Más de 7 años sufriendo cortes de luz. ¿Por qué?

Los vecinos de varios barrios obreros de Sevilla se encuentran en una insoportable situación. La falta de inversiones en la red eléctrica privada de la capital en manos de ENDESA,…
image_pdfimage_print

Los vecinos de varios barrios obreros de Sevilla se encuentran en una insoportable situación. La falta de inversiones en la red eléctrica privada de la capital en manos de ENDESA, con la complicidad de todas las administraciones, provoca una sobrecarga en el suministro de energía cuyas consecuencias las paga –como siempre– el pueblo trabajador, al que se le corta el suministro, se le hace culpable por los enganches ilegales y los cultivos de marihuana e incluso es apaleado por la policía por manifestarse por sus derechos, mientras los sectores acomodados siguen disfrutando de un servicio eléctrico impecable, como ocurre en el barrio rico hispalense de Los Remedios.

Origen del problema

La privatización de la luz en España fue iniciada en el año 1988 por el gobierno del PSOE de Felipe González y el PP finalizó el proceso una vez Aznar llegó al gobierno años más tarde. A día de hoy, el sector energético es un jugoso negocio en el que los capitalistas y altos cargos políticos llevan años lucrándose a costa de las clases trabajadoras.

Consecuencias

Creación de un oligopolio o mercado con un número limitado de empresas en el que estas pueden controlar y acaparar las ventas como si se tratara de un monopolio. Aumento de la factura de la luz en más de un 150%, puesto que el objetivo principal de una empresa privada es y siempre ha sido el lucrarse a costa de quien produce todo que es el pueblo trabajador.

Creación de una empresa pública eléctrica. ¿Es la solución?

Evidentemente, en el actual sistema no lo es, pues hasta 1988 ENDESA era pública y en 2022 estamos en la situación descrita. Lo público en el Capitalismo no es sinónimo de bienestar para los trabajadores sino de gestión del gobierno de turno de unos recursos que por justicia deberían pertenecer al pueblo, pero en cambio se explotan a beneficio de los capitalistas porque el Estado español es un instrumento de los capitalistas para enriquecerse de todas las formas posibles.

Conclusión. La lucha es de clases

Si en esta sociedad capitalista los cortes de luz, el paro, la pobreza, los sistemas públicos desmantelados, etc afectan a los barrios obreros pero no a los barrios adinerados, si los poderes económicos determinan que las familias trabajadoras suframos penurias de todo tipo mientras que los ricos viven a cuerpo de rey, si para ellos nuestras vidas no valen nada, si tal es el desprecio que los capitalistas sienten hacia el pueblo trabajador, entonces es obvio que se trata de un problema de clase que no se puede resolver en el Capitalismo.

Solo hay una salida

Para acabar definitivamente con esta situación los trabajadores tenemos que organizarnos en nuestros barrios construyendo y fortaleciendo nuestras asambleas vecinales, decidiendo sobre todo aquello que atañe a nuestros barrios. Hacemos un llamamiento a todas las asociaciones de vecinos de cada barrio de Sevilla a que rompan con la división actual y se unan. Porque si hay un barrio, todos sus vecinos tienen unos intereses comunes y solo desde la unidad y la participación permanente podrán conseguir defender sus derechos. A su vez, los barrios obreros deben conectar sus luchas con la lucha de los trabajadores en las empresas, con la lucha de los estudiantes en institutos y universidades, uniendo todas las luchas en un Frente Único del Pueblo contra el Capitalismo y su Estado.

 

¡Por la unidad de las clases trabajadoras!

¡Por la construcción del poder obrero y popular!

¡Por el Socialismo!

 

COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E) EN SEVILLA

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *