1

Por la libertad del Pueblo. Por el Socialismo y la Dictadura democrática del Proletariado

A finales de octubre de este año, el ministro y vicesecretario general del partido del Gobierno, José Blanco, decía que, para concurrir a los comicios municipales que se celebrarán en 2011, la izquierda abertzale, (ilegalizada por el Parlamento del Capital) “lo tiene muy fácil: con cumplir la ley y condenar el terrorismo sería suficiente” y añadía que si “dieran los pasos necesarios lo saludaríamos: que condenen el terrorismo y que se alejen del terrorismo de una vez por todas”.

 

En recientes fechas, el expresidente del Gobierno Felipe González, flamante consejero de la compañía Gas Natural y presidente del Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa o Comité de Sabios, en un claro ejemplo de cómo monopolios y Estado se fusionan y la resultante se subordina a los intereses de los primeros, señaló que siendo presidente del Gobierno tuvo “la posibilidad de volarlos a todos juntos – la dirección de ETA – en la casa en la que se iban a reunir (…) La decisión es sí o no. Lo simplifico, dije: no. Y añado a esto: todavía no sé si hice lo correcto”. También dijo que “Si pudiera haber impedido que esos tipos que iban con un coche bomba a volar Hipercor lo hicieran, incluso volando el coche con los tipos dentro ¿lo hubiera hecho? Pues probablemente sí”. “¿Y eso es realmente escandaloso?”, se pregunta a sí mismo en la entrevista respondiéndose “Puede que lo sea, pero lo digo desde el punto de vista de la responsabilidad de un gobernante que tiene la obligación prioritaria de defender la vida de sus conciudadanos”, haciendo siempre una defensa encendida de Vera, Barrionuevo o Galindo, todos ellos relacionados con el terrorismo de Estado de los GAL y condenados por ello, cuando él era Presidente del Gobierno. Además, asegura Felipe González que “conozco dirigentes de todas las ideologías que no solo tienen la tentación, sino la acción de destruir a los terroristas para defender las vidas de sus conciudadanos. Eso ocurre todos los días en la lucha contra el terrorismo internacional, en los ataques a grupos talibanes y Al Qaeda en Afganistán”; dejando claro que no sólo hace apología del terrorismo de Estado sino que reconoce que es práctica habitual de todos los Estados capitalistas.

 

Y mientras este expresidente del gobierno y títere del Capital, va haciendo apología y enaltecimiento del terrorismo de Estado, conocedor de su impunidad, nadie de la Judicatura le ha aplicado la ley antiterrorista, demostrándose que la misma no es sino un instrumento más para reprimir políticamente al Pueblo y que, como no puede ser de otra manera en el Estado capitalista, la burguesía y sus esbirros disfrutan de tabla rasa para todos sus desmanes. Comprobamos, por tanto, que el peso de las leyes que los capitalistas hacen sólo caen sobre los trabajadores, verificándose como falsedad el que todos seamos iguales ante la ley. Por otra parte, los cables de noticias hechos públicos por Wikileaks nos señalan que, según el embajador estadounidense en España, el actual vicepresidente del gobierno y ministro del interior Alfonso Pérez Rubalcaba, le confesó que “el ministro de Justicia no quiso ver libre a un asesino convicto. En consecuencia, procuró adjudicarle un cargo adicional, pese a que era poco claro y de débiles argumentos, que permitiría mantener encarcelado al miembro de ETA” mostrándonos que la separación de poderes es una mentira y que los políticos de los monopolios capitalistas colocados por los mismos son los que determinan a quién se encierra o no y quién determinan quién es terrorista. Estos cables nos muestran así mismo una posible conspiración o concierto delictivo entre fiscales y miembros del gobierno español y funcionarios de EEUU para tapar el procedimiento penal abierto por el asesinato del cámara José Couso, algo que ha denunciado nuevamente su familia; en la misma línea, otros cables aportados por Wikileaks nos ilustran la forma en que la fiscalía española miraba para otro lado, colaborando con sus jefes norteamericanos, para interferir y no investigar casos flagrantes de terrorismo de Estado y de violación de los derechos humanos como son, aparte de lo ya expresado, los vuelos de la CIA o las torturas de Guantánamo.

Mientras a la fiscalía, a Felipe González, o a los miembros del Gobierno no se les aplica la ley antiterrorista, el Estado no duda en tener a todos aquellos que le cuestionan a él y a su sistema económico en el punto de mira, así como tampoco vacila en encarcelar a dirigentes políticos y militantes independentistas, comunistas e incluso miembros en defensa de la amnistía y la solidaridad. El Estado Español ha sido responsable de innumerables actos de terrorismo de Estado, desde los crímenes perpetrados en Vitoria el 3 de marzo de 1.976 hasta las acciones del GAL, dirigidas por dirigentes políticos todavía vivos; sin haber resarcido a las víctimas, ni condenar esa violencia, ni juzgar a los criminales responsables, demostrándose que el Estado capitalista es el instrumento que tiene la burguesía para oprimir a las clases populares, tal y como nos han enseñado los padres del Marxismo-Leninismo y que, si se aplicase al Estado y a los capitalistas las leyes que ellos mismos hacen deberían ser ilegalizados.

El llamado “proceso de Transición” fue un instrumento vital para que los que se acostaron siendo franquistas amanecieran con máscaras democráticas; para que esos fascistas se autodenominen “demócratas” y éstos califiquen de “terrorista” a todo aquél que se oponga a ellos; para que los hijos de esos franquistas se etiquetaran, incluso, con términos como “Socialista”, e incluso “Obrero”, mientras a la clase obrera y a su miembros verdaderamente socialistas, comunistas y anticapitalistas se les reprime y se les sigue encerrando en las prisiones del Estado, donde los que traicionaron y se alzaron contra el Pueblo en 1936, de la mano de Hitler y Mussolini como máximos estandartes de la burguesía en dicho período, siguen usurpando el Poder, ejerciéndolo de manera dictatorial y despótica; todo ello gracias al pacto realizado por la burguesía y el oportunismo traidor, descollando entre estos últimos el PCE.

El Partido Comunista Obrero Español exige la inmediata derogación de la ley de Partidos, la supresión de todo tribunal político empezando por la Audiencia Nacional y la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos encarcelados. Por último el Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a las clases populares para que construyan y se organicen en Asambleas Populares, en los barrios, ciudades, pueblos, etc; hace un llamamiento a los Comités de Empresas y Delegados de Personal para que construyan Asambleas de Comités y Delegados universalizando la unidad de todos los trabajadores; hace un llamamiento a los Estudiantes a unirse y organizarse en Asambleas y Consejos de Estudiantes, de tal modo que se vaya constituyendo el Frente Único del Pueblo, órganos de poder verdaderamente democráticos y populares porque son paridos por el Pueblo y por tanto emanan de él. Dichas organizaciones populares deberán contraponerse a los actuales órganos de poder antidemocráticos en manos de la oligarquía financiera, cuyo único objetivo es satisfacer los intereses de una minoría explotadora reprimiendo y robando al Pueblo, despojado no sólo de lo que produce sino también siendo despojado de la libertad y de la democracia, que sólo puede alzarse con la dictadura democrática del proletariado y con la propiedad social de los medios de producción.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Por la libertad del Pueblo. Por el Socialismo y la Dictadura democrática del Proletariado

A finales de octubre de este año, el ministro y vicesecretario general del partido del Gobierno, José Blanco, decía que, para concurrir a los comicios municipales que se celebrarán en 2011, la izquierda abertzale, (ilegalizada por el Parlamento del Capital) “lo tiene muy fácil: con cumplir la ley y condenar el terrorismo sería suficiente” y añadía que si “dieran los pasos necesarios lo saludaríamos: que condenen el terrorismo y que se alejen del terrorismo de una vez por todas”.

 

En recientes fechas, el expresidente del Gobierno Felipe González, flamante consejero de la compañía Gas Natural y presidente del Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa o Comité de Sabios, en un claro ejemplo de cómo monopolios y Estado se fusionan y la resultante se subordina a los intereses de los primeros, señaló que siendo presidente del Gobierno tuvo “la posibilidad de volarlos a todos juntos – la dirección de ETA – en la casa en la que se iban a reunir (…) La decisión es sí o no. Lo simplifico, dije: no. Y añado a esto: todavía no sé si hice lo correcto”. También dijo que “Si pudiera haber impedido que esos tipos que iban con un coche bomba a volar Hipercor lo hicieran, incluso volando el coche con los tipos dentro ¿lo hubiera hecho? Pues probablemente sí”. “¿Y eso es realmente escandaloso?”, se pregunta a sí mismo en la entrevista respondiéndose “Puede que lo sea, pero lo digo desde el punto de vista de la responsabilidad de un gobernante que tiene la obligación prioritaria de defender la vida de sus conciudadanos”, haciendo siempre una defensa encendida de Vera, Barrionuevo o Galindo, todos ellos relacionados con el terrorismo de Estado de los GAL y condenados por ello, cuando él era Presidente del Gobierno. Además, asegura Felipe González que “conozco dirigentes de todas las ideologías que no solo tienen la tentación, sino la acción de destruir a los terroristas para defender las vidas de sus conciudadanos. Eso ocurre todos los días en la lucha contra el terrorismo internacional, en los ataques a grupos talibanes y Al Qaeda en Afganistán”; dejando claro que no sólo hace apología del terrorismo de Estado sino que reconoce que es práctica habitual de todos los Estados capitalistas.

Y mientras este expresidente del gobierno y títere del Capital, va haciendo apología y enaltecimiento del terrorismo de Estado, conocedor de su impunidad, nadie de la Judicatura le ha aplicado la ley antiterrorista, demostrándose que la misma no es sino un instrumento más para reprimir políticamente al Pueblo y que, como no puede ser de otra manera en el Estado capitalista, la burguesía y sus esbirros disfrutan de tabla rasa para todos sus desmanes. Comprobamos, por tanto, que el peso de las leyes que los capitalistas hacen sólo caen sobre los trabajadores, verificándose como falsedad el que todos seamos iguales ante la ley. Por otra parte, los cables de noticias hechos públicos por Wikileaks nos señalan que, según el embajador estadounidense en España, el actual vicepresidente del gobierno y ministro del interior Alfonso Pérez Rubalcaba, le confesó que “el ministro de Justicia no quiso ver libre a un asesino convicto. En consecuencia, procuró adjudicarle un cargo adicional, pese a que era poco claro y de débiles argumentos, que permitiría mantener encarcelado al miembro de ETA” mostrándonos que la separación de poderes es una mentira y que los políticos de los monopolios capitalistas colocados por los mismos son los que determinan a quién se encierra o no y quién determinan quién es terrorista. Estos cables nos muestran así mismo una posible conspiración o concierto delictivo entre fiscales y miembros del gobierno español y funcionarios de EEUU para tapar el procedimiento penal abierto por el asesinato del cámara José Couso, algo que ha denunciado nuevamente su familia; en la misma línea, otros cables aportados por Wikileaks nos ilustran la forma en que la fiscalía española miraba para otro lado, colaborando con sus jefes norteamericanos, para interferir y no investigar casos flagrantes de terrorismo de Estado y de violación de los derechos humanos como son, aparte de lo ya expresado, los vuelos de la CIA o las torturas de Guantánamo.

Mientras a la fiscalía, a Felipe González, o a los miembros del Gobierno no se les aplica la ley antiterrorista, el Estado no duda en tener a todos aquellos que le cuestionan a él y a su sistema económico en el punto de mira, así como tampoco vacila en encarcelar a dirigentes políticos y militantes independentistas, comunistas e incluso miembros en defensa de la amnistía y la solidaridad. El Estado Español ha sido responsable de innumerables actos de terrorismo de Estado, desde los crímenes perpetrados en Vitoria el 3 de marzo de 1.976 hasta las acciones del GAL, dirigidas por dirigentes políticos todavía vivos; sin haber resarcido a las víctimas, ni condenar esa violencia, ni juzgar a los criminales responsables, demostrándose que el Estado capitalista es el instrumento que tiene la burguesía para oprimir a las clases populares, tal y como nos han enseñado los padres del Marxismo-Leninismo y que, si se aplicase al Estado y a los capitalistas las leyes que ellos mismos hacen deberían ser ilegalizados.

El llamado “proceso de Transición” fue un instrumento vital para que los que se acostaron siendo franquistas amanecieran con máscaras democráticas; para que esos fascistas se autodenominen “demócratas” y éstos califiquen de “terrorista” a todo aquél que se oponga a ellos; para que los hijos de esos franquistas se etiquetaran, incluso, con términos como “Socialista”, e incluso “Obrero”, mientras a la clase obrera y a su miembros verdaderamente socialistas, comunistas y anticapitalistas se les reprime y se les sigue encerrando en las prisiones del Estado, donde los que traicionaron y se alzaron contra el Pueblo en 1936, de la mano de Hitler y Mussolini como máximos estandartes de la burguesía en dicho período, siguen usurpando el Poder, ejerciéndolo de manera dictatorial y despótica; todo ello gracias al pacto realizado por la burguesía y el oportunismo traidor, descollando entre estos últimos el PCE.

El Partido Comunista Obrero Español exige la inmediata derogación de la ley de Partidos, la supresión de todo tribunal político empezando por la Audiencia Nacional y la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos encarcelados. Por último el Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a las clases populares para que construyan y se organicen en Asambleas Populares, en los barrios, ciudades, pueblos, etc; hace un llamamiento a los Comités de Empresas y Delegados de Personal para que construyan Asambleas de Comités y Delegados universalizando la unidad de todos los trabajadores; hace un llamamiento a los Estudiantes a unirse y organizarse en Asambleas y Consejos de Estudiantes, de tal modo que se vaya constituyendo el Frente Único del Pueblo, órganos de poder verdaderamente democráticos y populares porque son paridos por el Pueblo y por tanto emanan de él. Dichas organizaciones populares deberán contraponerse a los actuales órganos de poder antidemocráticos en manos de la oligarquía financiera, cuyo único objetivo es satisfacer los intereses de una minoría explotadora reprimiendo y robando al Pueblo, despojado no sólo de lo que produce sino también siendo despojado de la libertad y de la democracia, que sólo puede alzarse con la dictadura democrática del proletariado y con la propiedad social de los medios de producción.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Sobre la necesidad de huelga general y contra el pensionazo

causantes crisisEl pasado día 29 de septiembre la clase trabajadora respondió a las agresiones del Parlamento y de la mayoría de los Partidos del Capital que lo componen, secundando masivamente la convocatoria de Huelga General realizada por las dos centrales sindicales mayoritarias. La huelga del 29S fue un éxito, a pesar de que las direcciones de ambas centrales sindicales hicieran todo lo posible porque no lo fuera: llegaba muy tarde y habían sido acordados unos servicios mínimos abusivos por primera vez con el Gobierno al que se le hacía la huelga, por ejemplo en el transporte, incluso por encima del 25%.

 

Los motivos que en su momento desencadenaron la convocatoria de huelga general del 29S siguen estando plenamente vigentes hoy, sin que el Gobierno haya modificado una coma de la reforma laboral. No sólo no ha modificado nada, sino que continúa agrediendo a las clases trabajadoras, arremetiendo contra las pensiones o contra prestaciones a desempleados siguiendo el dictado de la burguesía internacional (en donde está bien integrada la burguesía española), a la par que entrega dinero a manos llenas a empresarios y bancos y concede subvenciones millonarias a cúpulas sindicales y organizaciones patronales. Evidentemente, esto último condiciona los pasos de las traicioneras direcciones de los sindicatos mayoritarios, que ya deberían haber convocado una nueva huelga general.

Como decíamos, motivos para declarar una huelga general los hay de sobra:

• El salario mínimo en España es inferior en más de un 50% al salario mínimo de los países de la UE-15

•El gasto público en protección social en España es un 5,9% de PIB inferior a los de los países de la UE-15

• Las pensiones españolas son un 57% inferiores a la media europea, o lo que es lo mismo, un 3,7% de PIB. El 30% de las mismas – 2.584.200 jubilados – son inferiores a la pensión mínima, y el 85% de los pensionistas del estado español no alcanzan la condición de mileurista, fijándose la pensión media en 761 euros mensuales. Estas pensiones tercermundistas, de las más bajas de la UE, son las que el Parlamento español quiere rebajar. Por un lado, el gobierno, siguiendo a rajatabla las políticas que le impone el Capital internacional, pretende ampliar la edad de jubilación de 65 a 67 años, por otro lado, ya todos los partidos del Capital han pactado elevar el cómputo de 15 a 25 años para tener el Estado un ahorro de 10.000 millones de euros al año y una caída de las pensiones, ya de por sí miserables, de un 10%.

El Capital no duda en utilizar su instrumento de opresión y de redistribución de la riqueza en su favor – el Estado -, así como a sus sicarios – los partidos políticos a los que financia –, para mantener sus privilegios y sus márgenes a costa del Pueblo, que es el que paga sus desmanes. Los recortes sociales contrastan con las declaraciones del Gobernador del Banco de España o del BCE, que advierten que los bancos europeos tendrán barra libre, “que existen fondos de sobra para atender a las necesidades de capital” de la banca según la Ministra de Economía; que según las agencias de rating, estas necesidades de Capital para los bancos españoles ascienden a 17.000 millones de euros de manera inmediata, según Moody’s, y entre 70.000 y 120.000 millones de euros, según UBS. Los Estados capitalistas europeos, empezando por el español, no dudan en robarle al trabajador, al pensionista y al Pueblo – víctimas de la crisis – para dárselo a los bancos y empresarios – causantes y culpables de la crisis -. Y esta forma de robar todavía más al Pueblo trabajador para dárselo a la oligarquía financiera, lo realiza un gobierno encabezado por un Presidente del Gobierno y unos ministros que, en gran número, son afiliados al sindicato UGT.

Por todo ello, la situación requiere no una huelga general, sino todas aquellas que sean necesarias hasta tumbar estas políticas que agreden a los trabajadores y depauperan sus ya precarias condiciones de vida. Es más, el PCOE estima necesaria la transformación progresiva de la huelga económica en huelga política y deja claro que, incardinado en el movimiento obrero, hará cuanto esté en su mano para que así sea y que el sujeto de ese cambio sea el proletariado. Por lo tanto, debemos advertirles a las direcciones de las dos centrales sindicales mayoritarias que no hay que poner más condiciones a la convocatoria de Huelgas Generales ni amagar más, sino convocar ya Huelga General, pues se mantienen todas las razones por las que se convocó el pasado 29S y se añaden otras de peso como la supresión de la indemnización de desempleo a los parados de larga duración, el pensionazo y, en un horizonte inminente, el copago sanitario como antesala a la privatización de la sanidad para servir a las empresas aseguradoras. Las direcciones de CCOO y UGT deben convocar ya Huelga General y no reeditar otra traición a la clase obrera como hicieron en 1.996 al firmar el Pacto de Toledo y ampliando el periodo de cálculo de 8 a 15 años, que en la práctica significó un ahorro para el Estado del 4% y una disminución notable de las pensiones, algo reconocido por uno de los signantes – UGT – cuando en comunicado de Prensa de su Comisión Ejecutiva el pasado 13 de julio de 2003 señalaba: “La situación de los pensionistas españoles deja mucho que desear respecto a Europa. Nuestro país sólo dedica el 59% de la media comunitaria al gasto en pensiones y servicios sociales por persona mayor de 65 años. Además, en 2002 las pensiones de jubilación en España supusieron el 58% del salario medio, un porcentaje que disminuirá si se amplía el periodo de cálculo como pretende el Gobierno. Las cuantías de las pensiones mínimas en nuestro país son de las más bajas de Europa; la penalización por jubilaciones anticipadas, la más alta; y nuestros mayores tienen que pagarse, con su pensión, buen número de servicios esenciales”.

Desde el Partido Comunista Obrero Español consideramos necesaria la convocatoria inmediata de una huelga general. Hacemos un llamamiento a los afiliados, a los comités de empresa, delegados de personal y trabajadores para que presionen a las direcciones sindicales a la convocatoria de Huelga General, así como todas aquellas que deban realizarse de tal modo que el Gobierno de los Capitalistas tenga que recular en sus agresiones para con aquellos que generamos todos los bienes materiales necesarios para la vida de la sociedad, los trabajadores.

Por último, el Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a la clase trabajadora a unirse y a organizarse, empezando por todas las empresas que están siendo o van a ser privatizadas y que hagan frente común contra el proceso privatizador en marcha. Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse, tanto en los centros de trabajo como en los pueblos y ciudades. Hacemos un llamamiento a los Comités de Empresa y Delegados de Personal a unirse a otros Comités y Delegados, así como al movimiento popular (agrupaciones campesinas, de estudiantes, AAVV, etc.) para universalizar la unidad de los trabajadores desde la base como única vía, no sólo de frenar las agresiones de la Patronal y su Estado, sino también como único camino para democratizar la sociedad y distribuir justamente la riqueza que nosotros generamos y que nos roban.

¡POR LA HUELGA GENERAL HASTA TUMBAR LAS POLÍTICAS ANTIOBRERAS DEL GOBIERNO DEL PSOE!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE ASAMBLEAS POPULARES Y ASAMBLEAS DE COMITÉS, DELEGADOS Y TRABAJADORES!

¡POR LA CONFORMACIÓN DEL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




La democracia brilla por su ausencia

 En las tertulias de radio, en la televisión o en los periódicos – todos ellos en manos del gran Capital – se afanan en dar al Pueblo lecciones de qué es la democracia y quiénes son los demócratas. Todo aquél que defiende los intereses de la burguesía y sus instituciones son “grandes” demócratas, verdaderos “hombres de estado con altura de miras”. Sin embargo, todo aquél que se opone a los intereses del capital saliendo en defensa de los intereses de la mayoría, de los oprimidos y explotados, es calificado como comunista, “defensor de la satrapía o de la tiranía”, radical, extremista o terrorista.

La democracia es una forma de Estado que se distingue por la participación de los ciudadanos en el gobierno, su igualdad ante la ley y la concesión de derechos y libertades políticos a los individuos. Como forma de Estado que es, la democracia burguesa es una de las formas mediante la que los capitalistas explotan y oprimen a la mayoría trabajadora. La otra forma que tiene la burguesía de someter y oprimir al Pueblo Trabajador es el fascismo. Por consiguiente, democracia burguesa y fascismo son dos caras de una misma moneda: La dictadura de la burguesía.

El momento histórico así como la Historia nos muestran que la inmensa mayoría de los seres humanos están despojados de la democracia, del fruto de su trabajo, del futuro y el presente de sus vidas, así como de la de sus descendientes. Capitalismo y democracia son términos antagónicos, pues el capitalismo, así como las dos formas de estado que eleva, restringen los privilegios, la apropiación del plusvalor y del producto del proceso de producción, la propiedad de los medios de producción y el poder político a una clase minoritaria y explotadora, la burguesía. Sólo el Socialismo puede elevar un estado verdaderamente democrático, pues sólo un sistema de organización de la economía nacional basado en la propiedad social de los medios de producción puede generar las precondiciones imprescindibles para la existencia de democracia, que son: La verdadera soberanía del Pueblo, la consecución de la igualdad y la libertad del individuo.

Por más que los lacayos del imperialismo vociferen desde los medios sus consignas supuestamente democráticas cual títeres manejados por los dueños de los medios, la tozuda realidad nos muestra cuan falsos son sus argumentos y cuanta verdad hay en la aseveración de que mientras no se construya el Socialismo no arribará la democracia. En ningún país de Europa existe la soberanía, no sólo popular, pues los pueblos están despojados del poder, sino ni tan siquiera nacional pues los Parlamentos legislan, no por lo que demanden y requieran los ciudadanos sino para satisfacer y generar confianza a los Mercados, o lo que es lo mismo, la burguesía internacional. Todos los Parlamentos se lanzan a seguir las recetas de los organismos supranacionales capitalistas ajenos a todo control de los Pueblos: FMI, BM, Club Hildelberg, Comisión Trilateral, etc…

Mientras los Pueblos se lanzan a las calles en contra de las medidas adoptadas por los Parlamentos burgueses, sicarios del imperialismo y ejecutores de las masas obreras y populares, éstos militarizan colectivos de trabajadores y los reprimen empleando para ello los cuerpos represivos del Estado (Ejército, Policía y Jueces). Los “demócratas” burgueses, a sueldo del Capital, hablan de esfuerzos y de apretar los ya estrechos cinturones del Pueblo, al que llevan a la pobreza máxima a la par que ellos se embadurnan de corrupción y permiten que la burguesía se enriquezca más a costa del empobrecimiento de la mayoría trabajadora. Nos dicen que hay deuda y que esas medidas de recorte social, de agresión a los trabajadores y pensionistas, son necesarias para enjugar la misma pero silencian que esa deuda se ha contraído para salvar al sistema bancario, responsable de la crisis. Se le quita al trabajador y al pensionista para dárselo al banquero; esa es la democracia burguesa. Se tienen que eliminar subsidios, deteriorar las pensiones,… pero no se tocan los casi 800 millones de euros anuales que gasta el Estado burgués español en guerrear en la otra punta del mundo para salvaguardar los intereses de los grandes capitalistas responsables de todas las injusticias, miserias y guerras acontecidas en el Planeta. A la par, se trata de llevar las pensiones a una cuantía mínima vital, no se cuestionan las pagas vitalicias, ni las pensiones que disfruta una casta política corrupta que multiplican por mucho las pensiones de los trabajadores, ni los precios abusivos en servicios esenciales como la electricidad, el gas, los combustibles para el transporte, etc… que hacen que el capitalista engorde todavía más sus beneficios.

Corrupción inherente al capitalismo, donde todo tiene un precio y todo se compra y se vende. El ejemplo más claro lo tenemos en Italia donde el Pueblo clama contra un Primer Ministro, empresario, pero que no consigue su objetivo de revocarle al estar despojado del poder político que, por otra parte, está en manos de políticos – en su mayoría empresarios o esbirros directos de éstos – que venden su voto siendo los Parlamentos un mercado persa donde el kilogramo de parlamentario tiene precio – una pensión vitalicia, una comisión, un cargo, etc…Pero lo acontecido en Italia se ha reproducido en España, EEUU y en todos los países que los “demócratas” burgueses llaman países civilizados u occidente.

Jamás podrá haber democracia mientras no haya socialismo y éste no deviene de manera espontánea, sino que debe ser construido por la mayoría explotada generadora de todos los bienes materiales necesarios para la vida, el Proletariado, dirigido por su vanguardia, que también forma parte de él. Desde el Partido Comunista Obrero Español hacemos un llamamiento a los trabajadores a construir la fuerza necesaria para la conquista de la democracia, para su emancipación como clase oprimida, para la construcción del Socialismo. Para ello tenemos que desarrollar los órganos de poder que nosotros mismos, como clase, hemos inventado ya. Esos órganos de poder, democráticos porque hunden sus raíces en la mayoría, en el Pueblo, deben fortalecerse y confrontarse a los órganos de poder que tiene el Capital para someternos. Estos órganos de poder obreros, que sepultarán la opresión del Capitalismo, son la universalización de la unidad de los comités de empresa y de los delegados de personal, elegidos por los trabajadores, que cuando adquieran consciencia de la fuerza de dicha unión, harán que la mayoría trabajadora se convierta en la dominadora sobre el control y la distribución de la producción. Asimismo, la unión y la organización de la fuerza de los Comités y delegados de personal, con los estudiantes, las asociaciones vecinales, los campesinos pobres, los jubilados, inmigrantes, las mujeres, y todos aquellos sectores populares azotados por los capitalistas darán a luz a estructuras de poder populares donde estará la mayoría del Pueblo y determinará la mayoría del Pueblo naciendo la verdadera democracia, siendo el Pueblo soberano sobre su futuro y su presente.

¡Trabajador, exige a tu Comité o tus delegados a unirse a otros Comités y Delegados!

¡Ciudadano oprimido por el Sistema Capitalista, construye Asambleas Populares en tu barrio, en tu municipio, en tu Provincia!

¡Acabemos con la Dictadura de la Burguesía construyendo la Dictadura democrática del Proletariado!

¡Por la Construcción de un Frente Único del Pueblo!

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 




Mensaje del movpaz sobre los cinco héroes

DECLARACION FINAL

Reunidos en La Habana, Cuba, el 10 de diciembre de 2010, Día Internacional de los Derechos Humanos, 115 delegados de 74 organizaciones de la sociedad civil cubana, y 5 organizaciones regionales e internacionales con sede en Cuba, participantes en el Foro de la Sociedad Civil Cubana por la Liberación de los Cinco, acuerdan exponer lo siguiente:

 

1. Los integrantes del panel expositor han brindado al Foro una amplia y actualizada información acerca de la situación de los cinco antiterroristas cubanos, privados de libertad desde hace 12 años, en cárceles de los Estados Unidos: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, René González, Ramón Labañino y Fernando González, que revela objetivamente las violaciones de la legalidad realizadas durante el proceso penal seguido contra ellos por parte de autoridades y tribunales actuantes en el caso.

2. Condenamos las violaciones de los derechos humanos de dichos prisioneros, perpetradas desde el momento de su detención, a través de todo el proceso judicial y durante el tiempo de encarcelamiento y el cumplimiento de las injustas penas impuestas, evidentemente ilegales.

3. El caso de los Cinco es absolutamente político. Ha sido el juicio más largo en los Estados Unidos, silenciado por la gran prensa cómplice, a pesar de las evidentes violaciones de las leyes y lo injusto del proceso judicial seguido contra ellos. Mientras los Cinco guardan prisión injusta, terroristas internacionales como Orlando Bosh Avila y Luis Posada Carriles pasean libremente por las calles de Miami y reciben homenaje en una Universidad de esa ciudad.

4. Es necesario divulgar la verdad sobre el caso de los Cinco. Estos cubanos lograron infiltrarse en las redes terroristas anticubanas en Miami. Su actuación consistió solamente en prevenir actos terroristas contra Cuba, pues es de todos conocido que en Miami radican y actúan impunemente grupos terroristas que han sembrado la muerte de personas inocentes en nuestro país y en otros países, han planeado cientos de proyectos y ejecutado asesinatos y sabotajes para destruir nuestra economía, trasmitir enfermedades en la población, y atentar de otros modos contra la paz, la estabilidad y el desarrollo de Cuba.

5. La celebración de un juicio amañado, en el territorio mismo de la Florida donde radican esos grupos, y a pesar de la falta de pruebas que demostraran haber cometido actos o buscar información sobre cuestiones de seguridad nacional para los Estados Unidos, fueron condenados a injustas penas de prisión. Aunque tres de los cinco fueron resentenciados y se logró que fueran quitadas las cadenas perpetuas impuestas a Ramón y Antonio, las nuevas sentencias resultan igualmente injustas. Gerardo fue condenado a dos cadenas perpetuas y 15 años de prisión y ha permanecido en cárceles de máxima seguridad. Cuba ha responsabilizado al gobierno norteamericano por la falta de atención médica ante la grave situación de salud por la que atravesó cuando se enfermara, al ser enviado este año nuevamente, de manera arbitraria, a la celda de confinamiento solitario.

6. Los abusos a que han sido sometidos los cinco héroes cubanos durante la prisión, constituyen igualmente una violación flagrante de los derechos humanos y de los Pactos, Acuerdos y Convenciones internacionales que rigen el Derecho Humanitario. Durante el largo período de reclusión, estos cinco cubanos han afrontado los mayores obstáculos para ejercer sus derechos y han sido sometidos a crueles castigos, incluyendo largos períodos de confinamiento solitario.

7. Resulta ilustrativo que desde el 27 de mayo de 2005 el Grupo de Trabajo Sobre Detenciones Arbitrarias de la entonces Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas declaró ARBITRARIAS las detenciones de estos cinco cubanos e instó al Gobierno de Estados Unidos a adoptar de inmediato las medidas necesarias para solucionar dicha situación. Esta decisión constituye el primer cuestionamiento de ese grupo sobre un juicio efectuado en Estados Unidos.

