1

El PCOE en el 80 aniversario de la muerte de Pepe Díaz

El pasado domingo 20 de marzo, cuando se cumplían 80 años de la muerte del camarada Pepe Díaz, el Partido Comunista Obrero Español estuvo presente en el acto que se llevó a cabo en su memoria en el cementerio de San Fernando en Sevilla, en el cual está enterrado.

Pepe Díaz nació en Sevilla en 1896, fue Secretario General del PCE y dirigió a los comunistas durante la guerra civil en la lucha contra el fascismo. Convirtiéndose, con su aplicación del marxismo-leninismo, en un referente para todos los comunistas del mundo. Debido al cáncer de estómago que padecía se trasladó a la URSS en 1938, lugar en el que se suicidaría en 1942 debido a su grave enfermedad.

En dicho acto los camaradas del PCOE pronunciaron un discurso en su memoria, el cual se reproduce a continuación:

“Nacido en Sevilla en 1896, Pepe Díaz fue uno de los dirigentes más importantes, y a la vez desconocidos, de la Historia del movimiento obrero español. Dirigió a los comunistas en España durante la guerra civil y se convirtió, no solo en un referente para los comunistas sevillanos, sino en un modelo a seguir para todos los comunistas del mundo por su empeño en la construcción del Frente Popular y el fortalecimiento del Partido, aplicando el marxismo-leninismo contra el fascismo.

Los comunistas de hoy hemos recibido su influencia, la cual ha sido directa en el caso del Partido Comunista Obrero Español a través del camarada Manuel Acisclo Romero, uno de los fundadores de nuestro partido en Andalucía.

El camarada Acisclo fue comandante del Ejército republicano en el barrio sevillano de Triana y lo defendió durante la guerra civil junto a las juventudes comunistas. Fue, además, una de las personas de confianza de Pepe Díaz, siendo llamado por éste para acompañarlo a la Unión Soviética cuando tuvo que abandonar España debido al cáncer de estómago que padecía. De aquella experiencia en la URSS hablaría el propio camarada Acisclo en la radio-conferencia de 1975 dedicada al 30º aniversario de la 2ª guerra mundial: «Yo, que tuve la suerte de convivir junto al pueblo soviético en la guerra y en la paz, fui testigo de las grandes hazañas que el pueblo soviético tuvo que desarrollar en la guerra y en la reconstrucción de su país. Y hoy el gobierno soviético y demás países socialistas constituyen el más seguro centinela de la paz y de la seguridad de los pueblos». Es por ello que a través de un histórico militante del PCOE como Acisclo hemos podido recibir las enseñanzas del camarada Díaz.

Hoy, en el 80 aniversario de la trágica muerte del camarada Pepe Díaz, todos los comunistas rendimos un fraternal homenaje a su figura por su lucha contra el capitalismo y el fascismo, una lucha que, como nos muestran los acontecimientos que estamos viviendo en estos momentos, es más necesaria que nunca.”

Desde el PCOE tenemos claro que la mejor forma de recordar no solo al camarada Díaz, sino a todos los que un día murieron por alcanzar el Socialismo, es seguir con su lucha.

 

¡Viva el Socialismo!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

 

Comité Provincial del PCOE en Sevilla




Saludo al PCOE en el marco del 80 aniversario del fallecimiento de Jose Díaz Ramos

Estimados camaradas:

En nombre del Partido Popular Socialista de México y de Jóvenes por el Socialismo compartimos un fraternal y revolucionario saludo al Partido Comunista Obrero Español en el marco del 80 aniversario del fallecimiento de José Díaz Ramos.

 

José Díaz Ramos fue un gran político e ideólogo marxista-leninista, así como una figura clave en la consolidación del Frente Popular que ganaría las elecciones de 1936 garantizando el avance social y económico del pueblo; avance que se vio truncado por las fuerzas retrogradas de la Derecha que se levantaron en armas en contra de la democracia y la voluntad de millones de españolas y españoles.

Díaz Ramos siempre defendió los ideales del marxismo y siempre estuvo del lado de la lucha revolucionaria por la instauración de la Republica y del Socialismo, también lucho contras las fuerzas conservadoras durante su periodo al frente del PCE y que tras iniciar el levantamiento militar se ocupó enteramente en defender a la Republica de los reaccionarios.

Sin duda el legado que José Díaz ha dejado es muy grande, pues en su lucha está la esencia de los comunistas, está en su vida la guía para las juventudes que buscan hacer frente a esta avanzada fascista que vuelve a amenazar no solo a España o Europa, sino al mundo entero.

En Latinoamérica, al referirnos al fallecimiento de un personaje de tan gran honor, nos referimos como su partida física, pues su espíritu sigue vivo, dentro de cada española y español que mantenga en alto sus ideales marxistas y luche por la Revolución que libere a España del fascismo, que reinstaure la Republica y construya la sociedad superior, libre, justa y democrática que es la Sociedad Socialista.

Desde México les expresamos todo nuestro respaldo para con la lucha revolucionaria y para el fortalecimiento del Movimiento Comunista Internacional, para que muy pronto poder derrocar al fascismo y al imperialismo capitalista, y recuerden: Por la Tercer Republica. José Díaz Ramos vive, la lucha sigue!

 

¡Viva José Díaz Ramos!

¡Viva el PCOE!

¡Viva el Movimiento Comunista Internacional!

Dirección Nacional del Partido Popular Socialista de México




En defensa de la huelga de profesores en Catalunya [ESP/CAT]

Diferentes sindicatos han convocado desde el día 15 de marzo hasta el 17 y, posteriormente martes 29 y miércoles 30 de marzo, una huelga en contra de la gestión de la Consellería de Educación de la Generalitat de Catalunya. A dicha huelga se han sumado profesores de guarderías, escuelas e institutos, el personal laboral de los centros y trabajadores del ocio educativo, así como docentes de escuelas concertadas y de educación especial los días 15 y 16 de marzo. Más de la mitad de la dirección de los centros de infantil, primaria, secundaria y educación especial de Barcelona, Girona y de las comarcas del Maresme o del Vallès Occidental, han dado su pleno apoyo a la huelga.

La huelga el 15 de marzo ha empezado con una manifestación unitaria en Barcelona, que ha partido de Jardinets de Gràcia y que ha ido avanzando hasta Via Augusta donde se encuentra la sede de Educación. La marcha ha congregado a 22.000 personas según la Gauàrdia Urbana y la huelga ha tenido un seguimiento del 31,7% en los centros públicos y del 8,5%, en los concertados según el Deparament d’Educación. Sin embargo, según los sindicatos convocantes, la manifestación ha contado con 60.000 personas y la huelga ha tenido un seguimiento del 70% de los docentes de primaria y el 75% de secundaria. Los sindicatos que convocan son USTEC-STEs, Intersindical-CSC, CGT, UGT, CCOO, Aspepc-sps (Professors de Secundària) y USOC. Así pues, hay una unanimidad sindical ante la huelga.

Los motivos por los cuales se convoca dicha huelga son diversos. Por un lado, la Consellería que actualmente dirige Josep González i Cambray (Esquerra Republicana de Catalunya) anunció que el próximo curso se adelantaría y empezaría el 5 de septiembre en colegios y el 7 de septiembre en institutos, imponiendo dicha decisión de forma unilateral sin tan siquiera comunicarlo a los representantes de los docentes. Los profesores también “denuncian que no se ha dicho quién pagará los monitores que se hagan cargo de los niños por la tarde o como se resolverá que los centros tengan la plantilla del todo asignada en junio para poder preparar el curso siguiente”. Sin embargo, esto únicamente ha sido la gota que colma el vaso. Por otro lado también rechazan que se les haya hecho llegar el nuevo currículum en enero, durante el peor momento de la gestión de la covid-19 en los centros docentes. En secundaria se impone un cambio “profundo de transformación educativa sin tiempo para un debate pedagógico en los centros“. Además, los profesores de bachillerato desconocen cómo se desplegará el nuevo bachillerato y qué formación lo acompañará.

Los sindicatos creen que el nuevo currículum comportará un empobrecimiento del nivel educativo ya que se reducirán en una hora muchas materias y algunas llegarán a desaparecer. De hecho, la filosofía ya estuvo a punto de ser suprimida, aunque dicha asignatura hoy no deje de ser una filosofía burguesa, ocultando, cuando no envileciendo, a la obra de Marx y Engels. Desde la Consellería se publicó una carta en la que decía que el calendario viene marcado por la LOMLOE, la ley del ministerio, “y no es posible posponer la aplicación” así como pidiendo a los docentes y profesores más “implicación y trabajo diario“. Ahí tenemos al Govern independentista no pasando de ser un gobierno autonomista más.

Otras de las reivindicaciones del profesorado es un incremento de la inversión en educación para que llegue al 6% del PIB catalán, como señala la Ley de Educación de Cataluña puesto que en la actualidad la inversión en educación no alcanza el 4%. También exigen una revisión de los recortes, una estabilización del personal interino, la dimisión del Conseller Josep González i Cambray y cobertura legal para todo el personal debido a la sentencia del TSJC sobre el 25% de clases en castellano (el 23 de marzo hay prevista otra huelga en contra de dicha sentencia). Y es que si en algún lugar se han hecho serios recortes en educación durante la última década ese lugar ha sido Cataluña.

Desde el Partit Comunista Obrer de Catalunya (P.C.O.C.) apoyamos totalmente la huelga del profesorado catalán y nos sumamos a exigir la dimisión del hipócrita Conseller Josep González i Cambray. Sin embargo, hemos de fijar nuestra visión en el conjunto de la clase. Vemos como se suceden las luchas de diferentes sectores de la clase obrera – los jubilados, los estudiantes, los trabajadores de diversas empresas o determinados sectores, en defensa de la sanidad pública, etcétera – de manera inconexa y aislada lo que garantiza la derrota de todas y cada una de las luchas porque la clase obrera siempre perderá si sectoriza la lucha en tanto divide a la clase en su conjunto. El oportunismo conduce a la clase obrera a la sectorialización de las luchas porque es la manera que tiene para debilitar al movimiento obrero y garantizar la victoria de la burguesía, que es a quien sirven, aplicando el divide et vinces. Por ello, hacemos un llamamiento a unificar todas las luchas de los diferentes sectores de la clase obrera en una única lucha de clases contra el capitalismo y su Estado, responsables de todos los males que azotan a la clase obrera. Y es que la clase obrera solamente podrá zafarse de los problemas que hoy padecemos con la superación del capitalismo y la instauración total del socialismo.

 

¡Por una educación de la clase trabajadora y para la clase trabajadora!

¡Por la construcción del Frente Único del Pueblo!

¡Socialismo o barbarie!

 

Barcelona, 15 de marzo de 2022

Comitè Nacional del Partit Comunista Obrer de Catalunya (P.C.O.C.)

 

 

En defensa de la vaga de professors a Catalunya

 

Diferents sindicats han convocat des del dia 15 de març fins al 17 i, posteriorment dimarts 29 i dimecres 30 de març, una vaga en contra de la gestió de la Conselleria d’Educació de la Generalitat de Catalunya. A aquesta vaga s’han sumat professors de guarderies, escoles i instituts, el personal laboral dels centres i treballadors del lleure educatiu, així com docents d’escoles concertades i d’educació especial els dies 15 i 16 de març. Més de la meitat de la direcció dels centres d’infantil, primària, secundària i educació especial de Barcelona, Girona i de les comarques del Maresme o del Vallès Occidental, han donat el seu ple suport a la vaga.

La vaga el 15 de març ha començat amb una manifestació unitària a Barcelona, que ha partit de Jardinets de Gràcia i que ha anat avançant fins a Via Augusta on es troba la seu d’Educació. La marxa ha congregat a 22.000 persones segons la Gauàrdia Urbana i la vaga ha tingut un seguiment del 31,7% en els centres públics i del 8,5% en els concertats segons el Deparament d’Educació. No obstant això, segons els sindicats convocants, la manifestació ha comptat amb 60.000 persones i la vaga ha tingut un seguiment del 70% dels docents de primària i el 75% de secundària. Els sindicats que convoquen són USTEC-STEs, Intersindical-CSC, CGT, UGT, CCOO, Aspepc-sps (Professors de Secundària) i USOC. Així doncs, hi ha una unanimitat sindical davant la vaga.

Els motius pels quals es convoca aquesta vaga són diversos. D’una banda, la Conselleria que actualment dirigeix Josep González i Cambray (Esquerra Republicana de Catalunya) va anunciar que el proper curs s’avançaria i començaria el 5 de setembre en col·legis i el 7 de setembre en instituts, imposant aquesta decisió de manera unilateral sense comunicant-ho als representants dels docents. Els professors també “denuncien que no s’ha dit qui pagarà els monitors que es facin càrrec de la canalla a la tarda o com es resoldrà que els centres tinguin la plantilla del tot assignada al juny per poder preparar el curs següent”. Tanmateix, això únicament ha estat la gota que fa vessar el got. D’altra banda també rebutgen que se’ls hagi fet arribar el nou currículum al gener, durant el pitjor moment de la gestió de la covid-19 en els centres docents. En secundària s’imposa un canvi “profund de transformació educativa sense temps per a un debat pedagògic als centres”. A més, els professors de batxillerat desconeixen com es desplegarà el nou batxillerat i quina formació l’acompanyarà.

Els sindicats creuen que el nou currículum comportarà un empobriment del nivell educatiu ja que es reduiran en una hora moltes matèries i algunes arribaran a desaparèixer. De fet, la filosofia ja va estar a punt de ser suprimida, encara que aquesta assignatura avui no deixi de ser una filosofia burgesa, ocultant, quan no demonitzant, a l’obra de Marx i Engels. Des de la Conselleria es va publicar una carta en la qual deia que el calendari ve marcat per la LOMLOE, la llei del ministeri, “i no és possible posposar-ne l’aplicació” així com demanant als docents i professors més “implicació i treball diari”. Aquí tenim al Govern independentista no passant de ser un govern autonomista més.

Altres de les reivindicacions del professorat és un increment de la inversió en educació perquè arribi al 6% del PIB català, com assenyala la Llei d’Educació de Catalunya ja que en l’actualitat la inversió en educació no aconsegueix el 4%. També exigeixen una revisió de les retallades, una estabilització del personal interí, la dimissió del Conseller Josep González i Cambray i cobertura legal per a tot el personal degut a la sentència del TSJC sobre el 25% de classes en castellà (el 23 de març hi ha prevista una altra vaga en contra d’aquesta sentència). I és que si en algun lloc s’han fet serioses retallades en educació durant l’última dècada aquest lloc ha estat Catalunya.

Des del Partit Comunista Obrer de Catalunya (P.C.O.C.) secundem totalment la vaga del professorat català i ens sumem a exigir la dimissió de l’hipòcrita Conseller Josep González i Cambray. No obstant això, hem de fixar la nostra visió en el conjunt de la classe. Veiem com se succeeixen les lluites de diferents sectors de la classe obrera) els jubilats, els estudiants, els treballadors de diverses empreses o determinats sectors, en defensa de la sanitat pública, etcètera) de manera inconnexa i aïllada que garanteix la derrota de totes i cadascuna de les lluites perquè la classe obrera sempre perdrà si sectoritza la lluita en tant divideix a la classe en el seu conjunt. L’oportunisme condueix a la classe obrera a la sectorializació de les lluites perquè és la manera que té per a afeblir al moviment obrer i garantir la victòria de la burgesia, que és a qui serveixen, aplicant el divide et vinces. Per això, fem una crida a unificar totes les lluites dels diferents sectors de la classe obrera en una única lluita de classes contra el capitalisme i el seu Estat, responsables de tots els mals que copegen a la classe obrera. I és que la classe obrera només podrà desfer-se dels problemes que avui patim amb la superació del capitalisme i la instauració total del socialisme.

 

Per una educació de la classe treballadora i per a la classe treballadora!

Per la construcció del Front Únic del Poble!

Socialisme o barbàrie!

 

Barcelona, 15 de març de 2022

Comitè Nacional del Partit Comunista Obrer de Catalunya (P.C.O.C.)




Sobre la ‘gran renuncia’ y el abandono voluntario de los puestos de trabajo

La prensa burguesa, a principios de este año, nos señalaba, “Un récord de 4,5 millones de estadounidenses renunciaron a su trabajo en noviembre (…) «Los trabajadores siguieron abandonando sus puestos de trabajo a un ritmo histórico. Los sectores de bajos salarios directamente afectados por la pandemia continuaron siendo la fuente de gran parte de las elevadas renuncias», dijo Nick Bunker (…) Los hoteles y restaurantes registraron el mayor aumento de salidas, a la vez que el mayor descenso de puestos de trabajo abiertos (…) Estados Unidos tenía 10,6 millones de puestos de trabajo por cubrir en noviembre, un ligero descenso en comparación con los poco más de 11 millones de puestos abiertos en octubre”.

Decía la BBC en junio de 2021, “La “Gran Renuncia” puede convertirse también en un fenómeno global, a juzgar por los resultados de un estudio encargado por Microsoft que revela que más de un 40% de la fuerza laboral global está evaluando la posibilidad de cambiar de empleador este año”. En EEUU en el año 2021 abandonaron voluntariamente el puesto de trabajo donde laburaban 48 millones de trabajadores.

Los medios de comunicación del Capital también lanzan sus elucubraciones para darle a la clase obrera explicaciones del fenómeno, como son “revelaciones o epifanías” del trabajador, el síndrome del trabajador “quemado”, el auge del teletrabajo o del trabajo en remoto, etcétera, que dejan entrever cuáles son falsas y cuáles pueden ser verosímiles, aunque se maquillen para tapar la realidad del asunto al objeto de salvaguardar la agonía y la inviabilidad del sistema capitalista.

¿El auge del teletrabajo o del trabajo en remoto puede ser un motivo que explique que los trabajadores abandonen “voluntariamente” el puesto de trabajo? Pues si leemos a los propios capitalistas y sus medios debemos decir que no. La pandemia ha sido utilizada por los empresarios para ir modificando el mundo del trabajo, para progresivamente irlo encajando a la automatización, que no es otra cosa que precarizarlo mucho más y expulsar a una mayor parte de la clase trabajadora del trabajo ante la reducción de las jornadas de trabajo/hombre. Y es ahí donde se ha producido un aumento del teletrabajo en aquellos campos de la producción donde el trabajo a distancia es posible.

Sin embargo, los capitalistas señalan que “«Entre 2015 y 2019, la cifra de renuncias en Estados Unidos crecía año tras año, pero ese número se redujo mucho en 2020, lo que tiene sentido debido a la incertidumbre de la pandemia. Estas personas se quedaron en su empleo, aunque querían dejarlo», dice Klotz a BBC Mundo”. Por consiguiente, el fenómeno se producía antes de que se extendiera la pandemia de la Covid-19 que, según dicho experto burgués, sirvió para ralentizarlo. De donde también hay que deducir otra cuestión, el trabajador norteamericano, al igual que de cualquier otro punto del planeta, ante la incertidumbre siempre trata de sostener su trabajo, y hay que recordar que el capitalismo es para el obrero la incertidumbre perpetua, la barbarie, pues no se puede denominar de otra manera a un sistema que no garantiza la vida a la mayoría de la humanidad a la que siempre está amenazando, cuando no directamente quitándole el acceso a los medios económicos y materiales necesarios para la vida del ser humano.

Y es que tras tanta literatura realizada por los apologetas del capitalismo, el presidente de los EEUU, el longevo parásito Joe Biden, cuando se dirigió a los empresarios norteamericanos indicándoles “Pay them more”, ¡Páguenles más! arrojó mucha más luz al asunto, prácticamente toda, que la abundante basura emitida por los medios de manipulación capitalistas y demás “expertos” cuya misión no es otra que profundizar la alienación entre la clase obrera. Según el presidente de la potencia más criminal que ha parido la historia, EEUU, que los trabajadores norteamericanos se vayan voluntariamente del trabajo y lo abandonen hunde las raíces en los bajos salarios.

El salario, no es la parte del obrero en la mercancía por él producida. El salario es la parte de la mercancía ya existente, con la que el capitalista compra una determinada cantidad de fuerza de trabajo productiva (…) La fuerza de trabajo es, pues, una mercancía que su propietario, el obrero asalariado, vende al capital ¿Para qué la vende? Para vivir (…) Ahora bien, la fuerza de trabajo en acción, el trabajo mismo, es la propia actividad vital del obrero, la manifestación misma de su vida. Y esta actividad vital la vende a otro para asegurarse los medios de vida necesarios. Es decir, su actividad vital no es para él más que un medio para poder existir. Trabaja para vivir. El obrero ni siquiera considera el trabajo parte de su vida; para él es más bien un sacrificio de su vida. Es una mercancía que ha adjudicado a un tercero. Por eso el producto de su actividad no es tampoco el fin de esta actividad. Lo que el obrero produce para sí no es la seda que teje ni el oro que extrae de la mina, ni el palacio que edifica. Lo que produce para sí mismo es el salario; la seda, el oro y el palacio se reducen para él a una determinada cantidad de medios de vida, si acaso una chaqueta de algodón, unas monedas de cobre y un cuarto en un sótano (…) El salario es (…) el precio de una determinada mercancía, de la fuerza de trabajo”. [1]

Cuando Joe Biden dice que el problema está en el salario y dice a los empresarios norteamericanos “¡Páguenles más!” a los obreros, lo que está reconociendo es que los trabajadores abandonan voluntariamente el trabajo porque esos salarios ya no les permiten, tan siquiera, la vida. O lo que es lo mismo, es la demostración que el capitalismo ya no puede ofrecer a los trabajadores, tan siquiera, una vida miserable.

El precio de una mercancía se determina por su coste de producción (…) La determinación del precio por el coste de producción equivale a la determinación del precio por el tiempo de trabajo necesario para la producción de una mercancía, pues el coste de producción está formado: 1) por las materias primas y el desgaste de los instrumentos, es decir, por productos industriales cuya fabricación ha costado una determinada cantidad de tiempo de trabajo, y 2) por el trabajo directo, cuya medida es también el tiempo. (…) Las mismas leyes generales que regulan el precio de las mercancías en general regulan también, naturalmente, el salario, el precio del trabajo. (…) La remuneración del trabajo subirá o bajará según la relación entre la demanda y la oferta, según el cariz que presente la competencia entre los compradores de la fuerza de trabajo, los capitalistas, y los vendedores de la fuerza de trabajo, los obreros.” [2]

En EEUU y en el resto de las potencias imperialistas, los capitalistas no dudan en pagar el coste de las materias primas, de los instrumentos de trabajo, la maquinaria así como su incremento como consecuencia de la inflación, que en EEUU en 2021 ascendió al 7%. Sin embargo, el empresario norteamericano no duda en no sólo no pagar por la mercancía fuerza de trabajo el encarecimiento de la carestía de vida, al igual que en el resto de los países capitalistas, que como tal también afecta a la mercancía fuerza de trabajo, sino que no duda en estafar todavía más, de lo que ya es una estafa en sí como son las relaciones de producción capitalistas donde se roba al obrero el fruto de su trabajo, no pagándoles incluso sus salarios con la connivencia del Departamento de Trabajo norteamericano que, como parte del Estado que es, no duda en ponerse al servicio de los explotadores y los ladrones, es decir, de los empresarios, máxime si esos trabajadores son negros o latinoamericanos. En EEUU, la prensa capitalista, concretamente la Agencia EFE, señalaba a finales de diciembre de 2021 que “El 60% de todos los trabajadores remunerados con el sueldo mínimo federal, o menos, estaban empleados en este sector, casi totalmente en restaurantes, bares y otros servicios de comidas”, por tanto, no es de extrañar que sean precisamente los trabajadores pertenecientes a estos sectores los que descuellan en el abandono de sus puestos de trabajo. Puestos de trabajo no solo ínfimamente remunerados, sino que en la mayoría de los casos son blanco del trabajo a tiempo parcial con lo que, incluso en la práctica, su salario es inferior al Salario Mínimo estipulado para las jornadas completas.

Asimismo, la organización inmediata de “los vendedores de la fuerza de trabajo”, los sindicatos, cada día tienen menor afiliación por parte de los trabajadores como consecuencia del dominio ideológico de la burguesía y de la correlación de fuerzas favorable al oportunismo, el cual como parte de la ideología de los monopolios que son, no duda en pudrir el sindicalismo y en mostrar a los trabajadores que los sindicatos son instrumentos inútiles que se venden al mejor postor estimulando el rechazo a la organización y la salida individual, el individualismo, del trabajador. Con lo que se produce un absoluto desequilibrio entre la fuerza de las patronales y la putrefacción y corrupción de gran parte de los sindicatos, fundamentalmente los adscritos a la Confederación Sindical Internacional (ITUC-CSI-IGB).

¿Cuál es el coste de producción de la fuerza de trabajo? (…) Es lo que cuesta sostener al obrero como tal obrero y educarlo para este oficio (…) cuanto menos tiempo de aprendizaje exija un trabajo, menor será el coste de producción del obrero, más bajo el precio de su trabajo, su salario. (…) Por tanto, el coste de producción de la fuerza de trabajo simple se cifra siempre en los gastos de existencia y reproducción del obrero. El precio de este coste de existencia y reproducción es el que forma el salario. El salario así determinado es lo que se llama el salario mínimo. Al igual que la determinación del precio de las mercancías en general por el coste de producción, este salario mínimo no rige para el individuo, sino para la especie. Hay obreros, millones de obreros, que no ganan lo necesario para poder vivir y procrear; pero el salario de la clase obrera en conjunto se nivela, dentro de sus oscilaciones, sobre la base de este mínimo”. [3]

Hoy, en EEUU y en el resto de países capitalistas “avanzados”, muchos trabajadores y trabajadoras tienen negada la posibilidad de procrear, tal y como decía Marx, e incluso de poder tener una vivienda, proliferando la vivienda compartida cuando no directamente el trabajador no tiene un techo donde cobijarse, como llaman en EEUU se convierte en homeless, estimándose en 600.000 el número de trabajadores que en EEUU viven y duermen en las calles. El hambre azota a 38 millones de norteamericanos y según la prensa capitalista la pobreza afecta a 55 millones de trabajadores y 50 millones de ellos no tienen seguro médico. El “salario de la clase obrera en conjunto se nivela”, y eso es lo que ocurre: El salario de la clase obrera es el salario de la clase en su conjunto, el salario de la clase obrera de las potencias imperialistas emergentes, inferior al de potencias imperialistas en franco declive como EEUU y la UE, cada vez se van nivelando más. Pero esa nivelación no se hace al alza, a pesar de que los salarios nominales en países como China o la India sean más bajos que en EEUU, los salarios reales de las potencias emergentes se aproximan, cada vez más, a los de las potencias imperialistas en declive que en realidad es un signo inequívoco de la negación de la vida de los trabajadores fundamentalmente en esas potencias imperialistas en declive.

El salario mínimo en EEUU para 2022 ha sido fijado en 1.109,5 euros mensuales para jornadas completas, o lo que es lo mismo, 13.314 euros anuales. En China el salario mínimo para 2022 ha sido fijado en 281,3 euros mensuales para jornadas completas, o lo que es lo mismo, 3.376 euros al año. Nominalmente el salario mínimo norteamericano es 3,94 veces superior al chino. Sin embargo, esa diferencia se aminora cuando empezamos a comparar los salarios reales de los trabajadores de ambos países, cuando comprobamos aspectos como que la comida en EEUU es un 61% más cara que en China, la vivienda un 62%, el transporte un 72%, el cuidado personal un 73% o el entretenimiento un 22% todo ello más caro en EEUU que en China. Las condiciones salariales de la clase obrera se están homogeneizando por abajo, a nivel planetario, y ello hace que los salarios de países como EEUU sean del todo insuficientes para que los trabajadores puedan vivir, por ello millones de trabajadores abandonan los puestos de trabajo que ocupan y por ello existen muchos trabajadores en EEUU los cuales duermen a la intemperie a pesar de estar en activo. Todo esto demuestra, además, que emplear el PIB per cápita en términos de riqueza de una sociedad y sus individuos no solo es una manera de engañar sino que es mera propaganda que no refleja la riqueza económica, en términos reales, de dicha sociedad.

Con la profundización de la división del trabajo unido a la automatización de la producción, mientras se mantenga la propiedad privada sobre los medios de producción, las relaciones de producción capitalistas, los salarios de los obreros en términos reales seguirán desplomándose, empobreciéndose todavía más como consecuencia de la inflación exacerbada resultado de unas políticas monetarias sustentadas en la creación de dinero ficticio por parte de los Bancos Centrales de las potencias imperialistas – fundamentalmente la Reserva Federal norteamericana y el Banco Central Europeo –, inyectando ese dinero ficticio al sistema económico sin que se haya generado un incremento de riqueza que refleje la necesidad de crecimiento del dinero en circulación. Ese hecho que reordena el valor de las mercancías, subiéndolas, y minusvalora el valor del dinero tiene efecto en todas las mercancías a excepción de la fuerza de trabajo, la cual el burgués trata de minusvalorar a toda costa tirando por tierra los salarios demostrando la faz criminal e inhumana de la burguesía que otorga más importancia a la máquina y a la especulación que a la vida humana, a la vida de los obreros y demuestra la inviabilidad del capitalismo. Si la humanidad quiere vivir el capitalismo debe morir.

La atomización de la clase obrera y su desorganización, el dominio absoluto en el terreno ideológico y político de la burguesía como consecuencia de la acción de la burguesía y su producto más acabado – el oportunismo -, hace que el obrero abandone el puesto de trabajo – que no su puesto de trabajo pues el obrero no tendrá derecho alguno mientras no termine con el capitalismo y extermine a la burguesía como clase social – como reacción inmediata a la negación real de su vida a la que le conduce el sistema económico capitalista. Condición de paria, de negación de los bienes necesarios para su vida que se perpetuarán durante su existencia mientras la clase obrera no adquiera conciencia de sí y para sí, mientras no adquiera conciencia como clase de la necesidad de organizarse para acabar con su condición de paria, de explotado, es decir, hasta que no adquiera conciencia de acabar con el capitalismo como sistema económico y con la hegemonía social de la criminal burguesía.

La burguesía ha hecho un trabajo ideológico descomunal, que es lo único que la sostiene ya que los hechos acreditan su bancarrota económica y política, porque en cuanto la clase obrera adquiera conciencia revolucionaria ni la violencia que la burguesía emplea para someter a la clase obrera le será suficiente ante la potencia de esa clase obrera, que hace que el trabajador rehúya de su organización – incluso a nivel sindical – y no vea otra salida que la salida individual. Acabar con el oportunismo, con todos aquéllos que meten basura ideológica burguesa en la cabeza de los obreros y que les apartan de la lucha abierta contra la burguesía y su formación socioeconómica capitalista es esencial para que la clase obrera pueda avanzar. El capitalismo está caduco y es un sistema que niega la vida humana, niega a los obreros hasta la capacidad para poderse reproducir y ahí está el envejecimiento de las mujeres para ser madres y la contracción de la natalidad en las potencias imperialistas en declive (EEUU y UE) así como empezará en breve a caer en las potencias emergentes, no dejando a la clase obrera, que es la humanidad, más salida que acabar revolucionariamente con el capitalismo y construir el socialismo y para ello es esencial el desarrollo del Movimiento Comunista y, concretamente en el Estado español, el fortalecimiento del Partido Comunista Obrero Español (PCOE). El capitalismo es la guerra y la barbarie y el futuro del mundo pasa por aniquilarlo, por construir el socialismo que sega de raíz la explotación capitalista, la guerra y la barbarie y pone en las manos de la clase obrera, que es la humanidad, la construcción consciente de su historia y de un mundo nuevo de iguales donde la desigualdad sea pasto de la prehistoria humana.

 

¡ABAJO EL CAPITALISMO!

¡POR EL FORTALECIMIENTO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)!

¡POR EL SOCIALISMO!

 

Madrid, 13 de marzo de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 

 

[1]: Carlos Marx y Federico Engels. Obras Escogidas Tomo I, págs. 82-84. Editorial Progreso, Moscú, 1980.

[2]: Ibid.

[3]: Ibid.




20 de marzo: Homenaje a José Díaz

El próximo 20 de marzo se conmemoran 80 años de la muerte del revolucionario y dirigente comunista José Díaz. Nacido en Sevilla en 1895, trabajó de panadero y ya en su juventud fue un activista por la emancipación de la clase obrera.

Su militancia en el PCE comenzó en la dictadura de Primo De Rivera, en la clandestinidad, aumentando la conciencia de nuestra clase para poder llegar a la dictadura del proletariado.

Una vez es ya secretario general del partido, su política se centra en formar una Concentración Popular Antifascista, lo que quiere decir, unir a las fuerzas de la izquierda política. Daría como resultado el Frente Popular que ganaría las elecciones en 1936 lo que conllevó que el fascismo se levantase provocando la Guerra Civil.

Es por él y por todos los camaradas que lucharon contra el fascismo y por el comunismo, no solo en España, sino en toda Europa, que hacemos este acto el 20 de marzo. Para recordar su figura y su legado para que sus enseñanzas nos sirvan para avanzar hacia el socialismo como paso previo a la sociedad comunista.

El 20 de marzo a las 11 horas de la mañana daremos una charla en la Casa del Barrio de Carabanchel para crear conciencia y para seguir adelante en nuestra lucha por una sociedad más justa e igualitaria.

En tiempos donde el capitalismo aprieta de una manera dura, aprender del pasado para enseñanzas del presente es más que importante.

 

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

¡ORGANÍZATE CON EL PCOE!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid




A la clase trabajadora sevillana no le queda otra que organizarse: Acude a la próxima Asamblea Popular del 2 de abril

En los últimos días hemos conocido las nuevas cifras de trabajadores en paro durante febrero, las cuales muestran un aumento en Andalucía de 4.394 trabajadores respecto a enero, siendo el total de 809.959 andaluces los que están sin trabajo. De este aumento de parados, 444 corresponden a la provincia de Sevilla, con un total de 190.223 personas en paro. Pero para los que tienen la suerte de tener trabajo la situación no es mejor, con una tasa de temporalidad en Sevilla durante 2021 del 31’13% según el Instituto Nacional de Estadística, cifra que aumenta hasta el 33’5% a nivel andaluz. Además, durante 2020, el 50’8% de la clase trabajadora sevillana cobró un salario inferior al salario mínimo interprofesional.

A través del informe publicado por Cáritas “Exclusión y desarrollo social en Andalucía” hemos conocido datos sobre la pésima situación de la clase trabajadora en Andalucía, como que más de un millón de andaluces se encuentra en situación de exclusión severa o que los Servicios Sociales en Sevilla tardan hasta tres meses en atender a familias, mostrando cómo la clase trabajadora ya no puede aspirar ni a las migajas del sistema capitalista.

Mientras tanto, los precios han subido en el último año un 7’4% mientras que la subida salarial pactada media en diciembre de 2021 se sitúo tan solo en el 1’47%, lo cual implica una enorme pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, quienes realmente sufren la subida de los precios de la luz y de la gasolina. Todo esto con el gobierno “más progresista de la historia” a la cabeza, el cual no ha hecho nada para contener la subida de precios.

Además, este gobierno, que defiende los intereses de los capitalistas al igual que todos los anteriores, ha pactado una reforma laboral que para nada deroga la anterior reforma del PP, sino que la consolida, sin tocar algunos de los aspectos más lesivos como la indemnización por despido. Una reforma laboral con la que la patronal está encantada, admitiendo que “el acuerdo consolida el modelo laboral actual”, y con la que los sindicatos CCOO y UGT vuelven a mostrar su traición a la clase obrera.

Lo último de este gobierno formado por PSOE-UP-PCE ha sido la noticia de que nos han metido en la guerra entre Ucrania y Rusia, enviando millones de euros en armamento para defender a Ucrania. Esta guerra no es más que la consecuencia del sistema capitalista, un sistema caduco que está mostrando su estado de precariedad. Es una guerra entre imperialistas donde los trabajadores no tienen nada que ganar, una guerra en la que, como siempre, será la clase trabajadora quién ponga los muertos.

Ante esta situación pésima que vive la clase trabajadora sevillana y la del resto del Estado español, a los trabajadores no les queda otra que organizarse. Ya no se puede seguir confiando en aquellos que prometen cambiar este sistema criminal a través de reformas. La única salida para la clase trabajadora es construir un sistema en el cual los medios de producción dejen de ser propiedad de una clase parasitaria como es la capitalista y pasen a manos de toda la sociedad. Para ello es necesario unir todas las luchas en un frente único, luchas que hoy en día se dan de forma aislada (pensiones, sanidad, educación, salarios, etc) pero que tienen la misma raíz, es hora de unir todas las luchas en torno a la única lucha: la lucha de clases.

Es por ello que invitamos a la clase trabajadora de Sevilla a que acuda a la próxima Asamblea Popular que tendrá lugar en su ciudad el próximo día 2 de abril a las 11:00 en el Centro Cívico Cerro del Águila. Una asamblea en la que se empiece a construir el poder obrero que acabe con este sistema criminal y que defienda los intereses de nuestra clase.

 

¡POR LA UNIDAD Y LA ORGANIZACIÓN DE LA CLASE TRABAJADORA FRENTE AL CAPITALISMO!

 

Comité Provincial del PCOE en Sevilla




¡Libertad para Mikhail y Alexander Kononovich!

Hoy día 7 la Federación Mundial de la Juventud Democrática anunciaba la detención de Mikhail Kononovich, secretario general de la Unión de la Juventud Comunista Leninista de Ucrania, y su hermano Alexander.

Tras la detención del periodista español Pablo González por parte de Polonia bajo la acusación de ser un espía ruso, esta vez es el régimen ucraniano de Zelenski quien aprovecha la tesitura de la invasión rusa para volver a arremeter contra los comunistas como lleva haciendo Ucrania desde el golpe de estado del Euromaidán en 2014.

De nuevo vemos la verdadera cara de la Unión Europea y sus aliados, la cara del fascismo. Tras 8 años de conflicto en el que Ucrania no ha dudado en armar batallones fascistas que arremetían contra la población civil en Donbass y causaban masacres abominables, prohibían a su vez el Comunismo, su simbología y cualquier manifestación referente a la Unión Soviética, Zelenski no ha dudado en liberar a pederastas condenados para “luchar contra el invasor” mientras se dedica a reprimir a los comunistas.

Desde el Partido Comunista Obrero Español transmitimos nuestro mayor sentimiento de solidaridad con la familia y camaradas de los hermanos Kononovich y deseamos que sean liberados sanos y salvos. De igual manera, señalamos a la Unión Europea como cómplice y responsable de este secuestro. En este momento en el que tanto los comunistas de Ucrania como los de Donbass o Rusia son reprimidos por señalar a los culpables de este conflicto y señalar que será tan solo la clase obrera de todo el mundo la que pagará las consecuencias, los marxistas-leninistas debemos solidarizarnos con nuestros camaradas y trasladarles todas nuestras fuerzas.

 

¡Muerte al imperialismo!

¡Socialismo o barbarie!

¡Libertad hermanos Kononovich!

 

En Madrid a 07 de marzo de 2022

Secretaría de Juventud del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E.)




En Ucrania solidaridad, en Galicia represión [ESP/GAL]

La guerra en el contexto actual no es más que el resultado de la lucha económica de dos bloques imperialistas, enzarzados para ser los dueños y señores del mundo. Se está viendo a la perfección que, además de los movimientos militares, las apuestas reales de la Unión Europa, Estados Unidos y Rusia están siendo por la economía: bloqueos económicos, retirada de empresas y bancos, corte de suministros de materias primas…

Ante este panorama mundial, muchos son los que deciden seguir el camino de la servidumbre para arañar un mísero salario y ser reconocido por la clase dominante como un excelente acólito. En este sentido, cabe destacar que el PSOE (no siendo el único partido que cumple estas características) es una máquina de crear estos personajes, puesto que dicho partido es la esencia del Estado fascista español y quien genuinamente le ha hecho más daño a la clase obrera a través de la represión, los asesinatos y las reformas laborales.

En el pasado Javier Solana como secretario general de la OTAN durante la guerra en Yugoslavia y hoy día Josep Borrel abrazando una intervención abierta en Ucrania para sacrificar más vidas de trabajadores todavía. Sin embargo, estos son sólo la cara más visible del vasallaje del PSOE, pero hay más especímenes enterrados que merecen una mención y denuncia por parte de los comunistas, pues entendemos que al imperialismo no hay que cederle “ni un tantito así”.

La guerra en Ucrania ha desatado en el Estado español una oleada de solidaridad de papel de quienes nunca se han preocupado por Yemen, Donbass, Palestina… Y el ejemplo perfecto es ver al alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, iniciar una campaña de recogida de material humanitario para Ucrania al mismo tiempo que el líder de su Partido, Pedro Sánchez, en Madrid anuncia que enviará material bélico para el país eslavo.

Los trabajadores debemos de saber que la solidaridad real, la que viene impulsada por el internacionalismo y la cuestión de clase, invoca a los cuerpos represivos del Estado a la puerta de nuestra casa. Y es que el ejemplo perfecto es que mientras se está celebrando este espectáculo completamente lamentable de hipocresía, en Santiago de Compostela sólo esta semana se ha celebrado el juicio contra Chema Naia, acusado por participar en una manifestación en solidaridad con el cierre del Centro Social Okupado Escarnio e Maldizer, y en Lugo se ha multado con 600 euros a otro trabajador por intentar ayudar a un extranjero que estaba siendo intervenido por la Policía, multa que han enmascarado con la ridícula excusa de haber tuteado al agente.

Queda de manifiesto, por tanto, que mientras para Ucrania y su Estado genuinamente neonazi cabe toda la solidaridad del mundo, para el pueblo trabajador sólo caben sanciones y prisión por realizar auténtica labor solidaria. Esta represión se lleva a cabo porque, en la práctica, cada uno de nosotros se encuentra separado y completamente desorganizado. Dar solución a esta situación es una tarea imprescindible para nuestra supervivencia, puesto que no sólo existen las multas y la cárcel. Cada día, la clase obrera ve como los precios de lo más básico suben, los salarios bajan y pierden valor adquisitivo, las horas extra no se pagan o que la temporalidad es una norma en su vida. Todo esto no es más que el fruto de la estructura económica del capitalismo, de la explotación del hombre por el hombre.

Las condiciones objetivas para tumbar al capitalismo hoy día están dadas. Sólo hay que leer las noticias para darse cuenta de que el mundo hoy se mantiene gracias a la deuda, la impresión de billetes y el capital ficticio. Los proletarios tenemos una misión histórica de ponerle fin a esta situación y reivindicar de una vez por todas un sistema social y económico que realmente nos represente y sobre el cual tengamos control: el Socialismo. La construcción de este proyecto por y para el ser humano debe comenzar por un sencillo paso de aunar a nuestra clase en un único Frente que le preste batalla al Estado Español y lleve a cabo las tareas de la construcción socialista. Hoy, más que nunca…

 

¡Paremos la represión fascista!

¡Construyamos el Frente Único del Pueblo!

¡Dirijámonos hacia el Socialismo!

Secretaría de Agitación y Propaganda del PCOE en Galicia

En Ucrania solidariedade, en Galiza represión

 

A guerra no contexto actual non é máis que o resultado da loita económica entre dous bloques imperialistas, enfrontados para ser os donos e señores do mundo. Estase vendo á perfección que, ademáis dos movementos militares, as apostas reais da Unión Europa, Estados Unidos e Rusia están sendo pola economía: bloqueos económicos, retirada de empresas e bancos, corte de suministros de materias primas…

Fronte este panorama mundial, moitos son os que deciden seguir a vía da servidume para rañar un mísero salario e ser recoñecido pola clase dominante como un excelente acólito. Neste sentido, cabe destacar que o PSOE (non sendo o único partido que cumple estas características) é unha máquina de crear estas personaxes, posto que dito partido é a esencia do Estado fascista español e quen xenuinamente fixo máis dano á clase obreira a través da represión, os asasinatos e as reformas laborais.

No pasado Javier Solana como secretario xeral da OTAN durante a guerra en Iugoslavia e hoxe en día Josep Borrel abrazando unha intervención aberta en Ucrania para sacrificar aínda máis vidas de traballadores. Porén, estes son so a cara máis visible da vasalaxe do PSOE, pero hay máis especimens soterrados que merecen unha mención e denuncia por parte dos comunistas, pois entendemos que ó imperialismo non hay que cederlle “ni un tantito así”.

A guerra en Ucrania desatou no Estado Español unha ondada de solidariedade de papel de quen nunca preocupouse por Iemen, Donbass, Palestina… E o exemplo perfecto é ver ao alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, iniciar unha campaña de recollida de material humanitario para Ucrania ao mismo tempo que o líder do seu Partido, Pedro Sánchez, en Madrid anuncia que enviará material bélico para o país eslavo.

Os traballadores debemos saber que a solidariedade real, a que ven impulsada polo internacionalismo e a cuestión de clase, invoca aos corpos represivos do Estado á porta da nosa casa. E é que o exemplo perfecto é que mentres estase a celebrar este espectáculo completamente lamentable e hipócrita, en Santiago de Compostela só esta semana celebrouse o xuízo por Chema Naia, acusado por participar nunha manifestación en solidariedade co peche do Centro Social Okupado Escarnio e Maldizer, e en Lugo multouse con 600 euros a outro traballador por intentar axudar a un estranxeiro que estaba sendo intervido pola Policía, multa que agocharon coa ridícula excusa de ter tuteado ó axente.

Queda en manifesto, por tanto, que mentres para Ucrania e seu Estado xenuinamente neonazi cabe toda a solidariedade do mundo, para o pobo traballador só caben sancións e prisión por realizar auténtica labor solidaria. Esta represión lévase a cabo porque, na práctica, cada un de nós encóntrase illado e completamente desorganizado. Dar solución a esta situación é unha tarefa imprescindible para nosa supervivencia, posto que non só existen as multas e o cárcere. Cada día, a clase obreira ve como os prezos do máis básico suben, os salarios baixan e perden valor adquisitivo, as horas extra non se pagan ou que a temporalidade é unha norma na súa vida. Todo isto non é máis que o froito da estrutura económica capitalista, da explotación do home polo home.

As condicións obxectivas para tumbar o capitalismo hoxe en día están dadas. Só hai que ler as noticias para darse conta de que hoxe o mundo mantense grazas á debeda, á impresión de cartos e ao capital ficticio. Os proletarios temos unha misión histórica de pórlle fin a esta situación  e reivindicar dunha vez por todas un sistema social e económico que realmente nos represente e sobre o cal teñamos control: o Socialismo. A construción deste proxecto por e para o ser humano debe comezar polo sinxelo paso de aunar a nosa clase nunha única Fronte que lle preste batalla ao Estado Español e leve a cabo as tarefas da construción socialista. Hoxe, máis que nunca…

 

Paremos a represión fascista!

Contruamos a Fronte Única do Pobo!

Dirixámonos cara o Socialismo!

Secretaría de Axitación e Propaganda do PCOE en Galiza




La Unión Europea: Territorio de represión y fascismo

A una semana del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, la Comisión Europea ha aceptado por primera vez en su historia la acogida de refugiados ucranianos sin límite. Desde que empezara el conflicto, ya habrían llegado a la Unión Europea más de 600.000 refugiados, según cifras de la ONU. Estos tendrán derecho a residir en el territorio europeo un año con prórroga hasta tres años, a trabajar y al acceso a la educación. Como sabemos, una medida de tal calibre ni se planteó con las crisis de refugiados anteriores al conflicto, donde la mayoría de las personas provenían de Siria, Libia, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar, Somalia, Yemen o Irak.

Un ejemplo de esto son las palabras de Kiril Petkov, primer ministro de Bulgaria, que defendía así la acogida ilimitada de refugiados basándose en sus características físicas (rubios y de ojos azules), lo que es una muestra del racismo y fascismo inherentes de la Unión Europea y de los gobiernos que la integran: «Estos no son los refugiados a los que estamos acostumbrados, estas personas son europeas. Estas son personas inteligentes y educadas. No es la oleada de refugiados a la que estábamos acostumbrados».

Por su parte, los medios de comunicación españoles tienen aquí una responsabilidad enorme en cuanto a la manipulación de la opinión pública. Entre otros, cuentan con la intervención de fascistas como Hermann Tertsch que calificó la llegada de inmigrantes a través de la valla de Melilla como de “invasión”, mientras que alaban el sistema de acogida a ucranianos. El discurso de los medios de comunicación sigue la línea de los intereses de clase de la burguesía, que por sus relaciones con el Estado ucraniano, busca darle legitimidad al gobierno de Zelensky, alabando su figura como si de un héroe nacional se tratase y retratando al pueblo ucraniano como la única víctima de este conflicto, obviando los más de 14.000 muertos como resultado directo de la guerra en el Donbass, de un auténtico genocidio, provocado por el golpe de Estado de Maidán, el cual tuvo detrás la financiación del imperialismo estadounidense y europeo.

Del mismo modo, se deshumaniza a la clase trabajadora refugiada que proviene de África o Asia y que acaba muriendo en campos de refugiados, hacinados en centros de internamiento o malviviendo mientras trata de llegar a la frontera con Europa.

El capitalismo ha convertido el mar Mediterráneo en una auténtica fosa común de personas que huyen de la miseria extrema, la cual es el resultado directo de la “democracia” que exporta la OTAN en forma de golpes de Estado, guerras y bombardeos masivos. En este sentido, Ceuta y Melilla constituyen uno de los puntos por los que el Estado español controla la frontera del sur de Europa en su papel como eslabón de la cadena imperialista de la Unión Europea y de la OTAN.

Curiosamente, mientras que la Unión Europea permite la entrada ilimitada de refugiados ucranianos, el gobierno “más progresista de la historia” del Estado español no cuestiona la eliminación de las vallas de Ceuta y Melilla – de 3 y 6 metros de altura respectivamente -, cuyo único fin es impedir la entrada de personas procedentes del África y Asia, empleando para ello cuchillas, alambres de púas, devoluciones en caliente, sensores electrónicos de ruido y movimiento, videocámaras de vigilancia, equipos de visión nocturna y armas de fuego contra los trabajadores africanos. En este sentido, la política migratoria del gobierno del PSOE/UP-PCE no difiere un ápice de la que aplicaría un gobierno abiertamente fascista, como así lo expresó Alternativa para Alemania (AfD), de ideología fascista, que tiene en el Estado español su modelo de trato para con la población inmigrante.

El episodio más reciente de esta tragedia sucedió el pasado miércoles, cuando 2500 personas intentaron superar la valla de Melilla, saldándose con decenas de heridos a causa de la desproporcionada acción de la Policía y de la Guardia Civil, en su papel como garantes del orden burgués y de protectores de un sistema que se sustenta y nutre de las desigualdades.

La imposibilidad que tienen las personas de origen subsahariano, sirio, libio, palestino o afgano, entre otros, de solicitar asilo, así como la falta de rutas legales y seguras, provoca que nuestros hermanos de clase procedentes de África o Asia tengan que poner en grave riesgo su integridad física e incluso sus propias vidas y las de sus familias para encontrarse luego con unos Estados burgueses que les niegan incluso los derechos fundamentales más básicos y les castigan acinándolos en auténticos campos de concentración cuando no les disparan directamente, como sucedió con el asesinato de 15 personas en la playa del Tarajal a manos de la Guardia Civil en 2014.

El capitalismo monopolista, representado en esta ocasión por la OTAN, la Unión Europea y el Estado español, arranca a millones de obreros de sus hogares para tratarlos como ciudadanos de segunda o, en el mejor de los casos, los utilizan como mano de obra barata, como peones de obras y jornaleros agrícolas, que sufren las condiciones más cruentas del trabajo asalariado.

Mientras que la burguesía trata de enfrentar entre sí a los obreros de las distintas naciones, los comunistas debemos preponderar la lucha por el socialismo, que lleva consigo la inevitable y progresiva destrucción de todas las barreras nacionales creadas por el capitalismo, y la alianza internacionalista de todos los obreros del mundo, en la que cada pequeña victoria que los trabajadores del mundo le arranquemos a la burguesía signifique un paso más hacia la revolución proletaria mundial que de muerte de una vez por todas a la barbarie imperialista.

 

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS!

 

Madrid, 5 de marzo de 2022

 

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Pedro Sánchez mete de cabeza a España en la guerra

En la sesión de control que celebran los miércoles en el Parlamento español, o teatrillo que hacen las marionetas de los monopolios en sede parlamentaria, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para demostrar a los fascistas que ellos son exactamente iguales de reaccionarios, ha señalado que el “Gobierno español entregará a la resistencia ucraniana, material militar ofensivo”.

Ahí tenemos al gobierno del PSOE y de PODEMOS-IU/PCE señalando abiertamente que van a entregar armas al Estado fascista ucraniano mostrando no solo su faz reaccionaria sino que han metido a todo el pueblo español directamente en la guerra. Sin duda, Pedro Sánchez y todo su gobierno será responsable de todos los muertos que pudieran producirse como consecuencia de esta decisión. No conviene olvidar que la consecuencia de que el embustero, y en nuestra opinión criminal de guerra, José María Aznar formara parte del trío de las Azores y metiera al Estado español en la guerra de Iraq provocó el atentado del 11 M en Madrid en el año 2004 que segó la vida de 193 personas.

No contento con meter de pleno a España en la guerra, y por consiguiente poner a zonas del Estado como posibles dianas – Morón de la Frontera, Torrejón de Ardoz o Rota, por ejemplo – así como a todo el pueblo, Pedro Sánchez planteó un “Plan Nacional de respuesta al impacto de la guerra”, un pacto de Estado donde participen todos los verdugos del pueblo trabajador – grupos parlamentarios, gobiernos autonómicos, la patronal, CCOO y UGT – donde se consagre la moderación salarial – que es lo que está consagrado en el Estado español desde hace décadas –  “con el objetivo de evitar caer en una espiral inflacionaria que mine el poder de compra de las familias, de los ahorradores y ponga en riesgo la recuperación económica”, en palabras del propio Pedro Sánchez.

Sin guerra, la inflación ya estaba desbocada porque ésta no se produce porque suban los salarios sino como consecuencia de la política monetaria que ha hecho la Reserva Federal y el BCE de crear dinero ficticio durante dos décadas al objeto de salvar a un capitalismo en auténtica bancarrota. La creación de dinero ficticio no ha hecho más que devaluar los euros y los dólares pues ese incremento de dinero en circulación no se corresponde con un incremento de la producción ni de la riqueza.

Pedro Sánchez pide la unidad del pueblo como fórmula para subordinar los intereses y las condiciones de vida de los trabajadores a los de la burguesía. Cuando Pedro Sánchez pide unidad y le dice al pueblo que deberá hacer sacrificios lo que está diciendo es que sobre las espaldas de la clase obrera va a recaer de nuevo todo el peso del coste de la guerra imperialista. Pedro Sánchez, como buen peón de la burguesía, no hace más que implementar lo que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, planteó el pasado día 24 de febrero cuando demandó al gobierno y a la oposición un Pacto de Estado para salvar la economía ante el estallido de la guerra de Ucrania, que cuantificaba en un sobrecoste de 20.000 millones de euros que se traduce en que los empresarios ordenan al Gobierno una transferencia económica a su favor de 20.000 millones de euros que, sin duda, el Gobierno de PSOE y PODEMOS-IU/PCE van a conceder a la Patronal como ya ha verbalizado su esbirro Pedro Sánchez en sede parlamentaria. El 24 de febrero la Patronal ordena y el 2 de marzo el Parlamento, con el Gobierno a la cabeza, obedece. Sin duda, Mussolini o Franco se sentirían orgullosos del discurso de Pedro Sánchez en la sede parlamentaria, algo que los reaccionarios han certificado pues tanto VOX como PP, C’s y el PNV no han dudado en posicionarse con Pedro Sánchez y su gobierno donde los oportunistas de PODEMOS, IU y PCE han demostrado ser enemigos declarados de la clase obrera.

La clase obrera no tiene más salida que romper con este sistema criminal y con un Estado abiertamente fascista tan corrompido como su sistema económico. Es una necesidad unir a todos los sectores del proletariado y sus luchas en una única lucha de clases contra el capitalismo y su criminal Estado, conformando el Frente Único del Pueblo. Es momento de que los comunistas prioricemos el trabajo en esa dirección, en la dirección de construir poder popular para confrontar con el Estado e ir desarrollando las fuerzas de la Revolución Socialista y es ahí donde el Partido Comunista Obrero Español va a concentrar todas sus energías y fuerzas. Asimismo, hacemos un llamamiento a la clase obrera y a todas las organizaciones populares a la movilización, a tomar las calles contra este gobierno reaccionario y contra el Estado. Un Estado podrido como lo demuestra que el mismo día que Pedro Sánchez mete de cabeza al pueblo español en la guerra, la fiscalía aprovecha para cerrar todas las investigaciones sobre Juan Carlos de Borbón alegando la prescripción de sus delitos.

 

¡POR LA SALIDA DE LA OTAN Y DE LA UNIÓN EUROPEA!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DEL FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO!

¡POR EL SOCIALISMO!

Madrid, 3 de marzo de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)