Contra la equidistancia entre víctimas y verdugos

image_pdfimage_print

Desde el Partido Comunista Obrero Español (PCOE) rechazamos la orden de arresto de la Corte Penal Internacional emitida el pasado día 20 de mayo debido a que el fiscal Karim Ahmad Khan evidencia una postura equidistante entre víctimas y verdugos, entre la resistencia palestina y auténticos genocidas.

Es ciertamente preocupante que un organismo supuestamente encargado de velar contra los crímenes de lesa humanidad y los crímenes de guerra tome como punto de partida la inundación de Al-Aqsa del pasado 7 de octubre. Como bien sabemos, la semana pasada se cumplieron 76 años de la nakba a causa del Plan de Partición territorial que provocó que los palestinos, aunque constituían el 70% de la población total del territorio, quedasen recluidos en el 43% del espacio, mientras que los sionistas recibieron el 56% del territorio pese a que la población judía apenas representaba el 30%. Un proceso que provocó la expulsión de más de 700.000 palestinos de sus hogares, obligados a huir a países vecinos e instalarse en campos de refugiados.

No cabe ninguna duda que poner en el mismo plano moral a Netanyahu y a los miembros de Hamás tiene como fin último propagar la consideración como terroristas a los mártires de la resistencia palestina, es decir, implica abrazar la propaganda sionista.

La orden emitida demuestra, además, una concepción completamente metafísica de las relaciones internacionales al considerar a Benjamín Netanhayu y Yoav Gallant como los únicos responsables de los crímenes de guerra perpetrados por Israel. Los más de 40.000 mártires asesinados, 80.000 heridos, 2.000.000 de desplazados de manera forzosa, así como los bombardeos indiscriminados y continuos sobre hogares, hospitales, escuelas y otras estructuras no militares en los territorios palestinos ocupados responden al carácter imperialista y fascista del estado israelí, en cuya esencia está acabar por completo con el pueblo palestino. Es por ello que desde el PCOE defendemos la creación de un único estado palestino independiente y socialista con capital en Jerusalén, y señalamos que la solución de los dos estados es completamente idealista, además de otorgar legitimidad a un ente completamente genocida que impone su dominio a sangre y fuego.

Como ya sucedió en los años previos a la II Guerra Mundial, los inoperantes organismos internacionales, los comités de no-intervención y quienes aplican una política conciliadora con las fuerzas fascistas, terminan por alimentar a las fuerzas de la reacción internacional. Los crímenes no han sido cometidos únicamente por Netanyahu y Gallant, sino que sus acciones criminales y genocidas tienen como origen el sistema capitalista en su fase imperialista, en el deseo de los explotadores de conseguir un nuevo reparto de un mundo ya repartido, acabando para ello con la resistencia de los pueblos y criminalizando su legítima resistencia y lucha armada.

Es necesario, por otra parte, denunciar que la burguesía imperialista estadounidense y europea se ha enriquecido vendiendo armas y material militar al ente sionista, mostrándose plenamente de acuerdo con los crímenes de lesa humanidad cometidos. Por tanto, si se ordena detener a Netanyahu y Gallant, es más que coherente buscar el arresto y condena internacional de líderes como Joe Biden, Olaf Scholz, Giorgia Meloni, Emmanuel Macron, Javier Milei y Rishi Sunak, entre otros.

El asedio completo que vive el pueblo palestino es un paso más en el plan de conquista israelí, no una reacción a los ataques realizados por la resistencia palestina del pasado 7 de octubre, como nos quieren hacer creer los medios de comunicación al servicio del imperialismo, ya que la barbarie y la guerra se abalanzaron sobre el pueblo palestino en 1948.

La lucha comunista va más allá de exigir el fin del comercio de armas y las relaciones bilaterales entre nuestra burguesía y el estado de Israel, o de aceptar las equidistantes órdenes de la Corte Penal Internacional. El movimiento comunista internacional debe abogar por la desaparición completa del ente sionista, ajusticiar a sus cómplices en tribunales revolucionarios y poner fin a un genocidio que dura ya más de 76 años de la única manera posible: con la imposición de la dictadura del proletariado por medio de la lucha armada y la revolución socialista en perspectiva de la revolución proletaria mundial.

 

¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO!

 

Madrid, 21 de mayo de 2024

 

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *