a los centros de trabajo. Durante estos meses hemos visto que protestas como cortar la calle no son suficientes. Estas protestas deben entroncar con el resto de luchas e ir hacia una huelga general, parando la producción, parando sus beneficios y demostrando que es la clase trabajadora quien mueve el mundo.

 

¡Por la organización de la clase trabajadora contra el capitalismo!

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN SEVILLA




El trabajo asalariado no dignifica; esclaviza

Desde siempre se nos ha vendido que “el trabajo dignifica”, y los mismos que repiten el discurso sin pararse a pensar son los primeros en quejarse de estar cansados, con los huesos molidos, sin poder pasar tiempo con su familia, sin tener tiempo para ocio, y, en definitiva, para vivir. Y, ¿por qué esa frase ha calado tanto? Porque la propaganda capitalista nos la ha sabido meter a fuego, porque la maquinaria capitalista necesita de la fuerza de los obreros para seguir funcionando, siendo esta la prueba más clara de que el que genera riqueza es el obrero, y no el patrón.

¿Por qué en la Unión Soviética la jornada laboral era de siete horas diarias, 35 semanales, reducibles no solo a las embarazadas, sino también a los trabajos peligrosos, mientras en algunos países la jornada era aún de más de 15 horas? Porque en la Unión Soviética, como punta de lanza del socialismo, entendieron que el trabajo es necesario para producir lo básico, no para generar riqueza en manos de unos pocos.

El recién nombrado Presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, un declarado anticomunista, conservador, liberal y racista acérrimo, ha mencionado reiteradamente su intención de establecer en su país la jornada laboral máxima de ¡120 horas semanales! Lo que daría una media de 17 horas diarias, esto, sumado al SMI surcoreano, es aún más alarmante si tenemos en cuenta que cada surcoreano cobra alrededor de 1300€ mensuales, es decir, poco más de 300€ en comparación con España, que tiene establecida la jornada laboral en 40 horas semanales.

Pero, ¿por qué decimos que el trabajo asalariado, bajo las condiciones del sistema capitalista, no es sino una muestra más de la esclavitud a la que nos somete dicho sistema a los obreros? El autoproclamado Gobierno más progresista de la Historia ha establecido el SMI en 1.000€, lo que supone una subida del 1,58% con respecto al anterior SMI. Esto es papel mojado, si tenemos en cuenta que el IPC ha subido un 6,5% en 2021; la gasolina un 21% y la luz casi 35%. Son migajas. Los trabajadores nos pasamos horas y horas de nuestras vidas para ganar un poco que nos permita sobrevivir un día más, pero no para vivir cómodamente. ¿Quiénes sí viven cómodamente, además de los miembros del Gobierno más progresista de la Historia? La burguesía, las eléctricas -con un beneficio del 24% en la primera mitad de 2022- y las compañías petrolíferas, que alcanzan también un margen del 24%, pese a las amenazas de que iban a obtener pérdidas por los 25 céntimos que daba el gobierno por litro y los 5 que aportaban las propias compañías. ¿Qué nos queda de beneficio a los obreros del trabajo que realizamos? Nada. ¡Del trabajo que nosotros hacemos no nos queda nada; todo para la burguesía y para el sistema capitalista que la sustenta! Si nosotros generamos los beneficios, ¡que los beneficios sean para nosotros!

¡Esto es el capitalismo! Trabajar para producir, como máquinas que somos para el patrón, y cuando la máquina se estropea, se cambia por otra. Porque tal y como decía Marx, para el patrón no somos más que mercancía que se mueve en un mercado y cuyo valor fluctúa en función de la oferta y la demanda.

Los comunistas no nos oponemos al trabajo, siempre y cuando los frutos de este se destinen única y exclusivamente al avance de la sociedad obrera y campesina, ¡y nunca en beneficio de un burgués cuyo único mérito es poseer los medios de producción! El trabajo en el socialismo será un deber social, para construir una sociedad en beneficio de todos.

 

COMITÉ PROVINCIAL DE CIUDAD REAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




El capitalismo es una estafa piramidal

El pasado 26 de agosto tuvo lugar en el Wizink Center de Madrid un evento relacionado con el mundo de las criptomonedas organizado por Mundo Crypto, al que asistieron unas 7.000 personas, un acontecimiento esperpéntico que parecía sacado de una mala comedia, y que daría para muchas horas de humor si no fuera por la gravedad de las consecuencias para miles de jóvenes de dejarse llevar por los cantos de sirena de vendehumos como los que allí se dieron cita.

Las criptomonedas y todo el mundo que las rodea, como los NFTs, más allá de las posibles aplicaciones de cualquier tecnología, se han convertido en el último intento de salvar un sistema moribundo y decadente como el capitalismo, acumulando a su alrededor a cientos de vendehumos que viven de estafas piramidales y todo tipo de esquemas fraudulentos, como los que, supuestamente, han llevado a chiringuitos como IM Academy a ser investigados por la policía, que ha llegado a realizar detenciones de algunos de sus dirigentes, siendo calificada como una organización coercitiva disfrazada de academia de formación.

Más allá de los hechos abiertamente delictivos que rodean ese mundo, la realidad es que todo el ‘negocio’ alrededor de la blockchain suele sustentarse en pura especulación. La mayoría de quienes compran criptomonedas sólo esperan poder venderlas más caras, lo mismo que quienes compran NFTs con la intención de que se revaloricen y venderlos después, obteniendo un beneficio de la nada. Y es precisamente la especulación la base de la economía capitalista hoy día, que se sustenta actualmente en la impresión de dinero ficticio sin un crecimiento económico real asociado, generando deudas impagables que se pretenden amortizar a futuro con un supuesto crecimiento que mantenga girando la rueda, lo que provoca que cada crisis sea cada vez más profunda y duradera.

Ya el año pasado, esta misma organización celebró otro evento llamado “La Gran Inversión”, en el que se promocionó el proyecto ‘Constellation’ para que los allí presentes invirtieran en el mismo como una gran oportunidad. Diecisiete días antes del evento la capitalización del proyecto había empezado a crecer, de forma que había una cartera de inversores con mucho interés en que nuevos inversores entraran para así revalorizar sus acciones. Justo después del anuncio en el evento, muchos de quienes estaban siguiéndolo comenzaron a invertir, de forma que la cotización de las acciones subió como la espuma. Llegado un punto en el que el precio de las acciones se había incrementado notablemente, un inversor desconocido vendió 1,7 millones de dólares en acciones, momento en el que el valor de éstas comenzó a caer en picado, dejando a la mayoría de los nuevos inversores en pérdidas. Un negocio redondo para unos pocos, al igual que la propia economía capitalista.

Si bien la CNMV ya alertó en 2021 de que Mundo Crypto “no cuenta con ningún tipo de licencia para asesorar sobre instrumentos financieros o intermediar operaciones de inversión sobre instrumentos financieros”, señalándolo como un ‘chiringuito financiero’, dichas advertencias no han supuesto ningún problema para que en 2022 se vuelva a celebrar otro evento, esta vez mucho más esperpéntico que el primero, en el que incluso se ha podido ver a un par de hombres disfrazados de jeques árabes para simular un supuesto interés de inversores saudíes.

Y entre todo este elenco de vendehumos no podían faltar los economistas de cabecera del capitalismo, los liberales Daniel Lacalle –que ha sido asesor en materia económica de Pablo Casado– y Juan Ramón Rallo –socio fundador del think tank liberal Instituto Juan de Mariana y que ha llegado a defender la compraventa de órganos-, quienes a pesar del evidente tufo a estafa que se respiraba en el evento, no dudaron en acudir para protagonizar un ‘debate’ sobre el futuro de las criptomonedas.

Esa es la esencia de este sistema y de quienes lo defienden, una economía basada en la especulación, en que unos pocos privilegiados se hagan ricos a costa de la mayoría, que las grandes empresas tengan impunidad para robar, mientras que la clase trabajadora se desangra cada día, con un aumento del coste de la vida inasumible para cientos de miles de familias obreras. Y estos son los defensores del sistema, vendehumos a sueldo que persiguen enriquecerse a costa del trabajo ajeno, que defienden la especulación y el robo.

La única salida para la clase trabajadora pasa por la organización y unificación de todas las luchas en una única lucha de clases contra este sistema y su Estado, contra todos los esbirros a sueldo del capital que siguen engañando al pueblo con cantos de sirena, contra la explotación del hombre por el hombre y por la construcción de un mundo nuevo donde el beneficio económico deje de ser el centro de nuestras vidas para poner al ser humano en su lugar, la construcción del socialismo como embrión del comunismo.

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)




Por la unidad de la clase obrera. Con los obreros sevillanos

Hace semanas que los vecinos de los barrios obreros de la ciudad de Sevilla están movilizándose contra los cortes de luz a los que ENDESA los lleva sometiendo años.

Esta movilización contra los cortes de luz y la reivindicación del restablecimiento permanente del fluido eléctrico no sólo ha significado la realización de múltiples manifestaciones contra ENDESA, sino que ha llevado a la ocupación por parte de los vecinos de centros cívicos, por el momento, de los barrios de Bellavista, Torreblanca y Su Eminencia.

Los vecinos de los barrios obreros de Sevilla comprueban no sólo cómo las empresas comercializadoras de electricidad les roban en el recibo eléctrico, sino que, además, les cortan la electricidad de manera periódica, lo que hace que se les estropeen los alimentos, que personas mayores que requieren respiradores tengan que ingresar en hospitales ante el riesgo que supone para sus vidas el corte del suministro, que se averíen los electrodomésticos, por no hablar del riesgo para la salud de los vecinos en meses como los del verano donde las temperaturas se elevan por encima de los 40 grados centígrados. Y todo ello sucede en los barrios más humildes, donde menos ingresos y más paro hay en la ciudad.

Pero esto que ocurre en la ciudad de Sevilla no es en absoluto nuevo. En los EEUU, en ciudades como Nueva York, cuando se produjo la ola de calor en 2019, la empresa suministradora de electricidad cortó intencionadamente la energía a 33.000 residentes en barrios obreros donde predominantemente viven personas negras y latinas como son, por ejemplo, Carnasie o Flatlands. El motivo de ese corte intencional de la energía eléctrica no era otro que “proteger la integridad del sistema eléctrico”, esto es, cortar la luz a los barrios obreros para que los barrios donde vive la burguesía tengan garantizada la electricidad. Este modus operandi de las empresas comercializadoras y distribuidoras de electricidad de cortar el fluido eléctrico a los barrios obreros para garantizar el suministro a las grandes superficies comerciales y a los barrios donde residen los ricos que, por ejemplo, utilizan las empresas eléctricas en los EEUU, es el que está empleando ENDESA en la ciudad de Sevilla.

En Nueva York la población negra es el 22% del conjunto de la sociedad. Sin embargo, en las olas de calor, la población negra aporta el 50% de las muertes por dicho motivo. En el Estado español este mes de julio han repuntado las cifras de mortalidad con referencia a otros años anteriores, incluidos los de la pandemia de COVID. Concretamente, el repunte se establece en un 25% más de defunciones. Y, más aún, donde el incremento de mortalidad en el mes de julio ha sido mayor es en Extremadura – con un 42% más de defunciones – y Andalucía con un 40% más de mortalidad, curiosamente las zonas del Estado español donde las olas de calor azotan con mayor ferocidad.

Cortes de luz que atienden a una cuestión de clase, muertes como consecuencia del calor que, si bien no está desglosada por barrios, sin duda afectan a los barrios obreros que son a los que se les niega el fluido eléctrico y, consecuentemente, el acceso al aire acondicionado, y que son los que ponen los muertos. Y mientras los políticos del capital miran hacia otro lado y no investigan las casi 11.000 muertes extraordinarias que se han producido en julio de 2022, no dudan en salir en defensa de ENDESA acusando a los vecinos de los barrios obreros de engancharse ilegalmente a la red eléctrica al objeto de plantar marihuana, esto es de convertir sus pisos en narcopisos, como dijeron los lacayos reaccionarios de las eléctricas del gobierno andaluz como Antonio Sanz o el Consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, que hizo de portavoz de ENDESA señalando  que “al menos el 85% de los cortes tiene que ver con enganches (ilegales), con el uso fraudulento de la red”.

Desde los gobiernos de Felipe González, que inició la privatización de ENDESA, se dieron miles de millones de las antiguas pesetas para inversión y verificaciones de las derivaciones y del sistema de electricidad que no se realizaron; dineros que realmente fueron a engrosar las cuentas del monopolio eléctrico sin que ésta cumpliera absolutamente nada de la contraprestación. Ni que decir tiene que los gobiernos del PSOE primero y después del PP, jamás exigieron cuentas a ENDESA. En el primer gobierno de Aznar se aprobaron los Costes de Transición a la Competencia (CTC) por el que, en 10 años, se le dieron por parte del Estado a las empresas eléctricas 3.588 millones de euros por este concepto. De hecho la organización ecologista Greenpeace en 2018 denunció que el Estado regaló 18.000 millones de euros entre 1998 y 2018 a las eléctricas en el recibo de la luz.

Como se puede contemplar, todo ese dinero de los trabajadores, esos miles de millones de euros, los monopolios eléctricos se lo han embolsado mientras el sistema eléctrico cada día se erosiona más, tomando la determinación estas eléctricas de cortar la luz a los barrios obreros para que los ricos no tengan problema alguno en la satisfacción de sus necesidades eléctricas.

Esto es el sistema capitalista, expolio al pueblo trabajador y miseria para la clase obrera. Mientras los barrios obreros de las ciudades, como por ejemplo Sevilla, sufren la pobreza energética en toda su rigurosidad y ponen los muertos por la falta de fluido eléctrico, mientras la luz se convierte en un artículo de lujo, los resultados económicos de las empresas eléctricas rompen sus récords año tras año. Y los políticos del Capital, ya sean del partido burgués que sean, no dudan en entregar dineros públicos a las eléctricas, en establecer leyes para garantizar que sus dividendos sean suculentos, siendo sabedores que cuando terminen su actividad política terminarán, con toda probabilidad, en un consejo de administración de empresas energéticas  como pasó con Felipe González, José María Aznar, Pedro Solbes, Elena Salgado, Luis de Guindos, Pio Cabanillas, Rodolfo Martín Villa, Ángel Acebes, Miquel Roca y un largo etcétera.

Los lacayos del gobierno andaluz no han dudado en arremeter desde sus poltronas contra los vecinos, en satanizar y condenar a las víctimas del expolio de las eléctricas – los barrios obreros de Sevilla – para salvaguardar los intereses de sus amos, como ENDESA, a la que le hacen el trabajo sucio los lacayos del capital desde los despachos de la Junta mientras que en la calle se lo hacen sus perros fascistas que no dudan en quemar las pancartas de los vecinos de Bellavista como denunció la Plataforma Vecinal Cerro Amate en su red social:

El Partido Comunista Obrero Español apoya la justa lucha de los vecinos de Cerro Amate, Bellavista, Torreblanca y demás barrios de Sevilla y hacemos un llamamiento al conjunto de la clase obrera hispalense a sumarse a la lucha, a exigir a las asociaciones de vecinos de la ciudad de Sevilla a que se activen como instrumento de lucha y de poder de la clase obrera en sus barrios, de solidaridad entre los obreros de los diferentes barrios. A su vez, hacemos un llamamiento a los comités de empresas y a los sindicatos de clase a llevar la lucha de los barrios a los centros de trabajo y, a la par, hacer partícipes a los barrios de los problemas que se dan en los centros de trabajo.  En definitiva, llamamos a todos los sectores que componen la clase obrera a unirse y a constituir asambleas populares en todos los barrios, donde se fusionen la lucha de los barrios, de los centros de trabajo, de los jubilados, de la juventud obrera y demás sectores del proletariado unificando todas las luchas en una única lucha de clase contra el sistema capitalista y las instituciones burguesas causantes de los problemas que azotan a la clase trabajadora hispalense y de todo el país, para construir nuestros instrumentos de lucha, nuestros instrumentos de poder obrero y podamos derribar el capitalismo y construir el socialismo que es lo único que puede sacar a la clase obrera de la situación de oprobio y miseria a la que nos condenan los capitalistas y su Estado.

 

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE LOS ÓRGANOS DE PODER DE LA CLASE OBRERA!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO!

 

Sevilla, 15 de agosto de 2022

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN SEVILLA




El Ayuntamiento de Valdepeñas es antipopular

Son miles las personas que se quejan de la falta de infraestructura social, cultural y popular en Valdepeñas. ¿Cómo es posible que en una ciudad tan importante como Valdepeñas, que sirve de ciudad principal para otras poblaciones aledañas, tenga unos servicios de transporte, sanitarios, educativos y culturales tan pobres?

Los autobuses urbanos. Un servicio solo diurno, con escasas paradas, las cuales, de por sí, están prácticamente abandonadas desde su instalación hace años. Un servicio que ofrece más ventajas a las personas jubiladas, que, casualmente, son los principales votantes del Gobierno socialista local. Un servicio que funciona poco y mal, con aglomeraciones por la escasa flota, con unos precios cada vez más altos y sin acceso aceptable para personas con movilidad reducida – o nula -. Con el fin de hacer un lavado de cara, más moderno, más comprometido con el medioambiente, el Ayuntamiento ha dicho que va a instalar dos nuevos autobuses eléctricos. ¡Vendrán genial para decorar! Porque no para su uso, debido no solo a los precios, sino también a la escasez -prácticamente inexistencia- de sus rutas y paradas. ¿Para qué dos autobuses más, si los que se tienen no se usan porque la gente está harta de su mala organización y funcionamiento, y prefieren gastarse más dinero en gasolina y hacer uso del transporte privado? En plena crisis energética y de petróleo, y en cualquier otro momento, ¡el transporte público al servicio del pueblo!

Pocos médicos y pocas urgencias. Antes era la crisis del COVID la excusa para mantener las urgencias limitadas; ahora que el COVID está casi superado, la excusa son los recortes. ¡Los sanitarios, que han sido los auténticos héroes, y no los policías que se paseaban repartiendo justicia divina, los que nos han salvado! Dentro del plano sanitario, no podemos olvidar a los trabajadores de la limpieza, que en plena pandemia, igual que los propios sanitarios, se enfrentaron y se enfrentan al virus con medidas escasas. Por otro lado tenemos las urgencias. Dos centros de salud y solo hay urgencias en uno. Los sanitarios de hospitales quejándose -en general- del colapso de las urgencias y en Valdepeñas tan solo funcionan en un centro de salud. Por no hablar de los recortes de personal y de medios.

Cultura. ¿Qué cultura hay en Valdepeñas? Ninguna. Muchos museos y muy poco accesibles. Eso sí, corridas -por no decir torturas y asesinatos de toros- y eventos taurinos en general que no falten. Las Fiestas del Vino, de Interés Turístico Nacional, y que tan renombre dan a la ciudad, cada vez más limitadas y privatizadas. Ya no es solo la inexistente variedad con respecto al año anterior -y a los otros setenta que se llevan realizando-, es que el acceso a las mismas está cada vez más limitado. La juventud está olvidada en Valdepeñas, véase a la hora del transporte público, por ejemplo, y por tanto en las fiestas no iba a ser menos, pues no se consulta a la juventud valdepeñera, ya que el Consejo de la Juventud está tomado por los mismos de siempre, que parecen más cerca de la edad adulta que de la joven, pues piensan poco en los gustos de los jóvenes y se limitan a, ¡sorpresa! los de los posibles votantes del partido de gobierno. En Valdepeñas está claro que si quieres cultura y ocio, te las tienes que apañar tú. No podemos dejar de lado la riqueza arqueológica de Valdepeñas, completamente olvidada, cuyos trabajadores viven en una situación de precariedad laboral extrema.

Los barrios considerados más marginales como son San Pedro o la Yenca, viven totalmente aislados. La carestía de servicios sociales, o de conexiones -como en San Pedro-, llevan a que las personas que viven en estos núcleos, siendo de por sí marginados social y económicamente, tengan más dificultades.

¿De qué va a servir a los valdepeñeros y valdepeñeras la construcción de un velódromo? ¿Qué tradición ciclista hay en Valdepeñas? De lo mismo que nos sirvió un complejo de golf: para acabar desértico y abandonado, sin uso alguno.

Desde el Partido Comunista Obrero Español en Ciudad Real tenemos claro que de mejorarse estas demandas -solo mencionadas unas pocas-, se empeorarán otras. Las reformas puntuales del capitalismo, que solo sirven para calmar a las masas, no son más que parches. Por eso, desde el PCOE llamamos a la unidad de la clase trabajadora en un Frente Único, llamamos a las Asociaciones de Vecinos, a todos los vecinos y vecinas de Valdepeñas a que unan sus luchas con la de los trabajadores, la de los estudiantes obreros, los jubilados y el resto de sectores populares, en una única lucha de clases contra el capitalismo y su Estado, encaminada a superar este sistema como única alternativa para mejorar la situación de la clase trabajadora.

 

COMITÉ PROVINCIAL DE CIUDAD REAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Más de 7 años sufriendo cortes de luz. ¿Por qué?

Los vecinos de varios barrios obreros de Sevilla se encuentran en una insoportable situación. La falta de inversiones en la red eléctrica privada de la capital en manos de ENDESA, con la complicidad de todas las administraciones, provoca una sobrecarga en el suministro de energía cuyas consecuencias las paga –como siempre– el pueblo trabajador, al que se le corta el suministro, se le hace culpable por los enganches ilegales y los cultivos de marihuana e incluso es apaleado por la policía por manifestarse por sus derechos, mientras los sectores acomodados siguen disfrutando de un servicio eléctrico impecable, como ocurre en el barrio rico hispalense de Los Remedios.

Origen del problema

La privatización de la luz en España fue iniciada en el año 1988 por el gobierno del PSOE de Felipe González y el PP finalizó el proceso una vez Aznar llegó al gobierno años más tarde. A día de hoy, el sector energético es un jugoso negocio en el que los capitalistas y altos cargos políticos llevan años lucrándose a costa de las clases trabajadoras.

Consecuencias

Creación de un oligopolio o mercado con un número limitado de empresas en el que estas pueden controlar y acaparar las ventas como si se tratara de un monopolio. Aumento de la factura de la luz en más de un 150%, puesto que el objetivo principal de una empresa privada es y siempre ha sido el lucrarse a costa de quien produce todo que es el pueblo trabajador.

Creación de una empresa pública eléctrica. ¿Es la solución?

Evidentemente, en el actual sistema no lo es, pues hasta 1988 ENDESA era pública y en 2022 estamos en la situación descrita. Lo público en el Capitalismo no es sinónimo de bienestar para los trabajadores sino de gestión del gobierno de turno de unos recursos que por justicia deberían pertenecer al pueblo, pero en cambio se explotan a beneficio de los capitalistas porque el Estado español es un instrumento de los capitalistas para enriquecerse de todas las formas posibles.

Conclusión. La lucha es de clases

Si en esta sociedad capitalista los cortes de luz, el paro, la pobreza, los sistemas públicos desmantelados, etc afectan a los barrios obreros pero no a los barrios adinerados, si los poderes económicos determinan que las familias trabajadoras suframos penurias de todo tipo mientras que los ricos viven a cuerpo de rey, si para ellos nuestras vidas no valen nada, si tal es el desprecio que los capitalistas sienten hacia el pueblo trabajador, entonces es obvio que se trata de un problema de clase que no se puede resolver en el Capitalismo.

Solo hay una salida

Para acabar definitivamente con esta situación los trabajadores tenemos que organizarnos en nuestros barrios construyendo y fortaleciendo nuestras asambleas vecinales, decidiendo sobre todo aquello que atañe a nuestros barrios. Hacemos un llamamiento a todas las asociaciones de vecinos de cada barrio de Sevilla a que rompan con la división actual y se unan. Porque si hay un barrio, todos sus vecinos tienen unos intereses comunes y solo desde la unidad y la participación permanente podrán conseguir defender sus derechos. A su vez, los barrios obreros deben conectar sus luchas con la lucha de los trabajadores en las empresas, con la lucha de los estudiantes en institutos y universidades, uniendo todas las luchas en un Frente Único del Pueblo contra el Capitalismo y su Estado.

 

¡Por la unidad de las clases trabajadoras!

¡Por la construcción del poder obrero y popular!

¡Por el Socialismo!

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E) EN SEVILLA




La clase obrera no tiene ningún derecho, solo tiene una salida: La revolución socialista

El Estado es el instrumento de explotación de una clase dominante sobre una clase dominada. La sociedad, como parte de la superestructura, refleja las contradicciones del modo de producción, siendo la formación socioeconómica la unidad dialéctica compuesta por el modo de producción – sistema económico – y su superestructura – la sociedad, la cultura, el Estado, etcétera.

El modo de producción de la formación socioeconómica capitalista se fundamenta en la propiedad privada sobre los medios de producción, relación de propiedad con éstos que divide la sociedad en poseedores de los medios de producción – burguesía – y desposeídos que están obligados a vender su fuerza de trabajo a los dueños de los medios de producción – proletarios – los cuales generan un valor que en su mayor parte se lo apropia el burgués, obteniendo a cambio un salario que no hace más que garantizar la fuerza de reproducción del proletario para que la explotación se perpetúe y, con ella, la desigualdad, la pobreza y la violencia.

El Estado, que es parte de la superestructura, tiene su razón de ser por la existencia de una sociedad dividida en clases sociales antagónicas, cuyos intereses no es que sean opuestos sino que son diametralmente contrarios. La historia acredita la naturaleza criminal del Estado burgués, ahí están los diferentes estados capitalistas – desde EEUU, a la Alemania hitleriana, la Italia fascista, la España franquista (hoy maquillada bajo una farsa a la que llaman democracia), Japón, y un larguísimo etcétera – que lo certifican.

Sin embargo, la burguesía siempre ha tenido necesidad de mostrar que su Estado es democrático, que sin duda lo es para el burgués pero en absoluto para la mayoría explotada para la que el Estado capitalista, lejos de ser su salvación, es su condena pues ese Estado capitalista es el instrumento que garantiza al burgués no solo su dominio en el terreno económico, sino que es el instrumento desde donde impone su dictadura mediante la represión, tratando de perpetuar su criminal régimen explotador y de desigualdad.

El oportunismo es crucial para que el obrero mantenga una visión distorsionada sobre la cuestión del Estado, su naturaleza clasista, y la necesidad que tiene la clase obrera no de reformar el estado burgués sino de destruirlo. El oportunismo es esencial para que la clase obrera considere el Estado burgués como algo que se puede moldear al objeto de establecer un mínimo de justicia social y unas condiciones de vida menos adversas para la clase trabajadora. De tal manera que engañan a la clase obrera, omitiéndoles la naturaleza de clase del Estado, que se la da la clase dominante en la base económica que refleja en el Estado todas las contradicciones del sistema económico pues es el sistema económico el que determina al Estado.

Un exponente del oportunismo contemporáneo representante del “socialismo del siglo XXI”, Rafael Correa, señala citas como la siguiente:

¿Para qué está el Estado burgués? Para salvaguardar los intereses de los monopolios, de los capitalistas, para someter a la clase obrera teniendo para ello el monopolio de la violencia.

Los jueces de los Estados burgueses no es que sean sumisos, en absoluto, son disciplinados con su misión clasista de salvaguardar los intereses de los monopolios y de arremeter contra todo aquel que vaya contra los intereses de éstos, contra los intereses del gran capital. Y la corrupción no es más que el mecanismo que tienen los monopolios para alcanzar sus objetivos crematísticos, es la manera de interrelacionarse con su Estado y los diferentes aparatos que lo integran, para engrasar la maquinaria. Señala Engels que la democracia burguesa era la forma más perfecta de dictadura de la burguesía porque “la riqueza ejerce su poder indirectamente, pero de un modo más seguro. De una parte, bajo la forma de corrupción directa de los funcionarios (…) y de otra parte, bajo la forma de alianza entre el Gobierno y la Bolsa”.

El pasado 22 de julio, Pascual Serrano en Mundo Obrero, el órgano de expresión del partido más oportunista del Estado español como es el PCE – partido que está en el Gobierno-, escribió un artículo con el título de “Una democracia sin defensa contra cloacas y mentiras” donde señalaba:

El elemento en el que yo me quiero centrar es que, a diferencia de otros conflictos, de otros comportamientos ilícitos o inmorales, en lo referente al periodismo y a la difusión de informaciones falsas, una vez más, la impunidad es absoluta. A pesar del daño que puede haberse hecho a un proyecto político en un momento electoral clave mediante la difusión de una mentira que llega a millones de personas, a pesar de que la noticia, difundida un mes antes de las elecciones generales de 2016, podía muy bien haber afectado a un resultado electoral y por tanto condicionar nada menos que nuestro poder legislativo, a pesar de la violación del derecho de esa millonaria audiencia a una información veraz, consagrada en la Constitución, todos tenemos la seguridad de que no habrá ninguna consecuencia legal. El detalle de si los periodistas Inda o Ferreras formaban parte intencionada de la trama falsaria, como indican las grabaciones, es irrelevante para la Justicia, no se sentarán en ningún banquillo en ningún caso. Por supuesto, tampoco los directivos de las empresas de comunicación.

Que haya cloacas policiales del Estado operando contra proyectos y líderes políticos es tremendo, que haya periodistas y medios de audiencias masivas en complot con esas cloacas lo es más, pero que contra todo eso, una vez que ha salido a la luz, nuestra democracia no tenga herramientas para hacer justicia contra los culpables es todavía peor. Es la muestra de que no ha habido un fallo en el sistema o una violación de las reglas, es la prueba de que la democracia no está preparada para defenderse. Y una democracia que no tiene defensa contra todo eso ya no puede considerarse democracia.”

Las cloacas del Estado, o el Estado profundo, no es más que una alianza entre los medios de comunicación de masas – todos ellos en manos de los monopolios -, los cuerpos y fuerzas de represión del Estado, el aparato judicial o judicatura y los partidos políticos del capital – maquinarias electorales financiadas por la banca, las grandes empresas y la corrupción – que forman gobierno.

Es normal que el Estado burgués, con sus cloacas, sus cuerpos represivos, sus jueces y sus fiscales, actúe con impunidad en la salvaguarda de los intereses de la burguesía, de los monopolios. Es normal que el Estado burgués haga todo tipo de celada, de guerra sucia, de represión contra la clase obrera y contra todo aquello que no interese a la minoría explotadora que concentra el capital que es quien verdaderamente tiene el poder político, aunque éste no dé la cara. De hecho no es que sea solamente normal, es que es la función y la razón de existir del Estado burgués.

El oportunismo es tan miserable que, por un lado, se indigna por la forma de proceder acorde a la naturaleza clasista del Estado burgués, y por consiguiente, miserable, corrupta y violenta y, a la par, engaña a la clase obrera contándole que ese mismo Estado burgués permanece impasible ante las mentiras de los medios de comunicación de masas condicionando “un resultado electoral y por tanto condicionar nada menos que nuestro poder legislativo”, mostrando a la clase obrera que el Estado burgués debe velar por el “derecho de esa millonaria audiencia a una información veraz, consagrada en la Constitución”, y queriendo hacer ver a la clase obrera que la democracia del burgués es su democracia, o “nuestra democracia” como indica el PCE en su órgano de expresión. El oportunismo es todavía más nocivo que el Estado burgués, con sus cloacas, para la clase obrera, porque castra por completo la ideología de la clase obrera empujando a ésta a asumir como único Estado el Estado del burgués, guiando a la clase obrera por la senda del idealismo, del reformismo y de la conciliación de clase, pues los valores de la burguesía los universaliza.

Para el oportunista la democracia, la del burgués, y la Constitución son un fetiche, un nuevo Dios. Pero la democracia del burgués no es más que una forma de Estado mediante la cual el capital roba y explota impune e inmisericordemente a la clase obrera. Una forma de Estado que no solo no deja de ser violenta, sino que abraza completamente la ideología fascista y, para ello, simplemente basta echar un vistazo, y no muy profundo, al Estado español.

Ese fetiche de la democracia, que se reduce a la votación de aquellas etiquetas electorales – peones de los monopolios cuya política es realizada desde los consejos de administración de éstos – que financia el capital ya sea por la vía de los préstamos como por la vía de la promoción a través de los medios de comunicación de masas que están en manos del capital, según los capitalistas no son otra cosa que trampa tras trampa.

El columnista del USA Today James Bovard publicó un artículo titulado “¿El FBI cambió las elecciones de 2020?” en el órgano de expresión de la fundación reaccionaria The future of freedom foundation donde cuestiona el resultado electoral de 2020 en EEUU, enumerando una serie de casos donde el FBI ha intervenido para influir en el resultado de las elecciones, denunciando también cómo en 2016 trató el FBI de hacer todo tipo de maniobra para evitar la victoria de Donald Trump.

También hemos de recordar la contienda electoral de 2000 donde en Florida el hermano de George Bush hizo todo tipo de trampas en la votación, y donde el Tribunal Supremo de EEUU, con unos jueces nombrados en su mayoría por George Bush padre, decidieron dar el triunfo electoral a Bush sobre Al Gore. Curiosamente la esposa del ponente de dicha sentencia, el Juez Clarence Thomas, que otorgaba la victoria electoral a George W Bush, había sido contratada por el propio George W. Bush previamente a dicha ponencia.

Pucherazos electorales que se suceden en todos los Estados capitalistas de todos los continentes pues, como decía Stalin, en las elecciones de los capitalistas siempre gana el que cuenta los votos, esto es, los capitalistas.

Otro fetiche para los oportunistas es la constitución, que supuestamente garantiza derechos universales para el pueblo, para la clase obrera. La constitución define la naturaleza de la formación socioeconómica, en este caso del capitalismo. En consecuencia, la constitución lo que hace es garantizar el marco de explotación capitalista. Ello se puede comprobar con nitidez viendo la Constitución española de 1978 por el que se maquilla el Estado franquista, donde los derechos del pueblo son una declaración de intenciones que la misma constitución da la vía para el incumplimiento, donde los derechos y los intereses de los capitalistas sí que no son declaración de intenciones sino reales y efectivos.

Así, pues, los ciudadanos, según el artículo 23 de esa Constitución, “tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente, o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal”. Sin embargo, y aún actuando escrupulosamente cómo señala ese artículo, si esa ciudadanía decide mediante esa participación imponer un sistema económico socialista, comprobará que el artículo 38 de esa misma Constitución señala que “Se reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado. Los poderes públicos garantizan y protegen su ejercicio y la defensa de la productividad, de acuerdo con las exigencias de la economía general y, en su caso, de la planificación” y, en consecuencia, esos poderes públicos – la policía, los jueces y el Ejército – están obligados y mandatados constitucionalmente a arremeter contra la ciudadanía y sus resoluciones. Y el Ejército doblemente mandatado, por este artículo 38 y por el artículo 8.

Todos los ciudadanos tienen derecho al trabajo (artículo 35) pero la propia Constitución en su desarrollo (Ley Orgánica del Estatuto de los Trabajadores que emana del artículo 35.2) permite que el empresario despida y niegue el derecho al trabajo. Los poderes públicos, según la Constitución, “promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo” (artículo 40) con lo que el derecho al trabajo ya, incluso es rebajado al empleo, pero no solo eso, sino que el progreso social y económico siempre estará subordinado a los intereses económicos de los monopolios, esto es, “el marco de una política de estabilidad económica”. Por tanto, el progreso económico y social de los ciudadanos – y aquí hay que incluir el derecho, no fundamental, a la sanidad pública (artículo 43), a la educación pública (artículo 27), a la asistencia y prestaciones sociales de la Seguridad Social (artículo 41), a la cultura y a la investigación científica (artículo 44), a una vivienda digna y adecuada (artículo 47), a las pensiones (artículo 50), etcétera, todos quedan constreñidos por la voluntad de los monopolios, esto es, “en el marco de una política de estabilidad económica”, o lo que es lo mismo, la Constitución Española de 1978 otorga los derechos al pueblo que en cada momento les venga en gana a los monopolios, y a su estabilidad económica.

La propia Constitución de 1978 cuando habla de los derechos anteriormente mencionados, se expresa en que el Estado se obliga y compromete a promover y a actuar para dar satisfacción a esos derechos, cosa diametralmente diferente a garantizar su cumplimiento – que por cierto no se cumplen como el pueblo y las estadísticas sobre la pobreza en España certifican. ¿Y en que se sustancia esa actuación y promoción que dice la Constitución? En lo que marca el artículo 135 de la Constitución Española que señala que “Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria. El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros. (…) El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por ley para emitir deuda pública o contraer crédito (…) Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta”. Es evidente que el cobro de la usura por parte de la plutocracia financiera del mundo sí que es un derecho realmente protegido por la Constitución Española, y no los mencionados hasta ahora. Y, por supuesto, nos deja claro que lo que expresa el artículo 1.2 de la Constitución Española de que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado” es tan falso como los supuestos derechos que dice esa misma constitución otorgar. Pues la política económica vendrá determinada por la UE, los monopolios europeos, no teniendo el Estado español más capacidad que ejecutar lo que le impongan desde la UE.

Con todo esto nos preguntamos ¿A qué derechos consagrados por la Constitución para el pueblo se refieren los oportunistas? ¿A qué democracia se refieren los oportunistas? ¿A qué moral o a qué legalidad apelan? La función y la razón de ser del Estado burgués es oprimir a la clase obrera, al pueblo, negarle cualquier derecho e imponerle con el mayor del cinismo la mayor de las dictaduras, la dictadura de los monopolios, la dictadura del capital, la dictadura por la que una minoría explota inmisericorde y legalmente a una mayoría a la que deshumaniza y la convierte en un objeto al que le otorga menos valor que a una tuerca. Y el oportunismo, negando la lucha de clases y, por tanto, ocultando la naturaleza de clase del Estado capitalista al proletariado lo que hace es inocular la ideología burguesa, haciendo albergar esperanzas entre los parias, entre los explotados, haciéndoles asumir el capitalismo y, en todo caso, mostrándoles la ilusión de gestionar de otro modo un Estado que, realmente, es el instrumento cardinal para sostener el régimen de explotación capitalista y por su naturaleza enemigo jurado del proletariado, dejando incólume la raíz de los problemas de la clase obrera, de la humanidad, que no es otra cosa que la propiedad privada sobre los medios de producción, el sistema capitalista de producción, de tal manera que el oportunismo es una parte del imperialismo fundamental para que los monopolios mantengan su dictadura que cuesta la vida a centenares de millones de seres humanos cada año. El oportunismo es la máxima expresión de la putrefacción y de la traición y su misión es engañar a la clase obrera – conduciéndola por el sendero del legalismo y del reformismo – al objeto de perpetuar el régimen de explotación capitalista para desviarlo del camino de su emancipación como clase, del cumplimiento de su misión histórica que no es otra que hacer que el ser humano abandone la prehistoria de salvajismo y explotación – consecuencia de despojar de los medios de producción y, por consiguiente, privarle de los medios de vida a miles de millones de seres humanos – y empiece a construir conscientemente su historia, derrocando revolucionariamente el capitalismo, socializando los medios de producción, despojando a la minoría criminal burguesa del poder y de toda participación en la vida política e imponiendo la dictadura del proletariado al objeto de desarrollar el socialismo y avanzar hacia el comunismo, hacia la sociedad sin clases y sin Estado, donde el ser humano sea el centro de todo y donde la humanidad pueda garantizar una vida digna para todos sus integrantes armonizando el desarrollo humano con la naturaleza de la que forma parte el género humano, como única vía posible de garantizar la vida humana en el planeta.

 

¡CONTRA EL IMPERIALISMO Y SU PRODUCTO EL OPORTUNISMO!

¡POR LA UNIÓN DE LA CLASE OBRERA Y LA ORGANIZACIÓN DE SUS ÓRGANOS DE PODER, POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Madrid, 8 de agosto de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




¡Libertad para el periodista Pablo González!

El pasado 28 de julio se cumplieron 5 meses desde que el periodista Pablo González fuera secuestrado y encarcelado por el régimen polaco, acusado de espionaje al servicio de la inteligencia militar rusa (GRU).

Un día antes, el 27 de julio, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, se reunió en Varsovia con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, banquero perteneciente al partido de extrema derecha Ley y Justicia, partido hermano de VOX, primer ministro de un Estado que no ha dudado en hacer todo tipo de revisionismo histórico – ejercicio propio de los fascistas – al objeto de blanquear a Hitler y al fascismo y de perseguir a todo aquel que lo combata. ¡Esos son los socios internacionales del Gobierno de Pedro Sánchez, del Gobierno del PSOE, IU-PCE/PODEMOS!

En dicha reunión, el gobierno reaccionario polaco, y su socio ibérico, firmaron dos acuerdos, uno en materia militar, al objeto de llevar a cabo la implementación de los acuerdos adoptados en la Cumbre de la OTAN celebrada en Madrid un mes antes y estrechar la alianza para combatir a Rusia y defender los intereses del imperialismo norteamericano y de sus adláteres de la UE, que no es más que la implementación de lo que se denomina Brújula Estratégica Europea , o lo que es lo mismo, cómo se coordinarían los ejércitos europeos, de la OTAN, al objeto de responder a una supuesta agresión rusa. Por otro lado, suscribieron un acuerdo en el ámbito de los transportes por el que el gobierno español trata de salvaguardar los intereses de los monopolios españoles en el terreno de la ingeniería ferroviaria para posicionarlas ante futuras licitaciones de construcción de líneas de alta velocidad en territorio polaco.

Como puede verse, el gobierno “más progresista de la historia” -dirigido por el PSOE que es el partido del GAL, de FILESA, los EREs de Andalucía y un sinfín de casos más de corrupción, y del que forma parte IU-PCE-PODEMOS- no duda en defender los intereses de los monopolios, del imperialismo norteamericano y de la UE a la par que mira hacia otro ante el secuestro realizado por el fascista Estado polaco contra un ciudadano con nacionalidad española como es el periodista Pablo González.

En la rueda de prensa tras la cumbre bilateral de ambos gobiernos, ante la pregunta realizada por la prensa a Pedro Sánchez sobre el encarcelamiento del periodista Pablo González, éste respondió señalando que “Respetamos al Estado de Derecho y la justicia de Polonia”. Pedro Sánchez y su gobierno respetan al Estado fascista polaco y su justicia, el mismo que impiden al abogado del periodista preso, Gonzalo Boye, visitar a su defendido en prisión ni tratar con el abogado polaco que representa a Pablo González en lo concerniente a su defensa y los cargos que le imputan ese Estado. El Presidente del Gobierno Pedro Sánchez respeta a un Estado y a una Judicatura, como la polaca, que está privando la libertad a un periodista sin haber sido capaz de invocar fundamento de derecho alguno que justifique la misma, siendo una detención arbitraria como consecuencia de ser un periodista que tiene nacionalidad rusa, además de la española, donde se le niega los derechos a la presunción de inocencia, a ser oído por un tribunal independiente estando en una situación de incomunicación material. Para el gobierno español y su presidente, un Estado que viola los artículos 2 y 7 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los artículos 2 y 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos contra un ciudadano suyo “merece respeto”.

Desde el Partido Comunista Obrero Español denunciamos el cinismo de este gobierno del PSOE y PODEMOS-IU-PCE, que no es más que una marioneta del imperialismo norteamericano, de los monopolios a los que sirve, llegando su lacayunismo y su desvergüenza hasta tales cotas que no vacila en respetar y abrazar abiertamente al Estado fascista polaco anteponiendo los intereses económicos de los monopolios y el belicismo fascista a los derechos fundamentales contemplados en el Derecho Internacional de un ciudadano español demostrando que los intereses de clase para los monopolios está por encima del patriotismo con el que pretenden engatusar, como buenos reaccionarios, a la clase obrera. Asimismo, el Partido Comunista Obrero Español se solidariza con Pablo González y con todos sus familiares y allegados, y exigimos la inmediata puesta libertad de Pablo. Del mismo modo, condenamos al aparato represivo del Estado polaco y de la Unión Europea y al Estado español, que no dejan de constatar su esencia fascista y criminal.

 

¡POR LA LIBERTAD DE PABLO GONZÁLEZ!

¡ABAJO EL ESTADO FASCISTA ESPAÑOL!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Madrid, 31 de julio de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Los monopolios ganan y el pueblo trabajador se hunde en la miseria ante la complicidad del gobierno ‘progresista’

Entre anuncios de medidas para el ‘ahorro energético’ [1], bonos de todo tipo [2,3,4] para disfrazar la miseria, reformas laborales al gusto de la patronal [5] y reformas para privatizar las pensiones [6], quienes de verdad mandan en el capitalismo, los monopolios, continúan el expolio a base del robo generalizado a la clase trabajadora, incrementando cada vez más sus beneficios en plena ‘crisis’, primero por el COVID y ahora por la guerra en Ucrania, crisis que, como podemos comprobar, paga siempre el pueblo trabajador; crisis que no son más que el reflejo de la decadencia del sistema capitalista.

En estos días hemos podido comprobar como Repsol lograba un beneficio récord de 2.539 millones de euros [7] hasta junio, ganando más dinero que en todo el año pasado, haciendo que el consejero delegado de la petrolera ganara 4,24 millones de euros y el presidente de la misma 2,77 millones [8]; el Banco Santander aumentaba sus beneficios un 33% [9] interanual obteniendo 4.894 millones de euros durante el primer semestre del año; Endesa ganaba un 10% más [10] en el primer semestre del año con un beneficio neto ordinario de 734 millones de euros; Banco Sabadell ganaba hasta junio 393 millones de euros [11], un 78,1% más que en el mismo periodo de 2021; Iberdrola lograba un beneficio neto de 2.075 millones de euros [12], un 36% más en el primer semestre del año; Redeia obtenía un beneficio neto de 363 millones de euros [13], un 1,4% más en el primer semestre del año; Acciona Energía incrementaba sus ganancias netas un 155,5% en el primer semestre del año [14], hasta los 390 millones de euros; el Grupo Volkswagen lograba en el primer semestre del año un beneficio de 10.296 millones de euros [15], un incremento del 27% en tasa interanual; ArcelorMittal lograba en el primer semestre un beneficio de 7.871 millones de euros [16], un 27,9% más en comparación con el mismo periodo del año anterior; Mediaset ganaba entre enero y junio 95 millones de euros [17], un 11,2% más que en el mismo periodo del año anterior; Telefónica ganaba 1.026 millones entre enero y junio [18], aumentando sus ingresos un 4,2%, hasta los 22.400 millones de euros.

Mientras esas empresas hacen ricos a sus dueños a costa de la explotación más descarnada a sus trabajadores y del expolio al pueblo trabajador a través de subidas de precios desorbitadas, quienes gobiernan miran para otro lado, más centrados en preparar la próxima campaña electoral [19], de buscar un nuevo engendro con el que engañar al pueblo [20], de mantener sus poltronas [21] en el baile de sillas que ya ha comenzado de cara a la nueva farsa electoral que se avecina en el horizonte.

En un momento en el que el pueblo se desangra por culpa de la decadencia del sistema y la complicidad de quienes ‘gestionan’ el capitalismo, las mentiras de estos últimos se hacen cada vez más evidentes [22]. Una crisis sistémica que empezó mucho antes de la pandemia, que se ha visto agravada enormemente por las políticas monetarias de los bancos centrales de imprimir dinero sin respaldo económico real, ahora pretenden disfrazarla como fruto del confinamiento por el COVID o de la guerra en Ucrania, como si la clase trabajadora hubiera nadado en la abundancia antes de esos acontecimientos.

Cuando el beneficio económico de los monopolios es el eje que rige todas las decisiones políticas, cuando la riqueza de una minoría está por encima del bienestar, la salud [23] y las vidas de millones de personas, cuando la guerra se convierte en el único recurso del imperialismo para mantener su dominio [24], no queda más salida que organizar al pueblo para la toma del poder por la vía revolucionaria, construir verdaderos órganos de poder que disputen la hegemonía del sistema actual. De nada sirve ya unir las ‘protestas’ para ‘exigir’ cambios a los gobiernos de turno. De nada sirve denunciar al gobierno, a los monopolios, a la OTAN, si el pueblo sigue alejado de la toma de decisiones y del poder. Si la clase obrera no toma las riendas del poder y pone los medios de producción al servicio de todo el pueblo, los monopolios seguirán desangrándonos con guerras imperialistas, subidas de precios y explotación.

Es una obligación para cualquier comunista trabajar para dotar a la clase obrera de las herramientas necesarias para organizar un contrapoder que permita transformar de raíz la sociedad, poner todos los recursos que los trabajadores generamos cada día en manos del pueblo, acabar con el parasitismo de la burguesía y mandar al estercolero de la historia a este sistema, construyendo el socialismo para poner al ser humano en el centro de la economía.

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

 

 

Referencias

 

[1] https://www.lasexta.com/noticias/nacional/gobierno-aprobara-lunes-paquete-medidas-urgentes-ahorro-energetico_2022072962e3b9836fb92300019f999c.html

[2] https://www.lavanguardia.com/economia/20220626/8366366/gobierno-abonara-200-euros-familias-menos-ingresos.html

[3] https://www.elmundo.es/como/2022/07/22/62da6ad5fdddff9b038b4592.html

[4] https://www.mitma.gob.es/vivienda/bono-alquiler-joven

[5] http://analisis.pcoe.net/una-nueva-reforma-laboral-al-gusto-de-la-patronal-asi-actua-y-engana-el-oportunismo/

[6] http://analisis.pcoe.net/pensiones-los-monopolios-lo-quieren-todo-y-sus-gobiernos-son-titeres/

[7] https://elpais.com/economia/2022-07-28/repsol-logra-un-beneficio-record-hasta-junio-gana-mas-dinero-que-en-todo-el-ano-pasado.html

[8] https://www.europapress.es/economia/noticia-imaz-percibio-424-millones-consejero-delegado-repsol-2021-brufau-2773-millones-presidente-20220217110607.html

[9] https://www.eleconomista.es/banca-finanzas/noticias/11886647/07/22/Banco-Santander-eleva-un-33-su-beneficio-semestral-hasta-4894-millones.html

[10] https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11886206/07/22/Endesa-gana-un-12-menos-en-el-primer-semestre-tras-la-venta-de-su-negocio-de-movilidad-electrica.html

[11] https://www.eleconomista.es/banca-finanzas/noticias/11886646/07/22/Banco-Sabadell-gana-el-80-mas.html

[12] https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11884955/07/22/Iberdrola-gana-2075-millones-un-36-mas-pese-al-deterioro-del-negocio-en-Espana.html

[13] https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11884946/07/22/Redeia-gana-363-millones-un-14-mas-gracias-al-negocio-electrico-internacional.html

[14] https://www.eleconomista.es/energia/noticias/11886375/07/22/Acciona-Energia-gana-un-156-mas-en-el-primer-semestre-y-refuerza-su-ritmo-inversion.html

[15] https://www.eleconomista.es/motor/noticias/11886764/07/22/El-Grupo-Volkswagen-eleva-sus-ganancias-un-27-en-el-primer-semestre-hasta-los-10296-millones.html

[16] https://www.eleconomista.es/industria/noticias/11886697/07/22/ArcelorMittal-gana-7871-millones-en-el-primer-semestre-su-mejor-cifra-en-22-anos.html

[17] https://www.eleconomista.es/medios-comunicacion/noticias/11886785/07/22/Mediaset-gana-95-millones-entre-enero-y-junio-un-112-mas.html

[18] https://www.expansion.com/empresas/tecnologia/2022/07/28/62e1ae8c468aebde3a8b469e.html

[19] https://www.elespanol.com/espana/politica/20220704/pedro-sanchez-cambios-psoe-campana-promocionar-gobierno/685181559_0.html

[20] http://analisis.pcoe.net/reformulan-el-oportunismo-para-seguir-llevando-a-la-clase-obrera-al-matadero/

[21] https://www.publico.es/politica/ione-belarra-sustituye-enrique-santiago-lilith-verstrynge-al-frente-secretaria-agenda-2030.html

[22] http://analisis.pcoe.net/el-gobierno-progresista-y-el-engano-por-bandera/

[23] https://elpais.com/sociedad/2022-07-26/la-sanidad-publica-negocia-la-financiacion-de-libmeldy-el-nuevo-medicamento-mas-caro-del-mundo-247-millones-por-su-unica-dosis.html

[24] http://analisis.pcoe.net/cumbre-de-la-otan-al-imperialismo-decadente-solo-le-queda-la-guerra/




¡Ni un solo despido en los concesionarios Bertran, contra el monopolio Stellantis! [ESP/CAT]

El capitalismo en su fase putrefacta y terminal, en su fase actual, lo único que puede proporcionar a la clase obrera es sufrimiento, miseria y paro pues se halla en crisis permanente, en su descomposición y con el desarrollo de la automatización, incluso, se niega a sí mismo. La clase obrera, cada día más numerosa como consecuencia de la concentración de la riqueza en unas pocas manos, únicamente tiene una salida, acabar de derrocar el capitalismo y construir el socialismo.

Lo expresado anteriormente tiene un reflejo práctico en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que en los concesionarios Bertrán, en Granollers, pretende ejecutar la Empresa mediante el cual planea reducir la plantilla de trabajadores un 40%, despidiendo a 37 trabajadores de los 95 que conforman la plantilla. Los trabajadores en Asamblea han decidido ir a la huelga indefinida, la cual fue aprobada por la práctica unanimidad de la plantilla. Huelga indefinida iniciada el 20 de julio.

Al Grupo Maas, en proceso concursal, le fue adjudicada por el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Barcelona, el concesionario de Granollers, de tal modo que este Grupo, una vez obtiene por vía judicial de los concesionarios Bertrán, no vacila en querer cargarse al 40% de la plantilla.

Los EREs son herramientas que los sucesivos gobiernos han puesto en manos de los empresarios al objeto de despedir colectivamente, abaratando todavía más estos despidos colectivos. Estas medidas no atienden a dificultades de las empresas, pues una empresa económicamente no viable en el capitalismo lo que hace es cerrar. El ERE sirve al burgués para que, en todo momento, pueda reestructurar la plantilla y adaptarla a unas condiciones de sobreexplotación óptimas para los bolsillos del capitalista.

Lo que está ocurriendo a los trabajadores de Concesionarios Bertrán, y lo que le puede ocurrir en corto plazo de tiempo a trabajadores del Grupo Maas u otras empresas al servicio del monopolio automovilístico Stellantis N.V. no es más que la reestructuración de la red comercial de este monopolio automovilístico, una reestructuración que afecta en el Estado español a 329 empresas, de las que dependen 1.200 puntos de ventas o concesionarios, y a más de 35.000 trabajadores. La Patronal de concesionarios de automóviles Faconauto ha demandado a Stellantis N.V. diálogo con sus patronos afiliados, diálogo que ellos, como no puede ser de otra manera, no tienen con los trabajadores actuando como ejecutores y caciques, que es el comportamiento natural que los empresarios tienen con los obreros cuando la clase obrera se halla desorganizada y desideologizada.

Stellantis N.V. es el monopolio emanado de la fusión en enero de 2021 del grupo italo-norteamericano Fiat Chrysler Automobiles y el grupo francés Groupe PSA, siendo este holding el que comercializa y explota los coches de las marcas Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Abarth, Jeep, Chrysler, Dodge, Peugeot, Citroën, Opel y Vauxhall. Por tanto, al hacerse más grande el monopolio, fruto de la fusión, el monopolio pretende optimizar sus canales de comercialización destruyendo trabajo y agudizando la explotación de los trabajadores.

Mientras se están cerrando concesionarios y despidiendo a trabajadores, Stellantis N.V en 2021 vendió en el mercado mundial 388.000 vehículos más que el año antes habían hecho los grupos fusionados, incrementándose sus ventas un 160% en 2021, posicionándose como líder en los 30 países de la UE en venta de vehículos comerciales eléctricos de batería y tuvo unos ingresos en 2021 de 152.100 millones de euros y un beneficio neto de 15.428 millones de euros. Con estas cifras, el monopolio Stellantis N.V. pretende liquidar decenas de miles de puestos de trabajo en el Estado español, centenares de miles de puestos de trabajo en todo el mundo, así como mandar a la ruina a pequeños burgueses que ejercen su caciquismo en las pequeñas empresas que subcontrata el monopolio, como es el Grupo Maas o como era Concesionarios Bertrán.

Como puede verse el desarrollo del imperialismo no sólo expulsa a la clase obrera al paro, sino que entre la propia clase burguesa practica el canibalismo y manda a la ruina a pequeños y medianos empresarios, que muchos de ellos pasan a engrosar – en términos objetivos si miramos su nueva relación de propiedad con respecto de los medios de producción – las filas del proletariado.

Desde el Partit Comunista Obrer de Catalunya mostramos nuestra completa solidaridad y apoyo a la huelga indefinida. Sin embargo, hacemos un llamamiento a todos los trabajadores de los diferentes concesionarios y talleres que trabajan para el monopolio Stellantis N.V. – de las marcas automovilísticas mencionadas – para que se unan sindicalmente al objeto de acumular toda la fuerza de la clase obrera en la totalidad del sector automovilístico al objeto de vincular toda la lucha contra los monopolios en el terreno económico y sindical y poder confrontarse con la mayor fuerza, fortaleciendo el sindicalismo de clase, el sindicalismo que quiere superar el sistema capitalista el cual es el responsable de la situación de los trabajadores. Es necesario fortalecer la unidad, las posiciones del sindicalismo de clase, y que éste una su fuerza al movimiento popular, a la clase obrera en los barrios, conformando órganos de poder de la clase obrera, uniendo todas las luchas de la clase obrera conformando un Frente Único del Pueblo que una las luchas de la clase obrera que trabaja con las luchas de los distintos sectores conformando una única lucha de clases contra el capitalismo y su Estado, contra los monopolios y por la construcción del socialismo.

 

¡SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES DE CONCESIONARIOS BERTRÁN!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA, POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡DERROQUEMOS EL CAPITALISMO Y CONSTRUYAMOS EL SOCIALISMO!

 

Cèl·lula Joan Comorera del Partit Comunista Obrer de Catalunya

 

Ni un sol acomiadament als concessionaris Bertran, contra el monopoli Stellantis!

 

El capitalisme en la seva fase putrefacta i terminal, en la seva fase actual, l’única cosa que pot proporcionar a la classe obrera és patiment misèria i atur perquè es troba en crisi permanent, en la seva descomposició i amb el desenvolupament de l’automatització, fins i tot, es nega a si mateix. La classe obrera, cada dia més nombrosa a conseqüència de la concentració de la riquesa en unes poques mans, únicament té una sortida, acabar d’enderrocar el capitalisme i construir el socialisme.

L’expressat anteriorment té un reflex pràctic en l’Expedient de Regulació d’Ocupació (ERO) que en els concessionaris Bertrán, a Granollers, pretén executar l’Empresa mitjançant el qual planeja reduir la plantilla de treballadors un 40%, acomiadant a 37 treballadors dels 95 que conformen la plantilla. Els treballadors en Assemblea han decidit anar a la vaga indefinida, la qual va ser aprovada per la pràctica unanimitat de la plantilla. Vaga indefinida iniciada el 20 de juliol.

Al Grup Maas, en un procés concursal, li va ser adjudicada pel Jutjat del Mercantil número 6 de Barcelona, el concessionari de Granollers. Aquest Grup, una vegada obté per via judicial els concessionaris Bertrán, no vacil·la en voler carregar-se al 40% de la plantilla.

Els ERO’s són eines que els successius governs han posat en mans dels empresaris a fi d’acomiadar col·lectivament, abaratint encara més aquests acomiadaments col·lectius. Aquestes mesures no atenen a les dificultats de les empreses, perquè una empresa econòmicament no viable en el capitalisme el que fa és tancar. L’ERO serveix al burgès perquè, en tot moment, pugui reestructurar la plantilla i adaptar-la a unes condicions de sobreexplotació òptimes per a les butxaques del capitalista.

El que els hi està succeint als treballadors de Concessionaris Bertrán, i el que li pot ocórrer en curt termini de temps a treballadors del Grup Maas o altres empreses al servei del monopoli automobilístic Stellantis N.V. no és més que la reestructuració de la xarxa comercial d’aquest monopoli automobilístic, una reestructuració que afecta a l’Estat espanyol a 329 empreses, de la qual depenen 1.200 punts de vendes o concessionaris, i a més de 35.000 treballadors. La Patronal de concessionaris d’automòbils Faconauto ha demandat a Stellantis N.V. diàleg amb els seus patrons afiliats, diàleg que ells, com no pot ser d’una altra manera, no tenen amb els treballadors actuant com a executors i cacics, que és el comportament natural que els empresaris tenen amb els obrers quan la classe obrera es troba desorganitzada i desideologitzada.

Stellantis N.V. és el monopoli emanat de la fusió al gener de 2021 del grup italo-nord-americà Fiat Chrysler Automòbils i el grup francès Groupe PSA, sent aquest hòlding el que comercialitza i explota els cotxes de les marques Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Abarth, Jeep, Chrysler, Dodge, Peugeot, Citroën, Opel i Vauxhall. Per tant, en fer-se més gran el monopoli, fruit de la fusió, el monopoli pretén optimitzar els seus canals de comercialització destruint treball i aguditzant l’explotació dels treballadors.

Mentre s’estan tancant concessionaris i acomiadant a treballadors, Stellantis N.V al 2021 va vendre en el mercat mundial 388.000 vehicles més que l’any abans havien fet els grups fusionats, incrementant-se les seves vendes un 160% en 2021, posicionant-se com a líder en els 30 països de la UE en venda de vehicles comercials elèctrics de bateria i va tenir uns ingressos en 2021 de 152.100 milions d’euros i un benefici net de 15.428 milions d’euros. Amb aquestes xifres, el monopoli Stellantis N.V. pretén liquidar desenes de milers de llocs de treball a l’Estat espanyol, centenars de milers de llocs de treball a tot el món, així com enviar a la ruïna a petits burgesos que exerceixen el seu caciquisme en les petites empreses que subcontracta el monopoli, com és el Grup Maas o com era Concessionaris Bertrán.

Com pot veure’s el desenvolupament de l’imperialisme no sols expulsa a la classe obrera a l’atur, sinó que entre la pròpia classe burgesa practica el canibalisme i envia a la ruïna a petits i mitjans empresaris, que molts d’ells passen a engrossir – en termes objectius si mirem la seva nova relació de propietat respecte als mitjans de producció – les files del proletariat.

Des del Partit Comunista Obrer de Catalunya mostrem la nostra completa solidaritat i suport a la vaga indefinida. No obstant això, fem una crida a tots els treballadors dels diferents concessionaris i tallers que treballen per al monopoli Stellantis N.V. – de les marques automobilístiques esmentades – perquè s’uneixin sindicalment a fi d’acumular tota la força de la classe obrera en la totalitat del sector automobilístic a fi de vincular tota la lluita contra els monopolis en el terreny econòmic i sindical i poder confrontar-se amb la major força, enfortint el sindicalisme de classe, el sindicalisme que vol superar el sistema capitalista el qual és el responsable de la situació dels treballadors. És necessari enfortir la unitat, les posicions del sindicalisme de classe, i que aquest uneixi la seva força al moviment popular, a la classe obrera en els barris, conformant òrgans de poder de la classe obrera, unint totes les lluites de la classe obrera conformant un Front Únic del Poble que uneixi les lluites de la classe obrera que treballa amb les lluites dels diferents sectors de la classe obrera conformant una única lluita de classes contra el capitalisme i el seu Estat, contra els monopolis i per la construcció del socialisme.

 

SOLIDARITAT AMB ELS TREBALLADORS DE CONCESSIONARIS BERTRÁN!

PER LA UNITAT DE LA CLASSE OBRERA, PEL FRONT ÚNIC DEL POBLE!

ENDERROQUEM EL CAPITALISME I CONSTRUÏM EL SOCIALISME!

 

Cèl·lula Joan Comorera del Partit Comunista Obrer de Catalunya