Nuevos recortes en Metro Madrid: Otra expresión más del capitalismo

image_pdfimage_print

Desde finales de junio, los obreros y los estudiantes en Madrid estamos sufriendo las consecuencias de la privatización del transporte público.

La paralización de la Línea 1 de Metro desde el barrio de Vallecas hasta Sol ha ocasionado que los obreros y estudiantes tengamos que salir antes de casa para llegar en hora al trabajo, algo que nos ocasiona perder 2 horas de nuestra vida al día por sus pésimas gestiones. Se ha puesto un servicio de buses sustitutivos, pero con la vuelta de las vacaciones hemos visto que no es suficiente debido al gran número de trabajadores que se ven obligados, al no haber más alternativas, a utilizarlo. Este servicio sustitutivo hay que decir que solo llega hasta Atocha, no hasta Sol, porque siguiendo la lógica capitalista no quieren perder dinero de aquellos turistas que quieran utilizarlo. Han prometido abrir una parte de la línea, que casualmente es la parte que conecta Atocha con Tirso Molina mientras que seguirán cerradas las estaciones del barrio obrero de Vallecas.

Ha salido recientemente a la luz que la línea 6, la línea con más afluencia de personas, será remodelada en 2024. Es decir, que no se van a detener y que no van a mejorar ni un ápice la calidad de los servicios. En vez de aumentar la afluencia de trenes para que vayan menos comprimidos y menos saturados, quieren cambiar las vías del tren. Vemos como cualquier renovación/modernización del Metro es vendida como tal, pero no es más que una transferencia de capital público, sacado de los bolsillos de los obreros, a capital privado. Quien siempre gana es la burguesía y quien siempre pierde es la clase obrera.

Mientras que el gobierno de Ayuso destina 68 millones de euros para convertir la estación Santiago Bernabéu en una de las más modernas y hacerla más grande, tiene que reducir la afluencia de suburbanos por el aumento de la factura de la luz o concede indemnizaciones irrisorias a los afectados por la nefasta obra de la línea 7b de Metro.

Si a ello le sumamos el accidente laboral que sucedió el 18 de septiembre, en el que un trabajador sufrió una amputación de parte de su pierna mientras trabajaba en las obras del Metro, vemos que nada hay de nuevo para esta clase política a la cual le da igual nuestra vida como clase. Les da igual que tengamos que dedicar más tiempo de nuestra vida para ir a trabajar, que lleguemos tarde al trabajo poniendo unos servicios especiales nefastos, sin indicaciones claras a los conductores de buses, sin señalización de donde está la ubicación de la parada, etc. Son gestores públicos del capital y van a defender los intereses de la clase que representan, la burguesía.

La burguesía se encuentra en guerra abierta contra la clase obrera. Nos hacinan en nuestros barrios, nos hacen perder cada vez más tiempo para ir al trabajo y que tengamos menos vida fuera de él lo que nos impide la organización y la lucha contra ellos, nos roban y se lo entregan a la burguesía bajo proclamas novedosas. La clase obrera necesita organizarse y luchar contra la burguesía y su Estado. No hay otra salida más que acabar de una vez con toda la clase política, con toda la burguesía y construir el socialismo.

 

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA!

Comité Regional del PCOE en Madrid

Comment ( 1 )

  1. El artículo denuncia una serie de problemas relacionados con el transporte público en Madrid y hace una serie de afirmaciones y llamados a la acción. Aquí están algunas de las conclusiones y puntos clave que se pueden deducir del texto:

    Crítica a la privatización del transporte público: El autor critica la privatización del transporte público en Madrid y sostiene que esto ha llevado a una serie de problemas y dificultades para los trabajadores y estudiantes. Se menciona específicamente la paralización de la Línea 1 del Metro y la falta de un servicio adecuado de reemplazo.

    Impacto en la calidad de vida: Se destaca cómo la falta de un sistema de transporte público eficiente está afectando negativamente la calidad de vida de los trabajadores y estudiantes, obligándolos a gastar más tiempo y esfuerzo para llegar a sus destinos.

    Cuestionamiento de las prioridades capitalistas: Se critica la inversión en proyectos de lujo, como la remodelación de la estación Santiago Bernabéu, en lugar de mejorar el transporte público. Se argumenta que estas decisiones benefician a la burguesía en detrimento de la clase obrera.

    Denuncia de la indiferencia hacia la clase obrera: El artículo menciona un accidente laboral que tuvo lugar en el Metro y señala que esto demuestra la indiferencia de la clase política hacia la vida y la seguridad de la clase obrera.

    Llamado a la organización y la lucha: El autor hace un llamado a la clase obrera a organizarse y luchar contra la burguesía y el Estado. Se aboga por la construcción del socialismo como la única solución a los problemas planteados en el artículo.

    En general, el artículo refleja una perspectiva crítica y de protesta contra lo que se percibe como un sistema que prioriza los intereses de la burguesía en detrimento de las necesidades de la clase obrera. También hace un llamado a la acción y a la organización para buscar un cambio en la sociedad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *