1

Acto público por el 55º aniversario de la revolución cubana

El próximo sábado 11 de enero, en el Centro Joven “La Estación” de San José de la Rinconada,  tendrá lugar el acto público en conmemoración del 55º aniverssario de la revolución cubana.

Intervienen:

  • Ulises Arranz ( Cónsul General de Cuba en Andalucía y Extremadura)
  • Francisco Barjas ( Secretario General del Partido Comunista Obrero Español)
  • Jorge Vivas ( Asociación de Cubanos Residentes en Andalucía “Tocororo” )

 

marchacarteldefi

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL

FEDERACIÓN DE JÓVENES COMUNISTAS DE ESPAÑA

 

{module [201|rounded]}




La lucha entre imperios tras las guerras y el hambre en África

La situación actual en África es heredera de su reparto por las potencias imperialistas de la época. Una lucha por las materias primas y el mercado que cada monopolio, a través de su Estado correspondiente, trata de imponer sea como sea.

El primer reparto de África entre potencias imperialistas acordado en la conferencia de Berlín del 26 de febrero de 1885 declaraba:  “[Los jefes de Estado reunidos] queriendo resolver con espíritu de armonía mutua las condiciones mas favorables al desarrollo del comercio y de la civilización en ciertas regiones de África (…) deseosos por otra parte de prevenir los malentendidos y disputas que podrían suscitar en el futuro las nuevas tomas de posesión sobre las costas de África (…) han resuelto:

1. El comercio de todas las naciones disfrutará de una completa libertad (…) en todos los territorios que constituyen la cuenca del Congo y sus afluentes (…)

2. Toda potencia que ejerce o ejercerá los derechos de soberanía en los territorios arriba mencionados no podrá conceder ni monopolio ni privilegio de ningún tipo en materia comercial. (…)

3. La potencia que tome posesión de un territorio en las costas del continente africano advertirá a las otras potencias firmantes (…)

Firmado por: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Países Bajos, Portugal, Rusia, Suecia, Imperio Otomano”

Se calcula que el continente africano representa el 8% de las reservas mundiales de petroleo conocidas, el 40% del potencial hidroeléctrico mundial, el grueso de los recursos mundiales de diamante y de cromo, el 50% de todo el oro del mundo, el 90% del cobalto, el 50% de los fosfatos, el 40% del platino, del uranio, del coltan,… sin olvidar la madera, ni la energía solar, la cuenca del Congo representa el segundo pulmón verde del planeta.

Así expresaba el rey belga Leopoldo II en 1890 el interés de su país por el Congo:

Un joven y vasto Estado dirigido desde Bruselas ha deslumbrado pacíficamente gracias al apoyo benévolo de las potencias que han aplaudido sus comienzos. Belgas lo administran mientras otros compatriotas cada día más numerosos han fructificado ya sus capitales. La inmensa red fluvial del Congo superior abre a nuestros esfuerzos vías de comunicación rápidas y económicas que permiten penetrar directamente hasta el centro del continente africano. La construcción del ferrocarril de la región de las cataratas desde ahora asegurada gracias a vuestra reciente legislatura incrementará notablemente las facilidades de acceso. En esas condiciones un gran futuro se reserva al Congo, cuyo inmenso valor pronto va a estallar ante todos los ojos.” 1

Lo que ha estallado desde entonces es la riqueza de los capitalistas belgas y europeos, y por otro lado, la miseria y la violencia de los pueblos africanos. 

foto2
Militares yanquis adiestrando a soldados africanos 

A pesar del intento de repartirse de forma pacifica los continentes de todo el planeta tratando de establecer una supuesta libertad de comercio”, ésta es borrada del mapa constantemente por el desarrollo de los monopolios que se expanden y colisionan entre sí. Es esa la raíz de las guerras, ya sea directamente entre las potencias imperialistas (Primera y Segunda Guerra Mundial) o bien entre ejércitos locales armados por ellos mismos. Una vez que estos grupos armados locales (ya se les llame rebeldes”, “islamistas”, “terroristas) se les van de las manos e impiden la “pacifica” extracción de los recursos por los monopolios de las potencias imperialistas, los ejércitos de estas últimas intervienen en nombre de la seguridad y de la lucha anti-terrorista.

En 2007 J. Peter Pham, del Departamento de Estado de EEUU, afirmó que la misión de la AFRICOM eraproteger el acceso a los hidrocarburos y otros recursos estratégicos que África posee en abundancia, una tarea que incluye asegurarse frente a la vulnerabilidad de estas riquezas naturales y asegurarse de que ninguna otra tercera parte interesada, como China, India, Japón o Rusia, obtenga monopolios o trato preferencial2 

Después de la independencia de los países africanos colonizados, los imperios se guardaron bien de mantener atados a los países recién independizados manteniendo el control económico, político y militar. Así Francia, el país imperialista más presente en África, mantiene con sus ex-colonias la moneda franco CFA que depende directamente del Banco de Francia y del franco francés. Eso le permite obtener las materias primas (petroleo, cacao, café, diamantes, fosfato, uranio,…) a un coste bajo mientras la venta se hace en divisas (euros, dólares,…).

Por ejemplo, cuando el monopolio francés Bolloré, número uno del trasporte marítimo entre Europa y África y número uno de la producción-distribución del tabaco en todo el África Occidental, aumenta los precios de los cigarrillos, cuyas materias primas son importadas, los salarios de los trabajadores del ramo de los trasportes marítimosson facturados en CFA y por tanto disminuidos, mientras que la facturación de los servicios se hace en divisas como se regocija el dueño de Bolloré.

El director del « Centro de investigación y estudio para el desarrollo de la salud » denunciaba que encareciendo los productos alimentarios básicos y doblando el precio de los medicamentos, las vacunas y de material (mas del 95% de esos productos son importados fuera de África) la evaluación del franco CFA disminuirá las posibilidades de vida de miles de niños. En la práctica los medicamentos cuestan ya más caros en Dakar que en París

foto3
Jacques Chirac con Blaise Compaoré, Omar Bongo, Paul Biya y Denis Sassou Nguesso, el 16 de febrero de 2007

El dominio político se mantiene colocando a los títeres educados por el Capital y colocados a través del sistema de elecciones como el de los propios países imperialistas. Muchos de los dirigentes y “dictadores” africanos fueron formados en New York, Londres, París o Berlín. Es el caso de Necephore Soglo en Benin, formado en la Escuela Nacional de Administración de Paris y administrador del Banco Mundial. Es el caso de Eyadema en Togo, ex militar del ejercito francés. De Omar Bongo en Gabón, que formó parte de los servicios secretos franceses, y mantuvo vínculos íntimos con los políticos franceses y dirigentes de la sociedad petrolífera ELF.

O es el caso de Mobutu en el Congo belga, antiguo suboficial de la policía colonial belga. Como jefe del Estado Mayor y bajo influencia del embajador de Bélgica hizo arrestar en 1960 a Lumumba, que contaba con una gran popularidad y que fue asesinado con la complicidad del Estado belga y de los servicios secretos de los Estados Unidos (CIA). Mobutu sirvió también de ariete contra el auge comunista sobre todo en África del Sur.

La presencia militar de los países imperialistas en África3 tiene la función por tanto de evitar contratiempos en los negocios prósperos de sus respectivos monopolios: CFAO (comercio y distribución de plátanos, café, cacao,…), BP (antigua Compañía de Petroleo Anglo-Persa), Unilever, Compañía Francesa de Desarrollo de Textiles (algodón), Rougier (madera), Bouygues, Société Générale, Credit Lyonnais, BNP Paribas, Total, France Telecom, Veolia, Bolloré, Castel, Areva, …

Estos monopolios controlan los sectores estratégicos y más lucrativos de la economía africana. Algunos ejemplos son:

foto4
Bolloré y sus socios se reparten el pastel de Uganda a través de la Bolloré Africa Logistics Uganda 

   1. – en Costa de Marfil Bouygues es accionaria de la Compañía Marfileña de Electricidad y la Compañía de Aguas. Los bancos franceses (Société Générale, Crédit Lyonnais, BNP Paribas) controlan el mercado financiero con sus filiales. Total posee el 25 % de la Compañía Marfileña de Refinado. France Telecom es el mayor operador de telecomunicaciones de la república de la Costa de Marfil.

    2. – en Togo la francesa Lyonnaise des eaux tomo el control en 2000 de la Compañía de Agua y Electricidad, BNP Paribas posee en 2001 el 53% de la banca togolesa para el comercio internacional.

    3. – en Camerún, Bollore y Mersk controlan el 95 % del tráfico portuario a través del puerto de Douala.

 El actual presidente Hollande maquilla las intervenciones militares con frases del tipo Francia no tiene otro objetivo que salvar vidas humanas” o “Francia es esperada para evitar una catástrofe humanitaria” 4, pero la realidad es otra:  como declaraba el secretario de Estado para la Cooperación Alain Joyandet,queremos ayudar a los africanos pero hace falta que eso nos reporte” 5. Más claro lo resumía en 1961 el general De Gaulle, figura idolatrada por la burguesía francesa:Nuestra linea de conducta es la que salvaguarda nuestros intereses (…) Nuestro interés es la libre explotación del petroleo y del gas que hemos descubierto o que descubriremos” 6

En los últimos tiempos nuevos imperios emergentes como China, Rusia, India o Brasil se disputan el continente africano, ávidos de materias primas y de nuevos mercados para sus productos, y por tanto se acrecientan las tensiones y la lucha con los imperios clásicos.

M. Le Yucheng, vice-ministro de Asuntos Exteriores de China declara los intereses chinos así:  el deber de China es asegurar una vida decente a sus 1,3 mil millones de habitantes (…) Todo el resto debe quedar subordinado a esta prioridad nacional7»

Cuando habla de “vida decente” por supuesto a las de sus fulgurantes capitalistas chinos y no a sus obreros de la ciudad y el campo cuya sobre-explotación ha supuesto una vuelta de tuerca de las condiciones de vida del resto de trabajadores del mundo .

V Reunión Ministerial del Foro de Cooperación China-África, 2012 “la suma acumulada de inversión directa china en África ha llegado a superar los 15.000 millones de dólares y los proyectos se han extendido a 50 países africanos”, segun la Agencia de Noticias Xinhua.

 

Entre 2000 y 2010 China ha pasado de comprar 1,5 millones de barriles al día en 2000 a 5 millones en 2010, es decir un aumento del 330%. Las importaciones de gas alcanzarán los 87 mil millones de metros cúbicos por día en 2020 y la demanda de minerales importados (hierro, cobre, níquel, cobalto, cromo,…), indispensables para la tecnología electrónica y la fabricación de aleaciones de alta resistencia, han aumentado también.8

Como los imperios clásicos, China establece vínculos (bancos estatales, compañías nacionales, cuerpos diplomáticos, ejércitos,…) con cualquier tipo de régimen con tal de tener control sobre los yacimientos de minerales e hidrocarburos.9

Según un estudio del Tesoro francés, China ha superado a Francia en la cuota de mercado en sus antiguas colonias (17,7% frente a 17,2%). Las empresas chinas también compiten con EEUU, Gran Bretaña y Alemania por los mercados de Nigeria, Kenia, o África del Sur.

Es inevitable, por tanto, que estallen los conflictos en la pugna entre imperios que se reparten África.

En 2011, el ex presidente de Centroafrica Bozize, había abierto las puertas a los capitalistas chinos concediendo a la empresa china CNPC (China National Petroleum Corp) el contrato de perforación y explotación de los yacimientos de Doseo y Salamat. Después del golpe de estado de marzo de 2013, el nuevo presidente Djotodia declaró enseguida que quería revisar los contratos mineros firmados por Bozize y que se apoyaría en la Unión Europea para ayudar a desarrollar el país.

En la cumbre de París por la Paz y la Seguridad del 6 y 7 de diciembre de 2013, ante la presencia de la patronal francesa (MEDEF) y africana (Business Africa), François Hollande fue muy claro: “África debe dominar su destino10... con la ayuda de Francia, le faltó decir.

Pero no menos lamentable es la celebración, por parte de los oportunistas de izquierda del parlamento español, de la victoria en las últimas elecciones francesas del títere de los intereses de los monopolios franceses, François Hollande (que recientemente ha viajado a Brasil para vender entre otras cosas aviones de guerra Raffale de la empresa Dassault11): Para Cayo Lara su victoria abre una puerta de esperanza12 y para el PSOEel cambio en Francia empieza hoy y el cambio en Europa empieza hoy también. Cambio y esperanza(…) La socialdemocracia esta viva13.

Bajo el capitalismo ahora en su fase más avanzada y violenta, el imperialismo, ningún pueblo del mundo es dueño de su destino. Y cuando decimos pueblo nos referimos a los hombres y mujeres trabajadores de todos los países y todos los sectores, del campo y de la ciudad que no poseen más que sus manos y su inteligencia para vivir. La misma burguesía parasitaria que se apropia de nuestro trabajo y que nos impone condiciones miserables de vida, son los mismos que exprimen las riquezas materiales de África y la cubren de violencia y hambre.

Las clases obreras no podrán por tanto emanciparse sin unirse entre sí, y sin tomar su propio camino al margen de las clases parasitarias (burguesía y oligarquía financiera) nacional o extranjera, que nos mandan a la miseria y a la guerra permanente. Ese camino es el del Socialismo.

Comisión de Relaciones Internacionales del PCOE


1 Discurso de Leopoldo II en sesion extraordinaria de la Cámara de Representantes de Belgica, 1890

 2 Nile Bowie, COVERT OPS IN NIGERIA: Fertile Ground for US Sponsored Balkanization , Global Research, 11 de abril 2012

3  A fecha de diciembre de 2013 Francia mantiene bases militares en Centroafrica (1200), Mali (4500), Djibouti (1900), Gabon (900), Tchad (950), Costa de Marfil (450), y Senegal (350).

4 http://www.lesechos.fr/economie-politique/monde/actu/0203170371491-centrafrique-1-200-militaires-francais-deployes-dans-les-jours-qui-viennent-selon-fabius-634909.php 

 5  http://www.liberation.fr/economie/2008/06/24/on-veut-aider-les-africains-mais-il-faut-que-cela-nous-rapporte_74841

 Conferencia de Prensa del 5 de septiembre de 1961 http://fresques.ina.fr/de-gaulle/fiche-media/Gaulle00380/conference-de-presse-du-5-septembre-1961.html 

 Le Yucheng, « China’s relations with the world at a new starting point », discurso pronunciado ante el Institute for International Studies (CIIS), 10 de abril de 2012.  http://www.china-embassy.org/eng/zgyw/t925181.htm

8 P Statistical Review of World Energy June 2012

9 International Crisis Group (ICG), « China’s thirst for oil (La sed de China por el petróleo)» Asia Report, no 153, 9 de junio de2008:  http://www.crisisgroup.org/~/media/Files/asia/north-east-asia/153_china_s_thirst_for_oil.pdf 

10  http://rocml.org/republique-centrafricaine/

11  http://www.infodefensa.com/latam/2013/12/11/noticia-hollande-llega-brasil-junto-presidente-dassault-rafale-brazo.html

12   http://www.publico.es/agencias/efe/432176/cayo-lara-considera-que-el-triunfo-de-hollande-abre-una-puerta-de-esperanza

 13 http://www.rtve.es/alacarta/videos/noticias-24-horas/psoe-celebra-victoria-hollande/1396688/

 {module [201|rounded]}




Sobre la consulta por el derecho a decidir en Cataluña

 “La separación por la separación es una idea reaccionaria, ya que en nuestro caso concreto, Cataluña, constituyéndose en un Estado independiente, saldría de una órbita de explotación nacional para caer dentro de otra igual o peor (…) La separación por la separación no resuelve el problema nacional, porqué la continuidad del imperialismo comporta la opresión nacional, progresiva, incluso de aquellas naciones que un día fueron independientes y soberanas.”

Joan Comorera

De nuevo, como venimos señalando, el debate en torno a las premisas nacionalistas de la burguesía se impone tanto en Cataluña como en el resto del Estado español, siguiendo el guión marcado por la clase dominante. De nuevo, la terrible situación de millones de trabajadores, jóvenes, pensionistas o autónomos agredidos sin pausa por el capitalismo monopolista, es enterrada bajo la mascarada “patriótica” de unos y otros sectores burgueses, ya sea a base de procesos “hacia la independencia”, ya sea a base de proclamas entorno a la “indivisible unidad de la nación”. Se precisa que la ofensiva clasista desatada por la oligarquía financiera y ejecutada por sus lacayos políticos –Rajoy y Mas a la cabeza-, sea silenciada, se precisa que el régimen capitalista que nos explota, empobrece y reprime cotidianamente no sea “noticia”. Se precisa que el estéril y alienante debate se centre en la superficie, en las meras formas: Cataluña o España, Estado propio o unidad indivisible, autonomismo o federalismo, monarquía o república.

Así pues, el pasado miércoles 11 de diciembre vivimos un nuevo capítulo en este serial nacionalista dirigido por las fuerzas burguesas y oportunistas, sostenedoras de este régimen capitalista en su fase putrefacta. Tras dos días de “negociación”, sectores de la burguesía y la pequeña burguesía en Cataluña, gestores políticos de esta Generalitat antiobrera y antipopular (CiU y ERC), así como sus pares oportunistas (ICV y las CUP), hacían pública la fecha y contenido de lo que denominan “consulta por el derecho a decidir”. Será el 9 de noviembre de 2014. A fin de llegar a un consenso entre formaciones tan aparentemente diversas, la pregunta estará impregnada por grandes dosis de metafísica, estructurada en dos partes para que los catalanes no nos equivoquemos a la hora de “votar”. La primera parte dice así: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado?”. Con este primer filtro se contenta a los sectores federalistas y confederales de Convergéncia, Unió, e ICV. Seguidamente y sólo en caso de que se responda afirmativamente, se plantea la segunda parte: “¿Quiere que este Estado sea independiente?”. Segunda cuestión que permite que los sectores independentistas del “pacto”, incluyendo las CUP y las plataformas interclasistas financiadas por el Gobierno de la Generalitat como ANC u OC, queden satisfechos.

He aquí toda la esencia democrática a la que nos quieren someter los alumnos aventajados de la troika, los que no nos dejan ni siquiera votar si queremos o no una reforma laboral esclavista, los que aprueban vía rápida la prioridad en el pago a la banca usurera sobre las necesidades del pueblo, los que mantienen a cerca de 1 millón de desempleados y centenares de miles de pobres en Cataluña. Una pregunta “doble” que como no podía ser de otra forma, prescinde por completo de la existencia de clases sociales en un régimen capitalista, que obvia la caracterización de cualquier Estado como órgano de opresión de una clase dominante sobre otra dominada. Una pregunta que, bajo el contexto de una nueva crisis de sobreproducción capitalista, deja intactas las relaciones de producción basadas en la propiedad privada de los medios de producción y el trabajo asalariado, causa de la miseria de millones de trabajadores. La segunda parte de la consulta, dentro del contexto de la UE, simplemente es un ejercicio de cinismo sin límite.

Sería necesario que los señores Mas y Junqueras, y quizá aún con mayor razón los señores Herrera y Fernández, tan entusiasmados por hacernos votar, nos plantearan la formulación de la consulta de una forma más clara. Quizá algo similar a: “¿Quiere que Cataluña sea otro Estado capitalista y burgués dentro del marco de la UE?”. Incluso se podría añadir una segunda parte en caso afirmativo: “¿Quiere que este Estado independiente se parezca a Israel (CiU), Kosovo (ERC) o Estonia (CUP)?”.

Evidentemente la simple formulación de esta “consulta” que nos deja elegir entre un Estado capitalista español o un Estado capitalista catalán, ha encontrado la automática y previsible respuesta de la “democrática” burguesía española. Así el señor Rajoy, ya ha dejado claro que esta pregunta, por más metafísica que sea, “no se hará”. Blandiendo el espantajo de la Constitución del 78, y a modo de pequeño caudillo nacional-católico, ha asegurado que “la soberanía del pueblo español no es negociable”. Este lacayo de la oligarquía, sin complejos, aún hoy tiene la poca vergüenza de hablar de “soberanía del pueblo”, mientras mantiene al Estado español al servicio del capital monopolista, la UE, el BCE y el FMI, desde donde les dictan las políticas económicas, y a su ejército encuadrado en las estructuras imperialistas de la OTAN. Por si no fuera suficiente, la cohorte de pequeñoburgueses y burgueses de raíz anticatalana (PPC o C´s), así como la devastada burguesía socialdemócrata han salido raudos y veloces a defender los principios inmutables heredados del régimen fascista: la “indisoluble unidad de la nación española, patria indivisible de todos los españoles”.

Es en este bochornoso espectáculo donde vemos en todo su esplendor el fraude al que nos llevan unos y otros sectores de la clase dominante; unos hablando de “derechos a decidir e independencias” que acaban y comienzan en el actual régimen capitalista bajo la bota de la UE, otros hablando de “soberanía del pueblo” mientras ejecutan las órdenes del IBEX-35 y la troika. Y mientras juegan a las banderas, las consultas y la constitución, los trabajadores seguimos sin soberanía, sin independencia, y sin nada qué decidir. Sometidos, explotados, alienados y derrotados en todos los frentes.

Bajo todo este estruendo monopolizado por el nacionalismo, se esconde una nueva pugna interburguesa entre sectores de la oligarquía financiera, que instrumentalizan los sentimientos nacionales de los pueblos a fin de conseguir mayores cuotas de mercado y posicionarse en mejores condiciones en el mercado internacional. Resulta tan ilusorio pensar que el Gobierno de la Generalitat quiera y pueda frenar la ofensiva frente a la clase obrera y clases populares catalanas con un hipotético “Estado propio”, como que el Estado imperialista español acepte el derecho a la autodeterminación de Cataluña, cuando ni siquiera puede tolerar este fraude mal llamado “consulta por el derecho a decidir

Como decía Lenin cuando le preguntaban por la libertad, bajo la libertad de trabajo se ha esclavizado a los trabajadores, bajo la libertad de empresa se han hecho las guerras más rapaces, ¿libertad para qué?, ¿libertad para quién?”. Cabría decir al señor Mas: ¿Independencia para quién y para qué?, cabría decir al señor Rajoy: ¿Unidad para quién y para qué? A nosotros, como comunistas y proletarios catalanes, sólo nos interesa la unidad indestructible con nuestros hermanos de clase y la independencia absoluta de la burguesía apátrida y parasitaria, que ni es española, ni catalana, ni vasca o gallega.

El PCOC hace un llamamiento a la clase obrera y clases populares, tanto en Cataluña como en el resto del Estado, a que no se dejen llevar por la asfixiante propaganda nacionalista proveniente de las cloacas burguesas. Este nuevo movimiento en forma de consulta, juntamente a la histérica reacción neofranquista del Gobierno español, sólo puede conducir a dos escenarios intolerables para el pueblo trabajador: bien que se negocie la consulta con el Gobierno español y se convierta ésta en un fin en sí misma, bien que se prohíba y se celebren unas hipotéticas elecciones plebiscitarias en 2016. En cualquiera de las dos opciones, el derecho a la autodeterminación se habrá convertido en un fraude, y mientras tanto la burguesía seguirá intensificando su ofensiva, apretando aún con mayor fuerza los grilletes sobre millones de trabajadores, desempleados, jóvenes, jubilados y autónomos tanto en España como en Cataluña.

El PCOC refuerza su posicionamiento proletario e internacionalista, afirmando que no hay ni puede haber más salida para superar este régimen capitalista – para romper de raíz la ideología dominante burguesa y nacionalista desplegada por los parásitos explotadores y apátridas, para hacer efectivo el derecho inalienable a la autodeterminación en pie de igualdad – que organizar el poder popular desde nuestros centros de trabajo, desde nuestros barrios, universidades, institutos. El derecho a la autodeterminación de Cataluña –a su separación política-, en plena etapa imperialista, sólo podrá ser una realidad práctica cuando se ligue indisolublemente a la conquista del socialismo, a la victoria de las fuerzas proletarias y populares de las diferentes naciones del Estado. Sólo la fraterna unidad de acción entre el proletariado catalán y el del resto de nacionalidades, podrá liquidar por siempre más al Estado burgués, liberando social y nacionalmente a millones de trabajadores.

El PCOC hace una llamamiento al proletariado español a fin que, bajo el contexto de esta nueva pugna interburguesa en plena crisis capitalista, defienda sin condiciones y con contundencia el inalienable derecho de todas las naciones a la autodeterminación. Asimismo, alienta a los trabajadores catalanes a fundir sus luchas con las del conjunto del proletariado del Estado, uniéndolas en un solo puño, levantando las sólidas estructuras del Frente Único del Pueblo. Los capitalistas nos quieren divididos y enfrentados, nosotros afirmamos con rotundidad que sin unidad, organización y solidaridad de clase, será imposible abatir a nuestro enemigo común: el capitalismo monopolista y su Estado represor, férreamente asentado en el bloque imperialista de la Unión Europea. Para alcanzar una España libre y una Cataluña libre, es indispensable organizar la revolución, construyendo los pilares maestros del socialismo bajo la dirección de un proletariado plenamente consciente de su papel histórico como sujeto revolucionario.

¡Por la construcción del Frente Único del Pueblo!

¡Viva el internacionalismo proletario!

¡Socialismo o barbarie!

COMITÉ NACIONAL DEL PARTIT COMUNISTA OBRER DE CATALUNYA (P.C.O.C.)

{module [201|rounded]}




Ucrania en los ojos del imperialismo

El pasado jueves día 26 de noviembre el gobierno ucraniano decidió suspender las conversaciones sobre un pacto de integración con la Unión Europea, como respuesta a la imposición por parte de ésta de la previa liberación de Yulia Timoshenko, encarcelada por corrupción y fraude.

Tras esta decisión se han sucedido en este país graves actos de sabotajes impulsados y promovidos por organizaciones con fuerte interrelación con gobiernos occidentales, que si bien en un principio no revistieron importancia, adquirieron fuerza tras las acciones policiales tomadas por el gobierno presidido por Yanukovich.

Se sucedieron ocupaciones de edificios públicos y se ocuparon y cerraron algunas calles. Militantes del grupo fascista “Libertad” destruyeron la estatua de Lenin que se había construido poco después de terminada la Segunda Guerra Mundial y reconocida por la UNESCO como patrimonio mundial.

Todas estas acciones se sucedieron con la cobertura y manipulación de los medios occidentales de comunicación que desde un principio sobredimensionaron los sucesos para elevar el clima de desconcierto en el país. Los gobiernos europeos no han dejado de intervenir en los asuntos internos de Ucrania realizando numerosas declaraciones contra la decisión de su gobierno, participando en la financiación de los grupos reaccionarios opositores, utilizando asesores sobre el terreno, e incluso con la presencia de altos cargos en las concentraciones de los manifestantes, como ha sido el caso del ministro alemán de Asuntos Exteriores.

Lo que iniciaron como una respuesta a una medida gubernamental, pretende enmascarar un golpe de estado elaborado desde las entrañas de la OTAN.

Los recursos utilizados por los gobiernos occidentales no son nuevos y obedecen a patrones comunes en la desestabilización de países, cuyos gobiernos no responden a los intereses de las potencias imperialistas. Estos métodos fueron utilizados en las llamadas revoluciones de colores de numerosos países del este, como en el caso de Georgia, a cuyo país ha convertido en una base militar para las operaciones de la OTAN en Asia.

También los gobiernos imperialistas de occidente han intentado estos métodos desestabilizadores en Cuba y Venezuela, con menor éxito, debido al apoyo popular de los respectivos gobiernos.

Sin embargo, en Ucrania la situación puede complicarse dada las faltas de perspectivas políticas, económicas y sociales para satisfacer las necesidades de la población por parte del gobernante Partido de las Regiones, que durante estos últimos años ha estado impulsando una política de acercamiento a la Unión Europea, creando la falsa esperanza de una ayuda internacional para resolver sus necesidades.

El Partido Comunista de Ucrania está realizando incesantes llamamientos a la población para defender la independencia de Ucrania frente a la trama imperialista.

No obstante, el cambio de actitud en las relaciones internacionales, es decir, la disyuntiva entre las relaciones comerciales con occidente o con Rusia, no resolverá los problemas del pueblo ucraniano para construir un futuro mejor. Como manifestara el Partido Comunista de la Unión Soviética,  la “revolución” actual es sólo una manifestación de la lucha de poder de dos clanes oligárquicos.

Solamente el socialismo puede satisfacer la necesidades de los pueblos, defender su soberanía y mantener relaciones económicas en condiciones de igualdad con otros estados. Mientras los medios de producción pertenezcan a grupos oligárquicos, el país estará sometido al interés económico, político y militar de las grandes potencias imperialistas y su pueblo condenado a la emigración, la explotación y el abandono.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) manifiesta su solidaridad con los comunistas ucranianos y condena la injerencia imperialista en Ucrania. Así mismo, manifiesta su solidaridad con el pueblo ucraniano y con todos los pueblos de la antigua Uníón Soviética para defender sus intereses frente a los intereses de las transnacionales y del imperialismo.

¡ FUERA MANOS IMPERIALISTAS DE UCRANIA!

POR LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL ENTRE LOS PUEBLOS

POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO

COMISIÓN DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL 

 

{module [201|rounded]}




Abundancia y miseria: La espiral de las crisis de superproducción del capitalismo

 El capitalismo conduce inevitablemente a la superproducción: para conquistar el mercado los distintos capitalistas compiten entre si a base de producir más en menos tiempo, de esa forma podrán vender más barato sin bajar los beneficios. Y la superproducción significa que se produce más de lo que la sociedad necesita y de ahí viene el derroche y el despilfarro que no obedece, por tanto, a una voluntad individual a la que apelan ecologistas y demás corrientes pequeño-burguesas.

Es ley en el capitalismo que satisfacer las necesidades no es negocio. ¿Qué vender entonces? Es por eso que los capitalistas invierten en tecnología -no sin pocas ayudas estatales a la competitividad y la innovación – para invadir el mercado con nuevos productos.

Pero, al mismo tiempo, el desarrollo tecnológico en el marco estrecho de la propiedad privada de los medios de producción expulsa del proceso de producción grandes masas proletarias que al perder su trabajo no podrán, por tanto, comprar todo lo que se produce.

Las cifras oficiales hablan de unos 20 millones la mano de obra “sobrante” en Europa, pero a estas cifras hay que sumar que varios millones más tienen trabajos de algunas horas/días al mes o siguen cursos de formación sin ninguna perspectiva de contratación.

En Alemania, por ejemplo, si se suman todas las categorías de parados la cifra aumenta hasta los 4.355.332 desempleados. A esta mano de obra sobrante hay que añadir los 6,8 millones de trabajadores que ganan menos de 8,5 euros la hora o los 1,4 millones que ganan menos de 5 euros la hora.

En Francia según el Instituto Nacional de la Investigación Agroeconómica (INRA por sus siglas en francés) mas de 6 millones de personas pertenecen a un hogar en situación de inseguridad alimenticia por razones económicas.

¿Cómo aceptar entonces que en Francia se tire a la basura más de un millón de toneladas al año de alimentos todavía consumibles?

La industria de alimentación, bajo el capitalismo, acorta las fechas de caducidad para obligar a la gente a comprar más comida en menos tiempo. En Suiza, donde las fechas de caducidad se adelantan aun más, el 45% de la comida comprada acaba en la basura.

Los capitalistas del sector electrónico programan la muerte anticipada de los productos o evitan a toda costa su reparación.

En los años 20 el cartel formado por Philips, Osram y General Electric bajó la duración de las bombillas incandescentes de las 2500 a las 1000 horas.

Hoy en día Apple equipa muchos de sus aparatos con tornillos incompatibles con la mayoría de los destornilladores, o utiliza baterías sin recambio posible que duran no más de 18 meses, mientras Toshiba hace desaparecer los manuales de reparación de sus productos.

En el sector textil a H&M la pillaron tirando a la basura ropa nueva que había destrozado para evitar su utilización. Eso después de imponer condiciones de vida miserables a los obreros de las fábricas de Camboya, Birmania o Bangladesh. En 2012 más de 2400 obreras de Camboya se desmayaron por agotamiento en las fábricas textiles. H&M lo explica por un “fenómeno de histeria colectiva”.

El caos y la anarquía de la producción que produce esta contradicción irresoluble del capitalismo, cada vez más palpable entre abundancia y miseria, se produce, además, porque es imposible planificar la producción en base a las necesidades de la población, pues al ser privada la propiedad de los medios de producción,  ésta no obedece más que al interés privado de su propietario.

Ahí se halla el meollo de la cuestión que genialmente señaló Karl Marx para explicar porqué el capitalismo no puede resolver sus contradicciones antagónicas y porqué la única salida digna para la humanidad vendrá de la propiedad colectiva de los medios de producción, es decir, del Socialismo.

COMISIÓN DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

 

{module [201|rounded]}




Con el sindicalismo de clase, con la Coordinadora Sindical de Clase

El próximo día 23 de noviembre se celebra la Asamblea de la Coordinadora Sindical de Clase (CSC) en Madrid. Desde el Partido Comunista Obrero Español deseamos a los compañeros y compañeras de la CSC una asamblea exitosa que, estamos seguros, servirá para fortalecer el objetivo de la reconstrucción y fortalecimiento del sindicalismo de clase.

Y es que la reconstrucción del sindicalismo de clase es una labor en la que todos los obreros conscientes debemos estar implicados, entre ellos aquellos que enarbolamos la bandera del marxismo-leninismo. En el estado español sobran siglas sindicales, y la Coordinadora Sindical de Clase, partiendo del reconocimiento de la lucha de clases como motor de la historia, unida a su anticapitalismo y antiimperialismo, y a la necesidad de transformar la sociedad capitalista y ponerle fin, está desarrollando un proceso de acumulación de fuerzas del proletariado y del sindicalismo de clase; proceso con el que los militantes del PCOE estamos comprometidos y que apoyamos con nuestras modestas fuerzas.

El desarrollo del imperialismo, y con él de cada vez mayores tasas de plusvalor apropiado por la canalla clase burguesa, es el caldo de cultivo para que anide el oportunismo y se fortalezca, pues éste es hijo del imperialismo. Lenin señalaba en Imperialismo Fase Superior del Capitalismo que “La obtención de elevadas ganancias monopolistas por los capitalistas de una de las numerosas ramas de la industria de uno de los numerosos países, etc., da a los mismos la posibilidad económica de sobornar a ciertos sectores obreros y, temporalmente, a una minoría bastante considerable de los mismos, atrayéndolos al lado de la burguesía de una determinada rama industrial o de una determinada nación contra todas las demás. El antagonismo cada día más intenso de las naciones imperialistas, provocado por el reparto del mundo, refuerza esta tendencia. Es así como se crea el lazo entre el imperialismo y el oportunismo”. Y estas palabras de Lenin brillan hoy más que nunca, y se comprueban ciertas al ver el comportamiento de los dirigentes de CCOO y UGT – traidores vendidos al capital – y al contemplar como la burguesía denuncia la corrupción de dichas centrales, con objeto de mostrar a los trabajadores que sus instrumentos – como el sindicato – son corruptos porque todo es corrupto. La corrupción no es inherente al ser humano, como quiere mostrar la burguesía para justificar su existencia, sino que es inherente a su sistema económico, basado en el robo, y en la superestructura que eleva. 

La lucha de clases entre el proletariado y la burguesía se libra en tres frentes: el ideológico, el político y el económico. Si no se libra la guerra en uno de esos tres frentes, no es lucha de clases. No obstante, muchos sabihondos que de manera incorrecta se autodenominan comunistas, y permanentemente dictan cátedra en lo teórico pero no mueven un músculo en la práctica, o rebajan la lucha económica o simplemente la vilipendian y la ignoran. Todos ellos, por más que escriban o vociferen contra el imperialismo y la burguesía, están instalados en la orilla del oportunismo y son parte de él. Lenin sigue brillando cuando señalaba “Lo más peligroso en este sentido son las gentes que no desean comprender que la lucha contra el imperialismo, si no se halla ligada indisolublemente a la lucha contra el oportunismo, es una frase vacía y falsa”. Renunciar a la lucha económica, al sindicalismo, o rebajarla es renunciar a la lucha de clases y a la revolución. Nuevamente Lenin no deja lugar a dudas cuando, en la enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo, señala que “Intentar llevar actualmente a la práctica ese resultado futuro de un comunismo llegado al término de su completo desarrollo, solidez y formación, de su íntegra realización y de su madurez, es lo mismo que querer enseñar matemáticas superiores a un niño de cuatro años. (…) Podemos (y debemos) emprender la construcción del socialismo, no con un material humano fantástico, especialmente creado por nosotros, sino con el que nos ha dejado como herencia el capitalismo (…) el desarrollo del proletariado no se ha efectuado ni ha podido efectuarse en ningún país de otro modo que por los sindicatos y por su acción concertada con el partido de la clase obrera. La conquista del Poder político por el proletariado es un progreso gigantesco de este último considerado como clase; y el partido se encuentra en  la obligación de consagrarse mas, y de un modo nuevo y no por los procedimientos antiguos, a la educación de los sindicatos, a dirigirlos, sin olvidar al mismo tiempo que éstos son y serán todavía bastante tiempo una “escuela de comunismo” necesaria, la escuela preparatoria de los proletarios para la realización de su dictadura, la asociación indispensable de los obreros para el paso progresivo de la dirección de toda la economía del país, primero a manos de la clase obrera (y no de profesiones aisladas) y después a manos de todos los trabajadores. (…) Bajo la dictadura del proletariado, es inevitable cierto “espíritu reaccionario” de los sindicatos en el sentido indicado. No comprenderlo significa dar pruebas de una incomprensión total de las condiciones fundamentales de la transición del capitalismo al socialismo. Temer este “espíritu reaccionario”, esforzarse por prescindir de él, por saltar por encima de él, es una inmensa tontería, pues equivale a temer el papel de vanguardia del proletariado, que consiste en educar, instruir, preparar, traer a una vida nueva a los sectores más atrasados de las masas obreras y campesinas. Por otro lado, aplazar la dictadura del proletariado hasta que no quedase ni un solo obrero de estrecho espíritu sindical, un solo obrero que tuviese prejuicios tradeunionistas y corporativos, sería un error todavía más profundo”. Lenin no sólo tapa la boca a los supersabios oportunistas que se autodenominan comunistas, sino también a aquellos dirigentes sindicales que pretenden dotar al sindicato de funciones que le corresponden al Partido Comunista. El sindicato es una organización económica que pelea porque el proletariado se lleve la mayor parte del valor que genera, y con ello mejore sus condiciones de vida, pero no es el instrumento que guie y lleve al proletariado a la toma del poder, a acabar con el imperialismo o que dirija al Proletariado hacia el Comunismo, en definitiva todo ello es ámbito del Partido Comunista.

Hoy existen decenas de millones de obreros que engrosan las filas de los sindicatos de clase, de los sindicatos de la FSM. Las masas ya no están únicamente en los sindicatos reaccionarios – es más, desde que empezó la crisis en 2008 los trabajadores han huido despavoridos de las estructuras sindicales imperialistas – sino también en el sindicalismo de clase, sindicalismo que, obviamente, sin ser marxista-leninista, no repele ni rechaza ni a la vanguardia ni a su ideología. Hoy la lucha de clases a nivel mundial es la lucha entre el imperialismo y el socialismo, y ello se refleja en lo sindical: la lucha entre los sindicatos de la FSM (anticapitalistas y antiimperialistas que aspiran a superar este sistema criminal) y los traidores sindicatos de la CSI (financiados por los imperialistas, integrados en sus estructuras políticas y a lacayos de los monopolios), o lo que es lo mismo, la lucha a nivel mundial entre el sindicalismo de clase y el sindicalismo servil de los monopolios. Desde el PCOE nos alineamos sindicalmente con la FSM y apoyamos activamente este proceso ya iniciado por la CSC de aglutinar las fuerzas del sindicalismo de clase en torno a ella, conseguir que la masa – la mayoría está sin partido y sin sindicato  – se acerque y fortalezca al sindicalismo de clase, implicando ello que el obrero vaya adquiriendo conciencia de lo que es, como clase así como los hábitos que éste debe poseer que, a su vez, es debilitar a los oportunistas y a sus estructuras y, consecuentemente, al capitalismo.

¡POR LA UNIDAD DEL SINDICALISMO DE CLASE!

¡POR LA CENTRAL SINDICAL ÚNICA!

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 

 {module [201|rounded]}




Seis mineros muertos en Hullera Vasco-Leonesa: ¿quién es el que arriesga?

El Partido Comunista Obrero Español se solidariza con las familias de los 6 mineros fallecidos y desea la pronta recuperación del resto de mineros accidentados mientras trabajaban a casi 700 metros de profundidad en una mina de León que pertenece a Hullera Vasco-Leonesa.

Los empresarios y sus títeres (políticos profesionales y medios de comunicación) intentan hacernos creer una y otra vez que son ellos quienes arriesgan su patrimonio “personal”. Pero en el día a día los trabajadores comprobamos que somos nosotros quienes ponemos los muertos y los enfermos crónicos.

Sólo en el año 2012 los trabajadores sufrieron 471.223 accidentes de los cuales 4762 fueron graves y hasta 564 fueron mortales.1

A esta estadística irrefutable el “riesgo” del empresario consiste en no recuperar el “capital” invertido. ¿Pero es que ese patrimonio “personal” no lo han producido de forma colectiva miles de trabajadores durante años o incluso siglos? ¿Es que incluso en una empresa pequeña el patrón trabaja sólo?

¿Cómo “arriesga” la empresa minera a la que pertenecían los mineros muertos, Hullera Vasco-Leonesa, cuyo propietario es hijo de Antonio del Valle cuñado del presidente del Gobierno franquista Carlos Arias Navarro?

La empresa como tantas otras recibió durante décadas miles de millones de euros de ayudas públicas a través del Ministerio de Industria2. Con estas ayudas los empresarios mineros engordaron bien sus patrimonios “personales”.

 


Los premios en el capitalismo se los lleva el capitalista: Espiga de Oro 2011 a Hullera Vasco-Leonesa que recogió su dueño Antonio del Valle Alonso.

 

 

Aún así Hullera Vasco-Leonesa presentó en marzo de 2012 un ERE para 357 de sus trabajadores que retiró justo antes de recibir nuevas ayudas públicas que al final del año ascendieron a casi 16 millones de euros.3

En 2012 el Estado decidió reducir estas ayudas a los empresarios mineros. Los mineros dirigidos por oportunistas de toda calaña (desde sindicalistas profesionales de CCOO y UGT hasta alcaldes del PP) se partieron la cara frente a los antidisturbios durante la “marcha negra” para pedir que no se retiraran esas ayudas que al fin y al cabo no iba para sus bolsillos si no para el de sus explotadores.

Los empresarios mineros después de no conseguirse el objetivo de la “marcha negra” impusieron sus intereses de nuevo cambiándoles las condiciones de trabajo de los mineros para producir más carbón en menos tiempo y con los mismos medios.4 Los mineros arriesgan su vida y de nuevo Hullera Vasco-Leonesa obtiene 4,32 millones de beneficios de los cuales reparte casi 2 millones de euros de a sus accionistas5.

Esto no queda ahí porque este mismo año 2013 el Consejo de Ministros autorizó finalmente una ayuda a Hullera Vasco-Leonesa por un importe de 15,5 millones de euros.6

Como vemos lo que los empresarios “arriesgan” no es su patrimonio “personal” sino el fruto de un trabajo colectivo de décadas y que a los trabajadores nos cuesta la salud y a veces la vida.

Los trabajadores de todos los sectores de la economía producen juntos toda la riqueza del país y lo justo es que sean ellos quienes decidan en qué condiciones producirla y lo que hacer con ella. Es necesario para ello organizar y unir a esos trabajadores y sus familias desde los centros de trabajo (asambleas de comités y delegados), latifundios (asambleas de jornaleros), barrios (asambleas populares), universidades (asambleas de estudiantes),.. a través del Frente Único del Pueblo que permitirá al pueblo dirigir la sociedad, tomar el poder y acabar con los parásitos que nos envían una y otra vez a la miseria y a la guerra con otros pueblos.

 

Comité Central del Partido Comunista Obrero Español

 

1Estadística de Accidentes de Trabajo. Año 2012. Ministerio de Empleo y Seguridad Social, 2013

3 A lo largo de 2012, las empresas e instituciones en España recibieron 8.023 millones de euros en subvenciones: entre otras PEUGEOT CITROEN recibió 66 millones de €, UNION MINERA DEL NORTE 29 millones de €, HULLERAS DEL NORTE 27 millones de €, TELEFONICA 24 millones de €, RENAULT 23 millones de €, IVECO 20 millones de €.

http://www.axesor.es/BLOG/post/2013/07/30/Las-empresas-mas-subvencionadas-de-Espana.aspx

4Entre otras bagatelas los trabajadores deben trabajar 6 días seguidos con jornadas de 10h y 3 días de descanso obligado, pérdidas de salario de hasta 400 euros, reducción de horas extras nunca antes declaradas,… http://www.pcoe.net/actualidad1/actualidad-laboral/231-que-fue-de-la-marcha-negra-de-los-mineros-espanoles

{module [201|rounded]}

 

 




Europa: el fascismo avanza ante el descontento de las capas populares

Nos corresponde a los comunistas señalar el vínculo entre el capitalismo y el fascismo ya que continuamente los demócratas burgueses que defienden el primero intentan separarlo del segundo.

La historia se repite continuamente desde hace un siglo ya que el capitalismo no puede avanzar más en su fase última y más avanzada: la de los monopolios y el imperialismo.

Y es esta fase además la más reaccionaria ante el posible levantamiento (aunque sea desorganizado) de las clases trabajadoras como respuesta al sufrimiento que les imponen las crisis cada vez más profundas y sin solución posible.

Es en esta fase donde los Estados se rearman y desarrollan sus sistemas de represión, control y de información (servicios secretos).

Es la antesala del fascismo, la cara dura del capitalismo, que reaparece cuando la democracia burguesa (la cara blanda) no permite subyugar más a la clase obrera cuando ésta no traga más con politiqueros charlatanes y títeres al servicio del capital. Es lo que actualmente ocurre en gran parte de los países europeos.

Independientemente de quién gobierne el Estado actúa de la misma manera pues una cosa es el gobierno que entra y sale en cada elección y que cambia sólo las formas y otra cosa es el Estado con sus leyes, jueces, policías, ejércitos. Estos se mantienen intactos y tienen como misión salvaguardar por encima de todo el régimen de propiedad privada sobre los medios de producción (tierras, minas, maquinaria, fábricas, tecnología,…).

Un ejemplo de ello lo encontramos en Francia donde los «demócratas» de la «derecha» y la «izquierda» se confunden para atizar el fuego contra la inmigración “ilegal”.

No sólo encontramos entre demócratas de « derecha » frases como “Hitler no mató suficiente” en referencia a unos gitanos acampados «ilegalmente» en Cholet (este de Francia)1 o los gitanos acosan a los parisinos” dijo la candidata del UMP a la alcaldía de París2 , también el ministro socialista de interior Manuel Valls vomita frases del tipo es ilusorio pensar que se resolverá el problema de la población gitana sólo a través de la inserción y «no hay otra solución que desmantelar esos campamentos progresivamente y reconducir (esas poblaciones) a la frontera»3 . 

Expulsión de gitanos: Suecia 1951 y Francia 2012, dos imágenes que se repiten

Y es con estas fuerzas políticas con quienes los pseudo-comunistas franceses (PCF) pretenden formar unfrente republicano para frenar lo que ellos consideran la “extrema derecha” (el Frente Nacional de Marine Le Pen).

Es decir, en lugar de señalar el verdadero origen de los males de los trabajadores y cuyo descontento por ello alimenta el ascenso del fascismo, los pseudo-comunistas franceses prefieren aliarse con los demócratas burgueses que representan los intereses de los explotadores capitalistas franceses que machacan a los trabajadores día a día en los centros de trabajo.

 Así se manifiesta el responsable de elecciones del PCF:¡es una situación de extrema gravedad para la democracia y para el combate contra la austeridad! […] Ante esta grave situación para todos los ciudadanos del cantón de Brignoles el Partido comunista francés llama el próximo domingo a formar un cordón a la extrema derecha4 

Como vemos el PC francés defiende la misma democracia que el PS y el UMP (equivalente al PP español) y habla en nombre de los “ciudadanos” (empresarios y trabajadores en el mismo saco).

 Y a pesar de ese “cordón republicano”, o quizás por ello, el Frente Nacional ha conseguido una de sus primeras vitorias en la elecciones del cantón de Brignoles5 . 

Marine Le Pen el 1 de mayo de 2013: “Somos el partido de los trabajadores”

¿Cómo es posible este ascenso del fascismo entre las clases populares?

Ante la falta de una influencia radical y revolucionaria en beneficio de la clase trabajadora que resuelva sus problemas materiales el fascismo recoge sus frutos prometiendo a troche y moche a los trabajadores franceses (subidas de salarios y jubilaciones, prioridad en el empleo y los subsidios para los franceses) y a la pequeña y mediana burguesía francesa arruinada por los grandes monopolios internacionales (bajada de impuestos para los pequeños y medianos empresarios, prioridad en la compra de productos franceses, lucha contra la competencia de otros países con mano de obra mucho más barata)6

 El PCOE mantiene que no es posible ningún avance dentro del marco del capitalismo en su fase más avanzada y reaccionaria (imperialismo), que no es posible ningún otro paso intermedio y continua llevando a los centros de trabajo y barrios populares a través de su política de masas (Frente Único del Pueblo) la alternativa real a este régimen criminal que en su forma blanda o dura nos lleva a la miseria y a la violencia diaria entre las distintas clases trabajadoras del mundo: el Socialismo.

 Comunicado de la Comisión de Relaciones Internacionales del PCOE

  

1  http://www.lavanguardia.com/internacional/20130722/54378022178/diputado-frances-hitler-mato-gitanos.html

2  http://www.leparisien.fr/paris-75/video-municipales-2014-les-roms-harcelent-les-parisiens-selon-nkm-18-09-2013-3147811.php 

5  http://www.lemonde.fr/politique/article/2013/10/13/le-canton-de-brignoles-dans-le-var-choisit-entre-l-ump-et-le-fn_3494892_823448.html 

  6   El « Proyecto » de Marine Le Pen entre otras cosas incluye: Subir 200 euros los salarios, jubilación a los 60 años, bajada de las tarifas del gas, electricidad y del tren, luchar contra la competencia de los países de mano de obra de muy bajo coste, ayudas a los padres que quieran dedicarse a la crianza de sus hijos, incitar a las empresas y administraciones a contratar personas de nacionalidad francesa, obligación del Estado y administraciones de proveerse de productos franceses, crear una guardia nacional de 50000 reservistas movilizables en un plazo breve, desarrollar los servicios secretos, aumentar los medios materiales de la gendarmería (http://www.frontnational.com/le-projet-de-marine-le-pen/)

{module [201|rounded]}

 



Contra el fascismo, ni un paso atrás

 En momentos de especial agudización de la lucha de clases, cuando la agitación de los obreros y las obreras se intensifica cada vez más, se multiplican las medidas represivas por parte del Estado y, poco a poco, el movimiento fascista va cobrando fuerza como respuesta desesperada de los burgueses ante la mera posibilidad de perder su posición de clase dominante.

A día de hoy existen numerosos movimientos fascistas que, aunque aún muy minoritarios, están cobrando fuerzas, alimentándose de las capas más atrasadas de la clase obrera y de los sectores más reaccionarios de la pequeña-burguesía, temerosos ante la ruina que les acecha. Estos movimientos de carácter netamente fascista no representan sino los intereses de la oligarquía financiera en su aspecto más reaccionario y terrorista.

Debido a la falta de un Movimiento Obrero organizado y cohesionado en lo ideológico, y a la existencia de una gran masa obrera sin conciencia de clase y que aún no ha interiorizado la doctrina del socialismo científico, la burguesía monopolista no requiere todavía de la imposición de una dictadura terrorista abierta, es decir, del fascismo. La forma democrático-burguesa de dominación aún garantiza a los capitalistas su absoluto monopolio del poder político y económico. Pero, pese a ello, podemos observar cómo se da un proceso de implantación progresiva de medidas de tipo represivo; se destina cada vez más presupuesto al aparato represor del régimen, y no escapa ya a la vista de nadie la brutalidad con las que se disuelven las manifestaciones y huelgas. Estos son tan solo algunos ejemplos del interminable historial represivo del Estado burgués español.

Este proceso responde a una realidad concreta, a una situación determinada de la lucha de clases: la conciencia espontánea está brotando entre los obreros y éstos están protagonizando movimientos espontáneos que, pese a tener un carácter puramente reformista y no rebasar los límites de la conciencia burguesa, podrían ser la antesala del movimiento consciente si los comunistas inoculamos, desde el exterior, la conciencia de clase a la gran masa de trabajadores. De este modo, lo que hoy es simple conciencia espontánea, podría convertirse el día de mañana en una lucha revolucionaria por la conquista del poder político, protagonizada por la clase obrera bajo la dirección de su Partido Comunista. La represión es, por tanto, una necesidad que tiene la burguesía para sobrevivir, y ésta crece en razón directa de la agitación de la clase obrera.

Paralelamente a este proceso de intensificación de las medidas represivas contra los obreros y los comunistas, los movimientos fascistas se desarrollan numéricamente, siendo éstos los perros de presa de la burguesía monopolista. Este es un hecho que los comunistas, de ningún modo, podemos ignorar; sino que debemos combatirlo con todas nuestras fuerzas para evitar que el embrión fascista se convierta mañana en un monstruoso aparato terrorista que ejerza una violencia abierta y sistemática contra la clase obrera; siempre con el objetivo de salvaguardar los intereses de los capitalistas.

Este proceso es más que evidente en Grecia, donde la organización fascista Amanecer Dorado cuenta ya con un fuerte arraigo entre ciertos sectores de la población. Sus escuadrones fascistas agreden con brutalidad, y con total impunidad por parte de la ley, a los trabajadores inmigrantes, a los obreros conscientes y a los comunistas, en un intento de aplastar el avance de las fuerzas revolucionarias del proletariado. En nuestro caso particular, que es el del Estado Español, observamos cómo ya han surgido numerosas organizaciones de este tipo (España 2000, Respuesta Estudiantil, Falange, Movimiento Social Republicano, Alianza Nacional, Nudo Patriota Español, etc.), que se están desarrollando paulatinamente. Es necesario reconocer que a día de hoy estos fascistas no cuentan con gran arraigo entre las masas, pero por ese mismo motivo es el momento adecuado para combatirlos: para evitar que el recrudecimiento de la lucha de clases nos lleve a una situación parecida a la que viven hoy los griegos con la inminente amenaza fascista que en ese país acecha.

El fascismo se presenta ante las masas con un discurso obrerista e incluso anti-capitalista, apelando a los sentimientos nacionales de las masas obreras y aprovechándose de su frustración ante las condiciones de vida a las que se ven sometidos que, para más inri, se han visto empeoradas desde que estalló la crisis cíclica de sobreproducción que estamos viviendo, que ha sido aprovechada por la burguesía monopolista para lanzar una brutal ofensiva contra los derechos de las clases trabajadoras. Los fascistas logran, de este modo, que su discurso cale entre las capas más atrasadas de la clase obrera, consiguiendo expandir su base social y su influencia entre las masas.

Los comunistas no podemos permanecer impasibles ante esta amenaza, debemos evitar que este discurso reaccionario y abiertamente terrorista penetre entre los obreros, desenmascarando a los fascistas ante las clases trabajadoras y señalándoles como lo que realmente son: siervos de la burguesía monopolista. Los proletarios deben estar prevenidos ante los movimientos fascistas y, sin lugar a dudas, es labor nuestra alertarlos de este peligro.

Por otra parte, cabe resaltar que confiar a los mecanismos democrático-burgueses la tarea de reprimir y frenar el avance del fascismo constituiría un error fatal. La democracia burguesa no es enemiga del fascismo, de hecho ambas son formas de dictadura de la burguesía sobre el proletariado, y ambas representan los intereses de exactamente la misma clase social, que no puede ser otra sino la burguesía. Es esta clase la misma que alimenta y subvenciona al fascismo cuando la democracia burguesa deja de ser una garantía estable del mantenimiento de su dominación. Por ello, la lucha contra el fascismo es inseparable de la lucha contra el sistema que lo genera, el capitalismo, y contra los capitalistas y su podrida democracia burguesa. Pues, en realidad, no dejan de ser una misma cosa.

Corresponde, por todo ello, a los marxistas-leninistas, como vanguardia de la clase obrera, dirigir la lucha contra la burguesía y sus marionetas fascistas. Allá donde los comunistas no tengamos presencia, estaremos concediendo un espacio al fascismo para que éste campe a sus anchas y trate de inocular su discurso ente los trabajadores. No podemos permitir que tal cosa suceda, debemos luchar sin descanso y a todos los niveles contra la burguesía y su Estado y, cómo no, contra sus perros de presa: los fascistas. Cada concesión al fascismo representa un paso atrás para nuestra clase en su honorable lucha por la Revolución proletaria. Únicamente la organización de las masas proletarias desarrollando el Frente Único del Pueblo, y el fortalecimiento del Partido son garantías para hacer que las clases populares avancen y parar la dictadura de los monopolios, y a su doberman fascista, que el Pueblo padece hoy.

¡Fuera los fascistas de nuestros barrios!

¡El capitalismo es quien genera el fascismo!

¡Socialismo o barbarie!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 

{module [201|rounded]}

 

 

 




Contra el nacionalismo

El fenómeno nacionalista ha sido históricamente, y aún hoy continúa siendo, un tema de vital importancia. Los comunistas debemos ofrecer un análisis científico y riguroso de esta cuestión, que permita dilucidar cuál es la naturaleza de este fenómeno y qué estrategia trazar ante él.

El análisis marxista de la cuestión nacional ha sido tergiversado por múltiples teóricos y organizaciones, que llevan a cabo una defensa obstinada del nacionalismo mientras enarbolan la bandera del marxismo-leninismo. Ante los falseadores, los comunistas debemos ofrecer una contundente respuesta teórico-práctica, desenmascarando a estos oportunistas ante la clase obrera.

El nacionalismo es un fenómeno netamente burgués y que sirve a los intereses de dicha clase. La burguesía halla en el nacionalismo un método para dividir al proletariado de las distintas naciones y pueblos, fomentando enfrentamientos entre ellos que tan solo sirven a los intereses de la clase burguesa y que debilitan al Movimiento Obrero. En contraposición al nacionalismo burgués, el proletariado debe regirse por los principios del internacionalismo, que fomenta la hermandad y la solidaridad entre los obreros y las obreras de todos los países.

Ahora bien, no debe confundirse el nacionalismo con el derecho a la autodeterminación de las naciones. De hecho, estos conceptos no son en absoluto sinónimos e incluso, en determinados contextos, éste primero puede convertirse en un impedimento para el ejercicio del segundo. Lenin, con respecto a esta cuestión, afirmaba:

«Hay gentes a quienes les parece “contradictorio” que esta resolución, al reconocer en su punto cuarto el derecho a la autodeterminación, a la separación, parece “conceder” el máximo al nacionalismo (en realidad, en el reconocimiento del derecho a la autodeterminación de todas las naciones hay un máximo de democracia y un mínimo de nacionalismo), y en el punto quinto previene a los obreros contra las consignas nacionalistas de cualquier burguesía y exige la unidad y la fusión de los obreros de todas las naciones en organizaciones proletarias internacionales únicas. Pero sólo inteligencias absolutamente obtusas pueden ver aquí una “contradicción”.»i

Las naciones deben poder ejercer su derecho a la autodeterminación, lo cual en ningún caso implica la defensa del nacionalismo. Pero la lucha por este derecho de las naciones es una frase vacua si no se subordina al problema general de la lucha de clases; pues tan solo el socialismo es capaz de garantizar este legítimo derecho de las naciones, estando éste en el capitalismo sometido a los intereses del gran capital financiero y no a la voluntad de las clases populares.

En el caso concreto del Estado Español, es cierto que las diversas naciones oprimidas no alcanzaron su emancipación, como sí lo hicieron la mayor parte de naciones europeas tras la llegada del capitalismo: las burguesías de las naciones oprimidas lideraron procesos de liberación nacional que dieron lugar al Estado nacional. En el Estado Español, en cambio, no tuvo lugar tal proceso debido al lento e incompleto desarrollo del capitalismo durante el siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX; dando lugar así a un Estado plurinacional.

Pero las respectivas burguesías de las naciones oprimidas –Euskadi, Galicia y Cataluña-, no están siendo sometidas por la burguesía de la nación opresora –la española-, sino que conforman junto a ella un bloque oligárquico único basado en sus intereses comunes: explotar y parasitar el trabajo de la clase obrera española, catalana, gallega y vasca. Pero este bloque hegemónico de las diferentes burguesías nacionales tiene también sus propias contradicciones internas, fruto del interés de las burguesías de las naciones oprimidas de imponer su exclusiva dictadura en su territorio nacional.

Tal es la naturaleza del proceso de liberación nacional que observamos a día de hoy en Cataluña, impulsado por la burguesía catalana y sus representantes políticos. Dicho proceso independentista tiene una naturaleza netamente burguesa: nace a partir de la contradicción entre la burguesía española y la burguesía catalana, pues ésta segunda desea imponer su hegemonía. Para este fin, la burguesía intenta embaucar a la clase obrera y a los demás sectores populares; con el inestimable apoyo de la pequeña burguesía y de los oportunistas.

¿A caso el proletariado catalán, gallego o vasco no continuaría estando sometido a la explotación de la burguesía en caso de que se independizaran sus respectivas naciones? La clase obrera de las naciones oprimidas no tiene interés en sustituir la dictadura del bloque formado por la burguesía central y las nacionales, sino en derrocar a toda la clase burguesa –independientemente de su nacionalidad- e instaurar la dictadura del proletariado, para edificar el socialismo, que será garante de igualdad entre las naciones y concederá el verdadero derecho a la autodeterminación.

No cabe duda, pues, de que los intereses objetivos del proletariado –sea el español, el catalán, el vasco o el gallego- son comunes, y que su lucha debe librarse de manera conjunta, pues su enemigo es común. Las nacionalidades no pueden ser un impedimento para la unión fraternal de los obreros, pues eso es lo que pretende la burguesía inoculando al proletariado el nacionalismo.

Los obreros de las naciones oprimidas no tienen nada en común con su burguesía nacional, y lo tienen todo en común con sus hermanos proletarios de las demás naciones.

Ahora bien, las contradicciones entre burguesías de diferentes naciones encuadradas en un mismo Estado, no solo generan una reacción nacionalista en las naciones oprimidas, sino que también dan lugar a un movimiento nacionalista en la nación opresora. En el caso del Estado Español, la burguesía central impulsa el nacionalismo español, es decir, el nacionalismo de la nación opresora. Tal nacionalismo es, si cabe, aún más despreciable.

Lenin hablaba claro al respecto, y explicaba cuál debe ser la línea de los comunistas respecto a esta cuestión:

«Semejante estado de cosas plantea al proletariado de Rusia una tarea doble, o mejor dicho, bilateral: luchar contra todo nacionalismo y, en primer término, contra el nacionalismo ruso; reconocer no sólo la completa igualdad de derechos de todas las naciones en general, sino también la igualdad de derechos respecto a la edificación estatal, es decir, el derecho de las naciones a la autodeterminación, a la separación; y, al mismo tiempo y precisamente en interés del éxito en la lucha contra toda clase de nacionalismos de todas las naciones, propugnar la unidad de la lucha proletaria y de las organizaciones proletarias, su más íntima fusión en una comunidad internacional, a despecho de las tendencias burguesas al aislamiento nacional.»ii

«En todo caso, el obrero asalariado seguirá siendo objeto de explotación, y para luchar con éxito contra ella se exige que el proletariado sea independiente del nacionalismo, que los proletarios mantengan una posición de completa neutralidad, por así decir, en la lucha de la burguesía de la diversas naciones por la supremacíaiii

Ya pueden los nacionalistas esconderse bajo un discurso revolucionario, o bajo la bandera del marxismo; serán desenmascarados por los comunistas. Todo nacionalismo, sea cual sea, es un arma de la contrarrevolución. Lenin respondía a Zinoviev cuando éste planteaba un nacionalismo revolucionario: No pintéis el nacionalismo de rojo.

Nosotros, los comunistas, somos enemigos de todos los nacionalismos y, a su vez, fieles defensores del derecho a la autodeterminación de las naciones.

Comisión Ideológica

Partido Comunista Obrero Español

i El derecho de las naciones a la autodeterminación; Lenin, 1914.

ii Ibídem.

iii Ibídem.

{module [201|rounded]}