8. La lucha por la libertad de los Cinco constituye ya un reclamo de la comunidad internacional. Se han sumado a esta demanda organizaciones sociales, políticas, de profesionales, gobiernos, parlamentos, personalidades de la cultura, de la ciencia, Premios Nobel, juristas, instituciones de la sociedad civil y otras más, en gesto solidario en la defensa de esta causa justa. Las organizaciones de la sociedad civil cubana presentes en este Foro, alzamos nuestra voz para exigir justicia a favor de la liberación de los cinco héroes cubanos. Instamos a todas las personas y organizaciones amantes de la justicia y los más elevados sentimientos humanos a que se unan a nuestro reclamo. Es necesario que todos los presentes incrementemos la información del caso de los Cinco a través de correos electrónicos o por otras vías a los integrantes de nuestras redes, amistades y familiares, solicitando sus acciones solidarias consistentes en el envío de mensajes, o realización de llamadas telefónicas a las oficinas del Presidente de Estados Unidos, solicitando que los cinco sean liberados mediante el uso de sus facultades legales y constitucionales de decretar su libertad.

9. Hacemos un llamado a la solidaridad internacional y especialmente al pueblo de los Estados Unidos, para que respalden la demanda del pueblo cubano de que sea rectificada esta injusticia por parte del Presidente de este país, Barack Obama. ¡La solidaridad internacional podrá lograr su regreso a la patria y a su familia!

En este Día de los Derechos Humanos honramos la actitud heroica de Gerardo, Fernando, Ramón, René y Antonio que simbolizan la decisión de nuestro pueblo de defender la Patria y los valores de justicia, libertad y solidaridad que ellos heroicamente representan. Asimismo, apoyamos la conducta digna y valiente de sus familiares, a quienes admiramos y les ratificamos que continuaremos junto a ellos en esta batalla por la verdad hasta lograr su libertad, denunciando la injusticia y crueldad de que son víctimas sus seres queridos.

¡Volverán!

(fdo.) Los representantes de las organizaciones de la Sociedad Civil de Cuba, participantes en el Foro




Represión para el pueblo y servilismo con los causantes de la crisis

Hace medio año se produjo una huelga de dos días en el Metro de Madrid. La reacción del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, con el PP a la cabeza, fue arremeter judicialmente contra los sindicatos convocantes de la Huelga y el Comité de Huelga demandándoles una indemnización de 6.581.330 euros, constituyendo un ataque sin precedentes y brutal contra la lucha sindical organizada, que se acrecenta con la intención de Metro de Madrid de despedir “a los cabecillas”, como llama la prensa capitalista a los líderes sindicales que descollaron en la huelga.

 Observamos que aquella agresión a los trabajadores no es aislada al contemplar la militarización del espacio aéreo decretado por el gobierno del PSOE el pasado día 3 de diciembre. Los miembros del Ejecutivo han advertido que van a producirse despidos.

Los anteriores son dos claros ejemplos de cómo PP, PSOE y demás partidos del Capital no vacilan en lanzarle a los trabajadores de este país el mensaje de que emplearan todos los resortes represivos del Estado, empezando por Judicatura y Ejército, si osan rebelarse contra los designios del Capital y su dictadura. Nos muestran que hablar de derechos sindicales en este país no es más que un ejercicio de hipocresía, pues en los centros de trabajo lo único que existe es represión, siendo el empresario juez y explotador cuya voluntad está por encima de lo humano y de lo divino. Tanto Esperanza Aguirre, por un lado, como los arietes más reaccionarios del Gobierno, Blanco y Rubalcaba por el otro, no han dudado – apoyados por los medios del Capital- en arremeter contra los trabajadores y en reprimirles mostrándonos que hablar de democracia y de derechos de los trabajadores en el estado español es sencillamente un acto de cinismo.

Las agresiones realizadas por el Parlamento contra el Pueblo trabajador y aquellas que tiene en mente realizar como el pensionazo, que ejecutarán con un Ministro de Trabajo afiliado a UGT – que fue la persona designada por dicho sindicato, el gobierno del GAL, y las entidades de crédito involucradas en la estafa de la PSV – a la cabeza, pretenden diluirlas socialmente arremetiendo contra los controladores aéreos. No dudan en acusar a los controladores de privilegiados los mismos que necesitan sólo cuatro años para tener derecho a una pensión vitalicia máxima o que perciben salarios superiores a 140 mil euros, véase María Teresa Fernández De la Vega. Por no hablar de los salarios y comisiones que se llevan los políticos del Capital.

Y mientras todo esto acontece, mientras arremeten contra los trabajadores abiertamente, en el Parlamento se sataniza todo rechazo a los planes dictados por la burguesía internacional y ejecutados por políticos a su servicio que planean más recortes, privatizaciones y proyectos de leyes de regulación del derecho de huelga, que en la práctica será su prohibición. En este escenario, tenemos a las direcciones de UGT y CCOO calladas, arremetiendo contra los controladores aéreos, percibiendo subvenciones estatales, mirando para otro lado ante la represión de la Patronal y su Estado como instrumento de opresión contra los trabajadores, haciendo la vista gorda ante el fenecimiento de la negociación colectiva y ante cinco millones de parados. Asi se comportan las centrales sindicales, en lugar de convocar ya una nueva huelga general.

Desde el Partido Comunista Obrero Español enviamos un mensaje de solidaridad y apoyo tanto a los compañeros del Metro de Madrid como a los controladores aéreos y hacemos un llamamiento a los Comités de Empresa y a los Delegados de Personal a unirse, pues ellos son los depositarios de la democracia de los trabajadores y en sus manos, siempre que estén unidos y organizados desde la base, está la producción de este país y una fuerza imposible de frenar. Les exhortamos a esa unidad y, también, a que se conviertan en la médula espinal que aglutine a todos aquellos colectivos sociales agredidos por el capitalismo y su Parlamento vendido al Capital, como son los estudiantes, los pequeños campesinos, los jubilados, inmigrantes, etc…. Sólo de esta manera los trabajadores podremos conquistar la democracia y la justicia social que a día de hoy este sistema falsamente denominado democrático nos niega.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




La Constitución o la máscara con la que se acostaron franquistas y amanecieron “demócratas”

El 32 aniversario de la reforma de las Siete Leyes Fundamentales del Movimiento Franquista, también llamada Constitución, se ha celebrado en un marco a imagen y semejanza de aquellos que la hicieron posible, herederos de Franco y oportunistas traidores del Pueblo, que no es otro marco que el empleo del Ejército para arremeter contra los trabajadores de AENA en claro mensaje lanzado por el Estado a aquellos que se opongan a los dictados del Capital.

 

En este evento, los políticos de la oligarquía financiera se han afanado en dejar claro dos mensajes: la fortaleza del Estado que no admite chantajes y el periodo de libertad, paz y bienestar aportado al país gracias a dicha Constitución.

Por más que reiteren ambos mensajes, la verdad sólo es una y ella es que la Constitución de 1978 y la inexistente democracia en la que vivimos, lo único que han conseguido es mantener el poder en manos de la misma clase que llevó al golpista Franco a arrebatar el poder al Pueblo en el año 1936 mediante un alzamiento militar fascista, hacer que la burguesía posea cada vez más poder y más hegemonía y que el Pueblo tenga unas cada vez más precarias condiciones de vida y esté completamente despojado del Poder, por consiguiente, de la democracia. Eso sí, esta Constitución – fruto de la traición al pueblo por parte del oportunismo encarnado en las siglas PSOE y PCE – ha servido para que aquellos que se acostaron un día franquistas amanecieran con la etiqueta de “demócratas”. Algunos de ellos, descendientes de familias franquistas como Manuel Chaves, José Bono, Fernández De la Vega o Trinidad Jiménez, se colocaron incluso la máscara de “socialistas”.

La tozuda realidad nos dice que en la Constitución de 1978 los derechos que supuestamente se le reconocen al Pueblo son meras declaraciones de intenciones que no se cumplen ni tratan de ser cumplidos, pero las obligaciones y los instrumentos de represión de la burguesía contra el pueblo trabajador son ley, consagrándole al Ejército la misión de arremeter contra aquél que vaya contra la economía de mercado y contra los privilegios del Capital.

Tres décadas de Constitución sirven para comprobar cómo el Parlamento legisla al toque del dictado de los mercados y de la Banca. ¿Cómo pueden decir que al estado no se le chantajea cuando un día sí y otro también comprobamos que los parlamentarios son auténticos títeres del Capital y el Estado instrumento de robo y represión? En el estado español la soberanía feneció: se niega el derecho de autodeterminación de las naciones, se otorga al ejército el rol de defender a sangre y fuego los intereses de la burguesía y su sistema económico capitalista, se le confiere a la burguesía el control, la planificación, la dirección y el apropiamiento del beneficio resultante de la producción, se ilegalizan partidos e ideologías, existen presos políticos por el mero hecho de ser comunistas, anarquistas o independentistas, etc.

Estos 32 años de Constitución han significado para el Pueblo trabajador cinco millones de parados, 100 mil desahucios al año, precariedad en el empleo, salarios y pensiones tercermundistas, un 20.8% de los españoles (más de nueve millones), vive por debajo del umbral de la pobreza, el 40% de los españoles no se pueden plantear ir de vacaciones, el 30% de los hogares españoles llega a fin de mes con muchísimas dificultades, sufrimos una tasa del 30% de fracaso y abandono escolar, … En contraposición con esta realidad tenemos unos políticos corruptos que actúan con opacidad e impunidad, que no dudan en arremeter y recortar derechos a trabajadores, funcionarios, pensionistas y, en cambio, se le otorgan ayudas a los bancos por centenares de miles de millones de euros.

La clase trabajadora no tiene más alternativa que conquistar la democracia, que hoy tiene negada, y la capacidad de determinar qué se produce y cómo se redistribuye el fruto de su trabajo del cual hoy está despojada. Y todo esto es consecuencia de la desunión y la desorganización de los trabajadores y demás clases populares agredidas por el capitalismo. Por ello, el Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a la unidad de los Comités de Empresa y a los delegados de personal y que estos se fusionen con el movimiento estudiantil, campesino y vecinal confluyendo en un verdadero Frente Popular, indispensable para que exista una verdadera democracia y no la falsedad que a día de hoy padecemos. La conquista de la democracia, de la justicia social y de mayores cotas de libertad no nos vendrá dada por esta Constitución sino por nuestra organización y unión como clase mayoritaria generadora de todo.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Sobre el estado de alarma y el mensaje lanzado al pueblo por el estado capitalista español

pistola.angoinfo-70x70En el día de ayer, el Consejo de Ministros impuso el estado de alarma por un periodo de tiempo de 15 días prorrogables mediante el Real Decreto 1673/2010, militarizando el espacio aéreo de todo el estado y al colectivo de trabajadores de los controladores aéreos, o lo que es lo mismo, haciendo que civiles pasen a ser regidos y penados no como civiles sino como militares.

 

Esta medida adoptada por el Estado es un mensaje nítido lanzado a todos los trabajadores del país, advirtiéndoles de que no dudarán en utilizar al Ejército y la legislación militar para reprimirles en el caso de que el conjunto de la clase trabajadora reaccione y responda con la contundencia que se merece esta situación, donde el Parlamento doblegado a las directrices del Capital y el Estado con su Gobierno títere a la cabeza cumple exactamente el rol que le corresponde, que no es otro que el de ser instrumento de dominio y represión de la burguesía contra el Pueblo Trabajador.

Este episodio da respuesta clara de porqué el Presidente del Gobierno no acudió a la Cumbre Iberoamericana celebrada en Mar del Plata, ya que preveían la oposición sobre la privatización de AENA y las consiguientes agresiones a los trabajadores de esta empresa pública, empezando por la de los Controladores Aéreos. Tampoco es casual que toda esta agresión realizada contra AENA y los controladores se haga en estas fechas, pues el Gobierno calculó perfectamente las consecuencias y previó la respuesta de los Controladores y los efectos de dicha respuesta con objeto de arrojar a un pueblo desinformado y manipulado, tanto por el Estado como por los medios de comunicación en manos del Capital autóctono y foráneo (ambos instrumentos de opresión de la clase social burguesa), contra los trabajadores de AENA y construir una cortina de humo ante las medidas que están adoptando y que significan el desmantelamiento de todo derecho social y la entrega de las empresas públicas a las manos privadas con tal de satisfacer lo que ellos llaman Mercados y hacer que éstos recuperen “la confianza”.

En el Estado Español se han militarizado en los últimos 35 años RENFE, CORREOS, El Metro de Barcelona y ahora AENA. Siempre ha sido una medida represiva adoptada en contra de la clase trabajadora, mostrando la verdadera naturaleza de clase del Estado que padece nuestro Pueblo. Y esta naturaleza de clase y su convencimiento de que el Pueblo Trabajador, más temprano que tarde, se va a oponer y se va a negar a seguir pagando los desmanes que banqueros y empresarios están perpetrando, es lo que hace que estos políticos corrompidos que dirigen el Estado capitalista adopten este tipo de medida y lancen este mensaje claro de amenaza velada al conjunto de los trabajadores. Este hecho también ha puesto de manifiesto dos elementos destacados: El rostro de los traidores y enemigos del Pueblo (los partidos políticos del sistema y los dirigentes de las cúpulas sindicales) y la enorme fuerza de la clase trabajadora.

El Partido Comunista Obrero Español condena el Estado de Alarma decretado por el Gobierno y condena toda la violencia que el Estado burgués español, dirigido por el PSOE y un Parlamento doblegado a los intereses capitalistas, ejerce contra los trabajadores en forma de leyes represivas, recortes sociales, privatizaciones, reformas laborales o pensiones, a la par que otorga ingentes cantidades de dinero a Bancos y Empresarios, por no hablar del consentimiento y mirada para el otro lado ante el sistema de corrupción generalizada del Estado.

El Partido Comunista Obrero Español condena el alineamiento de las direcciones de las dos grandes centrales sindicales con esta medida desproporcionada y de agresión a los trabajadores realizada por el Estado, considerando despreciables las palabras emitidas por el Secretario General de UGT, enemigo jurado de la clase obrera, en medios de comunicación donde arremetía contra los controladores aéreos y justificaba la medida adoptada por el Gobierno señalando que “el gobierno ha hecho lo que tenía que hacer”. Hacemos un llamamiento a los trabajadores dignos que hay en las bases de ambas centrales sindicales para que se alcen en contra y desalojen a unas direcciones traidoras, vendidas al Capital y a su Estado, que dividen a los trabajadores y que no dudan, incluso, en poner siglas sindicales repletas de historia de lucha obrera y compuesta por bases donde hay muchos trabajadores honestos, al servicio de los empresarios teniendo también entre sus filas candidaturas amarillas.

El Partido Comunista Obrero Español quiere destacar la fortaleza de la clase trabajadora que, incluso dividida y debilitada, ha llevado al Estado burgués a la necesidad de mostrar su verdadera faz reaccionaria, no dudando en arrojar al Ejército y sus leyes militares contra un colectivo de trabajadores. El día que los trabajadores estemos unidos no habrá fuerza que nos pueda detener en la consecución de un estado más justo, libre de la explotación y de todo tipo de agresión capitalista. Por ello, hacemos un llamamiento a la clase trabajadora a unirse y a organizarse, empezando por todas las empresas que van a ser privatizadas y que hagan frente común contra el proceso privatizador en marcha. Hacemos un llamamiento a todos los trabajadores a organizarse tanto en los centros de trabajo, como en los pueblos y ciudades. Hacemos un llamamiento a los Comités de Empresa y Delegados de Personal a unirse a otros Comités y Delegados, así como al movimiento popular (agrupaciones campesinas, de estudiantes, AAVV, etc…) y universalizar la unidad de los trabajadores desde la base como única vía, no sólo de frenar las agresiones de la Patronal y su Estado, sino también como único camino para democratizar la sociedad y distribuir justamente la riqueza que nosotros generamos y que nos roban.

Por último, el Partido Comunista Obrero Español se solidariza con los trabajadores de AENA, con los controladores aéreos, con la parte del Pueblo que ha sido víctima de este conflicto cuyo único responsable es el Estado del Capital con el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la cabeza y sus políticas nocivas para con el Pueblo.

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Comunicado del Comité de empresa de UPS Vallecas

A todas las organizaciones sindicales

La huelga general del pasado 29 de septiembre, pese a la campaña mediática intentando minimizarla, fue sin duda un éxito de participación. Millones de trabajadores/as manifestamos claramente nuestro rechazo a la política antisocial del Gobierno, al tiempo que exigíamos la retirada de la reforma laboral y del proyecto de retrasar la edad de jubilación a los 67 años.

La respuesta del Gobierno hasta la fecha ha sido reafirmarse en su política: mantener esta infame reforma laboral, proseguir con el proyecto del pensionazo, presentar unos Presupuestos Generales del Estado que son un nuevo recorte al empleo y los derechos sociales, mientras anuncian ya nuevos planes de ajuste, todo ello al servicio de seguir haciéndonos pagar su crisis.

En esta situación no cabe negociación alguna para “mejorar” una reforma laboral que no tiene un solo aspecto progresivo para los trabajadores/as. Para no malograr todo el esfuerzo hecho por millones de trabajadores y trabajadoras con la huelga general, ni decepcionar las esperanzas puestas en que el 29-S fuera un paso importante para plantar cara a esas políticas antisociales y obligar al Gobierno a dar marcha atrás, es necesario dar continuidad a la movilización iniciada.

Hoy los trabajadores/as y estudiantes franceses, así como ayer los griegos, son un ejemplo de tenacidad en la respuesta a los planes de sus respectivos gobiernos.

Por esa razón nos dirigimos a vosotros/as para que, si el Gobierno no retira la reforma laboral y desiste de seguir adelante con el pensionazo, se ponga ya en marcha un plan de lucha que incluya la convocatoria de una nueva Huelga General.

26 de Octubre de 2010




Comunicado de solidaridad y apoyo al pueblo saharui y al Frente Polisario

El Comité Central del Partido Comunista Obrero Español realiza un llamamiento a la solidaridad con el pueblo saharaui frente a la agresión persistente que sufre por parte de las fuerzas ocupantes marroquíes. La acción sangrienta contra el Campamento de la Justicia y la Dignidad Gdem Izk de estos días, en la cual han perecido más de una decena de ciudadanos saharauis, pone de relieve el carácter agresivo, inhumano y criminal del imperialismo y el colonialismo contra los pueblos que defienden su derecho a la autodeterminación.

La vergonzosa actitud vacilante de la Comunidad Europea al no manifestar abiertamente una posición ante esta nueva agresión; la inoperancia de las Naciones Unidas al servicio de las grandes potencias capitalistas; y el humillante silencio del gobierno llamado “socialista y obrero” español facilitan las agresiones de las fuerzas armadas marroquíes contra el indefenso pueblo saharaui.

Debemos recordar la responsabilidad histórica que tiene Estado Español en la situación actual que vive los habitantes del Sáhara antes y después del año 1975. Tiene la responsabilidad histórica de haber sometido a este pueblo durante años a la miseria colonial impuesta por las tropas españolas, y posteriormente a la entrega, previa intermediación del Departamento de Estado norteamericano, de los territorios ocupados a Marruecos y Mauritania. Acción inhumana que ha conducido al pueblo saharaui durante décadas a sufrir el destierro en situaciones de extremada pobreza mientras el imperialismo hacía uso de los bancos de pescas y explotaba los yacimientos de fosfatos, hierro, petróleo y gas del Sáhara Occidental.  

El imperialismo es el enemigo de los pueblos  y la solidaridad entre los pueblos será la derrota del imperialismo. 

Desde el Comité Central del PCOE, llamamos a la organización para combatir el capitalismo, base del imperialismo, y solicitamos la solidaridad con el pueblo saharaui en su lucha contra la agresión imperial.

¡POR LA UNIDAD PARA LA DERROTA DEL IMPERIALISMO!
¡POR LA INDEPENDENCIA DEL SAHARA1
¡SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO SAHARAUI!
¡VIVA EL FRENTE POLISARIO!

Comisión de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)