La subida del precio de la luz demuestra la inutilidad de la socialdemocracia para el pueblo trabajador

El precio de la luz vuelve a dispararse durante la borrasca filomena, El coste mayorista de la electricidad, que se fija con un día de antelación, subió el pasado miércoles…

El precio de la luz vuelve a dispararse durante la borrasca filomena, El coste mayorista de la electricidad, que se fija con un día de antelación, subió el pasado miércoles un 6,7% hasta rozar los 90 euros de media diaria por megavatio hora (MWh), según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE). El precio está, así, a un paso de los 95 euros marcados el viernes pasado y que supusieron un máximo histórico, solo por detrás de los 103,76 euros del 11 de enero de 2002.

En plena ola de frío, el capitalismo gestionado por PSOE y Podemos-IU/PCE, ha mostrado nuevamente su incapacidad para permitir una vida digna al pueblo, dejando a millares de trabajadores sin poder calentarse en sus casas debido a esta vergonzosa subida de los precios de la luz.

Mientras los ingresos y ahorros de las familias trabajadoras han caído en picado desde la pandemia, debido a los ERTE -que han permitido a las empresas no pagar los salarios a los trabajadores para asumirlos el Estado reduciéndolos un 30%-, el precio de los insumos básicos como la luz suben a máximos históricos, empobreciendo la vida del pueblo trabajador.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, no contenta con saquear al pueblo trabajador y dejarle en la inmundicia, se ha querido reír de toda la clase obrera afirmando el pasado fin de semana que “el recibo puede subir como mucho unos cuantos euros”. Euros que, como buena servidora lacayuna del capitalismo y de las empresas eléctricas que es, tiene en abundancia y, por tanto, tampoco entiende que se forme un escándalo por unos cientos de euros más al mes.

La estrategia descarada de Unidas Podemos ha sido, en estos días, la de tratar de desmarcarse de su socio de Gobierno, el PSOE, para tratar de salir indemne de este ataque a la clase trabajadora culpando al PSOE enteramente de este problema. Sin embargo, Unidas Podemos conocía perfectamente el largo listado de los políticos del PSOE en empresas eléctricas y sus conexiones con los monopolios españoles antes de decidir formar gobierno como su socio:

ENDESA: Elena Salgado

GAS NATURAL FENOSA (AHORA NATURGY): Felipe González, Cristina Garmendia, Guzmán Solana Gómez, Víctor Pérez Pita, Narcís Serra.

ENEL: Pedro Solbes

IBERDROLA: Manuel Marín, Manuel Amigo, Braulio Medel, Felipe Romera, Juan Pedro Hernández Moltó.

ENAGÁS: Ramón Pérez Simarro.

ACCIONA: Javier Solana.

ABENGOA: Josep Borrell, Rafael Escudero, José Domínguez.

Unidas Podemos, por tanto, es igual de culpable que el PSOE del empobrecimiento continuado y brutal contra la clase trabajadora, que es la que está pagando las consecuencias de esta pandemia pero que además es la que ha generado todo el beneficio del que hoy disfrutan empresas como las antes señaladas.

Más aún, Unidas Podemos ha engañado al pueblo llevando en su programa electoral la creación de una empresa pública de energía, algo que no ha cumplido y en lo que no ha trabajado hasta el día de hoy. En estos días hemos visto un vídeo, harto oportunista, de este partido intentando echar la culpa al PSOE y al mercado europeo de la regulación de los precios de la luz. Incluso el Ministro de Consumo Alberto Garzón se ha dedicado en las redes sociales a enturbiar este debate, que no debería de admitir ningún tipo de discusión.

Todas estas pantomimas son, una vez más, propaganda que pide a la clase trabajadora que siga confiando en la reforma, que aguante un poco más, puesto que según este séquito de oportunistas se está realizando un cambio lento pero certero hacia “el progreso”. Sin embargo, estos esfuerzos por maquillar lo obvio evidencian otra realidad y es que el pueblo trabajador cada vez tiene menos confianza en “la nueva política”. Así lo muestra cualquier sondeo de intención de voto.

No caben más contradicciones en Unidas Podemos. Estar en un gobierno de coalición que es absolutamente incapaz de solucionar ni uno solo de los problemas de los trabajadores para seguir manteniendo el régimen de explotación capitalista en beneficio de los monopolios y a costa de la clase trabajadora, no es más que ser un oportunista con ansia de ocupar la poltrona.

Unidas Podemos sabe perfectamente que no puede cambiar nada desde el Gobierno en favor de la clase trabajadora, pero necesita los votos de esta para mantenerse ahí. Las declaraciones de Pablo Iglesias a La Sexta diciendo que “se ha dado cuenta de que estar en el Gobierno no es estar en el poder” son una vergüenza. O bien miente flagrantemente o por el contrario es un político de lo más mediocre, ya que desde el Partido Comunista Obrero Español hemos advertido en innumerables ocasiones que estar en el Gobierno capitalista no es estar en el poder.

El poder político lo ostentan los dueños de los medios de producción, hoy la burguesía, que son quienes se apropian de lo que produce el pueblo trabajador. El Estado y sus instituciones son la superestructura con la que administrar y gestionar ese poder, siempre al servicio de sus dueños.

El autodenominado “Gobierno más progresista de la historia” no ha traído a la clase trabajadora más que la pérdida de poder adquisitivo y el empeoramiento constante de las condiciones de vida para la clase trabajadora. El pueblo trabajador no puede seguir confiando su futuro en embaucadores de medio pelo como Unidas Podemos, que no saben ni quien tiene el poder político ni cómo se consigue.

De lo único que cabe hablar ya es del Socialismo, de la socialización de los medios de producción y de la revolución socialista, porque el capitalismo está acabado, es incapaz ni tan siquiera de asegurar las condiciones mínimas para la vida del pueblo trabajador, y lo estamos viendo claramente en esta pandemia.

Debemos ser los comunistas quienes, a través de la unidad y el trabajo incansable y disciplinado con el pueblo trabajador, logremos mandar al estercolero de la historia al capitalismo, hoy ya moribundo, y sus adláteres y construir el socialismo, máxima aspiración del proletariado.

 

¡Socialismo o Barbarie!

Comisión de Movimiento Obrero y de Masas del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *