¡No al cierre de Trillo!

La crisis de la luz sigue creando desamparo para el proletariado. Esta vez le toca a las más de 1.300 personas que, directa o indirectamente, dependen de la central nuclear…
image_pdfimage_print

La crisis de la luz sigue creando desamparo para el proletariado. Esta vez le toca a las más de 1.300 personas que, directa o indirectamente, dependen de la central nuclear de Trillo (Guadalajara).

Con los recortes ridículos en el beneficio de las eléctricas por parte del Gobierno socialfascista y oportunista de PSOE y PODEMOS, según ellos, de cara a reducir la factura de la luz, la central trillense, operada por Iberdrola, Naturgy, Iberenergía y ENDESA, afirma que se ven obligados a cerrar la central por pérdidas, dejando previsto el cierre para el 2035, si no lo adelantan.

La central paga casi 7 millones de euros al año en impuestos y en ella trabajan unas 650 personas. Hay que tener en cuenta que Guadalajara, junto con Cuenca, son las provincias más despobladas de Castilla-La Mancha y de las más despobladas a nivel nacional (Cuenca es la 9º y Guadalajara 11º). Con este cierre y los consecuentes despidos, la comarca de Trillo quedaría todavía más despoblada.

Es cierto que vivimos en una crisis climática, provocada única y exclusivamente por el capitalismo, pero lo que no podemos permitir es que mientras se especula con la energía renovable, mientras los Estados capitalistas continúan emitiendo cantidades desproporcionadas de residuos a la atmósfera, seamos los trabajadores los que paguemos las consecuencias.

Bajo la nueva consigna de un ‘capitalismo verde’, los Estados de todo el mundo van a facilitar a empresas de todo tipo el despido de millones de trabajadores, muchos de los cuales no podrán recuperar nunca su puesto de trabajo. Esto combinado con la automatización y la robotización al servicio de la burguesía y sus monopolios, hará que el número de personas que no pueden conseguir un puesto de trabajo en el mundo crezca aún más, agudizando la crisis sistémica del capitalismo.

Y mientras esto ocurre, los monopolios seguirán destruyendo el planeta en su afán por generar cada vez más beneficios. Mientras a los trabajadores se les culpabiliza de usar un coche de gasolina o diésel, personajes tan criminales como Jeff Bezos viajan al espacio por turismo, contaminando más de lo que lo hará un trabajador medio a lo largo de su vida.

Sólo armonizando las relaciones de producción y planificando la economía a través de un Estado socialista podremos revertir los cada vez más evidentes efectos del cambio climático. Sólo el socialismo podrá garantizar una vida digna para la clase trabajadora y la conservación del planeta. Es la misión histórica de la clase obrera tumbar este sistema criminal y construir el socialismo.

 

Partido Comunista Obrero Español en Castilla – La Mancha

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *