En solidaridad con el Partido Comunista Portugués

Recientemente, conocimos que el pasado sábado 9 de abril alrededor de treinta fascistas ucranianos acosaron la sede en Lisboa del Partido Comunista Portugués (PCP) por su posición respecto a la…
image_pdfimage_print

Recientemente, conocimos que el pasado sábado 9 de abril alrededor de treinta fascistas ucranianos acosaron la sede en Lisboa del Partido Comunista Portugués (PCP) por su posición respecto a la guerra en Ucrania.

Desde que comenzara la guerra ruso-ucraniana el pasado 24 de febrero, el Estado de Portugal ha perseguido y estigmatizado ideológicamente al PCP por su posición frente a la guerra; por condenar la estrategia y propaganda belicista de la OTAN; por acusar de manipulación a los medios serviles al imperialismo occidental y llevar a cabo una auténtica campaña de desinformación; por posicionarse en contra del embargo del petróleo, el carbón y el gas rusos; y, más recientemente, por rechazar la intervención de Zelenski por videoconferencia en la Asamblea de la República. Además de esto, la semana pasada la web del PCP sufrió un ataque informático que fue reivindicado por supuestos “activistas pro-Ucrania”, es decir, fascistas.

Con el inicio de la invasión rusa a Ucrania, el movimiento obrero en Europa tiene un nuevo problema: la presencia de fascistas ucranianos en diferentes países que serán usados como fuerzas de choque para reprimir violentamente a quienes no comulguen con la OTAN, con el imperialismo estadounidense y europeo y con el Estado fascista de Ucrania. El imperialismo se encuentra en una profunda bancarrota política, social y económica, que se ha visto agravada con la pandemia de la COVID-19, primero, y con la guerra con Rusia, después, que hace que bajo la óptica de los capitalistas y de los monopolios sólo exista una salida: aumentar la escalada de violencia contra la clase obrera y la represión contra el movimiento obrero, apostándolo todo a la reacción, al fascismo. Esta violencia solo finalizará con la instauración revolucionaria de la propiedad social de los medios de producción, con la eliminación de clases sociales y el Estado, es decir, la violencia tiene su final con la instauración del comunismo.

Para acabar con el capitalismo y que la clase obrera cumpla su misión histórica – suprimir revolucionariamente el capitalismo para construir el socialismo como fase previa al comunismo, imponiendo la dictadura del proletariado para liquidar completamente las clases sociales, los Estados y las naciones – los comunistas debemos reagruparnos y unirnos estableciendo un único partido comunista a nivel mundial, la Internacional Comunista, donde los partidos de comunistas de las distintas naciones – uno por nación – serán delegaciones de la Internacional Comunista, que es la unidad de la clase obrera, de su parte más consciente, de la vanguardia.

Desde el Partido Comunista Obrero Español condenamos frontalmente todo ataque contra el Partido Comunista Portugués, así como la persecución y criminalización que sufren sus militantes por parte de las fuerzas reaccionarias del Estado de Portugal y por los fascistas ucranianos. Estos sucesos demuestran nuevamente que la “democracia” y la “libertad” que promocionan los Estados burgueses no son reales, puesto que lo que verdaderamente existe es la dictadura sangrienta de clase de la burguesía contra el proletariado.

Condenamos también la socialdemocracia portuguesa que colabora abiertamente con la OTAN y el fascismo. Al igual que hace el PCE en el Estado español, el Partido Socialista (PS) de Portugal no ha dudado en defender los intereses imperialistas en la actual guerra y han criticado abiertamente la línea del PCP, en un burdo intento por seguir embruteciendo ideológicamente a las amplias masas proletarias y acercarlas a la reacción política. Como ya advirtió el camarada Dimitrov: «Los jefes de la socialdemocracia encubrieron y ocultaron ante las masas el verdadero carácter de clase del fascismo y no llamaron a la lucha contra las medidas reaccionarias cada vez más graves de la burguesía».

Del mismo modo, enviamos toda nuestra solidaridad a los camaradas del Partido Comunista Portugués y hacemos un llamamiento a todas las organizaciones de la clase obrera a unir todas las fuerzas para rechazar las embestidas de los fascistas, así como a unir todas las luchas en una única lucha de clase contra el imperialismo y por el socialismo.

 

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Madrid, 17 de abril de 2022

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *