1

Las malas condiciones de los trabajadores del campo se cobran una nueva vida

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) no hemos cesado de denunciar las malas condiciones de los trabajadores del campo, destacando la de aquellos que son inmigrantes, pues son el eslabón más débil en el sistema de explotación capitalista.

Esta vez, se han cobrado la vida de un trabajador migrante de 27 años, llamado Mohamed, natural de Marruecos, en la localidad de Lepe (Huelva) a causa de un incendio producido en la chabola donde malvivía junto a otros cinco trabajadores. Una noticia que apenas ha trascendido en los medios de comunicación, pues la vida de los que conforman la clase obrera no interesa.

La situación de los trabajadores migrantes de Lepe ha sido denunciada incluso por un relator de la ONU, Philip Alston, en febrero del 2020 , cuando dijo “los inmigrantes con los que hablé en Lepe y en las afueras de Huelva viven en chabolas y no tienen ni agua, ni electricidad, ni alcantarillado; viven en condiciones precarias, en las que en cualquier momento hay un incendio, se duchan al aire libre y algunos llevan más de cinco años allí, se deben mejorar esas condiciones. La industria de la fresa mueve más de 500 millones de euros y las grandes empresas deben preguntarse cómo esto sigue así y tomar medidas para mejorar esas condiciones.

Comprobamos que, pese a que hace más de dos años que se realizó esta denuncia, las condiciones no han mejorado en absoluto, sino que siguen igual que antes, hasta el punto de que ya se han cobrado una vida. Y pese a las altas ganancias del sector, los terratenientes y dueños de las empresas agrícolas seguirán sin mover un dedo, al igual que la Administración Pública, que beneficia con sus leyes a los explotadores en detrimento de los explotados. Ya la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía denunció la “flagrante dejación de funciones” de la Administración frente a este problema, instando a dar una solución definitiva para estos trabajadores.

 

Según una noticia que se hico eco de esta tragedia, alrededor de 2.000 inmigrantes trabajan en el campo en la localidad de Lepe, los cuales viven en chabolas, quedando estos expuestos a las inclemencias meteorológicas, quedando inservibles estas viviendas- si es que se pueden denominar así-y a incendios, habiendo producido estos la destrucción de 50 chabolas en octubre del 2021.

Observamos, pues, que estas denuncias quedan en saco roto, sean de organizaciones pro-DDHH o de la propia ONU, ya que la Administración Pública, como en todo estado capitalista, está al servicio de los explotadores, a los cuales lo único que les preocupa de los trabajadores que tienen bajo su mando es la plusvalía que extraen de ellos a través de su trabajo.

A la clase trabajadora sólo le queda la propia organización en el Frente Único del Pueblo (FUP) que una todas las luchas sociales (campesinas, obreras, estudiantiles, jubilados, etc) que destruya la dictadura del capital en la que estamos envueltos, en pos de la construcción del socialismo. Así mismo, el PCOE defiende una Reforma Agraria Antilatifundista y Antimonopolista, fuera de la Unión Europea, pues es evidente que bajo el actual sistema de explotación no vamos a lograr el fin de nuestros males.

Por otro lado, mandamos nuestras condolencias a los familiares y amigos de nuestro hermano de clase fallecido en el incendio.

 

¡POR LA REFORMA AGRARIA!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Córdoba, 26 de abril de 2022

COMITÉ REGIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E) EN ANDALUCÍA