Del andalucismo a la “gran alianza”

La nueva socialdemocracia representada por los “anticapitalistas” andaluces busca su nueva cuota de poder en el parlamentarismo burgués apostando ahora por el “andalucismo”. Tratan así, justifican, de equipararse al resto de nacionalismos del Estados español. Nacionalismos, que aun encajando más que en Andalucía con el grado de desarrollo de sus respectivas burguesías, están siendo incapaces de superar el régimen impuesto por el Estado fascista español, llegando incluso a pactar con él, como es el caso de las fuerzas nacionalistas que han apoyado la investidura del gobierno anti-obrero de Pedro Sánchez.

Pero es que el nacionalismo de estos oportunistas es además insolidario con el resto de nacionalismos, pues niega el derecho de autodeterminación de las naciones al aceptar sólo referéndums pactados con el Estado fascista español.

Dicen los “anticapitalistas” que quieren construir un “sujeto propio andaluz”, pero como cualquier nacionalismo esto lleva a la conciliación, o alianza, entre clases enemigas, negando a la clase obrera que sea independiente políticamente. El oportunismo, de una u otra manera, lleva siempre a pactar con la burguesía local o estatal.

Esto se demuestra en la práctica viendo como el PP abraza también el andalucismo. El pasado 14 de febrero Elías Bendondo, portavoz de la Junta de Andalucía, presumía de que el gobierno de PP-Cs-Vox era el más andalucista de la historia.

Esta conciliación de clases se ha plasmado a su vez en la “gran alianza” por Andalucía que ha propuesto el jefe del gobierno PP-Cs-Vox, Juan Manuel Moreno, a todo el arco parlamentario.

Esa gran alianza implica un programa de “recuperación económica y social” que ha sido visto con buenos ojos por todas las fuerzas políticas parlamentarias, de izquierda a derecha, mostrando una vez más cuán poco diferentes son el fondo. Pues ¿cómo podrá ser la “recuperación económica y social” planteada por los representantes directos de los empresarios, banqueros y terratenientes si no para beneficiarlos a ellos una vez más, como ya han demostrado con sus últimos decretos aprobados con nocturnidad y alevosía?

Se gestan, por tanto, también en Andalucía, otros Pactos de la Moncloa que llevarán a una nueva traición a la clase obrera que no tiene otra que construir su propio camino levantando su propia democracia y tomando el control de la producción a través de un Frente Único del Pueblo para librarse de vividores y oportunistas que viven a su costa.

 

Quitemos a los oportunistas de nuestro camino

Con el enemigo de clase no hay acuerdo posible

O ellos o nosotros

Por el Frente Único del Pueblo

Por el Socialismo

 

Comité Regional del P.C.O.E. en Andalucía

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *