1

Un nuevo accidente de trabajo. Otro crimen del capitalismo

 

En la época de la robótica y por más que la prensa del régimen intente minimizar su aparición, la noticia del día continúa siendo la muerte de un trabajador por accidente laboral, como en el caso del obrero de 62 años acaecida ayer mientras realizaba trabajos de limpieza del monte en la zona del Pantano del Tranco en Santiago Pontones  (Jaén). El hecho es que dirigentes políticos de las distintas comunidades como Alberto Alonso director general del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laboral, reconocen sin más remedio que en la actualidad se producen todavía accidentes propios del siglo XIX.

Según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social durante este año entre enero y mayo, los datos arrojan la espeluznante cifra de 245.922 accidentes de trabajo, es decir, 8.352 más que en el mismo periodo del año pasado. Pero lo más destacable es que el 30% de los accidentes se dan en el primer año en el puesto de trabajo.

Las conclusiones al respecto son evidentes. El capitalismo está en franca decadencia y esta se muestra inapelable en las relaciones laborales, que se oponen a las falsas esperanzas que intentan crear tanto los empresarios como sus voceros políticos y tecnócratas a sus servicios, que intentan demostrar que la crisis ha sido superada.

Los nuevos puestos de trabajo que se ‘crean’ no auspician la certeza de la desaparición de la crisis. Por un lado, la precariedad y bajos salarios son síntomas de una explotación bárbara e inhumana, pues dada la psicología de la desesperación que ha calado en la mente de las clases trabajadoras, las obliga a aceptar todo tipo de trabajos sin ni siquiera recibir la formación pertinente ni los recursos contra accidentes, poniendo en juego su propia vida con tal de llevarse a la boca un mendrugo de pan. Por otro lado, no es por casualidad que las tertulias radiofónicas y televisivas tenidas por las más ‘democráticas’ y ‘participativas’ se nutran de economistas supuestamente de todas layas, que vienen a justificar que las reformas laborales y la conducta de la patronal tal como están sucediendo son lo aconsejable para salir de la crisis, por consiguiente, disculpan por omisión las consecuencias de esta actitud como son los accidentes. La verdad es que ni los gobiernos del PP ni del PSOE, ni sus sindicatos CC.OO y UGT, como tampoco la socialdemocracia personificada actualmente en PODEMOS-IU pueden ocultar por falta de capacidad lo que es evidente y se muestra con toda su crudeza, y esto es que los capitalistas no están ejerciendo su irracional explotación para salir de la crisis, sino que actúan criminalmente para frenar la caída de la tasa de ganancia, es decir, lo que buscan es ganar más durante la crisis que saben que no se termina ni se terminará, porque es estructural y cuestiona la vigencia del modo de producción burgués.

Ante este escenario, los revolucionarios no podemos anclarnos solo en las denuncias, hay que pasar a la acción que debe iniciarse con la consagración de todas nuestras fuerzas, pericias e inteligencia al servicio de la creación del Frente Único del Pueblo contra este sistema criminal, estimulado y dirigido por un programa de transformaciones económicas, políticas y sociales, que alimente entre los trabajadores de la ciudad y del campo, estudiantes, amas de casa, pensionistas, etc., la necesidad de unión y que estimule la explosión de sus rebeldías.

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

COMITÉ REGIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN ANDALUCÍA




Los monopolios lo quieren todo. Ahora toca devorar a los taxistas

Taxi 

Desde la pasada semana los taxistas de Barcelona se encuentran en huelga indefinida, huelga que se ha ido  extendiendo a lo largo y ancho de la geografía española, de tal modo que a ésta se han unido taxistas de Madrid, Valencia o Sevilla.

Aunque el conflicto viene de largo, el detonante para el desarrollo de esta huelga fue la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de mantener la suspensión cautelar del reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que restringía la actividad de las compañías VTC, como Uber y Cabify en la ciudad de Barcelona y su anillo metropolitano, y que pretendía garantizar el cumplimiento de la tasa de 30 de licencias de taxi por cada una de VTC. El TSJC ha determinado que dicha administración metropolitana carece de competencia para adoptar esas decisiones.

Dicha suspensión provisional dictada por el TSJC en forma de auto, da la razón a los recursos interpuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Ministerio de Fomento y la Patronal del sector de la VTC Unauto contra el Reglamento realizado por el Área Metropolitana de Barcelona.

Los taxistas defienden el Reglamento del AMB para tratar de poner freno al creciente avance de los vehículos de transporte con chófer (VTC), como consecuencia del incremento de licencias que las empresas VTC están obteniendo en los Juzgados.

Como puede comprobarse, por un lado están los taxistas, un colectivo incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que, en todo caso, tienen de su parte a una institución que engloba a diversas corporaciones municipales y, por otro, tienen enfrente a una patronal que engloba a las empresas VTC, monopolios, apoyados abiertamente  por el Estado, ya sea a través de su Ministerio de Fomento, de la CNMC – que está integrado dentro del Ministerio de Economía – o de la Judicatura.

Los taxistas se están manifestando, en la mayoría de los casos, por mantener un puesto de trabajo que les ha llevado a endeudarse para disponer de una licencia que le permite desarrollarlo. Señalan que las licencias a empresas VTC les lastra sus ingresos al ejercer sobre ellos una competencia desleal, advirtiendo de que esas empresas son una amenaza mortal para el sector del taxi.

Por otro lado, Uber y Cabify son monopolios internacionales. Detrás de estas empresas se encuentran entrelazados el imperialismo estadounidense, europeo, chino y japonés, de tal modo que detrás de Uber se encuentran SoftBank Group, Dragoneer Investsments Group, Sequoia Capital, JP Morgan, Japan Trustee Services Bank,  etcétera,  y detrás de Cabify aparecen BBVA, a través de Seaya Ventures y  Rakuten Inc, entre otros.

En consecuencia, detrás del choque entre los taxistas y las empresas VTC, que es la manifestación o expresión del conflicto, lo que verdaderamente subyace es el conflicto real, que no es otro que el choque entre los monopolios y la pequeña burguesía – aquéllos que acumulan varias licencias de taxi – y el autónomo proletarizado, y es que el desarrollo del capitalismo monopolista, el imperialismo, no sólo implica la agudización de la explotación de la clase obrera, de la generación superlativa de desigualdad y de miseria entre las clases populares, sino que también arruina y arroja a la cuneta al pequeño burgués, al autónomo.

El conflicto muestra en toda su esencia el rostro del  Capitalismo Monopolista de Estado, que es la fusión del Estado burgués con los monopolios. Esto es esencial para comprender el fallo del TSJC y, también, para comprender por qué la patronal de las VTC no ha ido sola, sino que tiene pleno apoyo, y ha ido de la mano del Estado burgués en el proceso, como son el Ministerio de Fomento y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que es un organismo público que forma parte del Ministerio de Economía.

Por más que en el día de ayer  se reunieran con los taxistas los gerifaltes del Ministerio de Fomento, y les prometieran acceder a sus peticiones, el Estado burgués es un instrumento de las multinacionales, de los monopolios, para imponer sus intereses políticos y satisfacer sus intereses económicos, es decir, imponer su dictadura.

Lo que queda claro es que, con independencia de que cambie el gobierno o sus caras, los verdaderos dueños del Estado y del gobierno son las multinacionales, los bancos, en definitiva, los monopolios que no cambian como lo acreditan las manifestaciones de los miembros del gobierno del PSOE, los dirigentes del partido del gobierno hasta hace 2 meses, el PP, o el títere fascista de Albert Rivera culpando al “populismo” de Carmena y Colau. Sin embargo, Rivera, como buena criatura reaccionaria creada y aupada por los monopolios, es el que con más claridad de palabra -pues de hecho ya se ha expresado con la misma claridad el Estado a través del gobierno del PP y del PSOE- se manifiesta a favor de los monopolios, de las empresas VTC, apelando a dos aspectos esenciales:

  • A la centralidad del poder en el Estado burgués.
  • Al falso discurso de promover la competencia en aras del beneficio de los consumidores demandando al gobierno una ley nacional que regule esa “competencia de manera leal y en igualdad de condiciones”.

¿Acaso puede competir un autónomo con los monopolios norteamericanos, japoneses y europeos entrelazados? Es evidente que no.

El autodenominado “liberal” Rivera propone, en realidad, un ERE al taxi pagado por el Pueblo, abogando por un periodo donde se concedan compensaciones económicas a los taxistas para subsanar los perjuicios sobre sus ingresos o sus inversiones en las licencias como consecuencia del allanamiento del camino a los monopolios VTC, con el objetivo de satisfacer los intereses de Uber y Cabify, demostrando que no puede existir competencia; es más, demostrando que lo que realmente pide Rivera, como vocero de los monopolios, es una ley nacional que imponga el monopolio y liquide a los taxistas y que esta liquidación sea pagada por el pueblo.

Es cierto lo que dice Rivera, “¿Alguien piensa que esto se soluciona dejando que Colau o Carmena hagan su normativa o que cada comunidad haga lo que quiera? (…) esto no se arregla haciendo promesas populistas que sabe que son imposibles de cumplir o que van en contra de la regulación europea (…)”, dejando desnuda a Colau, firme defensora de la Unión Europea.

Rivera defiende abiertamente al sistema, defiende abiertamente a Cabify y Uber, defiende a los monopolios, y no duda en expresarlo y pide la máxima fortaleza del Estado para garantizar los intereses de estos; por ello apela a la centralidad del poder.

Señalaba Lenin en “La catástrofe que nos amenaza y cómo combatirla” que “el Capitalismo Monopolista de Estado es la preparación material más completa para el socialismo, su antesala, un peldaño de la escalera histórica entre el cual y el peldaño llamado socialismo no hay ningún peldaño intermedio” y este hecho nos lo muestra. Las contradicciones se exacerban, por un lado, cuando los Ayuntamientos y las Administraciones locales, incluso las autonómicas, tienen una visión contradictoria a la de la cúpula del Estado burgués, puesto que las primeras tratan de satisfacer los intereses de los taxistas. Por ello éstos demandan que se transfieran las competencias al respecto, fundamentalmente para mantener su parcela de poder, mientras que los segundos, por el contrario, están obligados a servir los intereses de los monopolios, puesto que  están fusionados a ellos.

Rivera es mucho más honrado que Colau puesto que el primero no engaña y defiende abiertamente a los suyos que son los monopolios, a sus intereses y su represión. Sin embargo, Colau y demás oportunistas engañan al pueblo trabajador cuando le hacen albergar a éste falsas esperanzas de solución bajo este sistema cuando son plenamente conscientes de que lo único que puede ofrecer el Capitalismo Monopolista de Estado y las agrupaciones de estados imperialistas como la UE a la clase trabajadora, a los campesinos pobres, a los autónomos, a la pequeña burguesía, a los taxistas, es miseria, explotación y muerte.

La única salida que tienen los taxistas es conformar un Frente Único del Pueblo  junto a la clase obrera y todos aquellos sectores sociales agredidos por el sistema, por el Estado, con el objetivo claro de salir de la Unión Europea, acabar con el Capitalismo Monopolista de Estado que les está negando su trabajo y su vida, y construir el socialismo y, con él, levantar un nuevo Estado al servicio de los trabajadores, de los que producimos los bienes materiales y los servicios necesarios para la vida.

El Estado está quebrado económicamente, al igual que el imperialismo, y se cierne el pinchazo de una nueva burbuja, la burbuja de la deuda que agudizará todavía más la crisis actual. Los monopolios necesitan agudizar la explotación, todavía más, para tratar de mantener su obtención de plusvalía, y para ello apuestan por el desarrollo tecnológico y, con él, mandar a un número mayor de trabajadores al paro, incluidos los que hoy defienden a los monopolios VTC, cuando éstos pongan vehículos sin chóferes. Cada día se suceden más huelgas, ha repuntado el número de huelgas, de horas perdidas por huelgas y de huelguistas en el último año y los conflictos cada día son más intensos. De hecho, estas luchas se producen con más intensidad allí donde no se encuentran los sindicatos subvencionados al servicio del Estado, de los monopolios, como son UGT y CCOO, que dividen, engañan y frenan a los trabajadores y sirven a los empresarios, siendo los máximos responsables de la situación lamentable en la que se encuentra el proletariado en nuestro país. Por ello, hacemos un llamamiento a los trabajadores a fortalecer el sindicalismo de clase y fortalecer los sindicatos de la Federación Sindical Mundial en el estado español.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) traslada su solidaridad y apoyo a la lucha de los taxistas y les hacemos un llamamiento a la unidad con la clase obrera, con los campesinos, y con todos aquellos sectores maltratados por el capitalismo y su Estado, a construir un Frente Único del Pueblo que ponga fin al capitalismo y que abra el camino al socialismo y, con él, a la construcción de un estado al servicio de todos aquellos que producimos todo lo necesario para la vida.

¡TRABAJADOR, FORTALECE Y ENGROSA LAS FILAS DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL!

¡ABAJO EL ESTADO IMPERIALISTA ESPAÑOL!

¡POR EL SOCIALISMO!

Madrid, 31 de julio de 2018.

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




REPRESIÓN Y EXPLOTACIÓN: LA REALIDAD DE LOS TRABAJADORES DE AMAZON

 
 
Los trabajadores del centro logístico de Amazon de San Fernando de Henares decidieron plantar cara a la explotación que tanto tiempo llevan sufriendo acordaron ir a la huelga los días 16, 17 y 18 de julio, tal y como hicieron en marzo. Tanto entonces como en la actualidad, la huelga tiene un motivo principal: la aplicación unilateral en abril del convenio sectorial a la que pertenece la empresa. Esta imposición va en contra de las demandas de los trabajadores, que reclaman un convenio colectivo propio, más garantista que el actual y donde se recoja una cláusula de garantía salarial, con un compromiso de subidas de sueldo para los próximos años. Además, para colmo, la empresa no solo se ha negado a negociar el convenio que pedían los empleados de Amazon; también ha congelado los salarios de las categorías superiores y se ha negado a reconocerlas.
 
El director ejecutivo y fundador de Amazon, Jeff Bezos, y sus secuaces demuestran no tener escrúpulo alguno con sus empleados. Así pues, en vista de que no podían frenar a los trabajadores de ninguna manera, decidieron vulnerar el derecho a la huelga de sus empleadosTanto en marzo como en la reciente jornada de huelga, la multinacional contrató a trabajadores procedentes de Empresas de Trabajo Temporal (ETT), ofreciéndoles incluso el doble del salario que percibiría un empleado un día normal. Esto supone, sin lugar a dudas, una violación del artículo 8 de la Ley 14/1994, de 1 de junio, por la que se regulan las ETT.
 
Del mismo modo, se coaccionó con el despido a los trabajadores temporales de ETT 900 empleados de los 2.000 del centro logístico– si estos decidían secundar la huelga. Las amenazas de la multinacional no son nuevas para los trabajadores de Amazon; en las jornadas de huelga de marzo, la empresa materializó lo que, esta vez, solo ha incurrido como advertencia y despidió a más de un centenar de trabajadores de ETT por acudir a la huelga. Esta brutal represión ejercida por la patronal ha sembrado el miedo entre los trabajadores temporales, que están abocados a la no renovación de sus contratos y, por tanto, al despido.
 
Siguiendo con esta represión y mostrando un total desprecio por los trabajadores, en ambas jornadas de huelga, la multinacional decidió trasladar la producción a otros centros situados principalmente en Catalunya y Francia, con el objetivo de que la huelga no repercutiese en la producción. Con esto, y por enésima vez, la empresa vulneró el derecho fundamental de huelga. Pero esto no solo ocurrió en el Estado español; también se produjo en otros centros en lucha, como en Alemania, donde durante estos días se trasladó parte de la producción a Polonia.
 
A todo ello debemos añadir las múltiples agresiones que sufrieron los trabajadores por parte de las fuerzas represivas del Estado, que corren a cargo del Gobierno socialfascista del PSOE, tan encumbrado por la progresía reformista y oportunista. La Policía cargó con el único propósito de reventar la lucha en los piquetes y cumplió fielmente su cometido, que no es otro que reprimir al proletariado. Las fuerzas represivas del Estado hicieron lo que mejor saben hacer: cumplir con las órdenes de la clase dominante. Así pues, quedó patente que la Policía no es más que un instrumento del Estado para defender los intereses de la burguesía.
 
Huelga decir que, mientras los trabajadores de Amazon son agredidos por la Policía, los fascistas se congregan en el Valle de los Caídos para ensalzar la dictadura terrorista franquista con la más absoluta impunidad. Una vez más, queda en evidencia el carácter fascista del Estado español, que no duda en usar la fuerza contra los trabajadores, incluso en una concentración pacífica, al mismo tiempo que permite que los fascistas campen a sus anchas. 
 
Pese a las constantes agresiones de la empresa y de las fuerzas represivas del Estado, los trabajadores de Amazon encontraron un gran apoyo en el internacionalismo proletario; siguiendo su ejemplo, los trabajadores de Alemania y Polonia se sumaron a la huelga en sus respectivos centros de trabajo. En Alemania, 7 centros logísticos secundaron la huelga y, en Polonia, se llevaron a cabo diferentes acciones de protesta.
 
La única opción real que tenemos los trabajadores para defender nuestros derechos es luchar en un sindicato de clase y combativo, organizado en una central única integrada en la Federación Sindical Mundial (FSM), que haga frente al capital y a los traidores de la clase obreralos sindicatos amarillos.
 
CC.OO. y UGTlacayos de la patronal y enemigos del proletariadoson organizaciones financiadas por el Estado, fieles sucesoras del Sindicato Vertical franquista, cuyo único cometido es acabar con cualquier atisbo de lucha obrera y condenar a los trabajadores al paro y a la precariedad, a costa de acatar las infames reformas laborales perpetradas por el Gobierno de turno. La paz social y el consenso del que tanto presumen no es más que una burda falacia utilizada por la burguesía para desmoralizar y atomizar al trabajador, impidiendo que este se organice y luche. Por ello, la organización de nuestra clase en una central única que defienda nuestros intereses es una cuestión de imperiosa necesidad.
 
El capital, en cada rincón del mundo, reduce al obrero a una simple mercancía. Lo somete a la miseria y a la explotación, pues de ella dependen los ingentes beneficios logrados a consecuencia del expolio continuado de nuestro trabajo. Efectivamente, nuestra clase es la que produce y genera la riqueza. Sin nosotros, no hay nada. Somos los que cada día construimos el mundo, mientras que la burguesía solo parasita el fruto de nuestro esfuerzo, sumiendo al planeta en una espiral de pobreza, guerra y destrucción.
 
La única alternativa ante esta situación pasa por destruir el Estado burgués e imponer la dictadura del proletariado, que será la base para la construcción del Socialismo, poniendo fin a este sistema criminal sustentado en la explotación del hombre por el hombre.
 
¡ANTE LOS ATAQUES DE LA PATRONAL, SOLIDARIDAD E INTERNACIONALISMO!
¡VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE AMAZON!
¡VIVA LA LUCHA DEL PROLETARIADO!
 
Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Madrid



Vientres de alquiler: Comprar humanos, otro ‘logro’ del capitalismo

 

Recientemente los medios de comunicación nos han ido bombardeando con noticias acerca de los beneficios de la llamada gestación subrogada, eufemismo utilizado para referirse a los vientres de alquiler. Esta estratagema responde al enésimo intento de la clase capitalista para conseguir la aceptación social de la mercantilización del cuerpo humano. No sería el primer intento puesto que desde tiempos inmemorables se ha trabajado poco a poco para permitir la legalización de la prostitución -casualmente disfrazando esta medida con un barniz progresista- y facilitar así el negocio de los proxenetas -tal como lo demuestra el fracaso de la legalización de la prostitución en Alemania, de acuerdo con el propio Estado alemán-, o bien para lavar la cara a la producción pornográfica con un tinte “ético”, feminista, etc., básicamente adjuntándole cualquier adjetivo “positivo” -próximamente tendremos el porno family friendly– para normalizar a una industria que vive de la miseria de las capas más degradadas de los trabajadores.

Los vientres de alquiler representan una doble mercantilización. En primer lugar del cuerpo de la mujer trabajadora que tiene que acceder a gestar a un bebé y a venderlo por anticipado puesto que tiene que procurarse el sustento. El perfil de madre gestante es siempre el mismo: mujer soltera perteneciente a la clase trabajadora, desempleada y/o en riesgo de pobreza y a poder ser con un hijo a su cargo. Nunca veréis a una mujer burguesa y acomodada accediendo a alquilar su útero para una empresa de vientres de alquiler. En aquellos países como Canadá y Reino Unido en donde se ha implantado la gestación subrogada altruista -es decir, sin compraventa al menos legal- ha resultado en un total fracaso puesto que el número de gestaciones ha sido de magnitudes marginales. Es en aquellos países -Camboya, Tailandia, China (el gigante “rojo” prohibió los vientres de alquiler en 2001, pero posee el mayor mercado negro debido a los vacíos legales), India, Nepal, Grecia, Georgia, Rusia, Ucrania, Polonia, Serbia, Nigeria, México, algunos estados de E.E.U.U., donde la legalización ha resultado en un éxito, en concreto el de las grandes compañías encargadas de desempeñar la función “intermediarias” que finalmente acaparan el mayor porcentaje de beneficios.

La segunda mercantilización es la del propio niño, el cual es tratado como una simple mercancía, como un simple producto intercambiable. Ahora hasta las compañías de alquiler de vientres ofrecen “intentos ilimitados” en caso de que la madre gestante sufre de un aborto. También se tiene constancia de que en varios casos la obrera que debe alquilar su vientre no tiene decisión para realizar el aborto -incluso cuando es peligroso para su propia vida- puesto que por una cláusula es la propia empresa de alquiler de vientres la que decide cuándo interrumpir el embarazo – y esto contando con que el aborto se traduce en una mísera compensación para la mujer gestante -. De hecho, tal proceso de mercantilización sufre el niño, que ya se han dado casos de devoluciones de bebés: no hace poco hubo una noticia que explicaba cómo una pareja de compradores australianos habían “devuelto” el bebé que habían comprado porque padecía de síndrome de Down -aunque por el revuelo mediático generado tuvieron que dar marcha atrás, no sin antes dar publicidad los medios a la legalización de los medios de alquiler en Australia-, pero lamentablemente no es el único caso. Otro caso fue el de un empresario japonés que decidió comprar 13 bebés mediante los vientres de alquiler en Tailandia. El objetivo del burgués nipón, de acuerdo con la propia fundadora de la compañía de vientres de alquiler que hizo negocios con él, era seguir comprando bebés hasta el día en el que se muriese, con el fin de que su “amplia familia” le permitiese ganar las elecciones en un futuro. Finalmente, la justicia del estado nipón tumbó la denuncia de tráfico humano contra el empresario y le garantizo la custodia de los bebés comprados para que pudiese seguir desempeñando su descabellado plan megalómano.

No es que la compraventa de niños sea algo nuevo. Hemos tenido los robos de bebés en España y también en Irlanda, las falsas colonias de vacaciones británicas, la sustracción de los bebés de las familias inmigrantes de E.E.U.U. para su posterior comercialización, el secuestro de bebés en Reunión para ser vendidos a familias ricas francesas. En definitiva, el objetivo siempre ha sido el mismo: el aseguramiento de la descendencia a la burguesía a base de robar los niños a la clase obrera. Tan solo que ahora se han propuesto derribar las barreras morales que impedían la formalización legal de estas prácticas y, por consiguiente, su estandarización como una “simple operación de compraventa” como cualquier otra.

Desde luego, recurrir a la adopción es frustrante para los burgueses. En primer lugar, tienen que enfrentarse a unos duros y largos trámites que permitan asegurar que el niño disfrutará de unas óptimas condiciones de vida y de que dispondrá del cuidado y amor necesario para el desarrollo de su infancia. La compañía de vientres de alquiler no preguntará acerca de nada a los futuros “papás” compradores, y claro, para ellos la comodidad de los compradores va por encima de la comodidad del futuro niño. En segundo lugar, es muy poco frecuente que se pueda adoptar a bebés y en todo caso, lo normal es los huérfanos superen al menos los 3 o 4 años de edad cuando son adoptados. De nuevo, la compañía de compraventa de bebés les proporcionará a los “papás” un ejemplar recién nacido para satisfacer sus caprichos. Y en tercer lugar, de boca de un defensor de los vientres de alquiler: la gestación subrogada le permite transmitir sus genes -aunque nieguen que la madre gestante transmita su genes al neonato a pesar de que las pruebas científicas les contradigan- lo que básicamente se puede traducir en un simple capricho egoísta.

En conclusión, los vientres de alquiler no representan nada más que una profundización en la mercantilización del ser humano necesaria para el libre desenvolvimiento del sistema capitalista, destruyendo mediante el uso de la propaganda las barreras morales que impiden la compraventa de los seres humanos y la explotación de las obreras necesitadas para que sirvan como vulgares máquinas incubadoras. Si el pueblo no milita en el Partido Comunista y no se organiza para alcanzar el socialismo, la barbarie continuará avanzando para destruir cualquier vestigio de humanidad que queda en el mundo.

Contra la mercantilización de la clase trabajadora

Por la construcción del Socialismo

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Cantabria




EL PCOE DE MADRID APOYA A LOS TRABAJADORES DE AMAZON

Amazon
 
El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid asistió este martes a la manifestación unitaria de los trabajadores de Amazon de San Fernando de Henares. La marcha partió de la estación Renfe de Torrejón de Ardoz y finalizó en el centro logístico de la multinacional. Se desplegaron carteles en defensa de un convenio digno y se corearon consignas por la unidad de los trabajadores.
 
 
La manifestación se convocó a las 17:00 en la segunda jornada de huelga y estuvo marcada por los graves acontecimientos ocurridos por la mañana, donde dos huelguistas fueron detenidos tras una brutal y descarada carga policial. No obstante, las agresiones de las fuerzas represivas del Estado no intimidaron a los obreros. Los trabajadores llevan 48 horas de huelga y seguirán hasta el miércoles para defender sus derechos.
 
 
Durante más de una hora, se lanzaron consignas de apoyo a los trabajadores de Amazon y se llamó a la solidaridad con los huelguistas. La unidad de la clase obrera fue el núcleo de la protesta. Se animó a los vecinos y a los demás trabajadores del polígono industrial a que se hicieran partícipes de la lucha. Tampoco se olvidó la represión policial producida unas horas antes y se corearon frases contra las detenciones.
 
 
Tras un largo camino acentuado por el calor y el viento, la columna concurrió a la entrada principal del centro logístico de Amazon para reunirse con los trabajadores en los piquetes. Los recién llegados infundieron ánimo a los huelguistas y se sumaron a la lucha contra la empresa y sus esquiroles.
 
 
Finalmente, un representante del comité de empresa dedicó unas palabras de agradecimiento a los que acudieron a la manifestación e informó de que los dos compañeros detenidos tras la carga policial habían sido liberados.
 
 
Desde el Partido Comunista Obrero Español, manifestamos nuestro apoyo incondicional a los trabajadores del centro logístico de Amazon de San Fernando de Henares y animamos a todos a que secunden la huelga. Asimismo, condenamos las agresiones de las fuerzas represivas del Estado, que con la impunidad que les brinda el fascismo no dudan un solo instante en atacar a nuestros compañeros de clase.
 
 
¡VIVA LOS TRABAJADORES DE AMAZON!
¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA!
¡POR EL SOCIALISMO!
 
Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Madrid



Ho Chi Minh y los trotskistas

ho chi minh   Ho Chi Minh y los trotskistas

 

Carta de Ho Chi Minh al Partido Comunista Indochino 

Kwelin, 10 de mayo de 1939

Queridos camaradas:En el pasado, según mi opinión y la de un buen número de camaradas, el trotskismo nos ha parecido una cuestión de lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Por eso casi no le prestábamos atención. Pero, poco antes del estallido de la guerra, más exactamente desde finales del año 1936, y sobre todo durante la guerra, la propaganda criminal de los trotskistas nos ha abierto los ojos. Después, nos pusimos a estudiar el problema. Y nuestro estudio nos ha llevado a las siguientes conclusiones:

1 – El problema del trotskismo no es una lucha entre las tendencias en el seno del Partido Comunista chino. Porque entre comunistas y trotskistas no hay ningún lazo, absolutamente ningún lazo. Se trata de un tema que concierne al pueblo entero: la lucha contra la patria.

2 – Los fascistas japoneses y extranjeros lo saben. Por eso buscan crear desacuerdos para engañar a la opinión y perjudicar el renombre de los comunistas, haciendo creer a la gente que comunistas y trotskistas son del mismo campo.

3 – Los trotskistas chinos (como los trotskistas de otros países) no representan un grupo, mucho menos a un partido político. No son más que una banda de malhechores, de perros de caza del fascismo japonés (y del fascismo internacional).

4 – En todos los países, los trotskistas se dieron buenos apelativos para enmascarar su sucia tarea de bandidos. Por ejemplo, en España, se llaman Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). ¿Sabían ustedes que son ellos los que constituyen los nidos de espías en Madrid, en Barcelona y en otros lugares, al servicio de Franco? Son ellos los que organizan la célebre «quinta columna», organismo de espionaje del ejército de los fascistas italianos y alemanes. En Japón, se llaman Liga Marx-Engels-Lenin (MEL). Los trotskistas japoneses atraen a los jóvenes a su liga, luego los denuncian a la policía. Buscan penetrar en el Partido Comunista japonés con el objetivo de destruirlo desde adentro. Según mi opinión, los trotskistas franceses, actualmente organizados en torno al grupo Revolución Proletaria (1) se fijaron como meta sabotear el Frente Popular. Sobre este tema, pienso que ustedes estarán mejor informados que yo. En nuestro país de China [se refiere a Indochina, N. del E.], los trotskistas se agrupan en formaciones tales como La Lutte, Guerra contra los japoneses, Cultura y Bandera roja.

5 – Los trotskistas no son solamente enemigos del comunismo, sino también enemigos de la democracia y el progreso. Son los traidores y los espías más infames.Quizás han leído las actas de acusación de los procesos en la Unión Soviética contra los trotskistas. Si no las han leído, les aconsejo que lo hagan y que se las hagan leer a sus amigos. Es una lectura muy útil. Les ayudará a ver el verdadero rostro repugnante del trotskismo y de los trotskistas. Aquí, me permito extraerles algunos pasajes concernientes directamente a la China. El verdadero rostro repugnante del trotskismo.

Frente al tribunal, el trotskista Rakovsky (2) confesó que en 1934, cuando estaba en Tokio (como representante de la Cruz Roja soviética) un alto personaje del gobierno japonés le había dicho: «Tenemos el derecho de esperar de los trotskistas un cambio de estrategia. No quiero entrar en detalles. Solamente quisiera decirle que esperamos de parte de los trotskistas, acciones que favorezcan nuestra intervención en los asuntos de China».Respondiendo a este japonés, Rakovsky decía: «Le escribiré a Trotsky respecto a esto». En diciembre de 1935, Trotsky le envió a sus partidarios en China, instrucciones en las que destacaba varias veces esta frase: «No crear obstáculos a la invasión japonesa a China».Y ¿cómo han actuado los trotskistas de China? Están apurados por saberlo, ¿no es cierto?Pero, amados camaradas, no podré responderles más que en mi próxima carta. ¿Ustedes no me recomendaron escribir cartas cortas? Espero verlos pronto.

Notas

(1) Revolución Proletaria: periódico que publicaba un grupo de sindicalistas revolucionarios franceses.

(2) Líder revolucionario en los Balcanes antes de la primera guerra mundial, primer ministro ucraniano desde 1919 hasta 1923, fue luego embajador soviético en París y uno de los fundadores de la Oposición de Izquierda. Expulsado del PCUS en 1927 continuó con su tarea hasta capitular en 1934.

 

avatar




Comunicado de apoyo a los Trabajadores de Emergencias Sanitarias

Foto

Desde el inicio de esa estafa conocida como “crisis económica” se ha pedido a los trabajadores que hicieran esfuerzos, renunciaran a derechos, a parte de su sueldo, a una vida digna, al respeto, a su humanidad. Tanto es así que la patronal de empresarios de ambulancias tiene como medida habitual hacer trabajar a sus empleados jornadas intensivas de 12 horas durante 7 días continuados por un sueldo que se asemeja más a una falta de respeto que a un salario digno. Ante esta situación los Trabajadores de Emergencias Sanitarias llegaron a un acuerdo mediante un Tribunal de Arbitraje Laboral el pasado año 2017, acuerdo que se ha incumplido de manera sistemática. La carencia de las condiciones laborales necesarias para el óptimo desarrollo del servicio, el menosprecio de la formación de los trabajadores y la falta de prevención de riesgos no significan otra cosa que la precarización del empleo en pos de la ganancia económica, no de los trabajadores, sino de las empresas y sus propietarios. No podemos dejar de lado la exigencia de los trabajadores por un convenio en condiciones, un convenio que garantice una reducción horaria real sin implicar una reducción salarial, más bien un aumento de la remuneración de este empleo, que tanto laboral, administrativa y económicamente no se reconoce con el prestigio que este merece, convenio que no podemos olvidar, fue firmado por  UGT y CC.OO quienes hoy no dudan en colgarse la medalla como protagonistas y autores de las protestas y reivindicaciones.

Esta situación, este convenio y la privatización del servicio de los Trabajadores de Emergencias Sanitarias no es más que otra de las medidas de desarticulación de la sanidad pública, la sanidad de la clase obrera, de los trabajadores. Significa poner en peligro a los pacientes, empeorar el servicio y vender la salud al mejor postor sin importar la manera o las condiciones en las que éste de el servicio aunque impliquen unas condiciones de trabajo pésimas.

Ante el enésimo ataque, los trabajadores han decidido convocar una huelga indefinida, cuyo seguimiento medio supera el 90%, dato que no hace más que demostrar el descontento de estos trabajadores con el convenio y la situación laboral de un servicio vital, del que dependen muchas vidas y que es la punta de lanza de la sanidad pública. Una vez más el estado burgués, con la responsabilidad directa de los mal llamados “partidos del cambio”, han decidido responder a esta petición de los trabajadores con unos servicios mínimos calificables como abusivos, desproporcionados e ilegítimos. A la vista de cualquiera queda que ni Compromís, ni Podemos, y mucho menos el PSOE, están con los trabajadores ni sus derechos.

Durante las movilizaciones y concentraciones de los trabajadores no han dudado ni un momento en enviar a la Policía Nacional a boicotear sus protestas y amenazarles con multas astronómicas para amedrentarles, o al menos intentarlo.

Foto

Por ello, llamamos a todos los trabajadores a solidarizarse, apoyar y participar en las protestas. Porque su lucha es la lucha por la sanidad pública y de calidad, porque tan solo con solidaridad de clase puede enfrentarse a la burguesía, contra la represión y la complicidad de los partidos “del cambio” y su oportunismo.

¡No a la precarización de los trabajadores de emergencias sanitarias!

¡No al convenio abusivo!

¡No a los sindicatos oportunistas!

¡Viva la lucha de los trabajadores!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español en Valencia




iDental: La justicia y las instituciones al servicio de los grandes estafadores

 

El Partido Comunista Obrero Español ha mostrado su apoyo y solidaridad a los afectados por iDental que se han concentrado esta mañana frente al Parlamento andaluz en la capital sevillana.

Raro es la familia trabajadora que no se las haya tenido que ver con todo el aparato del Estado, administración, jueces o policías, por faltas de pequeña monta: multas de tráfico, Hacienda ( no somos todos), desahucios,…. La justicia se aplica sin miramientos e ipso facto cuando el que falta es el obrero.

Sin embargo, cuando se trata de grandes ladrones de guante blanco, como la banca, grandes empresarios o capitalistas, ahí a las instituciones, a la Justicia y a las Fuerzas de Seguridad del Estado se las busca y se las espera. Incluso hacen de parapeto cuando los afectados de clases trabajadoras intentan siquiera acercarse a esos ladrones de corbata que comen y beben en los mismos restaurantes que jueces y políticos de los parlamentos burgueses.

Así fue con las preferentes que dejaron en la ruina a miles de pensionistas, en el caso de los más de 300.000 bebés robados o los fusilados que todavía yacen en las cunetas o fosas comunes buscados todavía por sus familias obreras.

Y así ha pasado con la estafa de iDental donde los estafados son familias trabajadoras que no pueden permitirse un tratamiento privado. Sólo en Sevilla, las asociaciones de afectados hablan de alrededor de 50.000 afectados. Una verdadera carnicería lo que han hecho con la salud de estas familias, pues han usado materiales de poca calidad, dejándolos con el tratamiento a medio empezar, y sufriendo unas intervenciones incorrectas que deberán resarcir con un nuevo desembolso económico y a través una vez más del negocio dental privado de turno.

Igual que con el caso por ejemplo de los bebés robados, la justicia y las autoridades conocían la problemática, los fraudes y reclamaciones desde hace meses, que provocaron ya el desalojo y cierre de algunas sedes, como en las Canarias.

Y del fraude que provoca el negocio privado, se vuelve a sacar tajada con los bufetes piraña de abogados que quieren hacer su negocio haciéndose incluso pasar por “plataformas de afectados”. Tal es el sistema judicial al servicio de especuladores y estafadores.

Los “dentistas del corazón”, era otro negocio de la caridad en manos de fondos de inversión buitres. Uno de ellos, el americano Cerberus Capital Management, es dueño de empresas de automóviles (Chrisler), de ejércitos privados como DynCorp que participan en invasiones imperialistas, o de activos tóxicos del “banco malo” o de Bankia.

El otro, Weston Hill, se dedica a comprar empresas pequeñas o medianas para dar pelotazos, pura especulación. Uno de sus dueños, Luis Sans, es un gurú de los negocios y da conferencias a los capitalistas aconsejándoles cómo multiplicar sus patrimonios multimillonarios.

Los capitalistas son los que mueven los hilos de la economía y por tanto nuestras vidas. Lo hacen en la sombra, detrás de las fanfarrias y el ruido de los charlatanes politiqueros de los parlamentos que nos embaucan a través de sus medios de comunicación. Charlatanes que no osan tocar ni un ápice los cimientos de este régimen basado en el robo y expolio a la clase obrera. Pero el Capital que acumulan esos especuladores es el fruto del trabajo colectivo de la clase obrera. Por tanto, hemos de recuperarlo para quitarles el poder y ponerlo en nuestras manos. Expropiar es devolver al pueblo lo robado por los grandes propietarios.

Los trabajadores robados, estafados y maltratados por este sistema hemos de unir nuestras protestas, en una lucha unitaria para conseguir una sociedad justa, donde los que producimos con nuestro sudor más riqueza que nunca, seamos los dueños y los amos de esa riqueza. Para que por fin podamos satisfacer todas nuestras necesidades sin que nadie se enriquezca a costa de nuestra salud ni de nuestras vidas.

Construyamos el Frente Único del Pueblo para tener el control de nuestras vidas y construir otra sociedad sin ladrones, estafadores y especuladores.

POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO

POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO

Secretaría de Agitación y Propaganda del Comité Provincial del PCOE en Sevilla




Atac feixista contra l’ateneu popular de Sarrià: a Catalunya lluitem contra el feixisme

A la matinada del dia d’avui, 29 de març, ha aparegut calcinat l’Ateneu Popular de Sarrià degut a un nou atac feixista patit per aquest Ateneu en els darrers quatre mesos. A aquest atac, cal sumar el cada cop major nombre d’agressions feixistes produïdes a Barcelona com, per exemple, els atacs contra Catalunya Ràdio o contra la comunitat musulmana del barri de la Prosperitat per la Mesquita del Carrer de Japó, realitzat pels col·legues de Societat Civil Catalana – xiringuito creat pels reaccionaris corruptes de PP i Ciutadans -, grups de feixistes darrere dels que està organitzacions com Democracia Nacional, amb el silenci còmplice de PP, PSOE i Ciutadans i de l’Estat que mira cap a un altre banda. Al cap i a la fi, són els “demòcrates” – PP, PSOE o Ciutadans – els que apunten i els seus gossos feixistes els que actuen, els que els fan la feina bruta.

El dia anterior de l’incendi provocat pels feixistes contra l’Ateneu de Sarrià, el Delegat del Govern a Catalunya, el reaccionari membre del PP, Enric Millo, no va dubtar a assenyalar amb to amenaçador al President del Parlament, Roger Torrent, i a la diputada del Parlament, i alcaldessa de Girona, Marta Madrenas, tot advertint al primer “que pot acabar a la presó” i a la segona que encoratja fets vandàlics.

Els feixistes, amb el seu covard atac contra l’Ateneu Popular de Sarrià – que és un atac contra el barri i la seva joventut i contra el moviment associatiu alternatiu del barri que aspira a la transformació de la societat – han volgut deixar clara la seva autoria deixant el clar missatge: “ESTEU MORTS CDR” unit a simbologia feixista, com una esvàstica i una creu cèltica.

L’endemà de la crema de l’Ateneu Popular de Sarrià per part dels feixistes, amb la seva amenaça expressa als CDR, el diari de Pedro J. Ramírez treu a un reportatge titulat “Així són els CDR, el monstre incontrolable de 300 caps que vandalitza Catalunya “(https://www.elespanol.com/reportajes/20180329/cdr-monstruo-incontrolable-cabezas-vandaliza-cataluna/295471575_0.html), etiquetant als CDR com” terrorisme de carrer “, i assenyalant: “Les revoltes, els actes vandàlics, els xocs amb la policia i els talls de carreteres es preparen en aquests comitès. Els CDR són cossos d’insurgència que es caracteritzen per tenir una morfologia totalment diferent al vist fins ara en terrorisme de carrer de baixa intensitat (…) Els CDR recullen a independentistes de dreta, d’esquerra, sense filiació, i fins i tot algun exemplar que mai havia estat independentista i que simplement acudeix a la crida de la violència “. Més endavant, en el mateix article reconeix: ” la transversalitat i l’atomització són dues de les seves característiques principals. Tot ho aglutina. Ningú mana. Tot i que hi ha una coordinadora central, cada CDR és lliure de dissenyar les seves pròpies iniciatives, sense que això impliqui necessàriament als altres CDR (…) En els CDR hi ha gent de totes les edats, i no necessàriament estudiants. Sí que és cert que el gruix principal està conformat per gent jove. Però hi ha integrants fins i tot sexagenaris (…) “.

Continuant dins la campanya de criminalització dels CDR – que en realitat equivalen a una expressió de l’organització embrionària del Poble contra l’opressió de l’Estat feixista i, per tant, a qui realment s’està criminalitzant és al nostre Poble- s’uneixen les opinions del mediocre i reaccionari José Luis Ábalos, secretari d’Organització del PSOE i diputat al Parlament espanyol. En una entrevista realitzada per Europa Press (http://www.europapress.es/nacional/noticia-abalos-psoe-advierte-cdr-catalanes-son- germen-kale-borroka-20180329111536.html), justament el mateix dia 29 de març, assenyala que els CDR “són el germen de la kale borroka (…) la seva funció és el control de la població (…) igual que a Cuba, Nicaragua o Veneçuela, controlar la quadra, qui entra, qui surt i qui parla (…) són elements d’informació, també d’agitació, són un mal germen ” i demana actuar contra els CDR” amb els recursos de l’Estat de Dret perquè a més d’agitar el carrer, assenyalen persones, negocis i partits (…) “. Tot just és això el que està fent contra els CDR – contra aquesta expressió organitzada de resposta del poble català en contra de l’agressió feixista de l’Estat – aquest reaccionari del PSOE, el partit del terrorisme d’estat i de la corrupció, del GAL, de la calç viva i de la condecoració de torturadors en Intxaurrondo.

No hi ha cap dubte que els moviments que estan donant aquests servidors dels monopolis, atenen a la tàctica de criminalitzar la resposta del poble català per, d’una banda, poder parlar de l’existència de violència a Catalunya i així tractar de justificar la fal·laç ordre de processament contra l’independentisme català realitzat pel Tribunal Suprem i influir internacionalment per aconseguir l’extradició de Puigdemont, Ponsatí, Serret, Comín, Rovira i Gabriel i, d’altra banda, per justificar la repressió descarnada de l’Estat feixista espanyol contra el poble català i la cacera que ja s’està produint i que es multiplicarà sens dubte.

Mentre l’Estat espanyol i els seus sicaris carreguen contra el poble català i el criminalitzen, contra els CDR, contra el nostre legítim dret democràtic a l’autodeterminació i a la nostra defensa com a poble i com a classe, no dubten a blanquejar al feixisme, a mirar cap a un altre costat o, directament, silenciar el nombre cada vegada més gran d’agressions realitzades pels feixistes a Catalunya.

A Catalunya el que avui està en joc no és la independència com falsament assenyalen els feixistes i hipòcritament s’hi suma l’oportunisme i l’esquerra del sistema o falsa esquerra, mirant a una altra banda i alineant-se amb els primers; a Catalunya el que hi ha en joc és el tancar-li el pas al feixisme, és frenar un Estat feixista que sotmet als pobles i al proletariat, no només del nostre país sinó també de la resta de l’estat espanyol.

El desenvolupament del capitalisme monopolista a Espanya nega no només els drets nacionals de Catalunya, o del País Basc i Galícia, sinó que nega el desenvolupament de la classe obrera, dels camperols i fins i tot d’algunes capes de la burgesia. El nostre poble està comprovant, a la seva pròpia pell, que el mètode que la burgesia catalana ens venia per tal de conquerir la nostra emancipació nacional – el de la democràcia i el somriure per conquerir la independència- no només no és el camí, sinó que l’Estat està carregant contra el Govern de Catalunya com si hagués realitzat una revolució, que precisament no es va fer. Avui el nostre poble pensa que és necessària la independència per conquerir la democràcia i per això està organitzant, pel seu compte, a independentistes, demòcrates, comunistes, etcètera, en els CDR. El nostre Partit té el deure de ser-hi present, i allí hi és, als CDRs amb la lluita del nostre poble, per demostrar que únicament units i organitzats des de la base, des d’una posició classista, proletària, i dotant-nos amb l’objectiu que la lluita ha de ser la lluita pel socialisme – única via per la qual podrem exercir amb plenitud tots els nostres drets democràtics, tant nacionals com de classe-. És important que els CDRs s’estenguin al llarg del nostre país, però també que s’estenguin i penetrin a les fàbriques, als centres de treball, així com que s’enforteixi l’organització dels diferents CDRs, conformant progressivament el Front Únic del poble de Catalunya.

Fem una crida als treballadors de l’Estat espanyol, a les organitzacions d’esquerra honrades, i les que es denominen revolucionàries per anar teixint poder popular, anar edificant un Front Únic del Poble que estrenyi llaços de solidaritat i d’internacionalisme proletari amb el poble de Catalunya , que s’estrenyin els llaços de solidaritat i lluita del proletariat de l’estat espanyol i de les nacions que el composen i conformem un Front Únic de lluita per la independència de la nostra classe d’un sistema corrupte i d’un estat que el manté i que nega el futur i la nostra dignitat com a obrers i com a pobles. El que ens juguem a Catalunya és derrotar a l’Estat feixista, el mateix que agredeix als obrers de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunt, Madrid, Sevilla o Vigo.

EL FEIXISME NO PASSARÀ, LLIBERTAT DE TOTS ELS PRESOS POLÍTICS!

VISCA L’INTERNACIONALISME PROLETARI!

PEL FRONT ÚNIC DEL POBLE, PEL SOCIALISME!

Barcelona 29 de març de 2018

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

 

Ataque fascista contra el ateneu popular de Sarrià: en Cataluña estamos luchando contra el fascismo

En la madrugada del día 29 de marzo ha aparecido calcinado el Ateneu Popular de Sarrià, un nuevo ataque fascista sufrido por dicho Ateneu en los últimos cuatro meses, al que deben de sumarse un cada vez mayor número de agresiones fascistas producidas en Barcelona como, por ejemplo, los ataques contra Catalunya Radio o contra la comunidad musulmana que se suceden en la Prosperitat contra la Mezquita del Carrer de Japó, realizado por los colegas de Societat Civil Catalana – chiringuito creado por los reaccionarios corruptos de PP y C’s –, grupos de fascistas detrás de las que están organizaciones como Democracia Nacional, con el silencio cómplice de PP, PSOE y C’s y la vista gorda del Estado. Al fin y al cabo, son los “demócratas” – PP, PSOE o C’s – los que apuntan y sus perros fascistas los que actúan, los que les hacen el trabajo sucio.

El día anterior del incendio provocado por los fascistas contra el Ateneu de Sarrià, el Delegado del Gobierno en Cataluña, el reaccionario miembro del PP, Enric Millo, no dudó en señalar amenazantemente al President del Parlament, Roger Torrent, y a la diputada del Parlament, y alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, advirtiéndole al primero “que puede acabar en la cárcel” y a la segunda que alienta hechos vandálicos.

Los fascistas, en su cobarde ataque contra el Ateneu Popular de Sarrià – que es un ataque contra el barrio y su juventud y contra el movimiento asociativo alternativo del barrio que aspira a una transformación de la sociedad – han querido dejar claro su autoría dejando un nítido mensaje: “ESTÁIS MUERTOS CDR” unido a simbología fascista, a una esvástica y una cruz céltica.

Al día siguiente de la quema del Ateneu Popular de Sarrià por parte de los fascistas, con su amenaza expresa a los CDR, el periódico de Pedro J. Ramírez saca a un reportaje titulado “Así son los CDR, el monstruo incontrolable de 300 cabezas que vandaliza Cataluña” (https://www.elespanol.com/reportajes/20180329/cdr-monstruo-incontrolable-cabezas-vandaliza-cataluna/295471575_0.html ), etiquetando a los CDR como “terrorismo callejero”, y más concretamente, señalando “Las revueltas, los actos vandálicos, los choques con la policía y los cortes de carreteras se preparan en estos comités. Los CDR son cuerpos de insurgencia que se caracterizan por tener una morfología totalmente distinta a lo visto hasta ahora en terrorismo callejero de baja intensidad (…) Los CDR recogen a independentistas de derecha, de izquierda, sin filiación, e incluso algún ejemplar que nunca había sido independentista y que simplemente acude a la llamada de la violencia”, para más adelante tener que reconocer que “La transversalidad y la atomización son dos de sus características principales. Todo lo aglutina. Nadie manda. A pesar de que hay una coordinadora central, cada CDR es libre de diseñar sus propias iniciativas, sin que ello implique necesariamente a los demás CDR (…) En los CDR hay gente de todas las edades, y no necesariamente estudiantes. Sí que es cierto que el grueso principal está conformado por gente joven. Pero existen integrantes incluso sexagenarios (…)”.

Continuando en la campaña de criminalización de los CDR, que en realidad es una expresión de la organización embrionaria del Pueblo contra la opresión del Estado fascista y, por tanto, a quien se está criminalizando es a nuestro Pueblo, se unen las opiniones del mediocre reaccionario José Luis Ábalos, Secretario de Organización del PSOE y diputado en el Parlamento español, en una entrevista realizada por Europa Press (http://www.europapress.es/nacional/noticia-abalos-psoe-advierte-cdr-catalanes-son-germen-kale-borroka-20180329111536.html ), precisamente el mismo día 29 de marzo, donde señala que los CDR “son el germen de la kale borroka (…) su función es el control de la población (…) al igual que en Cuba, Nicaragua o Venezuela, controlar la cuadra, quien entra, quién sale y quién habla (…) son elementos de información, también de agitación, so un mal germen” pidiendo actuar contra los CDR “con los recursos del Estado de Derecho porque además de agitar la calle, señalan personas, negocios y partidos (…)”. Precisamente esto es lo que está haciendo contra los CDR – contra esta expresión organizativa de respuesta del pueblo catalán contra la agresión fascista del Estado – este reaccionario del PSOE, el partido del terrorismo de estado y de la corrupción, del GAL, de la cal viva y de la condecoración de torturadores en Intxaurrondo.

Sin duda estos movimientos que están dando los lacayos de los monopolios, atienden a la táctica de criminalizar la respuesta del pueblo catalán para, por un lado, vestir el muñeco para mostrar la existencia de violencia en Cataluña a fin de justificar el falaz auto de procesamiento contra el independentismo catalán realizado por el Tribunal Supremo e influir internacionalmente para conseguir la extradición de Puigdemont, Ponsatí, Serret, Comín, Rovira y Gabriel y, por otro, para justificar la represión descarnada del Estado fascista español contra el pueblo catalán y la cacería que ya se está produciendo y que, sin duda, se multiplicará.

Y mientras el Estado español y sus esbirros arremeten contra el pueblo catalán y lo criminalizan, contra los CDR, contra nuestro legítimo derecho democrático a la autodeterminación y a nuestra defensa como pueblo, y como clase, no dudan en blanquear al fascismo, en mirar hacia otro lado o, directamente, silenciar el número cada vez mayor de agresiones realizadas por los fascistas en Cataluña.

En Cataluña lo que hoy está en juego no es la independencia, como falsamente señalan los fascistas a lo que hipócritamente se suma el oportunismo, la izquierda del sistema o falsa izquierda, mirando para otro lado y alineándose con los primeros; en Cataluña lo que hay en juego es el cerrarle el paso al fascismo, es frenar a un Estado fascista que somete a los pueblos y al proletariado, no sólo de nuestro país sino también del resto del estado español.

El desarrollo del capitalismo monopolista en España niega no sólo los derechos nacionales de Cataluña, o del País Vasco y Galicia, niega el desarrollo de la clase obrera, de los campesinos e incluso de capas de la burguesía. Nuestro pueblo está comprobando, en sus propias carnes, que el método que nos vendía la burguesía catalana para conquistar nuestra emancipación nacional, la democracia y la sonrisa para conquistar la independencia, no sólo no es el camino, sino que el Estado está arremetiendo contra el Govern de Catalunya como si hubiera efectuado una revolución, que precisamente no se hizo. Hoy nuestro pueblo piensa que es necesaria la independencia para conquistar la democracia, y en ello está organizándose por su cuenta, independentistas, demócratas, comunistas, etcétera, en los CDR. Nuestro Partido tiene el deber de estar, y está, en los CDRs, con la lucha de nuestro pueblo, para mostrarle que únicamente unidos y organizados desde la base, desde una posición clasista, proletaria, y dotándonos que el objetivo debe ser la lucha por el socialismo, que es la única vía por la que podremos ejercer con plenitud todos nuestros derechos democráticos, tanto nacionales como de clase. Es importante que los CDRs se extiendan por los máximos lugares de nuestro país, pero también que se extiendan y penetren en las fábricas, en los centros de trabajo, así como que se fortalezca la organización de los distintos CDRs, conformándose progresivamente el Frente Único del Pueblo de Cataluña.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores del estado español, a las organizaciones de izquierda honradas, y a aquéllas que se denominan revolucionarias a ir tejiendo poder popular, ir edificando un Frente Único del Pueblo que estreche lazos de solidaridad y de internacionalismo proletario con el pueblo de Cataluña, que se estrechen los lazos de solidaridad y lucha del proletariado del estado español y de las naciones que lo componen y conformemos un Frente Único de lucha por la independencia de nuestra clase de un sistema corrupto y un Estado que lo mantiene y que niega el futuro y nuestra dignidad como obreros y como pueblos. Lo que nos jugamos en Cataluña es derrotar al Estado fascista, el mismo que agrede a los obreros de Martorell, de la Zona Franca, de Sagunto, Madrid, Sevilla o Vigo.

¡EL FASCISMO NO PASARÁ, LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡POR EL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, POR EL SOCIALISMO!

 

Barcelona, 29 de marzo de 2018.

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)




Nuevo ataque contra la sanidad pública por parte de la Xunta

Desde siempre, la burguesía no ha tenido reparos en hacer negocio en cualquier campo que le ofrezca beneficios, independientemente del sufrimiento y las muertes que pueda provocar, dado que a esta sólo le importan las ganancias que pueda sacar. Uno de los sectores donde esto se hace más evidente es en la sanidad. Por ejemplo, en EEUU, país donde hasta el más mínimo detalle de la sanidad está convertido en negocio y donde un gran número de familias obreras se encuentran en la miseria fruto de la explotación y precarización más absolutas, no pueden permitirse acudir al médico a tratar sus dolencias o simplemente a hacerse un sencillo chequeo médico, llevando a unas condiciones de vida nefastas o a muertes prematuras que se podrían haber evitado.

En Europa, durante la Guerra Fría, los países del bloque capitalista se vieron obligados a conceder una serie de reformas a la clase obrera para intentar aparentar ser países más avanzados que la URSS y demás miembros del bloque socialista. Pero ante la caída de este bloque, la burguesía de estos países ya no necesita dar esta apariencia, y se ha dedicado a introducirse y rapiñar los sectores antes públicos, deshaciendo las reformas introducidas en el pasado y arrancándole a la clase obrera las concesiones dadas. Todo lo que se ha podido privatizar, se ha privatizado, y lo que no lo está ya por completo está en camino de convertirse por totalmente en un negocio más de la clase dominante.

Siguiendo esta tendencia, la Xunta de Galicia ha decidido privatizar servicios médicos del Complejo Hospitalario de A Coruña (CHUAC) por valor de 97,5 millones de euros. Esto incluye servicios sanitarios tan esenciales como la realización de diagnósticos, cirugías, los servicios de rehabilitación o la adquisición de sangre para transfusiones y materiales para la fabricación de prótesis, entre otros. Esto se suma al proceso de privatización que ya comenzó en 2009 el gobierno del PP de Feijóo en la Xunta, como institución agilizadora de las cuestiones de la burguesía, incluyendo una reforma de la ley sanitaria gallega que disminuye el número de áreas sanitarias de Galicia para facilitar la privatización de las mismas, y una serie de contratos con empresas privadas que les permiten manejar a su gusto la sanidad, como el último contrato con una empresa fabricante de equipos cardiológicos que le permite administrar el área de cardiología de tres hospitales gallegos, entre ellos el CHUAC, como a los empresarios les plazca, utilizando a personal de los mismos en ese servicio. Todas estas privatizaciones se traducen en más problemas para los trabajadores, los cuáles ven como los servicios públicos son cada vez más precarios e ineficientes, y se ven obligados a emplear sus ya de por sí escasos recursos en pagar una atención privada.

El Partido Comunista Obrero Español denuncia el saqueo y la destrucción de la sanidad que realiza la burguesía para su beneficio mientras lo camufla tras la apariencia de realizarlo por el bien común y de la economía. La única manera de alcanzar una sanidad plena y para todos los trabajadores es mediante la organización de todos los trabajadores en el Frente Único del Pueblo, la destrucción de este sistema injusto y la instauración del Socialismo que acabará con la explotación del hombre por el hombre, raíz de todas las injusticias del mundo.

¡Socialismo o Barbarie!

Célula del PCOE en Coruña

 

Novo ataque contra a sanidade pública por parte da Xunta

Desde sempre, a burguesía non tivo reparos en facer negocio en calquera campo que lle ofreza beneficios, independentemente do sufrimento e mortes que poida provocar, dado que a esta só lle importan as ganancias que poida sacar. Un dos sectores onde isto faise máis evidente é na sanidade. Por exemplo, en EEUU, país onde ata o máis mínimo detalle da sanidade está convertido en negocio e onde un gran número de familias obreiras atópanse na miseria froito da explotación e precarización máis absolutas non poden permitirse acudir ao médico para tratar as súas doenzas ou simplemente a facerse un sinxelo recoñecemento médico, levando a unhas condicións de vida nefastas ou a mortes prematuras que se poderían evitar.

En Europa, durante a Guerra Fría, os países do bloque capitalista víronse obrigados a conceder unha serie de reformas á clase obreira para tentar aparentar ser países máis avanzados que a URSS e demais membros do bloque socialista. Pero ante a caída deste bloque, a burguesía destes países xa non necesita dar esta aparencia, e dedicouse a introducirse e rapiñar os sectores antes públicos, desfacendo as reformas introducidas no pasado e arrincándolle á clase obreira as concesións dadas. Todo o que se puido privatizouse, e o que non o está xa por completo está en camiño de converterse por completo nun negocio máis da clase dominante.

Seguindo esta tendencia, a Xunta de Galicia decidiu privatizar servizos médicos do Complexo Hospitalario da Coruña (CHUAC) polo valor de 97,5 millóns de euros. Isto inclúe servizos sanitarios tan esenciais como a realización de diagnósticos, cirurxías, os servizos de rehabilitación ou a adquisición de sangue para transfusións e materiais para a fabricación de prótese, entre outros. Isto súmase xa ao proceso de privatización que comezou en 2009 o goberno do PP de Feijóo na Xunta, como institución agilizadora das cuestións da burguesía, incluíndo unha reforma da lei sanitaria galega que diminúe o número de áreas sanitarias de Galicia para facilitar a privatización das mesmas, e unha serie de contratos con empresas privadas que lles permiten manexar ao seu gusto a sanidade, como o último contrato cunha empresa fabricante de equipos cardiolóxicos que lle permite administrar a área de cardioloxía de tres hospitais galegos, entre eles o CHUAC, como aos empresarios lles plazca, utilizando a persoal dos mesmos nese servizo. Todas estas privatizacións tradúcense en máis problemas para os traballadores, os cales ven como os servizos públicos son cada vez máis precarios e ineficientes, e vense obrigados a empregar os seus xa de seu escasos recursos en pagar unha atención privada.

O Partido Comunista Obreiro Español denuncia o saqueo e a destrución da sanidade que realiza a burguesía para o seu beneficio mentres o camufla tras a aparencia de realizalo polo ben común e da economía. A única maneira de alcanzar unha sanidade plena e para todos os traballadores en mediante a organización de todos os traballadores na Fronte Única do Pobo, a destrución deste sistema inxusto e a instauración do Socialismo que acabará coa explotación do home co home, raíz de todas as inxustizas do mundo.

Socialismo ou Barbarie!

Célula do PCOE en Coruña