1

Han dado en hueso duro

El despido de nuestro secretario general por parte de AYESA, empresa de la que es accionista la Junta de Andalucía, es sin duda una manifestación clara del carácter del régimen. Para nosotros es una persecución política en toda regla y como tal hay que valorarlo.

Nuestro partido basándose en las experiencias históricas ha denunciado y continuará haciéndolo, que las instituciones en el sistema capitalista están al servicio exclusivo de la clase burguesa y hemos afirmado que pretender cambiar esta sociedad utilizando dichas instituciones es una quimera. El hecho de que Susana Díaz Presidenta de la Junta no haya accedido a la reunión que le solicitara el comité de empresa, para tratar de la vulneración de los derechos de los trabajadores en AYESA, la hace cómplice de dichas vulneraciones, porque la Junta de Andalucía no puede ser en calidad de accionista y de gobierno de los andaluces, ajena a todas las tropelías que comete su empresa.

Naturalmente, Susana Díaz, no está haciendo una excepción con nuestro secretario general, porque la Junta de Andalucía, el PSOE, arrastra tras sus espaldas toda una historia de negación de los derechos de los trabajadores; sin embargo, en este caso, la persecución es sobre una persona determinada, pues no se puede olvidar que el motivo que esgrime la empresa para el despido es la entrega de la carta a la Presidenta de la Junta de Andalucía, porque según ella” atenta a la honorabilidad y credibilidad de AYESA”; pero la carta estaba suscrita por el Comité y fue entregada por una representación del mismo, ¿por qué entonces, se despide a nuestro Secretario General?

Porque Francisco Barjas armado con la ideología obrera, impugna todos los argumentos políticos y económicos que esgrime la empresa para mantener el estado de terror entre los trabajadores, porque Francisco Barjas no actúa unipersonalmente sino como militante de un partido revolucionario, que le explica a los trabajadores de manera científica el comportamiento de su patrón. Porque nuestro Secretario General les inculca a los trabajadores la dignidad de ser trabajador; les descubre racionalmente que el capitalismo es un sistema cruel, que carece absolutamente de humanismo y además no vuelve jamás la cara a las ofensivas de la empresa. Pero especialmente, porque trata de organizar a sus compañeros y unirlos al conjunto de los trabajadores para librar grandes batallas contra el sistema que les oprime.

AYESA, no despide a un simple trabajador, que ya es un delito horrible, lo que hace con la expulsión del camarada Barjas es dar un toque de atención para todo luchador honesto, esté empleado en la empresa que éste, pues los capitalistas actúan siempre pensando en su clase. Mas aquí se equivocan, porque han dado en hueso duro, porque tendrán su respuesta. Y será así, porque el PCOE no se doblegará y mucho menos se detendrá en su táctica de generar conciencia de clase y colectiva entre los trabajadores; por el contrario, la represión solo nos hace sentirnos orgullosos de no ser queridos por la clase más odiada de toda la historia.

NO AL DESPIDO DE FRANCISCO BARJAS

POR EL SOCIALISMO

COMITÉ PROVINCIAL DE SEVILLA DEL 

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL




Grecia y los efectos de la sociedad de clases

Deberían ser suficientes los efectos criminales del capitalismo en sus eslabones débiles como África o América Latina para oponerse a dicho régimen y apostar por un cambio radical.

Pero a mucha gente le calan las fantasías del “Estado del bienestar” de un supuesto capitalismo domesticado representado por la “moderna” y “avanzada” Unión Europea.

Por eso hemos tomado como ejemplo a Grecia por ser también pionera en el nacimiento del Estado y de una democracia que los “demócratas” capitalistas siempre han elogiado a pesar haberse edificado sobre la esclavitud.

Veamos cuál es el resultado hoy día de la sociedad de clases que sigue siendo el capitalismo a pesar de los avances tecnológicos acumulados en los últimos siglos y de la inmensa capacidad de producción de bienes materiales. Antes que nada hay que aclarar que estos avances no son méritos del capitalismo sino del propio ser humano que ya antes de existir élites, aristocracias y demás clases parasitarias dio saltos revolucionarios tan importantes como la agricultura y la ganadería ya en el neolítico.

En la Grecia capitalista de hoy a pesar de gobiernos ilusionistas como el de Syriza casi la mitad de la población no recibe atención médica y hay un aumento vertiginoso de pacientes con SIDA, tuberculosis,  enfermedades mentales, suicidios e incluso de la malaria. Los hospitales públicos cobran por atender y hay miles de niños sin vacunar o enfermos que mueren por no poder pagar un tratamiento médico por ejemplo contra el cáncer.

En la Grecia capitalista de hoy los hijos de los trabajadores ven su infancia quebrada porque son separados de sus padres por cuestiones económicas. El 40% de los niños griegos son pobres (porque sus padres lo son) y los casos de niños sin familia se han duplicado en los últimos años.

En la cuna de la democracia clasista europea una generación de jóvenes es desperdiciada (el 52% de los jóvenes no tienen trabajo) y a los mayores se les niega un retiro en paz (el 45% de los jubilados son pobres).

Esta es la situación a la que tiende inevitablemente el capitalismo en primer lugar como sociedad dividida también en amos y siervos modernos. Pero también porque inevitables son sus crisis, inevitable el endeudamiento de los Estados que corren a salvar a la banca y a los monopolios. Jamás el Estado ha tenido como objetivo el “bienestar” de la clase obrera y engañan quienes así lo pregonan.

Defender esta democracia y su Estado es defender la sociedad de clases y todo lo que conlleva. Nosotros los comunistas sí pregonamos que es necesario y posible materialmente vivir en un mundo sin clases, sin miseria y sin guerras. 




En el capitalismo el desnudo es indecente pero no el lucro ni la guerra

Nos situamos en Dinamarca, uno de los países escandinavos que ejerce de modelo a los socialdemócratas y demás reformistas para ensoñar con una vía intermedia entre Capitalismo y Socialismo.

En este país “vanguardia” del Estado del “bienestar” europeo acaban de prohibir una exposición de la fotógrafa Mathilde Grafström por calificarla de “indecente y ofensiva”1

¡Quién lo iba decir en nuestra Europa punta de lanza de la “libertad de expresión”!

Cuánto cinismo desparraman nuestras “democracias avanzadas y desarrolladas” cuando se escandalizan por el desnudo natural de una mujer y por otro lado consienten y defienden la existencia de riquezas incalculables en manos de una minoría y la miseria en forma de desahucios, enfermedades mentales, falta de futuro, atención médica correcta, jubilación digna o de una alimentación adecuada para una mayoría de la sociedad.

En Dinamarca es decente que el dueño de Lego, Kjeld Kirk Kristiansen, haya amasado una fortuna de 10 mil millones de euros al mismo tiempo que un 13% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. También es decente que el exprimer ministro danés Anders Fogh Rasmussen haya presidido la OTAN -la organización bélica del capitalismo que más crímenes ha cometido contra los pueblos del mundo- durante 5 años2. Por cierto, lo ha sustituido en el cargo Jens Stoltenberg exprimer ministro de otro país escandinavo “ejemplar” como es Noruega.




¡VIVA LA DEMOCRACIA!

En el día de ayer se celebraron los comicios que dan carácter democrático al sistema. Nuestro partido, nutrido de camaradas jóvenes que jamás se habían enfrentado a un reto tan importante, lo encaró con energía y firmeza desarrollando un despliegue de esfuerzo sobresaliente, como corresponde a una organización comunista.

Sabíamos que encontraríamos muchos obstáculos, pero pensábamos que serían hechos aislados como consecuencia de nuestra inexperiencia al respecto. No estamos acostumbrados a cumplimentar tantos trámites burocráticos. Pero gracias a nuestro quehacer fuimos salvando todas las trabas, como la recogida de las 1500 firmas avales -requisito indispensable para poder concurrir a las elecciones-, el alistamiento de la candidatura, la petición de lugares para celebrar nuestros mítines y para realizar nuestra propaganda electoral, etc. Como quiera que nuestro gobierno e incluso los partidos mayores -haciendo gala de una insolente profesión democrática- habían acusado a Cuba y Venezuela de ser países que no tienen elecciones libres, creímos que nuestros adalides salvaguardaban la pureza de la nuestra.

Sin embargo la realidad fue otra muy distinta. Después de recibir los beneplácitos -documentos legales- de las Juntas electorales correspondientes para celebrar nuestros mítines, nos lo impidieron con los hechos: tanto en el colegio elegido en Carmona como el Centro Deportivo de Hytasa (Sevilla) nos negaron los lugares para celebrar los actos, porque no tenían comunicación de las sacrosantas Juntas Electorales. Naturalmente, los celebramos en donde y como quisimos, se opusiera quien se opusiera.

También en el momento “supremo” de la democracia burguesa, cual es el acto de votar, tuvimos nuestros inconvenientes. En muchos colegios no estaban nuestras papeletas en algunas de sus mesas: Parque Alcosa, Polígono de San Pablo, Dos Hermanas, San Jerónimo, Alcalá de Guadaira, Macarena… Aunque el caso más sangrante lo encontramos en el Colegio de los Salesianos de Triana. Gracias a un amigo del partido que fue a votar nos enteramos que no están nuestras papeletas, nos dirigimos hacia allá y efectivamente, aunque habían trece motones –cantidad de organizaciones participantes en Sevilla- no estaba el del PCOE, pero habían dos de PODEMOS. Se hizo la oportuna reclamación y se subsanó la “anomalía”, tras cuatro horas sin papeletas. Aunque hicimos la reclamación en acta, no podíamos acusar a nadie, porque podía haber sido un error de los señores encargados de colocar dichas papeletas. Pero a las cinco de la tarde, nuestras listas no se encontraban de nuevo, porque habían colocado encima de ellas boletos de PODEMOS.

Se terminó la democracia y volvemos a la realidad, cual es que nuestro Secretario General ha sido despedido poco después de conocerse que se presentarían como cabeza de lista por el PCOE. El delito que se le imputa es que en calidad de Presidente del Comité de Empresa de  AYESA ADVANCED TECHNOLOGIES y en nombre de dicho comité entregó una carta a la Presidenta de la Junta de Andalucía, por ser esta entidad pública accionista de dicha empresa. En la carta se pedía a Dª SUSANA DIAZ una reunión para denunciarle la vulneración de los derechos de los empleados, especialmente el despido de trabajadoras embarazadas, de baja maternal o por tener reducción de jornada por menor, la respuesta fue el despido de nuestro camarada.

Esta es nuestra realidad cuotidiana que ni PP, ni PSOE, ni PODEMOS, ni Cs y ni IU, van a solucionar ni pueden, porque se trata de lucha de clase a la que ellos han renunciado en nombre de una difusa y desclasada ciudadanía. Ninguna democracia emanada del sistema capitalista pondrá fin a estas tropelías, que constituyen el sostén del régimen ¿Qué otra forma tiene el capitalista para mantener su poder, para enriquecerse, si no es sobre el abuso, el atropello y la explotación de los trabajadores?

La democracia que nosotros aceptamos, es la que parta de los propios trabajadores y ésta solo puede advenir con la lucha en los centros de trabajo y en las calles, pues la “democracia” en el capitalismo solo dura diez minutos para el trabajador, el acto  de votar.

EL COMITÉ PROVINCIAL DEL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL, llama a todos los trabajadores, al pueblo en general, a hacer caso omiso a los cantamañanas servidores de su señor el capitalismo, para construir la unidad en las empresas y barrios conformando el FRENTE UNICO DEL PUEBLO.

ORGANICEMOS ASAMBLEAS DE LOS TRABAJADORES ACTUALMENTE EN CONFLICTOS PARA FRENAR LOS ABUSOS DE LOS CAPITALISTAS Y PARA CONSTRUIR LA  OFENSIVA TRABAJADORA A TRAVÉS DE LA ASAMBLEA DE COMITES, DELEGADOS Y TRABAJADORES (ACDT).

MIENTRAS EXISTA EL CAPITALISMO NO HABRA DEMOCRACIA PARA EL PUEBLO TRABAJADOR

READMISION DE FRANCISCO BARJAS

COMITÉ PROVINCIAL DE SEVILLA DEL

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Mitin del PCOE censurado en Sevilla

Con la de ayer día 18 de Diciembre de 2015, el PCOE suma dos censuras consecutivas sobre sendos mítines políticos que nuestro partido tenía autorizados celebrar en la provincia de Sevilla. El primero (que ya denunciamos en un anterior comunicado) debía haber tenido lugar en un colegio público de Carmona el pasado 10 de Diciembre y este segundo ayer en el centro deportivo del barrio obrero de Amate de la capital hispalense. La Junta Electoral de Zona de Carmona y la Junta Electoral de Zona de Sevilla, respectivamente y que a su vez dependen de la Junta Electoral Central, debían haber notificado a dichas instalaciones la celebración de nuestros mítines. Sin embargo obviaron su comunicación en el tiempo y en la forma establecidas por la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG), por lo que el personal encargado de esos emplazamientos no habilitó los espacios que el PCOE necesitaba para dar sus mítines.

El pueblo debe saber que dos censuras como las sufridas por nuestro partido en apenas una semana no pueden considerarse una simple casualidad o un error administrativo. Se trata de una muestra evidente del doble rasero que la democracia capitalista aplica a lo que la mismísima Constitución Española de 1978 llama “Derechos Fundamentales” y que la propia LOREG, en su preámbulo, recoge así:

“La presente Ley Orgánica del Régimen Electoral General pretende lograr un marco estable para que las decisiones políticas en las que se refleja el derecho de sufragio se realicen en plena libertad. Este es, sin duda, el objetivo esencial en el que se debe enmarcar toda Ley Electoral de una democracia.

Nos encontramos ante el desarrollo de una de las normas fundamentales de un Estado democrático, en tanto que solo nos podemos afirmar en democracia cuando el pueblo puede libremente constituir la decisión mayoritaria de los asuntos de Gobierno.

La Constitución española se inscribe, de forma inequívoca, entre las constituciones democráticas más avanzadas del mundo occidental, y por ello establece las bases de un mecanismo que hace posible, dentro de la plena garantía del resto de las libertades políticas, la alternancia en el poder de las distintas opciones derivadas del pluralismo político de nuestra sociedad.”

Los hechos ocurridos demuestran la falsedad de que en el Capitalismo el derecho de sufragio se realice para todos en plena libertad, pues por dos veces al pueblo sevillano se le ha impedido conocer los planteamientos políticos del PCOE de cara a los comicios del 20D. Que la española sea una de “las constituciones más avanzadas del mundo occidental” significa que para los capitalistas y sus partidos a sueldo hay plenas garantías de expresión política pero para los trabajadores organizados en su partido comunista lo que se les concede es el castigo y el aislamiento. Los hechos ocurridos avalan, con más fuerza si cabe, la forma en la que los comunistas del PCOE contemplamos las elecciones: como una vía para denunciar el carácter capitalista del parlamento y demás instituciones y demostrar a la vez, que dentro del capitalismo es imposible que todas nuestras aspiraciones, económicas, culturales, etc. se puedan satisfacer.

Por estos motivos nuestras reivindicaciones van más allá de una cita electoral, tratan de socializar los medios de producción y constituir la auténtica democracia, cuyo único protagonista debe ser el pueblo trabajador, creador de todos los bienes materiales, del arte y de la cultura.

Porque ya vemos lo que significa “la alternancia en el poder de las distintas opciones derivadas del pluralismo político de nuestra sociedad”, el PCOE se presenta a las elecciones para denunciar ante el pueblo la farsa de semejante “pluralismo político”, una fachada tras la que se esconde el carácter represivo y déspota del sistema, amparado por “distintas opciones” que en realidad son sólo una pero con diferentes colores. Por tanto, tal tipo de sociedad sólo tiene sentido para la clase social que amputa las libertades del pueblo, que explota a los trabajadores y los sume en la ignorancia política y la alienación. Se hace necesaria una nueva sociedad plena de justicia, igualdad y libertad. Esa sociedad es el Socialismo y desde el PCOE hacemos un llamamiento al pueblo trabajador a que se una a nuestro propósito de hacerlo posible mediante la organización y la unidad de todos los sectores obreros y populares oprimidos por este sistema criminal e injusto a todas luces.




Engaños electorales (4) ¿Se acaba el bipartidismo? ¿Partidos de derechas e izquierdas?

La creencia general es que en estas elecciones por fin se acabará con el bipartidismo y por lo tanto el poder estará más repartido, con lo cual habrá más democracia. Tal opinión la comparten tanto IU como PODEMOS y C´s. Sin embargo al profundizar en el análisis, veremos que no es así.

Desde el punto de vista científico, este razonamiento no se sostiene ni medio segundo. Los partidos surgen solo en sociedades divididas en clases y es porque cada uno representa el interés de una clase o de una fracción de una misma clase. Así pues, PSOE y PP nos demuestran comicios tras comicios que defienden los intereses de los grandes capitalistas y expresan  sus tendencias en cada momento, pues sabemos que la burguesía no es un grupo homogéneo, que luchan entre sí en el mercado e inventan sus partidos para adquirir ventajas sobre sus adversarios en el caso de ganar las elecciones. Las burguesías solo se unen en contra de su enemigo de clase, el proletariado.

El hecho de que haya surgido con fuerza CIUDADANOS es una consecuencia de la situación de crisis grave que atraviesa la sociedad española, y ha sido maquinada para que los votos de la gran burguesía no se desperdiguen o se ausente en las elecciones.

Los medios de comunicación evitan ligar partido con clase y de esta forma dan esperanzas al pueblo en que, con su voto a uno de los tres partidos de la gran burguesía, puede cambiar el rumbo de los acontecimientos. La historia de estos cuarenta años de democracia demuestra la falsedad de estas pretensiones. Lo único que va a suceder es que la gran burguesía va a obtener sus votos, pero en vez de con dos partidos lo hará con  tres a lo sumo, pero nada más. Porque en los problemas graves que cuestionen el Estado capitalista, CIUDADANOS, PP y PSOE tienen las mismas fórmulas para atajarlos y se unirán irremisiblemente como si fuesen un solo partido

También la pequeña burguesía tiene sus intereses, mas su inestabilidad emocional debido a la incertidumbre de su existencia le impide poseer un programa homogéneo, pues la pequeña burguesía anda a caballo entre el gran capital y la clase obrera. Sus partidos, PODEMOS e IU, se muestran así de inestables, un día se manifiestan revolucionarios a ultranza y al siguiente son moderados y hasta reaccionarios. Pero éstos en el fondo, son tan de derechas como los partidos que representan a los monopolios y multinacionales.

El asunto aparece más claro cuando hablamos de derecha e izquierda. ¿Por qué unos se denominan de un lado y otros del sitio opuesto? Simplemente por intentar demostrar la pluralidad de la democracia capitalista, pero no es así. Recordemos que el concepto “derecha e izquierda”, tiene su origen en la votación que tuvo lugar el 11 de septiembre de 1789 en la Asamblea Nacional Constituyente surgida de la Revolución francesa. Los disputados que eran favorables a mantener el poder absoluto de Rey –feudalismo- se situaron a la derecha del presidente de la Asamblea y los que estaban en contra –capitalismo- se posicionaron en su lado izquierdo. Por consiguiente, derecha e izquierda guarda relación con la posición que cada cual mantiene frente al Estado, los que defienden el Estado antiguo, en este caso el capitalista son de derecha y los propugnan el cambio de Estado, o sea, el socialismo son de izquierda.

Todos los partidos que compiten en estas elecciones salvo el PCOE -que propone un Estado socialista- defienden de una u otra manera, bien sea a través de la monarquía o bien sea a través de la república, un estado burgués.

Por esta razón incuestionable, los PODEMOS, IU, C´s, PSOE Y PP tienen mucho en común y no es difícil demostrarlo, solo con contemplar la historia moderna de nuestro país a través de las sucesivas elecciones generales, autonómicas y municipales que espejea la calidad de derecha de tales partidos. Ni siquiera IU que se considera asimismo impoluta ha mantenido el tipo, lo mismo gobierna con el PSOE, que le da la gobernabilidad al PP.

A tenor de lo expuesto, podemos concluir que en estas elecciones para nada va a perder la gran burguesía, cualesquiera que sean los partidos o el partido que gobiernen.

Como comunistas, nos presentamos a estas elecciones para demostrar esta realidad a nuestro pueblo, porque desgraciadamente, una vez más, caerá en la trampa que le tiende esta democracia de los capitalistas hecha por y para ellos.

 

VOTA AL

PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Engaños electorales (3) ¿Ha fracasado el Socialismo?

En los debates electorales en los que nuestro partido ha podido participar, se constata el miedo y el talante antidemocrático de la derecha. Ante nuestros argumentos ésta ha intentado interrumpir nuestro discurso sobre la base de vocerío e intimidación, bien reprochándonos lo que ellos suponen que ocurre en Cuba u otros lugares, bien gritando que nuestras ideas son antiguas, que  el socialismo ha fracasado. Pero sin esgrimir ningún razonamiento al respecto, el fin que persiguen es que nuestra voz no llegue al pueblo.

¡EL SOCIALISMO HA FRACASADO!  Tras esta sentencia, la derecha se permite el lujo de negarnos la celebración de mítines, incluso también manifestaciones etc. Pero no solo la derecha, también la falsa izquierda, para ocultar su traición se llena la boca pronunciándola y así dar credibilidad a su socialismo del siglo XXI,  y otros, acuñados por la burguesía.

Quienes afirman que el socialismo ha fracasado solo demuestra una ignorancia absoluta de la historia. Esta no camina en línea recta, hay interrupciones y retrocesos circunstanciales hasta que lo nuevo se impone. La derecha y la falsa izquierda desconocen que la clase social que ellos adoran, la burguesía, no conquistó el poder de una vez y para siempre. En  Francia y otros lugares, la burguesía triunfante tuvo que ceder ante la nobleza rehecha por lo que la alternancia en el poder por implantar cada una su sistema –capitalismo o feudalismo- duró más de un siglo, hasta que la burguesía portadora de lo nuevo y del progreso se asienta definitivamente en el poder y pudo construir su sistema de producción.

Pero todo sistema nace, se desarrolla y muere, este proceso inevitable es una ley de la dialéctica y el capitalismo no escapa a ella. El socialismo es lo nuevo y representa el progreso supremo de la sociedad. Cierto que al igual que la burguesía, el proletariado y las clases trabajadoras están ahora en ese trance de perder y ganar. Mas las experiencias de la Comuna de Paris, de la Unión Soviética, Cuba etc. nos aportan ricos antecedentes a tener en cuenta, unos negativos pero otros muy valiosos que nos ha de servir para vencer definitiva en los próximos lances.

Hoy en día, la situación es distinta, las antiguas revoluciones tuvieron que hacer uso de los burócratas capitalistas porque los trabajadores no estaban preparados para llevar a cabo el papel de dirigente de la economía y de la política. Al contrario, hoy abundan los desempleados que tienen carreras, el nivel de preparación es muy superior. Por ello, un cambio de sociedad en nuestro país, estaría garantizado por el avance técnico y científico y por el grado de preparación de la fuerza de trabajo.

Otra de las consideraciones que los enemigos del socialismo oponen es que el socialismo es un invento y no es posible socializar nada dado que el ser humano es egoísta por naturaleza, naturalmente, no es este el lugar adecuado para esta discusión. Pero ¿Es cierto que es imposible la socialización económica de la sociedad humana? Quienes así opina se conducen porque tienen una conciencia malformada producto de su escaso conocimiento de cómo está estructurado el capitalismo, o tienen intereses creados.

No solo el socialismo es posible, sino que además se está dando en estos momentos y en este país y en todos los países capitalistas desarrollados. En las grandes empresas: monopolios, multinacionales etc. el socialismo en la producción es un hecho incuestionable. Desde la concepción del producto hasta su comercialización y venta, pasando por su producción lo llevan a cabo totalmente trabajadores asalariados, con mayor o menor salario, pero asalariado -desde el ingeniero hasta el peón-. ¿Acaso los accionistas, van todos los días a sus empresas a organizar el trabajo, a producir con sus manos las mercancías, a venderlas y a llevarlas al consumidor? Es evidente que no, porque en las empresas grandes es inevitable la socialización del trabajo, pero solo existe la socialización del trabajo, mas no están socializadas las ganancias. Por tanto la gran empresa ha convertido a los capitalistas –accionistas- en parásitos de la sociedad que viven a costa de succionar la sangre de los empleados.

Lo que los comunistas pedimos no es una quimera, sino una exigencia social que ha impuesto el propio desarrollo del capitalismo. Este no tiene razón de existir, la historia le impugna y le repugna, pues la única razón que le asiste al sistema capitalista es la de la fuerza, el terror y la mentira. Entre Francia, Inglaterra y EE.UU tienen un arsenal de armamentos capaz de destruir diez veces la humanidad. Actualmente tienen a medio mundo involucrado en guerras criminales, donde hombre mujeres y niños inocentes sufren sus consecuencias. La paradoja está escrita. El país más desarrollado del mundo capitalista –“democrático”- ha intervenido en 70 golpes de Estado en América Latina, ha lanzado dos bombas atómicas, y su credencial es la guerra de rapiña para robar a los pueblos sus riquezas naturales sumiéndolos en la pobreza extrema; mientras por el otro lado, la pequeña Cuba -“dictadura”- envía médicos a esos países para aliviar sus sufrimientos. Sin embargo, a decir de los demócratas españoles, el socialismo es imposible y monstruoso.

El Partido Comunista Obrero Español se presenta a estas elecciones para utilizar todos los poquitos medios a su alcance para luchar contra la mentira y el engaño a un pueblo que está sufriendo sin conocer aún los motivos,  ni el destino que le guarda la historia. Pero seremos implacables hasta alcanzar el ideal sublime de la humanidad: UN MUNDO LIBRE DE GUERRAS Y DE EXPLOTACIÓN.

VOTA

AL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Despedido el presidente del comité de empresa de Ayesa AT

El pasado 17 de noviembre, la Dirección de Ayesa Advanced Technologies decidió abrir expediente disciplinario contra el Presidente de su Comité de Empresa y afiliado a este sindicato que ha desembocado en su despido disciplinario el pasado 4 de diciembre.

Antes de entrar en el fondo del asunto, queremos remarcar –aunque no creemos que haga falta incidir sobre ello– que trasladamos toda nuestra solidaridad al compañero Francisco Barjas y, por extensión, a todos los trabajadores de la empresa, ante el despido disciplinario, en un proceso a todas luces esperpéntico, que consideramos como una nueva agresión de su dirección contra los trabajadores de AYESA AT, así como al conjunto de toda la clase trabajadora.

Las compañeras y compañeros que conforman la sección sindical de CSC en Ayesa Advanced Technologies están realizando un trabajo encomiable, con una determinación y una entereza dignas de elogio. Un trabajo sin descanso, sacrificando su tiempo e incluso sus carreras profesionales, para conseguir unas condiciones dignas para todos los trabajadores. Este sindicato está orgullosísimo de que sus delegados representen y enarbolen la bandera del sindicalismo de clase bajo las siglas de la CSC e implementen la política sindical que nos define y caracteriza. Además, damos las gracias de nuevo a la confianza y el respaldo que sus compañeros pusieron en la CSC en las pasadas elecciones sindicales y que hoy siguen dando mensajes de apoyo, colaborando y sosteniendo el trabajo honesto y firme de sus representantes. La fuerza de este sindicato es la que los trabajadores le dan; y en Ayesa se está demostrando con creces.

El lema de este sindicato es que lo único que se le puede prometer a los trabajadores es que no se van a firmar retrocesos, así como nuestra apuesta por cualquier mejora que se pueda conseguir, y promete para ello lucha y determinación. Con este lema CSC se presentó a las elecciones sindicales de AYESA AT en 2013 y la respuesta de los trabajadores fue la del respaldo de más de la mitad de la plantilla, consiguiendo una impresionante mayoría absoluta a pesar de las trabas que puso la empresa durante todo el proceso.

El pasado mes de octubre de 2015, los representantes de los trabajadores se reunieron con el Director General de AYESA ADVANCED TECHNOLOGIES. En dicha reunión, el Director General solicitó al Comité un esfuerzo para “normalizar las relaciones laborales“. En este sentido, nuestros delegados recogieron el guante y comenzaron a trabajar por intentar esa “normalización de las relaciones” entre la dirección de la empresa y la representación de los trabajadores. Sin embargo, dice el refrán que “la cabra siempre tira al monte” y bastaron solo un par de semanas para que la dirección de la empresa volviera a la senda a la que nos tiene acostumbrados: la de la soberbia, la prepotencia y la de la falta de respeto a los trabajadores, queriendo ningunear a sus representantes. Así, decidió unilateralmente crear el centro de trabajo de Madrid sin informar al Comité de Empresa, como es su obligación, en un intento de debilitar y dividir a la plantilla. Pero no lo consiguió: El pasado mes de noviembre se celebraron elecciones sindicales en el flamante nuevo centro de trabajo de Madrid y, nuevamente, los trabajadores dieron su confianza completa a la CSC. Pero, de nuevo, la empresa volvió a entrometerse en los asuntos de los trabajadores y este proceso electoral ha estado plagado de irregularidades desde su inicio y así fue impugnado por la CSC, esperando a la resolución del preceptivo arbitraje. Nuestro sindicato no va a permitir que la Empresa niegue a los trabajadores de Madrid un Comité de Empresa que, por número de trabajadores, es lo que les corresponde.

Con este movimiento se demuestra lo poco que los trabajadores nos podemos fiar de la palabra dada por el Sr. Director General de AYESA AT el pasado día 15 de octubre, a pesar del cargo que ostenta. La Dirección de AYESA ha iniciado un camino de difícil vuelta atrás. En manos de la empresa está revertir esta situación pues, de lo contrario, es responsabilidad de ésta todo lo que ocurra a partir de este momento. El deber de los representantes de los trabajadores – en especial, de los que trabajaban bajo nuestras siglas, que son los que nos incumben – es la defender los intereses de sus compañeros y velar por que se cumpla la legalidad, acudiendo a los estamentos que estimen oportunos.

A Francisco Barjas no lo sancionan y despiden, como persona individual, sino precisamente por ostentar el cargo de Presidente del Comité de Empresa y por ejercer una acción sindical firme y decidida, defendiendo los intereses de los trabajadores de AYESA AT, cumpliendo y ejecutando los acuerdos del Comité –como la carta entregada a la Presidenta de la Junta de Andalucía– en representación de la plantilla.

La Dirección de AYESA ha agudizado el conflicto contra los trabajadores y, en especial, contra sus representantes y contra este sindicato. Pero ha de saber la empresa que este conflicto abierto contra la plantilla se dirimirá en todos los frentes y la Coordinadora Sindical de Clase hará valer los derechos de la clase trabajadora y, en especial, la de los trabajadores de AYESA AT, allá donde considere que sea más efectivo.

En esta ocasión, la empresa ha traspasado una línea roja y ante un ataque de la magnitud con la que ha actuado, reprimiendo a la plantilla de AYESA AT, a través del máximo representante de los trabajadores, el Presidente del Comité de Empresa, nos obliga a dar un paso al frente  con contundencia. A partir de ahora será el sindicato, la organización al completo, la que actúe bajo las prerrogativas que la Constitución y la ley le otorga. Ya no podrá reprimir a trabajadores aislados bajo la falsa excusa de la “deslealtad y transgresión de la buena fe contractual“. Ahora deberá enfrentarse a las acciones de toda una organización, digna y firme, que responderá como sólo la clase trabajadora sabe.

Con esta acción, la empresa –y de forma más general, la Patronal a la que AYESA pertenece– pretende ilegalizar, en la práctica, la acción sindical y acallar la verdad y la voz de los trabajadores de AYESA AT y eso no lo vamos a tolerar, puesto que no vamos a renunciar a los derechos que con tanto esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas conquistó la clase obrera de este país.

Podrán cortar todas las flores, pero nunca terminarán con la primavera“, Ernesto Guevara.

¡READMISIÓN DEL PRESIDENTE DEL COMITÉ DE EMPRESA DE AYESA AT!

COORDINADORA SINDICAL DE CLASE (C.S.C.)




Engaños electorales (2) ¿Son estas unas elecciones democráticas?

Para Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y en cierto modo Garzón, retrocediendo a los instantes previos a la aparición de la crisis, volveríamos a la democracia real, por eso apuestan por derogar la reforma laboral que ha impuesto el PP.

Realmente existía democracia en aquellos tiempos, pero para los ricos al igual que ahora; aunque, no para los trabajadores como también sucede hoy. Comencemos por el principio. En este país jamás de los jamases ha existido democracia para los trabajadores, porque nunca han tenido en sus manos el poder. Siempre lo ha tenido y lo ha ejercido el patrón, el burgués.

En la lucha de clases entre capitalista y trabajador, el primero puede despedir al segundo, con lo cual tiene la capacidad de un juez de primera instancia. El capitalista acusa al trabajador, le imputa un delito, lo haya cometido o no y sin previo juicio “neutral”, sin necesidad de demostrar nada, se permite el lujo de condenarlo al paro, luego el trabajador podrá recurrir, pero ya su patrón ha ejercido de juez con el beneplácito de la ley. ¿Es esto democracia?

El cinismo del régimen se multiplica por mil cuando se trata de un miembro del Comité de empresa, según la ley, el despido de un representante de los trabajadores no se puede hacer directamente, en este caso habrá que proceder a la apertura de un expediente disciplinario y el trabajador tiene el derecho a defenderse. Pero la realidad es otra, el patrón es el que nombra al juez instructor de dicho expediente disciplinario, y lo hace entre los lacayos de su empresa, lógicamente éste sentencia lo que le dicta su amo, tal es el caso de nuestro Secretario General Francisco Barjas despedido recientemente por la empresa AYESA por haber llevado una carta suscrita por el Comité de empresa en pleno a Susana Díaz, por ser la presidenta de la Junta Andalucía que a su vez es accionista de la citada entidad y ésta en vez de acceder a la reunión que solicitaba el Comité de empresa, devuelve la carta al empresario que inmediatamente despide a nuestro camarada. ¿Es esto democracia?

Desconocen los jueces, los inspectores de trabajo que miles de empresas, grandes, medianas y pequeñas, vulneran los derechos de los trabajadores, incluso les intimidan, les imponen el cobro en dinero B de parte de su salario, les pagan por debajo del salario mínimo etc. Sí lo saben, igual que lo sabemos los demás, entonces ¿Por qué no actúan? Porque para los trabajadores no hay derechos efectivos. ¿Es esto democracia?

En nuestro país existen presos políticos, Arenas, Otegui, “Alfon”, son ejemplos de ellos. ¿Es esto democracia?

Pero si para los trabajadores no hay democracia, ¿puede haber elecciones democráticas? Sí, para los partidos burgueses pero no para los comunistas. Ni siquiera se guardan las apariencias. Una vez que se convoca las elecciones generales, se disuelve el parlamento, ya no hay parlamentarios, ni partidos parlamentarios hasta que el pueblo los elija de nuevo. Entonces ¿Por qué no se respeta la igualdad de oportunidades en las elecciones que deben tener todos los partidos? ¿Por qué unos se presentan directamente y otros tienen que recoger firmas avales? ¿Por qué unos salen constantemente en las pantallas de las televisiones y otros nunca? ¿Por qué al PCOE se le impide dar un mitin en Carmona cuando la Junta Electoral lo había concedido y no hay castigo para los culpables? ¿Es esto democracia?

No es democracia ni la habrá para los trabajadores mientras exista el sistema capitalista, porque estaremos sujetos a los dictados de los dueños de las empresas, que deciden no solo en nuestros aspectos políticos y económicos, también psicológicos. Ellos deciden qué debemos estudiar si queremos trabajar. Ellos deciden que es moral y qué es inmoral, como debemos vestir, en definitiva nuestras vidas están sometidas a sus deseos.

El problema radica en que en ningún programa de los partidos –PP, PSOE, IU, PODEMOS, Cs- contempla el cambio de esta situación que afecta directamente a la clase obrera, porque para ellos estos problemas no existen, solo les basta que retrocedamos hacia las posiciones de antes de la crisis. Pues bien, este problema se da en España, desde que existe el capitalismo, desde hace doscientos años, porque la esencia del sistema burgués es la explotación de los trabajadores ¿De qué otra forma pueden los empresarios enriquecerse? Todos los partidos defienden la economía de mercado, es decir, el capitalismo y todos los partidos son cómplices de las injusticias, de la vulneración de los derechos de los trabajadores, de la persecución y saña del patrón contra el obrero. O ¿Acaso viven en otro mundo?

Es evidente, que los comunistas debemos asistir a las elecciones para denunciar al pueblo los engaños de los partidos que se presentan como sus salvadores, cuando son apéndices de las instituciones burguesas. Partidos que tienen la misión de acreditar como democrático un país donde se vulneran todos los días los derechos del pueblo trabajador.

Nos presentamos a las elecciones para demostrar a las clases trabajadoras que no se puede tener confianza en un parlamento que fue concebido para defender los intereses de los capitalistas en contra de ellas, para organizarlas y llevarlas por el camino de la lucha por alcanzar una sociedad nueva en la que los que producen las riquezas materiales y espirituales sean los beneficiados del producto de su trabajo.

VOTA AL

 PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)




Engaños electorales (1) ¿Se puede acabar con el paro?

Todos los partidos con opciones a salir en el nuevo Parlamento nos aseguran que irán reduciendo el paro hasta conseguir el pleno empleo, lo cual constituye un engaño. Desde la Constitución capitalista de Cádiz de 1812 hasta nuestros días median doscientos años y en nuestro país no ha existido jamás el pleno empleo.

Aparentemente, PP, PSOE, IU, Cs y PODEMOS nos presentan alternativas diferenciadas, mas en el fondo todas terminan en el mismo lugar, en estimular el sector privado, bien incrementado el sector público, caso de PODEMOS o bien, directamente subvencionando los contratos por diversas vías. En definitiva, es el capitalista el que tiene la sartén por el mango a juzgar por los programas de estas organizaciones de derecha.

Es un engaño, porque tratan de ahondar en la ignorancia popular y en el bajo grado de conciencia de clase que en estos momentos hacen ostensión los trabajadores. Lógicamente y dada la situación de desesperación que sufren las familias trabajadoras estos cinco partidos ganarán votos en cantidades, cuando merecen ser proscritos por mentir en momentos tan duros para el pueblo.

Ninguno de estos partidos son capaces de explicar cómo se produce el paro, porque las causas del desempleo los desenmascaran. El paro es producido precisamente por la existencia de la propiedad privada, o sea, por el capitalismo. Técnicamente, el capital está compuesto por dos partes, por el capital constante (las máquinas, la tecnología) y el capital variable (las clases trabajadoras). Cuando aumenta el capital constante (máquinas) disminuye el capital variable (fuerza de trabajo o trabajadores).

El capitalista para competir en el mercado necesita incorporar constantemente los avances técnicos y científicos en sus centros de trabajo y ello conduce al paro a los trabajadores. Si en un taller hay diez mecánicos que trabajan en sus respectivos tornos manuales y el patrón compra un torno de control numérico que hace más producción que cinco tornos manuales, es lógico que el patrón despida a cinco trabajadores. Esta es una ley inapelable en la economía capitalista, que además trae gravísimas consecuencias posteriormente, porque todos los patronos se nutren de los avances técnicos y van expulsando fuerza de trabajo al desempleo, llegado el momento hay tal cantidad de trabajadores sin trabajo, que deriva en las crisis como la que estamos viviendo actualmente, pues no hay poder adquisitivo para comprar y consumir los productos que son capaces de lanzar al mercado las máquinas. Por este motivo el capitalismo tampoco puede acabar con las crisis.

Cuando nos hablan de incentivar al patrón, cuando los partidos nos piden que seamos moderados en nuestras peticiones salariales, cuando se nos dice que tenemos que ser competitivos, lo que están haciendo es enriquecer más al patrón y para que éste pueda adquirir mejor tecnología que nos llevarán al paro. Por consiguiente, nos toman el pelo para que nosotros mismos cavemos nuestras propias fosas. Esa es la tragedia. Por lo tanto, los programas electorales de los partidos de derecha, son programas que solo contemplan los intereses del capitalista y la perpetuación de este sistema cruel preñado de guerras, violencia, suicidio, enfermedades nerviosas.

El sistema capitalista no produce el pleno empleo y si algún país en particular lo ha “conseguido” es sobre la base de explotar a otros pueblos robándoles sus riquezas naturales. De esta forma, ese país que presume de haber acabado con el paro, lo que ha hecho es incrementarlo en otros países a costa del sudor, la sangre y la muerte de sus trabajadores.

Las elecciones las contemplamos los comunistas como una vía para denunciar el carácter capitalista del parlamento y demás instituciones y demostrar a la vez, que dentro del capitalismo es imposible que todas nuestras aspiraciones, económicas, culturales etc. se puedan satisfacer. Por estos motivos nuestras reivindicaciones van más allá de una cita electoral, tratan de socializar los medios de producción y constituir la auténtica democracia cuyo único protagonista debe ser el pueblo trabajador y creador del arte y de la cultura.

El PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL, se presenta, para tener acceso alguna vez a esa tribuna que nos permita denunciar todas las tropelías y poder organizar al pueblo para luchar contra el sistema, única forma de acabar con nuestras desdichas. Dice nuestro programa electoral:  LAS PROMESAS DE LOS PARTIDOS CONVENCIONALES NO SE PUEDEN CUMPLIR PORQUE NO QUIEREN MORDER LA MANO QUE LOS ALIMENTA. EL PARO Y LA POBREZA EN ANDALUCÍA EXISTIRÁN SIEMPRE MIENTRAS UNA MINORÍA SEA DUEÑA DE LAS TIERRAS, MINAS, FÁBRICAS, TALLERES, DE LA ENERGÍA SOLAR, DEL AIRE Y DE LOS MARES DE NUESTRA REGIÓN.

VOTA

AL PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL (PCOE)