Continúa el ataque contra la clase obrera: más desahucios y más mentiras

Los medios de manipulación del capital llevan meses anunciando que el gobierno va a prorrogar la moratoria o el veto a los desahucios. Lo anunciaban así el 14 de abril…
image_pdfimage_print

Los medios de manipulación del capital llevan meses anunciando que el gobierno va a prorrogar la moratoria o el veto a los desahucios. Lo anunciaban así el 14 de abril desde la Agencia EFE, el 4 de mayo desde El Independiente, el 18 de junio desde El Confidencial, el 3 de agosto desde El Correo y el 19 de octubre desde El Periódico.

Sin embargo podemos ver cómo las noticias de desahucios se suceden constantemente, independientemente de si se trata de familias con menores y una situación de vulnerabilidad, de un trabajador en paro o de una anciana con alzhéimer. De hecho, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Consejo General del Poder Judicial, los desahucios aumentan en nuestro país a pesar de que el gobierno mienta descaradamente negando los datos. Los desahucios por impago del alquiler entre enero y marzo de 2021 son un 14% superiores a los datos del mismo periodo de 2020; los desahucios por impagos de hipotecas entre enero y marzo de 2021 son un 6,5% superiores a los datos del mismo periodo de 2020; los desahucios por otras causas aumentaron un 46,2% en ese mismo periodo con respecto al año anterior.

Los datos son claros; hay más desahucios ahora que antes de la pandemia, a pesar del muy cacareado escudo social que no iba a dejar a nadie atrás. Esto, sumado al lamentable estado del sistema educativo y el sanitario, es una prueba más de que el capitalismo es irreformable y que quienes pretenden hacernos creer que ellos van a gestionarlo en interés de la mayoría trabajadora, engañan al pueblo para que el capital pueda seguir sometiéndonos.

Según un estudio de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), antes del inicio de la pandemia el total de población en pobreza severa era de 4,5 millones de personas. La mayoría de las personas en pobreza severa tienen un nivel educativo medio (53%), muchas de ellas incluso alto (17,9%) y, además, un 27,5% tiene trabajo y un 95,2% vivienda. El 14,1 % de los niños y adolescentes (17 años o menos) vive en esta situación. El 12% de las personas que viven en hogares con menores está en situación de pobreza severa. El 21,5% de las personas que viven en hogares monoparentales está en situación de pobreza severa.

A pesar de que muchos medios venden que la pandemia ha disparado la pobreza, como si el motivo de este aumento fuera la Covid, la realidad es que la pandemia tan sólo ha acelerado un proceso que venía produciéndose desde mucho antes. La descomposición del capitalismo es el motivo principal que hace que la pobreza crezca en todo el mundo, a pesar de que el sistema se empeñe en vendernos lo contrario.

Ni éste ni ningún gobierno capitalista puede garantizar unos mínimos niveles de bienestar, pues el mundo lo dirigen los monopolios, que usan a gobiernos títeres para implementar las medidas que necesitan en cada momento. En el momento actual, el oportunismo de PODEMOS-PCE-IU sirve para intentar dar una capa de barniz democrático al socialfascismo del PSOE, pretendiendo vendernos al “gobierno más progresista de la historia” y mostrar una imagen democrática del fascista Estado español. Cuando este gobierno esté amortizado y en función del avance de la clase obrera contra este sistema criminal, los monopolios no dudarán en usar directamente sus herramientas más abiertamente fascistas para reprimir cualquier ataque a su Estado.

Sólo la clase obrera organizada puede poner freno a esta situación, unificando todas las luchas en una única lucha de clases contra este sistema y su Estado, construyendo la única alternativa posible, el Socialismo.

 

Secretaría de Agitación y Propaganda del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *