Resolución del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español sobre la necesidad del Frente Único del Pueblo

 
La situación política en que se encuentra hoy el proletariado en el Estado español es crucial para el devenir de sus derechos y libertades y de su situación como clase.…
PCOE
 
La situación política en que se encuentra hoy el proletariado en el Estado español es crucial para el devenir de sus derechos y libertades y de su situación como clase. Lejos de lo que nos vende la prensa burguesa, con su pesimismo sobre el nuevo Gobierno formado por PSOE y UP, y de la visión de la prensa pequeñoburguesa, que arroja esperanzas al proletariado sobre la mejora de sus condiciones de vida con dicho Gobierno, lo cierto es que el proletariado enfrenta un periodo en el que la lucha de clases se encarnizará todavía más.

Este Gobierno reformista es claro que traicionará a la clase obrera, como no podría ser de otra manera. Lo hemos comprobado ya con la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 950 euros, alabando el pacto social entre patronal, gobierno y sindicatos amarillos. Una subida que, a tenor de lo sucedido en la última -cuando los propios sindicatos CCOO y UGT se pusieron del lado de la patronal indicando que era el importe bruto-, no afectará prácticamente en nada a los que menos salario ganan y no supone absolutamente nada para la mayor parte de la clase trabajadora en el Estado español.

Este acuerdo traicionero, que apenas supone ninguna mejora para el conjunto de la clase obrera, hay que entenderla como una moneda de cambio con la que la patronal aprovechará para implementar nuevos y más profundos retrocesos a la vez que mantiene las actuales reformas laborales, la ley mordaza, etc. Todo gracias al tan venerado “pacto social”, que no es más que una engañifa para que la clase trabajadora vea nuevamente recortados sus derechos y sus condiciones de vida.

La burguesía hoy, sin un contrapeso real como lo fue la Unión Soviética -que amenazó realmente al sistema capitalista aportando una alternativa real a la clase trabajadora de todo el mundo-, no encuentra obstáculos para obtener las máximas cuotas de ganancia a costa de la clase trabajadora. En el Estado español, este Gobierno reformista encontrará la oposición de la facción más reaccionaria de la burguesía, deseosa de su caída para que la derecha, ya instalada en el fascismo, explote al máximo el Estado fascista que tiene a su disposición.

Y la socialdemocracia abrirá las puertas de par en par al fascismo, como ya ocurriese en el pasado, por sus eternas contradicciones que le impiden llevar a cabo el programa político que necesita el pueblo, que no es otro que el programa revolucionario del Partido Comunista Obrero Español. La oposición de la burguesía reaccionaria y el descontento popular con las medidas de este Gobierno será el detonante para que los partidos fascistas del Estado español lleguen a la Moncloa.

La clase trabajadora tiene ante sí el reto de cumplir su misión histórica, de tomar de una vez las riendas de su destino y de ejecutar políticamente, sin ambages de ningún tipo, la defensa de sus intereses de clase, liderados por su vanguardia revolucionaria. El Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a los trabajadores más avanzados a organizarse en las filas del Partido, reforzando la organización que llevará al proletariado a la toma del poder político, imprescindible para la construcción del Socialismo.

En la cuestión sindical, pedimos a todos los sindicatos del Estado español de clase y combativos, afiliados y simpatizantes de la Federación Sindical Mundial, a unirse orgánicamente en una única central sindical, fuerte y decidida, que luche por la superación de este sistema capitalista, injusto y contrario a los intereses del pueblo trabajador, que trae de nuevo el fascismo.

A los jornaleros, de Castilla, Extremadura y Andalucía, les instamos a organizarse y luchar por la reforma agraria que traiga al país la socialización de las tierras y de la banca, y con ello el impulso de la ciencia y la tecnología que posibilita el trabajo de biólogos, técnicos e ingenieros que hoy se ven forzados a emigrar.

A tenor de todo ello, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español resuelve:

Todas las organizaciones del Partido deben ofrecer el máximo compromiso para desarrollar la línea de masas e impulsar el Frente Único del Pueblo, un movimiento sociopolítico que una la necesaria lucha antifascista con las de los campesinos, jóvenes, trabajadores y pensionistas, porque las luchas no pueden ser aisladas, hay que unirlas en un frente clasista contra el responsable de la vida de miseria que hoy sufrimos, que es el capitalismo.

 

III PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)

Madrid, a 25 de enero de 2020

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *