Trabajadores sanitarios y vecinos con el mismo enemigo en común: El capitalismo [ESP/CAT]

La última crisis sanitaria propiciada por el COVID-19 hizo que en el hospital de Granollers se utilizaran medidas más que precarias por los trabajadores sanitarios, pero hay que aclarar que…

La última crisis sanitaria propiciada por el COVID-19 hizo que en el hospital de Granollers se utilizaran medidas más que precarias por los trabajadores sanitarios, pero hay que aclarar que la razón de la crisis sanitaria no es esta contagiosa enfermedad, la razón principal y la única, no es otra que la escasa financiación de la sanidad pública, aparte del interés y la presión al establecer una alternativa privada para el acceso a la sanidad. No es ningún secreto que en muchas partes del Estado español se haya utilizado dinero público para dárselo a centros sanitarios de ámbito privado, haciendo negocio con la salud de las personas y bloqueando el acceso universal a la sanidad. Por otro lado hay también casos como el de Granollers donde el centro es concertado. En otras palabras existen fundaciones que deciden cuánto dinero van a parar al hospital, aunque haya una gestión del Gobierno de España, de la Generalitat en Cataluña o del ayuntamiento.

En el caso de Granollers, ahora que llega una segunda oleada de contagios, que desde la primera quincena de septiembre empezaba a notarse esta subida por los ingresos de enfermos por la pandemia, están produciéndose despidos o reducción de la plantilla en los centros médicos. Ante esta situación, los trabajadores sanitarios de este hospital han salido a la calle, llegando a cortarla para visibilizar esta insostenible realidad, que no únicamente repercute en ellos, sino en toda la sociedad, – y más concretamente la clase obrera, la gran mayoría y la que con su trabajo, mueve el mundo– depauperando las condicionas de vida de los trabajadores por el capricho de la burguesía parasitaria, sosteniendo de este modo la dictadura del capital en su etapa terminal.

La delegada del comité de empresa ha remarcado que ha mejorado algo el abastecimiento de equipos de protección individual, pero recalca que la manera en que han dado dicho material no ha sido correcto, pues los trabajadores no pedimos limosna si no lo que nos corresponde. Muchas empresas privadas y muy reconocidas se aprovechan de esta situación, y quieren recibir beneficio por sus donaciones. Aquí encontramos también un componente de clase que tenemos que denunciar.  También recordamos el papel que tiene CCOO en cualquier centro de trabajo, ya sea en el ámbito sanitario u otro, y no es más que parar la lucha de clases, impidiendo la democratización en los centros de trabajo y jugando a favor de la patronal. Por este motivo la estrategia de la clase obrera no será otra que organizarse independiente de los sindicatos amarillos vendidos al patrón. Por eso, la propuesta estratégica de nuestro partido se fortalecer los sindicatos de la Federación Sindical Mundial, fundamentalmente la Coordinadora Sindical de Clase (CSC), trabajar en ellos de tal manera que nuestros militantes arrastren a los sindicatos de la FSM a la unidad en una única central sindical de clase, así como romper el aislamiento de la clase trabajadora conformando la Asamblea de Comités de Delegados y Trabajadores (ACDT) donde los trabajadores de diferentes sindicatos se unan con el objeto de fortalecer una posición clasista de superación del sistema capitalista y de unidad sindical como clase, rompiendo con las divisiones impuestas por la patronal y los sindicatos verticales del Estado (CCOO y UGT).

Aparte de esto, los vecinos del barrio de la Torreta, en la Roca del Vallès, hace semanas se manifestaron cortando una amplía vía de acceso a la ciudad. Uno de los motivos era por el cierre del CAP del barrio, pues por el confinamiento en marzo lo cerraron y todavía ya pasado el verano no lo han abierto. Pero el abandono del barrio es notable, cosa que hace que reclamaran también una mejora en las calles. El siguiente paso para los vecinos es manifestarse en el núcleo del pueblo, pues claramente el ayuntamiento no responde a las demandas de vecinos del barrio de la Torreta.

Todas estas manifestaciones tienen un enemigo en común: el capitalismo. El capitalismo como un sistema socioeconómico que es, cambia radicalmente nuestras vidas siempre al interés del propietario del capital, dejando al obrero como una mercancía más de la que sacar fuerza de trabajo para convertirla en plusvalía, es decir, en más dinero. Dinero que viene del sudor y la sangre de la clase obrera, sin ninguna exageración, pues los muertos en la primera oleada de la COVID-19 fueron de la clase obrera sin excepción, como los mismos que mueren de accidentes laborales y que trabajan, al contrario de la burguesía.

Estamos viviendo acontecimientos históricos que precisan de una clase obrera fuerte. Es por este motivo que desde el Partido Comunista Obrero de Cataluña animamos y lucharemos junto a nuestros hermanos de clase para fortalecernos. Sabemos que la unión es el elemento que nos hace falta, por eso hará falta que la clase trabajadora y el resto de clases populares se fusionen en un Frente Único por el Pueblo, pues estudiantes, trabajadores de todas las ramas de la producción y todas las clases populares que sufren son víctimas del capitalismo y la patronal no dudará al devaluar todavía más nuestras condiciones de vida.

 

¡Por la unidad de clase y la unidad de los comunistas!

¡Socialismo o barbarie!

 

Granollers, 19 de octubre de 2020

Célula del Vallès Oriental del Partido Comunista Obrero de Cataluña (P.C.O.C.)

 

 

Treballadors sanitaris i veïns  amb el mateix enemic en comú: El capitalisme

 

La darrera crisis sanitària propiciada pel COVID-19 va fer que a l’hospital de Granollers s’utilitzessin mesures més que precàries pels treballadors sanitaris, però cal aclarir que la raó de la crisis sanitària no es aquesta contagiosa malaltia, la raó principal i l’única, no es altra que l’escàs finançament de la sanitat publica, apart del interès i la pressió en establir una alternativa privada per l’accés a la sanitat. No és cap secret que a moltes part de l’Estat espanyol s’hagin utilitzat diners públics per posar-los a centres sanitaris d’àmbit privat, fent negoci amb la salut de les persones i bloquejant l’accés universal a la sanitat. D’altra banda n’hi ha també casos com el de Granollers on el centre es concertat. En altres paraules existeixen fundacions que decideixen quants diners van a parar al hospital, encara que hi haguí gestió a traves del Govern d’Espanya, de la Generalitat a Catalunya o de l’ajuntament.

En el cas de Granollers, ara que arriba una segona onada de contagis, que des de la primera quinzena de setembre començava a notar-se aquesta pujada pels ingressos de malalts per la pandèmia, estan produint-se acomiadaments o reducció de la plantilla en els centres mèdics. Davant d’aquesta situació, els treballadors sanitaris d’aquest hospital han sortit al carrer, arribant a tallar-lo per visibilitzar aquesta insostenible realitat, que no nomes repercuteix en ells, si no en tota la societat, – i més concretament la classe obrera, la gran majoria i la que amb el seu treball, mou el món– depauperant les condiciones de vida del treballadors per el caprici de la burgesia parasitaria, sostenint d’aquesta manera la dictadura del capital en la seva etapa terminal.

La delegada del comitè d’empresa ha remarcat que ha millorat alguna cosa l’abastiment d’equips de protecció individual, però recalca que la manera en que han donat aquet material no ha estat correcte, doncs els treballadors no demanem almoina si no el que correspon. Moltes empreses privades i ben reconegudes s’aprofiten d’aquesta situació, i volen rebre benefici per les seves donacions. Aquí trobem també un component de classe que hem de denunciar.  També recordem el paper que té CCOO en qualsevol centre de treball, ja sigui en l’àmbit sanitari o un altre, i no es més  que aturar la lluita de classe, impedint la democratització al centres de treball, i jugant a favor de la patronal. Per aquest motiu l’estratègia de la classe obrera no serà un altre que organitzar-se independent del sindicats grocs venuts al patró. Per això, la proposta estratègica del nostre partit es enfortir els sindicats de la Federació Sindical Mundial, fonamentalment la Coordinadora Sindical de Clase (CSC), treballar en ells de tal manera que els nostres militants arrosseguin als sindicats de la FSM a la unitat en una única central sindical de classe,  així como trencar l’aïllament de la classe treballadora conformant la Assemblea de Comitès de Delegats i Treballadors (ACDT) on els treballadors de diferents sindicats s’uneixin al objecte de enfortir una posició classista de superació del sistema capitalista i de unitat sindical com a classe, trencant con les divisions imposades per la patronal i els sindicats verticals de l’Estat (CCOO i UGT).

Apart d’això, el veïns del barri de la Torreta, a la Roca del Vallès, fa setmanes es van manifestar tallant una amplia via d’accés a la ciutat. Un dels motius va se el tancament del CAP del barri, doncs pel confinament al març el van tancar i encara ja passat l’estiu no l’han obert. Però l’abandonament del barri es notable, cosa que fa que reclamessin també una millora als carrers. El següent pas pels veïns en manifestar-se al nucli del poble, doncs clarament l’ajuntament no respon a les demandes del veïns del barri de la Torreta.

Totes aquestes manifestacions tenen un enemic en comú: el capitalisme. El capitalisme com un sistema socioeconòmic que es, canvia radicalment les nostres vides sempre al interès del propietari del capital, deixant al obrer com una mercaderia més de la que treure força de treball per convertir-la en plusvàlua, és a dir, en més diners. Diners que venen de la suor i la sang de la classe obrera, sense cap exageració, doncs els morts en la primera onada de la COVID-19 van ser de la classe obrera sense excepció, com els mateixos que moren d’accidents laborals, i que treballen, al contrari de la burgesia.

Estem vivint aconteximents històrics que precisen d’una classe obrera forta. És per aquest motiu que des de el Partit Comunista Obrer de Catalunya animem i lluitarem al costat dels nostres germans de classe per enfortir-nos. Sabem que la unió és l’element que ens cal, per això caldrà que la classe treballadora i la resta de classes populars es fusionin en un Front Únic pel Poble, doncs estudiants, treballadors de totes les rames de la producció i totes les classes populars que pateixen son víctimes del capitalisme i la patronal no dubtarà encara més en devaluar les nostres condicions de vida.

 

Per la unitat de classe i la unitat dels comunistes!

Socialisme o barbàrie!

 

Granollers, 19 d’octubre de 2020

Cèl·lula del Vallès Oriental del Partit Comunista Obrer de Catalunya (P.C.O.C.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *