1

Por la unidad de la clase obrera. Con los obreros sevillanos

Hace semanas que los vecinos de los barrios obreros de la ciudad de Sevilla están movilizándose contra los cortes de luz a los que ENDESA los lleva sometiendo años.

Esta movilización contra los cortes de luz y la reivindicación del restablecimiento permanente del fluido eléctrico no sólo ha significado la realización de múltiples manifestaciones contra ENDESA, sino que ha llevado a la ocupación por parte de los vecinos de centros cívicos, por el momento, de los barrios de Bellavista, Torreblanca y Su Eminencia.

Los vecinos de los barrios obreros de Sevilla comprueban no sólo cómo las empresas comercializadoras de electricidad les roban en el recibo eléctrico, sino que, además, les cortan la electricidad de manera periódica, lo que hace que se les estropeen los alimentos, que personas mayores que requieren respiradores tengan que ingresar en hospitales ante el riesgo que supone para sus vidas el corte del suministro, que se averíen los electrodomésticos, por no hablar del riesgo para la salud de los vecinos en meses como los del verano donde las temperaturas se elevan por encima de los 40 grados centígrados. Y todo ello sucede en los barrios más humildes, donde menos ingresos y más paro hay en la ciudad.

Pero esto que ocurre en la ciudad de Sevilla no es en absoluto nuevo. En los EEUU, en ciudades como Nueva York, cuando se produjo la ola de calor en 2019, la empresa suministradora de electricidad cortó intencionadamente la energía a 33.000 residentes en barrios obreros donde predominantemente viven personas negras y latinas como son, por ejemplo, Carnasie o Flatlands. El motivo de ese corte intencional de la energía eléctrica no era otro que “proteger la integridad del sistema eléctrico”, esto es, cortar la luz a los barrios obreros para que los barrios donde vive la burguesía tengan garantizada la electricidad. Este modus operandi de las empresas comercializadoras y distribuidoras de electricidad de cortar el fluido eléctrico a los barrios obreros para garantizar el suministro a las grandes superficies comerciales y a los barrios donde residen los ricos que, por ejemplo, utilizan las empresas eléctricas en los EEUU, es el que está empleando ENDESA en la ciudad de Sevilla.

En Nueva York la población negra es el 22% del conjunto de la sociedad. Sin embargo, en las olas de calor, la población negra aporta el 50% de las muertes por dicho motivo. En el Estado español este mes de julio han repuntado las cifras de mortalidad con referencia a otros años anteriores, incluidos los de la pandemia de COVID. Concretamente, el repunte se establece en un 25% más de defunciones. Y, más aún, donde el incremento de mortalidad en el mes de julio ha sido mayor es en Extremadura – con un 42% más de defunciones – y Andalucía con un 40% más de mortalidad, curiosamente las zonas del Estado español donde las olas de calor azotan con mayor ferocidad.

Cortes de luz que atienden a una cuestión de clase, muertes como consecuencia del calor que, si bien no está desglosada por barrios, sin duda afectan a los barrios obreros que son a los que se les niega el fluido eléctrico y, consecuentemente, el acceso al aire acondicionado, y que son los que ponen los muertos. Y mientras los políticos del capital miran hacia otro lado y no investigan las casi 11.000 muertes extraordinarias que se han producido en julio de 2022, no dudan en salir en defensa de ENDESA acusando a los vecinos de los barrios obreros de engancharse ilegalmente a la red eléctrica al objeto de plantar marihuana, esto es de convertir sus pisos en narcopisos, como dijeron los lacayos reaccionarios de las eléctricas del gobierno andaluz como Antonio Sanz o el Consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, que hizo de portavoz de ENDESA señalando  que “al menos el 85% de los cortes tiene que ver con enganches (ilegales), con el uso fraudulento de la red”.

Desde los gobiernos de Felipe González, que inició la privatización de ENDESA, se dieron miles de millones de las antiguas pesetas para inversión y verificaciones de las derivaciones y del sistema de electricidad que no se realizaron; dineros que realmente fueron a engrosar las cuentas del monopolio eléctrico sin que ésta cumpliera absolutamente nada de la contraprestación. Ni que decir tiene que los gobiernos del PSOE primero y después del PP, jamás exigieron cuentas a ENDESA. En el primer gobierno de Aznar se aprobaron los Costes de Transición a la Competencia (CTC) por el que, en 10 años, se le dieron por parte del Estado a las empresas eléctricas 3.588 millones de euros por este concepto. De hecho la organización ecologista Greenpeace en 2018 denunció que el Estado regaló 18.000 millones de euros entre 1998 y 2018 a las eléctricas en el recibo de la luz.

Como se puede contemplar, todo ese dinero de los trabajadores, esos miles de millones de euros, los monopolios eléctricos se lo han embolsado mientras el sistema eléctrico cada día se erosiona más, tomando la determinación estas eléctricas de cortar la luz a los barrios obreros para que los ricos no tengan problema alguno en la satisfacción de sus necesidades eléctricas.

Esto es el sistema capitalista, expolio al pueblo trabajador y miseria para la clase obrera. Mientras los barrios obreros de las ciudades, como por ejemplo Sevilla, sufren la pobreza energética en toda su rigurosidad y ponen los muertos por la falta de fluido eléctrico, mientras la luz se convierte en un artículo de lujo, los resultados económicos de las empresas eléctricas rompen sus récords año tras año. Y los políticos del Capital, ya sean del partido burgués que sean, no dudan en entregar dineros públicos a las eléctricas, en establecer leyes para garantizar que sus dividendos sean suculentos, siendo sabedores que cuando terminen su actividad política terminarán, con toda probabilidad, en un consejo de administración de empresas energéticas  como pasó con Felipe González, José María Aznar, Pedro Solbes, Elena Salgado, Luis de Guindos, Pio Cabanillas, Rodolfo Martín Villa, Ángel Acebes, Miquel Roca y un largo etcétera.

Los lacayos del gobierno andaluz no han dudado en arremeter desde sus poltronas contra los vecinos, en satanizar y condenar a las víctimas del expolio de las eléctricas – los barrios obreros de Sevilla – para salvaguardar los intereses de sus amos, como ENDESA, a la que le hacen el trabajo sucio los lacayos del capital desde los despachos de la Junta mientras que en la calle se lo hacen sus perros fascistas que no dudan en quemar las pancartas de los vecinos de Bellavista como denunció la Plataforma Vecinal Cerro Amate en su red social:

El Partido Comunista Obrero Español apoya la justa lucha de los vecinos de Cerro Amate, Bellavista, Torreblanca y demás barrios de Sevilla y hacemos un llamamiento al conjunto de la clase obrera hispalense a sumarse a la lucha, a exigir a las asociaciones de vecinos de la ciudad de Sevilla a que se activen como instrumento de lucha y de poder de la clase obrera en sus barrios, de solidaridad entre los obreros de los diferentes barrios. A su vez, hacemos un llamamiento a los comités de empresas y a los sindicatos de clase a llevar la lucha de los barrios a los centros de trabajo y, a la par, hacer partícipes a los barrios de los problemas que se dan en los centros de trabajo.  En definitiva, llamamos a todos los sectores que componen la clase obrera a unirse y a constituir asambleas populares en todos los barrios, donde se fusionen la lucha de los barrios, de los centros de trabajo, de los jubilados, de la juventud obrera y demás sectores del proletariado unificando todas las luchas en una única lucha de clase contra el sistema capitalista y las instituciones burguesas causantes de los problemas que azotan a la clase trabajadora hispalense y de todo el país, para construir nuestros instrumentos de lucha, nuestros instrumentos de poder obrero y podamos derribar el capitalismo y construir el socialismo que es lo único que puede sacar a la clase obrera de la situación de oprobio y miseria a la que nos condenan los capitalistas y su Estado.

 

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE LOS ÓRGANOS DE PODER DE LA CLASE OBRERA!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO!

 

Sevilla, 15 de agosto de 2022

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.) EN SEVILLA