Ka Oris: La llama de la Revolución no se extinguirá

El pasado 29 de octubre, uno de los líderes del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), el camarada Jorge Madlos – también conocido como Ka Oris – fue asesinado a los…
image_pdfimage_print

El pasado 29 de octubre, uno de los líderes del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), el camarada Jorge Madlos – también conocido como Ka Oris – fue asesinado a los 74 años junto a su asistente médico, Eighfel Dela Peña – conocido como Ka Pika –, cuando fueron emboscados por las tropas gubernamentales de Rodrigo Duterte en Bukidnon cuando se dirigían en busca de tratamiento médico y estando ambos completamente desarmados.

Analizando la situación, las Fuerzas Armadas de Filipinas podrían haberlos arrestado fácilmente, pero el asesinato de Jorge Madlos y de quien le acompañara estaba ordenado directamente por Rodrigo Duterte, pues cree inocentemente que asesinando a ciertos dirigentes acabará con la llama de la revolución en Filipinas. Este acto criminal no es una demostración de fuerza del Estado filipino, sino de todo lo contrario, este complot es un acto tan cobarde que rebela la enorme debilidad y el miedo que tienen las élites filipinas al movimiento comunista revolucionario. Por ello, no tardaron en poner en marcha sus medios de manipulación para propagar que habían asesinado a Ka Oris y Ka Pika en un encuentro armado.

Jorge Madlos ha dejado tras de sí un legado de lucha enorme al pueblo de Filipinas, con más de cincuenta años al servicio de la revolución. Murió como un héroe, asesinado por un grupo de fascistas al servicio de la criminal burguesía filipina, a causa de su lucha insobornable por la liberación nacional y social de los trabajadores y campesinos de Filipinas.

Tras lo sucedido es evidente que el movimiento revolucionario de Filipinas ha perdido a un cuadro importante en la lucha contra el Estado fascista filipino. Sin embargo, el fascista de Rodrigo Duterte y sus adláteres no tienen nada que celebrar, en tanto que la sangre de los camaradas caídos regará las semillas que supondrán el florecimiento de generaciones futuras que continuarán con el legado de la revolución, en este caso, a través de la guerra popular prolongada. La revolución continuará porque es justa.

La guerra de todos los pueblos oprimidos por el yugo del imperialismo y la lucha de clases entre el trabajo y capital no cesan tras la muerte de un camarada, pues ahora su lucha incansable será siempre un referente para la guerra del pueblo filipino, así como para el resto de los trabajadores del mundo que ansían derrocar al capitalismo de manera revolucionaria. El ejemplo del camarada Ka Oris sirve para iluminar el camino a las generaciones futuras que ven como la lucha para romper las cadenas de la explotación y la opresión, por la emancipación de la humanidad, está ligada inevitablemente al derrocamiento revolucionario de la burguesía capitalista y de su Estado.

Desde el Partido Comunista Obrero Español mostramos todo nuestro apoyo y solidaridad internacionalista al Partido Comunista de Filipinas y al Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), así como a los familiares y amigos del camarada Jorge Madlos, como también a los familiares y amigos de Eighfel Dela Peña.

 

¡QUE VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO FILIPINO!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

 

Madrid, 2 de noviembre de 2021

 

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *