El rostro del estado y de la democracia burguesa

Hace unos días se desencadenó una caza de brujas, deteniendo la Guardia Civil a 21 internautas por, según dicho cuerpo de represión del estado, enaltecimiento del terrorismo. Todo lo que cuestione el…

Hace unos días se desencadenó una caza de brujas, deteniendo la Guardia Civil a 21 internautas por, según dicho cuerpo de represión del estado, enaltecimiento del terrorismo. Todo lo que cuestione el sistema, aunque sea un mensaje de twitter que no puede ocupar más de 140 letras, es terrorista para el estado burgués: internautas, poetas, cantantes, jubilados, trabajadores, manifestantes…,  todos terroristas: el Pueblo Trabajador en el punto de mira del Estado. No obstante, la realidad citada anteriormente es opuesta para aquellos que defienden la dictadura de la burguesía y el robo capitalista. El alcalde del municipio de Baralla, en Lugo, y miembro del Partido Popular Manuel González Capón, manifestó en un Pleno municipal: “quienes fueron condenados a muerte durante el régimen de Franco sería porque lo merecían”; evidentemente este fascista no ha pisado una comisaría y sigue siendo alcalde de dicho municipio. Para el estado capitalista, el fascista no es un terrorista sino un sujeto de orden, de su orden, de su clase social. El estado burgués, independientemente de la forma que tenga, es un instrumento de opresión contra el Pueblo trabajador en manos de la burguesía, a la que le otorga la fuerza y la impunidad, ya sea en el robo o en el asesinato.

Cuando estamos a escasos días del pistoletazo de salida de las elecciones europeas, con las que los imperialistas europeos -entre ellos las burguesías centralistas y periféricas del estado español-  pretenden que los pueblos legitimen sus estructuras de poder, cuyo único objetivo es salvaguardar los intereses de los monopolios europeos, todo el aparato propagandístico capitalista y sus Partidos Políticos – corruptos todos ellos y maniatados por la Banca – bombardearán las cabezas de los trabajadores para hacer que estos les legitimen para continuar robando, guerreando, explotando y reprimiendo al Pueblo.

El Partido Comunista Obrero Español envía su solidaridad para con los 21 obreros detenidos y exige la inmediata puesta en libertad de todos aquellos que están presos por cuestiones políticas e ideológicas en las cárceles del estado español. La emancipación del Pueblo Trabajador y la conquista de un futuro digno para el conjunto de los trabajadores no vendrá de la mano de las instituciones burguesas ni de su circo electorero; sólo puede ser obra de la clase trabajadora y de su lucha contra el capitalismo y la burguesía. Los hechos y la historia lo acreditan.

Los trabajadores no tenemos otra salida que romper con el Estado burgués y las estructuras políticas actuales. Por ello el Comité Ejecutivo del Partido Comunista Obrero Español hace un llamamiento a los trabajadores a la abstención en las próximas elecciones europeas y a organizar el FRENTE ÚNICO DEL PUEBLO, o lo que es lo mismo, desarrollar los órganos de poder popular; órganos que perfectamente pueden y deben sustituir a las instituciones capitalistas y representar una nueva democracia para construir una sociedad distinta en la que deje de existir el que una minoría (capitalistas) viva a costa del trabajo y del sufrimiento de la mayoría (trabajadores) y que nos abra camino a otro sistema donde la mayoría trabajadora dirija económica, ideológica y políticamente la sociedad donde desaparezca por completo la explotación del hombre por el hombre.

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

{module [201|rounded]}

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *