Terrorismo patronal en Murcia

image_pdfimage_print

Un obrero de tan solo 24 años falleció el pasado lunes mientras trabajaba como jardinero en Mazarrón a causa de un golpe de calor. La víctima cayó al suelo inconsciente sobre las 13.00h y fueron sus propios compañeros de trabajo quienes alertaron a los servicios de emergencias, los cuales no pudieron evitar la tragedia. A esa hora, la temperatura era de 33 grados.

Por desgracia, esto no es un caso aislado. Si revisamos los datos del terrorismo patronal podemos comprobar como en la última década han muerto más de 6000 trabajadores en sus puestos de trabajo, a causa del empeoramiento de las condiciones laborales como consecuencia de las sucesivas reformas laborales emprendidas por PSOE, PP y Sumar, que han traído consigo un aumento de las muertes en el trabajo.

Año 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021 2022
Muertes 447 580 608 607 496 652 695 780 705 826

Todas estas muertes son producto de unas condiciones laborales explotadoras y esclavistas, que no tienen otro objetivo que extraer el máximo valor de los trabajadores para beneficiar a una minoría parasitaria y burguesa. Los más de 6000 muertos a causa del terrorismo patronal en la última década no abren los informativos, no ocupan la primera plana de los periódicos y no forman parte de los debates parlamentarios como sí sucede con los 850 muertos de ETA – que utiliza la derecha para demonizar a la tibia socialdemocracia que ha ocupado el gobierno en coalición con el PSOE.

No son golpes de calor. No es el cambio climático. Los asesinos de los obreros son los empresarios y estas cifras son la constatación de las contradicciones de clase existentes en la sociedad capitalista, donde la seguridad de los trabajadores es menos importante que las lógicas de acumulación de capital, donde las condiciones laborales son cada día peores y más explotadoras. Es la barbarie del capitalismo.

A los empresarios no les importa la seguridad de los trabajadores, pues su única preocupación pasa por aumentar sus beneficios y su poder a cambio de la explotación y miseria de la clase obrera, que muere sin consecuencias bajo el yugo de la burguesía y su criminal sistema capitalista. Nuestra salud y nuestras vidas carecen de importancia para la burguesía, pues en la esencia del sistema capitalista está el desecharnos individualmente para seguir explotando sin piedad a la enorme masa de desposeídos que tienen que vender su fuerza de trabajo para poder subsistir.

La lucha de clases sigue vigente y la única forma de acabar con la violencia y miseria extrema que sufrimos los trabajadores pasa por acabar con este sistema criminal por medio de la revolución socialista y la dictadura del proletariado. El único lastre para los trabajadores del mundo es la burguesía y el imperialismo, que condena a la clase obrera a la explotación, opresión, miseria, guerra, fascismo y muerte.

Hoy, como ayer, la clase obrera sigue siendo la más numerosa, revolucionaria y la mayor creadora de riquezas de las clases que coexisten. El oportunismo, que se expresa hoy en la coalición Sumar, renuncia abiertamente a la toma del poder político por parte del proletariado y no concibe otro marco de actuación que no se circunscriba al circo electoral de la dictadura de la burguesía y su Estado. Contrario a esto, el PCOE apuesta abiertamente por la Revolución como única forma de poner todo el potencial de la humanidad al servicio de la clase obrera, logrando así nuestra emancipación.

 

«La división de la sociedad en una reducida clase fabulosamente rica y una enorme clase de asalariados que no poseen nada, hace que esta sociedad se asfixie en su propia abundancia, mientras la gran mayoría de sus individuos apenas están garantizados, o no lo están en absoluto, contra la más extrema penuria. Con cada día que pasa, este estado de cosas va haciéndose más absurdo y más innecesario. Debe ser eliminado, y puede ser eliminado» – Friedrich Engels.

 

Murcia, 2 de agosto de 2023

COMITÉ REGIONAL DEL PCOE EN LA REGIÓN DE MURCIA

Comment ( 1 )

  1. El artículo aborda la trágica muerte de un joven trabajador en Mazarrón debido a un golpe de calor mientras trabajaba como jardinero. A partir de este incidente, el artículo presenta una serie de argumentos y conclusiones relacionados con las condiciones laborales, la seguridad de los trabajadores y la lucha de clases en el contexto del sistema capitalista. Aquí están las conclusiones que se pueden deducir del artículo:

    Condiciones laborales precarias: El artículo destaca que el fallecimiento del trabajador no es un caso aislado y se señala que las condiciones laborales en general son explotadoras y esclavistas. Se sugiere que los empresarios priorizan sus ganancias sobre la seguridad y el bienestar de los trabajadores.

    Aumento de muertes laborales: Se proporcionan estadísticas que muestran un aumento en el número de muertes en el trabajo en la última década, lo que se atribuye a las reformas laborales realizadas por diferentes gobiernos, incluyendo PSOE y PP. El artículo sugiere que este aumento en las muertes laborales no recibe la atención mediática o política que merece.

    Crítica al sistema capitalista: El artículo condena al sistema capitalista y a los empresarios por considerar la seguridad de los trabajadores como menos importante que la acumulación de capital. Se presenta al capitalismo como una “barbarie” que perpetúa la explotación y la miseria de la clase obrera.

    Lucha de clases y revolución socialista: El artículo argumenta que la única forma de poner fin a la explotación y la opresión de la clase obrera es a través de la revolución socialista y la dictadura del proletariado. Se subraya la importancia de la lucha de clases como un conflicto fundamental en la sociedad actual.

    Crítica al oportunismo electoral: El artículo critica a la coalición política Sumar y al oportunismo electoral, sugiriendo que renuncian a la toma del poder político por parte del proletariado en favor de participar en el sistema electoral existente, que considera una “dictadura de la burguesía.”

    Citas de Friedrich Engels: El artículo concluye con una cita de Friedrich Engels que aboga por la eliminación del sistema capitalista y la necesidad de un cambio radical en la sociedad.

    En resumen, el artículo presenta una visión crítica del sistema capitalista, enfocándose en las condiciones laborales precarias y el aumento de muertes en el trabajo, y aboga por la lucha de clases y la revolución socialista como soluciones para la explotación y la opresión de la clase obrera.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *