Una calle de Sevilla muestra la quiebra del capitalismo

No hay nada como un paseo por la calle León XIII de Sevilla para palpar de primera mano los efectos de la profunda crisis en la que se haya sumergido…

No hay nada como un paseo por la calle León XIII de Sevilla para palpar de primera mano los efectos de la profunda crisis en la que se haya sumergido el capitalismo, y de la que ya no saldrá porque está en fase terminal. En dicha calle contamos hasta 15 comercios que han pasado a mejor vida.

La pandemia está sirviendo para acelerar la limpieza que necesita hacer la oligarquía financiera con las pequeñas y medianas empresas, liquidarlas para hacerse con ellas, también con locales y edificios a precio de ganga, con lo que la propiedad de todos los sectores de la economía estará más concentrada que nunca en manos de un puñado de oligarcas que gestionan sus fortunas a través de los fondos de inversión. Con la quiebra también de la banca, éstos se han convertido en el depósito y gestores de las billonarias fortunas. Algunos, como Blackrock y The Vanguard, manejan cantidades similares a todo el PIB de la Unión Europea.

Mientras la pequeña burguesía arruinada reclama, a través de sus representantes políticos (IU – PCE – Podemos – Adelante Andalucía – Anticapitalistas – Más País – Mareas – las versiones locales de “En Común”….), mantener al capitalismo en una etapa inicial de libre concurrencia que ya sólo existe en su imaginación, pues en la fase actual imperialista son los monopolios los que rigen la vida económica de todos los países, suprimiendo la soberanía de cualquier nación, los comunistas proclamamos el avance hacia adelante en la historia que supone el Socialismo. Pues a la producción industrial, automatizada y en vías de robotización, no corresponde volver al pequeño comercio ni la pequeña propiedad. Corresponde la gran propiedad colectiva de los medios de producción, lo que permitirá acabar con la visión estrecha, egoísta y mercantil de la pequeña, mediana y gran burguesía.

Sólo la clase obrera tiene un interés colectivo, sólo la clase obrera produce colectivamente y por tanto, es la clase más moderna de la historia, la más avanzada y la más capacitada para dirigir el salto al régimen socio-económico que mayor progreso permitirá en todas las facetas de la sociedad. Es a esa clase obrera a la que representamos los comunistas y a la que pretendemos unir para erigirla en protagonista de la transformación de la sociedad.

 

Frente a la quiebra del capitalismo

El único avance posible es el Socialismo

I.R.A.

Militante del PCOE en Macarena Norte (Sevilla)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *