Plan España 2050: Podredumbre capitalista en su máximo esplendor

El 20 de mayo de 2021 el presidente del “gobierno más progresista de la historia”, Pedro Sánchez, presentó el plan España 2050, traducido a lenguaje corriente, una guía de lo que con la podredumbre capitalista aguarda para la clase obrera, y lo que se nos viene encima no es nada prometedor sino mayor explotación y miseria.

Pretenden destruir la ya difícil vida y de muy escasa calidad de la clase obrera liquidando completamente el derecho a la vivienda (que ya hoy es quimérico), a pesar de que sigue habiendo viviendas vacías; limitar el uso del avión con un impuesto (lo cual abre las puertas a otras restricciones futuras) a pesar de que los multimillonarios usan los aviones privados de forma frecuente cuanto menos; gravar aún más impuestos a los vehículos de combustión según lo que puedan contaminar, perjudicando a la clase obrera que no puede permitirse vehículos más nuevos y menos contaminantes; aumentar las pensiones privadas lo cual solo beneficia a los burgueses que pueden permitirse vivir de la plusvalía de sobra y que manda a los trabajadores en la vejez a la basura, eliminando ‘de facto’ el derecho a la jubilación, cuyas prestaciones cada día son más miserables como consecuencia del desarrollo del capitalismo y sus políticas, por las que se produce una transferencia de riqueza desde la clase obrera a la burguesía; promover entre jóvenes y jubilados el llamado ‘cohousing’ o cómo jugar con las vidas de la clase obrera y saquear a jóvenes y mayores a través de desregularizar aún más el alquiler para alimentar a las bestias especuladoras como Blackstone, que roban y tragan dinero sin parar para quedarse todo en el limbo especulativo que es la Bolsa, para llevar beneficios a la gran burguesía financiera; ofrecer más vivienda pública para ‘sanear’ unas cuentas de un Estado totalmente quebrado; crear más falsos autónomos, ‘freelancers’, mediante la uberización del mundo del trabajo precarizando más las condiciones laborales de la clase obrera, la cual es sobreexplotada como fórmula para que los burgueses traten de obtener más plusvalía y, de paso, impedir la construcción de organización de los trabajadores en los centros de trabajo.

Todas estas medidas previstas demuestran que el futuro no está en el capitalismo de ningún rostro, ni el amable en forma de PODEMOS-PCE-IU ni en los abiertamente fascistas como PP-PSOE-VOX. Todas estas medidas, muchas de ellas en nombre de la ecología, sólo están hechas para poder continuar explotando a la clase obrera de forma cada vez más salvaje y continuar concentrando en cada vez menos manos los medios de producción. Solo el socialismo y el comunismo pueden salvar el planeta pues concibe al hombre como parte de esa naturaleza y, por consiguiente, no se coloca por encima de ella sino como una parte integrante de la misma, estableciendo una relación no de explotación inmisericorde de la naturaleza sino armonizando el desarrollo humano con el sostenimiento de la naturaleza y la vida en el planeta. Hoy los monopolios, los grandes capitalistas, emiten más del 70% de los gases contaminantes, ubicando los intereses crematísticos de la oligarquía por encima de la vida en el planeta, demostrándose con nitidez que el capitalismo sobrevive a costa de liquidar las fuentes más importantes de donde obtiene la riqueza: El ser humano y la naturaleza. Para que el ser humano pueda vivir, para que continúe la vida en el planeta, el capitalismo debe morir.

El Gobierno “más progresista de la historia” no sólo está manteniendo todas las políticas realizadas por los fascistas y corruptos que lo precedieron, sino que está acreditando que es exactamente la misma marioneta de los monopolios europeos que el gobierno podrido de Rajoy, mostrando inequívocamente a la clase obrera que la única posibilidad de transformación y de cambio hacia el progreso social pasa por la liquidación del imperialismo, por la toma del poder político y económico por la clase obrera, por construir el socialismo.

 

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

 

Comité Nacional del PCOE en Euskadi

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *