everis, Naturgy e IBM sellan una alianza para exprimir todavía más a los trabajadores con la colaboración de los sindicatos de la patronal

Desde la célula del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en everis Centers tenemos que advertir de la operación que desde 2018 viene urdiendo un oligopolio del sector eléctrico-gasístico como es Naturgy.

Conocemos por los medios de prensa del gran capital que aquel año 2018 Naturgy presentó ante sus inversores en Londres un gran Plan estratégico hasta 2022 por el que se comprometía a alcanzar un EBITDA de 5.000 millones, un beneficio neto de 1.800 millones de euros y elevar el dividendo un 59%. ¿Cómo lograría Naturgy cumplir con esas cifras? El Plan consistía en reducir 500 millones sus costes anuales. Para ello la burguesía dispone de múltiples instrumentos legales como son la externalización y la reestructuración de plantilla pactados a lo largo del postfranquismo con el gobierno de turno y los “grandes agentes sociales” CCOO y UGT, auténticos especialistas en hacer que las empresas puedan deshacerse de mano de obra asalariada sobrante llevándose comisiones de hasta un 10% por firmar EREs.

Son innumerables los casos en los que los empresarios utilizan mecanismos completamente legales –porque son ellos los que dictan las leyes a los gobiernos de turno– para que sus socios capitalistas pudieran obtener una mayor rentabilidad de sus recursos bajo la fórmula de la ejecución de miles de despidos de trabajadores, disponiendo para ello de la inestimable ayuda de sus sindicatos vasallos CCOO, UGT y USO, integrantes de la Confederación Sindical Mundial (CSI), estructura podrida hasta la médula que pretende presentar la cara amable de un Capitalismo que se encuentra moribundo y que solo los trabajadores guiados por su partido de vanguardia pueden tumbar para mandarlo al estercolero de la historia.

Así, hasta la fecha, un total de 4.600 trabajadores repartidos entre España, Italia, Colombia, Chile, Sudáfrica, Moldavia o Kenia han perdido sus puestos de trabajo en la era Reynés –presidente y CEO de la empresa-, vía salidas incentivadas y prejubilaciones, sumados a la reducción de plantilla correspondiente a las desinversiones, lo que significa un recorte del 30% en dos años y medio. A cierre de 2017, la empresa tenía más de 15.000 trabajadores para quedar en estos momentos en unos 9.900, lo que significa que Francisco Reynés ha amortizado uno de cada tres puestos de trabajo en Naturgy en poco más de dos años.

Por otra parte, Naturgy lanzó un concurso en 2019 a fin de externalizar la gestión de decenas de servicios no esenciales que le permitiría ir más rápido de lo anunciado en sus objetivos iniciales y ya en la presentación de resultados de ese año garantizó que en 2020 lograrían recortar esos 500 millones anuales, es decir, dos años antes de lo previsto. Eran tres las empresas que pujaban por llevarse ese megacontrato de externalización –IBM, Indra y everis– siendo el gigante azul el que finalmente se quedaría con el grueso de la golosa adjudicación aunque everis también pillaba cacho en el llamado proyecto Lean, por el que Naturgy creaba 4 filiales que el 1 de febrero de este año supondrá la salida de 700 trabajadores, hacia IBM (menos de 500) y everis (más de 200).

El 14 de enero de 2021 la prensa informaba de la penetración de Naturgy en el mercado estadounidense de las renovables con la compra de Candela Renewables, una firma de proyectos de solar y eólica con sede en San Francisco fundada por exempleados de First Solar y que tiene acuerdos con Apple y Microsoft. La operación supone el desembolso de 1800 millones de euros. En resumen, la doble fórmula de la externalización más la reestructuración de plantilla le generan a la multinacional de la mariposa naranja aquellos 1800 millones de euros de beneficios que prometió a sus inversores en Londres en 2018 y precisamente con 1800 millones consigue irrumpir en el mercado internacional.

No hay duda de que el Plan estratégico de Naturgy supone todo un éxito para la empresa y sus inversores. Mientras tanto, el “Plan estratégico” de los trabajadores es hasta ahora el de no organizarse, de no intervenir en política y quedar a merced de las decisiones de las empresas, de los gobiernos y de los sindicatos vendidos que, como hemos visto, quitan, ponen y mueven plantillas a su antojo rebajando e incluso destruyendo sus condiciones laborales para aumentar los beneficios de los capitalistas. Una sangría de bajas y despidos que ha tenido por testigos a sindicatos como UGT, que en Andalucía ha sido condenado por el Tribunal Supremo por usar ayudas de la Junta para indemnizar a los trabajadores despedidos al más puro estilo empresarial, sin olvidarnos de CCOO, USO y SIE que, una vez más, juntos están haciendo un teatrillo de guerra sindical teniendo como moneda de cambio los 300 trabajadores afectados por la prórroga de la suspensión temporal de empleo que Naturgy activó en septiembre de 2019 para frenar los recortes que la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) pretendía aplicar sobre las retribuciones que cobran las redes de distribución de gas, un negocio controlado en un 70% por esta empresa. Es más que chocante que, siendo supuestamente la CNMCel organismo que promueve y preserva el buen funcionamiento de todos los mercados en interés de los consumidores y de las empresas, público con personalidad jurídica propia, independiente del Gobierno y sometido al control parlamentario”, hubiera reculado suavizando su ‘hachazo’ a las gasistas hasta el 9,6%, frente al inicial 17,8% e incluso finalmente paralizándolo para partir de cero, aplazamiento que fue avalado en diciembre de 2019 por el “Gobierno más progresista de la historia de la democracia española” formado por la coalición de socialfascistas del PSOE y los “nuevos” socialdemócratas de UNIDAS PODEMOS a través de su original Ministerio para la Transición Ecológica.

Vemos con meridiana claridad que quien manda en el Capitalismo son los capitalistas, mientras que los Gobiernos (ya sean socialdemócratas, liberales o abiertamente fascistas), los organismos públicos “independientes”, los sindicatos corruptos… todos ellos están al ordeno y mando de los grandes dueños de los medios de producción como son los propietarios de everis, Naturgy o IBM.

La rotación de altos cargos entre el sector público y el sector privado adquiere en el caso de Naturgy una dimensión especial teniendo en nómina en las últimas décadas hasta 30 ilustres representantes de la política y la empresa, entre ellos dos expresidentes de Gobierno, cinco exministros, una excomisaria europea, un comandante de las Fuerzas Armadas y decenas de ex diputados, eurodiputados y secretarios de Estado, destacando Felipe González, Leopoldo Calvo-sotelo, Cristina Garmendia, Josu Jon Imaz, Nemesio Fernández Cuesta o Narcís Serra I Serra.

La trayectoria de la antigua Gas Natural Fenosa -una de las empresas más antiguas del lbex 35- y la presencia constante de representantes políticos tanto del franquismo como del periodo democrático-burgués es la constatación más clara de lo que ya en 1848 descubrió Carlos Marx: Hoy, el Poder público –es decir, el Estado– viene a ser, pura y simplemente, el Consejo de administración que rige los intereses colectivos de la clase burguesa. Buena fé de ello da la iniciativa llamada “Equipo País. Líderes para construir el futurocompuesta por 130 miembros de la gran burguesía, buitres sin escrúpulos de una absoluta bajeza moral como son Ana Patricia Botín (Banco Santander), Amancio Ortega (Inditex), Antonio Brufau (Repsol), Fernando Abril-Martorell (Indra), Juan Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Rafael del Pino (Ferrovial), Concepción Dancausa (Bankinter), Sol Daurella (Coca-Cola), José María Entrecanales (Acciona), Luis Gallego (Iberia), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), Pablo Isla (Inditex), Pilar López (Microsoft España), Marta Martínez (IBM España), Rafel Miranda (Acerinox), Francisco Reynes (Naturgy), Francisco José Riberas (Gestamp), Juan Roig (Mercadona), Juan Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) o Carlos Torres (BBVA). Este club Bilderberg a la española, no tiene reparo en mentir definiéndose como un “equipo sin ideología, al servicio de la sociedad y de los diferentes partidos, formado por personas que hayan demostrado su excelencia en la gestión, su capacidad de liderazgo y sus valores” y que se constituye para ayudar al Gobierno a salir de la crisis, pero sería de inocentes no pensar que su verdadero objetivo son los “fondos de recuperación” de 140.000 millones de euros de un total de 750.000 millones de euros que la Unión Europea acordó destinar a la gestión de la crisis de la COVID-19 en julio de 2020 mediante una operación que Pedro Sánchez calificaba como una de las páginas más brillantes de la historia de la Unión Europea. Pero mientras “los mejores líderes y gestores de la sociedad civil española” se afanan en hacer creer que su objetivo es “apoyar al sector público en la reconstrucción de España”, la realidad material del pueblo trabajador es bien distinta: el 13 de enero se sabía del primer muerto por frío en la Cañada Real de Madrid donde se congelan más de 4.000 personas, entre ellos 1.800 niños porque Naturgy –cuyo presidente casualmente integra Equipo Paísno devuelve la luz a sus casas.

Los trabajadores sólo nos tenemos a nosotros mismos. Por eso, desde la célula del PCOE en everis Centers hacemos un llamamiento a los 200 trabajadores de Naturgy que en febrero de este año serán externalizados pasando a nómina de everis, a los 700 que pasan a IBM, a los que 300 de Nedgia que entraron en el ERTE, etc.  para que desde ya contacten con nosotros y nos unamos en base a la unidad, la organización y la solidaridad desde una perspectiva de clase, que es el más potente instrumento que tenemos para construir una sociedad donde nuestros derechos estén garantizados. A su vez, instamos a las distintas organizaciones hechas por y para trabajadores a sumarse a la lucha organizada para derrocar a los oligarcas que no tienen escrúpulos en jugar con nuestros puestos de trabajo, con nuestras condiciones de trabajo y con nuestras mismas vidas.

 

¡Por la unidad de la clase obrera contra el Capitalismo y hacia el Socialismo!

Célula Jorge Dimitrov del Partido Comunista Obrero Español

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *