Sobre lo acontecido en las minas de Sudráfica: el rostro del Capitalismo asesino

El pasado 16 de agosto la policía de Sudáfrica masacraba sin piedad a los mineros de la mina de platino de Marikana, propiedad del holding británico Lonmin Plc., asesinando a…

El pasado 16 de agosto la policía de Sudáfrica masacraba sin piedad a los mineros de la mina de platino de Marikana, propiedad del holding británico Lonmin Plc., asesinando a 36 mineros e hiriendo a más de 70. El estado capitalista sudafricano no dudaba en acribillar a balazos a los trabajadores con tal de defender los intereses de los capitalistas, en este caso imperialistas británicos, demostrándose la naturaleza violenta y criminal de la policía y que su función, bajo el sistema capitalista, es la de defender a los saqueadores y ladrones y la de someter al Pueblo Trabajador, llegando al asesinato si para ello fuera necesario. El estado sudafricano, dirigido por la socialdemocracia, no ha dudado en servir antes al imperialista inglés que a su Pueblo.

 

Pero estos 6 días de huelga, masivamente seguida por los mineros de Marikana, nos muestran a los trabajadores del mundo multitudde enseñanzas:

1) La naturaleza violenta y represora del estado burgués.2) El sometimiento de los estados centrales a los monopolios capitalistas y a sus instituciones y agrupaciones imperialistas a través de las que imponen la dictadura de los monopolios. El estado sudafricano no ha dudado en machacar a su Pueblo para salvar el interés de un monopolio británico que saquea los recursos naturales de Sudáfrica.3) El papel traidor e indigno del oportunismo. El gobierno socialdemócrata del Congreso Nacional Africano (ANC), movimiento integrado en la Internacional Socialista, ubicando el conflicto en la falta de voluntad de trabajadores y empresa en arribar a un acuerdo y exculpando, completamente, a los responsables de la acción: el estado capitalista y sus fuerzas represivas para doblegar la huelga y salvaguardar los intereses de la multinacional británica. De hecho, los trabajadores se han sublevado a la política traidora de sometimiento, refrendado en un acuerdo signado por el Sindicato Nacional de Mineros (NUM) hace un año, integrado en el Congreso Sudafricano de Sindicatos (COSATU), afín al gobierno, por el cual se consagraban salarios miserables para los trabajadores. La socialdemocracia siempre fiel a los explotadores, siempre fiel al imperialismo y a sus intereses, que pasan por machacar a las clases trabajadoras, patentizando que la socialdemocracia es enemiga irreconciliable de los trabajadores.4) El sindicalismo del imperialismo, encarnado en la CSI (Confederación Sindical Internacional), responsable del fraccionamiento y de las condiciones paupérrimas de vida de los mineros a través de sus sindicatos NUM, perteneciente a COSATU, y el Sindicato de los mineros y trabajadores de la Construcción(ACMU) perteneciente al Consejo Nacional de Sindicatos (NACTU), todos ellos miembros de la CSI. El sindicalismo del imperialismo, a través de su Secretaria General Sharan Borrow, no ha dudado en exonerar de culpabilidad al estado sudafricano, al que le otorga el papel de aportar luz y justicia al asunto, cuando la máxima responsabilidad recae sobre dicho estado por permitir que el fruto del país lo roben los monopolios capitalistas, como la británica Lomin Plc., así como por reprimir mediante la Policía a los trabajadores de la mina. Evidentemente, la CSI no va a criticar esto pues asiente y asume el orden mundial capitalista y sus instituciones – G20, G8, OCDE, FMI, OMC, ONU, etc. – así como que los trabajadores deben colaborar y estar siempre bajo la férula de la burguesía y no emanciparse de la explotación. Por ello, pide la solución en base a la negociación de NUM y AMCU con la Lonmin Plc., a lo que la multinacional está dispuesta pues, así obvia a los representantes elegidos por la Asamblea de Trabajadores, al margen de dichos sindicatos. 

El único y máximoresponsable del asesinato de los mineros de Marikana es el estado sudafricano, fiel lacayo del orden imperialista que impera. Esta es la cara del imperialismo, que muestra su esencia represora. A primeros de agosto, un ejecutivo chino fue asesinado en la Mina Collum de Zambia porque la multinacional china que la explota no quería cumplir con pagar el mínimo salarial impuesto por el gobierno de dicho país. Este es el rostro del imperialismo y así se comportan sus ejecutores.

El imperialismo requiere del oportunismo, al que financia y apoya, con objeto de frenar a los trabajadores y lucrarse lo máximo posible a costa de la explotación máxima de los trabajadores. En cuanto los trabajadores toman las riendas al margen de los instrumentos al servicio del imperialismo – el estado y los sindicatos de la CSI – éstos no dudan en reprimir a la clase trabajadora y en perpetrar todo tipo de violencia, llegando incluso al asesinato masivo. Los trabajadores del estado español tenemos conciencia de ello y siempre nos recordamos de los hermanos abatidos en Vitoria el 3 de marzo de 1976. Sus responsables o han muerto en su cama y jamás pagaron por ello, como por ejemplo Fraga. El imperialismo, y el oportunismo como hijo suyo que es, son enemigos del proletariado y son los responsables de la miseria y de la represión en el mundo. Sólo acabando con el imperialismo y construyendo el Socialismo la Humanidad podrá alcanzar prosperidad y paz.

¡GLORIA ETERNA A LOS TRABAJADORES ASESINADOS EN SUDÁFRICA!

¡ABAJO EL IMPERIALISMO Y ABAJO EL OPORTUNISMO ENEMIGO DE LA CLASE OBRERA!

¡VIVA EL SOCIALISMO Y EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *