El papel de EEUU en el Mediterráneo

Índice

 	La importancia de controlar el Mediterráneo
 	Notas históricas del imperialismo en el Mediterráneo
 	EEUU entra en escena
 	Tras la caída del Muro de Berlín

– Argelia
– Yugoslavia
– Libia
– Siria


 	Italia,…

Índice

  • La importancia de controlar el Mediterráneo
  • Notas históricas del imperialismo en el Mediterráneo
  • EEUU entra en escena
  • Tras la caída del Muro de Berlín

– Argelia

– Yugoslavia

– Libia

– Siria

  • Italia, España y Marruecos, mayordomos de Estados Unidos
  • La lucha inter-imperialista en el Mediterráneo hoy
  • Conclusiones

 

La importancia de controlar el Mediterráneo

 

La presencia de Estados Unidos en el Mediterráneo, el mayor mar interior del planeta, a través de bases militares, navales y aéreas, responde a la importancia geo-estratégica que tiene dicha región, como vía de paso y de acceso a las regiones colindantes que ofrecen materias primas y mercados: norte de África, Oriente Próximo y Cáucaso.

Es por ello que EEUU conciben el Mediterráneo como un enorme pasillo para ir desde el Océano Atlántico al Océano Índico, una vía privilegiada para proyectar sus fuerzas y el “libre” comercio, que debe permanecer disponible y segura para EEUU.

Para controlar el acceso al Mediterráneo es necesario controlar sus vías de entrada. Y estos son, principalmente, los estrechos de Gibraltar, que conecta con el Atlántico, el Dardanelos, y el Canal de Suez que dan acceso a los mares adyacentes, el Mar Negro y el Mar Rojo, que conectan a su vez con el Cáucaso y Oriente Medio, donde están las reservas energéticas más importantes del mundo, sobre todo petróleo y gas.

 

El Mediterráneo es, para los Estados Unidos, una base de operaciones que permite vigilar de cerca, pero sin estar dentro, esas reservas que se encuentran en regiones convulsas con interminables conflictos, como el israelí-palestino.

Notas históricas del imperialismo en el Mediterráneo

 

Es precisamente desde el Mediterráneo oriental (o Levante) donde surgen los primeros reinos e imperios de la región, fruto de un mayor desarrollo de producción de bienes materiales, que implica una necesidad de expansión del comercio a través de rutas costeras y marítimas. En el territorio del actual Líbano, la ciudad de Biblos se convirtió muy pronto en el gran puerto de salida del comercio hacia el Mediterráneo oriental, logrando una prosperidad que se basaba en su situación estratégica y, sobre todo, en la demanda de madera de sus bosques de cedros, para los que Egipto era uno de sus mejores clientes.

El protagonismo en la región lo tomaron los fenicios con el despegue económico de nuevos centros como las ciudades-estado de Tiro, Ugarit, Sidón y Biblos, iniciando la primera gran expansión comercial por todo el Mediterráneo. Fue así que fenicios ingeniaron el primer barco de guerra, el trirreme. Todo el proceso coincidió con los momentos finales del Bronce y la introducción de nuevas técnicas, entre las que destacaba el uso de la metalurgia del hierro. Las costas peninsulares del llamado círculo del Estrecho – desde Huelva hasta Almería y, casi con total seguridad, hasta Alicante – fueron las que soportaron la presencia de los fenicios, que tenían como objetivo controlar la ruta de los metales, destacando el asentamiento al otro lado de las columnas de Hércules (estrecho de Gibraltar), con las fundaciones de Gadir (Cádiz), Malaca (Málaga), Toscanos, Almuñécar y Abdera (Adra). Como vemos, detrás de la guerra está la expansión comercial y la búsqueda de mercados, y detrás de estas, el desarrollo de las fuerzas productivas: además del primer barco de guerra, se desarrolló una actividad minera de explotación intensiva, centrada en el oro y la plata.

Desde entonces, la lucha por el control de esas vías de transporte, que suponen un auténtico puente económico y cultural entre Oriente y Occidente, por costas, mar y aire, ha marcado la lucha entre los distintos reinos, naciones, y ya en el capitalismo, entre potencias imperialistas en el sentido leninista del término. La raíz de esas luchas, conflictos y guerras, no está en la diferencias religiosas o culturales como nos quiere mostrar la historiografía burguesa, sino en la cuestión material y económica.

Gran Bretaña ejerció su hegemonía en el siglo XIX, a partir de la victoria sobre Napoleón en Waterloo el 18 de junio de 1815. Con el explosivo desarrollo de las fuerzas productivas impulsado por la Revolución Industrial, especialmente en el sector textil, con el desarrollo del ferrocarril y la metalurgia, el imperio británico se lanzó a la conquista de nuevos mercados en el mundo. El Mediterráneo y el Mar Rojo se convierten en un eje de circulación esencial para controlar la ruta de las Indias.

En ese sentido, y para impedir su acceso a las demás potencias imperialistas de la época, como Francia y Rusia, Gran Bretaña luchó por el control de Gibraltar, Malta, Chipre, Adén y Suez (con la ocupación de Egipto y luego de Palestina). A principios del siglo XX, la lucha por controlar el petróleo de Oriente Próximo, especialmente de Persia, comienza a estar detrás de los conflictos más importantes, entre ellos la Primera Guerra Mundial. Winston Churchill compra el 51 % de las acciones de la Anglo-Persian Oil Company en mayo de 1914.

En su lucha inter-imperialista, Francia y Gran Bretaña parten y reparten países y Estados en el Levante. En Egipto, Líbano, Siria, Palestina, Jordania y Mesopotamia se hace y deshace en función de los apetitos imperialistas.

EEUU entra en escena

 

En 1801 Estados Unidos entra en escena por primera vez, a través de la guerra con los Estados Barbarescos de Túnez, Alger y Trípoli, controlados por el Imperio Otomano, al negarse a pagar el impuesto que debían pagar sus buques mercantes por circular en el Mediterráneo.

Pero no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que EEUU toma el control y se hace dueño del Mediterráneo, eje a través del cual impone sus intereses en Europa y Oriente Próximo.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el 4 de abril de 1949, se firma en Washington el Tratado político-militar por el cual se crea la OTAN con el objetivo principal de combatir a la Unión Soviética y el avance del comunismo en el mundo tras la Segunda Guerra Mundial.

La intención anticomunista era tan evidente que el propio Director General de Asuntos Internacionales, Seguridad y Desarme del Ministerio de Asuntos Exteriores del Estado español, Carlos Fernández Espeso señaló que: «la cláusula de ayuda estipulada en su artículo 5 es la pieza clave. Se activa en caso de ataque armado. Con criterio realista el Tratado no habla de guerra, sino de ataque armado, que es algo más visible y fácil de identificar, y se refiere a cualquier ataque armado, sin distinguir la cuantía. No hay alusión a ningún potencial agresor, aunque es obvio que el Tratado nació y se mantiene en función de un posible agresor determinado, que es la Unión Soviética» [1].

 

Estados Unidos utiliza el Mediterráneo como base de operaciones, también, para sofocar los movimientos de liberación nacional que, espoleados por la existencia del bloque socialista, acontecen en las colonias que las potencias imperialistas mantienen en África y Oriente Próximo.

Estados Unidos se convierte en esos momentos, en el principal garante del orden capitalista a nivel mundial que se encuentra amenazado por el avance del campo socialista y los movimientos de liberación nacional. También en el seno de la Europa capitalista la ideología comunista prende como la mecha en la clase obrera, por lo que Estados Unidos ha de dedicar una cantidad ingente de recursos a combatir el comunismo, su principal enemigo.

No hay una sola región, ni siquiera un solo país de América, África y Asia en que Estados Unidos no haya intervenido por medio de la subversión, el golpe de Estado, las presiones económicas y financieras (aplicadas por las instituciones “internacionales” que dirige: el Banco Mundial y el FMI) y la intervención militar directa o indirecta.

EEUU establece en 1950 en el Mediterráneo la Sexta Flota, como Unidad Operacional de las Fuerzas Navales, estando su cuartel general en Nápoles, Italia. Su área de influencia cubre casi la mitad del océano Atlántico, el mar del Norte, toda la zona mediterránea y casi todo el continente africano. Esta área incluye a 105 países con una población total de más de mil millones de personas.

En 1958, Siria y Egipto, promoviendo, bajo la bandera del pan-arabismo, el control nacional de sus recursos al margen de las potencias imperialistas, constituyen la República Árabe Unida (RAU). En el Líbano hay sectores importantes, incluso en el gobierno, que apoyaban unirse a la misma. A la RAU se une también el Reino de Yemen formando así los Estados Árabes Unidos. El 14 de julio de 1958, oficiales del ejército iraquí, simpatizantes del pan-arabismo impulsado por Nasser en Egipto, deponen la monarquía hachemita aliada del imperio británico, instaurando así la República de Iraq. La monarquía hachemita, todavía reinante hoy en Jordania, era un aliado de confianza de EEUU en su combate contra la URSS.

 

Los servicios de inteligencia del Pentágono temieron que estos acontecimientos desencadenaran la caída de regímenes aliados en la región: Líbano, Jordania, Arabia Saudita, Turquía e Irán estaban en el punto de mira. De hecho, un año antes también hubo un amago de golpe contra el rey Hussein de Jordania por parte de militares.

Eisenhower envió a Adana (Turquía) aviones de combate para ocupar y asegurar el aeropuerto internacional y el puerto de Beirut, con el objetivo de apoyar la fracción pro-imperialista del gobierno libanés. La operación “Blue Bat” movilizó a unos 14.000 soldados.

Esta operación estaba enmarcada en la Doctrina Eisenhower que autorizaba a las fuerzas de EEUU a “asegurar y proteger la integridad territorial e independencia política de tales naciones [de Oriente Medio], solicitando tal ayuda frente a una agresión armada abierta de cualquier nación controlada por el comunismo internacional”. Este tipo de doctrinas y decretos muestran hasta qué punto el imperialismo se sentía amenazado por el socialismo.

Tras la caída del Muro de Berlín

Con la caída del Muro de Protección Antifascista de Berlín, la “reunificación” alemana y la desaparición de la Unión Soviética, el imperialismo yanqui se quita de encima el principal obstáculo a sus planes de expansión y conquista, a sus guerras de rapiña.

Además, el vacío ideológico provocado por el derrumbamiento del campo socialista en las clases populares de los países del “tercer mundo” fue ocupado por las distintas corrientes religiosas, sostenidas y financiadas especialmente por las monarquías petroleras del golfo, verdugos y carceleros de los pueblos árabes. Aliados de las potencias imperialistas, los imanes y demás líderes religiosos han encauzado hacia la yihad el descontento del proletariado del Levante (Mashrek) y el Norte de África (Mahgreb) por las condiciones materiales de vida insoportable provocadas principalmente por el expolio de sus recursos por parte de las potencias imperialistas y sus respectivas élites nacionales.

Argelia

 

Talibanes de Afganistán, de nuevo con el apoyo del Pentágono, participaron en la creación del Frente Islámico de Salvación (FIS) en 1989, una organización islamista pro-americana, con dos brazos terroristas: el Ejército Islámico de Salvación (EIA) y el Grupo Islámico Armado (GIA). Dichas organizaciones combatieron desencadenaron una sangrienta guerra en Argelia que provocó unos 100.000 muertos entre 1992 y 2002, en los “años de plomo”.

 

El conflicto surge cuando François Mitterrand, llega a un acuerdo con Argelia para asegurarse el suministro de gas. Washington comienza lo que llaman una “guerra de baja intensidad”, ya que no podía dejar el control de las reservas argelinas de hidrocarburos sólo bajo control francés y europeo. El acuerdo no duró mucho, por ser demasiado contrario a las “reglas del mercado”. Es cuando los americanos echan mano de los talibanes y el Frente Islámico de Salvación. Los intereses petroleros americanos fueron cuidadosamente preservados de las atrocidades perpetradas en ciudades y pueblos de Argelia. [2]

El ex-vicepresidente del Consejo Nacional de Inteligencia de la CIA, Graham E. Fuller, confesaba que “el F.I.S. daría la bienvenida a toda inversión del sector privado de EEUU en Argelia y emprendería relaciones comerciales con los Estados Unidos” [3].

Siete mil norteamericanos vivían entonces en Argelia, la mayoría empleados de compañías petrolíferas. Desde los primeros ataques terroristas de los G.I.A. en otoño de 1994, los norteamericanos y sus instalaciones petrolíferas fueron evitados.

No hay conflicto en el Mediterráneo en el que los norteamericanos no intervengan directa o indirectamente, como en el conflicto árabe-israelí, Sahara Occidental, los Balcanes, Chipre, Ceuta y Melilla o incluso en pequeñas crisis como la isla de Perejil. Los americanos defienden sus intereses no por el Mediterráneo en sí mismo, si no por su periferia: el Golfo Pérsico, Sahel y el Cuerno de África.

Yugoslavia

Los Balcanes, por ser una estratégica salida al Mediterráneo, fueron otro escenario de lucha por el control de las rutas de transporte de materias primas desde Asia Central: “con la guerra, la OTAN siguió también el plan de marginar a Rusia de la competición mundial y enviar a China una señal de advertencia […] Se trataba entonces, y sigue tratándose hoy […]de las diferentes rutas hacia Asia Central, de las rutas hacia las materias primas, también a través de los Balcanes” [4].

 

 

Desde Italia y los portaviones USS Theodore Roosevelt y USS America operaron los aviones que bombardearon Yugoslavia en 1995, a través de la operación “Fuerza deliberada”, en la que también participaron aviones F-18 españoles con 130 salidas desde Torrejón y Zaragoza, lanzando más de cien bombas y dos misiles. Fueron las primeras intervenciones bélicas de aviones del Ejército del Aire en Europa desde 1939.

El 23 de marzo de 1999, Javier Solana, socialfascista del PSOE que de proclamar “de entrada no a la OTAN” acabó siendo su secretario general, dio luz verde a la operación “Fuerza Aliada”, que duró 2 meses y medio, y en la que se asesinaron 2000 civiles, entre ellos 88 niños, y provocaron 6000 heridos. La coalición dirigida por EEUU lanzó 2.300 misiles y 14.000 bombas sobre el territorio de la ex-Yugoslavia. Sólo en Belgrado lanzaron 212 bombas. Mil aviones operaron desde
las bases aéreas de Italia y Alemania, y desde el portaaviones USS Theodore Roosevelt estacionado en el Mar Adriático. Los cazas F-18 españoles fueron los primeros en bombardear Belgrado.

Los bombardeos de la OTAN afectaron a unas 40.000 casas, más de 300 escuelas y más de 20 hospitales.

EEUU también apoyó al Ejército de Liberación de Kosovo, organización antes considerada como terrorista y acusada de tráfico de armas y drogas, para desgajar Kosovo de Serbia, e implantar allí un control sobre el Mediterráneo que todavía persiste, desde la base militar de Camp Bondsteel, la más grande del mundo con 360 kilómetros cuadrados. Para su construcción EEUU se apropió de 1000 hectáreas de tierras de cultivo tras los bombardeos en Yugoslavia. Antes de los bombardeos, en febrero de 1999, el Washington Post ya había dado pistas: “con Oriente Medio cada vez más frágil, necesitaremos bases y derechos de vuelo sobre los Balcanes para proteger el petróleo del mar Caspio” [5].

Estados Unidos y sus aliados imperialistas aprovechan las “primaveras árabes”, cuya raíz está en la pobreza de las clases populares de países árabes del Mediterráneo, para disfrazar sus invasiones en Libia y Siria con movimientos “rebeldes” por la “democracia” y contra “regímenes autoritarios”. El objetivo de esas invasiones, de nuevo, es el control de materias primas, petróleo y gas, y sus vías de transporte.

Libia

EEUU decidió intervenir en Libia en 2011 ante los planes de Gadafi de nacionalizar las reservas de petróleo e implantar el oro como principal moneda de reserva en África, lo cual amenazó las relaciones imperialistas de EEUU en África, teniendo en cuenta el avance de los capitales chinos en dicho continente.

En marzo de 2011, Obama anuncia al mundo que “Gaddafi debe irse” [6]. El 2 de abril de 2011, Hillary Clinton recibía el siguiente email de su asesor Sidney Blumenthal:

El gobierno de Gadafi tiene 143 toneladas de oro, y una similar cantidad de plata […]

Este oro fue acumulado antes de la actual rebelión y se planeaba usarse para establecer una moneda pan-africana basada en el dinar de oro libio. Este plan se diseñó para proveer a los países africanos francófonos con una alternativa al franco francés (CFA) […]

este fue uno de los factores que influyeron en la decisión del presidente Nicolas Sarkozy en la decisión de implicar a Francia en el ataque a Libia. […]

Los planes de Sarkozy eran conducidos por las siguientes cuestiones:

    1. Un deseo de hacerse con una mayor parte en la producción de petróleo de
    2. Incrementar la influencia de Francia en el Norte de África.
    3. Mejorar su situación política en Francia.
    4. Suministrar el ejército francés de una oportunidad de consolidar su posición en el
    5. Abordar la preocupación de sus consejeros sobre los planes a largo plazo de Gadafi para suplantar a Francia como la potencia dominante en la África francófona.” [7].

Cerca de 30.000 bombas de EEUU y la OTAN fueron lanzadas en Libia durante una invasión militar de seis meses, que provocó la muerte de miles de civiles y la destrucción y hundimiento del país en el caos. Los “rebeldes” libios contaron con el apoyo del ejército de Qatar sobre el terreno, tal como reconoció el comandante qatarí Hamad bin Ali Al-Atiya: “Estábamos con ellos y el número de soldados de Qatar en el terreno era de cientos en todas las regiones” [8].

 

 

Según fuentes diplomáticas francesas, Qatar envió al menos 5 mil miembros de sus fuerzas especiales en Libia: “los qataríes llegaron con maletines llenos de dinero, lo que les permitió ganarse a las tribus” [9].

Los medios de comunicación de EEUU, Europa y Al Jazeera jugaron un papel fundamental para engañar a los pueblos del mundo y justificar esta invasión. Las noticias no se usaron para contar una realidad sino para crear una falsa realidad. Al Jazeera y la BBC difundieron que Gadafi estaba “bombardeando a su propio pueblo”. Sin embargo, el propio secretario de Defensa de EEUU Robert Gates respondió lo siguiente cuando se le pidió pruebas de ello: “Hemos visto las noticias en la prensa, pero no poseemos confirmación al respecto” [10].

También Al Jazeera fabricó el delirante relato de la violación sistemática de mujeres por parte del Estado libio que repartía Viagra entre sus tropas. El relato fue retransmitido por los grandes medios de comunicación y hasta el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Luis Moreno- Ocampo, planteó añadir la violación a los cargos de crímenes de guerra a Gadafi, llegando a afirmar que la Viagra es “como un machete” y “un instrumento de violación masiva” [11]. Pero ni siquiera Amnistía Internacional, instrumento para justificar invasiones imperialistas en nombre de los “derechos humanos”, pudo confirmarlo: “no hemos encontrado ninguna evidencia o una sola víctima de violación o un doctor que conociera a alguien que fuera violada” [12].

Siria

Los sirios tienen la “mala suerte” de vivir en una región que conecta el Mediterráneo con Oriente Próximo. Según Mitchell A. Orenstein, profesor de Política Europea Central y Oriental del Departamento Eslavo de la Universidad de Pensilvania, “la mayoría de los países beligerantes en  la guerra Siria son países exportadores de gas con intereses en uno u otro gasoducto que compiten por cruzar el territorio sirio para librar el gas bien catarí o iraní a Europa . La batalla por la energía se debe a la estratégica posición geográfica de Siria a orillas del Mediterráneo y su papel como corredor hacia Europa. Qatar, (primer productor mundial de gas licuefactado) que controla dos tercios del yacimiento, e Irán, comparten la mayor reserva de gas natural mundial, con 51 trillones de metros cúbicos de gas enterrados a 3.000 metros bajo el Golfo Pérsico. Ambos necesitan rutas para transportan su gas a Europa, su mercado más importante.

En 2009, Turquía y Qatar proponían a Siria construir un gasoducto que atravesaría Arabia Saudí, Jordania y Siria enlazando con Turquía antes de llegar a Europa. Esta ruta era la deseada por Estados Unidos y la UE, pues transportaría el gas que necesitan por países aliados. Este gaseoducto permitiría a Qatar reducir los costes y limitaciones de volumen de gas que impone el transporte marítimo desde el estrecho de Ormuz. En suelo turco, el gas del pozo catarí de North Pars conectaría con el gasoducto Nabucco, con el que la UE pretende evitar su dependencia energética de Rusia.

Sin embargo, Siria rechazó esa oferta que hubiera perjudicado a Rusia. La compañía rusa Gazprom provee el 32 % del gas que consume Europa y sus beneficios globales corresponden a una quinta parte del presupuesto del Estado ruso. El gobierno sirio aceptó en 2010 participar en el gaseoducto propuesto por Irán, que atravesaría Irak y Siria, convirtiéndose esta última en una importante plataforma antes de alcanzar Europa. Siria, además, es aliado de Irán, Hezbolá en El Líbano y Palestina, enemigos jurados de Israel, cuya existencia es fundamental para Estados Unidos.

En agosto de 2011, Hillary Clinton anunciaba que “la transición a la democracia en Siria ha comenzado y es momento de que Assad se aparte del camino” [13].

Los “rebeldes” sirios, entre los que se encontraban distintas filiales de Al-Qaeda como Al-Noshra, que decapitaban a infieles aplicando el mismo código penal que Arabia Saudita [14], han contado con todo tipo de apoyo, de inteligencia, logístico y armas, por parte de los Estados norteamericano y británico, con Turquía como base de operaciones y con el dinero de Qatar, que habría donado 3 mil millones de dólares en armas a los insurgentes al tiempo que ofreció su territorio a los servicios secretos norteamericanos para entrenar a opositores sirios [15].

Los norteamericanos han contado con la colaboración de autonomistas kurdos en su lucha por derrocar al gobierno sirio. Expresión de esta colaboración es la concesión a empresas norteamericanas, como Delta Crescent Energy LLC, para extraer petróleo sirio en las zonas ocupadas por milicias kurdas [16]. El 70 % de los pozos petrolíferos de Siria están en ese territorio, y se encuentran protegidos por cientos de soldados estadounidenses [17]. Por otro lado, Siria concedió en 2018 a Rusia todos los derechos de explotación de sus yacimientos de crudo y gas.

Italia, España y Marruecos, mayordomos de Estados Unidos

 

Para el control del Mediterráneo, EEUU cuenta con la imprescindible colaboración de Italia y España, donde mantiene bases militares de gran importancia estratégica.

Italia es un importante enclave geoestratégico militar para acceder a varios de los escenarios de interés para el Pentágono. La plataforma italiana es un lugar idóneo tanto para actuar en la ex Yugoslavia, Albania, Libia, Túnez, Ruanda, Somalia como en Irak.

Fue desde Sigonella, en Sicilia, donde partieron aviones teledirigidos utilizados por el Pentágono y la CIA para los bombardeos en Libia y por la propia Fuerza Aérea Italiana para operaciones de inteligencia en el Mediterráneo y el norte de África. La base militar de Sigonella juega un papel clave en las comunicaciones por satélite y las operaciones de todos los aviones teledirigidos de la Marina de los Estados Unidos, dondequiera que se encuentren.

Lo mismo ocurre con el terminal terrestre del nuevo sistema de comunicaciones por satélite MUOS (Mobile User Objective System) de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en Niscemi (también en Sicilia), que es esencial para el despliegue de aviones no tripulados en todas las zonas de guerra.

Para el asesinato del general iraní Soleimani en Iraq, se usaron las estaciones de radar y telecomunicaciones de la OTAN en Italia. Cientos de soldados de la 173ª Brigada Aerotransportada de Estados Unidos, actualmente la principal unidad aerotransportada del ejército estadounidense para todos los escenarios de guerra del mundo, salieron de las bases militares estadounidenses de Vicenza, y desde el aeropuerto de Aviano (cerca de Trieste), llegaron a Oriente Próximo. Se enviaron más de 3.000 soldados a la frontera iraquí.

El nudo formado por Vicenza, Aviano y Livorno (Pisa) es la principal base estratégica de los Estados Unidos para las operaciones en África y Asia. Desde la base de Carlo Ederle, en Vicenza, partieron aviones y efectivos que actuaron en los ataques a Irak. Como colofón, en Nápoles se encuentra el cuartel general de la VI Flota naval, el Comando de la Flota Aérea del Mediterráneo y la Naval Computer and Telecommunications Station Naples, que controla las estaciones de telecomunicaciones desde Bahrein hasta la base de Rota, en España.

Según el periodista de investigación y experto en geopolítica militar, Antonio Mazzeo, “pronto se verán muchos más buques de guerra, portaaviones y submarinos nucleares incluidos, en los puertos italianos, especialmente en Augusta (Siracusa) en Sicilia, que es la base principal para el suministro de combustible y armas de la Marina de los Estados Unidos en el Mediterráneo. En otras palabras, Italia vuelve a ser el centro de las operaciones de guerra del Pentágono” [18].

España y Portugal ocupan un lugar importante en la geoestrategia de hegemonía mundial de Estados Unidos, ya que el eje Azores-Canarias-Gibraltar-Baleares es esencial para la vigilancia del Atlántico norte y sur y para el bloqueo de la entrada en el Mediterráneo.

Estados Unidos, como parte de su guerra sin cuartel contra el comunismo, apoyó al golpe fascista de 1936 enviando a los sublevados combustible para sus tanques y aviones. El bando sublevado gastó en el extranjero alrededor de 645 millones de dólares para compra de suministros, recibiendo suministros de gasolina (sin ese combustible el golpe fascista no podría haber triunfado), equipo de comunicaciones, productos químicos, caucho, yute, algodón, estaño, piezas de recambio para reparar vehículos y armamento de forma ininterrumpida.

Pero, ¿de dónde sacó el bando fascista tan ingente cantidad de capital para financiar el golpe de Estado y la Guerra Civil? El franquismo estuvo financiado prácticamente en su integridad por capital extranjero. Por un lado, la Italia fascista de Mussolini no dudó en intervenir en el conflicto español; la ayuda militar se tradujo en forma de aviones Savoia y cazas Fiat, así como todo tipo de armas y material de apoyo militar. Se estima que el total del crédito que Italia había puesto a disposición de los golpistas ascendía a 6926 millones de libras. Por otro lado, estaba la ayuda militar de la Alemania Nazi, en base al Protocolo de Amistad firmado el 20 de marzo de 1937. La deuda franquista con la Alemania de Hitler llegó a los 372 millones de marcos.

En el ámbito nacional, destacó el banquero y contrabandista Juan March Ordinas, que financió la compra de todo tipo de material de guerra y, en los primeros días del golpe, entregó al general Mola 600 millones de pesetas a través de una cartera de valores, además de financiar los primeros envíos de petróleo desde Portugal y de la empresa norteamericana Texaco.

El combustible les llegaba a través del Portugal fascista de Salazar y de la colonia inglesa Gibraltar. El dueño de la Texaco, el fascista declarado Torkild Rieber, se encargó de ello. A pesar de que Texaco había suscrito en 1935 un acuerdo de suministro con la República, no lo cumplió. En cuanto Franco dió el golpe el empresario norteamericano se puso de su lado:

Sabiendo que los camiones militares, tanques y aviones no sólo necesitan combustible, sino una amplia gama de aceites de motor y otros lubricantes, el CEO de Texaco ordenó rápidamente a un petrolero de la empresa que cargara un suministro en el puerto francés de Burdeos y lo enviara a los nacionalistas, que estaban pasando por dificultades” [19].

Los fascistas no sólo podrían pagar al empresario cuando quisieran, si no que ni siquiera le tenían que pagar por el transporte del petróleo desde EEUU, ahorrándose cientos de miles de dólares.

Además, a través de la oficina de Texaco en París, ofrecieron información a los pilotos de bombarderos y capitanes de submarinos del bando nacional acerca de los petroleros con destino a la República. El director de Texaco en París, William M. Brewster dió detalles de la cantidad, el precio y el tipo de combustible que transportaba un carguero. Por ejemplo, sus informaciones permitieron a los fascistas hacerse el 2 de julio de 1937 con el carguero republicano S. S. Campoamor que llevaba 10.000 toneladas de combustible para aviones durante una parada en Santander.

El dueño de Texaco fue recompensado con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica tras la guerra, y con el puesto de jefe de compras de Campsa en América en 1940.

Una vez instaurado completamente el fascismo en España, ésta se convirtió en un importante aliado del imperialismo yanqui en la causa anti-comunista El Acuerdo Defensivo España-Estados Unidos del 26 de septiembre de 1953, firmado por el gobierno de Francisco Franco y el gobierno de Eisenhower, Clement Dunn, es uno de los tres Acuerdos firmados en los llamados Pactos de Madrid con los que Estados Unidos logra instalar bases militares en España y cerrar el anillo en el mar Mediterráneo. La España fascista se convierte base de operaciones del imperialismo en su lucha contra el socialismo que se encontraba en su apogeo con el liderazgo de Stalin en la Unión Soviética. Una cláusula secreta del pacto daba el derecho a Estados Unidos de usar el territorio español para atacar a la Unión Soviética sin tener que consultar al gobierno español [20]. Desde entonces, el Estado español no ha dejado de ser una colonia yanqui.

Se instalaron bases militares en Rota (Cádiz), Morón de la Frontera y San Pablo (Sevilla), Reus (Tarragona), Estaca de Bares y Ferrol (A Coruña), Cartagena (Murcia), Puig Major (Mallorca) , Menorca, Guardamar de Segura y Sierra de Aitana (Alicante), Sonseca (Toledo), Torrejón de Ardoz (Madrid), El Frasno (Zaragoza), Santos de la Humosa (Alcalá de Hernares), Gorramendi y Elizondo (Navarra), L’Estarit, (Baix Empordà).

Actualmente, España y Estados Unidos comparten dos bases militares, Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla). Ambas instalaciones tienen una importancia excepcional para Washington debido a su posición estratégica en la ruta atlántica con Oriente Próximo.

En la base sevillana de Morón de la Frontera alberga la Fuerza de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines, preparada para intervenir en cualquier momento en África y en el Mediterráneo, con una presencia permanente de 2 mil 200 militares y 26 aeronaves.

Nada tan útil para entender el papel que juega España en el tablero geoestratégico mundial, como conocer la opinión al respecto del Real Instituto Elcano, instrumento ideológico al servicio de las guerras imperialistas en las que colabora el Estado español:

España podría presentarse como un referente especialmente atractivo para EEUU. Cabría destacar en este sentido la condición geoestratégica de la Península Ibérica de “doble o triple fulcro”, conectando a la vez Europa y África, el Atlántico y el Mediterráneo, e incluso (a través de las Islas Canarias) el Atlántico Norte y Sur. Dicha condición de “doble o triple fulcro” resaltaría el atractivo de España como plataforma o base operacional, convirtiendo a nuestro país en un recurso para la proyección de medios anfibios, navales y de operaciones especiales estadounidenses en Europa y sus regiones colindantes. Así mismo, la relativa distancia entre la Península Ibérica y los principales teatros operacionales en Europa del Este y Oriente Medio confieren un sentido de “profundidad estratégica” a la postura de fuerza de EEUU en Europa y su vecindario, dotándole a su vez de una mayor flexibilidad y libertad de maniobra (tanto operacional como diplomática) en comparación con posibles alternativas de bases en Europa del Este, en el Norte de África o en Oriente Medio.

 

La importancia estratégica de España para EEUU vendría avalada por las recientes decisiones estadounidenses de desplegar cuatro destructores Arleigh Burke en la base naval de Rota (firmada a finales de 2011 por la Administración Obama y en la segunda legislatura del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, e implementada por el gobierno de Mariano Rajoy durante su primera legislatura) y de posicionar hasta 2.500 marines en la base de Morón de la Frontera” [21].

No contentándose con ese papel de perro faldero del Estado español, el Real Instituto Elcano pide que esta “colaboración” vaya más allá:

Como punto de partida para un posible salto cualitativo en la relación estratégica bilateral entre España y EEUU, se identifican dos posibles líneas de acción política: (1) los ámbitos antimisiles/Europa/Mediterráneo y África/anfibio/operaciones especiales); y (2) direcciones Atlántica e Indo-Pacífica. La promoción de dichos objetivos requiere el incremento de la inversión española en defensa, utilizando como punto de partida el compromiso adquirido por el presidente Rajoy de aumentar el presupuesto hasta el 2% del PIB en 2020 (adquirido en la cumbre de Gales de la OTAN en septiembre de 2014), así como un mayor esfuerzo a la hora de promocionar la cultura de defensa en España.

Así pues, gobierne PSOE o gobierne PP, con sus respectivos aliados a la “izquierda” o derecha del régimen, España se mantiene como una plataforma “atractiva” para EEUU, desde la que proyectar “operaciones especiales estadounidenses”, dotando de “profundidad estratégica a la postura de fuerza de EEUU […] de una mayor flexibilidad y libertad de maniobra”. Es decir, España es en la práctica colonia de Estados Unidos desde la que poder lanzar todas las invasiones imperialistas que considere oportunas en Europa, África y Oriente Próximo. Es de esta manera que desde las bases militares en España se ha bombardeado Libia, Yugoslavia, y Siria, usando la logística y las antenas de guerra electrónica existentes en España para la agresión contra Siria.

Según el propio ejército norteamericano,

la base aérea de Morón es uno de los puntos más estratégicos controlados por los americanos en Europa. No está demasiado lejos del Mar Mediterráneo y Oriente Medio. Por tanto, puede ser considerada como un punto de conexión para cualquier operación americana hacia el este. […] 2001 fue el año más importante en la historia de la base aérea de Morón. Fue la base más activa durante la invasión en Afganistán. 2003 también fue un año muy movido para los residentes, al comenzar una nueva invasión en Iraq” [22].

De esta complicidad con el imperialismo yanqui no se libra tampoco la nueva social-democracia de Podemos ni los oportunistas del PCE pues no le duelen prendas en contar entre sus filas con el “carnicero de Libia”, el ex-Jefe del Estado Mayor José Julio Rodríguez, Según sus palabras “en Libia se han alcanzado los objetivos” y “lo de Libia es un triunfo para la democracia” [23]. Ya en 2008 recibió halagos de la CIA a raíz de su nombramiento como JEMAD:

La oficina de Cooperación en Defensa en Madrid ha trabajado ampliamente con el teniente Rodríguez los últimos dos años, sirviendo en el cuartel general de las Fuerzas Aéreas españolas como director de Planes/Programas. Todos los programas de Ventas Militares Extranjeras de las Fuerzas Aéreas fueron coordinadas y dotados de personal con su oficina. Rodríguez es el Director de Armamento Nacional Español en la OTAN. Trabajó estrechamente con el representante de Estados Unidos, Mr. Young, en varios programas de compras para la OTAN. El general Rodríguez visitó varias veces Estados Unidos, incluyendo un encuentro con el Subsecretario de Defensa de los Estados Unidos en febrero de 2007. Es pro-Estados Unidos, un gran partidario de la cooperación y un estratega. El teniente Rodríguez es muy tranquilo y habla sucintamente.” [24].

Otra muestra del servicio que presta el Estado español al imperialismo norteamericano es la designación en 2012 del general de división español Javier Cabeza Taberné número 2 del mando operacional de la OTAN en Afganistán [25].

Gracias a Marruecos EEUU completa el bloqueo de la entrada en el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar. Marruecos ha sido un aliado histórico desde que en fuera el primer país que reconociera a EEUU como país en 1786, a través del tratado más longevo en la historia de EEUU.

Un acuerdo de 1982 entre Marruecos y Estados Unidos, da a las fuerzas militares estadounidenses facilidades instaladas en suelo marroquí (radares y otras), que les permiten completar su derecho de fiscalización del eje Azores-Canarias-Baleares.

EEUU designó en 2004 a Marruecos como el mayor aliado fuera de la OTAN. Marruecos necesita establecerse como un nudo de pesca, logística, finanzas, y comercial. Más de 100 empresas americanas operan en Marruecos, especialmente en los sectores de las energías renovables, aeronáutica y tecnología medioambiental. Según la revista Forbes, Marruecos fue en 2019 el mayor cliente de Estados Unidos en el Norte de África y Oriente Próximo, con la compra de los aviones de combate F1 y munición. Marruecos recibe el 80 % de la ayuda total que concede EEUU a los países del Maghreb.

La lucha inter-imperialista en el Mediterráneo hoy

Aproximadamente el 65% del petróleo y el gas natural que se consume en Europa occidental pasa por este mar, bien en buques, bien a través de los gasoductos que unen Libia con Italia y Marruecos con España. Anualmente, cerca de 90.000 barcos comerciales atraviesan el estrecho de Gibraltar. La garantía de que las rutas que atraviesan este mar permanecen abiertas y son seguras, es imprescindible para la supervivencia de los países europeos.

La posición geográfica del Mediterráneo, frontera entre tres continentes (Europa, Asia y África), incluye vías de comunicación importantes, a nivel económico, político y militar. Tales rutas son el canal de Suez, el Bósforo y el Golfo Pérsico, los gaseoductos y oleoductos que se extienden como una malla, los grandes puertos, ferrocarriles, autovías, redes de distribución de electricidad, etc. También las islas utilizadas por los imperialistas tanto porta-aviones que no se pueden hundir, como Creta y Chipre, como las decenas de bases militares que los Estados Unidos, la OTAN y, en menor grado, también ahora Rusia, tienen en la región.

Tres comandos militares de EEUU tienen jurisdicción sobre el Mediterráneo. La mayoría de los países mediterráneos están bajo el control del comando europeo (USEU-COM), y el resto bajo el comando central (USCENTCOM) y el comando africano (USAFRICOM).

El USAFRICOM fue creado por el gobierno de Obama en 2007, para luchar por el abastecimiento energético y hacer frente al avance de los capitales chinos en África. El Sahel se ha convertido en un punto estratégico en el despliegue de EEUU en África. Dicho comando es responsable de las operaciones militares en 52 países africanos.

 

En el periodo actual, se constata una carrera de potencias imperialistas emergentes como Rusia, China y la India, por ocupar los huecos y llevar su potencia militar a niveles equivalentes al tamaño de sus monopolios.

En 2013, las inversiones de China en África rondaron un total de 200.000 millones de dólares estadounidenses. Naciones como Nigeria, rica en petróleo, o la República Democrática del Congo, con abundantes minerales, han considerado las inversiones chinas más beneficiosas mutuamente que el comercio con compañías multinacionales de EEUU.

 

China está extendiendo su iniciativa “un cinturón, una ruta” o nueva “ruta de la seda” a puertos del sur de Europa (Italia, Grecia) y del norte de África. Los puntos clave de esta expansión en el Mediterráneo son los puertos del Pireo en Grecia, y de Cherchell en Argelia. Países como Egipto, en Port-Said y Alejandría, Israel, con los puertos de Ashdod y Haifa, o Italia con los ya puertos de Trieste, Savona, Nápoles y Génova, han sido grandes receptores de esta inversión. Tampoco Turquía (Ambarli), Marruecos (Tánger), y España (Valencia) han escapado. Las compañías chinas ya tienen la posibilidad de restringir el acceso a algunos puertos del Mediterráneo si así lo desea el Estado chino.

Los cables de telecomunicación submarinos que conectan Túnez e Italia, y Libia con Grecia, y que transmiten prácticamente la totalidad de las comunicaciones electrónicas intercontinentales, han sido desarrollados por las empresas chinas Huawei y Alcatel, Reino Unido y Alemania han concedido licencia a Huawei para suministrar los equipos necesarios para esas comunicaciones.

De la misma manera que han hecho durante siglos las potencias imperialistas de EEUU y Europa, China ha de proteger militarmente su exportación de capitales, la expansión internacional de sus monopolios. En 2017 China estableció su primera base militar en el exterior en Djibouti, en el cuerno de África, punto fundamental para controlar el transporte marítimo [26] de petróleo y gas procedentes del Golfo Pérsico.

China llevó a cabo, por primera vez en la historia en el Mediterráneo, un ejercicio militar conjunto con Rusia en 2015. Según Geng Yansheng, portavoz del Ministerio de Defensa Nacional de China, “los ejercicios profundizarán la cooperación amistosa y pragmática entre China y Rusia e impulsarán las capacidades de operación de respuesta en caso de alguna amenaza a la seguridad en el mar.”. Y según Li Jie, experto naval de Pekín, “el Mediterráneo es una importante ruta comercial que enlaza a China con Europa. También es una de las principales regiones de China en la iniciativa ‘Un cinturón, una ruta’. La presencia naval de China en la región garantizará la seguridad marítima en el lugar“.

EEUU y sus aliados europeos observan también con inquietud los avances en el Mediterráneo de la marina rusa y sus sistemas defensivos. La creación de la Escuadra del Mediterráneo en 2013, el avance de los misiles aéreos y las defensas antiaéreas a Crimea, y el refuerzo de sus bases militares de Tartus y Khmeimim en Siria, muestran estos avances. Moscú adquirió derechos para seguir utilizando la base de Tartus como propia hasta 2066. Esta es la única base naval rusa en el Mediterráneo.

El Bósforo en el Mar Negro, constituye la única salida de Rusia a aguas “calientes” (a diferencia de los puertos de Kaliningrado, San Petersburgo y Múrmansk).

Rusia está ganando influencia en el este de Libia, a través del general Khalifa Haffar. También incrementó su acceso e influencia en Egipto, a través de un acuerdo en 2017 que permitía a aviones de combate rusos utilizar bases egipcias. En 2019, Rusia y Egipto realizaron ejercicios militares conjuntos cerca de El Cairo [27]. Egipto también ha comprado cazas rusos Su-35 por valor de 2 mil millones de dólares [28].

El control de las infraestructuras económicos y la influencia político-militar de cada potencia imperialista en la región es clave para la entrada a otras regiones que tienen o tendrán un interés estratégico para dichas potencias, como el Mar Caspio, el Cáucaso, África y Oriente Próximo.

No podemos ignorar tampoco las importantes reservas de hidrocarburos que existen en el Mediterráneo. Los yacimientos que han sido descubiertos en el Mediterráneo oriental, han provocado ya conflictos entre los monopolios energéticos impulsados por el desarrollo de la tecnología de explotación de yacimientos de gran profundidad.

De ahí parten numerosos conflictos surgidos en los últimos tiempos, en los que tiene un papel destacado Turquía. En los últimos tiempos vuelve a salir a la luz la lucha entre las burguesías griegas y turca [29].

Grecia, como país capitalista en la fase imperialista de desarrollo, integrada desde hace décadas en las uniones imperialistas de la OTAN (1952) y CEE (1981) participa activamente en los antagonismos inter-imperialistas de la región. La burguesía griega se ha beneficiado del desmembramiento de Yugoslavia en los Balcanes, y ha exportado capitales a través de inversiones directas consolidando empresas y monopolios griegos en Turquía, Egipto, Ucrania, China Gran Bretaña, Estados Unidos y otros países. El Estado griego ha participado activamente en todas las intervenciones y guerras imperialistas como en Yugoslavia, Iraq, Afganistán, Libia, etc.

El apetito imperialista de Turquía crece a medida que sus empresas en expansión necesitan nuevos mercados. Ese apetito choca con los intereses de EEUU y Europa, hasta ahora aliados. Turquía ha establecido últimamente alianzas con los rusos, operando conjuntamente en Siria y Libia [30].

Turquía ha establecido una fuerza de comando conjunta con Qatar para supervisar el estrecho de Ormuz, y tiene una fuerza operativa en Somalia. A través del programa militar Milgem el gobierno turco ha comprado el sistema de misil antiaéreo S-400 ruso.

El viejo reclamo turco para conseguir el reconocimiento de la República Turca del Noreste de Chipre ha recobrado intensidad después del descubrimiento de reservas de gas en el Mediterráneo oriental. Grandes yacimientos de gas natural, estimados en 5 mil millones de metros cúbicos, se encuentran en aguas de Chipre, Israel, Egipto y Líbano.

Los recientes avances de Turquía en tecnologías militares han supuesto un factor decisivo en sus intervenciones en la provincia de Idlib en Siria y cerca de Trípoli en Libia. Además, drones turcos ligeros armados se han desplegado en el norte de Chipre, al mismo tiempo que buques de perforación y exploración de gas son escoltados por la marina turca. Turquía reforzará su presencia en el Mediterráneo en los próximos años con seis nuevos submarinos, fragatas y misiles de corto alcance.

Las rutas que llevan el gas de los grandes centros productores en Rusia, el Caspio y el Golfo Pérsico hacia el Mediterráneo constituyen un endiablado tablero de guerras imperialistas. Fruto de la lucha inter-imperialista, que cada vez se torna más violenta, es el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj, detrás del cual, de nuevo, hay una lucha por las rutas de transporte del petróleo del Cáucaso. Estados Unidos importa actualmente un 20 % de su consumo de petróleo desde el Mediterráneo. Las previsiones de aumento de su dependencia de las importaciones energéticas, así como la necesidad de disminuir su dependencia del Golfo Pérsico, llevó a EEUU a promover junto con Gran Bretaña la construcción en 2005 del oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan (BTC) que lleva el petróleo desde el Mar Caspio al Mediterráneo a través de Azerbaiyán, Georgia y Turquía. Este oleoducto permite embarcar el petróleo en los superpetroleros que atraviesan el Mediterráneo en dirección a los Estados Unidos y las refinerías del Sur de Europa.

Un consorcio de multinacionales del sector de la energía, dirigido por la British Petroleum, que detenta el 30 % de las participaciones. se encargó de la construcción del oleoducto. Otros miembros del consorcio son la Empresa Estatal de Petróleo de la República de Azerbaiyán (25 %), empresas norteamericanas (13’76 %), noruega (8’71 %), turca (6’5 %), japonesas (6 %), italiana (5 %) y francesa (5 %). Este proyecto recibió un gran apoyo financiero por parte del Banco Mundial y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. Los monopolios se reparten el pastel con la ayuda de sus instrumentos imperialistas. En la inauguración del oleoducto estuvo presente el Secretario de Estado para la Energía de los EEUU, Samuel Bodman. Actualmente la BP es el operador del oleoducto en Georgia y Azerbaiján [31].

A este proyecto se sumó el del gaseoducto Tiflis-Erzurum (BTE) en 2007, y el del Proyecto de Gasoducto Transanatoliano (TANAP) en 2020, que han contribuido a disminuir la dependencia de Turquía, EEUU y Europa del gas ruso e iraní. Actualmente el gas azerbaiyano el más consumido de Turquía.

 

Estas rutas permiten también a EEUU, Unión Europea y Turquía evitar pasar por Armenia, territorio aliado de su rival imperialista ruso. Armenia participa en la alianza militar imperialista dirigida por Rusia, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Rusia apoya las reivindicaciones separatistas de los armenios en el Nagorno Karabaj, oficialmente en territorio de Azerbaiyán. Este conflicto podría afectar a dichos trazados, perjudicando seriamente los intereses del bloque imperialista formado por EEUU-Unión Europea-Turquía.

Conclusiones

Analizando la historia del Mediterráneo, vemos como la lucha por controlar los mercados, los recursos naturales y las rutas que los conectan, está detrás de todos los conflictos que amenazan hoy a la humanidad. Conflictos que surgen a partir del desarrollo económico de determinadas potencias imperialistas, hoy especialmente Estados Unidos y China, que han de defender militarmente la expansión de sus capitales y monopolios. Estos conflictos no pueden ya resolverse pacíficamente.

En la economía de mercado, el bienestar de una minoría es la zozobra de la mayoría. Bajo ese régimen es imposible una relación de cooperación y solidaridad entre los pueblos, pues sus destinos están dirigidos por los monopolios que luchan por la hegemonía mundial.

El Socialismo permitirá borrar del mapa las oligarquías poseedoras que se reparten el mundo, instaurará relaciones de colaboración para planificar las economías en beneficio mutuo, utilizando el desarrollo científico-técnico no para lanzarlo contra otros países, si no para mejorar exponencialmente la calidad de vida de los pueblos. Hoy existen medios materiales de sobra para ello.

 

Madrid, 30 de octubre de 2020

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)

 

Referencias

[1] «¿Qué es la OTAN?», Ideas para la democracia, 1, 1984

[2] “Los dólares del terrorismo Parte 10: curiosa política en Argelia”, L’Economiste. 29/11/2001

[3] “Argelia: ¿el próximo Estado Fundamentalista?” (1996), RAND, think tank de la CIA.

[4] “Guerra, energía atómica, pobreza. Lo que dicen, lo que hacen: Los Verdes”, Jutta Ditfurth, 2011

[5] “¿Por qué los Balcanes piden amoralidad?”. The Washington Post, 28 de febrero de 1999.

[6] “Obama Tells Qaddafi to Quit and Authorizes Refugee Airlifts”, The New York Times, 3 de marzo de 2011.

[7] “H: FRANCE’S CLIENT & Q’S GOLD. SID”. Archivo de Emails de Hillary Clinton, Wikileaks. https://wikileaks.org/clinton-emails/emailid/6528

[8] “Qatar reconoce que tuvo soldados en territorio libio”. BBC News Mundo, 26 de octubre de 2011. https://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2011/10/111026_ultnot_libia_qatar_jm

[9] “5000 fuerzas especiales de Qatar fueron desplegadas en Libia”, Georges Marbrunot, Le Figaro, 6 de Noviembre de 2011. https://blog.lefigaro.fr/malbrunot/2011/11/5-000-forces-speciales-du-qata.html

[10] Conferencia de prensa del Pentágono, 1 de Marzo de 2011. El Almirante Michale Mullen continuó: “Es correcto. No hemos visto confirmación en absoluto”. https://www.globalresearch.ca/r2p-no-confirmation-whatsoever- according-to-the-pentagon-that-gadhaffi-fired-on-his-own-people/25103

[11] “El TPI investigará informes de violaciones en grupo impulsadas por Viagra en Libia”, CNN. 18 de Mayo de 2011. http://edition.cnn.com/2011/WORLD/africa/05/17/libya.rapes.icc/index.html

[12] “Amnistía cuestiona que Gadafi ordenara la violación como arma de guerra”, The Independent, 24 de Junio de 2011. https://www.independent.co.uk/news/world/africa/amnesty-questions-claim-that-gaddafi-ordered-rape-as- weapon-of-war-2302037.html

[13] “Siria: Assad debe dimitir, dice Obama”, The Guardian, 19 de agosto de 2011. https://www.theguardian.com/world/2011/aug/18/syria-assad-must-resign-obama

[14] “Siria: Los rebeldes están cometiendo ejecuciones y tomando rehenes”, Human Rights Watch, 31 de octubre de2011. https://www.hrw.org/es/news/2013/10/11/siria-los-rebeldes-estan-cometiendo-ejecuciones-y-tomando- rehenes

[15] “Qatar bankrolls Syrian revolt with cash and arms”, Finantial Times, 16 de mayo de 2013.

[16] “EEUU ‘conquista’ el petróleo sirio”, El Mundo, 7 de agosto de 2020. https://www.elmundo.es/internacional/2020/08/07/5f2c1a44fdddff435c8b4591.html

[17] “El último bandazo de Donald Trump es controlar el petróleo de Siria”, El Mundo, 26 de octubre de 2019. https://www.elmundo.es/internacional/2019/10/26/5db449d1fc6c83f02b8b45a0.html

[18] “Antonio Mazzeo: Italia es un importante centro de acción militar de los Estados Unidos”, Olivier Turquet, Pressenza, 15/01/2020.

[19] “Spain in our hearts: Americans in the Spanish Civil War, 1936-1939”, Adam Hochschild, 2016.

[20] “Politics and Security in the Southern Region of the Atlantic Alliance”, Douglas T. Stuart, 1988

[21] “España, EEUU y la defensa: ¿de base operacional a socio estratégico?”, Luis Simón. ARI 19/2017 – 13/3/2017, http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/ elcano_es/zonas_es/eeuu-dialogo+trasatlantico/ari19-2017-simon-espana-eeuu-defensa-base-operacional-socio- estrategico

[22] “Moron Air Force Base Moron De La Frontera, SPAIN”, militarybases.com, https://militarybases.com/overseas/spain/moron/

[23] “El Jefe del Estado Mayor de la Defensa: “En Libia se han alcanzado los objetivos””, RTVE, 31/03/2011. https://www.rtve.es/noticias/20110331/jefe-del-estado-mayor-defensa-intervencion-libia-sido-triunfo-democracia/ 421033.shtml

[24] “SPANISH AIR FORCE GENERAL RODRIGUEZ TO BE NEW CHIEF OF DEFENSE”, Wikileaks, 18 de julio de 2008. https://wikileaks.org/plusd/cables/08MADRID790_a.html

[25] “Un español será el segundo del mando operacional en Afganistán

[26] “China inaugura su primera base militar en el extranjero”, El País, 1 de agosto de 2017. https://elpais.com/internacional/2017/08/01/actualidad/1501589492_007630.html

[27] “Egipto y Rusia inician ejercicio militar conjunto”, Servicio de información del Estado, 1 de noviembre de 2019. https://www.sis.gov.eg/Story/20710/Egipto-y-Rusia-inician-ejercicio-militar-conjunto?lang=es

[28] “Su-35 Production for Egypt Begins”, Forecast International, 18 de mayo de 2020. https://dsm.forecastinternational.com/wordpress/2020/05/18/egyptian-su-35-production-begins/

[29] “Crece la tensión entre Turquía y Grecia por unas reservas de gas en el Mediterráneo”, invertía, 14 de agosto de 2020. https://www.elespanol.com/invertia/empresas/energia/20200814/crece-tension-turquia-grecia-reservas-gas- mediterráneo/512949548_0.html

[30] “New Power Struggles in the Mediterranean”, Carnegie Europe, 30 de julio de 2020, https://carnegieeurope.eu/2020/07/30/new-power-struggles-in-mediterranean-pub-82403

[31] “Baku-Tbilisi-Ceyhan pipeline”. BP. https://www.bp.com/en_az/azerbaijan/home/who-we-are/operationsprojects/ pipelines/btc.html

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *