El gobierno “progresista” le hace otro gran favor a la banca

 
El pasado 17 de marzo el gobierno anunciaba una de las medidas económicas a raíz del Estado de Alarma (Estado de Excepción en la práctica) y la paralización de ciertos…
Gobierno
 
El pasado 17 de marzo el gobierno anunciaba una de las medidas económicas a raíz del Estado de Alarma (Estado de Excepción en la práctica) y la paralización de ciertos sectores económicos, la concesión de decenas de miles de millones de euros en préstamos y avales públicos a las empresas a través de créditos del Instituto Oficial de Crédito (ICO).


Como hemos denunciado ya en numerosos artículos, todas las medidas aprobadas van destinadas a intentar salvar a los empresarios, al capital y su sistema. Muchas de esas medidas son aprovechadas además por las empresas para agudizar aún más la explotación a la que someten cada día a los trabajadores (como la flexibilización de los ERTEs).

La banca no iba a ser una excepción en esta vorágine de trasvase de dinero público a manos privadas, y a pesar de que ya el Estado le regaló más de 60.000 millones de euros –dinero público que nunca recuperaremos a pesar de las promesas de Unidas Podemos en campaña-, esta crisis no deja de ser otra oportunidad de seguir robando al pueblo.


Como la banca pública, otra de las falsas promesas del oportunismo que no duda en engañar al pueblo en periodos de campaña electoral, es una utopía para un gobierno fiel defensor del sistema capitalista, la concesión de los créditos ICO se realiza a través de entidades bancarias privadas, las cuales no dudan en sacar tajada de esta crisis.


Tanto es así que el pasado 2 de abril AUSBANC (Asociación de Usuarios de Servicio de la Banca) denunciaba públicamente “prácticas extorsivas de alguna banca” al contratar préstamos ICO. Estas prácticas consisten en la obligatoriedad para la aprobación de esos créditos de la contratación de un seguro de vida decenas de veces más caro que los que existen en el mercado, y que supone en la práctica un encarecimiento del tipo de interés superior al 25% de interés anual, lo que según la Ley de 23 de julio de 1908, de la Usura, podría incluso suponer un delito.


Y todo esto ocurre con un Ministro de Consumo, Alberto Garzón, coordinador federal de IU y militante del PCE, que en una situación excepcional como la actual no está planteando medidas como la nacionalización de la banca privada (medidas que sí planteaban en campaña electoral desde Unidas Podemos), y que demuestra como el oportunismo no es más que la pata izquierda del sistema.

Tampoco está actuando el Ministerio de Consumo con contundencia contra las casas de apuestas ante el aumento de consumo de juegos de azar online como casinos, ruletas y póquer en esta situación de confinamiento, que supone en palabras del propio Ministro, “una situación explosiva para grupos de población vulnerable”. Ante esta situación explosiva, el Ministerio de Consumo se ha limitado a reducir la franja publicitaria para las casas de apuestas al periodo comprendido entre la 1 y las 5 de la madrugada, una medida que el propio Garzón ya quiso implantar antes del confinamiento y a la que tuvo que renunciar ante la presión del lobby de las casas de apuestas.


Nada ha cambiado con este gobierno de coalición supuestamente “progresista”, pero que sigue siendo, al igual que todos los gobiernos anteriores, un gobierno títere en manos del capital financiero y un fiel defensor de un sistema capitalista moribundo que nada tiene que ofrecer ya al pueblo trabajador salvo más explotación, más miseria, más reacción y más fascismo.

Nada nos queda pues que esperar a las clases populares salvo esto y tan solo tenemos una salida, unir todas las luchas en un Frente Único del Pueblo para mandar este sistema al estercolero de la historia, para construir el Socialismo, único sistema que garantizará el bienestar de los trabajadores y todas las clases populares. Por ello, más que nunca, tanto en el mundo como en el Estado español, adquiere una dimensión mayor la consigna ¡Socialismo o barbarie!

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *