1

La economía social, cuento burgués para incrementar la explotación. El ejemplo de COREN y SERVICARNE

La crisis estructural del capitalismo conlleva aparejada un ataque a los escasos derechos que todavía conservan los trabajadores en los países de régimen burgués. Para ello, los políticos al servicio de la burguesía no dudan en elaborar leyes cada vez más reaccionarias, que de facto, ilegalizan la acción sindical. Todo este conjunto de leyes y actuaciones con las que los sucesivos gobiernos del PP y PSOE, y sus muletillas, han atacado a la clase obrera y  han servido para mantener, e incluso acrecentar, el miedo en los centros de trabajo y para consolidar la dictadura de la patronal tanto de puertas del centro de trabajo para adentro, como para fuera, en el Estado burgués.

Así, una de las más nauseabundas estrategias de los patronos es el fomento del llamado “falso autónomo”. Los falsos autónomos, son obreros a los que la empresa obliga a darse de alta como tales, pero que como decimos son realmente trabajadores asalariados por su función. Una triquiñuela obscena, que sirve para que los empresarios ganen aún más a costa del producto de nuestra fuerza de trabajo, además de ahorrar pingües cantidades de dinero en otros conceptos como cotizaciones a la Seguridad Social, etc.

Otra práctica de la patronal es la de subcontratar servicios a terceros. Esto supone un gran ahorro de costes para las empresas y conllevan que los trabajadores de las empresas subcontratadas tengan unas condiciones laborales propias del siglo XIX.

De todas estas prácticas sabe mucho el tándem explotador COREN-SERVICARNE. Para maximizar los beneficios y ampliar la tasa de ganancia y de plusvalía, la empresa Coren subcontrata a la segunda, Servicarne, determinados servicios de su producción. Servicarne, a su vez, es una empresa formada por más de 5.000 falsos autónomos, con condiciones laborales esclavistas, y que demuestra cada vez que se enfrenta a trabajadores organizados un profundo odio de clase a los sindicatos y trabajadores, mostrando el carácter reaccionario propio del empresariado.

Los trabajadores de Servicarne y Coren, hartos de sufrir en sus carnes las consecuencias de un régimen explotador y criminal como es el capitalismo, han convocado numerosas movilizaciones para denunciar y exigir sus derechos laborales. Desde el PCOE nos solidarizamos con estos trabajadores, y apoyamos sus reivindicaciones.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que la lucha sindical no es suficiente, no es sólo una lucha económica, no sólo de trata de una lucha sindical por la mejora de las condiciones de trabajo. Es también una lucha ideológica. Esto es así porque como vemos, la clase dominante, la patronal, realiza una lucha en el terreno de las ideas y de la opinión contra los trabajadores en lucha. Para ello, se sirve de la prensa que es de su propiedad. Los periodistas defienden los intereses de los capitalistas, y no dudan en mentir, manipular, tergiversar y poner a los pies de los leones a los trabajadores para mantener el sistema económico actual y para servir de altavoz de los intereses de los empresarios. Contra esto, debe darse una lucha ideológica que explique al conjunto de la clase trabajadora que los problemas de su clase no son puntuales o aislados, sino que forman parte de un conjunto que es la lucha de clases.

Y es también una lucha política. El Gobierno, el Estado, la Unión Europea, representan los intereses de los capitalistas. Las leyes que aprueban son la voluntad de las clases dominantes hechas normas. En este sentido, los partidos políticos del sistema no dudarán en sacarse de la chistera tantas leyes hagan falta para mantener la tasa de ganancia de los monopolios y de los patronos, de las empresas como Coren y Servicarne. Por lo tanto la lucha también es política, para poner fin a ese Estado que defiende intereses ajenos a los de los trabajadores, por su misma esencia.

El PCOE llama a la clase obrera a solidarizarse y apoyar la lucha de los trabajadores de Coren y Servicarne, y de todos los sectores de las capas trabajadoras, con el objetivo de poner fin al robo sistemático que sufrimos por parte del gran capital. Asimismo hacemos un llamamiento a estos trabajadores, y al conjunto de la clase obrera, a trascender las fronteras de la lucha sindical, ilegalizada de facto, unificando las diversas luchas en una única lucha de clases contra la burguesía y su política, implementada por su Estado que es su instrumento de opresión y sometimiento del proletariado, con el objetivo de conquistar una auténtica democracia obrera, tanto en las empresas como Coren y Servicarne como fuera de las puertas de los centros de trabajo.

 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE) – GALICIA




Cerdanyola del Vallès, otro episodio de sindicalismo amarillo a nivel local

Como bien sabemos, los sindicatos C.C.O.O. y U.G.T.  no son sino herramientas del régimen para desarmar a la clase obrera y someterla a los intereses de la patronal, ocultos bajo un falso velo que les hace auto-abanderarse como representantes de los intereses de los trabajadores, mientras en privado y ya con la máscara quitada nos venden ya sea firmando EREs o subidas ridículas de salario del 1%, por citar algunos ejemplos reales. La ciudad catalana de Cerdanyola del Vallès, situada en la periferia de Barcelona, no escapa de estas dinámicas asociadas al sindicalismo amarillo. De este modo, Comisiones Obreras, que cuenta con su propia sección sindical con aparente cercanía al Ayuntamiento,  repartió el siguiente comunicado por los diversos departamentos recientemente:

CCOOC.C.O.O. realiza un manifiesto completamente desclasado donde, ciñéndose a pequeñas demandas en clave estrictamente economicista, demanda minúsculos parcheos que lejos están de planteamientos de empoderamiento para la clase obrera, la cual, por supuesto, ni siquiera es mencionada conceptualmente. Parcheos tales como: Cuestionamiento del reparto de tickets comedor para los trabajadores, realización o no de desplazamientos a la hora de ir a trabajar, cuestionamiento de los procesos de selección, etc. En definitiva una retahíla de demandas en clave tradeunionista (en términos del c. Lenin) que en ningún caso cuestionan la vigencia del trabajo asalariado ni el hecho de ser explotados por un Estado reaccionario como el español, ni mucho menos claman a la organización obrera desde el propio centro de trabajo.

Si bien la cuestión no acaba ahí, pues aunque es cierto que C.C.O.O. denuncia algunas dinámicas que son ciertas y que responden a la corrupción sistemática que se da en el sistema capitalista y que, como no puede ser de otra manera, vertebra el entramado burocrático del Estado, como es el caso de los procesos de selección (o su ausencia) a la carta o las decisiones internas a la hora de desplazar trabajadores de lugar, es troncal remarcar aquello ante lo que guarda silencio en lo que respecta a la realidad laboral de aquí:

-¿Por qué C.C.O.O. en tanto que supuesto representante de los trabajadores no intenta organizar, por ejemplo, al colectivo disperso de conserjes que representa casi el 6% de la plantilla (unos 28-30 trabajadores), con una carga de trabajo mucho más elevada que la media y, sin embargo, con las peores condiciones salariales, en el marco de una plantilla de unas 500 personas? Juegan un rol clave en la organización cotidiana de buena parte de los edificios públicos y sin duda tendrían capacidad de presión. Ante esta realidad C.C.O.O. ni dice nada, ni probablemente haya tomado conciencia de la misma o lo que es peor ni  tan siquiera entre en su imaginario organizar a colectivos con condiciones similares en pro de reivindicar sus derechos.

-¿Por qué C.C.O.O. a su vez no cuestiona que una entidad pública como es este Ayuntamiento, en teoría al servicio del bien común de sus ciudadanos, se aproveche de la progresiva precarización laboral impuesta por el sistema capitalista criminal para tener a gente contratada “en prácticas” (auxiliar administrativa en este caso) con una jornada tan o más larga que la de la mayoría de trabajadores, con las condiciones salariales y de coste de tiempo de vida miserables que eso representa? ¿Qué oportunidades de emancipación personal tiene alguien bajo dichas condiciones?

Sólo son algunos ejemplos que podemos poner desde esta pequeña esfera de conocimiento de la institución y del rol de los sindicatos amarillos en la misma, que no puede ser otro que la traición a la clase obrera en tanto que ni tan siquiera promueve su conciencia como tal ni cuestiona las relaciones de producción que la someten al trabajo asalariado,  yendo más allá aún en esta actitud puesto que incluso en el espectro ideológico en el que se mueven sus reivindicaciones son totalmente minimalistas y obvian, como hemos visto más atrás, casos de explotación aún más agudizados como el que representa un contrato en prácticas en la relación tiempo dedicado-salario recibido, muy por debajo de la media, reflejo de que un Estado con naturaleza de clase burguesa tiende a regirse, lógicamente, por dinámicas de expolio de plusvalía similares.

 

COMITÉ PROVINCIAL DE BARCELONA DEL PCOC




Venezuela, piedra de toque del oportunismo

Las organizaciones y líderes oportunistas internacionales braman, junto con la burguesía imperialista, contra la Revolución Bolivariana por sus movimientos político-institucionales. Los acontecimientos recientes demuestran que, sin el avance hacia el Socialismo Científico, la Revolución Bolivariana será derrotada.

 

El ataque de la burguesía contra el pueblo de Venezuela no cesa. Ni cesará hasta que éste se decida a instaurar una auténtica democracia obrera, es decir la Dictadura del Proletariado, o hasta que la burguesía nacional –ayudada, por supuesto, por el imperialismo norteamericano- logre ganar la guerra que tanto tiempo lleva en liza.

Esta guerra de la clase dominante por recuperar el control total de sus instituciones está logrando poner de relieve muchas de las contradicciones del sistema capitalista, está desarrollando la lucha de clases en Venezuela, muestra el fracaso –y los motivos del mismo- del reformismo y también destapa a las organizaciones y líderes oportunistas de todo el mundo.

Alberto Garzón es uno de los líderes oportunistas que más difícultades está encontrando a la hora de posicionarse políticamente y que no se le caiga la careta de revolucionario. Por dos motivos principales: no quiere retirar su apoyo a la Revolución Bolivariana por su política reformista del sistema capitalista, y porque no va a tolerar que haya ni un solo movimiento de avance hacia la dictadura del proletariado.

De esta manera, en pocas horas, le ha tocado hacer un artículo –titulado Sobre la Revolución en Venezuela en el diario Público– “aclarando” sus palabras del día anterior sobre la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que fueron: ”Me parece una mala noticia y lo que hay que hacer es llamar al diálogo y a la calma”. Un golpe político a la burguesía, como era la decisión del TSJ, le parece al revolucionario Garzón “una mala noticia”.

Un patético artículo con el que ha pretendido arreglar la gomita de la careta de revolucionario que rompió sin darse cuenta el día anterior. Un escrito precipitado en lo léxico –seguramente por la imperiosa necesidad del remiendo-, deformando -como siempre hace- la obra del maestro Karl Marx, lleno de vaguedades y generalismos sobre el proceso revolucionario que se da en Venezuela y que finaliza con un triste intento de darse la razón a si mismo utilizando a algunos miembros del PSUV.

El pueblo venezolano cuenta con la solidaridad del Partido Comunista Obrero Español en su lucha contra el imperialismo y en su defensa por los ataques de la burguesía nacional. De la misma manera, señala la necesidad política de zafarse del sistema agresor y criminal que es el capitalismo -aún vigente en Venezuela- y avanzar, dejando atrás el etapismo, hacia la creación de un Socialismo cada vez más urgente, necesario e impostergable para los intereses de la clase trabajadora venezolana.

 

D. García – Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Obrero Español (PCOE)




El caso de Cassandra o cómo el oportunismo blanquea el régimen del 78 y justifica la represión

Nuestro partido siempre se ha caracterizado por condenar y solidarizarse con todos los casos posibles de represión: la política, la ideológica, la económica, la sindical, etc., pese a que en ocasiones, no hemos recibido esa solidaridad cuando los nuestros han sufrido la represión. Sin embargo, la solidaridad no es cuestión de cargarse de medallas, ni un tema que deba ser utilizado para, cual experto en marketing, “vender” las bondades de una determinada postura ideológica. El PCOE se solidariza con toda represión contra el proletariado, porque es lo justo.

Sin embargo, no podemos decir lo mismo del oportunismo. El oportunismo, por su esencia, se encuentra cómodo en el sistema en que vivimos, niega el carácter de clase del Estado y sus instituciones y, para ellos, el problema es la aplicación incorrecta de las leyes o los perniciosos efectos de la economía que soliviantan su moralidad pequeñoburguesa. Es decir, el oportunismo niega el carácter político de los problemas en el sistema capitalista, no yendo nunca a la raíz de los mismos sino quedándose en los efectos superficiales.

En este sentido se enmarcan las palabras de la entrevista concedida por la mediática Cassandra, la tuitera de los chistes de Carrero Blanco. Y decimos mediática porque su proximidad al partido oportunista de nuestro tiempo, Podemos, ha hecho que este caso tenga más visibilidad que las decenas de usuarios de la red social Twitter que se enfrentan a condenas por lo mismo, y de los que nadie habla. Por no hablar de casos de represión más graves, pero ese no es el asunto. El asunto está en que Cassandra, desde una actitud individualista basada en el “yo”, en el “que hay de lo mío”, ha pretendido descargar en otros las acusaciones vertidas contra ella, a la par de legitimar al Estado represor para ver si así capeaba el temporal.

Para Cassandra, y para el oportunismo en general, la Audiencia Nacional no es un tribunal de excepción, sino un instrumento válido que, según los oportunistas, a veces se le va la mano. Para esta oportunista y sus adláteres, la represión contra el pueblo vasco era justa y necesaria debido a la “maldad” intrínseca de la organización armada ETA. Por supuesto, la oportunista hace mutis por el foro de la falta de democracia que impide al pueblo vasco ejercitar sus derechos democráticos como nación. Para esta oportunista, los partidos políticos no son representantes de las diversas clases y capas sociales, sino que son agentes por encima de estas clases cuyo actuar debe ser el consenso para resolver los problemas de “la gente”. Para Cassandra, el yihadismo sale “del aire”, aparece de la nada por generación espontánea. Parafraseando al gran Olmo Dalcó en Novecento, diremos que han sido los imperialistas los que han plantado a los yihadistas, los han querido, les han pagado….

En definitiva, Cassandra blanquea al régimen del 78, cada vez más reaccionario. Cassandra justifica la misma represión que sufrió como algo necesario, como un mal menor contra todo aquello que amenace el sistema político en que tan cómodamente se encuentra. Cassandra, desde el individualismo, clama su adscripción al régimen del 78 para mejorar su situación personal y no duda en disparar contra, y poner en la diana a cuanto caso de represión que no sea el suyo haga falta.

Por todo ello, condenamos el oportunismo político ante la represión del Estado burgués, condenamos lo “políticamente correcto” en lo que a la represión de la disidencia se refiere y nos solidarizamos con todos aquellos que realmente sufren la represión del Estado, de sus medios de manipulación, de la patronal o de cualquier elemento que quiera mantener este sistema putrefacto, reaccionario y caduco que ya solamente se sostiene por la violencia.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Yemen y la esencia criminal del imperialismo. El PCOE se solidariza con el pueblo de Yemen

El PCOE se solidariza con el pueblo de Yemen, así como condena la criminal agresión bélica que sufre el país arábigo desde hace dos años por parte de una coalición árabe liderada por la satrapía de Arabia Saudí. Dicha agresión ha causado más de diez mil civiles muertos, un país devastado por los bombardeos, y un silencio vergonzante de la tan cacareada “comunidad internacional” que tanto alza la voz cuando los autores intelectuales de levantamientos reaccionarios y asesinatos, como Capriles Radonski, se enfrentan a la justicia.

Tenemos que recordar que tanto la teocracia wahabbita de Arabia Saudí, como los emiratos petroleros que forman parte de la coalición agresora, son los principales financiadores, patrocinadores, logísticos e ideólogos del terrorismo islámico. Arabia Saudí es el principal baluarte de las organizaciones terroristas que masacran a los pueblos de Oriente Medio, está vinculada a los atentados ocurridos en países  europeos y, a pesar de todo ello, la burguesía occidental no duda en seguir haciendo negocio con ellos a la misma vez que reclama recorte de libertades contra el “terrorismo islámico“, que es patrocinado por su principal aliado saudí.

En cuanto al estado español, se ha confirmado que armamento fabricado en España es utilizado para bombardear y masacrar al Yemen. El Reino de España vende las armas primero y después, so pretexto del terrorismo que ellos mismos posibilitan, sacan leyes para reprimir al pueblo trabajador. El negocio es redondo. El capitalismo es el verdadero asesino. Arabia Saudí es uno de los principales clientes armamentísticos del Reino de España, e incluso sectores del reformismo jalean la venta de maquinaria de guerra al régimen con el pretexto de que “crea puestos de trabajo“.

Desde el PCOE condenamos esta violencia contra el pueblo yemení, que es soberano de decidir libremente su futuro. Asimismo condenamos el silencio hipócrita de quienes siempre condenan la violencia legítima de los oprimidos, pero callan ante estos casos. Condenamos al régimen del 78 por sus vinculaciones económicas con la medieval Arabia Saudí, y condenamos asimismo a dicho estado wahabbita como cómplices, instigadores y ejecutores tanto del genocidio yemení como del terrorismo islámico.

COMITÉ EJECUTIVO DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Apoyo y solidaridad con la compañera María Vera

El Partido Comunista Obrero Español quiere mostrar su solidaridad de clase con la compañera María Vera, delegada sindical en el Hotel Tres Reyes de Iruñea-Pamplona y coeditora de Templando el Acero.

El despido que la empresa ejecuta sobre ella es el enésimo ejemplo de represión política e ideológica sobre una trabajadora organizada y comprometida tanto en la defensa de los derechos laborales de sus compañeros de trabajo como en la divulgación de obras marxista-leninistas y de autores revolucionarios. Se le castiga por mantener una posición combativa contra un sistema represivo como es el Capitalismo, que sustenta a una clase social que impide sistemáticamente que los trabajadores tengamos una vida digna.

Enviamos todo nuestro apoyo a la compañera María Vera y exigimos que sean restituidos, sin condiciones e inmediatamente, todos sus derechos tanto laborales como sindicales en el centro de trabajo.




La extrema derecha como destructora de la Memoria: Torrecampo y el anti-fascismo

Vivimos en un momento en el que los medios de comunicación blanquean a la extrema derecha a la vez que se criminaliza la respuesta anti-fascista. Por ejemplo, vimos como se defendía a un futbolista neonazi mientras se tachaba de delincuentes a la afición que protestó ante su fichaje. Por su parte, el diario El Confidencial trataba de humanizar a la extrema derecha con un artículo titulado: “¿Qué música escucha la alt-right? La derecha alternativa se parece mucho a nosotros”. Estos son sólo un par de ejemplos recientes.

En este contexto podríamos situar la cancelación (a sólo tres días antes de lo acordado) del acto de homenaje a un luchador antifascista como fue Florián Andújar García por parte del Ayuntamiento de Torrecampo (Córdoba) liderado por el Partido Popular (PP).  El homenaje consistía en la inauguración de una fuente formada por tres bloques de granito, la central más elevada que el resto, donde brotaría el agua. A su izquierda, habría un texto explicativo consistente en la traducción de la inscripción de la tumba de Florián Andújar García en Francia y unos versos del poeta José Ángel Valente.

¿Qué motivos han causado esto?

En primer lugar, varios medios de comunicación como el informativo de Canal Sur o el Diario Córdoba han hablado de “presiones” por parte de algunos vecinos, las cuales causaron un “ambiente enrarecido”. No sería de extrañar. Al contrario de otros países donde los luchadores contra el fascismo son homenajeados cada año por las instituciones estatales, en España la extrema derecha ha estado protegida por su sistema político.  De esta forma, el actual Jefe del Estado español ignora las demandas populares para una Ley de Memoria Histórica, a la que vez que hipócritamente homenajea a los españoles que liberaron París de los nazis en una visita oficial a Francia.

La extrema derecha tiene capacidad de presión para suspender aquello que amenace sus intereses. Esto no es algo nuevo. Dejando a un lado el terrorismo ejercido durante el período conocido como Transición o los asesinatos, coacciones y agresiones que tienen a sus espaldas, la extrema derecha ha logrado suspender proyectos que rescatan la Memoria Histórica de los represaliados en la Guerra Civil y en la posguerra. Un ejemplo es el relacionado con el impacto que causó el documental Rocío (1980) dirigido por Fernando Ruiz Vergara, una de las primeras producciones que trató el tema de la represión en la Guerra Civil y que señaló a grupos de hermandades rocieras en la misma. El documental fue el primer filme censurado tras la aprobación de la Constitución de 1978 por presiones de la extrema derecha de la zona de Almonte.

En segundo lugar, en un comunicado oficial del Ayuntamiento de Torrecampo, el alcalde Francisco del Castillo Cañizares y su equipo de gobierno ha desmentido que haya habido presiones y afirma que se debe a una supuesta “politización” del acto. Dejando a un lado el intento de apropiación oportunista por parte de algunas formaciones, cabría preguntarse: ¿Cómo podría “despolitizarse” un acto que conmemora a un héroe antifascista?

El PP defiende una relectura de la figura de Florián Andújar García “descafeinada”, donde su posición antifascista aparece en un segundo plano, presentándolo en su comunicado como un “luchador por la libertad y por los ideales democráticos”. ¿Contra quién luchaba Florián Andújar García (y otros muchos españoles)?

Florián Andújar García nace el 4 de mayo de 1912 en Torrecampo, provincia de Córdoba, en el seno de una familia de jornaleros. Durante la Guerra Civil combatió a las tropas fascistas en defensa de la República y el Frente Popular. Al igual que otros muchos españoles, tuvo que exiliarse en Francia, siendo internado en el campo de concentración de Argeles-sur-Mer. Por orden del gobierno francés es asignado a una de las Compañías de Trabajadores Extranjeros (Compagnies de prèstataires étrangers), siendo destinado a Annecy (Alta Saboya) en septiembre de 1940, cuando ya había sido iniciada la Segunda Guerra Mundial y Francia estaba ocupada por los nazis.

Florián Andújar García romperá la disciplina de la Compañía y pasará a combatir junto a la Resistencia Francesa contra la ocupación nazi. Formará parte de los 56 españoles que combatirán en la batalla de Glières, considerada por algunos historiadores como “la primera gran batalla de la Resistencia”, la cual influyó en la decisión Aliada de llevar a cabo el Desembarco de Normandía.

Morirá a los 32 años en esta batalla el 27 de marzo de 1944. Sus restos están enterrados en la Necrópolis Nacional de Morette (Alta Saboya, Francia), junto a los de otros 105 resistentes caídos en Glières. El gobierno francés le condecoraría a título póstumo con la Legión de Honor y se elevaría un monumento para estos combatientes en 1973.

La derecha insiste en la necesidad de “cerrar heridas” a la hora de hablar de la Guerra Civil, a la vez que el Ministro del Interior Fernández Díaz participa en actos a favor de la División Azul (que luchó con la Alemania Nazi en la invasión de la Unión Soviética, produciendo cientos de miles de muertes en el asedio de Leningrado), pretendiendo fusilar la Memoria al igual que sus antecesores hicieron con nuestros héroes, creyendo que con ello llevan al olvido sus ideas, así como impiden juzgar los crímenes de la dictadura.

La derecha no sólo no condena el pasado fascista, sino que nos impide tener nuestra propia memoria. El caso de Torrecampo es sólo un ejemplo más.

 

COMITÉ PROVINCIAL DE CÓRDOBA DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE) 




Miguel Hernández, poeta del pueblo y comunista militante

Nos decía Lenin que la burguesía suele apropiarse de figuras del movimiento obrero, para vaciarlas de contenido de clase y difundir tan solo aquellas partes que no son molestas para su concepción del mundo y de la lucha de clases. En este sentido, podemos observar como estos días se reivindica la figura del poeta comunista Miguel Hernández, y remarcamos lo de comunista, puesto que una amalgama de socialdemócratas, reformistas, e incluso la derecha española loan al poeta oriolano, siempre descargándolo de contenido de clase.

Tenemos que tener claro que Miguel Hernández fue un poeta, un poeta del pueblo y comunista militante. No fue un reformista, no fue un socialdemócrata, tampoco quedó cómodamente en su burbuja intelectual ajeno a los acontecimientos que lo rodeaban. No, Miguel Hernández combatió al nazifascismo que anegó España en sangre en 1936, se encuadró en el Quinto Regimiento y luchó con la palabra, con la pluma, y con las armas contra el fascio criminal.

Así, luego de acabada la contienda, entregó su vida a la causa de la clase obrera, el supremo sacrificio, nunca doblegándose ante el fascismo criminal que quiso apropiarse de su figura y de su arte, a cambio de la renuncia a los principios. Miguel nunca se rindió, siguió combatiendo al fascismo desde el presidio hasta que exhaló su último aliento. Es por ello que la sola pronunciación del nombre de  Miguel Hernández por parte de los herederos del fascismo instaurado en 1939, y de aquellos que aceptaron la reforma de este transmutado en régimen del 78, es un insulto a su memoria y a la de miles y miles de antifascistas caídos en los campos de España.

Afortunadamente, pese a que los vientos tratan de llevarse la figura de Miguel Hernández a campos alejados del pueblo, del comunismo por el que dio su vida, siempre habrá en los páramos de España gente que nunca doblará la frente ante aquellos que hablan de echarnos un yugo sobre el cuello. Así pues, con la cabeza bien alta y apretados los dientes, el PCOE quiere recordar la figura de Miguel Hernández en este aniversario de su fallecimiento y recordarlo como lo que verdaderamente fue: el poeta de la España antifascista y un comunista ejemplar.

 

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




El reaccionario Rajoy reconoce la superioridad democrática de la URSS

Los representantes políticos de la burguesía por fin lo reconocen, aunque no fuese esa su intención. Su mediocridad les lleva a utilizar argumentos que se vuelven en su contra. En este sentido, son de un valor incalculable para cualquiera con una mínima noción de lo que es una democracia las palabras del presidente Rajoy. En un acto para la militancia de su reaccionaria organización, Rajoy cargó contra el derecho de autodeterminación aseverando que tan solo la URSS y Yugoslavia eran los únicos países en los que dicho derecho figuraba en sus leyes, lo cual es absolutamente cierto.

En la URSS figuraba el derecho de autodeterminación, entendiendo este como el derecho a la separación si así lo decidiese la nación que lo llevara a la práctica. Es decir, tanto en la cuestión nacional, como en todas las cuestiones, la URSS era un millón de veces más democrática que el Reino de España.

Uno de los principios de todo comunista, de toda organización nacional proletaria, es respetar el derecho democrático de todas las naciones a la autodeterminación. Es decir, un pueblo jamás puede ser libre si oprime a otros, y niega a otros pueblos la capacidad de organizarse de manera nacional. Al mismo tiempo, el socialismo lucha por la unión de todo el proletariado por encima de barreras nacionales, pero siempre entendiendo que esa unión de las naciones debe ser desde una perspectiva de total igualdad y libertad.

Así, desde la proclamación de la República Socialista Rusa en 1917, se concedió el derecho de autodeterminación a las nacionalidades que formaban parte del antiguo Imperio Ruso, desde Febrero de 1917 República Rusa, régimen burgués que también negaba dicho derecho. Tras la Gloriosa Revolución Bolchevique de Octubre, los pueblos de Finlandia, Polonia, Ucrania, territorios asiáticos del ex-Imperio Ruso ejercieron dicho derecho y se configuraron como naciones independientes.

¿Hay una prueba mayor de la superioridad democrática de la URSS sobre un Reino de España que niega el derecho de autodeterminación a las naciones vasca, catalana y gallega? No solamente eso, sino que durante toda su existencia, la URSS fue el faro que guió las esperanzas de los pueblos del mundo oprimidos por el imperialismo y el colonialismo. Así, naciones como China, la India o Turquía, vieron en la joven república de los soviets el aliado en la lucha contra la imposición nacional de los imperialistas. Tras la Segunda Guerra Mundial, el movimiento descolonizador volvió a caminar de la mano de la experiencia socialista para llevar la autodeterminación y la democracia a las colonias subyugadas y saqueadas por el imperialismo. Países como Cuba, que eran poco más que un protectorado de los Estados Unidos, alcanzaron en el socialismo su auténtica emancipación nacional. Esta unión del socialismo y la lucha por la liberación de los pueblos, trajo también consigo que muchos movimientos de liberación nacional transitasen al socialismo, al darse cuenta de que la auténtica liberación nacional sólo puede darse fuera de las cadenas del capitalismo.

Por eso, pese a que el burgués Rajoy utilizase de forma peyorativa el reconocimiento del derecho de autodeterminación en la Constitución Soviética, no deja de ser una muestra más de la superioridad democrática de la URSS. El Reino de España sufre de problemas nacionales no resueltos. El centralismo españolista promovido por las fuerzas que defienden el capitalismo monopolista, contrasta con las aspiraciones de los pueblos a decidir libremente su futuro. Es por ello que desde el PCOE exigimos al Reino de España que reconozca el derecho democrático de autodeterminación a las diferentes naciones que actualmente componen este Estado. Al mismo tiempo, es lamentable – pero lógico –  comprobar la postura del reformismo que incide en la idea de la “España única e indivisible”, lo cual pueda dar réditos electorales  a corto y medio plazo pero es una aberración contra los principios y contra la democracia. Llamamos asimismo a la clase obrera española a apoyar este derecho, pues no podemos emanciparnos como clase si coartamos los derechos democráticos de las naciones a disponer libremente de su futuro.

El PCOE siempre se situará del lado de la lucha por el derecho de las naciones a la autodeterminación, así como por la unión del proletariado, sin imposiciones, en virtud del principio del internacionalismo proletario, por el socialismo, único sistema político en el que la cuestión nacional será finalmente resuelta.

COMISIÓN DE AGITACIÓN Y PROPAGANDA DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E.)




Resolución del Pleno del Comité Central

El proceso de descomposición del capitalismo monopolista se acrecienta con cada día que pasa. Las guerras imperialistas y la militarización de la economía dejan bien a las claras cual es la única vía de salida que el imperialismo posee.

En el estado español la crisis económica, desde hace una década, no hace más que agudizarse por cada día que pasa. Las medidas que los sucesivos gobiernos de la burguesía adoptaron para tratar de salir de la misma la han intensificado, todavía más, llevando al estado a una situación de quiebra económica. La crisis económica ha llevado al estado español a una crisis política e institucional que, también se agrava a pasos agigantados.

La bancarrota política es inmensa, las cuestiones que la burguesía y su sistema debieran haber resuelto, como la cuestión nacional, no sólo no lo han sido sino que, fruto de la situación económica, le ha estallado en Cataluña donde se evidencia la naturaleza reaccionaria del estado español negando el derecho democrático que tiene la nación catalana a la autodeterminación y persiguiendo  políticamente, utilizando la Judicatura para ello, a aquéllos que defienden un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

El estado se encuentra asolado por la corrupción, que afecta a todas las instituciones que lo componen, desde la Corona hasta el ayuntamiento más minúsculo del municipio más recóndito. La Justicia burguesa  muestra con nitidez lo que es, el instrumento del estado que se encarga de reprimir al pueblo y de legalizar todos los atropellos de la burguesía y otorgarle impunidad absoluta, como los hechos se han encargado de demostrar en el caso Bankia, el caso Urdangarín o el caso de los EREs, donde los tribunales hacen todo tipo de triquiñuelas y argucias jurídicas para impedir que la burguesía ladrona pise la cárcel, e incluso que se sienten en el banquillo,  a la par que es inmisericorde para arremeter contra los trabajadores, sindicalistas, comunistas, raperos, etcétera.

El descrédito del estado cada día es mayor entre las masas populares que se movilizan de manera fragmentada rechazando las políticas impuestas por el estado saliendo en defensa de la sanidad pública, de la educación pública, de las pensiones, etcétera. Por otro lado, la lucha en los centros de trabajo se produce, también, de manera fraccionada y aislando los conflictos laborales los unos de los otros, como consecuencia de la acción de los partidos políticos y sindicatos del sistema, auténticos traidores vendidos a la burguesía, que tratan de aislar al  máximo a los trabajadores de las distintas empresas y sectores de la producción con objeto de impedir que las distintas luchas económicas se transformen en lucha política que ponga contra las cuerdas, y noqueé a la burguesía y su criminal sistema.

A tenor de todo lo expuesto, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español adopta las siguientes

RESOLUCIONES:

  1. El V Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español considera que el conjunto del Partido debe ponerse de manera inmediata a trabajar por unir las diferentes luchas en un Frente Único, clasista, convirtiéndola en una única lucha de clase contra la burguesía y su  sistema capitalista, siendo necesaria la Huelga Política de todo el Pueblo contra el sistema y por el Socialismo. ¡POR LA HUELGA DE TODO EL PUEBLO CONTRA EL SISTEMA!
  2. El V Pleno del Comité Central del Partido Comunista Obrero Español considera que es esencial el fortalecimiento del sindicalismo de clase, cuya referencia a nivel mundial es la FSM. Los sindicatos del sistema – CCOO y UGT – son sostenidos exclusivamente por el estado de los monopolios, exhibiendo una debilidad enorme, por esta razón, los militantes del PCOE deben trabajar por el desarrollo del sindicalismo de clase y por la reunificación de los distintos sindicatos de clase en torno a la Coordinadora Sindical de Clase de tal modo que se conforme un gran sindicato de clase que se erija en alternativa y enterrador del sindicalismo corrompido y traidor de los sindicatos del sistema.

PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (P.C.O.E)

Madrid, a 25 de marzo de 2017.