¡Libertad para el periodista Pablo González!

El pasado 28 de julio se cumplieron 5 meses desde que el periodista Pablo González fuera secuestrado y encarcelado por el régimen polaco, acusado de espionaje al servicio de la…
image_pdfimage_print

El pasado 28 de julio se cumplieron 5 meses desde que el periodista Pablo González fuera secuestrado y encarcelado por el régimen polaco, acusado de espionaje al servicio de la inteligencia militar rusa (GRU).

Un día antes, el 27 de julio, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, se reunió en Varsovia con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, banquero perteneciente al partido de extrema derecha Ley y Justicia, partido hermano de VOX, primer ministro de un Estado que no ha dudado en hacer todo tipo de revisionismo histórico – ejercicio propio de los fascistas – al objeto de blanquear a Hitler y al fascismo y de perseguir a todo aquel que lo combata. ¡Esos son los socios internacionales del Gobierno de Pedro Sánchez, del Gobierno del PSOE, IU-PCE/PODEMOS!

En dicha reunión, el gobierno reaccionario polaco, y su socio ibérico, firmaron dos acuerdos, uno en materia militar, al objeto de llevar a cabo la implementación de los acuerdos adoptados en la Cumbre de la OTAN celebrada en Madrid un mes antes y estrechar la alianza para combatir a Rusia y defender los intereses del imperialismo norteamericano y de sus adláteres de la UE, que no es más que la implementación de lo que se denomina Brújula Estratégica Europea , o lo que es lo mismo, cómo se coordinarían los ejércitos europeos, de la OTAN, al objeto de responder a una supuesta agresión rusa. Por otro lado, suscribieron un acuerdo en el ámbito de los transportes por el que el gobierno español trata de salvaguardar los intereses de los monopolios españoles en el terreno de la ingeniería ferroviaria para posicionarlas ante futuras licitaciones de construcción de líneas de alta velocidad en territorio polaco.

Como puede verse, el gobierno “más progresista de la historia” -dirigido por el PSOE que es el partido del GAL, de FILESA, los EREs de Andalucía y un sinfín de casos más de corrupción, y del que forma parte IU-PCE-PODEMOS- no duda en defender los intereses de los monopolios, del imperialismo norteamericano y de la UE a la par que mira hacia otro ante el secuestro realizado por el fascista Estado polaco contra un ciudadano con nacionalidad española como es el periodista Pablo González.

En la rueda de prensa tras la cumbre bilateral de ambos gobiernos, ante la pregunta realizada por la prensa a Pedro Sánchez sobre el encarcelamiento del periodista Pablo González, éste respondió señalando que “Respetamos al Estado de Derecho y la justicia de Polonia”. Pedro Sánchez y su gobierno respetan al Estado fascista polaco y su justicia, el mismo que impiden al abogado del periodista preso, Gonzalo Boye, visitar a su defendido en prisión ni tratar con el abogado polaco que representa a Pablo González en lo concerniente a su defensa y los cargos que le imputan ese Estado. El Presidente del Gobierno Pedro Sánchez respeta a un Estado y a una Judicatura, como la polaca, que está privando la libertad a un periodista sin haber sido capaz de invocar fundamento de derecho alguno que justifique la misma, siendo una detención arbitraria como consecuencia de ser un periodista que tiene nacionalidad rusa, además de la española, donde se le niega los derechos a la presunción de inocencia, a ser oído por un tribunal independiente estando en una situación de incomunicación material. Para el gobierno español y su presidente, un Estado que viola los artículos 2 y 7 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los artículos 2 y 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos contra un ciudadano suyo “merece respeto”.

Desde el Partido Comunista Obrero Español denunciamos el cinismo de este gobierno del PSOE y PODEMOS-IU-PCE, que no es más que una marioneta del imperialismo norteamericano, de los monopolios a los que sirve, llegando su lacayunismo y su desvergüenza hasta tales cotas que no vacila en respetar y abrazar abiertamente al Estado fascista polaco anteponiendo los intereses económicos de los monopolios y el belicismo fascista a los derechos fundamentales contemplados en el Derecho Internacional de un ciudadano español demostrando que los intereses de clase para los monopolios está por encima del patriotismo con el que pretenden engatusar, como buenos reaccionarios, a la clase obrera. Asimismo, el Partido Comunista Obrero Español se solidariza con Pablo González y con todos sus familiares y allegados, y exigimos la inmediata puesta libertad de Pablo. Del mismo modo, condenamos al aparato represivo del Estado polaco y de la Unión Europea y al Estado español, que no dejan de constatar su esencia fascista y criminal.

 

¡POR LA LIBERTAD DE PABLO GONZÁLEZ!

¡ABAJO EL ESTADO FASCISTA ESPAÑOL!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Madrid, 31 de julio de 2022

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *