1

IU-PCE al rescate de los kulaks andaluces

No por casualidad, a IU-PCE, representado por Toni Valero en Andalucía, le da voz un medio feudal y fascista como Canal Sur.

El medio cubre la visita del líder de Izquierda Unida en Andalucía a una cooperativa de aceite en Espejo (Córdoba).

Se queja del “error” (que no lo es, porque es su misión) de Moreno Bonilla al defender las políticas agrarias comunitarias, en concreto la PAC. Porque perjudica a los “pequeños y medianos agricultores que son los que dan vida a los pueblos, los que generan empleo, los que permiten mantener el mundo rural en nuestra tierra en Andalucía”.

IU-PCE ya no mantiene las apariencias hablando de los jornaleros, porque su misión es defender a los pequeños y medianos propietarios, cuna y germen de la pata izquierda del régimen, y que también esclavizan a los jornaleros, si cabe con más saña que el gran capital.

El dirigente socialdemócrata habla en abstracto del “mundo rural” y del “sector agroalimentario”, sin mencionar para nada el régimen de producción que rigen en ese mundo o sector, y es lo que determina quién se beneficia de cualquier actividad económica.

Nos habla de un mundo pasado idílico, sólo existente en las mentes del pequeño y mediano propietario, que según el oportunismo de IU-PCE “son los que dan vida a los pueblos, los que generan empleo, los que permiten mantener el mundo rural en nuestra tierra en Andalucía”.

¿De qué vida y empleo hablan estos trileros? ¿De la que ha mantenido en la miseria y esclavitud a las familias jornaleras durante siglos? ¿la que les obligaba a dejar “nuestra tierra”?

Este discurso lo puede dar perfectamente cualquier fuerza política del régimen, incluidos los fascistas. Todos salen en defensa del propietario (pequeño, mediano o grande), pero las familias jornaleras no existen, según estos vendeobreros.

La pata izquierda frena el discurrir natural de la historia que nos conduce del monopolio capitalista, del imperialismo, al socialismo. Quiere hacernos volver a la pequeña producción, al inicio del capitalismo, como por ejemplo el “sector del olivar tradicional”. ¿Qué tienen de bueno el pequeño y mediano campesino señores de IU-PCE? ¿Acaso no son también el germen de lo más reaccionario que sufren en sus carnes los jornaleros? ¡IU-PCE con los kulaks!

Y además hace de pedigüeño para esos propietarios, pidiendo fondos europeos para el cambio de modelo productivo, el capitalismo verde que será un suculento negocio para los monopolios energéticos, entre ellos los petroleros.

Pero si rascamos en la Cooperativa San Isidro en la que hizo estas declaraciones, resulta que pertenece a un monopolio del aceite y la aceituna en España: Dcoop.

Dcoop es el mayor productor de aceite de España, y tiene inversiones en EEUU y China.

El presidente de Dcoop, en su informe anual de 2019 defendía el acaparamiento de aceite para subir los precios:

la Unión Europea vendió la activación del almacenamiento privado del aceite como compensación al sector por esta situación, algo que el sector, por otro lado, venía reclamando desde hace tiempo por la bajada de precios”.

A pesar de las quejas de la patronal de la aceituna por los aranceles que quería imponer EEUU, confiesa que “podemos seguir embotellando nuestro aceite español en nuestras plantas de envasado estadounidenses sin aranceles.”

Pero donde se muestra la farsa de la supuesta competitividad que hoy ya no existe en el capitalismo, la propia Dcoop, que se queja de los aranceles que le imponen a las aceitunas de mesa producidas en España e importadas en EEUU, es propietaria del mayor productor de aceitunas de mesa de EEUU, Bell-Carter Foods, que a su vez se queja de que las tarifas de las aceitunas importadas desde la Unión Europea ponen en peligro la “estabilidad económica de las comunidades de California productoras de aceitunas”.

¿Y qué es lo que propone Dcoop para sus cooperativas, entre las que se encuentra la que acaba de visitar el espantapájaros del capital Toni Valero?

“el trabajo que tenemos que hacer pasa por varias líneas […] modernizar las explotaciones dentro de las posibilidades para hacerlas más eficientes y productivas a la vez que reducir gastos también en la transformación, porque solo sobrevivirán las almazaras menos costosas;”

Pues lo que proponen todos los capitalistas: producir más con menos. Y ese menos es la mano de obra. O bien los jornaleros o pequeños campesinos trabajan más por menos, o directamente los reemplazamos por maquinaria.

Automatizaciones, como el “perfeccionamiento de almazara” implantado por la cooperativa San Isidro de Espejo, que es subvencionada por todos los trabajadores a través del dinero público del Estado, Junta de Andalucía y Unión Europea:

 

Los jornaleros deben desembarazarse de la pata izquierda del régimen, tienen que seguir su propio camino junto a los obreros de la ciudad y tomar el control de las tierras, empresas, fábricas, minas y maquinarias, hoy en día sostenidas sólo con nuestro trabajo y con el dinero público de nuestros impuestos. Debemos acabar con la lacra de explotadores y sus limpiabotas del congreso. Hemos de instaurar el Socialismo levantando nuestra democracia y parlamento obrero a través del Frente Único del Pueblo.

 

Por fin de la explotación

El pequeño y mediano propietario son la semilla del capitalismo

Por el Socialismo

Secretaría Política del Comité Regional del PCOE en Andalucía




Palestina: entre la ocupación militar israelí y la pasividad internacional

El proceso de ocupación militar del territorio palestino, la colonización y el apartheid a su población no dejan de acelerarse. La mayor parte del territorio de Palestina sigue bajo ocupación del Estado genocida de Israel y, como vimos en anteriores documentos del PCOE, la transformación demográfica y religiosa del territorio tiene tras de sí el fin de reclamar toda la potestad territorial para constituir un Estado judío indivisible. Todo esto con un absoluto desprecio por la vida humana. La mayor parte de Palestina, así como los recursos del país, ya están bajo las garras del sionismo, que no dudará en anexionarse todo lo posible de cara a que el derecho de autodeterminación palestino tenga cada vez menos fuerzas y apoyos.

Los continuos ataques del Estado genocida de Israel forman parte de una gran campaña política y militar destinada a apoderarse de cada vez más tierras palestinas. Recientemente, esto se ha visto reflejado en el aumento de ataques de colonos israelíes hacia ciudades, aldeas, casas y tiendas palestinas en toda la Cisjordania ocupada, contando con la protección de los militares israelíes y con la completa pasividad internacional, que no es capaz siquiera de aplicar su propio Derecho Internacional o velar por los Derechos Humanos que tanto dicen defender.

 

Según informa el corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada: “Hoy lunes por la noche [se refiere al día 21 de diciembre], los colonos intensificaron sus ataques contra los palestinos en todas las ciudades de Cisjordania ocupada, lo que provocó heridos y daños a las propiedades palestinas. Los colonos arrojaron piedras a los vehículos palestinos, bloquearon caminos y carreteras y realizaron marchas provocativas, con insultos racistas, y como siempre bajo protección del ejército israelí”.

Estas acciones vienen de la mano con el anuncio por parte de Israel de la construcción de miles de nuevas viviendas en las colonias ilegales de Cisjordania. Como sabemos, la construcción de asentamientos israelíes en los territorios palestinos se ha duplicado en los últimos cuatro años, coincidiendo con un contexto internacional caracterizado por la pasividad y el abandono del pueblo palestino, junto al mandato de Donald Trump, favorable al sionismo. Una situación que no cambiará de rumbo con el dúo dinámico Biden-Harris, pues el Partido Demócrata es un partido que, en su historia más reciente, tiene las manos manchadas de sangre con las guerras imperialistas en Afganistán, Irak, Libia, Siria, Yemen y Ucrania. Además, no han escondido ni por un instante su apoyo al sionismo: soy un sionista. No tienes que ser judío para ser sionista, declaró el propio Joe Biden.

A nivel geopolítico, tiene especial consideración la alianza imperialista Marruecos-Israel, que cuenta con el esperado respaldo de los Estados Unidos. El antecedente inmediato de esto es el denominado Acuerdo de Abraham, firmado el pasado 15 de septiembre, un acuerdo que cambia la configuración de Oriente Medio al establecer una alianza regional contra Irán y que abre la puerta de par en par a la cooperación entre Israel, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán, todo ello apadrinado por Donald Trump y donde Marruecos ha encontrado cobijo rápidamente. Además, los intereses de Marruecos e Israel se entrelazan especialmente, ya que ambos ansían ejercer un control sobre un territorio que no les pertenece. De esta forma, el Sáhara Occidental y Palestina quedan como los grandes perdedores de esta historia, pues las alianzas internacionales se tejen sin descanso a costa de la voluntad y libertad de los pueblos.

 

Siguiendo con esta política exterior completamente imperialista y criminal, el 26 de diciembre conocíamos la noticia de que Israel bombardeaba un hospital infantil, así como instalaciones eléctricas en Gaza. La Ministra Palestina de Salud, la Dr. Mai Al-Kaila, señaló que el bombardeo israelí es un crimen y una violación del derecho internacional: “Israel ha amenazado la vida de decenas de niños enfermos y personal médico en el Hospital infantil Al-Durra en la Franja de Gaza, como resultado del bombardeo que provocó que decenas de niños enfermos y sus acompañantes entraran en pánico”.

 

Un día después, el 27 de diciembre, las fuerzas israelíes asaltaron el hospital palestino de Ramallah, hiriendo a una mujer embarazada. Los soldados del ejército israelí irrumpieron así en el complejo médico, disparando indiscriminadamente botes de gas lacrimógeno y balas de acero recubiertas con goma contra el personal médico y los pacientes, hiriendo a una mujer embarazada y a un paramédico con las balas, y provocando asfixias por la inhalación de los gases a varios pacientes que tuvieron que ser atendidos de gravedad. Por supuesto, el ataque con gases no es casual por parte de las fuerzas de ocupación, bien saben los sionistas que esto sería especialmente peligroso para los pacientes de COVID-19. Como vemos, la barbarie del imperialismo no tiene límites y poco les importa la pandemia.

Estados Unidos, Marruecos e Israel están llevando a cabo una ofensiva exterior a fin de satisfacer sus objetivos imperialistas; esto es, reestructurar de nuevo el mapa político con el propósito de extender sus influencias en el continente africano a objeto de saquearlo y mantener sus dominios en la región de Oriente Medio y a la vez reforzar las posiciones de Israel en la zona para reprimir al pueblo palestino y, de esta forma, mantener a salvo la ocupación militar y afianzar los asentamientos israelíes. Queda claro que Israel intercederá por Marruecos para promover y defender sus intereses ante la comunidad internacional, al tiempo que Marruecos hará lo propio y reconocerá la legitimidad de la ocupación de Palestina.

Solo la solidaridad entre los pueblos, la alianza internacionalista de los proletarios del mundo y el avance progresivo de la revolución socialista mundial podrán parar la barbarie del imperialismo. El capitalismo, como vemos a lo largo y ancho del globo, es sinónimo de represión, miseria y muerte para el proletariado. Solo mediante la lucha organizada contra el enemigo de clase, la burguesía, y la liquidación absoluta de su sistema de explotación capitalista, la clase obrera podrá liberarse de una vez por todas de las cadenas de su opresión. La conquista revolucionaria del poder y la construcción del Socialismo son el camino a recorrer para que el proletariado mundial pueda conseguir una sociedad sin clases, libre de explotación y encaminada hacia la paz mundial.

 

¡Por el comunismo!

¡Abajo el imperialismo criminal!

¡Viva el internacionalismo proletario!

Madrid, 30 de diciembre de 2020

SECRETARÍA DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




El Gobierno “progresista” allana el camino al fascismo

Mientras el vicepresidente del gobierno español se jacta de ver series de televisión

 

Y el gobierno del que forma parte mantiene incólumes las reformas laborales del corrupto y reaccionario gobierno de Rajoy, la Ley Mordaza, se mantiene el pensionazo dado por el Gobierno de Zapatero que hace que se incremente la edad de jubilación y se reduzcan la cuantía de las pensiones, ya de por sí miserables, mientras están dando dineros públicos a manos llenas a los empresarios a la par que los salarios se estancan, congelan el salario mínimo interprofesional, priorizan los intereses económicos de los monopolios a la salud del pueblo, la deuda pública se acrecienta y la clase trabajadora constata como se depauperan sus condiciones vitales. Es decir, mientras la socialdemocracia podemita, los pseudofalangistas del PSOE y el oportunismo más asqueroso de IU/PCE en su gobierno antiobrero sirve a los empresarios, a la burguesía, éstos hacen su trabajo ideológico al objeto de ir aupando al fascismo a la toma del gobierno, puesto que el Estado es fascista desde 1939, y de ir sembrando el anticomunismo. Ahí tenemos a los juntaletras reaccionarios, auténticos parásitos que los capitalistas alimentan para inocular el anticomunismo con sus embrollos y trolas, como Jiménez Losantos o Pío Moa y sus libelos, por no hablar de los esbirros del micrófono como Herrera, Alsina y demás reaccionarios de las ondas radiofónicas y televisivas poniendo un día sí y otro también a parir al comunismo, culpabilizándolo absolutamente de todo pues, según ellos, éste se halla en el Gobierno.

La ofensiva ideológica es clara, mientras el Gobierno de socialfascistas y oportunistas sigue sirviendo a los monopolios, mientras sigue arremetiendo contra el pueblo al no alterar, en lo absoluto, las políticas efectuadas durante estas cuatro décadas, mientras la clase obrera comprueba como la desigualdad se acentúa, como se depauperan sus condiciones de vida y se les niega el derecho al trabajo, mientras comprueban que los desahucios se siguen produciendo y la juventud obrera no tiene futuro ni perspectiva alguna, en definitiva, mientras constatan la inactividad de ese Gobierno de supuesta izquierda para subsanar sus problemas cotidianos, cada día más acuciantes, los fascistas señalan la culpa de la situación miserable del pueblo trabajador al comunismo con argumentos como que “Pedro Sánchez es un revolucionario que con Iglesias quieren sovietizar España”, o que “hay un virus más dañino aún que la COVid-19, el comunismo anidando en las instituciones públicas”, por no hablar de que “La ETA y el FRAP están en el gobierno” o, incluso, culpabilizando directamente al comunismo de la COVID-19, como aquellos que abrazan el clerofascismo.

Y mientras, los fascistas se desgañitan culpando al comunismo de todo, a pesar de que tanto el gobierno “progresista” como los fascistas son iguales de burgueses y de capitalistas y, cómo no, enemigos acérrimos del comunismo y de la clase obrera.

Los supuestos “comunistas” del Gobierno de “progreso”, no han dudado en estos días navideños, mediante la Fiscalía Anticorrupción – nombrada por la Fiscal General del Estado que, a su vez, está nombrada por el Gobierno – pedir al Juzgado Central de Instrucción número 5 el archivo de la pieza Entidades en la que se investiga si el Banco HSBC junto con el Banco de Santander y BNP Paribas colaboraron en la fuga de capitales hacia Suiza realizada por evasores entre 2005 y 2008 con la intención de ocultarlos del erario público español atentando contra la Hacienda Pública. ¡Ahí tenemos a los supuestos comunistas de Jiménez Losantos y demás escoria fascista del Gobierno! Los mismos que untan con dineros a estos sicarios de la plumilla y del micrófono, la banca, los grandes capitalistas, los ladrones de cuello blanco, son los beneficiados por el Gobierno del PSOE y de PODEMOS-IU-PCE ¿Esta es la sovietización de España de la que habla Pío Moa cuándo resulta que el Gobierno pide la inmunidad de los ladrones de cuello blanco, cuando pretenden salvar la monarquía que simboliza todas las esencias fascistas del Estado, mira hacia otro lado ante el fascismo institucionalizado en el Ejército a la par que reprime a los pocos militares que se oponen a este? Por no hablar de la concentración bancaria que se está produciendo en el Estado español y que el gobierno está estimulando siguiendo a pies juntillas las directrices de la Unión Europea.

La izquierda real está fuera del Parlamento y del Gobierno, la única alternativa al capitalismo y toda su podredumbre es el comunismo por eso los fascistas pretenden grabar en el cerebro de los trabajadores que todo lo malo que acontece es por culpa del comunismo y los comunistas cuando, en realidad, no es más que los efectos del sistema caduco y criminal que defienden: el capitalismo.

La forma de actuar de los capitalistas, de los diferentes esbirros del capital –todos ellos iguales de anticomunistas – nos muestra cual es el único adversario que ellos conciben y admiten: El Comunismo. Y es que la burguesía sabe, a carta cabal, que la única alternativa a su tiranía y a la barbarie capitalista es que el pueblo trabajador sea quien imponga su dictado, que tenga en sus manos todos los medios de producción implicando ello su avance inexorable hacia la consecución del comunismo. La burguesía es plenamente consciente de que el mundo o será comunista o no será y trata de impedirlo con y por todos los medios, por ello hoy, y siempre, toca atizar al comunismo, porque es la única tabla de salvación que tiene y porque ya huelen que el proletariado dirigido por su ideología, el marxismo-leninismo, vamos mandar al capitalismo donde le corresponde, que no es otro sitio que el estercolero de la historia, y con él a todos los parásitos que viven de engañar y embrutecer a la clase obrera.

 

¡El fascismo no pasará!

¡Por la República Socialista!

¡Socialismo o barbarie!

 

Madrid, 30 de diciembre de 2020

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Compo Factory Toledo fulmina 32 trabajadores

La empresa Compo Factory Toledo, una subcontrata de Airbus a través del grupo Aernnova, tiene previsto llevar a cabo un ERE que dejará en la calle al 60% de la plantilla, es decir, a 32 trabajadores, algunos de los cuales tienen más de 60 años, con lo que les dificultará encontrar trabajo y sobrevivir sin indemnización una vez se cumpla el ERE.

Compo Factory alega tener puntuales trabajos que no les permiten hacerse cargo de tantos trabajadores, como si los trabajadores fueran máquinas que hay que mantener, como si fueran objetos de usar y tirar, lo que corrobora una vez más la teoría marxista que describe al obrero como un ser de carne y hueso en primer lugar, y como una máquina en segundo.

Sin embargo, mientras las propietarias de la empresa, las hermanas Pérez del Pino, siguen recibiendo dinero del grupo Aernnova, así como los incentivos de esos “trabajos puntuales” en los que se escudan, siguen defendiendo la necesidad para alcanzar el ERE.

En octubre ya dijeron que iban a dejar de pagar una parte de la nómina a la totalidad de la plantilla. Y con toda la prepotencia propia de los capitalistas, las propietarias anunciaron a finales de diciembre que se iba a producir el ERE que dejaría en la estacada a 32 trabajadores, a 32 familias, que no solo llevan varios meses sin cobrar la totalidad de su salario, sino que además tampoco recibirán una indemnización.

¿Somos unas máquinas de las que deshacerse cuando no conviene?

¡No, somos proletarios, y las máquinas nos pertenecen a nosotros porque somos nosotros quienes las trabajamos!

CCOO está ya metido en su incansable misión de llevar la problemática sindical por medio de la paz y la compostura pero, ¿qué compostura podemos mantener nosotros los trabajadores, cuando nos están quitando el trabajo, nos están dejando en la miseria, en la ruina? ¿De qué sirve que nos pasemos años formándonos para conseguir un puesto de trabajo, desembolsando cantidades desorbitadas de dinero, “invirtiéndolos en nuestro futuro” para que luego nos den la patada?

La única alternativa a los EREs, ERTEs y todo aquello que somete a la clase trabajadora y que la usa como un objeto inútil es el socialismo. El socialismo es la única salida.

Ante estos hechos, el PCOE y el PCPE mostramos nuestra absoluta solidaridad y apoyo a los trabajadores de Compo Factory Toledo, y les tendemos un lazo de solidaridad de clase, estando ahí con ellos en primera línea de batalla para conservar sus puestos de trabajo hasta conseguir la total destrucción del capitalismo, alcanzar la dictadura del proletariado y poner las empresas (así como los bancos, las tierras y todos los medios de producción) al servicio de los trabajadores.

 

¡EL SOCIALISMO ES EL ÚNICO CAMINO!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA CONTRA EL CAPITALISMO!

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE) EN TOLEDO

PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE) EN TOLEDO




Por un año 2021 de lucha y de victorias: “Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”

En Madrid, a 28 de diciembre de 2020

 

Camaradas,

Acabamos 2020 y corresponde compartir un somero análisis de la situación para perfilar los principales retos del próximo año y posicionarnos ante ellos.

2020 será recordado como el año de la pandemia de la COVID-19, pero mucho más allá de los meses de confinamiento y los más de millón y medio de  fallecidos en el mundo –todos ellos y ellas con nombres y apellidos – que jamás habremos de olvidar, debiera quedar en nuestras memoria colectiva, como recuerdo imborrable del horror y aprendizaje concreto de la lucha de clases,  la manifiesta incapacidad del capitalismo para abordar con criterios sociales una emergencia sanitaria y resolverla atendiendo las necesidades de la población. Quienes han muerto son nuestros hermanos y hermanas de clase y lo han hecho por culpa de los recortes en sanidad y las privatizaciones, en definitiva, por la esencia del capitalismo.  Nunca lo olvidemos para que jamás decaiga nuestro odio de clase.

Pero más allá del fracaso del capitalismo en su gestión de la pandemia, queda la evidencia de un sistema senil que se hunde empujándonos a un callejón sin salida, plagado de innumerables contradicciones que, determinadas todas ellas por la principal e insuperable existente entre el carácter cada vez más social de la producción y la propiedad privada de los medios de producción, convierte la lucha por el Socialismo en una urgencia inaplazable para la Humanidad.   Ninguna de las quiebras económicas y sociales que se han manifestado exponencialmente a lo largo de este año, tanto en la base económica como en la superestructura del sistema, tienen su origen exclusivo en la pandemia sino que todas ellas responden a la crisis estructural de un sistema económico totalmente caducado. Tampoco lo olvidemos.

Unir a las masas, al pueblo organizado, al calor de las consignas de su vanguardia para asestarle al poder burgués el golpe definitivo, es la tarea que asumimos con la responsabilidad propia de militantes de la Revolución y la superioridad que nos confiere estar organizados en un Partido Comunista.

Luchamos para vencer, para dirigir la clase obrera en el proceso revolucionario por su emancipación, conducirla a la conquista del poder y organizar la sociedad de conformidad a las necesidades actuales del desarrollo práctico de la Dictadura del Proletariado; y lo hacemos con la inteligencia táctica y la firmeza estratégica que nos da la fidelidad absoluta a los principios.   Solo la dirección política de las masas por una organización revolucionaria Marxista-Leninista, es garantía de triunfo.  Así lo ha demostrado la Historia y ningún falso atajo nos sacará del camino de la Revolución Socialista.

Sabemos que la Unidad Comunista es necesaria para recorrer el camino de la Victoria e imprescindible para conformar la unidad revolucionaria del proletariado. Misión en la que estamos comprometidos nuestros Partidos, tanto el PCPE como el PCOE.  Una vanguardia formada con la experiencia concreta de la lucha de clases y armada con el reconocimiento de las masas que identifican en cada uno de nuestros/as militantes a un profesional de la Revolución.   Fusionar el Socialismo Científico con las masas laboriosas dotándolas de dirección revolucionaria y del modelo organizativo de la nueva sociedad libre de explotación capitalista, es la función del Partido Comunista, es nuestra misión revolucionaria y nuestro compromiso histórico como vanguardia revolucionaria de la clase obrera, como militantes organizados en el Partido.  Fundamentado en el Centralismo Democrático, como expresión de la superioridad incuestionable de la mayoría y la autoridad de los órganos, reivindicamos la actualidad del Partido de Nuevo Tipo Leninista frente a cualquier enésimo intento liquidacionista del mismo. El Partido de Nuevo Tipo Leninista no sólo es el encargado de fusionar el socialismo científico con el movimiento obrero, sino que es el embrión de la nueva sociedad y asumimos una Cultura Revolucionaria que solo concibe como timón de todos nuestros actos la más estricta Ética Revolucionaria.  Si no nos vale nada de esta sociedad degradada y corrupta, fundamentada en la explotación de la clase obrera y demás clases populares, menos aún podemos abrigar nada de ella en nuestro seno partidario.

Si luchamos con estas referencias, solo podemos avanzar, y darle la vuelta a la experiencia negativa de un año en el que los capitalistas han abolido en gran parte la libertad de movimiento, de reunión y de manifestación de la clase obrera mermándose también parte de nuestra capacidad de combate.

Convirtamos 2021 en un año de movilización y de desarrollo de las estructuras de organización obreras y populares.  Unamos la lucha de los centros de trabajo, de los barrios obreros, de los pensionistas, de la juventud obrera, de la mujer trabajadora, de los estudiantes, de defensa de la sanidad y la educación pública, de las naciones oprimidas y postergadas, del antifascismo en una única lucha de clases contra el capitalismo y su Estado para construir la alternativa: El socialismo y el Estado proletario. En ese proceso dialéctico de lucha, sin excusas, tiene que estar la militancia comunista a la cabeza, siendo la referencia inequívoca de los elementos más avanzados de nuestra clase.  Acabamos de analizar el grado de descomposición y crisis del sistema, nada puede impedir a un/a militante comunista encontrar un espacio de lucha; ninguna célula puede dejar de interpretar las claves de la formación social concreta sobre la que interviene, sin concluir acuerdos que permitan nuestra intervención política en ese espacio determinado.

Camaradas, no dejemos de ocupar el espacio que nos corresponde como militantes de la REVOLUCIÓN.

Camaradas, hagamos avanzar en el 2021 el proceso de unidad emprendido por nuestros dos Partidos y ampliemos la fuerza, implantación e influencia comunista en el Estado español. El avance del proceso histórico que nuestros partidos han emprendido en el año 2020 sabiendo leer correctamente la necesidad histórica de la Unidad Comunista como condición esencial para que la clase obrera pueda cumplir con su misión revolucionaria requiere del compromiso y la dedicación de toda la militancia. Y para ejemplificar todo lo expresado y manifestar el compromiso firme de ambos partidos con el Acuerdo y el Protocolo suscritos en julio de 2020, los camaradas Secretarios Generales del PCPE y del PCOE enviamos un fraternal abrazo comunista a la militancia del PCPE y del PCOE y os deseamos un feliz año nuevo.

Un año 2021 de lucha y de victorias por la conquista del Socialismo recordando la frase que expresaba nuestro admirado camarada Che, “si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”.

 

¡POR EL SOCIALISMO Y EL COMUNISMO!

¡POR LA UNIDAD COMUNISTA!

¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

Francisco J. Barjas Fernández / Julio Díaz

Secretario General del PCOE / Secretario General del PCPE




Los servicios públicos sirven al Capital [ESP/GAL]

El pasado 18 de diciembre se celebraba en A Coruña un mitin del Partido Popular donde asistirían el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, y Pablo Casado, así como otras personalidades del partido heredero del franquismo como pueden ser el secretario general del PPdeG Miguel Tellado o el presidente provincial de A Coruña Diego Calvo.

Este acto levantó gran atención de los medios de comunicación por el incumplimiento de las medidas sanitarias relativas a la pandemia (uso de máscaras, distancia de seguridad…). Aun así, las consecuencias jurídicas de ese acto fueron nulas. Teniendo en cuenta que en el mes de Noviembre la Xunta de Galicia hacía público el régimen sancionador en el que se establecían diversas multas económicas por incumplir la normativa relativa a la pandemia, podemos comprobar para quién se dictan las normas y quiénes son los que tienen la obligación de cumplirlas: el pueblo trabajador.

Mientras en las ciudades gallegas el aparato represivo trabaja incesantemente por sancionar a cualquiera que pasee por la calle, a una media de 54 multas covid al día, aquellos que son fieles marionetas del capital, como cargos del PP, tienen completa libertad para realizar lo que deseen sin tener ninguna repercusión, pues el aparato burgués del Estado hace la vista gorda para los que se arrodillan ante él. Una vez más, la judicatura muestra su carácter de clase.

Sin embargo, esto no acaba aquí. Como ya hemos dicho muchas veces, la consigna escuchada miles de veces que reclama en abstracto servicios públicos de calidad está ignorando que bajo el capitalismo esos servicios están al servicio de las clases poseedoras, por lo que en ningún momento será algo que satisfaga los intereses de la mayoría de la población, de los trabajadores. En este claro caso de discriminación de clase podemos verlo perfectamente.

Actualmente, y como medida para que los datos oficiales se reduzcan, la proporción de pruebas para detectar la COVID-19 es cada vez menor. Así, al no hacerse pruebas, las altas hospitalarias de coronavirus aumentan, a la vez que lo hace el riesgo para el resto de población. Del mismo modo, quien está confinado a la espera de una PCR que nunca llega sale mucho más barato que hacerle las pruebas correspondientes para asegurar su estado de salud y el de las personas de su entorno.

Claro está, quien siempre tiene a su servicio las máximas garantías son los políticos burgueses, puesto que sin ellos la manipulación política e ideológica del capital es imposible. Así, las pruebas para el mitin del PP que mencionamos anteriormente en este comunicado se hicieron inmediatamente a todos los asistentes, el sistema sanitario público burgués acudió a socorrerlos en su totalidad. Como vemos, el carácter de clase está presente en todas las facetas e instituciones del Estado. Mientras empresarios y políticos celebran fiestas con condiciones sanitarias cuestionables, el pueblo sufre todas las consecuencias de una crisis sanitaria y económica casi sin precedentes en la historia del capitalismo.

Este sistema social y económico no se puede reformar porque está podrido hasta la médula. Las contradicciones van mucho más allá de la contradicción principal (desarrollo de las fuerzas productivas frente a la propiedad privada de los medios de producción) y se extiende a todos los aspectos de la vida cotidiana. La lógica del Estado burgués, gobierne quien gobierne, es la de convertir el dinero público en beneficio privado. Y esta forma de actuar ocurre también en la Sanidad, en la Judicatura y en el resto de los servicios públicos.

Solo el pueblo trabajador es quien ha de unirse y librarse de sus propias cadenas. Y para que esto sea posible, la unidad de los comunistas tiene que ser la norma tanto en el Movimiento Comunista Español como Internacional. El socialismo es la única salida a esta crisis y destruir el capitalismo es una condición indispensable para conseguir esto.

 

¡Por la construcción del Socialismo!

¡Por la Unidad de los Comunistas!

 

Comité provincial del PCOE en A Coruña

Os servizos públicos serven ao Capital

 

O pasado 18 de Decembro celebrábase en A Coruña un mitin do Partido Popular onde asistirían o presidente da Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, e Pablo Casado, así como outras personalidades do partido herdeiro do franquismo como poden ser o secretario xeral do PPdeG Miguel Tellado ou o presidente provincial de A Coruña Diego Calvo.

Este acto levantou unha grande atención dos medios de comunicación polo incumplimento das medidas sanitarias relativas á pandemia (uso de máscaras, distancia de seguridade…). Ainda máis, as consecuencias xurídicas dese acto foron nulas. Tendo en conta que no mes de novembro a Xunta de Galicia facía público o réxime sancionador no que se establecían diversas multas económicas por incumplir a normativa relativa á pandemia, podemos comprobar para quen se ditan as normas e quenes son os que teñen obriga de cumplilas: o pobo traballador.

Mentres nas cidades galegas o aparello represivo traballa incesantemente por sancionar a calquera que pase pola rúa, a unha media de 54 multas covid ao día, aqueles que son fieis marionetas do capital, coma os cargos do PP, teñen completa liberdade de realizar o que desexen sen ter ningunha repercusión, pois o aparato burgués do Estado fai a vista gorda para os que se axeonllan ante el. Unha vez máis, a xudicatura mostra o seu carácter de clase.

Sen embargo, isto non remata aquí. Como xa falamos moitas veces, a consigna escoitada milleiros de veces que reclama en abstracto servizos públicos de calidade está ignorando que baixo o capitalismo eses servizos están ao servizo das clases posuidoras, polo que en ningún momento será algo que satisfaga os intereses da maioría da poboación, dos traballadores. Neste claro caso de discriminación de clase podemos velo perfectamente.

Actualmente, e como medida para que os datos oficiais se reduzan, a proporción de probas para detectar a COVID-19 cada vez é menor. Así, ao non facerse probas, as altas hospitalarias de coronavirus aumentan, á vez que o fai o risco para o resto de poboación. Do mesmo xeito, quen está confinado á espera dunha PCR que nunca chega sae moito máis barato que facerlle as probas correspondentes para asegurar o seu estado de saúde e do das persoas que se atopan no seu entorno.

Claro está, quen sempre ten ao seu servizo as máximas garantías son os políticos burgueses, posto que sen eles a manipulación política e ideolóxica do capital é imposible. Así, as probas PCR para o mitin do PP que mencionamos anteriormente neste comunicado fixéronse inmediatamente a tódolos seus asistentes, o sistema sanitario público burgués acudiu a socorrelos na súa totalidade. Como vemos, o carácter de clase está presente en tódalas facetas e institucións do Estado. Mentres empresarios e políticos celebran festas con condicións sanitarias cuestionables, o pobo sofre tódalas consecuencias dunha crise sanitaria e económica sen case precedentes na historia do capitalismo.

Este sistema social e económico non se pode reformar porque está podre ate amedula. As contradicións van moito máis alá da contradición principal (desenvolvemento das forzas produtivas fronte a propiedade privada dos medios de produción) e espállase a todos os aspectos da vida cotiá. A lóxica do Estado burgués, goberne quen goberne, é a de converter o diñeiro público en beneficio privado. E esta forma de actuar acontece tamén na Sanidade, na Xudicatura e no resto dos servizos públicos.

So o pobo traballador e quen de unirse e liberarse das súas propias cadeas. E para que isto sexa posible, a unidade dos comunistas ten que ser a norma do Movemento Comunista tanto Estatal como Internacional. O socialismo é a única saída a esta crise e destruír o capitalismo é unha condición indispensable para acadar isto.

 

Pola construción do Socialismo!

Pola Unidade dos Comunistas!

 

Comité Provincial do PCOE en A Coruña




El PCOE en solidaridad con el Sáhara Occidental

El pasado sábado 19 de diciembre camaradas del PCOE asistieron a una concentración del pueblo saharaui en Sevilla contra la invasión marroquí, la cual tiene lugar con la complicidad del Estado español y su actual gobierno.

 

En ella se repartieron octavillas y se leyó el siguiente comunicado, donde mostramos nuestro apoyo y solidaridad al Frente Polisario por su lucha contra las nuevas acciones y ataques imperialistas de Marruecos contra el pueblo saharaui y con la connivencia del resto de órganos y estados capitalistas. Frente a esta ocupación de Marruecos, que se da en beneficio del capital europeo y norteamericano, la única salida real para el pueblo saharaui es el socialismo.

 

 

¡POR LA LIBERTAD DEL SÁHARA! ¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

Comité Provincial del PCOE en Sevilla




Salvemos el Arabí de las garras del capitalismo

“El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos” – Karl Marx

 

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso contra la sentencia que permitirá a Cefusa – principal suministradora de ganado al Grupo Fuertes – construir una granja de cerdos en las proximidades del Monte Arabí – en el municipio de Yecla, Murcia –, declarado Patrimonio de la Humanidad por el arte rupestre que contiene. De esta manera se agotan las vías legales para frenar esta construcción después de que, en agosto de este mismo año, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha rechazara el mismo recurso.

Los inicios del conflicto se remontan a 2017 cuando el Grupo Fuertes anunció la construcción de dos granjas en las faldas del monte, en territorio perteneciente a Castilla-La Mancha. Dicha comunidad ya había otorgado el permiso para las instalaciones que albergarían más de 20.000 cerdos, lo que conllevaría la construcción de numerosas infraestructuras y balsas para los purines. A esto se suma la complicidad del ayuntamiento de Yecla – feudo histórico del PP – y de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia que, siendo conocedores de los permisos otorgados por Castilla La-Mancha, no lo comunicaron al pueblo hasta la semana en la que se iniciaron las obras.

La construcción de dicha granja ocasionaría la contaminación de uno de los principales acuíferos de la zona y generaría la posibilidad de que vertidos de purines se aproximaran al casco urbano cuando se ocasionan lluvias torrenciales. Además, se pone en peligro uno de los principales enclaves naturales de la zona que destaca por su gran valor histórico y artístico y por su elevada diversidad faunística y floral.

 

La movilización ciudadana bajo el lema «Salvemos el Arabí» consiguió que en septiembre de 2017 la propia empresa ganadera enviara un escrito en el que desistía de la licencia que se le había otorgado. El cambio de rumbo en el ayuntamiento, sumándose a las manifestaciones y presentando un recurso contra la licencia, muestra el oportunismo del capitalismo capaz de orquestar la destrucción de un enclave natural y protestar por ello al mismo tiempo. Ahora, tras la desestimación del recurso por parte de TSJ, nos enfrentamos a una más que posible reanudación de las obras.

Cabe mencionar que esta no es la única injerencia que el capitalismo ha realizado en este enclave. Desde hace unos años se viene potenciando la agricultura intensiva lo que está ocasionando el empelo masivo de pesticidas, la degradación de la tierra y la sobreexplotación de los acuíferos de los que se está extrayendo agua cinco veces más de lo que se recarga. Es obligación de nuestro Partido, y de cualquier comunista que se precie de serlo, estar presente en esta lucha dando nuestra alternativa a este problema estructural del capitalismo monopolista de Estado: La Reforma Agraria antilatifundista y antimonopolista.

La burguesía monopolista, representada en este caso por el Grupo Fuertes y los políticos lacayos, van a ocasionar la destrucción de los recursos naturales por sus ansias de acumulación de riqueza. Mientras los medios de producción estén en manos privadas y la ley de la libre competencia sea la que marque el ritmo de la producción, el control por los recursos naturales mediante guerras de rapiña, y la explotación desmedida llevada a los máximos extremos, serán las únicas alternativas del imperialismo.

Ante esta desoladora perspectiva solo queda organizarse para luchar por el fin del capitalismo y la socialización de unos recursos naturales de los que la clase obrera no puede verse privada, garantizando así el respeto al medio ambiente.

 

¡Salvemos el Arabí de las garras del capitalismo!

¡Organízate con el PCOE!

 

COMITÉ REGIONAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE) EN LA REGIÓN DE MURCIA




El transporte público y la miseria del capitalismo en Murcia

Repaso del conflicto

 

Desde los últimos meses, en Murcia se ha estado sufriendo un nuevo ataque del capitalismo a los derechos de los trabajadores. El transporte público, un sector más en la larga lista de servicios que se nos han estado arrebatando sistemáticamente, se encuentra en un estado crítico.

El realizar una afirmación como esta no es en absoluto sensacionalismo; aquellos que estamos sufriendo esta realidad lo podemos constatar, estamos incomunicados. Los servicios del transporte en Murcia ofertan menos de un 75% de los servicios previos a que se dieran las primeras restricciones de la pandemia de la COVID-19, un 20% si hablamos de las pedanías del municipio. A estas cifras, de por sí alarmantes, se le suman las restricciones sanitarias que mantienen el aforo en menos de un 50%. Las cifras hablan por sí solas: una reducción de la oferta de tales magnitudes es inconcebible si la intención de la administración es mantener un transporte público funcional, mucho menos eficaz. Por tanto, queda patente que su intención es la contraria, el desmantelamiento de los servicios públicos y el empeoro paulatino de las condiciones de vida de la clase obrera.

Somos los trabajadores los que tenemos que pagar por un servicio “público” deficiente e ineficaz, nuestro sueldo y nuestros impuestos van al bolsillo del empresario. Pues, no son solo los propios trabajadores los que sufren los efectos, también el resto de los trabajadores somos víctimas de este negocio. Nosotros, que tenemos ir cada día a nuestros centros de trabajo para poder subsistir. Nosotros, que no podemos permitirnos el transporte privado y mucho menos el faltar o llegar tarde al trabajo. Se nos están recortando los derechos, se nos está dejando incomunicados, esperando en la parada al próximo bus porque no quedaban plazas en el anterior o aislados por vivir en pedanías en la que no llega ni una línea de autobús.

 

¿Quiénes son los enemigos de los trabajadores?

 

Cabe preguntarse, ¿quiénes son los más afectados por estas medidas? Una vez más, y como siempre, la clase trabajadora. Los primeros en sufrir los recortes no fueron otros que los propios trabajadores de la empresa de autobuses LATBus, pues esta, argumentando “pérdidas”, mantiene a un 33% de la plantilla en ERTE con el beneplácito de la propia administración. Una vez más han sido los bolsillos de los trabajadores los primeros de los que se echa mano, pues los beneficios de los burgueses son intocables. De esto es lo que habla tanto la administración pública como la empresa privada, de sus beneficios, de su bolsillo, de su rentabilidad.

Esta situación llevó a los trabajadores a realizar una serie de concentraciones y una huelga que duró 24 días, que se desconvocó de forma infructuosa al poner sus esperanzas en las negociaciones con el Ayuntamiento y la Comunidad. Todo esto no sería posible si la burguesía no contase con una herramienta fundamental para socavar las fuerzas obreras: el sindicalismo amarillo, encarnado en esta ocasión en la USO, cuyas prácticas, al igual que sus hermanos CC.OO. y UGT, se basan en la movilización espontánea de los trabajadores. Engañándoles al ocultarle la realidad patente del capitalismo: la existencia de dos bandos diferenciados con intereses políticos distintos e irreconciliables.

Por un lado, tenemos al sector privado y a la administración pública, propietarios de las empresas y los medios de producción, cuyo único interés es su beneficio personal, sus ganancias económicas para sobrevivir a la crisis de deuda de los países capitalistas que se ha agravado con la pandemia. Por otro lado estamos los trabajadores, que buscando una vida digna vemos como se nos arrebata sin dudar nuestro empleo y sustento, nuestro techo y nuestros derechos.

Pero más peligrosos que los indudables enemigos son los aparentes aliados. En momentos como este no tardan en brotar como champiñones socialdemócratas y reformistas de todo tipo, que buscan amortiguar los choques entre clases para garantizar la paz social y que la burguesía no tenga que rendir cuentas por sus constantes abusos. Brotarán estos días aquellos que hablarán de la mejor gestión de lo público: “¡Yo sería un explotador mejor que este!”, es lo único que defienden. Quieren su trozo de pastel, pues saben que lo público también está bajo el control de la clase dominante.

Ni pacto social, ni capitalismo de rostro amable. Bajo el capitalismo la clase obrera está destinada a sufrir las penurias de un sistema anacrónico y en decadencia ininterrumpida. No es casualidad que durante las últimas décadas las crisis se hayan sucedido una tras otra, cada vez en espacios de tiempo más reducidos.

 

El socialismo es la única salida

 

El capitalismo es un sistema en quiebra y la tendencia decreciente de la tasa de ganancia hace que salten todas las alarmas de los monopolios y los políticos y sindicatos que están a su servicio como las marionetas que son. A la burguesía no le queda otra opción que intentar aglutinar todo el beneficio y los recursos disponibles, sustrayendo más y más el plusvalor que los trabajadores generamos con nuestra fuerza de trabajo. No nos engañemos, no es una cuestión aislada del conflicto del transporte, es una lucha de clases que se da en cada espacio de nuestra vida.

 

Ante tales hechos, el PCOE muestra su absoluta solidaridad y apoyo a los trabajadores del LATBus, organizados por la lucha de sus derechos laborales. Todas nuestras fuerzas deben estar al lado suyo en esta lucha.

Pero hay una verdad, y es que solo mediante la organización de la clase obrera consciente podremos superar este sistema que nos esclaviza y nos oprime. Solo mediante la organización y la lucha podremos arrebatar los medios de producción, las empresas, las minas, las industrias, los campos, etc. Solo con el socialismo, la dictadura del proletariado, la clase obrera será capaz de controlar su propio destino, dejando de estar sujeta a la voluntad de la clase de los capitalistas, de sus aliados y lacayos, construyendo un sistema completamente nuevo, donde no exista el beneficio privado.

 

¡El SOCIALISMO ES EL ÚNICO CAMINO!

¡TRABAJADOR, ORGANÍZATE EN EL PCOE!

¡POR LA UNIDAD DE LA CLASE OBRERA CONTRA EL CAPITALISMO!

 

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en la Región de Murcia




¡Libertad Pablo Hasel!

El pasado 26 de noviembre conocíamos que el Tribunal Constitucional rechazaba el recurso de amparo presentado por la defensa de Pablo Hasel, sentenciándole así a cumplir la pena de 9 meses de prisión y 5000€ por denunciar la corrupción, los atropellos y las miserias de la Casa Real y el Estado español. Junto a esta pena, pesa sobre él otra condena de 2 años de prisión por motivos similares, así como varios juicios pendientes por expresar aquello de lo que muchos periódicos y medios se han hecho eco, todo ello pone sobre las espaldas de Pablo Hasel 5 años de prisión, simplemente por expresarse.

Es notorio como, las mismas noticias que Hasel ha denunciado y que han sido respondidas con represión, detenciones y cárcel, las cuentan hoy día los medios generalistas, nacionales e internacionales, sin sufrir ningún tipo de pena ni repercusión. ¿Cuál es entonces la libertad de expresión de la que tanto alarde hacen los defensores y apuntaladores del régimen capitalista? ¿Dónde está aquella vacía promesa electoral de PSOE y Podemos sobre la derogación de la Ley Mordaza?

Pocos días más tarde los medios se hacían eco de una noticia relacionada con este aspecto, cuando Freemuse, una ONG consultada por la ONU que denuncia la represión de la libertad de expresión contra los artistas, denunciaba que España es el país con más artistas condenados por ejercer la libertad de expresión, sorprendentemente por encima de países como Turquía o Arabia Saudí. Ante esta situación, no se han pronunciado aquellos quien, con la intención de “asaltar los cielos” vendieron unas posturas totalmente opuestas a las que hoy día, y desde hace ya meses, vienen aplicando. Podemos entender entonces, que quienes ayer “asaltaban los cielos” vinieron más bien a asaltar las poltronas y a reforzar este Estado quebrado políticamente. Cabe destacar la excelente labor del Partido Comunista de España (PCE) en el blanqueamiento del “gobierno más progresista de la historia”, mientras el PCE y sus juventudes se manifestaban por la república el pasado domingo 6 de diciembre, Día de la Constitución, su Secretario General reivindicaba no hace mucho la labor de conciliación nacional en el periodo de la transición, y el papel fundamental del PCE en la aprobación de la constitución. Esa misma constitución que blinda a rey emérito y que perpetua la explotación del hombre por el hombre como base de la legalidad, es la misma que defiende el PCE en el Congreso, pero que luego “ataca” en la calle, “a Dios rogando y con el mazo dando”.

 

Esa misma constitución que defendía Enrique Santiago, y en la que el PCE jugó un papel fundamental, es base necesaria para la condena que hoy recibe Pablo Hasel. Esa “ley mordaza” que el partido en el que se integra el PCE prometió derogar durante las elecciones y que se mantiene no solo en su lugar, sino reforzada por las acciones del actual gobierno, es la que condena las críticas al sistema y la solidaridad con los represaliados.

El Partido Comunista Obrero Español hace un llamado a manifestarse en contra del encarcelamiento y condena de Pablo Hasel así como el de todos los artistas, twitteros, antifascistas y con todos aquellos represaliados y presos políticos del Estado español. También expresamos nuestra enérgica condena al PCE y su dirección, quienes fueron, son y serán cómplices de la represión, la explotación y el fascismo, y hacemos un llamado a todos aquellos militantes marxistas-leninistas honestos que todavía queden en las filas del PCE a abandonar de inmediato ese engendro podrido hasta el tuétano.

 

¡AMNISTÍA TOTAL!

¡SOCIALISMO O BARBARIE!

En Madrid a 22 de diciembre de 2020

Secretaría de Juventud del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)